Nada es imposible, incluso la imbecilidad

¿Ustedes se imaginan que a la selección de fútbol de España la hubiera ido a recoger un autobús con un texto así de grande, en catalán?
¿Y en aragonés o vasco?
¿Y en gallego?
¿Porqué en inglés?
¿Porqué en inglés molesta menos, que en cualquiera de los idiomas españoles?
¿Estamos imbéciles?
¿Quien ha sido el bobo que ha mandado decorar el autobús con un texto en un idioma no español?
Está claro que España se rompe, desaparece, se va a convertir en anglosajona a poco que nos descuidemos.

Fotógrafos de vergüenza

Esta imagen, publicada este domingo en el semanario XLSemanal, es vergonzosa, da asco, es reflejo de la sociedad que tenemos.
Vale más vender una imagen que salvar una vida, más estar allí y no mancharse que salvar al ser humano, más hacer el trabajo por el que nos pagan que intentar saber qué le está sucediendo al herido.
Dicen que no estaba muerto, da igual, que estaba herido esperando las asistencias sanitarias, da igual. Lo que si estaba era rodeado de buitres con cámaras de diseño, dispuestos a hacer bien SU trabajo, no EL trabajo.
Observar las rostros de los fotógrafos, intentar adivinar lo que están pensando, es tremendo, su labor es estar pendientes del resultado fotográfico, del encuadre, del flash, de la luz, de que no se molesten uno al otro.
La vida está siendo así, la hemos configurado para que el trabajo lo hagamos bien sin importarnos a costa de qué precio. Se trata de llegar el primero a los sitios, pensando que todo es mentira, que todo se ve a través de una pantalla de plasma.
Debemos mejorar tanto, que a poco que avancemos merecerá la pena el intento.

La izquierda se reinventa o cómo ser de derechas siendo obreros y socialistas

El anhelado centro está esperando a quien desee gobernar en estas Españas, y por ello los dos grandes de la competición, se afanan en intentar ocuparlo pero sin parecerlo.
Por una parte un PP que hace guiños aunque a veces se le ven las orejas y estropea con frases lo que tanto les cuesta de vender.
Y por la otra un PSOE que ha decidido dividir su acción política en dos. Un discurso de izquierdas para sus votantes fijos y unas acciones de gobierno de derechas para las clases medias que hacen de balanza en las urnas.
Se radicaliza cada vez que el PP estropea su discurso, porque es cierto, le cuesta mucho sujetar su vocabulario; pero se amansa hasta el empalago cuando deben hablar los socialistas con el traje del domingo, en foros de "listos" y agradecidos, para no asustarles.
Ya no son socialistas, puede que incluso porque estén convencidos de que el socialismo ha muerto. No son tampoco obreros porque se han creido todo el liberalismo de sus años universitarios, y lo callan pero lo sueñan.
Estos que hoy mandan, son universitarios conformados, de una Universidad tranquila en donde sólo iban a aprobar los exámenes. Nos son ya universitarios que se cuestionan el mundo, que desean cambiar el sistema, que desean inventar uno, para su propia generación. Son los universitarios del hogar cómodo, de la Play, del ordenador en el dormitorio, de tener música para estudiar en su propio cuarto.
Si se es universitario con comodidades y dinero en el bolsillo, no se puede ser revolucionario, no se desea cambiar la sociedad, porque la que les ha tocado mamar, les gusta, es suficiente.
Sí, el sistema ha aprendido a entregar simplemente lo suficiente a cada grupo social, para que se conformen y se callen.
Todos casi contentos.
Los pobres no se mueren de hambre, los universitarios tienen para cañas de cerveza, los parados tienen seguridad social y los inmigrantes les pagamos el viaje para que se vayan.
Todo simplemente lo justo, exquisitamente lo mínimo, para que no se rebelen.
Han aprendido a tensar la cuerda.
¿Cómo podríamos llamar a este sistema del casi?

Ser fotógrafo con palabras

Hoy me consultaban sobre técnicas para saber retratar, reflejar en un relato imágenes, momentos, paisajes.
Yo le decía que sobre todo escribir, practicar, jugar con las palabras, ponerse retos como elegir un tema, una imagen, una situación y trasladarla al papel desde diferentes puntos de vista.
Puede ser tan sencillo como poner un paisaje delante de tu hoja en blanco y relatar lo que en él ves. a través de la mirada de un niño, de un anciano, de un extranjero.
Practicar empleando diferentes puntos de vista es lo que ayuda a encontrar el tuyo, a dominar el relato, a saber explicar lo que se siente.
Es cierto que muchas veces uno por dentro siente la escena de una manera que luego no es capaz de saberla trasmitir. Se escribe lo mejor que se sabe y al releer se encuentra que aquello no es lo que se pretendía transmitir. No pasa nada, analiza donde te has quedado corto o largo, qué te falta, cuales no tienen la fuerza que deseas reflejar y cuales si. A partir de tu propio análisis, pule y mejora, piensa en darle más profundidad y practica.
Y paara el final, aunque debería ser el inicio, lee.
Repasa de tu biblioteca, las diferentes maneras que cada escritor tiene para saber ser fotógrafo de escenas, para explicarnos lo que él quería que nosotros nos imagináramos.
Leer es el mejor ejercicio para aprender a escribir. Cuando empieces a ser crítico con los escritos ajenos, estarás en el camino de reconocer que vas a prendiendo.

¡¡Hemos ganado!!

Este blog no es futbolero ni futbolista, por no ser no es ni deportivo ni deportista de sillón ball, pero si que tiene ciertos sabores de recursos humanos.
Y hoy sin duda, España ha ganado recursos humanos, todos y recalco esto de todos con suavidad pero recalcado, tenemos más recursos mentales hoy, para creernos que simplemente somos.
Muchas veces lo más importante de un grupo humano es que consiga creerse que es válido como grupo, como equipo. Motivar a organizaciones para que se crean capaces, es un objetivo más importante que conseguir formarlas. Con fuerza mental son capaces de asumir riesgos, de creer en el futuro, de sumar en progresión geométrica.
Los habitantes de todo este país de países, somos gentes que muchas veces creemos en el catastrofismo, que no nos sentimos capaces de hacer equipo, que no confiamos en nuestras capacidades, por eso un ejercicio grupal de autoestima es muy beneficioso.
Es cierto que el fútbol es un ejercicio muy dado al gregarismo, a la mal utilización política, al abuso como opio.
Y sin duda yo desearía que fuéramos campeones de Europa en al menos un millón de cosas distintas a serlo de fútbol, porque considero que todas ellas son mejores. Pero como ejercicio de autoestima, me sirve.
A partir de aquí, que cada un@ de nosotr@s empecemos a pensar que es posible ser los mejores, en muchos otros campos, más importantes que el de la pelotica.
Hemos ganado autoestima.

Una llamada telefónica

Una llamada telefónica, una simple llamada puede cambiar tu vida, no solo este día, sino muchos otros días que te esperan.
Estamos a una sola llamada de teléfono de alcanzar el triunfo o el fracaso, de tener un mes gozoso o una pena, penita, pena.
Somo tan débiles, tan poco cosa, que nuestro destino se esconde en un sonido, en una decisión que nosotros no podemos modelar. Creemos que dominamos el mundo, al meno el nuestro, y es falso porque todo se puede venir abajo o te puede invadir para los restos porque otros decidan por ti algo que te afecte profundamente.
Las decisiones importantes, muchas veces, no depende de uno, son fruto de la casualidad, de estar en un cierto sitio en un momento dado, de un encuentro fortuito, de una relación que se cruza por casualidad, de un simple si sin importancia que te lleva a muchas otras afirmaciones inevitables.
Nos vemos obligados a tener que seguir andando, esto es algo inevitable, cada día se empieza y se agota, y no se pasa por él de una forma trasparente. Se interactúa con la vida, se participa de ella por acción o por omisión, todo deja huella. Y esas decisiones que tomamos, que son muchas veces pequeñas, se agrandan por decisiones que otros toman sin nosotros saberlo.
No estamos solos, no decidimos solos, es imposible no asumir que muchas decisiones de otros nos afectan en gran medida.
Hoy me han llamado por teléfono para que una persona que no conozco, me diga que adquiere una inversión que está a la venta. Eso modifica muchas espectativas que afectan a tres personas. Todavía dos de ellas no lo saben. Yo si. Pero ellas, ajenas a esta llamada, también verán cambiadas sus vidas a partir del momento en que les informe.
Tengo en mi mano, ahora, su futuro.
Una tremenda responsabilidad, fruto de una simple llamada que podia no haberse producido en meses o no haberse producido nunca.
¿Qué somos?

Los déspotas escondidos

Hay personas que incluso ostentan cargos representativos, que en tiempos pretéritos se creyeron incluso demócratas en sus ideas, y que la gestión de la pequeña parcela de poder les conviertes en déspotas.
Pequeños sicarios de la imbecilidad que lo único que hacen es empobrecer la política diaria no tanto porque sus decisiones trasciendan a la sociedad, porque ya aviso de que son pequeños reyes de rincones perdidos, sino porque a su alrededor crean tejidos contagiosos y enfermos que multiplican su acción hacia otras parcelas sociales.
Todo gestor está en su perfecto derecho a dirigir las acciones de gobierno como él crea mejor para los intereses colectivos, paero la diferencia entre un buen gestor y uno pésimo, es que el primero consigue más y mejores artes, empleando el oficio y no el desgobierno de la dictadura, utilizando el diálogo y convenciendo y no la violencia verbal y el despotismo ilustrado que es la peor forma de ser déspota.
El tonto que se cree poderoso porque gestiona con mano de hierro oxidada una pequeña parcela, no detecta que nunca pasará de ser un simple sicario que será utilizado para limpiar lo que moleste a los que realmente mandan.
La descentralización del poder municipal lleva a que muchos tontos ocupen puestos responsables, a que estos bobos tengan que utilizar a representantes vecinales como soldados de fortuna para aplaudir las gracias, a que se vistan de soldados cuando no pasan de ser meros matones de barrio.
Los vecinos deben saber y lo de menos es cómo. Porque tan importante es realizar gestiones, como explicarlas; tanto o más entrar en la batalla, como informar de ello; decidir con qué ejército te alías como explicarlo a tu ciudadanía con suficientes datos; porque nada agradece más el ciudadano de a pie, que se le informe de todo, aunque sólo sirva para no escucharlo.

La cabeza y la decisiones que pesan

A veces la cabeza nos pesa, y es que la tenemos llena.
Nuestro disco duro necesita ser reparado de vez en cuando, necesita un reset, una puesta a punto. De vez en cuando hay que realizarle algunas labores de mantenimiento.
Necesitamos vaciar la caché, tirar a la papelera algunos documentos, parte de nuestra memoria, algunos recuerdos que ya no sirves, odios que se han quedado obsoletos, manías que ya no hacen más que para ocupar espacio y pesar.
Tenemos diversas maneras de limpiar nuestro ordenador cerebral. Sin duda dejarlo apagado unos días, es imprescindible. Pero además hay que conseguir que esos días sean bien aprovechados, y aquí es donde tenemos que poner en práctica algunas medidas imprescindibles.
Todos necesitamos tener todos los días un poco de tiempo propio, un espacio temporal que solo nos pertenezca a nosotros. Fijaros que incluso la tontería del tiempo que pasamos en el servicio si lo sabemos aprovechar, es suficiente para desatascar. Debemos tener un rincón propio, esto es fundamental para seguir vivos de verdad.
Pero de vez en cuando hay que hacer labores más profundas.
Necesitamos borrar el efecto memoria y cambiar de aires, de personas durante unos días, de lugares durante un pequeño tiempo. Es suficiente incluso para notar la falta de lo que se tiene y que no se valora. Nada hay que ponga más en valor nuestra propia vida, que no disponer de ella durante unos días.
Nuestra vida está llena de colores, sabores, olores que no notamos, pero que si desaparecen unos días, si que se nota su falta y sobre todo su recuperación.
Separarnos unos días de nuestra propia vida sirve además para darnos cuenta de que hay otras vidas, de que podemos elegir quedarnos o marcharnos, de que seguimos vivos y con libertad y no atados a una sola vida.
Elegir seguir, es algo que nos da valor, si es algo que realmente es seleccionado, de entre diversas opciones.
Y si no tiene distintas posibilidades, debes buscarlas, aunque solo sea para saber que existen y que si quieres, puedes.

¡Ojalá…!

–– ¡Perdona!, solo un momento, ¿te sobran quince minutos?
Ya se que a nadie le sobran unos minutos de la vida, si acaso nos faltan todos los días, pero curiosamente todos los días tienen el mismo tamaño, y todos ellos se completan y no dejan a nadie fuera de entrar.
Es cierto, si, todos los días vamos dejando cosas sin hacer, cosas que incluso a veces se olvidan. Pero las importantes nunca las dejamos sin completar.
Hoy me gustaría plantearte un ejercicio que sirve para detectar las insatisfacciones, las cosas que no son como nos gustaría, las que no logramos conseguir, las que anhelamos pero que no sabemos muy bien si son o no importantes aunque en ese momento en que las reclamamos nos parecen las mayores.
Coge un papel y escribe. Haz una lista con las 20 cosas que ¡ojalá…!

OJALÁ PUDIERA…
OJALÁ FULANITO FUERA…
OJALÁ AQUELLO…
OJALÁ TUVIERA…

Y guarda la hoja una semana, o hasta que la curiosidad o el tiempo libre te permita recordarla y rescatarla para repasarla. Antes de leerla, vuelves a escribir en otra hoja los 20 de ese momento. Lso que sientas más importantes en ese día.
Y entonces revisa las dos hojas.
Haz un análisis serio de las cosas que han desaparecido entre las dos listas e intenta adivinar porqué.
Repite este ejercicio cada tiempo prudencial y verás como algunos ¡ojala! se convierten en realidad y otros dejan de tener sentido.

Los apellidos SOCIALISTA OBRERO y el ajedrez

Los partidos políticos tienen una ideología, pero también tiene personas que son los que gestionan estas ideas en el día a día, y las contaminan o las transforman.
En el PSOE aragonés está sucediendo esto. En su gestión municipal, se han convertido en un grupito que gestiona con mano de hierro y en algunos casos con decisiones que se alejan de los principios de convivencia democrática, lo que convierte a las siglas en meros apellidos falsos.
Cuando no se es ni socialista ni obrera en la gestión diaria de la política, cuando se dice en público en el ejercicio de la política y por cargos institucionales que hacen la gestión que les da la gana porque para eso mandan, la pregunta que nos podemos hacer todos es ¿debemos seguir considerándoles socialistas y de izquierdas?
Cuando cada partido decide qué tipo de acuerdos va a gestar en su andadura política e institucional con el resto de fuerzas políticas, lo que la sociedad percibe es los nombres de la posibles alianzas.
No percibe la realidad del trabajo diario.
¿Debe mantenerse la idea de que pactar con el PSOE es hacer políticas de izquierdas cuando ellos no hacen políticas de izquierdas?
¿Debe mantenerse la opción de pactar con el PSOE si este grupo se dedica sistemáticamente a negar el mínimo respeto al grupo que en teoría debe en el futuro pactar con ellos?
¿Debe asumir la pérdida de respeto como algo “que entra en el juego político” sin tener en cuenta que a quien realmente se falta el respeto a a los ciudadanos que se representa?
¿No se está desvirtuando la política de verdad, y los primeros culpables por dejación o por falta de osadía son precisamente todos los políticos?
Al igual que el PP se modifica según el tipo de dirigentes que lo gestionan y puede pasar de ser un partido de extrema derecha a un partido de centro por obra y gracias del marketing político, así puede suceder con un partido socialista que puede pasar de querer ocupar todo el espacio de la izquierda a, sin dejar de engañar, hacer políticas liberales o lo que es peor, gestiones diarias con tintes dictatoriales porque ponen como primer elemento de gestión, la ostentación del poder.
Pero el resto de partidos parecemos anclados en posiciones fijas que si bien es lo correcto, no lo es si no tiene en cuenta los movimientos que los demás partidos ejecutan.
¿En que se diferenciaría hoy, pactar en el Ayuntamiento de Zaragoza, con el PP o con el PSOE?
El votante del partido pequeño lo vería como una afrenta. Pero simplemente porque no se le habrán preparado e informado con anterioridad.
La obligación de los políticos es ser inteligentes en su trabajo, saber jugar muy bien al ajedrez y conocer las jugadas a medio plazo.
Si solo sabemos mover pieza con arreglo a la que nos mueve el contrincante, estaremos siempre a su disposición, a su antojo. Normalmente entre grandes jugadores, los finales de la partida se juegan con peones, simplemente con peones que se encuentran bien situados.
Aun llevando las negras se pueden crear jugadas de ataque.

Las amenazas sociales

No entiendo bien porque el mundo avanza tan lentamente, porqué es más lo que se crece en juegos de economía consumista o de mercado o de control monetario y mucho menos en economía de reparto, en solidaridad.
Nunca como ahora ha sido más peligroso incluso para el propio sistema capitalista, mantener las tensiones mundiales con juegos especulativos. Los mercados de futuros son el último juego para joder que han inventado los listos que tienen más dinero que corazón. El laboratorio económico mundial está tensando la cuerda, pensando que todo vale.
Y lo triste es que incluso es posible esto.
La sociedad entiende de terrorismo, incluso de civilizaciones, pero no es capaz de romper con el sistema que le asfixia porque está muy medido todo.
Nos aprietan lo justo, para sacar toda la leche de la ubre pero sin hacer daño irreparable. Mientras, como seguimos vivos y nos entregan el pienso en forma de pequeñas dosis de casi todo, aceptamos con alegría todo lo que nos ponen en el camino.
Hemos pasado en una generación de tener que trabajar una persona 48 horas a la semana para mantener el hogar a tener que trabajar dos personas más de 44 horas para lo mismo. Esto es todo un alarde de ingeniería social.
Hemos pasado en una generación de tener que dedicar en España un trabajador, de 3 a 5 años del total de un sueldo para pagar un piso a tener que dedicar más de 20 años.
Los países pobres siguen en el mismo lugar de miseria.
Pero curiosamente han aumentado sus números de manera importante.
En los países pobres, los ricos han aumentado expectacularmente sus ingresos, desvirtuando la totalidad de la estadística de los mismos.
¿Hasta cuando durará la cuerda que estamos tensando tanto?

Y soñé que volaba al pensar y no despertaba

Y soñé que pensaba y pensé entonces en recapacitar. Y me di cuenta de que la locura es una forma real de vida, diferente pero práctica para que los demás no te fijen en su mente con los estereotipos comunes, para que te doten de más libertad, para que te dejen volar y soñar mientras sueñas, que tu vida es tuya y que con ella podrás alcanzar lo que te propongas porque en realidad todos se creen que estás loco. Que tu imbecilidad te disculpa de tu acaso no normal forma de ver, de tus decisiones libres, de tus gritos rebeldes que nadie entiende.
Vuelas entre sueños que vuelas y en el aire ves que eres libre, que puedes mover los brazos y mantenerte, que saltas y subes, que bajas y planeas por encima de todos, que te estrellas si quieres contra la nube o contra el viento de cara que te frena. Vuelas y sientes frío, y encojes los brazos para tomar velocidad en la caída y los abres y frenas, y remontas y sin dejar de mirar al suelo, giras la cabeza un poco para notar rompiendo el aire en tu cara y ¡puñetas!, ¡no estoy sólo!, ¿y vuela la picaraza negra tan rápido como yo?, no, ella va más rápido.
Y dejo de mirar porque me da miedo el grajo oscuro, es muy grande, es tremendo, es… ¿tan pequeño soy yo ahora?, y no dejo de aletear los brazos y al mirarlos no encuentro las plumas, y me entra miedo, soy pequeño y no veo plumas, estoy perdido, no puedo remontar porque el miedo me atrapa, me estoy cayendo en picado, agito histéricamente los brazos, no me frenan, no puedo ya con el aire, no remonto ¡dios!, intento girar y no lo consigo, será el aire, seré yo, ¡será que se me ha olvidado el volar!
Y soñé que volaba, pero reí cuando me encontré en la hierba tumbado, entero y muy cansado del sueño que pensé que soñaba.
Levanté el brazo porque una mano me dolía y observé una pluma de la punta, algo doblada. Con el pico la atusé para dejarla en orden.

Y pensé que pensaba soñar y en cambio no soñé.

Y soñé que pensaba y pensé entonces en recapacitar. Y me di cuenta de que la locura es una forma real de vida, diferente pero práctica para que los demás no te fijen en su mente con los estereotipos comunes, para que te doten de más libertad, para que te dejen volar y soñar mientras sueñas, que tu vida es tuya y que con ella podrás alcanzar lo que te propongas porque en realidad todos se creen que estás loco. Que tu imbecilidad te disculpa de tu acaso no normal forma de ver, de tus decisiones libres, de tus gritos rebeldes que nadie entiende.
Vuelas entre sueños que vuelas y en el aire ves que eres libre, que puedes mover los brazos y mantenerte, que saltas y subes, que bajas y planeas por encima de todos, que te estrellas si quieres contra la nube o contra el viento de cara que te frena. Vuelas y sientes frío, y encojes los brazos para tomar velocidad en la caída y los abres y frenas, y remontas y sin dejar de mirar al suelo, giras la cabeza un poco para notar rompiendo el aire en tu cara y ¡puñetas!, ¡no estoy sólo!, ¿y vuela la picaraza negra tan rápido como yo?, no, ella va más rápido.
Y dejo de mirar porque me da miedo el grajo oscuro, es muy grande, es tremendo, es… ¿tan pequeño soy yo ahora?, y no dejo de aletear los brazos y al mirarlos no encuentro las plumas, y me entra miedo, soy pequeño y no veo plumas, estoy perdido, no puedo remontar porque el miedo me atrapa, me estoy cayendo en picado, agito histéricamente los brazos, no me frenan, no puedo ya con el aire, no remonto ¡dios!, intento girar y no lo consigo, será el aire, seré yo, ¡será que se me ha olvidado el volar!
Y soñé que volaba, pero reí cuando me encontré en la hierba tumbado, entero y muy cansado del sueño que pensé que soñaba.
Levanté el brazo porque una mano me dolía y observé una pluma de la punta, algo doblada. Con el pico la atusé para dejarla en orden.

Literatura surrealista, literatura abstracta

En arte pictórico es muy normal que se hable o se trabaje sobre bases surrealistas o abstractas. Todos conocemos muy diversos modos de expresión artística y los aceptamos como formas de expresión.

¿Y en literatura? ¿se puede hacer literatura surrealistas o abstracta?

Pues usted puede si lo desea y cree que de esa manera se va a expresar mejor, explorar caminos cercanos a la literatura convencional. Si que se le pide que sea consecuente con sus trabajos, que usted entienda realmente lo que va a crear, porque solo así podrá conseguir que su trabajo le trascienda. O no.
En todo tipo de representación artística, y la literatura lo puede ser, se exige un camino marcado, explorado por el autor, mantenido para crear estilo personal, originalidad, capacidad de expresión para poder llegar de alguna manera a su interlocutor.

Se puede crear basura en arte figurativo y en el abstracto. Es cierto que todos pensamos que la basura es más secilla de "colar" en un arte abstracto, pero lo cierto es, que si algo es malo lo será se emplee el sistema de comunicación que se emplee. Y si es bueno, es posible que solo lo sea para unos pocos, por muy diversos motivos, entre los que no son los más importantes y numerosos el que sólo lo comprenda y descifre una parte de la sociedad. No confíe en su valoración, pensando en que hace algo tan original que no se lo van a tasar, a comprender. Los idiomas son universales, y algo entra o no en el sentimiento, dependiendo de muchos factores.

Si un trabajo literario soporta la lectura, aunque no tenga sentido, si es capaz de llevar a alguien a algún sitio, aunque se juegue con las frases de muy diversas maneras, estaremos creando algo muy interesante.

"Poeta en New York" de Loca es una obra en clave surrealista.

En este enlace puede seguir con el tema y ver las diferencias entre los distintos tipos de vanguardia literaria.
Disfrute.

Las miradas de complicidad en el camino

En la vida tenemos muchas veces que ir caminando junto a personas con las que no coincidimos del todo, pero es lógico e inevitable, y debemos buscar puntos de encuentro y no de desencuentro. Si los que viajan con nosotros los convertimos en enemigos porque no coinciden del todo con nuestra mirada, estaremos perdiendo inmensas oportunidades de mejorar los resultados finales.
No importamos ni tú ni yo; importa lo que se se consigue, y si no tenemos claro esto, lo mejor es abandonar el camino.
Es cierto, no digo aquí quien debe abandonar, pero mientras lo aclaramos, debemos conjurarnos de que al menos, no vamos a joder los inventos.
La construcción de cualquier empresa en la vida, se debe fundamentar en la entrega, y en ella cada uno da lo que puede, y si no te engañan y con los tiempos surgen dificultades y piedras, debes soportar un poco el sufrimiento, porque nunca nadie dijo que fuera a ser todo ni fácil ni recto.
Formar grupos, corrillos de ataque, columnas quietas que solo miran, cuando los que todavía te rodean son de los afines, es perder la energía en quemar leños verdes que hacen mucho humo, que asfixian, pero que no sirven para calentar.
Es mucho más sencillo destruir, quemar, que construir, permanecer callado esperando mejores aires. Si eres de los que tienen impaciencia, mírate al espejo. Igual el tiempo te convierte en uno de esos a los que ahora odias. No te destroces antes de tiempo en el cuerpo de otro.
Las miradas de complicidad ayudan a crecer las empresas, aunque a veces haya que regalar golpecitos en la espalda y silencios.
Nada hace más grande a un hombre, a una mujer, que ser generosa, magnánima. Gana su obra, y gana ella.
Se me olvidaba.
No había dicho quien debía abandonar primero.
El más cobarde.

Somos 16 millones

Un país que consigue poner de acuerdo al 80% de su gente para que vean todos el mismo un programa de televisión, que logra que 16 millones de 46, están más pendientes de un golpe de pierna que de otra cosa, es un país para aplaudir, porque es el inicio de un camino sin explorar.
Nacemos sin tener ni idea de fútbol, no estamos programados para entender esto de correr detrás o delante de una pelota, e incluso después de muchos años de intentos, hay personas que nunca entienden lo que es un fuera de juego. Pero con esfuerzo se logra amar y sentir este ejercicio ajeno, que además agrupa en un ejercicio sedentario a medias, como es el de ver y gritar ante la televisión.
Lograr esto, con lo tonto que resulta ver cómo otros hacen algo sin que el resto hagamos nada que no sea observar, es de premio.
¿Se imaginan si lográramos que estas energías se dedicaran de tanto en tanto, en otros menesteres?
No solicito que se cambie la energía del fútbol como espectador por otro tipo de ejercicio. Digo que igual somos capaces de marcarnos otros objetivos que nunca hemos decidido y aportar a ellos la misma rasmia.
¿Se imaginan 16 millones de 46 recibiendo una lección de modales? ¿de inglés? ¿de cocina? ¿de trato con los desfavorecidos?
Hay que intentarlo.

Los congresos en los partidos políticos

Los congresos de los partido políticos nunca son neutros ni inútiles, o lo que es lo mismo, siempre son vitales, punto de inflexión, incluso estación de llegada o de salida.
De un congreso no se sale indiferente, siempre hay presuntos ganadores y vencidos, algunos de ellos además sin puente de plata o incluso ni de cartón piedra. Y hay vencedores o semi ganadores, que no detectan que ganar cuando hay perdedores no es ganar, es vencer. Que perder es un ejercicio que sirve para mejorar y no para destrozar.
El PSOE, UCD o el propio PP han tenido congresos importantísimos que todos recordamos por la ciudad en donde se celebraron. No importa el año ni las zancadillas, no las ideas que ganaron ni los trabajos que no pudieron ser reconocidos, solo importa la ciudad.
¿Quien no recuerda por ejemplo el congreso de Mallorca? ¿O el de Suresnes?
No, no voy a nombrar la ciudad de las castañas. No me da la gana, que hace mucho calor.
De los congresos se sale despacio, mirnado al futuro, pensando en el trabajo que se viene encima, sobre todo para restañar heridas, para limpiar de cadáveres el escenario. desconozco si los griegos (soy muy justo) hacían en sus buenos tiempos congresos políticos, pero con el ánimo que tenían para el teatro y la tragedia, es una lástima que no existiera la televisión en aquellos siglos.
¿Qué diran no nosotros cuando nos analicen en los libros de historia, dentro del apartado "Historia Antigua"? ¿Serán capaces de poder reproducir los vídeos, leer los recortes que queden de los periódicos, escuchar nuestros MP3?
¡Coño!, que me importa a mi, si no estaré para reirme.

A veces hay que descansar y pensar sobre el futuro

El tiempo de descanso es tan importante como el de labor. Cuando a una organización y no olvidemos que una persona es un grupo de mecanismos muy engranados, la forzamos hasta que crujan los dientes, hay peligro de romper los hilos finos que mantienen el orden mental y la lógica.
Es cierto que no todos los hilos son del mismo grosor, que todos no son igual de fuertes, pero también es cierto que el grosor es una cualidad más, que hay muchas otras que hacen posible que aun siendo muy frágil, se sea muy resistente para según qué labores.
En la vida, el tiempo de descanso es necesario para recambiar las ideas, para tomar aliento y seguir en el camino, para pensar y analizar, para decidir. Sin estos tiempos muertos, las personas se convierten en pequeños muertos vivientes que simplemente avanzan sin rumbo, marcados por los sonidos de instrumentos lejanos que a veces no son los que corresponden a esos caminos sobre los que se avanza.
Todos necesitamos parar la pelota y soñar, quitarnos los zapatos porque nos pesan y notar los dedos de los pies que aunque no los sintamos vivos, existen y son imprescindibles para poder andar.
De vez en cuando hay que perder la mirada y reencontrarte con el joven que dejaste en un recodo o con la vida abandonada. Es la mejor medicina para seguir vivo y andando con fuerzas por la vida que queda.

Las ciudades "dispersas"

Durante estas dos últimas décadas, en España hemos jugado a crear ciudades amplias, dispersas, a pensar que la forma má cómoda de vivir era en adosado construidos a decenas de kilómetros del centro de las ciudades.
La urbe molestaba y había que alejarse, pero eso si, poco.
Y había que ser ecologista y disponer de 100 metros de tierra que nos diera libertad y comodidad.
Y como muchos de nosotros somos unos benditos, nos dejamos convencer y apostamos por la tontería de irnos de la ciudad, a respirar.
Si, en esas zonas hay ahora muchas fábricas que también se han ido contruyendo, escapando de la ciudad, pero nosotros no trabajamos en ellas, lo hacemos en las de la otra punta de la ciudad. Tenemos que hacer todos los días 40 kilómetros cuando menos para ir y volver al trabajo.
Si de compras es un camino igual de pesado. El periódico está a un kilómetro, la tienda más cercana a dos y la farmacia a tres.
El colegio de los niños no tiene problema porque vienen con un autobús a buscarlos una hora antes de entrar, pero el ambulatorio pilla a tres kilómetros.
Nuestro terrenito es un coñazo durante 8 meses al año, incluidos los de más calor, los gastos para tener nuestro adosado de cuatro plantas sin ascensor caliente y fresco es brutal y los vecinos de la derecha son un coñazo, pendientes más de estar hablando con nosotros en cuanto salimos a la terrazita que de dejarnos en paz y en silencio.

Ahora los Ayuntamientos han decidido cambiar las recomendaciones, y decir que vivir en una ciudad dispersa es una barbaridad ecológica con un coste brutal. Y nosotros nos damos cuenta que las horas que perdemos en trayectos se los restamos a estar descansando en nuestro piso.

No, no intentes vender el adosado ahora, no te lo comprará nadie. Ya se han dado cuenta de que es un regalo envenenado.

Cuando los sindicatos no se explican, marean.

Que el Presidente o Secretario General de un sindicato hable, es como poco, para leer. Y a veces da miedo ver ciertas posturas que como no se explican con claridad, preocupan.
Es cierto que ahora hay crisis, palabra por cierto borrada del RAE, pero debe haber crisis solo para una parte de la sociedad, pues los indicadores de riqueza se mantienen sin tocar.
Se venden menos coches, pero de algunos modelos. De otros no se nota tanto la crisis.
Por eso que el señor Fidalgo diga que hay que reformar las pensionas, siendo que siempre que se reforman son para restarles valor social, preocupa.
Si al menos algunas de las reformas, en algún momento, hubieran servido para dotarlas de más amplitud, pues cabría la duda, pero a lo sumo, se han tomado decisiones para poder soportarlas mejor desde su propia contabilidad.
Quiero recordar que no pasaría nada porque parte de las pensiones las sujetaran los Presupuestos Generales del Estado, como ya hacen por ejemplo con los gastos militares, la Casa Real, o los gastos educativos.
Si un día las cuentas de la Seguridad Social no salen con superavit, tirarán de las remesas ahorradas y si por un casual estas se acabaran, no habría que cerrar la S.S., bastaría si se quiere con que el déficit lo enjugara el Presupuesto General.
Así que menos miedo, por favor, y que los sindicatos ocupen su localidad, porque marean a veces, pero de miedo.

Cómo conseguir los mejores consejos sencillos y rápidos del mundo

A veces en tu vida, tú mismo has tenido ocasión de ser objeto de consulta para dar consejos antes diversas situaciones. Tus amigas, tu familia, tus compañeros han solicitado directa o indirectamente tu opinión sobre algún tema que les afectaba.

Y tú lo has hecho lo mejor que sabías, y a veces te has sorprendido de que tus propios consejos fueran bueno y funcionaran.

Y a la vez, otras veces has sido tú quien necesitaba consejo, anhelabas la voz ajena que te abriera algunos caminos que te atascaban en tu camino. Y a veces lo has podido solicitar pero otras veces no.
Te propongo un ejercicio muy sencillo, que siempre tendrás a tu alcance y que te sirve para todos los días preparado para trabajar para ti.

Pregúntate.

Si, es así de sencillo.

Coge una página en blanco y escribe una pregunta que necesita respuesta. Y a continuación respóndete, responde a la cuestión.

Yo si que creo que eres capaz.

P- ¿Hago todo lo que debo en esta relación, están de acuerdo conmigo?
R- No, creo que te implicas poco, que esperan más, que tú puedes dar más.
P- ¿Debo realizar ese viaje?
R: Es posible, pero antes de que lo decidas, revisa si estos aspectos que tu bien sabes, te pueden complicar la situación, los tienes sujetos.

Sin duda la visión externa ante los problemas es imprescindible, pero muchas veces escondemos respuestas que no sabemos que están esperando, y la escritura nos puede abrir la ventana y mostrárnoslos. 

Es tan sencillo como forzar el deseo de responder, para que se atreva con una misma, para que al menos dé apuntes que te enseñaran nuevas posibilidades.

Chávez, la globalización, el petróleo o cuando los pobres se cabrean

A Solana, a Europa, le parece desproporcionado que Chavez diga que va a hacer lo mismo que ya hacen por ejemplo los americanos con los países que no son sus amigos.
Pero si lo dice Chávez es desproporcionado y si lo dice Bush es defensa del mundo occidental. Bien.
Es lógico que un dirigente político defienda a sus ciudadanos. Nos puede resultar extraño pero es lo lógico. Y defender a sus ciudadanos además, con armas pacíficas y económicas como hace el resto del mundo occidental.
Desproporcionado sería si amenazara con bombardear carreteras. Pero amenazar de que no venderá SU petróleo a los países que no quieran a sus ciudadanos, es lógico.

¿Qué haría EEUU si desde España se prohibiera que los americanos pudieran estar en nuestro país el tiempo que les diera la gana cn la amenaza de detenerlos y tenerlos en campos de "residencia"?
¿Qué sería lo que NO nos venderían los canadienses si prohibiéramos el reagrupamiento familiar de los trabajadores del Canadá que están en España?
Si el sistema actual, ha creado la globalización, debemos respetarla en su totalidad. No hacerlo más que para lo que nos combiene es de egoistas, por ser fino en la búsquda del adjetivo.

Sobre horarios laborales

Europa quiere que los contratos laborales puedan ser de hasta 65 horas, aunque algunos se atreven a ir un paso más allá, y creen que sería lógico ir a las 74 horas.
Es cierto que no es obligatorio, simplemente es tremendo.
Algunos políticos son imbéciles, simplemente inútiles porque su trabajo, por el que cobran un buen sueldo, debe ser el de mirar por el bien de la sociedad para la que trabaja.
Dejar indefensos a los más débiles de la cadena productiva es de pegarles una patada en los riñones y mandarlos al paro.
No es bueno que gente tan inútil, tenga la posibilidad además de trabajar 65 horas a la semana.
Son excesivas horas equivocándose.
Ni la felicidad personal ni la productividad van unidas a las horas de trabajo. Y más en tiempos en los que la industrialización ha invadido nuestras vidas. Sería volver a la esclavitud pero eso si, con normas. Tendríamos más clases sociales. Los que trabajarían 10 horas a la semana y los que lo harían 74, para dedicarlas a los que los contrataban. Es organizar el sistema laboral, para que las horas que yo no trabaje, las trabaje el inmigrante, el que tiene el plazo cambiado, el que deba mucha hipoteca.
Los derechos no se deben perder nunca. Si lo dejamos, después será que no se pueda entrar en según qué lugares, para no molestar a los elegidos.

Decisión de Rajoy sobre su Secretaria General

Muchas veces las decisiones políticas, sobre todo en partidos americanizados, vienen en clave de márketing político más que en puro peso para el consumo interno.
No estoy diciendo con esto que la señora De Cospedal no sea una gran persona para el puesto elegido, sino que entre los posibles candidatos, ha pesado "también" la imagen que se quiere trasmitir a la sociedad, que es en última instancia quien da fuerza al partido, quien da sentido y vida a la organización.
Los cambios que está introduciendo Rajoy en el partido, tienen clave de renovación, de imagen nueva y limpia.
Las ideas las pueden llevar en la alforja tanto personas con garra electoral como personas sin tirón social. Y como de lo que se trata es de ganar elecciones para poder hacer realidad el programa electoral, es lógico por pura ley de mercado, que se haga desde personas que son capaces de llegar y convencer a los ciudadanos.
Para algunos partidos, esto es brutal, es una aberración del sistema. Y no les pienso quitar la razón.
Lo es.
Sé y digo que lo es.
Pero sé y digo también, que el fin último de todo partido político es gobernar, poder conseguir que tu propio programa, que tus ideas de sociedad sean posibles. Si no estás dispuesto a trabajar con estas variables, lo mejor es que dejas la política y te dediques a trabajar dentro de una asociación política o social. En ella no tendrás nunca que presentarte cada 4 años a que te aprueben los ciudadanos. Pero si vives por ellos y de ellos, te debes a tu sociedad, pero esta debe tener un tamaño determinado que te permita sobrevivir en la "selva".
Tú decides.

Las bibliotecas públicas

Pocos lugares hay en las ciudades modernas que conserven todavía el espíritu griego de la polis, de la ciudad al servicio de la sociedad, como las bibliotecas públicas.
Lugares silenciosos, llenos de historias y de amigos de papel, que viven todos los días de personas que acuden a leer o a estudiar, a trabajar o a cambiar libros.
Todas son distintas pero mantienen un hilo conductor, son recibidores de personas que buscan leer, que coleccionan palabras e información.
Ahora en verano en mi ciudad, dejan de abrir por las tardes y los sábados.
Un mal ejemplo, porque precisamente el verano es un tiempo idóneo para descubrir libros, para perderse por historias ajenas. No me sirve la excusa de que son los jóvenes estudiantes los que más las utilizan, porque una biblioteca está precisamente para enganchar, para servir a la sociedad aunque solos sea con su presencia.
Estoy seguro que cuanto más horas de fiesta laboral, más se lee, y por ello se debería intentar repensar los horarios de apertura.
Mientras tanto, seguiremos peleando para que algún día se abra la Biblioteca Tecnológica Cúbit, un proyecto maltratado, que demuestra lo poco que creen en la cultura algunos políticos. Tal vez les dé miedo.

CRISIS DE LIQUIDEZ O EL CORRALITO ESPAÑOL

No debería creerse todo lo que a continuación va a leer, más que nada por su bien.
Sin duda estamos en crisis económica, por mucho que el PSOE en el Gobierno se haya comprado el RAE y se dedique a buscar palabras sinónimas.
Y estamos en crisis simplemente porque los que lo tienen de decir, lo dicen y lo hacen, que es todavía peor.
Durante una década los bancos se han dedicado a prestar dinero a todos los españoles en una cantidad mayor a la que deberían son arreglo a sus riesgos. Tanto, que hoy no tienen liquidez en sus cajas. Si usted acude a un banco y solicita que le enseñan la caja fuerte, y tiene suerte y amistad, le enseñarán un cajón vacío y eso si, pondrán cara de poker.
Si es de los que tienen la suerte de disponer en el banco de por poner un ejemplo tonto, 300.000 euros, que no es tanto, y dice que se va a comprar una casita y que los va a sacar, el director de su sucursal, le cogerá del brazo muy amablemente y le llevará a su despacho. Bien sentado y haciéndole creer que usted es un tipo listo, le avisará que ahora no toca comprar, que ahora lo que toca es esperar con el dinerito escondido en el banco, porque todo va a bajar un riñón, que la crisis es mucho mayor de lo que se dice, que tener los dineritos en la cuenta es lo mejor por si vienen la crisis, que él, por amistad, le aconseja que no compre, porque vete a saber tú qué puede pasar.
Si, efectivamente, todo sirve con tal de que usted no se lleve SUS dineros del banco, porque en realidad, no los tienen, los han prestado.
Es cierto que los bancos, vendedores de dinero, no puedes estar eternamente sin hacer lo único que sabes, que es prestar dinero a quien demuestre que no lo necesita, pero ahora han sacado cuentas, han visto que en caja no hay nada, que el corralito puede venir a España, y han decidido que lo mejor es esperar, recoger pagos mensuales de hipotecas antes de que la morosidad sea brutal, y esperar unos mejores años. Al fin y al cabo, si han prestado tanto como digo, los beneficios los tienen asegurados al tener que devolver con más TAE unos créditos que ya han dado pensado en un interés mucho menor.
Lo mejor para mi es que no me crean, porque si todos los españoles, bueno vale, solo un 2% de los españoles, me leyeran y me hicieran caso, e intentaran retirar sus fondos del banco, el corralito no sería una posibilidad.
Así que no me haga caso, piense que es todo una tontería que a lo sumo, me la ha contado el Jefe de Riesgos de un Banco importante, para joder. Pero eso si, no se compre un piso ahora, que jorobará a su director de sucursal.

El vuelo de las cigüeñas

¡Qué rápido pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando mi vida dio un giro de ciento ochenta grados. Como cuando vas por una calle y tuerces la esquina. De repente ya no ves lo que antes tenías delante. El panorama es distinto, lo que era presente y futuro se ha convertido en una imagen del pasado que se borra en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, hay recuerdos que permanecen aferrados a nuestra vida. Como aquel día.

Así empieza el nuevo libro de una amiga, de una escritora que me ayuda a aprender. Sé lo que le costó publicar el primer libro, y cómo ahora, los "niños" van saliendo a la calle con más decisión, con más soltura. Esto de escribir es sencillo, pero lo de publicar muy complicado, así que lo mejor es disfrutar de lo más fácil de todo, escribir y escribir, soñar con letras y no con papel.
El vuelo de este nuevo libro es largo, es profundo, es como otros suyos, un trabajo dirigido a los adultos de 12 años.

El alma saudí


Enciende tu fuego,
¡oh hogar!,
la noche es fría

y el viento brama


Ojalá que cuando alguien pase vea tu fuego

y si atrae a un invitado entonces serás virtuoso


Versos del poeta Hatim Attai, sobre la hospitalidad

El YO anciano, el YO sabio

Hoy te voy a proponer un ejercicio que puedes (debes) repetir de tiempo en tiempo. Vas a escribirte una carta a ti mism@.
La correspondencia, la literatura epistolar, es un sistema literario muy antiguo que puede dar unos resultados muy interesantes si te marcas un personaje emisor e incluso otro receptor de las misivas.
Por eso el ejercicio te propone no solo que escribas cartas sino que estas sean escritas por el YO anciano, el YO sabio, el YO abuelo.
Imagínate con 80 años, toda una vida ya utilizada y aprendida, con una sabiduría de quien ya ha recorrido todo el camino y ahora está simplemente disfrutando de la plaza final, en donde todo se ve con una perspectiva mucho más calmada y más sabia. Eres capaz de dar consejos y de ver la vida por encima del resto, porque estás en lo más alto, esperando a que venga la tormenta y te tengas que resguardar.
Escríbete a ti mismo, al joven o al maduro, a la madre o al hijo, al enfermo que lucha o a la mujer que busca vida. Y disfruta dándote consejos, ayudándote a encontrar luces y sombras, señalándote las piedras del camino y los mejores lugares para descansar.
Guardas las cartas, reconoce que has disfrutado escribiéndolas, y las vuelves a leer pasados unos meses. Puede que para entonces sean una medicina fabulosa.

Ana y Mia

Si eres de l@s que han accedido a esta entrada en busca de información sobre “Ana y Mia”, estás en el lugar adecuado. No te vayas todavía.
Ana y Mia son dos esclavas que ayudan a otras esclavas, son dos eslabones de una cadena perfectamente montada para quitar libertad, para aprovecharse de gente con problemas que sin querer en principio, caen en manos equivocadas.
Si tienen problemas, que nadie lo duda, primero respira y relájate, luego piensa que en el mundo millones de personas están peor que tú, y aunque esto no te sirva, si que al menos es un detalle para pensar que debes luchar por ti para poder luchar por ellas. Mira a tú alrededor, tienen a muchas gente que te adora aunque tú no lo notes y sobre todo tienes un futuro sin escribir que te espera.
Eres libre para elegir, para decidir por ti misma, te perteneces, pero no te tires a la basura, quiérete un poco más, no te preocupes tanto de los demás y más en ti mism@.
Durante todo tú vida, estarás acompañad@ de ti, de tú cuerpo que es una cosa tonta y absurda que cambia con los años pero sobre todo de tu forma de ser, de tu mente, de tu personalidad. Y eso es precisamente lo que te va a diferenciar del resto de vecinos de vida. Tu cuerpo no es importante, ya se que no piensas lo mismo, pero es cuestión de tiempo el que cambies, lo que debes cultivar es tu forma de ser, tu libertad para ser más fuerte y para poder entregar a los demás todo lo que atesoras que no es, y perdona que insista, tu cuerpo, sino tu forma de ser.
A mi no me importa nada qué caras tengas, me la sopla. Pero me gustaría que al leerme, fueras una persona con dos bemoles y con muchas ganas de escribir y conquistar vidas.
Tú decides.

Ana y Mia

Si eres de l@s que han accedido a esta entrada en busca de información sobre “Ana y Mia”, estás en el lugar adecuado. No te vayas todavía.
Ana y Mia son dos esclavas que ayudan a otras esclavas, son dos eslabones de una cadena perfectamente montada para quitar libertad, para aprovecharse de gente con problemas que sin querer en principio, caen en manos equivocadas.
Si tienen problemas, que nadie lo duda, primero respira y relájate, luego piensa que en el mundo millones de personas están peor que tú, y aunque esto no te sirva, si que al menos es un detalle para pensar que debes luchar por ti para poder luchar por ellas. Mira a tu alrededor, tienen a muchas gente que te adora aunque tu no lo notes y sobre todo tienes un futuro sin escribir que te espera.
Eres libre para elegir, para decidir por ti misma, te perteneces, pero no te tires a la basura, quiérete un poco más, no te preocupes tanto de los demás y más en ti mism@.
Durante todo tu vida, estarás acompañad@ de ti, de tu cuerpo que es una cosa tonta y absurda que cambia con los años pero sobre todo de tu forma de ser, de tu mente, de tu personalidad. Y eso es precisamente lo que te va a diferenciar del resto de vecinos de vida. Tu cuerpo no es importante, ya se que no piensas lo mismo, pero es cuestión de tiempo el que cambies, lo que debes cultivar es tu forma de ser, tu libertad para ser más fuerte y para poder entregar a los demás todo lo que atesoras que no es, y perdona que insista, tu cuerpo, sino tu forma de ser.
A mi no me importa nada qué caras tengas, me la sopla. Pero me gustaría que al leerme, fueras una persona con dos bemoles y con muchas ganas de escribir y conquistar vidas.
Tú decides.

La izquierda cainista, está muy cerca, lo noto porque escucho los aplausos de la derecha

La izquierda es rebelde. Y su rebeldía le lleva a estar en contra del poder establecido. Le lleva a odiar a los líderes de sus propias organizaciones porque representan el poder más cercano, al que puede tocar y al que pueden enfrentarse cara a cara.
IU está atravesando el desierto y las cantimploras de agua se las rajan entre ellos para que los compañeros tengan más sed en el camino.
No les diferencian las ideas, que son salvo matices de intensidad, muy parecidas entre los 3 grupos diferentes. Pero son enemigos porque representan a 3 familias distintas de personas, simplemente por eso, porque son caras por todos conocidas en lo personal y se odian,
Anteponen a sus ideas, a sus labores de transformación de la sociedad el debatir quien es el más malo de todos. Odian al que mande, sea quien sea, porque está el o no yo.
Estamos hablando de una organización de izquierdas con casi 60.000 afiliados, histórica si no tanto en su nombre si en su poso, en lo que representa. Pero todo parece igual para los afiliados que están en cabeza. Se odian. No se fían unos de los otros.
Tal vez la solución pasa por poner caras nuevas. ¿Cuánto tiempo pasaría hasta que estas generaran nuevos odios?
Están de acuerdo en el modelo económico, en la política general y exterior, en el modelo de Estado, en la postura ante la UE o la globalización.
Para todas las familias, el capitalismo es una barbarie, la III República una necesidad, las relaciones laborales una necedad asquerosa, el Estado federal y la autodeterminación el futuro.
Que 60.000 personas estén en este país de acuerdo en el modelo de Estado y además se odien a muerte es de premio. Acuerdan lo complicado, se matan en lo vanidoso.
Quieren un Estado laico, federal, republicano, público. Creen en la autodeterminación. Odian la globalización neoliberal, el capitalismo salvaje y creen en un nuevo socialismo que está por construir, pero que es muy necesario.
Todas estas bases ideológicas me suenan bien y no se muy bien hasta donde llevarlas o lo que es lo mismo, no se en qué se diferencian de otras bases amigas.
Pero todos se odian por los nombres, por las personas. Y odiarse es derribar los cimientos de cada elemento que se intenta construir.
Mientras, las derechas conservadoras, observan, aplauden y ríen mientras se fuman puros cubanos, y entre copa y copa piden a gritos la oreja del matador, el rabo del banderillero. Sus peones están trabajando en el tajo y las izquierdas dando el espectáculo. Unos saldrán heridos. Los otros riendo a carcajadas porque encima no han tenido ni que pensar para derrotarlos, lo han hecho ellos solos.

LECCIONES Y MAESTROS - La literatura como acusación

El escritor Mario Vargas Llosa apeló hoy a la "responsabilidad" del autor, ya que, frente a la idea de la literatura como "entretenimiento y diversión", las obras "trascienden lo literario" y "desbordan lo meramente estético".
El escritor peruano defendió que "la buena literatura, la obra maestra, deja siempre un sedimento en la personalidad, la memoria y la sensibilidad del lector" y que "luego, de una forma imprevisible actúa en la conciencia y actos del lector", informa Europa Press. Vargas Llosa definió a la literatura como "la gran acusación" y "la gran requisitoria" de que las sociedades "nunca fueron capaces de aplacar de manera definitiva los anhelos de los seres humanos", ya que para este escritor "la literatura ayuda a vivir, llena los vacíos e insuficiencias de la vida" con "invención y fantasía".
Por su parte, Víctor García de la Concha, definió a Vargas Llosa como un "Odiseo de nuestro tiempo" y un académico "mestizo, peruano y español, emblema de la política lingüística panhispánica". El director de la RAE elogió la "transgresión" que efectúa Vargas Llosa y que consideró consecuencia de sus primeras lecturas, sobre todo la poesía de Rubén Darío o Góngora, junto a obras como la novela de caballerías Tirant lo Blanc o Madame Bovary, entre otras con las que "descubrió la fuerza contestaria de la palabra".
Finalmente, el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez, destacó las "constantes y variadas" relaciones del escritor peruano con la institución académica, así como su "personal manera de entroncarse con la tradición novelística" que, con el uso de "elementos míticos" y también de un realismo "que no pretende ser valedor de la realidad", ha conseguido que el autor se encuentre "al margen de muchos clichés del realismo mágico".

Por su posible interés, publico en una entrada el texto de arriba, que es un recorte del periódico El País, del día 16-06-08

Miedo. Crisis. Esperanza, Economía.

Estaba leyendo un libro sobre zombies cuando en un capitulo aparece una afirmación que inspira al pensamiento.
Dice así: Encended la televisión, ¿qué veis? ¿gente vendiendo productos?, ¡no! gente vendiendo el miedo que tendríais de vivir sin esos productos.
Al margen de sus connotaciones comerciales, podemos trazar una línea firme de relación directa entre el miedo y la crisis, más concretamente, la crisis económica.
Como diría Yoda, “El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro”, pues el miedo atrae al miedo, y nos encierra, nos asfixia, y nos impide ver, opinar y actuar con racionalidad, con propiedad.

De hecho, el miedo se tiene que instalar en cada uno de nosotros, tiene que afectar a la economía, y tiene que llevarnos a cada uno a que veamos el fondo. Si no viéramos la verdadera crisis, nos quedaríamos siempre con el miedo a que llegara el temido trance, tachando en el camino de mentiroso, a cualquiera que la niegue.
El miedo humano no solo es humano de forma individual, ya que afecta al global. Si consumimos menos, producimos menos, invertimos menos, progresamos menos. Nos podemos estancar, y de hecho lo hacemos con facilidad.
¿Pero entonces, porque hay ciclos, porque no caemos en la crisis y nos hundimos con todo nuestro sistema?
Pues porque una vez que hemos llegado a la crisis, que ya la hemos visto, que ya sabemos que es real, y no solo en nuestras cabezas bien o mal informadas, una vez que la crisis ha afectado de todas las formas posibles a las lindes sociales, estamos listos para la esperanza.

Hasta que no llegamos a la crisis, cualquier propuesta de esperanza se ve mermada por nuestro propio pensamiento. (¿400 euros de Zapatero? ¡eso no sirve de nada!, ¿No ves la crisis que se nos viene encima?, ese pensamiento hace justamente que el dinero de por si no valga nada, que los 400 euros de Zapatero, económicamente, sean aire).
En cambio, una vez que ya hemos llegado, estamos dispuestos a que todo pueda ir a mejor. Paradójicamente, es como una de esas balanzas en las que cada crío se pone en un extremo. Ninguno puede elevarse hasta que no se empuje contra el suelo. Es imposible hacer fuerza mientras se está bajando, hay que tocar el suelo de verdad.
El miedo, y la esperanza son humanas, son economía en su máximo esplendor.

Lo peor que podría pasar, es un miedo a una crisis que nunca llega. Teóricamente eso no puede pasar, pero sería lo peor.
Lo mejor por tanto, sería la esperanza a un superávit que nunca llega. Y esto no es (como se puede pensar), un autoengaño sobre una economía que presumimos va bien, pero está en caída libre y sin paracaidas, si no que sería el perpetuo apoyo por parte de nuestra forma de ser y actuar a la economía. Ahora bien, no existen estímulos externos al sistema económico mundial, y como todo está globalizado, no podemos tener estímulos que nos permitan tener siempre esperanza. De hecho, encontramos muchas más razones para el miedo (fin del petróleo, subdesarrollo, nula investigación, corrupción, etc.), que para la esperanza (nuevos recursos naturales, mejora increíble de la tecnología, bondad suprema del capitalismo ¿?, etc.). Es por eso que tenemos ciclos en casi cualquier aspecto social.
Es por eso por lo que ahora estamos en recesión, (o crisis, o en dificultades, o como lo quieran llamar). Saludos.

LOS ERRORES EN POLÍTICA SE PAGAN MUY CAROS

Los errores en política se pagan a un precio altísimo, las organizaciones políticas que se deben a sus electores, a su sociedad y la representan, no pueden cometer errores, porque estos se pagan a precio de oro.
Quien esté en política para pensar que no está dentro de un producto que se llama partido, que cada 4 años se debe enfrentar al examen de la sociedad y aprobar, lo mejor es que deje de estar en un partido político y se dedique a trabajar en asociaciones políticas.
La diferencias es fundamental, es de método de trabajo, de organización.
Desde una asociación política no se presenta nada ni nadie a examen cada poco tiempo, y puede mantener unos criterios políticos limpios y perdurables en su historia, porque son sus militantes los únicos que tienen voz y voto en la organización y ponen además la gasolina.
Pero un partido político pivota sobre sus cargos institucionales, y para poder tenerlos, debe someterse a su sociedad, cambiante esta en cada momento social, y obtener de ella su aprobación.
Y pivota sobre sus cargos institucionales, porque son los que le dan la financiación y sin ella no hay partido político que resista. Y si muere esta, mueren sus proyectos de transformación, de gestión de la sociedad.
Un error político supone la pérdida de la credibilidad, y con ello la pérdida de los votantes. Nada hay que perdonen menos los votantes que la pérdida de la confianza, y quien dentro de su casa no sabe gestionar su familia, muy difícil podrá obtener la confianza para que gestione la casa de los demás.
Un partido político puede incluso olvidar a sus votantes, olvidarse de que se debe a lo que ellos piensan. Pero será uno de los últimos actos que realice en política antes de su desaparición.
Es imposible estar en política, dentro de partidos, sin que se busque el apoyo de la sociedad en forma de votos. Y el apoyo además de una parte de la sociedad que es comúnmente muy neutra, muy ambigua, muy cambiante.
Imaginemos un partido de izquierdas que desea ampliar su base de votantes. Necesita no solo tener nuevos votantes, sino lo más complicado, quitar votantes a otras formaciones políticas o a la abstención. Las personas que votan, normalmente ya lo han hecho otras veces.
Esperar que esas personas, afines sin duda a tus ideas, pero que ya han votado otras veces, aumenten en número, es una tarea muy complicada porque supone que cambien su orientación de voto. Un partido político se puede presentar ante su sociedad con unas ideas muy pulidas, puras y únicas, pero si no son capaces de calar en la sociedad común, en la de la calle, no tendrán logro. Podrán tener el aplauso de los intelectuales, de los políticos más puros (muchos de ellos ya votan a otras opciones o ya te votan) pero si se quiere aumentar la fuerza, se tiene que recurrir a la base de la sociedad.
Sin ella no hay posibilidad de nada.
En política los errores se pagan en precio de euros, y por desgracia este sistema, que podemos no estar de acuerdo con él, pero que de momento es el que hay, funciona con muchos euros. Si queremos cambiar el sistema, empecemos por comprender cómo funciona TODA la sociedad, metámonos dentro y trabajemos duro. Pero insisto, TODA, no solo la parte que creemos representar.
Desde fuera, no se puede conseguir la justicia, no se puede transformar la insolidaridad.
Para eso están las asociaciones que no se deben más que a sus socios.

Las 65 horas laborales europeas o porqué Europa no logra prosperar

En la imgen se puede ver como la gente es capaz de disfrutar y relajarse, incluso rodeado de mierda. Pero no es lo deseable.

Contra la globalización laboral, Europa se ha sacado de la manga que la flexibilidad laboral es el medicamento, y quiere darnos a todos pastillas en forma de 65 horas semanales máximas.
Efectivamente no son (de momento) obligatorias de tomar, pero puede ser un camino abierto, que resulte peligroso.
Nuestro Estatuto de los Trabajadores marca un máximo de 4o horas semanales y muchos convenios sectoriales recogen horarios anuales máximos que reflejan menos de estas horas de media. Pero si que se abre el melón de un tema complicado, como es el de la negociación personal entre empresa y trabajador, no ya al margen de los convenios, pero si en un lateral.
Se podría contratar a personas que trabajaran 65 horas semanales durante unas semanas para puntas de producción y solo 15 horas otras semanas de producción baja para no saltarse las 40 horas de media.
El primer problema sería la seguridad en el trabajo, alguien que trabaja 10 horas, durante 6 días a la semana, está en mayor peligro de accidentes. El segundo sería la calidad de la producción de ese mismo puesto. El tercero el uso indiscriminado de la vida de las personas por la empresa, que no respetaría que se pudieran organizar, pues nunca sabrían qué tipo de jornada tendrían en su vida laboral.
El tercer punto entra de lleno la atención familiar, compañer@, hijos, progenitores, amistades, formación y cultura, vida social, etc.
La persona deja de ser libre para ser propiedad de una empresa que la utiliza como quiere y cuando quiere. Algunos tontos empresarios se frotan las manos con este cambio, sin darse cuenta de que es un error a medio y largo plazo.
Es imposible competir con las mismas harramientas contra el esclavismo laboral de países emergentes, o se controlan las calidades y los mercados o se atiende a servicios en vez de a producciones, pero nunca (de momento) los europeos admitirán un sistema laboral como el vietnamita, por poner un ejemplo.
Por cierto los dueños, los amos de esos países también son distintos a los de Europa. ¿Están dispuestos los empresarios españoles a ser también como los empresarios de Vietnam? ¿A tener las leyes que tienen en esos países sobre el control de la producción, de los beneficios, de la gestión, de las subcontrataciones?

Cómo empieza un guión cinematográfico (Siete mesas de billar francés)

El guión nace de la necesidad de contar, ese es mi oficio. Siempre empiezo trabajando con apuntes mínimos. Esta idea me surgió en un viaje en tren Alicante Madrid.
Tres mujeres, de pronto, se ven obligadas a levantar un negocio ruinoso. Pero esto puede ser un guión o cien distintos. Y a partir, de ahí, empecé a trabajar durante 10 intensos meses dedicados exclusivamente a escribir.
Sin pretenderlo me doy cuenta de que son tres personajes vivos y uno muerto. El muerto es como el taco que golpea a los tres personajes vivos y estos son las tres bolas del billar francés que se van sacudiendo entre ellas. Aparece la muerte, los recuerdos, el pasado, la proyección hacia el futuro.
Una se plantea si al espectador esto le aburre, pero no puede estar reprimiendo aquello que le sale de dentro para contar. Lo importante es si el espectador es capaz de seguir esta historia hasta el final y si esta historia le conmueve y le entretiene. Trato de contrarrestar esa tendencia a pensar que según en qué situaciones, no somos capaces de salir, de avanzar. Por eso siempre procuro buscar un final abierto para los personajes, no un final feliz exactamente, pero si un final con posibilidades, quizá es que tenga esa necesidad inconsciente de sacar del atolladero, de ayudar, a los personajes, para colocarlos en situaciones más prometedoras.
Gracia Querejeta, directora de “Siete mesas de billar francés”

Para agotar al adversario, nada como las narraciones

Muy importante y arraigada es la institución de las llamadas "Casas de los Hombres". En estos lugares, la narración de historias es un entretenimiento muy cultivado, siendo un motivo común en el folclore de Micronesia el de agotar al adversario con largas sesiones de historias o simplemente el lograr que se quede dormido.
Rober E. Michel

Consejos del escritor mejicano Carlos Fuentes

Veía a muchos escritores que contaban historias maravillosas y grandes proyectos en los cafés, pero no pasaban del café.
Entonces me di cuenta que la disciplina era fundamental, que había que sentarse a trabajar, que los libros no se escriben solos y que hay que tener un método de disciplina para escribir, lo cual excluía un culto a la inspiración.
Yo no creo en la inspiración.
Oscar Wilde decía: el trabajo literario es 90% nalgas y 10% inspiración. Es sentarse a trabajar. Esperar la inspiración es esperar lo que nunca va a suceder.
Pero hay mucha gente que está esperando la inspiración y ni escribe ni hace nada.

De la revista Psichologies, número 33

Primer día de la Expo 2008 en Zaragoza

Con poca gente, qué bien se disfruta la Expo, qué gozada de Zaragoza nueva.
Pero no estamos aquí para poner flores, sino para tumbarlas a gorrazos, faltaría más.
Igual de increíble que observar como hemos convertido en poco más de 2 años unos campos de alcachofas en un barrio del siglo XXI, es comprobar como el BIE no ha sido capaz de exigir a un buen número de países que si desean seguir perteneciendo a este organismo, deben cuidar mucho más (MUCHO) los contenidos que presentan.
Y soy capaz de entender que algunos países pobres de solemnidad, estén como bien pueden ellos, que es un enorme esfuerzo, que hay que aplaudir.
Pero que algunos vecinos presenten ciertos pabellones llenos de carteles 70x100 es de darles unos cachetes. Y no es ni Francia ni Marruecos, por cierto un país este que ha dado la nota con su excelente pabellón.

La seguridad hay que mejorarla. La grande y la pequeña. La de tener mucho cuidado y la de evitar que haya accidentes con los autobuses que se cruzan por el mismo lugar por el que se sale y se entra o caídas tontas en escaleras más señalizadas.

Muy bien la venta de bocadillos por 3,3 euros y latas por 2 euros. Muy mal que en los pabellones de países cueste una cerveza 5 euros.

Zaragoza ha ganado un barrio de servicios inmenso, una cantidad de superficie tan enorme para realizar eventos de todo tipo, que miedo me da pensar qué contenidos vamos a dar en septiembre a todo el recinto. Pero eso no toca hoy. Impresiona el recinto, impresiona ver como en los últimos meses han trabajado tan duro todos dentro de la Expo, para dejarla como está hoy. Uno que la vio hace poco más de 2 meses, en plenas obras, invitado por Expo, se sorprende del cambio. Un aplauso a todos los que han hecho posible el milagro.
Si se compara con Sevilla es mucho más pequeña, ya lo sabía, pero ojo, mucho más recogida, mucho más aprovechable, y con no tanta diferencia de espacio útil en relación a aquella.

CÓMO SERTIRSE BIEN DE MANERA RÁPIDA (ideas para subir el ánimo)

¿Cuánto hace que no se da un capricho?, debe saber que cometer alguna locura cura la locura.
Y pida a su compañía de vida, si él o ella no le da lo que desea, que le ayude a encontrarla. Todos necesitamos de vez en cuando soñar y cumplir los sueños.
Por favor, cuéntenos el suyo, para que otras personas puedas aprender a encontrar caminos nuevos.
No hay milagros, mecachis, bueno al menos demostrados, pero si que puede haber trucos que ayuden a sentirse bien de manera rápida.
Lo malo es que casi todos ellos, requieren de su decisión, que suele ser precisamente, la que falla en las personas que están deprimidas y con la moral baja.
Tiene que ser usted quien decida salir del agujero, esto es tan tonto como imprescindible. Si no quiere poner de su parte, cambie de página.
¿Qué le apetece hacer ahora mismo?
Pues eso es lo primero que tiene que hacer.
Ya, ya lo se, no puede, eso dice al menos. Si de verdad no puede, cambie de elección, pero no abandone su idea para siempre, simplemente póngase un tiempo de demora.
Elija pues lo que sí puede hacer hoy, o a lo sumo mañana.
Sea lo que sea, casi nada es imposible.
A veces se necesita eso una pequeña locura, pero es que el mundo está lleno precisamente de deseos abandonados por no atreverse.
¿Quiere reírse?, busque una buena película en la cartelera y váyase usted sol@, ponga una excusa, mienta un poquito, escápese y disfrute de ese poco de libertad a escondidas.
Es increíble, pero la libertad no compartida con los asiduos, hace milagros.
Como usted hay centeneras en las noches de su ciudad, paseando o simplemente tomando una copa mientras observan como nadie les hace caso. Encontrarlas en un reto, sencillo pero atrevido. No tenga miedo, no debe prometer nada, no se tiene que comprometer, simplemente piense que es todavía posible encontrar a alguien con quien hablar.
¿Le apetece estar sol@? Escápese a la noche de un campo, alejado pocos kilómetros de su ciudad. Siéntese en una piedra del camino y escuche. Respire y admita que huele distinto, marque el lugar en su mente y vuelva cuando otra vez necesite encontrarse con usted, con ese persona que por la noche se esconde en la piedra.
¿Que no dispone de unas horas libres?, eso si que no, usted debe tener todos los días al menos una hora para usted. Su hora. La tiene que pactar, con quien sea, pero la tiene que poseer. Debe incluso que comprarla, recuerde que pagar por unas horas al mes de libertad, puede ser más barato que pagar a un psiquiatra.
¿Cuánto hace que no se da un capricho?, debe saber que cometer alguna locura cura la locura. Y pida a su compañía de vida, si él o ella no le da lo que desea.
Cuéntenos sus dudas y seguro que le podremos ayudar entre todos.

No hagas caso a las críticas cuando escribas (de momento)

Cuando escribas, cuando camines, no pidas la aprobación de los demás, porque si tú mismo no eres capaz de valorarte, los demás que no conocen tus intenciones, tus valías, tus deseos, los serán mucho menos.
Puede que los que te tienen que juzgar no hayan entendido ni la mitad de lo que tú hayas querido transmitir, puede que sean la mitad de justos que tú, puede que están menos preparados que tú para entender lo que has hecho.
Hay personas que sólo se dan cuenta de un pequeño detalle sin importancia, que picotean el conjunto porque no saben ver. ¿Son acaso estos, más importante en su juicio sobre tu obra que tú mismo? ¿te va a estropear un buen relato el comentario de que faltan algunos acentos sin importancia? (si, conozco las tontadas que circulan sobre las comas y los acentos que cambian el sentido de la frase, por eso aviso que “sin importancia”).
Pero puede ser también que los demás no quieran valorarte porque les resta valor a ellos mismos, porque tu trabajo fastidie o moleste, porque no sea de su agrado o no entre en su escala de valores en el mismo lugar en el que tú lo has puesto.
¿Debes valorar lo que otros te juzgan sin saben los porqués, con mayor importancia que lo que te valores tú mismo, si eres el único que conoce todas las motivaciones de tu creación?
Y si no te sientes capaz de ser justo contigo, aprende. Y si no te crees capaz de emitir un juicio sobre tu obra, infórmate y compara. Pero debes ser tú mismo quien decida sobre tu construcción, sobre tu creación. Así, si te equivocas en el juicio, serás el único culpable.
Que nadie te corte las alas para volar con tu libertad, con tu pensamiento, con tu creación.
No te fíes nunca de la opinión de los que no sabes lo que es enfrentarse a una página o un lienzo en blanco.

Irlanda entierra Europa. Los políticos europeos matan Europa

Europa tenía que haber sido un Estado Unido de países libres, con ciudadanos libres. Pero algunos políticos bobos, se han ido empeñanado en convertir a Europa en un Gran Zoco, en el Bazar de la tierra más vieja de este mundo, en donde todo se vende, pero en donde solo se vende.
Crear un gran zoco y espera que los europeos además aplaudan es de imbéciles. Los europeos son inteligentes, y por encima de los bazares quieren lugares de vida y libertad, territorios de cultura y de seguridad, un estado que vele por sus derechos y libertades, por su futuro justo y social, por un lugar de convivencia y no por un gran mercado.
Las últimas tontas decisiones sobre la ampliación de los horarios laborales hasta las 65 horas semanales nunca sabremos cuanto daño han hecho a la unión de Europa, a la aprobación del Tratado de Lisboa.
Hay responsables que se empeñan en seguir trabajando por los europeos, cuando estos les han dicho demasiadas veces que no confían en ellos. Deben irse a su casa y dejar el paso a políticos que de verdad crean en una Europa unida en los social y no en el dinero. Con independencia de las ideas políticas, los europeos no creen en que la unión económica sea la única forma de tener a Europa unida.
Hemos ganado.

El derecho a escribir en libertad


Tienes derecho a escribir en libertad estés en el país que estés, nadie puede robarte ese derecho.
Y no te fíes de quien dice que no escribes bien, si simplemente lo que buscas es gozar y disfrutar, ¡quien es él!, no te dejes robar tu derecho y escribe sin preocuparte de cómo lo haces, todos empezamos desde la nada y mucho continuamos en ella, y no por eso dejamos de disfrutar de este ejercicio que nos convierte no solo en más libres sino también en más limpios.
¿Cuántos utilizan la escritura como terapia?
¿Quién dijo que la escritura es la mejor forma y la menos tóxica, de encontrarte con la felicidad y con ti mismo, y seguir caminando, avanzando en tu camino personal?
Ese es el correcto.
Todos necesitamos un tiempo de ensimismamiento, de reencuentro con nuestro interior, de tocar con los dedos nuestro pensamiento y purificarlo, darle brillo o aprender a digerirlo. La escritura es un camino. Hay más, sin duda. Pero sin duda también, la escritura es uno de ellos.
Tienes derecho a ser libre, escribe y reclama, que tu voz sea oída, no te importe si por pocos o por muchos, sólo con una persona que te lea, es suficiente para trascender.
No te preocupes por tus lectores si no vives de ellos, preocúpate de tus ideas, de tí, de tu libertad, de que te sientas a gusto escribiendo.
Eres libre como el agua en la naturaleza, puedes formar parte del todo y abandonarte a que sea el aire quien te mueva. Y mientras tanto, disfruta.