31.10.19

Ya fabricamos embriones fuera del útero, sin madre ni cuerpos vivos

Ya se está investigando con embriones de monos que llegan a los 20 días de vida “fabricados” fuera de úteros, de madre, de cuerpos vivos. Lo están haciendo en China con investigadores españoles entre otros. Se abre un ciclo complejo de entender y de asimilar. ¿Hasta dónde? 

Estaba prohibido hacerlo con más de 14 días de vida donde habíamos colocado el límite moral planteado hasta la fecha. Pero ahora se lo saltan haciendo las investigaciones con monos y con con embriones humanos. El límite entre 14 y 20 días de vida es muy importante para seguir investigando la formación de las diferentes partes del cuerpo vivo.

Son fábricas de seres vivos, fábricas sin sexo, sin mujeres ni hombres, solo con laboratorios. Fábricas para seleccionar, para fabricar en serie, para fabricar según necesidades. 

Vida que podría nacer con más programación y manipulación de lo que hoy sucede con las doradas, las truchas o las ostras en las piscifactorías. 

Caben todos los comentarios y temores posibles. Cabe todo, incluido pararlo si antes no estamos seguros de para qué lo estamos investigando.

Un candidato a diputado por Zaragoza no sabe dónde nació Goya

Que alguien que aspira a ser Diputado por la provincia de Zaragoza no sepa el nombre de la localidad donde nació Francisco de Goya es de premio. Un error tan básico para alguien que aspira a ser Diputado en la provincia donde nació Goya que nos afecta a todos pues indica el nivel al que está llegando la política en España, con una desafección brutal de personas válidas que ya no quieren formar parte de listas electorales ni dar la cara por los demás. 

El Debate en Heraldo de Aragón ha servido al menos para desenmascarar algunos errores globales que nunca deberíamos admitir. Tras estos niveles, todo puede ir a peor.

Si no quieres votar, no votes. A mi me la sopla, pero yo sí iré

El número de tontos por metro cuadrado es elevado, y lo curioso es que además esos tontos se creen que el resto de sociedad también es tan tonta como ellos. Lo cual si viene de gente con preparación y medios para analizar la sociología de los españoles, es como para ponerse a reflexionar. ¿Han detectado de forma medible que en realidad es muy sencillo engañarnos? ¿Es verdad que detrás de esta campaña del "No votéis" hay un partido político?

Ahora están llenando las calles de carteles como el que os dejo arriba. Ya no se trata de pedir el voto o de decir que “los otros” son malos y tontos, ahora ya se trata de convencernos a todos que nos quedemos en casa sin ir a votar. Una soflama claramente franquista y dictatorial. Un primer paso para prohibir el ir a votar.
España no existe como tal, como no existen los partidos políticos ni las empresas. Existimos los españoles, las personas. Y logramos que España sea lo que queramos que sea a costa de lo que nosotros queremos hacer, nos demos cuenta, no nos demos cuenta o nos manipulen. Y según cambiamos nosotros… cambia el concepto y la eficacia de España, de las empresas o de las familias.

Así que cualquier concepto por muy arraigado que nos parezca depende de lo que hagamos con él las personas como tú y como yo. Si nos dejamos llevar, modificar o manipular, lograremos unos u otros objetivos. Dejar de votar es acercarnos a una Dictadura, lo cual no es nada malo si lo decidimos democráticamente. Lo malo es lo que viene después de haberlo decidido, pues ya en esa dictadura democráticamente elegida, no nos dejan seguir siendo demócratas, no nos dejan cambiar de opinión cada cuatro años.

30.10.19

También Netflix quiere que seamos más rápidos

Netflix está probando un sistema para ver las películas y series en menos tiempo pudiendo acelerar la visión sin distorsionar el sonido y así poder ver más televisión en menos tiempo. Un maravilloso invento para vagos y similares. Es como si a los libros les pudiéramos quitar palabras que una máquina considerara vacías o sosas, o en la vida pudiéramos suprimir las horas de sueño pues no estamos enterados de lo que nos sucede.

Por ese mismo motivo la comidas en los restaurantes nos las podrían dar hechas puré, las copas de vino ser tamaño chupito y los besos de no más de medio segundo de duración, para no estar perdiendo el tiempo. ¿El sexo? Tocar un poquito y a imaginárnoslo mientras seguimos caminando por la vida.

En nuestra capacidad para sufrir ataques de gasto programado y encima aplaudir tenemos ya ese consumismo desaforado. Más en menos, por menos… pero también para menos goce. 


Pronto dejaremos de entrar a los bares a tomarnos una caña con los amigos, pues la podríamos comprar en una máquina por la acera, servida en vaso de plástico y tomarla mientras wuaseamos con no sabemos quién. Estamos más relacionados de nada, para nada, pero con más personas que tampoco saben con quien hablar o escriben.

Nos divorciamos en dos meses, cambiamos de coche cada año, de teléfono cada vez que aumentan los megas de la cámara de fotografía, de trabajo cada vez que el jefe se cansa de tu cara. Todo es mínimo, todo es para vagos, y ahora tras lograr saltarnos los anuncios y poder dar marcha rápida a los programas de televisión para no ver lo que no interesa, viene poderlo ver más rápido incluso aquello que nos gusta. ¿Ya hemos vendido el aburrimiento?



Miedo al fracaso al entrar en un nuevo trabajo

Cuando se entra a un trabajo nuevo siempre hay dentro de cada uno de nosotros un temor lógico e incluso positivo. Da igual la experiencia que tengamos acumulada o nuestra formación, ese miedo a no estar a la altura de lo que esperan de nosotros, o incluso a lo que esperamos nosotros mismos de nuestras capacidades es lógico y como decía tiene el punto positivo de ponernos alerta y de estar muy atentos para aprender de nuevo.

Los primeros días serán positivos y fáciles, a partir de la segunda semana vendrá el hundimiento y las dudas, los temores serios y las preguntas internas, y superamos esto en unas tres semanas a lo sumo, vendrá la calma, la seguridad en sí mismo, el afianzamiento personal y la relación lógica.

Toda organización tiene su propios códigos de funcionamiento, personales, diferentes y muy necesarios de dominar para poder realizar bien nuestra trabajo. Además hay un componente personal, nuevos compañeros de trabajo, nuevo espacio físico, nuevas normas, relaciones que hay que conocer y valorar. Todo esto afecta a nuestra capacidad de futuro, sobre todo en las primeras semanas, con incluso a veces más importancia que nuestra propia formación que como mochila aportamos a la nueva empresa.

Hay que hacer nuevos contactos con los compañeros, con la dirección y posiblemente con clientes y proveedores. Hay que saber desenvolverse bien a la hora de hablar y defender posturas en un ambiente que desconocemos. No sabemos los códigos de quien manda y no tenemos pillados “el truco” de sus gestos y palabras para valorarlos bien. Así que es normal tener un cierto miedo que nos pone en alerta para desentrañar todos esos códigos que todavía no conocemos.

Cometeremos errores, sin duda, pero también será cierto que la organización si es madura, lo sabe y lo entiende, lo comprende y ayuda en su superación. Si tenemos experiencia en los cambios, en las entradas y salidas de organizaciones, sabemos que sin ser fácil, es temporal y que poco a poco iremos dominando todo el escenario. Comprenderemos bien que vamos a tener un exceso de códigos nuevos, de información que debemos apuntar incluso en un cuaderno, para revalorar si hay dudas.

Hay que pelear contra esos temores, incluso en parte contra nosotros mismos desde nosotros mismos, y confiar en nuestra experiencia y en la necesidad que tiene el grupo en ponernos fácil la tarea. Si nos han elegido a nosotros será por algo. Y recuerda… que de todo proceso se aprende, incluso cuando haya sido un fracaso. Salir de un lugar a los pocos días entra dentro de lo posible. Sucede muchas más veces de las que nos imaginamos y no es un drama sino una experiencia.

29.10.19

Zaragoza y su lío de persianas cerradas y puertas abiertas

A veces resulta complicado saber si está abierto o cerrado. me refiero incluso a la forma de pensar. ¿Estamos abiertos, nos engañamos nosotros mismos, dudados y hacemos dudar, hacia dónde queremos ir? Esta cartel de una tienda de Zaragoza es claro a más no poder. Por el hecho de estar le persiana bajada no quiere decir que esté cerrado. La persiana está por fuera pero la puerta está por dentro. Y además la persiana tiene agujeros que indican que tal vez, que es posible, que se deja meter la mano.

“Aunque las persianas estén bajadas… si la puerta se abre… ESTÁ ABIERTO”

Claro que… ¿Si está abierto pero con las persianas bajadas se puede entrar? Por que una cosa es que esté abierto y otra que se pueda entrar o te dejen entrar. ¿Tenemos pues que levantar las persianas y eso indica que una persiana bajada no es sinónimo de estar cerrados?

¿Qué le sucede a Íñigo Errejón y a Más País?

Ya surgen voces entre los compañeros de andadura de Más País apuntando al error de estrategia, al error de oportunidad, al error de creer en algo que no tenía mucha sustancia. Y estamos todavía a casi una semana de empezar la campaña electoral del 10N donde también Más País va a tener menos protagonismo que Podemos.

Iñigo Errejón como Pablo Iglesias nunca deberían haber roto pues su obligación era cuidar la Marca, la idea, el proyecto, y ambos deberían haber sido generosos en las gestiones de sus diferencias.

Aquello, en Madrid en un principio, tenía la clásica forma de propagación a todo el país para joder a la izquierda, pues a unos les interesa por un motivo y a otros por otro, y ninguno es de los protagonistas de las decisiones. Así que provocado el 10N parecía lógico y absurdo que Más País naciera y se intentara propagar. Pero de entrada los resultados no parecen buenos.

Cualquier formación política necesita para funcionar una base clara y contundente de excelentes voluntarios que hagan funcionar la maquinaria.
Un partido político sin suficiente base dispuesta a colaborar en equipo no sirve para nada, pues su futuro es hundirse y sin duda de llegar al poder su claro futuro es tener que depender de personas independientes sobre las que es muy complicado ejercer ideología.

Más País no tiene estructura fuera de Madrid.
Nada de estructura. Y sin ella no es posible dar el salto a unas Elecciones Generales, aunque está acompañado de Compromís y CHA. Mal para todos. Peor todavía si en el camino se trocean formaciones reconocidas como Equo que siendo una organización que trabaja por todo el territorio, no es una organización política al uso, con unas bases comprometidas en el trabajo político y social de calle.

Algunos errores de estos días de un Íñigo Errejón al que no quieren sacar en los medios apuntan al nerviosismo, más cuando sus primeras prospecciones hablaban de más de una docena de Diputados y ahora en algunos espacios ya se habla de entre 2 y 4. 

No somos capaces de entender que la política no siempre es obtener buenos resultados en los exámenes de las votaciones si estas no se saben planificar. Y que para obtener sobresalientes, hay que estudiar antes mucho y tener todos los deberes hechos.

¿De qué depende hoy en día el éxito empresarial?

—¿De qué depende hoy en día el éxito empresarial?
—De muchos factores. No hay una varita mágica, aunque simplificando sería tener una muy buena idea, y de calidad, gestionarla bien y adaptarse a los cambios. La gente tiene que comprender que los negocios son complejos y que son para ganar dinero. Ver al pequeño empresario como alguien raro porque quiere ganar dinero, eso es una gran equivocación. Hay que cambiar el paradigma de la visión del autónomo, microempresa y pymes. A veces parece que queda mal decir ‘yo gano dinero’; claro, para eso trabajo.

Ferran Adriá - 2019

28.10.19

Caminamos sin darnos cuenta hacia una dictadura, y yo soy el tonto

Hoy he leído que una Asociación de Vecinos ha publicado o republicado un pequeño manual para evitar estar en las Mesas Electorales. También hoy he visto como en un juicio con Jurado Popular de 36 miembros elegidos por sorteo, solo 17 se han presentado sin alegar problemas de salud ineludibles, lo que representa menos de la mitad de los elegidos. No queremos participar en la vida social ni con el esfuerzo mínimo, no queremos colaborar para mantener lo que tenemos como si todo fuera cosa “de los demás”.

En el caso de la Asociación es más grave todavía, pues se olvida en su manual para saltarse las obligaciones mínimas de la vida social de advertir que la forma más fácil y rápida para no participar en una Mesa Electoral es lograr que haya una Dictadura. Lo curioso es que también se le olvida pensar que en ese caso, como ya sucedió con la última en España, las Asociaciones de Vecinos estaban prohibidas y en los últimos años se permitió y de forma muy controlada las Asociaciones de Cabezas de Familia para saber de qué palo iba la gente.

Caminamos sin darnos cuenta hacia una DICTADURA y lo curioso es que ni nos importa mucho no nos estamos enterando. Podemos seguir pensando que la DEMOCRACIA es un bien seguro, y eso es optimismo social, pero también podemos pensar que la democracia como la salud, hay que cuidarla o se acaba antes de cuando nos pensamos.

Humanismo en la televisión. Es posible y hoy existió

Yo hay días que abrazo al humanismo más simple y me alegro de ello. Hoy a las 13 horas ha salido en la televisión —pública, por supuesto— un filósofo pedagogo hablando durante mas de media hora de sus mierdas, de las mías, de las tuyas, es decir, hablando calmadamente de la vida de todos. Y esto además de gratificantes es sorprendente. Todavía existen filósofos que quieren hablar, programas de televisión que se atreven a programarlos y espectadores que nos quedamos bobos escuchando.

En medio de tanta basura, saber que todavía hay tiempo para la lírica, el pensamiento, la reflexión y la calma, es volver a creer que todo es posible. Así que me voy del día contento, y esperanzado en el futuro. Creo que me durará este estado media hora, hasta el Telediario. Los culpables has sido a medias, José Antonio Marina y Máximo Huerta. 

10 indicaciones sobre trabajar en equipos para ganar. O perder

Cuando de un EQUIPO se te caen buenos valores, se escapan personas importantes, deben reflexionar muy seriamente todos, pues algo grave está fallando.

 Cuando a un EQUIPO no eras capaz de sumar más personas válidas por diversos motivos, cuando no se crea expectación suficiente como para que se acerquen nuevos valores individuales o grupales, algo no está funcionando bien.

 Cuando en un EQUIPO no eres capaz de darles puestos de trabajo y participación a todos los integrantes, a cada uno según su valía, voluntarios gratuitos que creen ser importantes y capaces, es que algo se está haciendo mal.

 Cuando de un EQUIPO no eres capaz de auditar constantemente sus fortalezas y sus dudas y amenazas, es que quien lo dirige está mirando a Babia. Cuando un equipo no tiene objetivos constantemente actualizados, es que está perdiendo el tiempo.

 Cuando a un gran EQUIPO no le sigue un número importante de tejido social, al menos de forma muy activa un 1 por 1.000 de los integrantes de su equipo de pertenencia social, es que le falta músculo y se lo tiene que hacer mirar.

 Cuando un EQUIPO no es capaz de reflexionar sobre su propio trabajo, para ir adaptándolo a las necesidades de cada situación y momento, es que es un equipo sin cintura para saber ganar, o al menos empatar ante los bretes de cada momento. 

 Cuando un EQUIPO no es un equipo sino tres o seis equipos parecidos pero perfectamente compartimentados, es que no se entiende el valor de trabajar en equipo. Cuando no entiende en qué momento hay que buscar sinergias con otros equipos sin perder la personalidad, es que está muy débil.

 Cuando en un EQUIPO no saben cada uno de sus integrantes cuál es su labor, ordenada y de la que tienen que dar cuenta, se está perdiendo el sentido de trabajo en equipo y sus posibilidades de sumar y estar bien organizados.

 Cuando en un EQUIPO no hay comunicación interna suficiente y estratificada, clara y concisa, respetada y tenida en cuenta como la energía que mueve el grupo, no es posible trabajar en equipo. La comunicación se expande y nunca debe permanecer en compartimentos estancos más que lo mínimo necesario.

 Cuando un EQUIPO no sabe para quien trabaja, para quien debe obedecer, para qué está formado como equipo, cuál es su única y última META y su objetivo, no tiene ningún sentido llamarlo equipo.


El 10N habrá que hilar fino para no perder más

Dentro de dos semanas, tal y como la noche de ese domingo 10N estaremos sacando cuentas y más preocupados que hoy pues será complicado lograr un Gobierno “no mezcla” tras una jornada de votaciones donde habremos demostrado que no estamos entendiendo lo que sucede.

No cabe otra solución que gobernar juntos el PP y el PSOE, no sé en qué condiciones y a qué coste a medio plazo. No tiene ningún sentido que en un país con tantos partidos políticos la única manera de gobernar sea juntándose los dos más grandes, pues eso supone desvirtuar la democracia y la alternancia. Los partidos diferentes están vivos precisamente porque suponen ideologías bien distintas que sirven para alternarse y dar sentido de cambio democrático cuando los que gestionan fallan.

El GRAN error de Pedro Sánchez en estos meses de verano perdidos ha sido creer que era más ventajoso para su partido el PSOE jugar a intentar lograr una mejor posición. Excesivo riesgo que se ha demostrado muy negativo. Se pierde su crecimiento, se pierde la opción de trabajar junto a Ciudadanos, se amplía la presencia de la derecha extrema de VOX para no lograr nada positivo.

Quedan 13 días para evitar la complicación extrema, pero todo parece indicar que caminamos hacia el barullo y la incapacidad de lograr un gobierno estable y claro. Siempre y cuando en los últimos días no siga subiendo el PP y VOX y al final desbanquen de la primera posición a un PSOE herido y fuera de cobertura.

27.10.19

Cuando se acabe la política ¿qué vendrá?

Los políticos en general no entendemos que hay una España que vota y otra España que decide y trabaja la política, sumando a esa España política todos los miles de ciudadanos que estamos cerca o dentro de la política de forma voluntaria o incluso testimonial. Cuanta más desafección hay en la sociedad más distancia hay entre los que participamos de la política y los que viven ajenos a la política.
Votar no es suficiente, y ser político alejado a la realidad social tampoco es suficiente. Y tampoco es real creernos que porque nos relacionamos con asociaciones de todo tipo estamos relacionados con la sociedad, pues esta, la que vota, dentro de su desafección también está alejada de todo tipo de asociacionismo social.

Así que a la hora de entender el voto, nos manejamos todos con serias dudas, sin rumbos claros, leyendo encuestas e intentando torcerlas a nuestro favor. Un error tras otro. La distancia entre el ciudadano de la calle y el político incluso voluntario es tremenda.

Como primer ejercicio urgente hay que lograr que la sociedad participe mucho más en política, entendiendo la política como un ejercicio muy necesario para hacer sobrevivir el Sistema. Incluso la Democracia. Sin esa participación activa o pasiva, pero participación e información compartida, vamos camino de una teocracia agnóstica (o no) donde unos “Príncipes democráticos” con el convencimiento de que son poseedores de la razón pueden y deben gobernar.

Curiosamente en esta infravaloración de la participación real y efectiva, sin manipulación además, también ha participado la izquierda, sin querer o queriendo, hasta convertir la política con la inestimable ayuda de los medios de comunicación en una sopa de lo mismo, áspera e indigestible.

Un bastardo ejercicio de los políticos de todo tipo, también de los pequeños políticos es insultarnos entre nosotros, descalificarnos para minusvalorar nuestra capacidad con lo que logramos que todos nos odien a todos. ¿Para qué objetivo?

¿Puede España salir del bipartidismo? ¿Es bueno o malo tener bipartidismo?

En la política española es mucho más fácil hundirse que triunfar y para ejemplos claros, los últimos años o incluso las últimas semanas. Tras un Podemos que parecía conquistar el poder superando a todos hemos llegado a la descuartización de sus líderes y al troceamiento de sus opciones. Pero antes cayó al pozo la UPyD y ahora podría sucederle lo mismo a Rivera que ha pasado en pocas semanas de tener muchas posibilidades de ser Vicepresidente del Gobierno en España a tener que irse por la puerta de atrás.

España y en general la política occidental (o incluso mundial) tiene una constante y compleja manera de analizar las opciones políticas por los votantes y aquí es donde entra la natural decisión de muchos ciudadanos de votar a caballo ganador. Lo podemos llamar bipartidismo, pero también tontería social u opciones básicas de decisión. Lo cierto es que resulta muy complicado poder alzarse desde la nada pues todo el Sistema está montado para que solo sean dos partidos políticos los que al final se peleen por el poder.

Ahora tenemos seis partidos sobre la mesa con opciones de ganar o perder, entendiendo estas opciones como las de crecer o disminuir. Pues en realidad volvemos al bipartidismo de opciones para gobernar. A lo sumo los otros cuatro pueden aspirar a ser acompañantes del Gobierno. Y eso prima en exceso a unos en detrimento de otros, sumado a la prima de que en España no todos los votos valen lo mismo y que las muchas provincias pequeñas son un lastre para los partidos que no son los dos primeros. La duda es: ¿Ese sirve para regenerar la vida política en España? ¿y para resolver los problemas?

26.10.19

¿Qué es el sistema 50/20/30? ¿Sirve para todos?

Vamos a recordar la Regla del 50/20/30 para distribuir nuestro ingresos y gastos y no morir en el intento de no estar endeudado siempre. Se acaba casi un año y tal vez sea un buen momento de plantearnos estas técnicas sencillas para no sufrir tanto con las distribuciones de gastos.

No es mala idea hacer caso a los que dan ideas, sobre todo si las ideas sirven para idear procedimientos que sirven para la calidad de vida. Y no es broma. Veamos en qué consiste este sistema viejo y americano de realizar por escrito tres Grupos o Paquetes donde distribuiremos los ingresos mensuales entre el 50/20/30 para gestionar mejor esos ingresos.

Un 50% de nuestro ingresos van destinado a las necesidades vitales. Vivienda, educación, alimentación, transporte, ropa, luz, agua, teléfono, etc.

Un 20% para pagar créditos pendientes, para ahorrar y cubrir desfases de otros meses, para salud privada o planes de pensiones, emergencias.

Un 30% para vicios, cultura, hobbies, transporte extra, viajes.

Pero este sistema no es perfecto ni es posible aplicarlo sin cambios pensando en que sirve para todas las personas por igual. En las listas de gastos es posible que hay que cambiar de grupo algunos de ellos. No recomiendo cambiar los porcentajes sino los apartados que deben ir en cada Grupo o Paquete.

El del 50% es NECESIDADES

El del 20% es OBJETIVOS MEDIO PLAZO

El del 30% es ESTILO DE VIDA


Dentro de estos paquetes puedes meter aquello que entiendas encaja mejor para que las cuentes te salgan bien. Sin duda el del 50 es imprescindible, y el del 30 es que más puedes suprimir. E intenta que estas divisiones se mantengan a lo largo del tiempo. No es correcto estar cambiando dineros entre bloques ni cambiar destinos de un espacio al otro según te venga el mes. 

Hay que seguir una marca establecida y ser serios con lo que cada uno hemos decidido marcarnos. Este procedimiento sirve si nos lo tomemos en serio y admitimos que a veces podemos pasar algunos meses jodidos. Si lo vamos a utilizar para saltárnoslo a la torera, lo mejor es no empezar y ya iremos viendo, aunque siempre al final lo que vemos es negativo.

Cambio de hora. En serio, no afecta nada a la salud

Este sábado nos cambian la hora y esto parece —según algunos medios de comunicación— un tema aterrador para la salud de las personas y que nos puede afectar muy negativamente. Ji ji ji. ¿En qué? Es por saberlo. 

Yo en esta semana y pico he cambiado de hora tres veces. Tuve que ir a Portugal y tras 5 días volvía para encontrarme a los 4 días con otro cambios de hora. Os juro que excepto el enfriamiento que llevo desde antes de irme a Portugal no he notado nada.

Si cambiar la hora nos afecta, irse a New York debería ser una enfermedad grave. Y os puedo jurar que ir no se nota, y en cambio volver supone un cambio al que hay que adaptarse con dos o tres días de responsabilidad y calma. Pero estamos hablando de seis horas, que ya es algo notable. 

Más complicado parece irse desde España hacia el Este de Japón, pero todo se supera en un par de días tontos. Vamos, que no es para tanto pues el cuerpo está adaptado excepto si los cambios de hora son por bodas y similares y las modificaciones las pasamos con alcohol y movimientos con estertores incontrolados del cuerpo por bailes abusivos.

Así que una hora de cambio horario es la tontada más enorme que nos podemos plantear y no supone nada para la salud de las personas. ¿Que tenemos que cenar una hora más tarde? Será si quieres. Empieza hoy con medio hora y punto final.

25.10.19

Las Personas Mayores y sus necesidades específicas

Las personas mayores tenemos algunas necesidades distintas a las de los jóvenes, otras no tanto y algunas en absoluto. Y hay que recordar antes de que se nos odie por cobrar las pensiones que hemos pagado con anterioridad para las pensiones de nuestro padres, aunque ahora necesita el Estado complementar, y que todos vais a llegar a personas mayores y que incluso nuestra implicación en la sociedad a todos los niveles es insustituible, incluida la parte del gasto, de la economía de consumo, de los impuestos o de los trabajos voluntarios.

Pero las personas mayores sí necesitamos algunos elementos diferenciadores y hay que remarcarlos. Debemos todos nosotros, los que ya somos mayores, conocer qué necesitamos potenciar, cuidar e incluso mimar.

Por ejemplo el ejercicio. Hay que andar. Como poco hay que andar una hora, a marcha de unos 5 a 6 km a la hora, con ritmo alegre y si nos aburrimos nos podemos poner cascos y escuchar la radio o la música prehistórica que nos guste. Tener un pequeño huerto urbano en un balcón, unas macetas o un animal de compañía ayuda al ejercicio continuo.

Hay que comer menos y mucho mejor. Menos carne, menos grasas, menos alcohol, menos alimentos procesados, más verdura y fruta. Así que hay que disfrutar más de lo que sí podemos comer, y si tenemos que tomar poco de algo, saboreemos ese “algo” con calma. 

Digestiones pesadas prohibidas. Cinco comidas y a la cama tras cenas suaves. Es simplemente salud, son años de vida. Pero tienes libertad para morirte cuando quieras-

Hay que emplear más el cerebro. Pensar, hablar, escribir, volver a pensar. Nada de negativismo, nada de tristezas, nada de ponernos a sudar para defender posturas. 

Calma, tranquilidad, pues todo está ya hecho por el propio Sistema y aunque nosotros debemos pensar y repensar sin tregua, hay que hacerlo desde el positivismo y trasmitir sólo si se nos pregunta o a través de un blog, que no sabemos hacia dónde van nuestras palabras.

Controlar la glucosa y el colesterol es importante, pero el estrés también. Hay que relacionarse con personas y no con máquinas, hay que hablar y reír, hay que tocarse aunque ahora esté casi prohibido, hay que tomar el sol y viajar. Mira, viajar es muy sencillo. Se puede viajar a los EEUU o al barrio de tu ciudad que tiene un parque. Viajar es querer moverse.

Nunca estés solo. Intenta por todos los medios no estar solo. La soledad no deseada es terrible. Si estás solo porque quieres estar solo, mil albricias. Pero la soledad sin desearla mata. La sociedad se está dando cuenta e está intentando evitarla, aunque no sea nada sencillo. Pero es un drama. De la soledad no deseada tiene la culpa la mala suerte, pero también la propia sociedad dura y adusta.

Como no sabemos en qué momento nos volveremos dependientes, hay que admitirlo antes y sin presión dejar de pensar en ello pues no podemos hacer nada hoy que no sea seguir los consejos planteados antes. Estos chavales tan jóvenes y guapos también se volverán personas mayores y en su momento terminarán dependientes. Ellos todavía no lo saben y nosotros todavía no nos toca. Así que a seguir disfrutando con optimismo.

Intelectuales necesarios para el siglo XXI

Los intelectuales actuales, en este Siglo XXI ya no deberían ser sólo las personas que conocen las cosas y hablan de ellas, hoy el intelectual debe ser la persona que da forma a los pensamientos de su propia generación para que los entiendan todas las personas en un multinivel incluso participativo. Un intelectual es un sintetizador, un publicista, un comunicador de ideas complejas convertidas en ideas asumibles y posibles, sin que pierdan estas ideas y pensamientos su eficacia y su sentido de oportunidad. 

Y un intelectual tiene que ser también una persona que se implique, que se quiera imponer con sus razones, que expanda sus pensamientos hacia todos como lluvia fina. En tiempos donde sobras palabras gruesas y rápidas, sin recapacitación ni reflexión, es necesaria la calma y la lentitud sosegada a la hora de expandir la voz y las ideas.

Hay que ampliar la capacidad pedagógica de los mensajes de la intelectualidad reconocida, para impedir que la posible manipulación social que está imperando con tanta facilidad siga calando como lluvia fina, por falta de las defensas básicas de los que recibimos los “item” manipuladores.

Una mentira dicha mil veces ya sabemos que no se convertía antes en una verdad. Pero eso ha cambiado totalmente en estos tiempos, y ahora la cantidad de mensajes si cala profundamente, y la falta de mensajes reflexionados y lógicos no logra contrarrestar las manipulaciones. Es muy complicado lograr una lectura de temas sociales pues se buscan titulares, frases cortas, explicaciones muy banales, actividad defensora de ideas simples, buscando siempre el mínimo esfuerzo.

Pero debemos trabajar mucho más todo lo contrario para buscar la excelencia y crecimiento personal, que sirva para salir de las pobrezas mentales, que son las que ayudan a salir de las pobrezas económicas.

TENER CURIOSIDAD, DUDAS, SALIR DEL CONFORT, ENFRENTARSE AL RIESGO

CAER EN CONTRADICCIONES MIENTRAS SE DUDA, COMO ALGO MUY POSITIVO

COMUNICACIÓN INTERCULTURAL ENTRE VARIAS PERSONAS

COMUNICACIÓN SOBRE PROYECTOS AFINES O DIFERENTES

INTERCAMBIO CULTURAL, REFLEXIÓN, REINTERPRETACIÓN

INTENCIONALIDAD EN LA COLABORACIÓN DE IDENTIDADES INTRACULTURALES

NO TENER NUNCA MIEDO AL FRACASO NI A LAS PUERTAS CERRADAS


Talento, Formación y Suerte. ¿Cómo se logran?

El americano John Brockman, uno de los más firmes defensores de “las tres culturas” dentro de la cultura general o global, firme defensor de lo que se denomina “La Tercera Cultura” como creación moderna hacia donde hay que redirigir todos los temas culturales, respondió a la pregunta: ¿Dónde radica el éxito personal?… diciendo:

Se necesita TALENTO, FORMACIÓN y SUERTE

Y cuando se le insistió sobre lo que se necesitaba para tener MUCHO éxito, añadió:

Se necesita un poco MÁS de TALENTO, BASTANTE MÁS FORMACIÓN y un CÚMULO DE SUERTE.

Nacemos con una cantidad de talento innato que viene determinado y podemos hacer crecer… o disminuir. No estamos programados para ser listos o tontos, sino para avanzar y crecer dentro de esa tontuna o de esa capacidad para ver la hierba crecer.

La formación la tenemos para cogerla… o no. Depende de nosotros. En el mundo occidental la formación es “casi” sencilla de alcanzar subiendo con esfuerzo. Y para ello nuestro propio trabajo desde los años escolares es fundamental.

La suerte nos tiene que pillar trabajando y lo más importante para tenerla es saber detectarla. La suerte no tiene color ni forma, no es posible explicarla. Todos tenemos golpes de suerte pero no todas la detectamos y la pillamos para nuestro regazo. 

Tan importante es tener suerte como saber detectarla y lograr atraparla. La conciencia de saber qué es suerte es fundamental, pues la suerte nunca viene vestida de suerte, para que la sepamos detectar enseguida. 

Hay que saber qué podemos convertir en suerte, de todo lo que nos va aconteciendo por la vida. Mucho más que suerte, yo lo llamaría OPORTUNIDADES.

¿Quienes son los tramposos en España? ¿Es legal ser tramposo? Depende del asesor

La inevitable capacidad que tenemos todos de ser engañados con informaciones falsas es tremenda, pues quien quiere engañar tiene mecanismos superiores a los nuestros para defendernos. Por ejemplo los defraudadores disponen de los mejores asesores y abogados para trampear dentro de la legalidad. A partir de esos actos simplemente hay que mantenerse en las trampas, a costa muchas veces de crear en la sociedad una opinión que desvíe la atención.

Es ¿normal? y legal que un ciudadano español monté una empresa en otro país, a su nombre o a nombre de otros o con otros, y siempre con mayoría muy contundente de la misma. Y que a partir de esa empresa montada en otro país y de la que muchas veces no se crea con personas físicas sino con otras empresas instrumentales y jurídicas, se hagan negocios en España que es donde se saben hacer negocios y donde las leyes permiten ciertas prácticas, se compren pisos, terrenos, edificios, otras empresas, producciones agrarias o ganaderas, etc.

A partir de estos puntos las desviaciones de las ganancias están muy claras. Se diluyen responsabilidades para no pagar impuestos tanto de grandes patrimonios como de ganancias empresariales, IRPF, IVA o todo lo que podamos imaginar. La ingeniería fiscal la dominan los muy buenos asesores que ya no pueden coger a más clientes pues están saturados.

En España debemos modificar las leyes para evitarlo, una vez que lo tenemos perfectamente identificado. Pero hay miedo al tramposo pues seguimos creyendo que en un país con muy pocas empresas, con muy pocos emprendedores, ir a por el tramposo supone perder inversiones y muchas veces puestos de trabajo.

Estos meses hemos conocido el caso de una empresa de carne y embutidos en Andalucía donde con muy pocos trabajadores hacía una producción tremenda que repartía comercialmente por media España. No saltaron las alarmas. ¿Cómo es posible que con 4 trabajadores se haga una producción de ese volumen? Pues efectivamente parece ser (según se informa) que había otras empresas sin los controles debidos que fabricaban para la empresa matriz. Pero desde Sanidad o desde Hacienda esto no se había detectado.

Los tramposos no son los que nos dicen que son, sino los que saben estar escondidos. Y los que nos desvían la atención hacia temas menores para que ellas puedan seguir jugando con las leyes.

24.10.19

Los universitarios en España no quieren crear empresas

Se ha publicado que en España solo el 4% de los universitarios desean plantearse para su futuro la posibilidad de crear empresas, de emprender proyectos que les lleven a construir ideas y crear puestos de trabajo, productividad propia, innovación hacia objetivos de emprendimiento. Las dudas son claramente dos.

La primera es saber si en la Universidad se enseña a emprender. Yo creo que no. Ni en la Universidad ni en la Formación Profesional.

La segunda es saber si el problema viene más desde los propios jóvenes que buscan la comodidad de lo tranquilo, del trabajo de la Administración, de no tener que jugarse la vida y los dineros a dar el paso del emprendimiento.

Sea lo que sea, lo que es seguro es que en España se crean muy pocas empresas y algunas de las nuevas son meros chiringuitos, espacios para trampear o para intentar sacar beneficios fáciles y rápidos. 

Emprender es duro, pero es maravilloso pues supone crear y creer. Pero sin duda es más cómodo trabajar para un empresa pública donde si entras tras superar a tus contrincantes en un examen obsoleto ya tienes el trabajo seguro para toda la vida.

Tranquilos, que inventen ellos sigue estando de moda, y aunque insultemos a los políticos en las barras de los bares, todos queremos ser funcionarios pero de los que no salen en los papeles. Luego si se les obliga a marcar a la hora de salir o de entrar les jode y se rebelan. 

La Universidad debe darse unas vueltas por Europa y empezar a copiar. Y si les parece poco, por los EEUU y entender que emprender es muy válido para el país, para España.

Y no, emprender, crear empresas no es robar a los trabajadores. Es ser éticos, ser justos y creer en la Economía del Bien Común. Se pueden crear empresas y ser ético.

España homenajea a Franco y no se entera de nada

El más reciente homenaje que se le ha brindado al Franquismo lo ha propiciado un Presidente que dice ser socialista. Es triste y muy torpe la forma en que se ha encarado el sacar al dictador Franco del Valle de los Caídos

Desde la propia decisión de dar hora y día como si fuera una corrida de toros de grandes figuras, a propiciar que estuvieran todos los medios de comunicación mirando por el rabillo la parafernalia del paseíllo y a la trampa en la que han caído las televisiones en España que han trasmitido en directo durante toda la mañana con programas especiales la “sacada” de cajón podrido y la triste explicación de sus familiares "muy" franquistas.

Este tipo de actos se tendría que haber realizado de noche, al alba, sin dar fechas…, y se entrega a la familia las cajas o se deposita en las mismas fosas comunes donde hay miles y miles de españoles muertos por la idiotez de los militares y políticos de los años 30.

Ahora se han realizado sin frenar, actos que han servido para poner encima de la mesa el Franquismo, para que la sociedad se cuestione todo tipo de ideologías, sin haberlas vivido, sin saber qué fueron aquellos años. Incluso Tejero ha asistido como invitado de lujo. ¿Somos capaces de entender hacia dónde nos estamos moviendo?

Pero lo que es peor, sabiéndolo y justificándose, hemos montado todo con alevosía y torpeza como si fuera lo lógico. Somos un país torpe, incapaz de asemejarse a ningún otro país de Europa democrático. En Rusia adoran a una momia, pero no se entendería que en Italia, Rumanía o Alemania se sacase el cadáver de sus dictadores a pasear alentando ideas viejas que hay que superar.

Y mientras tanto somos incapaces de resolver los problemas reales y de futuro que poco a poco nos van creciendo como setas. ¿Qué imagen estamos dando a Europa?

Estética Genital ¿De verdad es el futuro del sexo?

En los últimos diez años ha crecido mucho la estética genital, como otra forma más de creer que para sentirse bien hay que verse bien en el espejo. Volvemos a dar otro paso más en primar lo estético cuando la realidad es que la importancia para sentirse bien uno mismo o sentirse bien en la relación con más personas no es algo que depende del físico, sino del fondo moral, personal, mental, de capacidad para compartir y relacionarse con personas.

Ahora estiramos el pene, blanqueamos zonas genitales aunque de momento no hemos pensando en ponerle colores excepto si nos ponemos tatuajes de cualquier tipo, recortamos lo que cuelga o lo estiramos más, intentamos tener zonas sexuales de personas jovencitas pero no somos capaces de tener mentalidades válidas con arreglo a nuestra edad real.

Es una manera de gastarse el dinero si se tiene, otra manera de separar a las clases sociales pues mientras hay personas que luchan por comer otras luchan por blanquearse el ano. Son distintos conceptos de la vida. 

El pene lo alargamos, lo tensamos, lo engordamos con grasa de la tripa, lo cambiamos de color, lo depilamos o lo tatuamos con frases en chino o con monstruos variados. ¿Estamos locos?

Somos libres de hacernos lo que nos venga en gana, faltaría más. Pero tenemos que saber que mientras a unas personas les salen pelos en el culo a otras personas las operan con la foto de una revista porno en la mano para parecerse en el culo o en la vagina a la actriz de la imagen. 

Y que con todos ellos, los de los pelos o los del ano blanquito, nos vamos a tomar cervezas sin saber quién es quien. ¿No nos estaremos haciendo un lío mental, una sopa con los sesos? Más sexo natural y menos sexo de plástico

Economía Circular. Economía del Bien Común. Economía Humanista. PostCapitalismo.

La Economía Circular es consumir menos y mejor, y junto a la Economía del Bien Común o la Economía Humanista son ideas muy válidas para avanzar hacia el postcapitalismo al que tenemos que llegar pensando en la sostenibilidad de todo lo que nos rodea. Y en esto los jóvenes están mucho más activos pues saben que ellos van a vivir muchas décadas percibiendo los errores que se están cometiendo ahora mismo.

Abría antes el cajón donde guardo los auriculares de botón y me he encontrado seis ejemplares nuevos. De ellos a los suma utilizo dos y medio. ¿Y el resto cómo han llegado hasta allí? Si ni yo mismo lo sé es que algo me está engañando sin darme cuenta. Y así con todos mis cajones. No sabemos seleccionar, compramos por impulsos, por tener más que por disfrutar, consumimos mucho más de lo que necesitamos y todo eso produce desechos, contaminación imposible de soportar por un Plantea ya herido.

El consumo de alimentación en el Primer Mundo es brutal, lo que se tira es un drama, lo que cuesta producir en residuos de todo tipo un kilo de carne es para conocer y reflexionar. Yo como carne, pero igual hay que comer menos, más elegida, de todo tipo, valorando los costes reales de lo que consumimos. Se tiran verduras y frutas simplemente por no ser “bonitas” y derrochamos energía en transporte o en temperaturas por no querer entender que es carísimo para todos movernos siempre entre 22 y 24 grados. Menos es “mucho” frío y más “mucho” calor.

¿Hasta cuánto y cuándo podremos aguantar con un consumo que nos convierte en esclavos del trabajo y además sin saborear lo que consumimos?

23.10.19

La formación y educación son las mejores armas para salir de la pobreza

Sabemos que la pobreza tiene una relación muy directa con la formación, con la educación y todo lo que rodea a esas necesidades básicas que se incumplen sistemáticamente aunque figuren en las Constituciones. No hay educación en igualdad en el mundo entre jóvenes con las mismas posibilidades de acceder a todos los grados, pero tampoco la hay en España por mucho que se diga lo contrario, aunque nos acercamos bastante a lo correcto pero no tanto a lo óptimo.

La educación no es solo crear escuelas y obligar a los niños a que vayan a ellas, es sobre todo lograr objetivos entre mínimos y máximos para lograr personas capaces de discernir y valerse en similares condiciones que todos los demás jóvenes. 


Hay que impulsar la auto responsabilidad de cada persona para valorar la importancia de la educación e inculcar que es el método más sencillo para salir de la pobreza. Para eso, cuanto más pobre se es, más esfuerzo hay que poner en abrazar la educación en todas sus variables y en estar aprendiendo de forma reglada o no, desde multitud de espacios educativos.

No siempre los Sistemas Públicos, los Estados, están por la labor de poner la educación en primera línea de trabajo y en igualdad de acceso. 


Los países necesitan a personas justamente formadas, pero no excesivamente formadas. 

No tanto por coste, como por selección artificial de las posibilidades de pertenecer a una clase social o a otra. Por eso todas las herramientas que deben rodear la Educación para que sea encaminada a la excelencia de cada persona según sus propias capacidades, no son siempre bien utilizadas y lo saben los profesores y los que gobiernan la educación.

Los jóvenes que tienen en sus casas bibliotecas, familias estructuradas y con un nivel que ponga en valor la educación y el esfuerzo, tienen más posibilidades de salir de la pobreza. No es verdad que se necesiten por parte de la familia grandes recursos para la formación, esto se utiliza a veces para desmotivar. Tal vez hay que planificar mejor las actividades culturales y formativas de la familia, ordenar en el tiempo en qué momento hay que dedicar recursos para cada tipo de estudio, y conocer muy bien todas las posibilidades de formación gratuita.

Se puede y se debe trabajar mucho más en la obligatoriedad de la educación en igualdad de acceso global a todos los niveles y peldaños, pero no tanto en la presencial como en la constante formación personal fuera de las horas lectivas. 


No sirve solo con “estar” sino hay que trabajar el “aprovechar” todas las posibilidades que brinda el sistema y al que ponemos zancadillas desde muchos espacios, incluidas algunas familias.

En las Escuelas Superiores e incluso ya en la Universidad se nota claramente que quien ha logrado ir subiendo en la formación desde modelos económicos débiles y tienen en su familia una pobreza clara o una economía muy justa, son capaces de elevarse sobre la media por su propia dedicación. No pierden ninguna oportunidad, ninguna clase. 


Pero el problema son los que se quedan a medio camino, los que tienen que entrar en el mercado laboral sin suficiente formación y dejan de estudiar definitivamente. Los pobres de economía que no saben que se puede salir de la pobreza a costa de trabajar más y mejor la formación.

La formación tiene que ser siempre contínua y debe ser respetada como la mejor herramienta para ser más libres y con mejor futuro. Los padres españoles (y madres, claro) nos implicamos mucho en la formación de nuestros hijos pequeños pero nos equivocamos de edad de máxima implicación. 


Todos entendemos mucho de preescolar, de Montessori o escuelas diferentes en edades tempranas, pero no hacemos lo mismo para buscar calidad y controlar implicación a partir de los 12 a 18 años

Las AMPAS están llenas de familias de niños pequeños, pero luego en los Institutos ya casi no existen, ni se exige la misma implicación de todas las partes para buscar excelencias profesionales o formativas en los años finales y que son los que marcan los futuros y los que los alumnos se vuelven más complejos.

22.10.19

¿Y tras la jubilación, qué podemos hacer?

La jubilación no siempre es un tiempo de júbilo pues no siempre sabemos prepararnos para ella. Al perder el trabajo fijo se pierden los contactos, las llamadas, las tareas obligadas, la responsabilidad y esa sensación de utilidad que es tan necesaria en todo ser humano. Así que hay que asumirlo, entenderlo, trabajar el tema desde tu propia perspectiva y resolver lo lo mejor que sepas, a través de una preparación que debes comenzar antes de que llegue la jubilación.

Convertirte en el “cuidador” de nietos no es la mejor solución, aunque a veces sea la más sencilla y la que cazas o te cazan tras llegar a la jubilación. No solo es cambiar de tareas, de trabajo, de valoración, sino sobre todo de sensación de utilidad. Los nietos y los hijos nos pueden necesitar, pero a veces llegamos al esclavismo en silencio, y lo que podría ser un tiempo de alegrías e incluso osadías, se convierte en algo aburrido y sin tiempo libre. Y sobre todo del que es muy complicado escapar.

En la jubilación eres dueño de tu tiempo. De TODO tu tiempo, y para eso hay que estar preparado. Ya nadie va a venir a llenar tus horas con trabajos u órdenes. Y para eso hay que estar preparado y organizado.

La autoestima es fundamental para no caer en una depresión del jubilado, que es peligrosa. Hay que tener actividad, hay que crear pequeños proyectos vitales (o grandes) y dedicarte a ellos como si de verdad estuvieras trabajando. Hay que marcarse un horario, unas actividades, unas horas libres, una relación activa con personas, y perder el miedo al futuro.

A veces, muchas más de las que se deberían, las pensiones son bajas o muy bajas y por ello los miedos económicos abundan. Y aunque los gastos no son los mismos, sobre todo apuran la inseguridad de esa dependencia del Estado o de Instituciones que no puedes controlar.

Hemos tenido antes de la jubilación una larga vida laboral y hay que explorar si esta nos puede seguir dando alguna actividad después de la jubilación. Los oficios tienen muchas veces salidas laterales como voluntarios, para seguir activos. Pero también es un buen momento para aprender, para ayudar a los demás, para participar en pequeños proyectos, para crearlos y creerlos, para asistir a viajes, a charlas, a exposiciones, a reuniones y coloquios.

Sobre todo tenemos que estar pendientes de nuestro entorno, saber qué posibilidades nos ofrece nuestra ciudad, qué actividades tenemos cerca, marcarnos espacios temporales fijos con la pareja para compartir, programas de televisión o cine que sin atraparnos sean una posibilidad de crecimiento. La gastronomía y la salud puede ser otra actividad como lo tiene que ser el deporte suave (o no) y el andar de forma programada.

Escribir, el arte o la fotografía, el leer, la vida social o religiosa de tu comunidad, la recopilación de vivencias para compartir, el voluntariado o las actividades políticas son salidas posibles. 

Pero sin atarse en exceso, sino buscando espacios para compartir y crecer, pues incluso estando jubilados se puede ser feliz a costa de hacer buenos trabajos.


Tsunami español contra tsunami independentista

El número de tontos en España crece y crece casi de forma descontrolada. Ahora dicen que hay unos 2.500 militares voluntarios que se dedicarían a pedir días libres en sus trabajos como cuartelarios profesionales para irse a Cataluña en apoyo a las fuerzas de seguridad. Sin armas, solo con su oficio y la garantía que según dicen ellos les confiere la Constitución para defender a España, y acudirán tal vez, nunca se sabe, con sus porras o defensas personales.

Insisto en lo torpes que somos ante la historia pues sinceramente me da la sensación de que los que mandan no son capaces de ponerse en las fases negativas, mientras los años van pasando y a su vez creciendo la sensación entre la población de fuera de Cataluña que esto solo se podrá resolver con violencia de las de libros de historia.

¿No somos capaces de entender que una solución con violencia, venga desde donde venga, nunca es una solución y a lo sumo una simple chapuza y una cruenta pelea con sangre?

21.10.19

No será demagogia estar siempre diciendo que todo es demagogia?

La paz y la democracia van siempre unidas y ni puede haber democracia sin paz ni paz verdadera sin democracia… pues la paz no es solo la ausencia de violencia física. 

Los tipos de violencias son muchos y no a todos los consideremos así. Nos han ido acostumbrando desde tiempos sin memoria a soportar y normalizar estados de violencia para no considerarla y nos hemos acostumbrado a ella hasta doblegarnos y admitirla como una de las posibles soluciones e incluso una de las formas básicas de evitar otro posible tipo de violencia.

El Sistema sabe muy bien defender sus beneficios y privilegios y para ello tiene que dominar muy bien los procesos de las violencias para asustar, crear estados determinados en la sociedad que nos hagan admitir con benevolencia soluciones incluso violentas.

No gobernar en positivo es violencia.
Consentir el no tener gobierno por táctica, es violencia.
Controlar los derechos de las democracias para beneficios de grupo es violencia.
Reprimir como reacción y con poca inteligencia social es violencia.
Emplear la Justicia como herramienta contra la incapacidad política es violencia.


Hay más formas de violencia que encajan en las utilizadas en las democracias poco hábiles. La torpeza política es una de las violencias en países democráticos que mas se utilizan por tontos sociales que están porque no se presentan mejores. 

Incluso la desafección política de la sociedad y su crítica negativa al Sistema democrático desde los círculos privados pero activos, también es violencia y además de gratuita muy eficaz aunque esté totalmente manipulada por lo que saben dominar muy bien los basureros de los cultivos fáciles de la demagogia. 

¿No será demagogia estar siempre diciendo que todo es demagogia?


17.10.19

Son tiempos de reflexionar (de nuevo) por España

Toca volver a intervenir desde la palabra y la reflexión pues las violencias de mucho tipo se quieren asentar entre nosotros sin garantías válidas de futuro. Somos torpes para creer en la paz.

España se nos podría mover profundamente y lo sabemos desde hace años. Los tiempos en la historia siempre son lentos pero la escribimos los que la vivimos. Tú y yo. Vosotros.

La Justicia no sirve para resolver problemas políticos pues siempre actúa después del problema ya convertido en grave y nunca antes. 


Lo advertimos hace años sin éxito… lo que indica que somos todos unos incapaces. Así que resulta obligado insistir. Y por eso volvemos. Para insistir ante nadie.

13.10.19

A la izquierda la falta reflexionar sobre la izquierda

Ser de izquierdas en el año 2019 no es lo mismo que serlo a finales del siglo XIX ni en los años 80 del siglo XX. La actualización personal de pensamientos de izquierda no se ha llevado a cabo, por desatención y sobre todo desafección, y aunque seguimos creyendo que “los de abajo” son los que de forma natural nos tienen que representar, la realidad es que ni ellos ni nosotros sabemos a costa de qué, con qué ideas o pensamientos, incluso ni con qué objetivos. 

Mucho menos sabemos qué caminos hay que ir atravesando en la gran marcha hacia la igualdad. A la izquierda la falta reflexionar sobre la izquierda. No hemos sido capaces de repensar el futuro, y si acaso lo que se hace es reciclar o abandonar el pasado. Pero no actualizarlo, que al llevar tanta demora, hoy ya en el 2019, habría que reedificarlo o volverlo a construir desde los derribos. 

Esto no sucede en España solo, sino en todo el mundo, donde atisbos de una izquierda diferente son tachados de cualquier cosa mala pues se ha perdido la capacidad de tener líderes capaces y críticos pero a la vez con un poso suficiente de ver desde fuera del poder. 

A la izquierda le sienta muy mal el poder pues la vuelve conservadora y le obliga (no sé bien por qué) a desechar todo tipo de ideas progresistas, diferentes, de cambio social, de reordenación de la economía productiva como poco para que nos vayamos acercando a una igualdad sostenible y sobre todo posible. 

En este 10N le puede suceder a la izquierda española que se quede sin suficientes novios que la aúpen y que lo que parecía un paseo de triunfadores se conviertan en una derrota muy dolorosa. Y con sinceridad, pensando en el futuro de la izquierda, no sé qué será mejor, aunque sé que si gana la derecha lo que nos viene encima será muy duro y muy duradero.

2.10.19

El 15M de 2011 se acaba. ¿Y ahora en 2020 qué vendrá?

Al igual que estudiamos con preocupación la Transición española a la que le pedimos imposibles sin haberla visto de cerca, algún día estudiaremos la primavera española que supuso el 15M de 2011 en España, su influencia sobre los movimientos políticos y su hundimiento. Y nos imaginamos que también se analizará qué vino tras ello, con el hundimiento de todas las opciones políticas que fueron surgiendo a raíz de una clara queja colectiva de que Europa y España había fracasado con la crisis económica de principios de siglo.

El nacimiento de Podemos fue el punto importante de ilusión tras el 15M, pero tuvieron que pasar casi tres años hasta que en la primavera de 2014 se fue configurando como una opción política organizada que podía plantear otras formas de hacer política en España. 


¿Dónde estamos hoy, a finales de 2019?

Toda organización política en el mundo se asienta sobre dos puntos cruciales que sin ellos nada tiene valor duradero. Es posible que con los años encontramos otros puntos de apoyo, para hasta ahora no tenemos otros.

1/ Es necesario un líder y un gran equipo que arrope al que hace de Chofer, y que todos ellos se lleven bien y se mantengan los suficientes tiempos como para asentar la idea, el proyecto.

2/ Ese proyecto político y social debe estar organizado por igual (o muy similar) en todos los territorios de acción, para que NUNCA haya dos palabras, dos vertientes, dos líderes (o seis) o dos proyectos.

Desgraciadamente Podemos no logró hacer nada de esto, y en solo cinco años y con muchas zancadillas desde el resto de jugadores políticos, no ha logrado desde el principio asentar ninguna de las dos premisas.

Nunca tuvo un líder sino varios, y además cambiantes, dimisionarios, despedidos, enemistados, peleados. No voy a relatar aquí la larga lista de personas que fundando Podemos hoy no están, o se encuentran en otros lados, o se encuentran en el mismo pero desde fuera.

Tampoco nunca se cumplió la segunda premisa y Podemos nunca fue un solo Podemos. Con distintos nombres y dirigentes se fue multiplicando por todos los territorios creando Reinos de Taifas que tan bien estudiamos en las escuelas viejas en años viejos.

Hoy, en el 2019 del cansancio, vemos ya inevitable que es necesario un reset claro y contundente de Podemos, sin podernos atrever a decir ni para qué, ni a cambio de qué ni provocado por quien. Pero España necesita a Podemos, o al menos necesita la opción de una izquierda del PSOE que algunos ya llaman extrema izquierda y que realmente es una socialdemocracia de libro. Ni puta idea de lo que es una extrema izquierda.

Por que para finalizar… si quiero poner un detalle de lo que realmente es una extrema izquierda, para que no nos equivoquemos con los apellidos. 

Hoy, en el siglo XXI, una extrema izquierda la podríamos ver en los libros de historia. Estaríamos hablando de un comunismo intervencionista, donde la libertad privada ha dejado paso a la libertad pública y donde la propiedad privada sería mínima. Eso es extrema izquierda. Querer derogar la Reforma Laboral de Rajoy es sentido común y socialdemocracia rara o atípica. ¿Alguien quiere saber qué haría el socialismo real? Que por cierto tampoco es extrema izquierda.

No hemos querido en España abrazar a opciones de Podemos tachándolas de extrema izquierda y de quitarle el sueño al Presidente. Pero cuidado, no vaya a ser que al final se nos vaya de la mano todo lo que ahora denigramos y defenestramos, pues tanto hay una extrema derecha muy animada a dejar el disfraz de Caperucita en el cajón, como podría venir una extrema izquierda de verdad y hoy desconocida a poco que apretemos los machos.