Anuncio de Papá Noel del año 1956, de CocaCola

No debemos terminar estas fechas de Navidad, de Nuevo Año, sin recordar un poco la gran publicidad que se ha producido desde siempre sobre unas fechas muy dadas al consumo masivo. Navidad en cuanto al consumo empezó siendo Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás de Bari, el Viejito Pascuero, celebrando estas fechas que varían durante el mes de diciembre entre países, para regalar a los niños juguetes y más cariño. Es decir, ayudar a comprar, a gastar, a ser felices por unos días aunque salga caro intentarlo.

Dicen algunos que el actual Papá Noel se lo inventó CocaCola en el anterior siglo. Pero si bien CocaCola mandó realizar algunos cuadros en los años 30 para hacer un Papá Noel más humano, más moderno, ya desde finales del siglo XIX se realizaron algunos cuadros o imágenes en grabados, mostrando a un Papá Noel parecido al que después crearon para CocaCola, por parte del pintor Habdon Sundblom, empleando los colores emblemáticos y corporativos de CocaCola, siendo esta imagen la que en la actualidad es más utilizada por todos.

Había cambiado los azules, negros o verdes de sus trajes, por el rojo y blanco, lo convirtió en anciano regordete y le puso una cara amable y alegre. Había nacido el Papá Noel moderno, el simpático que ayudaba a consumir y a convencer. Os dejo una imagen de Papá Noel del año 1956, en un anuncio de la marca CocaCola.

Las páginas de este año 2013 están en blanco. ¿Quieres ayudar a escribirlas?

-->
No hay que estar asustado, estamos a punto de cerrar el año 2012 y no ha venido el Fin del Mundo. En realidad este 2012 no ha sido tan malo como decían, seguimos pudiendo respirar, viendo las puestas de sol, intentando escribir el poema o la novela de nuestros días, aprendiendo a no tenerle miedo a la hoja en blanco, a dominar personajes, a pelearnos con ellos y perder.

Eso si, hemos estado rodeados de líderes incapaces, de flojos, de engañabobos. Pero eso no es nada con lo que nos puede suceder en este 2013, ya sin el peligro de los Mayas encima de la cabeza. Algunos han aprendido a jodernos sonriendo y otros están desaparecidos y llenos de tiritas.

Pero eso si, este Año Nuevo 2013 es NUESTRO, será lo que cada uno de nosotros quiera que sea, lo que entre todos logremos que sea. Nace vacío, limpio, como un disco duro sin nada dentro. En un año miraremos con qué lo hemos ido rellenando y haremos cuentas. Si salimos perdiendo otra vez, será nuestra responsabilidad, no habremos sido capaces de hacerlo mejor. Pero es nuestro y debemos pensar un momento si tenemos fuerzas en intentarlo al menos.

Feliz Año Nuevo a tod@s los que en algún momento me habéis leído, un abrazo a los que me habéis enviado comentarios en algún momento. Seguiremos estando para insistir.

Este Año Nuevo 2013 es nuestro. ¿Qué quieres hacer con él?

No hay que estar asustado, estamos a punto de cerrar el año 2012 y no ha venido el Fin del Mundo. 

En realidad este 2012 no ha sido tan malo como decían, seguimos pudiendo respirar, viendo las puestas de sol, escuchando a los pájaros gritar. 

Eso si, hemos estado rodeados de incapaces, de flojos, de engañabobos, de silenciosos traidores a sus programas.

Pero eso no es nada con lo que nos puede suceder en este 2013, ya sin el peligro de los Mayas encima de la cabeza. Algunos han aprendido a jodernos sonriendo y otros están desaparecidos y llenos de tiritas.
Eso si, este 2013 es NUESTRO, será lo que cada uno de nosotros quiera que sea, lo que entre todos logremos que sea. Nace vacío, limpio, como un disco duro sin nada dentro. En un año miraremos con qué lo hemos ido rellenando y haremos cuentas. Si salimos perdiendo otra vez, será nuestra responsabilidad, no habremos sido capaces de hacerlo mejor. Pero es nuestro y debemos pensar un momento si tenemos fuerzas en intentarlo al menos.
Feliz Año Nuevo a tod@s los que en algún momento me habéis leído, un abrazo a los que me habéis enviado comentarios en algún momento. Seguiremos estando para insistir.

Septiembre y enero. Meses clave para una nueva formación o ideas

Año Nuevo, formación nueva. Pero con calma y decisión. Hay dos periodos en el año en el que muchas persona comienzas sus nuevas ideas o sus estudios. Son como los toques de atención para iniciar actividades nuevas o retomar ideas aparcadas. Hoy, uno de enero, comienza uno de ellos. Pero si cuando me lees no es uno de enero no te preocupes, lo puedes intentar igual. De hecho lo importante es estar en alerta todos los dáis del año, para ir confeccionando tu formación personal e ir sumando proyectos entre tus ideas de emprendimiento.

Tras septiembre viene enero con aires de empujar en nuestras decisiones para emprender nuevas ideas, iniciar estudios, proyectos, cambios en nuestra vida.
Son años y tiempos complicados y nos tienen que pillar activos, en contacto con muchas personas y muy bien preparados. Tal vez es el momento de buscar una actividad totalmente nueva, un estudio que complemente nuestra formación desde una óptica lateral, distinta, que sirva al menos para tener una idea que nos ayude a salir a explorar nuevas posibilidades.
No es fácil dar consejos en global, nadie como tú mismo para saber qué debes mejorar, sobre qué debes intentar crecer. La respuesta sencilla sería: los idiomas. Pero hay muchas posibilidades más.

Intenta especializarte en algo, pero además intenta complementar tus conocimientos con asuntos laterales a los que ya tienes para que te diferencien de tus competidores.
Yo creo más en septiembre que en enero, pero siempre es importante intentar el asalto a una nueva formación, a ir creciendo aunque sea en tiempos tasados por el calendario. Nunca sabemos qué ventana se nos puede abrir.

Diez pasos para cambiar lo que no nos gusta de nuestra vida

Tal vez sea ahora un buen tiempo para intentar el cambio personal, empieza un Nuevo Año y sobre todo empieza el deseo de ser distinta, de plantearte cambios. ¿Lo analizamos? Estos consejos son de la revista Psychology Todayy nos pueden ayudar a entender los pasos que necesitamos dar.

Todos los comportamientos personales son complejos: el cambio ocurre en etapas, paso a paso; nadie cambia sus comportamientos de un día para otro. Estrategia: Divide tu forma de comportarte que desees cambiar en pequeños objetivos fáciles de lograr.

El cambio siempre da reparo, incluso miedo. Por temor a lo que no conoces puedes quedarte atascada ante situaciones que te hacen daño pero que son conocidas. Estrategia: Analiza las consecuencias que permanecer como estás y cambiar, tienen sobre tu presente y futuro. Si cambiar tiene más consecuencias positivas, hay que dar el gran paso.


El proceso de transformación debe tener por lo menos un refuerzo positivo y jamás castigos. Estrategia: refuerza el cambio con acciones positivas, no te castigues cuando tengas dudas ante el cambio sino prémiate cuando vayas en favor del mismo.

Seguir siendo igual es más fácil que convertirte en otra persona, es mucho más cómodo quedarte como estás, que pasar por el proceso para convertirte en quien quieres ser. Estrategia: haz acciones pequeñas y fáciles de realizar todos los días para gradualmente llegar al gran cambio y prepárate para anticipar cualquier problema que pudiera surgir en el proceso.

Mientras más lento, es mejor; todos los procesos tienen su propia velocidad y si intentas acelerarlos sufrirás. El cambio es efectivo cuando sucede de manera tranquila para permitir que las situaciones que deben cambiarse se hagan de forma automática. Estrategia: ten paciencia mientras realizas el cambio y disfruta del proceso.

El conocimiento es poder. Mantente muy atenta a cómo reaccionas ante ciertas "tentaciones" que te alejan del camino hacia el cambio. Estrategia: evita ponerte en este tipo de situaciones, al menos al principio, y sé crítica con tus acciones, pero positiva en la crítica.

El cambio necesita una planificación, unos objetivos y una estrategia de trabajo. Dejar que los cambios surjan de manera natural simplemente por que así lo deseas es bueno para ciertas actividades pero es una forma segura de que el cambio fracase. Estrategia: clasifica las actividades que estás utilizando para cambiar en tres categorías: que sí ayudan, que son neutrales y que no ayudan. Elimina las que no ayudan y convierte las neutrales en otras que sí ayuden.

Antes de lograr el éxito que deseas, incluso en las primeras pequeñas acciones, debes repetir tus conductas hasta que las realices sin error. Hay que entrenarse ante los cambios. Estrategia: si quieres probar una nueva conducta, por ejemplo no comer pasteles cuando vas a un restaurante, empieza a probarla en ambientes fáciles de asimilar. Deja de comer pasteles en el trabajo, luego en la casa y finalmente en un restaurante.

Las acciones nuevas necesitan perseverancia y sumo cuidado en no caer en los errores antiguos. Aún cuando lleves un buen tiempo teniendo éxito en cambiar tus comportamientos, si te descuidas, pronto puedes echar tu trabajo por la borda. Estrategia: Después de identificar qué te ayuda y qué te daña, aumenta los alicientes y elimina las tentaciones para que tu nuevo comportamiento no esté en riesgo de desaparecer.

Los pequeños éxitos siempre son gigantes. Desafortunadamente, los planes grandes normalmente se vuelven grandes fracasos. Estrategia: no pienses en cambios grandes sino en pequeñas acciones que te llevan al éxito real. Cada victoria pequeña refuerza tu autoestima mientras que un gran fracaso puede quitarte la voluntad de seguir intentándolo.

Lo bueno y lo malo del alcohol usado como herramienta

El alcohol no es el mejor remedio para los problemas personales, es como ponernos una tirita sobre una herida de bala que sangra abundantemente. Cuando sustituimos las soluciones a los problemas por alcohol en exceso…, simplemente los estamos tapando para no verlos, pero como siempre que nos auto engañamos, lo malo no es el alcohol sino el uso que hacemos de él. 

Un martillo sirve para clavar clavos… pero si lo empleamos para chafarnos los dedos la estamos jodiendo.

El alcohol puede ser agradable con mesura, degustando sus sabores en los momentos adecuados, en la compañía de lo que deseamos, sean personas o actividades contemplativas.

Pero si utilizamos el alcohol para resolver lo que nosotros mismos no somos capaces de resolver cuando estamos vacíos de elementos que nos hacen cambiar, nos estamos equivocando de herramienta. Cambiar nuestra forma de ver los problemas no ayuda a resolverlos, pues es muy momentánea su acción. Los problemas siempre requieren persistencia en los cambios y sobriedad en las acciones.

El alcohol es para disfrutarlo, no para disfrazar problemas viejos.

Depresión, ansiedad y estrés ante las navidades y el fin de año

Como cada periodo de Navidad o de Fin de Año llegamos mentalmente agotados por el cansancio acumulado de unas fechas complicadas, el estrés que generan estas fiestas, los gastos y, en muchos casos por los recuerdos pasados de nuestros seres queridos, que nos generan ansiedad. Pero son tiempos de disfrutar con los encuentros y reuniones de familiares y amigos, y debemos estar bien para poder ofrecer nuestra mejor imagen.

Cada diciembre solemos iniciar una etapa de balances en la que evaluamos lo que hemos logrado en el año que acaba, que no siempre nos satisface. La autoestima es importante y el convencimiento de que no es posible lograr todo lo que nos proponemos, es básico para asumir que hemos realizado el trabajo posible. Todos somos débiles y no siempre es posible lograr los objetivos.

Además, organizar las fiestas de Navidad y de Año Nuevo para el 2013 no siempre son sencillas. Incluso, muchas veces generan desavenencias entre distintos miembros de la familia. Es posible que nos sintamos ansiosos, frágiles y estresados. Es algo muy habitual.

Analiza lo que verdaderamente requiere tu atención personal y que es lo que no puedes cambiar, asumiendo esto como inevitable. De esa forma solo gastarás energía en aquello que merece la pena.

Si sigues estresado, tómate un descanso. El estrés es la respuesta de nuestro organismo a distintas dificultades y justamente a esta altura del año es cuando los problemas aumentan si te vuelves excesivamente duro contigo mismo. Hay que seguir peleando cada día, pero no piensen mucho en lo que no has logrado, pienso más y mejor en lo que has conseguido y lo complicado que es avanzar. Cada paso, a ti o a todos, nos cuesta mucho conseguirlo.

Los signos típicos del estrés

1. Ansiedad
2. Irritabilidad
3. Estados anímicos cambiantes
4. Dificultad para concentrarnos y tomar decisiones
5. Preocupación constante por el futuro y miedo al fracaso
6. Conductas impulsivas
7. Consumo desmedido de tabaco, alcohol y otras drogas
8. Tensión muscular
9. Dolor de cabeza
10. Perturbaciones en el sueño, fatiga o problemas de espalda o cuello

Podemos y debemos hacer más contra el desempleo en España?

Han salido a explicar el año 2012, acabado y con desgana, tanto Rajoy como Rubalcaba. Es una manera eficaz de explicar sus puntos de vista, sus resúmenes, sus ideas de futuro. Pero curiosamente ninguno de los dos ha dicho nada sobre cómo resolver los casi 6 millones de desempleados de España. Es como si este problema no existiera, pues no tienen solución de momento.

Los políticos están para resolver, también para gestionar, peor sobre todo para resolver los futuros, los problemas. Para marcar caminos, para abrir puertas. Y con el desempleo ninguno de los dos grande es capaz de decirnos nada nuevo, nada simplemente diferente.
Nos hemos acostumbrado incluso, a no pedir soluciones; nos estamos acostumbrando a simplemente pedir deseos, nuevas ideas, “probatinas”, experimentos. Algo que nos trasfiera confianza y ganas de seguir pensando que salir es posible. Pero ni Rubalcaba ni Rajoy saben de novedades contra el desempleo. Es como si el problema del paro no existiera simplemente por que no sabemos qué hacer para resolver el asunto.
Una manera es hacer otra política económica donde se primer la búsqueda de impuestos que se nos escapan para no tener que estar todos los días despidiendo a empleados públicos. La otra es generar confianza entre las PYMES con ayudas de variado color y modificaciones de los impuestos con arreglo a la creación de puestos de trabajo, una vez que está visto que la última reforma de trabajo no ha servido para nada.
Y la final es no seguir intentando que los trabajadores se jubilen a los 67 años, pues esta medida tapona la entrada de jóvenes en el mercado de trabajo. Ya hemos aprendido a que las pensiones no se pueden pagar. Hay que buscar soluciones a este grave problema desde las ópticas de la inmigración selectiva (jodo qué palabro), la reestructuración de la Caja Única, y más ingresos proporcionales. Para el país con 6 millones de desempleados es mejor jubilar pronto cobrando menos, que jubilar tarde. Pero ojo, que se diga que las jubilaciones o la Seguridad Social también se puede pagar desde los Presupuestos Generales del Estado. Si hay déficit es por que se quiere que siga siendo autosuficiente, que es algo positivo pero no la única manera de cuadrar cuentas.

Cartel "prohibido pescar", pues hay perro por la noche

Si algo está prohibido y además te avisan de que hay perro, queda claro que la prohibición va en serio y es peligrosa. 

Este cartel es de Cambrils, en su puerto, avisando de que además de que está prohibido pescar —algo que por cierto no se cumple—, por la noche hay perro para acojonar a los pescadores.

Es un cartel simpático y denota ganas de que al menos obedezcan por el día, cuando hay que entender que efectivamente, NO hay perro.

El cartel que avisa de que hay perro, está viejo, tiene años, tnatos que posiblemente indique que el primer perro ya se ha hecho mayor y lo han cambiado antes que el cartel.

Cuál sería el primer paso para acallar nuestra mente?

Os dejo una simple repuesta de una entrevista a Eckhart Tolle del año 2009, que él mismo se denomina maestro espiritual contemporáneo, un escritor que sobre todo nos enseña a trabajar y a sentir “el ahora”, el presente, no el pasado ni el futuro. 

Como en muchos otros casos, recomiendo ser crítico con lo que se nos dicta desde los que se denominan "maestros espirituales" y ser conscientes de que lo más importante es lo que nosotros mismos decidamos aceptar como correcto.

---------------------------

Cuál es el primer paso para acallar la mente?

Tomar conciencia de que esos espacios existen en un día normal. Estás mirando a un árbol o al cielo, a las nubes, y es un momento en el que no hay ningún pensamiento. Solamente la percepción y la conciencia a través de la cual la percepción sucede. Un espacio. El primer paso consiste en darse cuenta de que, sin hacer nada, algunos espacios existen en mi vida. Después se pueden buscar esos espacios activamente. Yo recomiendo hacer cosas que uno hace normalmente como lavarse las manos, tomar un café, ir de aquí a allí, entrar en la escalera, subirse al ascensor… tomando conciencia de acto y del momento, sin hacer de ello un medio para un fin sino un fin en sí mismo. Lavarse las manos sintiendo el agua, el jabón, secarse las manos… Solamente la percepción y la conciencia. Otra cosa que también recomiendo es cuando entras en tu coche, cierras la puerta y te quedas unos treinta segundos sin hacer nada, sentir el cuerpo, la vida dentro del cuerpo. No es mucho, 30 segundos, pero muchos de estos momentos en un día inician un cambio. Esos pequeños momentos en los que no pensamos sino que estamos conscientes sin pensar. Es más importante tener muchos momentos pequeños durante el día que estar en una meditación de media hora cada día y luego pasarse el día sin tener espacios. Entonces empieza un cambio, surge la conciencia no condicionada, la conciencia pura. Lo demás, los pensamientos, son una forma de conciencia condicionada por el pasado. Casi toda la gente está atrapada en un sentido del ‘yo’ que depende de los pensamientos condicionados y una imagen mental que tiene de “quién soy”, o sea una identidad que depende de los pensamientos. Eso significa moverse por la superficie de la vida sin nunca ir más profundamente. Una vida de ese modo se hace muy insatisfactoria, siempre hay sufrimiento. Si tu vida se desarrolla solamente en la superficie del ser, que es cuando te identificas siempre con los pensamientos, entonces le falta la profundidad y sufres.

Es posible diagnosticar la depresión con un análisis de sangre?

Un simple análisis de sangre podría servir en un futuro muy cercano de ayuda para diagnosticar la depresión como enfermedad, una patología que según la Organización Mundial de la Salud representa una de las principales causas de incapacidad a nivel mundial.

Los investigadores del Hospital General de Massachusetts (EEUU) que han probado el nuevo análisis de sangre como un test muy fiable explican que tradicionalmente la depresión se diagnostica a partir de los síntomas del paciente pero ″la eficacia del proceso presenta grandes variaciones, especialmente dependiendo de la experiencia y recursos del médico a cargo″.

John Bilello, el presidente del laboratorio Ridge Diagnostics que diseñó la prueba, afirma que ″puede ser difícil convencer a los pacientes de la necesidad de seguir un tratamiento basándose en el cuestionario que hoy se usa para evaluar los síntomas de la depresión. Esperamos que las bases biológicas de esta prueba logren que los pacientes vean la depresión como una enfermedad tratable″

El nuevo análisis de sangre mide nueve compuestos o biomarcadores que circulan en sangre y se asocian a la respuesta corporal al estrés. Con el dato de la concentración de cada uno de ellos los especialistas aplican una fórmula específica que indica la posibilidad de que el paciente esté sufriendo una depresión. ″La biología de la depresión sugiere que una compleja serie de interacciones existe entre el cerebro y los biomarcadores en la sangre″, afirma Bilello.

El psiquiatra George Papakostas puso este sistema a prueba con dos grupo diferentes de voluntarios que incluían, en ambos casos, a personas deprimidas y otras sanas. Al analizar la eficacia del nuevo test de sangre, el experto notó que sirve eficientemente para diferenciar a las personas con depresión de las que no tienen este mal.  Pero Papakostas aclara que es necesario realizar nuevos estudios con una mayor cantidad de voluntarios para constatar la eficacia de la prueba, antes de ser utilizada como prueba de diagnóstico.

Los diputados de Madrid jugando a Apalabrados deben ser despedidos

Llevo unos días cabreándome en público contra los que critican a los políticos a la menor ocasión, como arma defensora ante lo que nos está sucediendo. No todos somos igual, la inmensa mayoría somos normales, simplemente normales. No me cabreo con nadie, simplemente intento defender mis posturas desde el diálogo y la explicación.

Pero sin recuperarme del último encuentro con palabras fuertes contra los políticos de esta tarde en una manifestación, leo que los diputados en la Asamblea de Madrid, Bartolomé González y María Isabel Redondo, ambos del PP y mientras se debatía y votaba sobre la privatización de la Sanidad en la Comunidad de Madrid, han sido pillado jugando a Apalabrados con el iPad.

Han perdido perdón. ¿Y?

Mal, muy mal. Deberían haber dimitido.

Literalmente si el resto de personas que hacemos algo por la política permitimos esto, estamos justificando que nos digan cerdos, chorizos, sinvergüenzas, y ladrones.

Me da igual (mentira piadosa) de qué partido son, simplemente deben irse a su casa y dedicarse allí a jugar a marcianos. Pero no en el tiempo que deben dedicar a resolver los problemas de todos. 

Para más recochineo el diputado Bartolomé es vicesecretario de Comunicación y Acción Social del PP de Madrid. Sobran los adjetivos, deben ser simplemente despedidos.

La sanidad en Aragón; el SALUD, funciona muy bien

Ayer tenía una reunión sobre sanidad en Aragón. Hay problemas, hay malas soluciones, hay alternativas pues siempre se intenta explicar desde los gobiernos que no hay más que una forma de actuar y resolver, la suya. Los ciudadanos están preocupados y algo asustados no por lo que ya está sobre la mesa, sino sobre lo que se rumorea que puede venir para el SALUD en Aragón.

Es muy malo el rumor infundado y hay que atajarlo con rotundidad pues a ambas partes les interesa que los rumores no existan. Para los que gobiernan pues minan su discurso y forma de actuar. Para los que estamos en contra de las reformas privatizadores por que a veces los rumores son edificados mal intencionadamente para ver como se reacciona y a partir de ellos tomar decisiones.
Yo no me fío del discurso reformista del SALUD, posiblemente por que todo lo que se ha dicho se vuelve del revés. No me fío cuando se dice que se quiere optimizar pero en cambio lo que se observan son recortes de todo tipo.
Se nos olvida de que lo primero que ha caído y en silencio es la investigación en sanidad. Estar 5 años sin investigar, parando lo que se estaba haciendo es perder 8 años que desde otros países aprovechan para ganar competitividad y salud. Es perder economía también.
Cuando no hay dinero para todo, y ahora admitimos todos que no lo hay, si existen diversas opciones, no una sola, se puede actuar sobre diversos frentes por que no todos pensamos igual.
Admito algunos abusos (delimitados) de profesionales médicos. Admito algunas descoordinaciones en los usos de nuevas tecnologías entre hospitales. Admito que por las tardes es también un bueno horario para ciertas pruebas diagnósticas. Admito que se puede reordenar los RRHH sanitarios sin que tenga que afectar nunca a la calidad del servicio sanitario. Y que hay que informatizar todas las historias en especialistas. O que hay que bajar mucho el número de consultas fallidas en especialistas cuando ya se sabe los motivos y las soluciones. Comprendo que algunas especialidades deben integrarse en centros dotados con los mejores servicios posibles y no repartirlos por zonas. Admito que hay que controlar el gasto en farmacia sobre todo cuando hay tremendas diferencias entre médicos de asistencia primaria. Y que es beneficioso para los enfermos estar el menor tiempo posible en ingreso hospitalario sin que por ello pierda seguridad su salud.
Pero no se nos debe olvidar que la sanidad en España es reconocida en toda Europa como de muy alta calidad y que además se asume por todos, incluido el actual gobierno, que es una sanidad con un coste mucho menor que en otros países vecinos, incluidos Portugal, Italia o Francia.
Mejorar y optimizar si, si no se pierde calidad de servicio.
Reformar, con mucho cuidado y control, además de consenso con los profesionales médicos.
Privatizar nunca, bajo ningún planteamiento político o económico.

Hacer un enorme listado con 400 medidas para reformar el SALUD en Aragón, suena a curioso cuando todos asumimos que funciona bien. Debemos estar TODOS muy atentos a que con estas medidas publicitadas, no se empieza a desmontar un servicio público para tener que solicitar con urgencia un sistema privado o mixto, metido con calzador.

Contra los problemas de sueño y sus posibles soluciones

Una amiga tuvo que acudir al psiquiatra tras pasar por el psicólogo pues los problemas personales, el desempleo del marido, los problemas en su trabajo, le estaban afectando negativamente. Los diálogos son casi ciertos.

—Doctor, tengo un grave problema, no duermo; bueno, sí duermo… pero muy mal. En cuanto me quedo dormida un montón de pequeños enanos empiezan a andar por dentro de mi cabeza, a hablar entre ellos, a pelearse, a tener una actividad muy molesta para mi, que sin despertarme me ponen en un duermevela que no me deja descansar.

El psiquiatra después de hablarle un poco de los bichos imaginarios, le recetó unas pastillas. Y le explicó —durante mucho más tiempo del que dedicó a hablarle de los enanos— cuales eran los efectos secundarios de las pastillas.

—¿Y hoy como te encuentras— le he preguntado yo.

—Casi igual— me ha respondido con una sonrisa, pues era de día —los enanos ya casi no están, ahora aparecen como un montón de pequeñas formas pequeñas de plastilina, sin forma, pero hacen el mismo ruido que antes. Ya no son enanos, pero siguen sin dejarme dormir. Creo que tendré que ir al psiquiatra a cambiar las pastillas.

Sin duda todos sabemos que a los enanos mentales, ficticios, esos que pueden o no pueden aparecer en sueños, no los debemos matar a cañonazos de química. Pero muchas veces nos decantamos por eso, para transformarlos en masas informes que siguen molestando.

Yo le he dicho que debe cambiar de psiquiatra y tal vez volver al psicólogo.

Juan Carlos hace de Rey con un discurso moderno y realista

El Rey Juan Carlos ha estado moderno, claro para quien quiera leer entre líneas, avisando de que no todo es economía y de que el trabajo debe ser más repartido y la política con mayúsculas recobrar su prestigio pues no se puede vivir sin política.

No ha hablado de Cataluña aunque se ha dirigido a todos señalando el problema que supone las divisiones, cuando el camino de lo grande es una de las pocas soluciones que tenemos para salir de esta, bien con una España tranquila, bien con una Europa más capaz.
Su presentación, semi sentado sobre la mesa, es un acierto de comunicación demostrando modernidad y cercanía, restando importancia a sus palabras con el gesto del cuerpo, pero dotándole de importancia con el idioma gestual acompañando bien el de las palabras claras y sencillas. No se puede decir que ha hablado para los gran formados, pues su idioma es sencillo.
Ha querido dar importancia al gobierno pero también a la oposición, y sobre todo a los políticos, tan defenestrados en estos años, y que sin duda deben cambiar para recuperar su respeto perdido. Y ha hablado con rotundidad de los derechos sociales, de la importancia en nuestra sociedad, del respeto que todos debemos tener sobre lo que ya habíamos conseguido. Hay que poner las cuentas en claro, pero hay que dotarse de mecanismos de reactivación, de estímulos para crear trabajo y riqueza.
Dijo con claridad que el actual "desapego hacia las instituciones y hacia la política", debe resolverse y propuso "encontrar nuevos modos y formas de hacer algunas cosas que reclaman una puesta al día".

PD.: No tiene nada que ver ser o sentirse republicano con analizar lo que se hace e incluso reconocer que a veces se hace bien.

Nadie sabe de donde ni a qué viene los lectores

Nadie sabe de donde viene los lectores, y si no que se lo pregunten a Jorge Javier Vázquez, que está asombrado del éxito de su novela diario, que deja mucho que desear pero se vende como rosquillas. 

También es cierto que una cosa son los lectores y otra bien distinta los compradores de libros. Leer lo que se dice leer, pues eso, cada vez menos y peor. Muchos de estos libros de Jorge Javier se quedarán en la estantería del comedor, esperando al juicio final. Será un regalo más práctico que un frasco de colonia, pues al menos está hecho aquí y no huele mal.
Hoy los lectores leemos en internet —y me incluyo— unos pocos segundos. Es como si nos escociera aguantar mucho tiempo sobre la misma página de internet. Como no nos pille guste en las dos primeras líneas, estamos perdidos. Nos (les) abandonan. Así que esta es la primera enfermedad del escritor. No consigue fidelidad.
La segunda es que hoy escribir es gratis. Parece la más importante pero no lo es, pues ya casi todos los que deciden escribir han asumido que esto es gratis. Como llevar a la suegra en el coche a comprar jabón al Pryca.
La tercera es que hay que escribir condensado, en pocas líneas todo. Eso o escribir en un exceso sin control. Hoy El Quijote tendría dos versiones. La corta con a lo sumo 3 páginas. Y la larga con un mínimo de 2.500 páginas. No sé que hubiera sido más complejo. Por eso hoy ya no se escribe un Quijote como dios manda.

IKEA sin mujeres, el error publicitario del año 2012


En publicidad también se cometen errores y en este año 2012 uno de los más sonados ha sido el catálogo de IKEA para Arabia Saudí, del que borraron todas las mujeres retocando las imágenes, pues para su sociedad que aparezcan mujeres en algunas publicaciones publicitarias parece ser un grave drama. Jodo. 

Nunca debió borrar a las mujeres de su catálogo, pues la filosofía de una gran empresa debe estar por encima de lo que pidan en algunos países. Son muchas más las mujeres (y hombres) que desde todo el mundo están en contra totalmente de estas prácticas misóginas y eso como márquetin es un error y como decisión empresarial todavía más.


Al final IKEA reconoció su error, pero nos quedan como recuerdo sus imágenes equivocadas.

En Italia quieren una Monarquía de Cesar, una Monarquía Civil

Europa y la política europea se lo tendría que hacer mirar. Tras la dimisión de Mario Monti en Italia como Jefe del Gobierno, avisa sin asegurar que no se presentará a las elecciones pues él nunca le gusta ser de los que son elegidos, no vaya a ser que no salga; pero a cambio se propone como adalid del invento que surja tras la consulta electoral, siendo otra vez el responsable del Gobierno italiano, gane quien gana en votos, él quiere gobernar, que para eso es muy listo.

Es decir, yo no me quiero presentar a las elecciones italianas pero sí quiero mandar. Vosotros os votáis entre vosotros, pero que sepáis que siempre estoy yo para gobernar para todos vosotros.  Os hago el favor de mandar por vosotros. ¿Esto se podría llamar Monarquía Civil?
Os juro que esto mismo lo están haciendo en Aragón los del PAR desde hace muchos años, pero al menos ellos si se presentan a las elecciones, aunque luego les de igual quien sale ganado o perdiendo pues siempre gobiernan.
De hacerle caso —jodo con Monti—, ganar no sabemos, pero perder seguro que no pierde. Es decir, “quiero ser el Cesar” y punto pelota.
Realmente es la cuadratura del círculo. Ahora que todo el mundo social está en contra de la política y de los políticos, parecería que lo mejor es que aparezca alguien que se dice NO ser político para gobernar la política sin presentarse a las elecciones políticas. Lo de menos es el programa pues Monti se adapta al que digan los que ganen, para luego poder hacer como Mariano y decir que es imposible llevarlo a la práctica pues la cosa está muy malita.
¿Quién había dicho que no surgían ideas nuevas en la política?, ya tenemos una, un Presidente que quiere volver a ser Presidente sin presentarse a las urnas y dentro de una República. En España sabemos bastante de esto, pero nosotros los llamamos Monarquía parlamentaria y quien manda, más que gobernar lo que hace es tener yernos.
A Mario Monti le importa un pito que gana la derecha, que va a ser que no, o que gane el centro izquierda que parece lo que sucederá. Por que a él lo que le importa es gobernar el legislativo. Es una fórmula que para casos de complicación solucionaría las políticas que hasta ahora se resuelven con tripartitos o coaliciones entre políticos. De lo que se trata al parecer es de dejar a los políticos de raza y escuela con el único objetivo de apretar un botón y cuando se lo pidan los legislativos técnicos.
¿Esta es la Europa que queremos unir?

No es obligatorio celebrar la Navidad, tú decides

Estamos en Navidad, lo has notado aunque no quieras, tiempos de felicidad o de infelicidad. No hay términos medios. Creemos que hay que cumplir bien con todos, con la familia, con los compañeros y amigos, con los vecinos, con una misma. Bueno, a veces si, a veces no.

Si en estas fechas tienes más melancolía, más estrés o depresión, más angustia o ansiedad, no te preocupes, es lo normal. A veces nos falta alguien muy querido, otras veces no tenemos el dinero suficiente para poder disfrutar como queremos unos días marcados en el calendario, otros años son los problemas los que nos aturden pues en estos días también atacan, a veces la salud se empeña en jorobarnos unas fechas que consideramos buenas.
No es posible ser feliz por obligación, por que lo indique el calendario. No se ha inventado todavía la medicina para ser feliz cuando nos de la real gana. Es duro asumir que otros si lo son, pero debemos asimilarlo para no ser más complicado soportar estas fechas.
Para ser feliz no dependemos de grandes alegrías, de inmensos objetivos cumplidos. Debemos aprovechar de los pequeños éxitos, de las cosas pequeñas que nos pueden hacer felices. Todo depende de nosotros mismos, de que sepamos enfocar las respuestas de una manera o de otra.
Se puede cenar una langosta fresca recién capturada en Galicia. Pero también se puede comer en Navidad un cocido como los que hacía nuestra abuela y en su recuerdo. Los dos son satisfacciones y los precios muy distintos.
Si no puedes regalar una máquina nueva de jugar con pantalla, regala una poesía o un libro. Si te falta alguien importante, hazle un pequeño homenaje. Si estás discutido con parte de la familia negocia una paz momentánea que puede convertirse en duradera. Es igual lo que pierdas en el intento, ganarás felicidad.
Y recuerda que NO ES OBLIGATORIO celebrar la Navidad.

Ser político es un adjetivo negativo y me fastidia

Ayer como POLÍTICO tuve una entrega de premios. Es decir, era de los que los entregaban. Y uno de los agraciados era un matrimonio con 40 años de lucha sindical, social, política y de derechos para los más débiles. 

Se los merecían de largo.
En sus palabras de agradecimiento hizo el hombre un alegato a la participación de las personas en organizaciones sociales, solicitaba que se participara más, que las personas se implicaran ante los problemas más cercanos, más de barrio, de ciudad.
Perfecto.
Pero al final añadió unas líneas terribles (para mi). Dijo claramente —él, que viene del mundo político—, que no debemos participar en organizaciones políticas, que aunque allí estábamos 8 políticos firmes y de pie escuchando sus palabras, no éramos el ejemplo a seguir para lograr que la sociedad viva mejor, con más justicia, con más calidad social. Que hay que participar en organizaciones sociales, pero no en las políticas.
Jodo.
Es una persona curtida con sus casi 80 años de edad, suficientes décadas desde organizaciones sociales de izquierda, con trabajo incluso en organizaciones religiosas  progresistas (existieron y algunas todavía existen). Era un hombre cabal y sabía lo que decía y lo que quería decir. Creo.
Como es lógico aguantamos estoicamente los políticos del PSOE, del PP y de CHA que allí estábamos escuchando. Cada uno lo escucharíamos con distinto grado de dolor, de rabia, de pena. Pero no nos pudo pasar desapercibido el mensaje.
Lo estamos haciendo mal, lo sabemos, creo que nos importa menos de lo que debería, también creo que la sociedad es muy injusta en sus apreciaciones y metiendo a todos en el mismo saco de la estulticia y el latrocinio. Pero la mujer del Cesar también tiene que parecerlo.
Intentar uno a uno, convencer de lo contrario, es tarea imposible. Casi es mejor que los políticos desapareciéramos unos meses, unos años tal vez, yo qué sé. Y ver qué pasa. Se pondrían muy contentos los que escondidos alientan estos climas.

Me siento agotado ante estas críticas no merecidas. Creo que me están ganando. Y no me importan las críticas, en absoluto, me importa no ser capaz de convencer a los “otros” que están equivocados, aunque sea ligeramente equivocados. Si, se puede vivir sin políticos, ya hace unas décadas en España se vivía sin políticos. Ahora en algunos países se vive sin políticos.

Bajarán las tarifas del AVE, como ya se ha dicho cien veces antes

La ministra de Fomento, Ana Pastor ha dicho (otra vez más) que en enero 2013 modificará a la baja las tarifas del AVE. Una buena declaración que como muchas otras que se refieren a las tarifas del AVE se quedará en aguas de borrajas.

 No hay que preocuparse, ya nos hemos acostumbrado a tener unas tarifas prohibitivas.

El AVE es carísimo, muy cómodo, perfecto para viajar, pero lo vuelvo a decir para ver si alguien se da cuenta. Muy caro.
Efectivamente, contemplamos que hay que pagar la inversión inicial, pero creo que cuando va medio vacío se amortiza peor que cuando va lleno. Desde Zaragoza son cientos los viajeros que cada día usan el autobús para ir a Barcelona o Madrid. La diferencia de precio es BRUTAL. Si creemos en las bondades de los mercados, hay trabajo esperando para rectificar tarifas. Un billete de AVE turista Zaragoza a Madrid cuesta 61,30 € que son 108,30 si vas en Club, jope. En autobús cuesta 15,57 €. El AVE se construyó con dinero de todos, pero en cambio son pocos los que lo pueden utilizar. Mal invento, para ser un gran invento.
Es cierto que los muchos clientes que ahora lo utilizan, SI pueden pagar el precio actual pues lo cargan hacia empresas, pero el AVE no se creó con dinero de todo para dar solo servicios a las empresas ¿no?, y es cierto que si se baja el precio sin sistemas inteligentes ellos pagarán menos que ahora. Hay pues que ser más listos a la hora de formular las distintas tarifas ¿no?
Pero lo cierto es que las grandes líneas tienen una enorme capacidad de crecimiento, hay clientes potenciales, y todo depende de una mejor gestión en los precios. Lo que no es de sentido común, es que tengamos un sistema carísimo de construir, muy cómodo y eficaz y lo tengamos a medio utilizar. Es un lujo muy caro no sacarle todo el sentido, todo su jugo de servicio.

Qué le sucede a la serie Fenómenos de Antena 3

La serie de Antena 3, Fenómenos, ha solicitado un tiempo libre aprovechando las Navidades, para descansar un poco y replantearse por qué ha pasado del éxito en su primer capítulo a pasar desapercibido en los pocos intentos antes de parar. 

Hacer una serie de humor y tener éxito no es sencillo. El humor no tiene libreto, se mueve en una línea muy delgada para no caer de un lado o de otro, de la repetición o del histrionismo, del aburrimiento o del chiste fácil. Si los guionistas no están muy finos, si no se es muy original, si algunos actores no logran sacar el máximo, si no se promociona muy bien, si no te arropan el resto de programas, puedes caer en el error sencillo.
Un primer episodio con mucho televidentes, hicieron de Fenómenos en Antena 3 un producto que parecía funcionar, pero si este primer capítulo no funciona como se imaginan los que lo ven, todo se desmorona. El primer capítulo es fundamental no para tener mucha audiencia, sino para sujetarla. Si no les presentas un buen producto, no volverán al segundo y además hablarán mal del que han visto. Será en este primer capítulo cuando los televidentes estén más atentos a su calidad, a juzgarlo, a ver lo que son sus tripas.
Si además presentamos un producto sin terminar, como ha sido el caso de Fenómenos, que se ha dio corrigiendo según iba avanzando, modificando errores, será complicado lograr la fidelidad. En estas semanas de descanso toca analizar reponer o promocionar, retocar o suspender, reubicar o sentarse analizando con seriedad. El humor puede ser serio, se puede elegir que sea un comic, puede ser abstracto, alocado, rápido o lento. Pero debe ser algo, no debe ser la mezcla de varios humores distintos.

Consumir menos y mejor es ahorrar con poco esfuerzo

Estamos en tiempos en los que ya deberíamos haber aprendido a controlar los gastos no necesarios, y debemos pensar que lo que más vale de todo lo que tenemos…, es nuestro cuerpo y nuestra mente. 

No es posible comprar otro, tirarlo y recambiarlo, hacerle cambios en profundidad. La higiene, el cuidado dental, controlar el estrés, saber qué debemos comer y qué no controlando los excesos…, logrará que la salud dure más, que la propiedad más cara que tenemos dure más y que nos cueste menos tener que “arreglarla”.

Pero esto mismo sirve para la lavadora, el coche, el secador de pelo, el teléfono móvil, el ordenador o la cámara fotográfica. 

Todo está preparado para el consumo rápido, para el recambio sin haberse roto, para ir recambiando sin sacarle todo el tiempo de uso posible. Los fabricantes quieren que tires a la basura algo que todavía funciona. No quieren que repares nada. 

Si un elemento del hogar, un vestido, un mueble o un pequeño electrodoméstico logras alargar su vida útil un periodo de un 50% más del habitual, estás ahorrando mucho en tus cuentas del medio plazo. 

La ropa puede durar mucho más de lo que realmente la usamos por estadística. La tiramos en muy buenas calidades, simplemente por moda o por que nos aburre. Pero está bien para seguir usándola. 

Alargar la vida de un coche es muy sencillo, hoy aguantan con facilidad 200.000 o 300.000 kilómetros con arreglos pequeños, pero lo intentamos cambiar antes de los 100.000. 

Un teléfono móvil no hay que cambiarlo cuando la batería dura 5 días en vez de 8 sin tenerla que cargar.

Simplemente tomando las decisiones más correctas se puede ahorra mucho, pero incluso si decidimos saltarnos estas normas de ahorro es bueno que conozcamos que son posibles, que son muy útiles.

La izquierda necesita líderes. Luego vendrán los programas

Como la sociedad española está adormecida, toca tiempos de populismo, confusión, manipulación en el uso de los marcos mentales, habilidades políticas de unos y otros para intentar engañar con las palabras, eufemismos, mentiras disfrazadas.

Y funciona, vaya que si funciona.
La derecha está funcionando muy bien en comunicación a costa de unos buenos batallones de comunicadores reciclados, de simpáticos asesorados, de hojas de todos los lunes trasmitiendo claro de qué hay que hablar y escribir.
La izquierda está apagada y fuera de cobertura, sin rumbo, sin saber defenderse, sin querer emplear ninguna herramienta eficaz de comunicación hacia la sociedad.
Creemos que la sociedad no quiere escuchar, que huye de todo tipo de pesadez política, de insistencias. Pero los medios de derechas insisten y calan, se multiplican y crecen, aprenden y sonríen. Es como si a ellos no les importara si su mensaje cala mucho o poco, simplemente lo hacen y sonríen.
Curiosamente a la derecha, por poner un ejemplo simple, le importa muy poco si la idea general es la de que todos los políticos roban o son unos jetas; en su marco mental sabe que esto le importa mucho menos al votante de derechas que al de izquierdas. Que defenestrar a todos los políticos le va bien incluso. Jodo. Así que insisten en el barro. No quieren defender a la figura de lo público pues su marca mental está configurado sobre la base de que contra menos público, mejor.
Y la izquierda sigue pensando que somos inmaculados y no debemos entrar en estas técnicas pues no es elegante. Cierto, no es elegante, eso es cierto. Como lo es que los tiempos son los que son y que si el contrario pone zancadillas y los árbitros no sacan tarjetas, hay que poner zancadillas o te dejarán cojo.
Nada resulta más simpático que observar a contertulios de derechas que elevan el tono hasta la agresividad verbal para terminar con una sonrisa amplia y alegre de paz. Es decir: primero mando el mensaje con contundencia y seguridad brutal y luego lo disfrazo al final (que es lo que queda) con mi simpatía y mi gesto de pacificador. Me cago en tu padre, pero luego te digo que era una simpática persona.
Hay millones de personas de izquierdas desafectadas, millones de ciudadanos sin líder a quien creer, de quien reírse, de quien copiar sus mensajes. Pero mientras tanto seguimos apagados. En fin. Nos hemos creído que con tener buenos propósitos, excelentes ideas, correctos programas de gobierno, basta para convencer. Pues no, en estos siglos ya no.

Las franquicias nos facilitan la apertura, pero el esfuerzo es el mismo

Hay que salir del desempleo tal vez creando un empleo para nosotros mismos, intentándolo con la ayuda de las indemnizaciones por despido. Pero cuidado, nada es sencillo y hay que analizarlo con calma. 

¿Estamos preparados para ello? ¿Es arriesgado? ¿Conocemos qué debemos hacer? 

Nadie dijo que el autoempleo fuera fácil, nadie dijo que no fuera arriesgado, que no se deban seguir unas básicos consejos de prevención, de control contra la quiebra.

Cuando no tenemos claro sobre en qué sector invertir y crear un empleo para nosotros, terminamos pensando en la franquicias como solución más sencilla, pero para que un negocio funcione hay que tener unas base mínimas, que son iguales en un negocio independiente que si acudimos a una franquicia ya establecida como marca.

Debemos hacer una investigación de nuestras posibilidades personales, del tipo de inversión que podemos y debemos hacer, de su rentabilidad a corto y medio plazo, de la competencia contra la que tendremos que pelear en el mercado y de los precios con los que hay que defender la rentabilidad.

Si pensamos en una franquicia, antes de tomar una decisión hay que investigar cómo funciona, en nuestra ciudad y en otras. 

Hablar incluso con otros franquiciados, ver en los lugares la dedicación necesaria, el tipo de clientes, los lugares donde están asentadas dentro de cada ciudad, el tipo de esfuerzo que requieren, la relación de la empresa franquiciadora con sus socios franquiciados.

Debemos ser muy serios con los capitales que hay que invertir, conocerlos muy bien, no fiarnos de las primeras reuniones y exigir seriedad. Es fundamental no sentirse engañado o con dudas desde el primer día. 

Debemos saber muy bien qué parte de la inversión es a costa del franquiciador y qué parte es a costa nuestra. Con el dinero que se entrega a la marca de la franquicia no se cubren todos los gastos, y hay que valorarlo muy bien.

Será complicado que te asesoren en otras empresas de la franquicia de tu ciudad, pero no tanto si acudes a otras ciudades en busca de esa ayuda e información.

Debes estar seguro que sabes vender, producir, fabricar, defenderte bien ante el reto de la nueva empresa. No es tan sencillo como te están planteando, analiza con calma la realidad y toma las decisiones con arreglo a tu análisis. 

Recuerda que en el caso de una franquicia la calidad debe ser la misma que el resto de empresas que ya llevan bastante tiempo funcionando. No caben medias tintas, hay que ser bueno y dedicar un esfuerzo alto en los primeros meses.

Y por último recuerda que una empresa, sea o no una franquicia, necesita un tiempo de dedicación superior al que consideras normal, al que ya empleas, tengas abierta una tienda o una fábrica. 

Hay que seguir formándose, vender, hacer publicidad, acudir a gestores y asesores, informarte, pensar y decidir. Pero al final compensa el camino emprendido. No te engañes, es duro, pero es muy interesante intentarlo.


Las franquicias nos facilitan la apertura, pero el esfuerzo es el mismo

Hay que salir del desempleo tal vez creándolo para nosotros mismos, intentándolo con la ayuda de las indemnizaciones por despido. Pero nada es sencillo y hay que analizarlo con calma. ¿Estamos preparados para ello? ¿es arriesgado? ¿conocemos qué debemos hacer? Nadie dijo que el autoempleo fuera fácil, nadie dijo que no fuera arriesgado, que no se deban seguir unas básicos consejos de prevención, de control contra la quiebra.

Cuando no tenemos claro sobre qué sector invertir y crear un empleo para nosotros, terminamos pensando en la franquicias como solución más sencilla, pero para que un negocio funcione hay que tener unas base mínimas, que son iguales en un negocio independiente o si acudimos a una franquicia ya establecida como marca.

Debemos hacer una investigación de nuestras posibilidades personales, del tipo de inversión que podemos y debemos hacer, de su rentabilidad a corto y medio plazo, de la competencia contra la que tendremos que pelear en el mercado y de los precios con los que hay que defender la rentabilidad.
Si pensamos en una franquicia, antes de tomar una decisión hay que investigar cómo funciona, en nuestra ciudad y en otras. Hablar incluso con otros franquiciados, ver en los lugares la dedicación necesaria, el tipo de clientes, los lugares donde están asentadas dentro de cada ciudad, el tipo de esfuerzo que requieren, la relación de la empresa franquiciadora con sus socios franquiciados.

Debemos ser muy serios con los capitales que hay que invertir, conocerlos muy bien, no fiarnos de las primeras reuniones y exigir seriedad. Es fundamental no sentirse engañado desde el primer día. Debemos saber muy bien qué parte de la inversión es a costa del franquiciador y qué parte es a costa nuestra. Con el dinero que se entrega a la marca de la franquicia no se cubren todos los gastos, y hay que valorarlo muy bien.

Será complicado que te asesoren en otras empresas de la franquicia de tu ciudad, pero no tanto si acudes a otras ciudades en busca de esa ayuda e información.

Debes estar seguro que sabes vender, producir, fabricar, defenderte bien ante el reto de la nueva empresa. No es tan sencillo como te están planteando, analiza con calma la realidad y toma las decisiones con arreglo a tu análisis. Recuerda que en el caso de una franquicia la calidad debe ser la misma que el resto de empresas que ya llevan bastante tiempo funcionando. No caben medias tintas, hay que ser bueno y dedicar un esfuerzo alto en los primeros meses.

Y por último recuerda que una empresa, sea o no una franquicia, necesita un tiempo de dedicación superior al que consideras normal, al que tengas abierta una tienda o una fábrica. Hay que seguir formándose, vender, hacer publicidad, acudir a gestores y asesores, informarte, pensar y decidir. Pero al final compensa el camino emprendido. No te engañes, es duro, pero es muy interesante intentarlo.

La importancia del periodismo para comprender las noticias

Hoy he tenido un programa de radio, mi tercera intervención en un programa de radio. Durante muchos años la radio era quien me acompañaba en mis largas horas de trabajo a oscuras. Si, trabajé durante muchos años, al menos 10 creo recordar, dentro de un laboratorio fotográfico, revelando a oscuras material para preimpresión. La radio era quien me acompañaba, el lazo de unión con lo que existía fuera. La vida durante 8 horas cada día, solo la vía a través de las ondas, contada por periodistas.

Hoy el programa en el que he intervenido era de política, mi nueva ocupación, en los dos anteriores casos era sobre diseño gráfico. El cambio es notable.
No somos uno, vamos cambiando, somos varios y nos adaptamos bien a lo que toca ser. He defendido en el programa la participación de todos, no creo en procesos cerrados, las ideologías están para todos nosotros, pero tan válida es la mía como las de los otros, faltaría más. Así crecí, nadie es perfecto ¿no? Pero los periodistas han sabido centrar el debate, dejar hablar, dominar los tiempos, incidir en que el oyente estuviera entretenido, saber diversificar.
Leía el otro día a Gabilondo sobre el papel del periodista actual y coincidimos en varias cosas. El periodismo es imprescindible para la libertad, para la justicia, aunque sepamos todos que a veces está manipulado, más en las cabeceras pequeñas, en las que dependen de los anuncios “amigos”. Los periodistas son imprescindibles para hacer buen periodismo, hay que seguir investigando para explicar las verdades que se nos muestran, pues en esa selección está la manipulación escondida.
Hoy hay que explicar, opinar, pero sobre todo mostrar y descifrar. Hay que hacer pedagogía para adultos, que no se note, pero hay que hacerla para enseñar a entender. En el futuro de mañana mismo, ya no será tan necesario mostrar, pues hay decenas de sistemas para conocer y ver. Pero habrá que explicar, dar motivaciones, digerir las noticias.
La matanza de Newtown la podemos enseñar, mostrar, han sido centenares los lugares abiertos a todos vosotros, pero todavía nadie la ha sabido explicar con claridad. Hay que entender el por qué y para ello es necesario un periodista profesional. Lo importante no es lo que ha sucedido, pues nos martillean con esas imágenes desde centenares de lugares. Lo importante es entenderlo, evitarlo, asumirlo desde su cultura. Para eso es necesario el periodismo, el debate, la investigación, la radio, los profesionales. Hay que saber dirigir las orquestas para que suenen a algo.

El jamón es a filetes, el pernil siempre es entero

Ayer escuché entre amigos y otra vez, la palabra “pernil” refiriéndose al jamón entero curado del cerdo. Hacía años —yo creo—, que no la escuchaba, aunque recuerdo que en mis años mozos era palabra muy empleada en mi mundo. No se decía jamón cuando nos referíamos a la pieza entera, y se decía siempre pernil. El jamón era a filetitos, el pernil con hueso y entero. Como era pobre siempre hablábamos del hueso del pernil, de la canilla.

Pernil viene de pierna. Los jamones delanteros no eran nunca perniles, si acaso paletillas, que suena a mucho menos.

Pero lo curioso y que ahora he recordado, a las perneras de un pantalón también se les llama pero menos, perniles. Queda más fino llamarlas como: perneras.
En España a los jamones siempre los hemos llamado perniles hasta que en el siglo XVI entraron los franceses a hablar cerca de nosotros y nos empezaron a meter sus palabras y productos. Entró el “jambón” a querernos quitar los perniles y casi lo consigue. En España a las piernas se les llama perniles aunque nos refiramos a las del cerdo, curadas a la sal. Y en aragonés y catalán al jamón se le llama pernil todavía, pues aunque los franceses son vecinos y tal vez por eso mismo, no hemos querido tomar su jamón, cuando hablamos de la pieza entera.

Hay que ayudar a quien ayuda a un enfermo dependiente

Cuidar a una persona enferma, muchas veces dependiente, puede ser una labor gratificante para el cuidador, pero requiere siempre de mucha fortaleza mental, física y emocional. Con el paso del tiempo, este tipo de situaciones pueden llegar a perjudicar gravemente la salud del cuidador tanto a nivel físico como psicológico y provocar el llamado “El síndrome del cuidador”.

El cuidador debe combatir el posible estrés que le genere su duro trabajo; debe encontrar métodos para dormir bien o recibir ayuda para ello; tiene que aprender hábitos saludables para las comidas y debe intentar encontrar tiempo e ideas para promover una actividad física personal que le sirva para mantenerse en forma física y mental.

El estrés es una respuesta automática a las situaciones de peligro. Todas las personas pueden estar afectadas por el estrés aunque de diferentes maneras. Lo cierto es que el estrés al final, perjudica la salud del cuidador y en consecuencia a la salud de las personas que tiene a su cuidado. Es el principal problema que surge en la relación cuidador enfermo.

Es importante poner en práctica técnica de relajación como descansar cinco minutos cuando la persona esté atacada por una situación de estrés; evitar siempre los sentimientos de culpa, resentimiento, desesperanza o rabia que tanto afectan al cuidador que nunca está seguro de que realiza bien su trabajo; planificar la vida del propio cuidador cuidando de disponer de tiempo para él mismo y mantener una mente positiva sin pensar en las cosas que están fuera del control del cuidador.

Cuando una persona tiene que cuidar a una persona dependiente es fundamental que lleve una dieta equilibrada con la que logre todos los nutrientes necesarios para que el cuidador se sienta menos cansado y mejore su bienestar general. La dieta mediterránea, la dieta saludable y con mucha fruta y vegetales, poco alcohol y unas comidas en sus horas intentando mantener una regularidad. Para ello, es importante comer cinco porciones de fruta y verdura al día, seguir una pauta regular de las comidas, intentar beber de seis a ocho vasos de agua al día o incluso si te quedas sin fuerzas son recomendables unas meriendas azucaradas.

Las personas que cuidan a enfermos dependientes, por norma general, no suelen tener tiempo para realizar actividades físicas propias. Sin embargo, siempre es posible incluir en el día a día acciones con las que se motive la movilidad y la persona pueda mantenerse en forma. Se trata de convertir las tareas diarias (pasar el aspirador, hacer la compra, fregar, etc.) en un entrenamiento y así hacer trabajar los músculos del cuerpo y el corazón. Hacer ejercicios de Pilates en el hogar es muy saludable, aprender a respirar con técnicas muy sencillas ayuda a relajarte y a no cansarte tanto.

Hay que intentar hacer ejercicio junto a la persona enferma, con sencillos paseos si es posible o algo de piscina o haciendo ejercicios sencillos de estiramiento en casa. También actividades como el Yoga y el Tai Chi ayudan a estirar la espalda y aliviar la tensión mientras que el Pilates tonifica los músculos de alrededor de la cintura que apoyan la columna vertebral.

Qué propone IU tras su Asamblea Federal. 16 medidas

Este fin de semana IU ha tenido su X Asamblea Federal, que por cierto no veo en primera página de los grandes medios de papel o internet, como si les diera miedo cabrear al PSOE. Más.

Cayo Lara ha salido reforzado, pero su equipo más todavía, con un planteamiento que hay que analizar. Quieren crear un nuevo modelo de sociedad. ¿Qué quiere decir esto?
Una vez que el PSOE está en horas muy bajas, necesitamos recambios con urgencia, pero debemos creer en ellos. Y sobre todo debemos conocerlos y que no nos asunten. Este trabajo lo tiene que hacer IU con inteligencia política pues varios millones de españoles les esperan. Deben explicar qué quieren hacer y sobre todo como lo pueden hacer. No sirve ya un decálogo de reformas y buenos deseos. Hay que enseñar y hacer pedagogía básica de cómo es posible conseguir lo que se proponen reformar. Y hacerlo creíble aunque sea con medidas contundentes. Dejemos algunas pinceladas.
Quieren reformar la Constitución. Algo básico pues ahora está vieja y no se cumple.
Quieren diseñar el camino hacia la III República.
Quieren garantizar los servicios básicos sociales para una  cohesión social básica.
Quieren cambiar el sistema político de representación, para que los votos tengan (casi) el mismo poder según territorios.
Quieren controlar el poder político y los poderes ocultos del Estado.
Quieren una Europa más social y que no sea solo una Europa unida en lo económico.
Quieren ilegalizar parte de la deuda pública por ser la suma de una serie de barbaridades de laboratorios financieros.
Quieren priorizar la lucha contra la crisis en la lucha por crear empleos, por que salgan del desempleo los millones de españoles hoy condenados a la nada.
Quieren imponer una renta básica para las personas que no tengan ingresos mínimos.
Quieren que las pensiones al menos sean igual al SMI.
Quieren reforzar los derechos de los trabajadores, como motores de la economía productiva y social.
Quieren modificar los sistema fiscales actuales que permiten un fraude insoportable.
Quieren crear banca pública.
Quieren modificar la economía como modelo obsoleto, para volverla más social y productiva, a la vez que sostenible.
Quieren mejorar los servicios públicos de sanidad, educación, justicia, dependencia, crédito, energía y producción.
Quieren garantizar el derecho a una vivienda digna y mínima, creando un mercado de alquiler eficaz.

Tras la desafección política, viene la afección a otra política

Caminando hacia los 60, uno ya va asumiendo que las cosas son como son simplemente por que así lo quieren otros que seran, los que realmente las van a vivir mucho más que uno mismo. 

Odian a la política y esto todavía me extraña. Pero es lo que quieren los que vienen desde detrás empujando. Se están adaptando a no entrar en el trabajo hasta los 30 años. En no emanciparse de sus padres hasta esa edad. A saber que ya nunca tendrán jubilación, pero les pilla muy lejos para imaginársela. A gastar mucho en vicio y poco en inversión, a pensar que el trabajo es algo que sucede para poder seguir consumiendo.
Si esta sociedad quiere ir de discotecas a partir de las 11 de la noche hasta las 9 de la mañana: ¿quién soy yo para opinar que me suena a barbaridad?  Si la mezcla de consumos irresponsables escapa a mi entendimiento, debo callarme y mirar hacia el parque. Si no se dan cuenta de quien son los ladrones de verdad y quien el que lo está pasando mal, lo intento explicar, pero callo en cuanto me quedo afónico.
No es rendirme, seguiré pensado lo mismo hasta el final y seguiré incluso defendiéndolo como correcto, pero debo empezar a asumir que soy ya la minoría que está bajando y que lo que debo hacer es simplemente observar. Y si acaso sonreír de vez en cuando.
Ayer cené con amigos de la infancia, con hermanos más bien. Mi particular amigo conservador está excesivamente conservado. Le afecta mucho las páginas duras de internet. Funcionan bien haciendo adeptos. Su radicalismo conservador está en auge incluso con algunos meses más que yo sobre su edad.
Tras la desafección política no viene la nada, hay que tener cuidado, vuelve la afección política. Este periodo de desafección política es transitorio, y aunque lo sabemos no nos lo creemos. Ya hay un grupo que va en aumento y que se están volviendo a reenganchar a la afección política, pero me dan miedo. Los odios ya los han dejado en un cajón, ahora vienen con SUS soluciones. Por eso es lógico que yo empiece a tener miedo.
Al menos su jamón, su vino de Longares y sus codornices escabechadas estaban perfectas. Pero me preocupa que no se me estropeara el estómago; yo creo que me estoy acostumbrando a todo y eso es grave.

Frases de A. Brandolini sobre comunicación interna

Alejandra Brandolini es la Presidenta de AB Comunicación y ha dejado algunas frases interesantes en Heraldo de Aragón, que es interesante dejar para su análisis. Se las copiamos y las repartimos entre todos, para ver si realmente alguna de ellas nos pueden servir a nosotros.

 Tener la visión de delegar y confiar en socios más jóvenes es lo mejor.

 El diálogo es la herramienta más preciada de una empresa que quiere mejorar.

 Hay gente que habla, que puede persuadir y puede cambiar realidades solo con la palabra.

 Cuando uno cree en lo que hace, se nota y los demás te creen.

 Para reclutar a gente hay que tener en cuenta tres factores. Una integridad moral, una gran inteligencia y una energía desbordante. Las dos últimas sin la primera te pueden destrozar.

 Cuidado con los que saben escribir, pues te pueden enamorar sin tocarte. Y eso puede ser bueno o malo.

 La falta de diálogo es la falta de confianza.