26.10.19

Cambio de hora. En serio, no afecta nada a la salud

Este sábado nos cambian la hora y esto parece —según algunos medios de comunicación— un tema aterrador para la salud de las personas y que nos puede afectar muy negativamente. Ji ji ji. ¿En qué? Es por saberlo. 

Yo en esta semana y pico he cambiado de hora tres veces. Tuve que ir a Portugal y tras 5 días volvía para encontrarme a los 4 días con otro cambios de hora. Os juro que excepto el enfriamiento que llevo desde antes de irme a Portugal no he notado nada.

Si cambiar la hora nos afecta, irse a New York debería ser una enfermedad grave. Y os puedo jurar que ir no se nota, y en cambio volver supone un cambio al que hay que adaptarse con dos o tres días de responsabilidad y calma. Pero estamos hablando de seis horas, que ya es algo notable. 

Más complicado parece irse desde España hacia el Este de Japón, pero todo se supera en un par de días tontos. Vamos, que no es para tanto pues el cuerpo está adaptado excepto si los cambios de hora son por bodas y similares y las modificaciones las pasamos con alcohol y movimientos con estertores incontrolados del cuerpo por bailes abusivos.

Así que una hora de cambio horario es la tontada más enorme que nos podemos plantear y no supone nada para la salud de las personas. ¿Que tenemos que cenar una hora más tarde? Será si quieres. Empieza hoy con medio hora y punto final.

No hay comentarios: