Páginas

19.11.06

Crecer hacia dentro es complicado

Crecer hacia el cielo es sencillo, cualquier ilustrado lo sabe hacer si le dan dineros y un espacio vacío donde construir ideas. 

Pero crecer hacia dentro es mucho más complejo porque se necesita un cierto poso, unas ganas de agradar y de ser útil, una necesidad de ser generoso en la entrega, porque de nada sirve ser amplio y no desear entregar a los demás.

Nuestra compañía, nuestra mirada o unas palabras de apoyo pueden ser mas que suficientes para dar amor y paz, algo sencillo en apariencia pero que no siempre hacemos.

¿A quién no has llamado hoy por teléfono para escucharle?

18.11.06

Tarde de amigos hablando de petanca

Anoche cenamos juntos tres parejas de amigos, como hace 20 años casi, como cuando empezábamos a caminar por la vida de parejas y el poder disponer del piso de un amigo para estar aprendiendo a cenar como adultos, era un lujo para la libertad del resto.

Hoy todos rondamos los 50 y hablamos de lo humano y de lo divino, pero sobre todo volvimos a descubrir que no se nos ha olvidado reírnos. Que el humor es la mejor medicina ahora que ya todos tomamos pastillas de colores pero no azules.

Nos reímos de nosotros, de la muerte, de la jubilación, de la depresión, de los trabajos, de los amigos que empiezan a no estar y de lo mal que lo hemos hecho en algunas cosas. 

Nos reímos de lo que no habíamos conseguido, sabiendo que era ya lo mejor que podíamos hacer ante el fracaso de lo que hemos dejado atrás, pero también que todavía nos quedan fuerzas para conseguir lo que nos propongamos.

Hablamos de hacer un curso de petanca, pero uno mucho más listo que el resto avisó que lo que se lleva para nuestro futuro es el esquí de fondo. 
Así que vamos a intentarlo. 

Casi seguro que nos perderemos, pero os aseguro que nos reiremos mucho, que es de lo que se trata ya, a ciertas edades.

17.11.06

El idioma televisivo ha cambiado para mal

Hoy viendo el programa "Gran Hermano" he conocido un nuevo idioma televisivo. Son las secuelas buscadas por mi mismo, por ver este tipo de programas, que me lo merezco por tonto. O tal vez no.

Hoy a un tal Javi, que creo que es un bicho de las de armas tomar, al que han sometido a una tortura psicológica en directo por parte de la presentadora hasta que después de un corte de publicidad alguien le ha dicho por el pinganillo que aquella actitud empezaba a no gustar.

Porque nos controlan lo que vemos hasta en lo que no nos parece posible, no sólo en lo que somos capaces de consumir a través de los anuncios. Todo está guionizado, todo. Pero cuando digo todo, digo todo, incluido lo que no lo parece estar. 

Ser guionista es un gran oficio, que requiere un caro master y mucha suerte para seguir después trabajando en lo que te gusta, añadiendo además que los nervios que se pasan en ese puesto de trabajo es de los más altos. Los jefes, los que mandan, no son los que dan la cara por muy bordes que se pongan. Los que mandan no son el público aunque seamos los que compremos los productos que anuncian.

No.

Los que mandan como en todas las empresas…„ son los jefes que pagan y ordenan desde el despacho. Que se equivocan, sí, pero ordenan. Los que dan un puñetazo en la mesa y dicen al más pintado aunque se apellide Milá: —¡¡¡¡Ya basta, que la estás cagando, guapa!!!!.

¿Cómo puede una presentadora decir en directo a un concursante que se ha pegado 70 días encerrado en un concurso, y delante de me imagino más de 3 millones de espectadores…:

—¿Pero como puedes comportarte tan hijo de puta?.

¿Porqué este concurso el año pasado cuando decían "culo" lo censuraban y ponían un pitido en su lugar?. Me jode mucho que un invento maravilloso como la televisión, esté en manos de quien está. Lo siento, pues soy cómplice por seguir viéndola.

8.11.06

Viajar por dentro de la vida, no es hacer turismo


Viajar es un vicio menor, aconsejable creo, capaz de curar enfermedades importantes, de convertirte en un ser distinto y con unas ganas tremendas de conquistar lo pisado. 

Yo creo que dentro de nosotros seguimos teniendo parte del espíritu del soldado de la Edad Media o del trashumante que como parte de nuestra sangre árabe, todos llevamos todavía algo dentro.

Viajar es adentrarse y penetrar en los sitios, no pasar de largo. No vale con visitar los monumentos y hacerse unas fotos de recuerdo, hay que dormir, hablar con algunos poseedores de la calle, ir a su cementerio y comer de sus sabores, respirar la noche y escuchar los sonidos del amanecer.

Quien viaja como debe, sabe que no siempre es caro, que una cosa es ir de turista y otra muy distinta de descubridor, de adaptador a cada circunstancia.

Yo quiero hacerme más mayor para viajar más. Lo malo (lo siento) es que ya he visto a algunos que cuando se han hecho más mayores, ya no podían viajar, mecagoenlamarsalada.

1.11.06

Día de Difuntos sin cementerios clásicos

Hoy es día de cementerios, pero cada día están más vacíos. Entre los que acudimos en otras fechas porque estos días están (dicen) a tope y los que se van a la playa, al Pirineo o a la fuente de su pueblo a recordar sus cenizas queridas…, los cementerios tienen cada día menos visitantes.

La primera vez que yo vi en la playa de Cambrils un ramo de flores todo chuchurrido le dije a mi esposa que seguro que lo había perdido una pareja de enamorados de un barco de esos chulos que hay en el puerto. 

Ella me miró con cara de no saber si estaba viendo a un carnuzo o a su esposo (o a los dos) y me quitó mi sueño de amor. Desde entonces cuando veo un ramo de flores pegado a una farola o a un semáforo, o unas flores secas atadas a un árbol en pleno lugar idílico, me santiguo por si el difunto era cristiano.

Yo lo veo bien (lo de las cenizas esparcidas) porque te abre un montón de posibilidades. A mi el cementerio de mi ciudad no me gusta, en cambio el Ebro, el pueblo de mi padre en donde pasé mi niñez o la playa de Cambrils…, son lugares más guapos para estar en el infierno. Al menos ahora puedes elegir ¿no?.

Un beso para Miguel, Pilar, Leoncio y Ascensión.