31.1.13

Buscar la excelencia produce respeto mutuo

Hay que buscar siempre la excelencia, la mejoría en nuestros trabajos, en nuestras formas de proceder. Cada día hay que ser mejores, más hábiles en tu vida personal o en tu trabajo, hasta que tu mismo observes que vas mejorando, que adquieres más habilidad o sabiduría.

Cultiva la inteligencia, toma decisiones con juicio y empleando una voluntad clara y férrea. 

Hay que ser sosegados y sinceros, sabios aunque no alcances la excelencia siempre, pero al menos intentándolo. Si deseas siempre encontrar la excelencia, quienes te rodean lo reconocerán y te premiarán con la compañía y el respeto. No es fácil conseguirla, pocas veces se alcanza la meta, pero intentarlo es siempre algo muy positivo que produce el resultado del respeto de los demás.

España ha entrado en un camino imposible de limpiar

Debería hablar de lo publicado hoy por El País, pero no me entran muchas ganas, lo siento. De ser mentira sería una información muy grave. De ser verdad sería una información muy grave. Una vea abierta la espita del gas, es muy complicado meterlo otra vez en la bombona y sobre todo es que huele mucho.

¿Soluciones?, pues con sinceridad cada día lo ponen más complicado los mismos que tienen que encontrarlas y ponerlas en funcionamiento. Pero si hasta los EEUU nos dicen que acabemos ya con la corrupción, como si fuéramos un país bananero y podrido. Es que muchos españoles están convencidos de que este es un asunto propio, español, de nosotros. Y se equivocan. Nos miran y se ríen, pero lo malo es que nos tienen que recibir en los despachos y se meten la mano en su cartera, esperando encontrarla y que no se la hayamos pifiado.
Hay que apagar la luz, respirar con potencia, dejar que salga la basura y fregar bien los suelos, y rezar quien sepa para que solo entren los honrados si es que queda alguien.

30.1.13

Las grandes empresas también tragan la pérdida de sus convenios

Hoy me reunía con dos trabajadores de una gran empresa zaragozana. Diríamos que líder mundial en su sector, para no dar datos pero dejar su importancia sobre la mesa. En estas semanas se ha tenido que tragar una rebaja del 10% de sueldos de manera directa más otro 8% en diversos conceptos de convenio y un aumento de casi 60 horas anuales de trabajo. La reforma laboral de Mariano Rajoy o del PP, que nunca se sabe bien, ha logrado que estos cambios laborales sean posibles y los trabajadores opten por hacer huelga o tragar ante descuelgues o despidos masivos. Si, se votó y el miedo hizo que se perdieran derechos de muchos años, en un resultado claramente a favor de que no haya despidos, es decir, miedos.

Durante meses han tenido muy poco trabajo, curiosamente esta semana les han llegado un buen montón de nuevos pedidos, pero es con toda seguridad una casualidad casual y curiosa.
La sensación global es que la productividad de la empresa se va a resentir. España era un país con grandes capacidades productivas desde empresas en donde los convenios colectivos eran de calidad. Los trabajadores —en muchos casos con grandes peleas sobre sus espaldas hasta conseguir lo que ahora han perdido en pocos días—, saben lo que es trabajar con sumo gusto y lo que es trabajar a disgusto.
Creo que la productividad en España sale perdiendo con estos recortes imbéciles, que al final serán las empresas españolas las que saldrán perdiendo que dejarán de tener el activo de la calidad y de la productividad excelente, antes de la deslocalización definitiva en busca de mercados más baratos aunque peores. No sabemos defender lo que nos diferencia como mercado de trabajo, y entramos en una pendiente complicada. El daño que se está produciendo en nuestro mercado laboral, social, productivo, gerencial, de excelencia, es enorme. Pero parece que no somos capaces de encontrar otras fórmulas que el abaratamiento de todo nuestro país.

Ideas a tener en cuenta antes de emprender una nueva empresa

Ante la falta de trabajo por cuenta ajena, cada vez son más la personas que intentan montar su propia pequeña empresa y crear su propio empleo. Una decisión compleja que no siempre goza de una atención y análisis serio por parte de los implicados.

Dicen los expertos que las nuevas empresas fallan principalmente por falta de formación del emprendedor o por desconocimiento del sector en el que se implanta el nuevo proyecto, sin tener en cuenta los factores clave a la hora de poner en marcha un negocio con futuro. Un enemigo habitual del emprendedor es, curiosamente, el exceso de entusiasmo ante la nueva empresa, creyendo que con el optimismo y las ganas de triunfar es suficiente para lograr el éxito.

La realidad nos cie que sobre un 90% de los proyectos que cierran lo hacen por una falta de formación empresarial o por un desconocimiento del sector sobre el que se intenta hacer negocio. Ya tenemos dos puntos importantes que hay que cuidar, antes de que los fracasos sean un gran lastre. Saber gestionar personas y equipos es también un activo importante.

  Sobre un 75% de las nuevas empresas cierran antes de los 5 años, lo que supone un fracaso de la actividad y a veces un fracaso personal con deudas asumidas que lastran la recuperación de nuevos proyectos. Pero que estos datos no supongan NUNCA un freno, sino si acaso, un análisis más serio de las posibilidades y de las actuaciones que hay que hacer antes de crear una empresa.

Emprender es la suma de conocimientos técnicos, empresariales y de venta. Ahora muchos caen en el error de intentar crear una empresa o de tomar una franquicia, sin conocimientos suficientes y terminan  destrozando un sector o parte de él, antes de cerrar su propia empresa. El intrusismo o los errores bárbaros, llevan a tirar precios, a destruir sectores, con tal de no hundir la nueva empresa, cuando en realidad los fallos no son de precio. Muchas veces no saber vender tu propio producto crees que se puede compensar con abaratar el precio final. Y en realidad la hundimiento es parecido pero arrastras con los errores a todo un sector. Bajar precios es muy sencillo. Volverlos a subir a su precio de rentabilidad muy complicado.

Hay que crear un producto o servicio que sea nuevo o interesante.

Hay que saber bien a quien debes dirigirte con este nuevo producto o servicio.

Hay que lograr que te paguen por el producto o servicio lo que cuesta más un poco más para beneficios.

Para ello, sobre todo para la tercera parte, es fundamental saber analizar el producto y no engañarse. Cada cosa vale lo que realmente vale, no lo que se puede cobrar por él. Pongamos un ejemplo muy sencillo. Si por un productos el mercado está dispuesto a pagar 3 y a ti te cuesta 3,2, por muy bueno que seas creando una empresas, no será rentable nunca. Hay que abaratar los costes o buscar otros mercados. Pero nunca abaratar precio final para conseguir clientes, pues estarás perdiendo con tu negocio aunque tengas miles de clientes. Contra más clientes, más perderás.

Recordar además dos aspectos clave. Uno: que todos los mercados evolucionan y más en periodos de crisis. Dos: que tu empresa solo sabrá crecer o disminuir. Entender esto es fundamental para saber adaptarse pues nada se queda quieto. Tendrás que ir adaptándote a los cambios y cambiar supone modificar las metas, la paredes, los cajones, las ideas, la formación, los mercados. A veces hay que reinventar todo, incluso a veces cerrar y reabrir. No hay que tener miedo, simplemente hay que intentar trabajar con red, como en los circos.

A la inteligencia hay que sumarle formación, desear aprender

Ante la vida, en nuestra relación con todos los demás, podemos tener inteligencia innata, pero también vamos a necesitar una formación suficiente, que no siempre tiene que ser reglada. 

Debemos aprender de la vida constantemente, no es necesario que nos den títulos para estar formado de manera suficiente. Simplemente es necesario el desear aprender constantemente. 

Si somos inteligentes pero no hemos ido cargando nuestro disco duro del cerebro con conocimientos nuevos, no es posible ser feliz ni capaz. Para disfrutar de la vida, necesitamos ser personas con sensibilidad y formación suficiente.

La inteligencia sería como el ordenador vacío, aunque sea bueno y potente, necesitamos llenarlo de programas, de documentos, para que sirva de algo. Un ordenador muy bueno pero vacío no sirve de nada. Si nos conformamos con tener un excelente cerebro, pero vacío, nunca seremos excelentes.

España en el puesto 136 en facilidad para crear una empresa

El Banco Mundial estudia lo que cuesta en cada país crear una empresa, en tiempo y en dinero. De los 186 países analizados, España ocupa el puesto 136 de los países en dificultad para crear una empresa. Parecemos un país liberal, en donde en teoría debería ser muy sencillo crear una empresa, poder emprender, y en cambio somos de los países en donde más cuesta poner en funcionamiento una idea, una empresa. Otra mentira más en la mochila de España.

En un año hemos perdido 3 puestos, jope, gobernando el PP, adalid del liberalismo empresarial. Según el estudio “Doing Business 2013” necesitamos en España hacer 10 trámites que nos llevan un promedio de 28 días, antes de poder crear una empresa. Estos trámites cuestan un 4,7% de la renta por habitante en España y un capital mínimo del 13,2% de esa misma renta anual. En España es más complicado que en Zambia crear una empresa, por si hay dudas a la hora de compararnos.
Nueva Zelanda es el país que más fácil lo pone para abrir un nuevo negocio, seguido de Australia, Canadá y Singapur.
A la hora de la facilidad para hacer negocios, es Singapur el primer país, seguido de China, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Dinamarca.
En cambio en España somos el país número 44 a la hora de valorar las dificultades para hacer negocios, pero eso si, antes hemos tenido que vencer el gran trabajo de crear la empresa. Así que todo lo que sea simplificar los trámites para crear emprendedores, deben ser bien venidos, cuando tanta falta nos hacen en España, nuevas ideas, nuevos emprendedores.

29.1.13

La importancia de ser breve en tus palabras e intervenciones

Es importante ser breve a la hora de agradar a los demás, a los que te escuchan o sobre los que deseas tener una cierta influencia. Una persona que insiste e insiste sobre un mismo tema, aunque sea para dejarlo muy claro, resulta al final muy desagradable.

Debes ganar la atención con tu brevedad y con tu cortesía a la hora de presentar los asuntos.
Ya lo dijo muy claro el aragonés Baltasar Gracián: “Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y lo malo, si poco, no tan malo”.
Hay que intentar sintetizar las ideas, sacar lo que en realidad tiene sustancia y fuerza y quitar lo enfarragoso, lo complicado. Si dejas en una intervención lo que realmente importa, saldrá mucho más breve y más contundente. Llegará mejor y no será tan fácil que te lo interpreten mal.
Si hablas mucho pensarán que eres más tonto que si hablas poco pero dices lo importante, pues los que te escuchan también quieren hablar y sobre todo tienen el tiempo tasado para escuchar, pues no es sencillo encontrar a personas que quieran dedicar mucho tiempo a escuchar a los demás.
No es necesario emplear mucho tiempo e ideas para decir lo que es claro y simple pero bueno. Ser contundente es ser un poco más sabio y excelente.

Aumenta notablemente la pobreza en Madrid

Tras unos días por Madrid es constatable y triste ver como ha crecido el número de personas tiradas (desamparadas) por las aceras del centro de la ciudad, en comparación con hace unos meses, mucho más con años atrás. Digo tiradas, cuando podría añadir también el número creciente de personas que viven en la calle pero al menos se mantienen en pie pidiendo o intentando vender alguna prenda. La situación es grave, no hay duda, pero a su vez nos estamos acostumbrando a su visión. 

Da la sensación de que forman parte del paisaje, de las aceras. El domingo, tras caer unas gotas, batallones de ciudadanos del sur de Asia salieron a vender paraguas como si de una situación nueva se tratara. Los trabajos casi esclavos están repartidos por nacionalidades y cada grupo étnico se dedica a una labor en un país que hemos convertido en muy complicado.
Creo con tristeza que la deuda, el déficit o esas zarandajas de noticias en periódicos, no son el grave problema. Lo malo es que nos estamos acostumbrando a sufrir, a mirar sin ver, a entender los dramas como forma de naturalidad.
No, no sé cual es la solución. Yo no tengo que buscar soluciones, a lo sumo tengo que quejarme. Pero entre todos no dedicamos el tiempo suficiente para intentar encontrarla. Alguien con mando en plaza está muy equivocado y es su responsabilidad.

24.1.13

Cursos gratuitos en internet a través de Miríada

Ya es muy normal poder encontrar cursos gratuitos de las Universidades americanas, para todo tipo de posibles alumnos repartidos por todo el mundo.

Es una excelente manera de aprender, de formarse desde excelentes cursos, de aprovecharse de las nuevas herramientas.

Pero casi no había cursos en castellano. Ahora la plataforma “Miríada” nos ofrece y amplía estas posibilidades, nos abre más posibilidades para formarnos y poder seguir cursos muy interesantes por internet.
No hay que olvidar que esta herramienta es fabulosa para poder ampliar nuestros conocimientos, de una manera constante y con muy poco coste.

Ya somos 6 millones de desempleados. ¿Hasta cuando?

Publicados los datos de la EPA en España, en este frío enero de 2013, la tristeza social se adueña de España. Tras la reforma laboral del PP, tras más de un año intentando gobernar, ya tenemos los 6 millones de desempleados que nos parecían imposibles de alcanzar. Y lo dramático es que las perspectivas son a un aumentos en estos próximos meses, con 40.000 despidos en bancos y unos 240.000 despidos en empleo público. Creímos durante un tiempo que sería imposible alcanzar esta cifra, pensábamos incluso su el país no soportaría tamaño número de desempleados. Las ayudas sociales de algunos (pocos) Ayuntamientos, de ONG e Iglesia y sobre todo los apoyos familiares de los desempleados, están logrando el milagro de soportarlo.

Pero nadie sabe como resolver el drama social, nadie sabe como arreglar el problema principal de España. Ni déficit, ni deudas, ni primas de riesgo, ni Cataluña, ni crisis. Lo grave en España es tener a 6 millones de personas desempleadas, cuando al empezar la crisis no llegaban a los 2 millones de parados. Grave error no resolver como sea, este drama para España.

Los jóvenes no entran en el mercado laboral para regenerar nuestra economía y producción. Los mayores de 50 años no pueden encontrar ningún tipo de trabajo. ¿Hasta donde, hasta cuando?

23.1.13

Quien soy yo?; ¿quien eres tú?

¿Quién soy?
Me refiero más bien a: ¿Quién eres tú?
Si, pregúntate tú mismo: ¿Quien soy yo?
La clave de nuestra felicidad está en conocernos bien, en saber quienes somos. No es sencillo pero es muy útil.
Ya Sócratesse decía que la clave de la felicidad personal era conocerse, comprenderse tras analizarnos y ser feliz en el convencimiento de que tras conocernos nos amaríamos más, nos respetaríamos más.
Una vida sin análisis personal no merece la pena vivirse, se decía Sócrates. Yo añadiría que sin la necesaria aprobación personal. Hay que conocerse y aprobarse, ser un “yo” asumido por uno mismo.
Como es muy complicado saber quien somos, qué somos, vamos a realizar un ejercicio al revés. Vamos a ser capaces qué NO somos. Apuntemos en una libreto qué NO somos, y así lograremos acercarnos un poco más a saber qué SI somos, por descarte.
Haz el ejercicio, escribe qué NO somos. Ayuda a conocernos.

22.1.13

Nueve claves para vender el miedo, la ansiedad, la angustia

Toda persona tendrá que asumir riesgos en su vida. Los líderes; pero también las personas normales. Todos. Tú y yo. Así que tendremos que ir preparándonos para salir airosos de ellos.

Ante los riesgos los problemas más frecuentes son aguantar bien las críticas, el miedo a fracasar, asumir tus propias limitaciones e intentar conocer bien a los demás, para poder trabajar en equipo o incluso para vencerlos. Hay que crear una especie de coraza alrededor de nosotros, para sentirnos fuertes, saber defendernos, aumentar tus defensas.

Tú vales lo que vales, que no sabemos de momento cuanto es, pero que por mucho que te halaguen no es más, que por mucho que te critiquen no es tampoco menos. Los que te rodean puede calificarte, juzgarte y valorarte. Pero por mucho que te incidan sus opiniones, la verdad es que vales lo que ya valías antes de que te dijeran anda. Ni positivo ni negativo.


Tus decisiones pueden no gustar, seguro que no podrán gustar a todos, pero también es cierto que te gustarán a ti. Tú, vas a tomar las decisiones que consideres mejores en cada momento. Si te equivocas tendrás que revisar tu manera de decidir, pero lo harás por el fracaso, no por lo que digan de ti los demás. Los escucharás para aprender, pero no para sufrir.

En la vida no nos equivocamos, excepto si los resultados obtenidos no son buenos. No existen los errores, existen los resultados bueno o malos. Pueden ser resultados a corto plazo o resultados a largo plazo. Si crees que te estás equivocando, casi seguro que te estás equivocando. Pero eso no quiere decir que estés equivocado, tal vez sea que el camino emprendido no sea el mejor y que lo que debes hacer no es cambiar el lugar de la meta, sino el camino a recorrer. No el fondo sino las formas.

Todos nos equivocamos en las decisiones que tomamos. Sobre todo los que tomamos muchas decisiones. Es progresivo. Solo NO se equivoca quien NO toma decisiones. Pero muchas veces estos errores lo son por no saber vigilar bien los caminos emprendidos, no porque no sepamos a donde nos dirigimos.

Nadie es perfecto. Los que parecen perfectos tienen la suerte de NO ser perfectos. Todos actuamos con arreglo a patrones aprendidos por nuestra experiencia y es imposible no tener en nuestra mochila polvo, equivocaciones, sensaciones que no supimos valorar bien. Todos tenemos un margen de error que debemos asumir como inevitable. Somos humanos e imperfectos.

Tú elijes, así que reflexiona antes de decidir. Cada día eres más sabio, tienen más experiencia de vida, más carga emocional y más soluciones. El tiempo enseña y cura, te hace más fuerte, más listo para saber resolver problemas.

Si tienes dudas pregunta, consulta, habla, pide ayuda, escucha. Elije a una persona que esté centrada, que sea válida, que sepa mantener prudencia y secretos, que sea equilibrada. Necesitamos siempre a alguien que no deje reflexionar, pues las soluciones las debemos encontrar nosotros para creérnoslas bien. Del otro necesitamos LUZ; que no abra nuestros ojos.

Funciona mejor la poesia que la prosa para activar el cerebro

Se ha investigado en la Universidad de Liverpool la influencia de leer poesía durante una terapia psicológica, de reeducación emocional, y se ha determinado que puede ser más efectivo leer poesía que dejare llevar por los consejos de los libros de autoayuda, que muchas veces simplemente traducen y simplifican los consejos que llevan siglos dándose en textos poéticos.

La realidad es algo distinta, y vamos a intentar aclararla, para lograr entender qué se busca y de qué manera se pueden obtener mejores resultados.

El experimento monitorizado en el cerebro de voluntarios, mostraban una mayor actividad cerebral cuando el voluntario leían poesía que mientras leían los mismos pasajes y textos pero pasados a lenguaje coloquial.  Los resultados señalaban que la actividad cerebral se dispara cuando el lector se encuentra con palabras inusuales o con estructuras semánticas complejas, pero se queda quieta cuando el contenido se expresa en lenguaje coloquial.  El tema es que la poesía y la necesidad de leerla con atención para buscarle su sentido afecta al hemisferio derecho del cerebro, donde están los recuerdos autobiográficos, y ayuda a reflexionar sobre ellos y a ponerlos en perspectiva.

Los expertos señalaron que esos estímulos se mantienen durante un tiempo, y potencian la capacidad de atención del individuo.  “La poesía no es sólo una cuestión de estilo literario. La descripción profunda de experiencias añade elementos emocionales y biográficos al conocimiento cognitivo que ya poseemos de nuestros recuerdos”, según explicó uno de los profesores encargados del ingenioso estudio.

Sabido esto, la siguiente duda que asalta a los investigadores está relacionada con las adaptaciones que se realizan de algunos clásicos de la literatura, Charles Dickens, por dar un ejemplo, para acomodar su lenguaje a las expresiones de la lengua actual, facilitando así su comprensión. Se los comprenderá mejor, sí, pero ¿seguirán siendo igual de útiles? ¿Seguirán potenciando nuestra atención?

En el PP algunos sabe mucho, muchos saben algo

El PP ha encargado una auditoría interna (para ellos solos, para intentar saber y no contar)  más una auditoria externa que pagarán ellos y encargarán a quien les de la real gana y que no podrá demostrar nada de nada.

Alguien (más de uno) sabe mucho, muchos saben algo; pero si no hay papelicos guardados en las cajas del PP (presuntamente), nadie podrá demostrar nunca nada. Y es de pensar que los apuntes en B, alguien se los ha llevado o los ha roto en el WC de algún despacho.
En las contabilidades de ninguna organización, quedan rastros de la contabilidad B, luego nadie puede demostrar nada con la contabilidad que se puede enseñar. La otra, la que guarda en su ordenador personal el “jefe” del tinglado, no se sabe con qué nombre se guara. Y los recibos, que NUNCA se firman dos veces, los guarda el mismo que los entrega.
Creo que Bárcenas era de los contables antiguos, de los de lápiz y libretica, así que es más complicado todavía poder pillarle en el supuesto caso de que algo no fuera legal. Nada de nada, oiga.
Así que o logramos hacer que alguien cante, que se acojonen de verdad, o no se podrá hacer nada, lo que jorobará más al PP, que tendrá que soportar el estigma de la trampa durante toda su vida.
¿Da igual en este santo país hacer trampas?, pues parece que si, que incluso entre algunos de nuestros vecinos de calle, resulta simpático y da personalidad sabe engañar. Somos así de imbéciles y perdonamos las trampas pensando que demuestran que quien la hace es un tipo listo. Joder con la bobería profesional.

21.1.13

Nos jugamos la democracia entre sobres malva con dinero B

Uno se podría sentir Diputado, Concejal o Ministro, pero el poder lo dan los tesoreros con los sobres. Si eres de los de 15.000 eres imprescindible, si de los de 5.000 eres importante. Si no lo recibes no eres nada.

Por cada sobre que se entrega, hay otro sobre que se recibe. Debe y haber. No se puede dar lo que no se recibe. ¿Por qué se recibe? ¿a cambio de qué?
Los que lo reciben no lo declaran, luego, no hay manera de que hablen pues también se la han jugado con Hacienda y prefieren callarse. Así que el silencio está asegurado. Los mafiosos pusieron de moda la palabra “omertà”, que suena a muerte.
El poder hoy lo tiene quien en su bolsillo guarda la libreta con apuntes negros. Siempre se apunta en una libretita o en un documento de Excel, depende de la edad del tesorero. Pero se apunta, vaya si se apunta. Y hoy ese documento vale más que un sobre lila de los gordos. Pero sobre todo ese documento vale no para ser publicado, no, vale para ser destruido.
Alguien mira esa libretita, sonríe y piensa en lo que vale el papelito y él mismo. Y vuelve a sonreír.
¿Qué podemos hacer ahora?, jodo, pues apagar la luz y ponernos a dormir. O bien empezar a encender los focos y mirar por debajo de las alfombras del país de forma contundente y con enormes cambios. Todo se nos ha ido al carajo, nada sirve.
No hay que hacer reset, es falso. Hay que reinstalar un nuevo sistema operativo, comprarse nuevos programas, cambiar la pantalla y el teclado y ponernos a rezar quien crea, para que todo vuelva a funcionar mientras copias al nuevo ordenador lo poco que hay salvable.
Efectivamente, lo que se hará es apagar la luz. Es lo que tiene el miedo, que todo lo pinta de negro.

20.1.13

Mamá; Fernando Sabater me ha llamado tonto. ¿Soy tonto?

El filósofo Fernando Savater ha empleado el sentido común al decir que por cada político inmoral hay un montón de ciudadanos que les votan, que simplemente son tontos. Y que la culpa es compartida. Los jetas actúan con una impunidad tremenda simplemente por que piensan que los mortales que les votamos somos tontos de capirote. Y aquí efectivamente, ellos tienen razón. Somos tontos y punto pelota.

Tú, yo el primero, somos los tontos que les hemos puesto a mandar, sabiendo ya de antemano que son jetas profesionales, amigos de ladrones, capaces de hacer lo peor sin perder la sonrisa. Así que somos tan culpables como ellos pues al fin, ellos se siguen creyendo que les votamos para eso, para seguir haciendo lo único que saben hacer.

Saben que les vamos a seguir votando, que si los pillan saben disimular y que la justicia es más boba todavía pues está atada de pies y manos. Hay que probarlo y para eso ellos son más listos que las leyes. Juegan con los países escandalosos para sacer sus dineros como quien juga al julepe o a la taba. No hay problema nunca. ¿Han visto ustedes alguno de estos jetas de sonrisa fácil, detenido y en la cárcel?

¿Qué están aprendiendo los jóvenes de España con estas noticias? ¿seremos capaces de reeducar a los que ven estas trampas un día si y al otro también? Es la España del futuro. Nuestra España, la que hemos hecho a golpe de idiotez, entre todos. ¿Hasta cuando?, pues posiblemente hasta siempre.
No os preocupéis ladrones, seguir robando, que no pasa nada, os consideraremos simplemente listos.

19.1.13

Que es el YO, el ego, el ser. Y cómo controlarlo

¿Qué es el YO?, bueno es una interesante reflexión que hay que aclarar. Hablamos del YO y pero no siempre lo tenemos todos claro. 

El YO es el alma, el ego, el ser, la conciencia, el interior, la conciencia, la personalidad. Depende de contextos, filosofías, religiones. Pero siempre nos estamos refiriendo a lo mismo. Es muy simple, el YO es yo.
Es la substancia de nosotros mismos, la energía si quieres llamarlo de otra manera, las circunstancias ya asumidas y que han dejado poso. Son las sensaciones que nos llevan a decidir, a comportarnos, a ser de una determinada manera.
En plan moderno podríamos decir que es el SO, el sistema operativo, el software.
Nacemos con un YO bastante primitivo aunque preparado para ir ampliándose con multitud de experiencias y sensaciones. Somos niños durante unos años, pero estamos totalmente abiertos a ir sumando, a recoger y crecer, a explorar y escribir sobre nuestra programación de base aquello que nos está sucediendo. Y poco a poco nuestro SO, nuestro YO, se va formando de forma única, pues junto a los ADN que nos trasmite nuestra familia se van sumando las experiencias del cada día.
Sumamos aciertos y errores. Sumamos partes positivas y partes negativas. Y a veces, ya en la madurez, necesitamos revisar nuestro SO, actualizarlo, corregirlo, quitarle virus, dotarlo de más defensas, de más modernidades, de más capacidad de acción ante los nuevos retos de la vida.
Nuestro YO es nuestro, somos nosotros, pero eso no quiere decir que no seamos capaces de mejorarlo, de revisarlo, de repararlo.
El YO es quien nos mueve, quien movemos para ser humanos. Nos controla pero realmente también somos capaces de controlarlo. Intentará moverse entre los restos del YO niño a los YO adultos o YO padre o YO anciano. Pero nunca deja de tener todos los componentes de los distintos YO que hemos ido poseyendo en la vida. Así que o aprendemos a dominar nuestros YO, o el que más chifle se apoderará del resto. Si queremos ser adultos, debemos potenciar el YO adulto para que sea capaz de apoderarse en las decisiones, del resto de los otros YO. Y efectivamente sucede, a veces sin darnos mucha cuenta, con el resto de los YO residuales que tenemos. Podemos volver a ser niños si no somos capaces de controlar su vuelta y se apodera del resto de YO. Aunque creamos que no es posible  todo depende de las personas, de las circunstancias, de lo momentos vitales de cada uno.


18.1.13

Cómo funcionan los sobres con dinero B en esta España de dios

Uno, que entiende de sobrecitos en B o sobrecitos de negro, pues para eso ha sido Jefe de RRHH en varias empresas hace ya varios años, no puede escuchar sin inmutarse que el Partido Popular diga ahora que ellos, si acaso, cuando pagan en sobre “aparte” no lo hacen como dinero B y que quien lo convertía en B era quien lo recibía, que luego no lo declaraba en Hacienda. Jodo con las mentiras que parecen verdades al pintarlas de colores.

El responsable de un pago en B es SIEMPRE quien paga. Si se paga con nómina, con recibo o con factura, siempre se hacen las cotizaciones antes de pagar. Y si se hacen a un autónomo, ya sabe él bien, pues estamos hablando de gente con estudios básicos al menos, que si te pagan con factura o con justificante de caja o de recibo, si no te dicen con claridad meridiana que es B, es dinero legal. Solo es dinero B si con el recibo te dicen que es un recibo interno que no sirve más que para apuntar en la Contabilidad B lo que alguien te paga.
Sobre todo por que si te pagan en B y luego vas tú, tonto de baba y honrado que de todo hay en la viña del señor, y lo declaras, estás poniendo en un aprieto a quien te ha pagado. Y al revés. Si quien te paga lo declara como gasto y vas tú y no lo declaras como ingreso, el apaño que te van a realizar los inspectores, es fino filipino.
En pocos palabras, el dinero B solo puede funcionar, repito SOLO, si ambas partes están de acuerdo en que es dinero B. No hay más, chatos.
Si el PP ha pagado con dinero que luego los que lo cobran no han declarado en Hacienda es simplemente por que sabían que NO debían declararlo en Hacienda. Aunque yo estoy seguro que NUNCA el PP ha pagado a nadie en sobres B, faltaría más, con lo buenos chicos que son. Más, escuchando las declaraciones de todos los que más mandan en el PP y en el Gobierno, aclarando de forma elegante el asunto. Sobre todo Rajoy, que creemos sigue en España y no se ha ido a perderse.

17.1.13

Creación y gestión de empresa. Autoempleo. Curso gratuito para desempleados

En Zaragoza el Instituto Aragonés de Empleo ofrece un Curso gratuito para desempleados menores de 30 años, con el título: 

Creación y gestión de empresa. Autoempleo
Son 410 horas de curso desde enero a mayo, en ECOS, donde se enseñará de gestión fiscal y laboral, ventas, márquetin, gestión de calidad, constitución de una empresa y elaboración del Plan de Empresa para analizar su viabilidad, analizando técnicas económicas para estudiar bien las posibilidades de crear una pequeña empresa con la que empezar en el mercado laboral.
Se intenta motivar a los jóvenes hacia el autoempleo, enseñarles sus posibilidades, ayudarles y unirlos en equipos, para poder trabajar en proyectos en común.
Curso muy interesante para el que se necesita tener el Bachiller terminado y conocimientos básicos de informática.

14.1.13

Seis primeras pinceladas para evitar la corrupción política

Hablábamosayer de corrupción política. Pues vayamos dando pinceladas para ver si entre todos conseguimos algo de luz.

La profesionalización de la política está haciendo un daño tremendo a la propia política.
 Desde los griegos, la política de primer nivel era una actividad en la que se entraba y se salía. Era un paréntesis en la vida, una actividad complementaria. No se nacía político, ni se crecía, ni se trabajaba fijo en la política. Se entraba y se salía.
El número de políticos que provienen del funcionariado (del trabajo anterior como trabajadores para el Estado), es amplísima y negativa. No está reflejada en la política a todos los demás sectores productivos o contemplativos de la sociedad.
Las posibilidades de lograr recambiar a los políticos desde dentro de las organizaciones políticas, son mínimas. Quien entra a ciertos niveles, siempre ostenta un poder de decisión orgánico, político y representativo muy alto.
Confundimos experiencia política con capacidad para gestionar. Confundimos poder interno con capacidad de ser reconocido. Convertimos a los políticos en máquinas capaces de atraer votantes, a costa de olvidarnos que deben ser los programas los que de verdad sirven (o deberían servir) para atraer votantes.
Todos los políticos deben tener su empleo anterior en suspenso, y la seguridad de que van a volver a los 4 años. Debe tasarse por ley la cantidad de años que se puede ser representante público.
Ayer hablaba de lo positiva que me parecía la constancia del sondeo de Metroscopia en donde el 96% decía que la política en España está corrupta. Ayer mismo tanto el PP como el PSOE dijeron con la boca pequeña que algo hay que cambiar. Al menos se leen El País.

13.1.13

Consejos para después de unas Navidades excesivas

Tras la Navidades es normal que nos hayamos engordado entre 2 y 4 kilos, y lo que es peor e inevitable, habrán subido nuestros valores de colesterol, triglicéridos, ácido úrico y glucosa. 

¿Qué debemos hacer para volver a la situación anterior?
No hay que creer en dietas milagros, en dietas que son rápidas y que hacen perder peso en pocos días. Perder peso supone un esfuerzo inevitable, pero sin duda, merece la pena y es el mejor camino para volver a gozar de una salud correcta. Perder peso es además un camino que se debe tomar poco a poco para que los efectos rebotes no sean tan rápidos como la pérdida de peso. No hay milagros, pero la constancia es el camino para mejorar.
Es bueno acudir a un nutricionista si el exceso de peso es importante, para optimizar y personalizar la dieta. Pero si se trata de perder los kilos ganados por un exceso en unas semanas, es suficiente con tomarse en serio los consejos que todos sabemos.
Comer más verdura, más cereales, más fruta, menos cantidad de alimentos, más pescado que carne, mejor pollo o conejo que cerdo, nada de bollería industrial ni embutidos, menos azúcar y refrescos, mejor pescados azules que blancos, y a lo sumo carnes rojas una vez a la semana.
Hay que tener paciencia, comer más lento, tomar más agua, y lo que todos estábamos esperando. Hacer más ejercicio.
Pero hacer más ejercicio no es cuestión de hacerlo dos semanas, es tomarse en serio que hay que moverse más, que algo tenemos que cambiar para sentirnos mejor, más ágiles, más estirados y jóvenes. El ejercicio es bueno a los 20 años, pero muy bueno a los 50 años. Y para cada edad hay un tipo de ejercicio distinto. No se trata de machacarnos, se trata de crecer en salud.
Y tanto en la alimentación como en el ejercicio, los mismos consejos. Nada de machacarse dos semanas, sino poco a poco, de forma lenta, pero sin olvidarnos de que es bueno para la salud.

Qué pueden hacer los familiares ante un ataque de ansiedad?

Ante una ataque de ansiedad, los familiares que lo vemos, lo primero que sentimos es también miedo y pánico. Los síntomas suelen ser muy fuertes, con fobias, pánicos, temblores, pérdidas del habla, etc. Nuestro familiar se ha convertido casi en un niño, no escucha, no atiende a razones, es incapaz de dominarse. ¿Qué podemos hacer como familiares en esos momentos?

Al principio hay dos opciones que suelen tomar los familiares más cercanos:
Los que ante la primera crisis, le resta importancia y piensan que se es exagerado.
Los familiares que ante la primera crisis se asustan y mucho, y no saben qué hacer.

En el primer caso, nos encontramos ante personas tranquilas, incluso pasotas,  que además de restar importancia, desvalorizará lo que les ocurre a los que padecen su primer ataque de ansiedad. A este tipo de familiares se les suele hacer más cuesta arriba la aceptación de la situación si se cronifica.

En el segundo caso nos encontramos ante personas sensibles, que al ver a su familiar en situación de pánico creerán firmemente que les está ocurriendo algo grave y tras acudir al hospital, se pondrán a ayudar en la medida de lo posible, buscando a intentar soluciones.

La ANSIEDAD no es un problema muy grave,  pero hay que tratarla y resolverla. No se va a volver loca la persona que la padece, volverá a su estado anterior, es el cúmulo de síntomas de una situación que no logra dominar y que al final hacen explotar al YO adulto, hasta volverlo a retomar su YO infantil, escondido y ya casi abandonado. Pero mucho cuidado, sin ser un problema grave, es un problema que hay que resolver por especialistas. No es una enfermedad física, pero SI es una enfermedad emocional.
La familia que trata al enfermo de ansiedad debe comprender esto bien, hacer ver al familiar que existe una parte emocional en todo ser humano y que aunque la medicina tradicional no contemple tratar las emociones, esto puede hacerse, y por lo tanto, es algo que se puede curar.  Si se nos estropea parte de nuestras emociones, al igual que cuando se nos estropean los riñones o la sangre, hay que reparar los desperfectos o irán a más.

Si no entendemos bien lo que es la ansiedad, si no acudimos a buscar ayuda, terminaremos los familiares por trasmitirle más ansiedad. El enfermo busca ayuda, comprensión, fuerza exterior. Si desde fuera lo que encuentra es rechazo o pasotismo, la enfermedad se agravará.

Todo tipo de terapias emocionales requieren que se trabaje en parte con los familiares que están cerca de los pacientes, para compartir herramientas, para entender situaciones. Si vamos a un psiquiatra, un psicólogo, un terapeuta emocional o el médico de familia, es recomendable que éste haga partícipe a nuestros familiares de la situación. Todos debemos entender lo que es la ansiedad, el pánico, la angustia; aceptarla como algo que nos puede suceder y buscar formas de dominarla o de que nos afecte lo menos posible. Por ellos es casi fundamental que los familiares reciban consejos e información de cada proceso de ansiedad que tenga nuestro allegado.

Cuando una persona está en crisis de ansiedad es muy bueno el contacto físico y directo para que tome conciencia de su “aquí - ahora”; muchas veces con tomarle la mano a un enfermo es suficiente, aunque si consigues abrazaros es mucho mejor. El abrazo es sinónimo de protección y su subconsciente lo comprenderá de esta manera.

El familiar podrá además ayudarte a realizar la respiración diafragmática para relajarse, recordándole que NUNCA debe respirar con los pulmones, SIEMPRE  con la tripa, pues de la otra manera hiperventilas y complicas la crisis al llenar de oxígeno limpio la sangre. Hay que mostrarte su apoyo transmitiéndote tranquilidad, a la vez que considerando su estado, y sobre todo,  sin restarle importancia.
Es bueno ir diciendo afirmaciones  como: "tranquila, solo es ansiedad, esto se pasa", "Tranquila que estoy contigo", "Solo es ansiedad aunque parezca todo lo contrario", "ya has pasado por esto más veces y aunque creas que esta vez es  distinta, en realidad no lo es, lo vas a dominar como lo has hecho siempre, y yo estoy aquí a tu lado", etc.

RECUERDA que un ataque de pánico es un ataque de miedo intenso. ¿Cómo actuarías con un niño al que le está pasando mucho miedo por su pensamiento?  Pues así es como tiene que tratarse a su familiar, con el mismo cariño y con el mismo respeto.

Cuando pases la crisis debe animarte, haciéndote ver lo campeón/campeona  que eres, y ayudándote a que tomes conciencia de que además  del mal rato, finalmente no te ha ocurrido nada grave, que  una vez más has superado una crisis sana y salva y liberándote de todo sentimiento de culpa que pudieras generar.

Que el familiar se muestre tranquilo y te apoye de manera positiva en todo el proceso es muy bueno. Es preferible pasar una crisis solo, que estando acompañado por alguien que no sepa tratar la angustia que padece el enfermo. Por eso si el familiar no se siente capaz de participar activa y positivamente en el proceso, deberá comprenderlo, respetarte y dejarle solo en este momento. Si el familiar se pone nervioso estará estropeando la recuperación del enfermo.

Recordar que el enfermo necesita ayuda, pero los familiares que la tratan también la necesitan. Tener ANSIEDAD no debe de ser sinónimo de volvernos egoístas, pues  para recibir, también los enfermos deben dar.

Dato muy positivo. El 96% de los españoles creen que hay mucha corrupción política

Leo en El País de hoy un dato muy positivo. El 96% de los españoles creen que hay mucha o bastante corrupción en la vida política  actual. Cifra muy similar, sean votantes del PP o del PSOE. Y que el 95% de los españoles creen que los partidos políticos amparan y protegen a los acusados de corrupción. Datos ambos, MUY POSITIVOS.

Por fin los españoles se van dando cuenta, equivocadamente eso si, de un problema que hay que resolver.  No podemos vivir sin política y sin políticos, bueno, por poder se puede, pero en peores condiciones todavía. Así que determinar un problema, aunque sea falso, con tamaña contundencia, es algo muy positivo.
¿Qué debemos hacer los políticos ante esta contundencia?
Lo primero que te viene a la mente es abandonar. Seamos sinceros. Somos humanos. Yo nunca me he corrompido, lo notaría, y nunca he visto a nadie corromperse a mi lado. Algo posible, pues tampoco soy un dechado de buena vista. Pero sí puedo asegurar que si lo hubiera visto, sin duda, lo hubiera denunciado y sin duda también, nunca lo hubiera tapado. Faltaría más. No, no, no hace falta que me crean, me da igual, me creo yo y con eso me conformo. Yo soy quien tiene que estar a gusto consigo mismo.
Pero me preguntaba qué debemos hacer los políticos. Pues muchas cosas que hacemos mal, hay que rectificarlas.
Los políticos somos culpables de esa apreciación. Todos. Repito otra vez. Todos. Incluidos los de mi partido. Incluidos todos los honrados. Mejor dicho, los honrados son los más culpables, por no trabajar 24 hora al día en investigar y denunciar cualquier sombra pequeña. Cuanto más honrado más deseos deberíamos tener en averiguar.
Los medios de comunicación están haciendo la cosas mal. Amplifican lo que interesa para vender, disimular lo que fastidia su historia contada, aprecian a los amigos y odian a los enemigos. Los anuncios públicos son una gran tarda de financiación.
Los ciudadanos deberíamos ser más adultos. Deberíamos haber aprendido a elegir, a decidir, a denunciar, a dar zapatazos encima de le mesa. O debajo.
Hay que cambiar con urgencia el sistema de financiación de los Partidos Políticos, Fundaciones, Sindicatos, Asociaciones Empresariales, Iglesia.
Hay que cambiar con urgencia el sistema electoral. Hay que comunicar MUCHO  más, con tranquilidad, con pedagogía, con claridad, con profusión de sistemas, en constante contacto con los ciudadanos, con más referéndum, con más facilidad para que las personas puedan participar en la vida pública. Y con premios a los que hayan decidido participar, para animarlos.

12.1.13

Zaragoza va camino de convertirse en Madrid, en sanidad privatizada

En Zaragoza nos están convenciendo que es mucho mejor llevarse todos los análisis clínicos al Hospital Miguel Servet por operativo y económico. Mentira sin saber todavía el tamaño de esta. Y se han llevado ya; cerrando la unidad del C. E. Grande Covián, todo el servicio de la margen izquierda. Es mentira o verdad, por que la cifras se pueden decir de muchas maneras. Por ejemplo un análisis de sangre en el Grande Covián costaba al SALUD un 50% menos que ahora en el Miguel Servet, simplemente porque todas las maquinarias y herramientas del Grande Covián ya están más que amortizadas y las del Miguel Servet no.

Pero sin entrar en batallas económicas y contables resulta desesperanzador que en Madrid el mismo sistema nos haya llevado a todos a contemplar el espectáculo teatral de que el mismo señor Güemes que privatizó los análisis en Madrid con los mismos criterios que en Zaragoza, ahora esté detrás de la empresa que al final se ha hecho con la privatización del servicio, una vez que antes y de forma pública se haya juntado todo en un mismo paquete para hacerlo rentable, amortizarlo y venderlo a pesetica el cacho.
La empresa para la que trabaja Juan José Güemes —en el Gobierno de Madrid entre 2008 y 2010— compró en noviembre pasado el 55% de la UTE (unión temporal de empresas) que realiza los análisis clínicos de seis hospitales públicos. Se da la circunstancia de que Güemes formaba parte del Ejecutivo madrileño cuando se adjudicó esta concesión administrativa, que suponía la privatización de los laboratorios clínicos que atienden a 1,2 millones de habitantes. Güemes abandonó el Ejecutivo de Esperanza Aguirre en marzo de 2010, año preelectoral, para dedicarse a la empresa privada.
Si estos precedentes no son como para ponerse a temblar, si los máximos gerentes del SALUD de Zaragoza o de Aragón los hemos traído desde zonas en las que el PP ya gobernaba como cortijitos de ajedrez, pues a uno se le revientan las entrañas y se pone mosqueado.

Once consejos de sentido común para ayudarnos

Este es un blog de autoayuda, pero creo que es obligatorio que dentro de la autoayuda hay excesiva carga de “moda”, de falsedad en busca del beneficio fácil, de ciencias ocultas que emborronan las buenas acciones, de planteamientos filosóficos sin excesivo sentido que se basan en corrientes ya caducas. Dejamos a continuación algunos apuntes de sentido común.

Debemos crecer en autoestima, pero para querernos debemos pensar si estamos haciendo lo suficiente para que los demás también nos quieran a nosotros. Simplemente por que es fundamental para nuestra autoestima, que los demás también nos quieran. Parejas, familiares, amigos. ¿Les mostramos nuestro mejor YO? ¿les queremos también a ellos?

Si los demás no nos quieren o incluso nos desprecian, debemos pensar que igual no estamos haciendo todo lo posible para evitarlo. Y me intento explicar algo mejor. Hay que analizar los datos sobre quien es el que no nos quiere, intentar ponernos en su puesto y adivinar por qué les producimos rechazo. No se trata de adaptarnos a ellos, sino de analizar cómo nos ven y revisar si algo tenemos que cambiar. Nosotros somos los más importantes, pero es bueno saber si tenemos errores.


No intentes ser —por que sí— lo que quieras ser. No sirve con solo desearlo. Hay que analizar si realmente vales, si es interesante para tu vida y si vamos a ser capaces de trabajar duro para conseguirlo. Si simplemente lo deseas o te lo ponen muy fácil, el sentido común nos dice que las posibilidades de hundirte y no lograrlo son muchas. Hay que ir despacio y prepararse muy bien para ser el mejor.

Oriente nos enseña muchas formas de vida más calmada, más tranquila, más lenta y meditada. Cree en ella, seguro que te ayudarán. Pero adaptadas a tu forma de vida. Sirven para que seas mejor pero es más complicado que sirvan para cambiar el mundo actual. Consume menos, analiza el tipo de productos y si los necesitas. Piensa que muchas otras personas tienen que subsistir con muy poco y que es posible que ellos si sean felices en su mundo diferente. La felicidad no depende del consumo.

Medita, busca todos los días un espacio tranquilo, dedícate al menos 5 minutos a pensar, a meditar sobre la marcha de tu vida, del momento presente, de cómo mejorar.

La naturaleza tranquiliza, es volver sin darnos cuenta a nuestros ancestros. Abraza a un árbol, mira de cerca unas hierbas, juega con un perro de compañía, cuida un pequeño huerto en macetas, aprende a conocer las distintas hierbas aromáticas o de cocina.

No te creas que un sabio te va a poder curar o encauzar tu vida con unas buenas palabras. De poder hacerlo, estarás en sus manos. Tendrás que volver siempre a buscarlo. Siempre tendrás que ser TU quien logre vencer los miedos, los errores, aprovechar los consejos. El importante eres TU y quien gane las batallas serás TU.

Ni los extraterrestres, ni los mayas o los indios Cheyenne, podrás resolver tus problemas, ni serán capaces de aconsejarte de verdad sobre tus problemas. Ellos no entienden del siglo XXI, de los problemas actuales. Incluso no tenemos suficientes datos como para saber si de verdad han dejado suficiente material interesante para resolver dudas o problemas, en caso de existir.

Seamos sinceros aunque duela. Los difuntos están desaparecidos. No han vuelto nunca. No existen más que en nuestro recuerdo y a veces ni eso. No es verdad que hablemos con los muertos, que los veamos, que nos ayuden. Somos nosotros mismos, nuestro interior con el que hablamos, con los que nos apoyamos o no. Los fallecidos, desgraciadamente, no están entre nosotros. No es posible que alguien que se diga con poderes especiales, logre hablar con ellos y en cambio la inmensa mayoría no tengamos nunca ningún dato. ¿De verdad que un fallecido va a quererse poner en contacto con alguien a quien no conoce y en cambio no sería capaz de intentar hablar directamente con nosotros?

Intenta no soportar tanto peso sobre tus espaldas. Delega parte de tus responsabilidades o trabajos. Cuenta con los demás para que te ayuden. Si te cargas de más trabajo o responsabilidad de la que pueden soportar, tu hundirás. Y recuerda que cada uno de nosotros somos capaces de soportar un peso distinto. No podemos compararnos con nadie.

Mira, con sinceridad, el éxito SI importa. Ser el mejor y que te lo reconozcan en lo más maravilloso del mundo. Luego tu, administras el éxito como te de la gana, pues nada hay mejor que regalar y entregar a los demás. Pero que no nos cuenten nunca que el éxito no sirve para nada. Otra cosa diferente es administrar nuestras fuerzas y saber hasta donde podemos y debemos entregarnos para lograr el éxito. Por ello hay que prepararse muy bien en especializarnos en algo que nos sirva para ser los mejores sin tener que hacer un enorme esfuerzo.

11.1.13

Los distintos estados del YO en nuestra vida

Tenemos dos YO (al menos). Según en qué YO nos encontremos actuamos de una manera o de otra, haremos las cosas y tomaremos las decisiones de una forma o de otra.

Todos nacemos con el YO Niño como único YO posible, somos niños y nos vamos desarrollando, buscando conocimientos, experiencias, soluciones a los retos de la vida. Vamos creciendo y superándonos.

En este caminar por la vida vamos creando el YO Adulto. Vamos edificando nuestra personalidad adulta y vamos orillando el YO Niño, que va quedando poco a poco en un segundo plano.

Cada persona vamos desarrollando este cambio de distintas maneras, con arreglo a nuestras experiencias de niño, sean buenas o malas. Y lo hacemos en diferentes momentos de nuestra vida, con distintas edades. Crecemos pero no hay una pauta seguro para saber en qué momento se logra apoderar el YO Adulto del YO Niño. No se sabe cuando se termina este camino, cada persona somos un mundo diferente. Algo maravilloso, por cierto.

Cuando ya somos YO Adulto, el YO Niño sigue estando dentro de nosotros, agazapado, algo apagado, pero en cada persona de una manera distintas, con una potencia diferente.

En nuestra vida adulta pueden surgir fracturas, roturas, problemas serios en nuestro devenir que nos amordazan, nos revuelven, nos convierten en débiles. Y en esos momentos podemos ir perdiendo parte de la fortaleza de nuestro YO Adulto y en esos tiempos vitales, su lugar lo ocupa nuestro YO Niño.

Puede ser situaciones muy temporales, de segundos o minutos. Pero también de días o semanas. Hay situaciones de angustia, de pánicos, de grandes temores, que no son más que la vuelta a primitivos estados del YO Niño, que sale con mido ante situaciones que el propio YO Adulto, incapaz de resolver, abandona y se esconde.

Los profesionales en terapias conductuales, emocionales, psicológicas, saben perfectamente hacernos volver a las situaciones anteriores, a que el YO Adulto se vuelva a apoderar de las riendas de nuestra vida.

Tenemos algún otro YO, que va surgiendo con los años. El YO Padre, que es algo distinto al YO Adulto y el YO Anciano. Pero eso son otros cantares.

Nota.: El dibujo es del siguiente blog.

10.1.13

El problema en España NO es el desempleo. Son los empresarios

Cada día queda más claro que el verdadero problema de España, no es el desempleo institucionalizado, es que la CEOE y los empresarios grandes son de una calidad escasa, rayando la mentalidad del siglo XIX, con intenciones absurdas de aumentar sus beneficios, sin darse cuenta que si no tenemos una España llena de españoles satisfechos, no hay producción con la que competir en Europa o en el mundo, y por ello no tendrán los beneficios que se merecen los empresarios inteligentes.

Ahora la CEOE quiere un nuevo contrato laboral para los jóvenes —otro tipo de contrato más, ¿cuantos tenemos ya?—, a costa de que ganen solo el SMI. ¿Qué tiene de nuevo este contrato para que se tenga que institucionalizar como una reforma? Hasta ahora los jóvenes ganan lo que quieren los empresarios, muchas veces el SMI y muchas otras menos a costa de trampas en los horarios o en la letra pequeña.
Efectivamente lo que buscan los señores (todos varones, jope) de la CEOE es institucionalizar por ley que si tienes menos de 30 años, aunque trabajes de ingeniero nuclear, solo te puedan pagar el SMI. Así evitan que las empresas “normales” les puedan robar a las empresas “jetas”, los buenos trabajadores a costa de salarios “normales”.
Nos hemos creído que el principal problema de España es el desempleo. Pero nos estamos equivocando. Ese es el síntoma. La verdadera enfermedad son los grandes empresarios reunidos en “clase aparte”, que son una serie de personas sin preparación suficiente para ser parte viable, válida y visible (tres uves, jodo) de una sociedad que necesita cambios importantes y urgentes.
Necesitamos más empresarios, entre otros grandes y urgentes motivos, para ver si así la suma de todos ellos es más moderna, más preparada y más egoísta. Si son más egoístas con inteligencia, se darán cuenta que en el siglo XXI para lograr la excelencia empresarial, hay algunas cosas que ya no funcionan bien en un mercado globalizado. ¿Pero no querían ser empresarios europeos?

9.1.13

Nadie te obliga a trabajar en la misma empresa siempre

Nadie acude a una tienda de mascotas y pide:
—!Quiero un pájaro que no vuele¡

Si quieres que te compren para un puesto de trabajo —perdona la asquerosa expresión—, tienes que estar volando y demostrar que sabes volar con cualquier tipo de viento, llueva o haga calor.

Tienes que demostrarles que todavía se te rifan, que siempre han estado muy contentos con tus trabajos, que sabes volar o estar en la jaula; que te adaptas a lo que pida el comprador del pájaro.

¿Es duro?, no te preocupes, tu libertad te pertenece, pero si entiendes los mecanismos del sistema —hasta que logremos cambiarlos entre todos—, te adaptarás con menos dolor y más éxito.

No se trata solo de adaptarse, también de ser el mejor, de intentar la excelencia. Incluso sabiendo que nada es eterno y que de todo proceso se puede aprender y salir ganando. Mira los trabajos como una oportunidad para mejorar también tú, para demostrarte que vales, que vas a seguir aprendiendo y que desde este puesto vas a intentar buscar otro mejor.

Nadie te obliga a tener que estar en la misma empresa siempre, incuso es beneficioso para tus intereses cambiar y sobre todo estar preparándote y buscando mejorar desde dentro y/o a través de otra empresa.

Los conceptos de fidelidad a las empresas donde se trabaja se acabaron hace mucho, y lo destruyeron los propios empresarios.

Los beneficios empresariales deberían pagar impuestos de muy diversas maneras

Toca defenderse, toca buscar a quien nos defienda. Si IU plantea que las grandes empresas que SI dan beneficios pero que aun asi despiden de manera no individual, sean acusadas de fraude y de delito, es de aplaudir y de preguntarnos por qué no existe esta figura jurídica en el derecho. 

Los empresarios tiene derecho, faltaría más, a llevarse a su casa los beneficios, aunque sean obtenidos por la suma de muchos factores, entre los que los trabajadores son imprescindibles. Pero que si hay beneficios, que no se paguen impuestos es una barbaridad consentida de forma ilógica y rayando la ilegalidad aunque se ampare en figuras tributarias legales.
Si además vemos como estas grandes empresas para optimizar sus beneficios, que NO sus producciones o sus futuros, despiden a su gusto en momentos de crisis, dejando que las crisis las sufran el Estado y los trabajadores, y los beneficios solo los disfruten ellos, somos imbéciles por no impedirlo.
Como es ilógico que tengan la misma carga impositiva fiscal los beneficios repartidas que los beneficios que sirven para dotar a la empresa de más fuerza o seguridad. Efectivamente ya sé que los beneficios que no se reparten pueden (y digo solo, pueden) pagar menos impuestos, pero es que simplemente debería ser que los que se reparten deberían cotizar mucho más.
No es lo mismo que una empresa crezca y sea más fuerte y por ello sus socios tengan más riqueza al tenerla su propia empresa, a que esos beneficios se repartan personalmente entre los socios. No debería ser lo mismo una empresa que crea empleo que otra que lo destruye a la hora de pagar fiscalmente por sus beneficios. Como tampoco lo debería ser si se invierte y crece o se desinvierte y mengua, con una fiscalidad investigadas e inspeccionada para evitar la limpieza del bisturí de algunos asesores empresariales.

8.1.13

Todos necesitamos conocer y emplear técnicas de relajación

No valoramos debidamente la capacidad (aprendida) de relajarnos.

Todos necesitamos saber relajarnos, como es inevitable que nos vayamos cargando de sensaciones estresantes y tengamos que tirarlas, desprendernos de ellas.

Hay varias técnicas de relajación, en otras entradas hemos hablado de algunas de ellas, ahora toca poner en valor la técnica, la necesidad de todos y todas de saber relajarnos. Hay técnicas comunes y hay técnicas personales, que cada uno hemos sabido encontrar y que empleamos. Todas sirven, o lo que es más correcto, solo hay una que nos encaja mejor que el resto, que puede ser muy personal y que si nos funciona, es la que debemos empelar.

Pero todos necesitamos tener una técnica, una manera de saber relajarnos. Todos la necesitamos.

Pueden ser técnicas de respiración, de yoga, de otras técnicas orientales, árabes o cristianas. Pueden ser técnicas personales, ideadas por ti miso o recomendadas por terapeutas o psicólogos. O que las hayas leído en algún libro. O simplemente puede servirte escribir un diario o ponerte una música determinada. Si consigues el objetivo de relajarte, tranquilizarte y levantarte como si hubieras realizado un reset en tu ordenador mental, miel sobre hojuelas.

Recuerda que TODOS necesitamos conocer y emplear técnicas de relajación, que son una herramienta imprescindible para todos. Aunque sea estar unos minutos en silencio.

6.1.13

Hay que negarse ante los abusos laborales de algunas ofertas

El mercado laboral está muy mal, y los abusos de algunas ofertas rallan la ilegalidad. Pero hay más opciones que trabajar en una gran empresa con grandes convenios colectivos, o hacer oposiciones para trabajar en la Administración del Estado. Debemos saberlo y buscar alternativas muy válidas para ganarnos la vida con gran dignidad y un beneficio más que suficiente.

Ahora los abusos en los puestos de trabajos son brutales, sobre todo en comercio, en pequeñas empresas sin puestos de trabajo de calidad, mucho menos en los que necesiten especialistas.  
Para evitar los abusos debemos primero prepararnos profesionalmente cada vez más. Ser especialistas en algo. Y en segundo lugar pensar en que hay más soluciones laborales que caer en manos de empresas abusadoras.
Hay varias asociaciones que están trabajando en España desde estos nuevos caminos. Os dejo dos direcciones en donde se están dando ideas para intentar plantearse otros futuros laborales.

Los militares mantienen el ánimo firme y sereno sin atender a absurdas provocaciones

Que el ministro Morenes, el de Defensa, aluda en su discurso de la Pascua Militar (ante la situación de Cataluña) a que los militares no están respondiendo ante absurdas provocaciones y se muestran serenos, es de premio al cese más rápido de la historia en la España democrática.

El texto de sus palabras ha sido: "están preparados, mantienen el ánimo firme y sereno sin atender a absurdas provocaciones y cumplen calladamente con su deber”.
Los militares son apolíticos siempre, y así se les refleja en la Constitución. Su deber es obedecer y permanecer serenos siempre. Faltaría más. Creo que les deben enseñar esto mismo en las Academias Militares. España no es Siria, Zambia o Venezuela. Creo. Aunque escuchando a algunos ministros tenga yo mis dudas.
Sin duda sus palabras, unidas a las de las últimas semanas desde diversas instancias del poder político, no hacen sino complicar la situación de cara al futuro, por mucho que se crean que demostrar fuerza sirve para calmar ánimos. O frenamos por parte de todos, de todos, repito, los tonos y las provocaciones, o vamos abriendo una brecha de complicada saturación. Sí, efectivamente, mayor que la que hay en estos momentos. ¿Qué nos imaginamos que pensarán los millones de catalanes, de sus ministros de Madrid al escuchar estas palabras? ¿Esto es inteligencia política?

El pensamiento mágico no funciona para tener éxito

Muchas veces, algunos de nosotros si no todos, hemos llegado a pensar que para conseguir las cosas nada como pensar (simplemente) que las vamos a conseguir. Creemos que ese optimismo, esa capacidad de estar seguro de que solo se consiguen las cosas positivas creyendo que lo primero y fundamental es creernos que para conseguirlas, hay que estar convencido de que podemos, funciona como aliento, como fuerza interior para sentirnos mejor. Pero no hacen nada en lograr los objetivos.

Para lograr alcanzar los objetivos, hay que desear trabajar en su consecución. Hay que trabajarlo. Hay simplemente que currárselo. Creer que por que pensemos que somos capaces, lo vamos a ser, es ser demasiado optimistas. Simplemente por pensarlo no lograremos nada.

Hay que tener autoestima, para lograr las cosas y para andar por la vida. La autoestima es básica para seguir vivo por la vida. Pero la autoestima simplemente (que no es poco) nos ayuda a ser más consecuentes con nuestras acciones, a ser más atrevidos, a estudiar mejor las posibilidades.

El éxito no se debe a un conjuro mental, a un deseo irrefrenable de ser positivo y desear lograr algo. Los éxitos se logran trabajando por ellos, buscando el talento y la excelencia.

Preparados para perder, aprender y volver a empezar

"Cuando se inicia una empresa, un negocio, una inversión, hay que estar preparado para perder, aprender y volver a empezar.Cada una de las tres fases sirve para madurar y tener éxito.

4.1.13

El ejemplo del operario del SAMUR del Madrid Arena es uno más en nuestras empresas

En este drama por capítulos del Madrid Arena en Madrid nos han surgido ahora con el martillazo de las conversaciones del operario del teléfono del SAMUR ante la tragedia, recibiendo las llamadas y atendiéndolas como un auténtico imbécil, nada profesional para esta responsabilidad.

Nos puede sorprender, pero puedo garantizar que los RRHH y la selección de personal sirven precisamente para evitar esto. En todas la empresas hay un número muy elevado de trabajadores que solo sirven para el trabajo que realizan. Son buenos en lo suyo, por experiencia o por formación, pero no se les puede mover de su puesto a otro distinto pues fracasan, no sirven.

La responsabilidad no es del operario que no sirve para atender un teléfono. La responsabilidad es de quien decide ponerle en ese puesto de trabajo. Hay que decirlo con claridad; los mandos intermedios, los pequeños gestores de las empresas españolas no están bien formados.

Desgraciadamente hay muchos trabajadores en puestos que no les corresponden y eso lastra el mercado laboral, la productividad, la competitividad, los resultados. Y no nos confundamos con los beneficios, que eso es otra cosa. Se puede tener una empresa con todos los errores del mundo y dar beneficios. Y al contrario, tener una empresa con grandes trabajadores que no logra tener una cuenta de resultados correcta. Depende de muchos factores.

Hay que analizar muy bien cada puesto de trabajo y diseñar el puesto para buscar al mejor profesional de nuestro equipo. Debemos dar valor al departamento de RRHH en nuestras empresas y aprender a ser excelentes.

Causas y tratamiento de la ansiedad o la angustia

Hablábamos ayer de la ansiedad, que al igual que otros sentimientos humanos como el placer, la euforia, la tristeza, la ira, el miedo, la rabia o la felicidad, son fundamentales en la vida de las personas; regulan la interacción con los demás y ofrecen un sistema de alarma que, en el caso del miedo, sirven para afrontar situaciones de peligro o riesgo.

Somos seres emotivos que percibimos y actuamos, según nos afectan las situaciones que nos rodean, y que están controladas por circuitos neuronales del encéfalo.

En el caso específico de la angustia, su experiencia incluye tres tipos de componentes: Un componente cognoscitivo. Respuestas autonómicas, endocrinas y esqueleto-motoras. Representaciones subjetivas del estado emocional.


Dos emociones humanas tienen mucha importancia en cuanto a las causas de la ansiedad: la sexualidad y la agresividad. Sin embargo, en la descripción que las personas hacen de su angustia, pueden esgrimir muchas razones, que no guardan ninguna relación con deseos agresivos o sexuales.
Muchos pacientes, por ejemplo, se sienten extrañados frente al hecho de que la causa de la ansiedad surja precisamente cuando se encuentran más contentos y han conseguido por fin el logro deseado.

Otros culpan de su estado al abandono de un ser amado, la mala suerte en los negocios, la soledad, un medio ambiente adverso o el fracaso de un proyecto.

Estas quejas manifiestas son la expresión inconsciente de situaciones traumáticas de separación en las etapas iniciales de la vida, cuando el desarrollo psicológico es incompleto, y el sujeto no cuenta con elementos suficientes para defenderse del temor a perder la vida o ser aniquilado por peligros supuestos o reales. Cada nueva situación de abandono o separación es ahora mal soportada; hasta un hecho cotidiano aparentemente banal puede ser motivo para desencadenar el estado de angustia y ser la causa de la ansiedad

La angustia es un afecto normal. Pero deja de ser normal cuando su intensidad es muy alta o cuando se convierte en fuente de sufrimiento e incapacidad, en patológica, y su duración en el tiempo es muy amplia.

Las ansiedades se tratan perfectamente con ansiolíticos, recetados por especialistas médicos. Y con técnicas de auto respuesta y de defensa ante estos síntomas. Pero inevitablemente hay que recurrir primero al médico de familia que es quien nos tratará primero o nos desviará hacia un especialista, pues tiene tratamiento y solución.

Hay que revalorizar el YO. Hay que conocer qué nos sucede. Hay que saber relajarse y tener capacidad para ponerse a realizar estas técnicas cuando estás en una situación de ansiedad y angustia. Hay que prever los problemas en sus inicios antes de que sean excesivamente fuertes. Hay que aprender más y mejor a convivir, a soportar los problemas, a controlarlos, a conocerlos y asumir que existen pero que también y por que son conocidos se pasarán y se volverá a una situación normal.