Personas mayores viviendo dentro de un coche en Murcia

Una pareja de ancianos de 76 y 70 años, viven desde hace seis meses dentro de un coche Renault de su propiedad en una pedanía cercana a Murcia capital por no poder pagar una vivienda de alquiler con sus 600 euros de pensión mensual que cobra él. Cada pocos días van moviendo el lugar de aparcamiento del vehículo para evitar ser multados, mientras solicitan ayuda municipal para su caso personal.

La mujer es española pero con derechos laborales de Argentina y podría cobrar una pequeña pensión añadida si tuvieran una residencia fija, pero no al no disponer de dirección y empadronamiento, algo que les dificulta también la atención sanitaria pues no tienen ambulatorio asignado y tienen que ser tratados como transeúntes. 

Se lavan y asean en bares cercanos a la zona donde aparcan, viven en la calle o paseando o dentro de bares donde ven la televisión tomando un café. No pasan hambre pero no tienen una vivienda a la que podrían asignar unos 300 euros mensuales de su pensión y duermen rodeados de mantas para evitar el frío. 

Pero no encuentran la dignidad necesaria a su edad en una España que se supone no debería consentir la falta de vivienda con una mínima calidad para personas que han trabajado y cotizado sus impuesto. Creo que algo así viene reflejado en nuestra propia Constitución a la que recurrimos con mucha facilidad para otros asuntos.

Nota.: La imagen es de Murcia, pero el coche no es el utilizado por la pareja de ancianos.