19.11.19

¿Tenemos miedo a la inmigración o a la pobreza?

Muchos españoles y europeos se han puesto de acuerdo en criticar ferozmente la inmigración indiscriminada de personas desde países pobres hacia sociedades ricas. Parece incluso lógico este discurso contra la llegada de nuevas personas a “nuestro mundo” pues creemos que nos traen pobreza, violencia y sobre todo un abaratamiento de los puestos de trabajo.

Pero la realidad es otra bien distinta. Aceptamos callados y sin querer verlo que nuestros trabajos ya se han ido. Las empresas llevan su producción y trabajo hacia zonas donde viven precisamente las personas que quieren venir a vivir con nosotros. A los poderosos les da igual si los trabajadores pobres están en España o en Mali o China, lo que les interesa es que dejen más beneficios.

Del otro lado y cuando hablamos de la posible violencia que traen estas personas que migran hacia otras zonas no sabemos mirar ni analizar, confundiendo churras con merinas. ¿De verdad sabemos qué tipo de inmigrantes son los que crean problemas de convivencia de las de verdad? Creo que no y nos confundimos todos no sé bien por qué. Los delitos económicos mayores y los delitos contra la dignidad y libertad sexual los cometen en el caso de que sean inmigrantes y en gran número porcentual personas que vienen desde zonas que no suelen ser las señaladas como conflictivas. ¿No queremos verlo?

Con los mal llamados MENA sucede algo similar. Los MENA son Menores Emigrantes No Acompañados, es decir, niños. Niños y jóvenes menores, sin formación adaptada al nuevo entorno, que por ley mundial deben estar acogidos en los países donde se encuentran. Y la obligación de estos países es la de darles seguridad pero sobre todo educación, integración y sistemas de convivencia válida para su desarrollo.

Pero me voy a ir un poco a las afueras de España. A Francia, a Bélgica, a Berlín como ciudad complicada en esto temas. En España todavía estamos en Primero de Problemas, si no somos capaces de aprender y de mirar. Aquí no están llegando en demasía grupos de personas adultas que conviven en las calles en grupos organizados junto a las cajas de vino barato. Hay algo similar y controlado pero de familias con menores que es diferente, y algunos de adultos donde unos esclavizan a otros. Pero no grupos de iguales que terminan todas las tardes tumbados ante el frío.

Tampoco tenemos (casi) barrios enteros ya perfectamente discriminados y donde los caldos de cultivo son complejos de controlar. Los hemos tenido en España con personas de etnia gitana pero aquello casi se resolvió, aunque en Europa sucede ahora con otro tipo de sociedades que llegan más rápido de lo que somos capaces de integrar.

El fenómeno de la inmigración descontrolada no es fácil, ni se resuelve con cerrar las puertas de cada casa o las fronteras. Sobre todo porque los inmigrantes complejos podrían entrar con las puertas cerradas. África es la que menos problemas ofrece, y en cambio es la que más se señala como culpable. ¿Tenemos miedo a la inmigración o a la pobreza? Cuidado con equivocarse con la respuesta, pues en ella está la solución que habría que tomar.

18.11.19

Hablemos del Estado. Para qué sirve y sus clases de usos

Nos llevan martilleando la cabeza con que hay que disminuir el tamaño del Estado, como si fuera el Mantra que nos resolvería todos los problemas. Es literalmente mentira pues el Estado siempre tiene un tamaño determinado por los que mandan, que muchas veces no son los que gobiernan

Nadie quiere un tamaño del Estado mayor del necesario, nadie desea aumentar el Estado hasta hacerlo insoportable o inasumible por su coste. Lo que diferencia a las ideologías no es el tamaño del Estado, sino para qué se utiliza el Estado.

Con un Estado pequeño la dictaduras no pueden meter miedo, o al menos no pueden meter tanto ni pueden controlar todo, ni tampoco pueden ayudar a “sus amigos” ni intervenir en políticas exteriores. Los Estados dictatoriales, militares o no democráticos tienen un tamaño superior a los Estados democráticos, aunque nos intenten decir lo contrario. 

La pregunta es: ¿Para qué utilizan los que mandan al Estado que los mantiene en el mando, que no en el Gobierno?

¿Quienes forman parte de cada forma de Estado? 

Con el mismo tamaño de Estado podemos tener más médicos o más jueces, más policías de barrio o más militares, más maestros o más inspectores. Y no es lo mismo lo uno que lo otro.

Necesitamos seguridad, sanidad, educación y justicia como poco. Y es entonces, cuando decimos esto, cuando se nos replica que con un sistema como el actual, es decir como el democrático, se utilizan muy mal por su tamaño desmesurado los recursos. Otra mentira. 

Yo conozco a muchos más políticos que trabajan gratis que a políticos que cobran por trabajar. ¿Hemos comparado a España y el tamaño de su Estado con el de Suiza, con Suecia o Alemania? Conozco a más funcionarios de alto grado y con puesto de trabajo de por vida que no están a su nivel de exigencia, que a asesores de políticos que cobran sin hacer su trabajo. Y me estoy refiriendo a cualquier partido político.

Ya sé que esto suena a mentira, a falso, a querer decir como poco… tonterías. Lo que pasa es que siendo político de los de “gratis” he pasado más de una década entre todos ellos, repito de casi todos los partidos. ¿Sabemos cuántos voluntarios de todo tipo están trabajando gratis en España?

Con el tamaño del Estado se puede mantener un Estado del Bienestar (lo que algunos llaman “buenísmo de tontos e incapaces” para jorobar) y ayudar a las personas más necesitadas… o al contrario tener un Estado que ayuda al mercado con el otro Mantra de que el Mercado es capaz de nivelar las necesidades sociales y que al final representa un beneficio para todos. Son las dos clásicas ideas económicas desde tiempos inmemoriales. Ninguna es perfecta ni se puede explicar en pocas líneas.

Es verdad que el Mercado sirve para bastantes cosas, no lo voy a negar. En la misma medida en que tampoco niego que un Mercado sin control es una catástrofe porque solo busca su beneficio privado y personal, aunque se diga que en ese beneficio privado es donde está el beneficio comunal. Las dudas están en la propia realidad de lo que sucede si no se controlan sus abusos. Viene una crisis que en el mejor de los casos tumba a los pobres y trabajadores y encumbra a los ricos hacia “más ricos”. Y digo en el mejor de los casos, porque el otro es que viene la violencia y lo saben perfectamente los controladores de los Mercados.

La cuerda se puede estirar hasta un límite y los que adoran los Mercados además de saberlo lo controlan muy bien. Si el Mercado fuera una maravilla… ¿Por qué se ofuscan en saber estirar hasta una medida que ellos quieren marcar, pero sin pasarse? ¿No es maravilloso el mercado y todo es capaz de resolverlo por sí mismo?

El Mercado no es maravilloso ni incluso para los que defienden el Mercado. Si no tuviera controles, solo unos pocos serían los dueños de todo. Muchos menos de los que hoy son dueños de ese todo que en realidad no sabemos cuanto es. El Mercado sin regular también destroza a los que creen en el Mercado sin regular pero que no tienen un tamaño grande para defenderse ante ese utópico Mercado sin regular.

En España con un Mercado Global totalmente libre seríamos más África todavía, más pobres, porque la producción y el comercio globalizado nos atacaría todavía más. Por eso los Tratados de Libre Comercio son buenos para los liberales grandes y muy malos para los que se creen liberales pero son pequeños. En España con un Tratado de Libre Comercio mal negociado no se podría vender nuestros productos y además estaríamos atados a reclamaciones sin mesura con leyes impuestas por los propios Mercados. 

¿Se podría defender así el aceite, el cereal, el vino? Lo real es que sin tratados también se hace lo mismo, pero a escondidas para la sociedad. ¿Quien es el dueño real de nuestra economía en España? ¿Seguro que son españoles? ¿El turismo en España es de España? ¿Y las cervezas? ¿Y algunos bancos que cotizan en Bolsa de quien son realmente? ¿Y nuestro mercado inmobiliario?

Si no queremos la paz, es que queremos la guerra

La historia se escribe casi siempre con renglones torcidos que no tienen nada que ver los unos con la realidad que después se tiene que ir escribiendo. La Guerra Civil de España dicen mucho que se inició en el año 1933 con los Sucesos de Casas Viejas donde murieron 28 personas (24 civiles y 4 policías) todas ellas de forma criminal y sin sentido, pero donde sobre todo participó el silencio, la mentira y el tacticismo de algún general militar que en el juicio quiso callarse para alimentar los odios contra las izquierdas republicanas.

Cuando en el año 1936 los militares se levantaron, incluido el mismo general que presuntamente no había dicho toda la verdad en el juicio de Casas Viejas, tras unos años de alimentar un caldo de cultivo propicio a demostrar que unos eran incapaces de resolver y otros muy capaces de resolver pero utilizando la violencia indiscriminada.

Ahora en 2019 estamos en una posición similar con todos los respetos. Una parte de España odia a los catalanes sin añadirles razones de ningún tipo y el crecimiento de la derecha extrema es ya una constante que irá en aumento si no se resuelve de una determinada manera los problemas ficticios de España. Y digo ficticios sabiendo bien lo que digo.

Las fronteras siempre son ficticias. Alimentar los problemas por ser de diferente opinión siempre es un error. Lo que hay que hacer es resolver los problemas, no aumentarlos hasta que haya que resolverlos por la fuerza. Pero como no nos gusta leer libros queremos utilizar siempre los bemoles y la mirada con bilis. Por eso la figura del “Relator” o equipo de mediadores de fuera de Cataluña y España es tan importante.

No es que gente “de fuera” nos tengan que decir lo que tenemos que hacer con nuestros problemas (que tal vez, si no somos capaces de resolver, tampoco es mala idea) sino que nos ayuden a verlos, entenderlos, a comprenderlo y resolverlos con la ayuda de gente que solo utilice la cabeza y no el estómago. 

Las decisiones las tenemos que seguir tomando nosotros, desde España. Pero al menos con la responsabilidad de que si no queremos la paz, es simplemente porque queremos la guerra. No hay términos medios.

17.11.19

¿De qué NO estamos hablando hoy, ni tú ni yo?

Hoy José Antonio Marina dice en El Mundo que en el libro La Transformación de la Mente Moderna escrito por Jonathan Haidt y Greg Lukianoff, se denuncia que en la universidad americana que se está excluyendo todo tipo de debates sobre temas que no sean científicos o tecnológicos para no 'inquietar' a los alumnos. 

Lo grave es que esto mismo está sucediendo en la vida pública española, en la vida de los partidos políticos y asociaciones, en la vida privada entre amigos y familiares. La autocensura ya la hemos impuesto para no caer en la violencia o en la derrota, para no mover tripas o sensaciones. Impera lo gris, lo corriente, lo vacío.

Nos hemos ido en nuestro entendimiento de la crítica hacia el insulto, hacia el NO escuchar, moviéndonos en las redes sociales aunque sean conversaciones personales y de cara a cara, hacia el tono violento y nada constructivo.

—O te insulto, o logro ganarte en la razón…, o todo es una mierda

La gran duda es saber para qué queremos tener la razón, si la razón que conseguimos es una puta mierda. Si no sirve para el futuro en felicidad y en concordia, o al menos en igualdad entre seres humanos… ¿para qué nos sirve?. 


Se trata de edificar, no de destruir, se trata de avanzar, no de volverse corriendo hacia atrás. Pero no porque atrás no haya cosas interesantes, sino porque una vez que se empieza a retroceder no hay forma de parar suavemente.

16.11.19

No somos europeos y lo saben en Europa. Así que tenemos que cambiar

Ha sido insinuar que el PSOE y Podemos, tal vez, si dan los números, a lo mejor o a lo peor, tragando sapos todos, son capaces de ponerse de acuerdo para… para… para que salgan como culebras a decir que eso es imposible y que se nos hunde España. ¿Maaaas?

¿Y hay alguien que sea capaz de ofrecer algo mejor? ¿Alguna alternativa buena? Pero alternativas para el futuro, no para poner tiritas en el cortísimo plazo.

Podríamos ir a unas Terceras Elecciones Generales, para ver si por fin va perdiendo de diez en diez la izquierda y en un par de años más y sin gobierno lograr que la derecha revuelta triunfe. Claro, a costa de que vaya subiendo la extrema derecha de cuarenta en cuarenta.

No somos europeos y lo saben en Europa. Lo saben todos menos nosotros. Lo curioso es que tampoco sabemos (intuimos) que parte de lo que sucede en Cataluña es precisamente por NO SER europeos. Pero esto no me da la gana de explicarlo. 

España necesita sobre todo un Gobierno. Uno solo, capaz y con ganas de trabajar. Y un gobierno del PSOE con Podemos y Más País ni es bolivariano, ni es socialista de verdad, ni mucho menos es comunista. Si no sabemos de qué van esas ideologías casi lo mejor es leerse un libro antes. 

14.11.19

¿Cuántos trabajadores han votado a la derecha extrema?

Ya sabemos con datos —como ya intuíamos por sensaciones— que el crecimiento de VOX se ha cimentado entre la clase trabajadora en gran medida, por el aumento del voto de personas que madrugan todos los días para ir a trabajar o para ir a la cola del desempleo. Es decir, es un claro voto de rebeldía, de queja, de grito contra la clase política de ambas ideologías. Un voto que creíamos era propiedad de la izquierda de Podemos y que ahora observamos que es un voto que busca soluciones y se tambalea buscando quién le promete las nubes.

Se ha realizado un sondeo análisis para saber hacia dónde ha ido el voto desaparecido de Ciudadanos, también abierto el análisis para ver hacia dónde se ha movido todo el voto en este 10 N. Y se ha detectado que el voto de Ciudadanos de barrios de Clase Media o Alta se ha movido hacia el PP, mientras que el voto que era de Ciudadanos y ha desaparecido en los barrios de Clase Trabajadora o Baja se ha ido a VOX.

No es nuevo ni ilógico advertir que hay muchos trabajadores por cuenta ajena que no quieren votar opciones de izquierda, aunque en apariencia serían las lógicas como planteamientos más cercanos hacia “los de abajo” que son los que dependemos de “los de arriba” que nos contratan nuestro tiempo de vida con las condiciones que ellos quieren. Y no es cierto que como a veces se escucha, sean ciudadanos tontos, que no se den cuenta de quien los puede defender y quién los puede aprovechar. El problema pues es otro, sobre todo de pedagogía y comunicación.

Desde la izquierda también debemos hacer un análisis de esto, un acto de contrición ateo, que nos lleve a entender cuál es nuestra obligación social. Pues solo así es posible entender el crecimiento de una derecha franquista aupada por trabajadores, como ya sucedió en tiempos viejos con la Falange. ¿O alguien todavía no sabe que la Falange se aupó entre los trabajadores manuales en tiempos de la República? Algo similar se ha ido realizando en las últimas décadas desde diferentes movimientos políticos de derechas o de izquierdas en toda Iberoamérica.

La unión de trabajadores y opciones revolucionarios fascistas o cercanas de la extrema derecha, aunque a veces se proclaman de izquierdas o incluso parezca que lo sean, es una constante en la historia de la humanidad.

12.11.19

¿Qué necesita la economía en España para 2020?

España necesita un Gobierno estable como lo necesitan las familias que intentan ser felices o las empresas que desean crecer y tener rentabilidad para pensar en su futuro. La estabilidad es sinónimo de felicidad, rentabilidad, futuro y capacidad de trabajo.

Pero además debemos entender que cuando la economía global está depresiva, los Estados tienen que compensara esa depresión económica con una cierta y planificada expansión inteligente


No se trata de que volvamos a un nuevo Plan E o Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo que impulsó Zapatero en 2008 para intentar impulsar la economía, pues se trabajó sobre proyectos metidos en el cajón, que no estaban preparados para un momento concreto de la economía, sino para frenar con urgencia la recesión que en ese momento se pensaba puntual y corta en el tiempo.

Hay que preparar un Plan nuevo, diseñado para modificar nuestro sistema económico, productivo y laboral, que logre de una vez bajar el desempleo de forma sustancial y con procesos atemporales y fijos, diseñados para una España que no sabe acercarse a los sistemas económicos de sus vecinos europeos.

Modificar nuestra economía no es fácil, pues requiere cambios muy importantes en numerosísimos procesos sociales. 

Desde la educación a la formación continua  desde nuestras universidades a incluso nuestro sistema de trabajadores públicos, desde nuestras políticas y normas laborales a la formación de nuestros empresarios, desde la creación de un Banco Público de Inversiones a un cambio importante en nuestro sistema de exportaciones, incluso en los procesos básicos de inspección de procesos, de ampliación de nuestros Sistemas de Calidad Total, de control de la economía sumergida, o de la responsabilidad civil y social de muchos de los asesores e inspectores que trabajan en las líneas importantes de nuestros procesos económicos estatales y privados.

Sin olvidarnos de los costes en energía, de modificar ciertos aspectos de nuestros sistemas tributarios y de sus inspecciones, de una reordenación de nuestros acuerdos comerciales, de impulsar el turismo de calidad o de encontrar nuevos mercados tecnológicos o industriales con sello de calidad español.

Viene otra crisis económico y los datos lo señalan

Sin que la mayoría de los trabajadores y clases débiles hayamos podido salir de la crisis económica que empezó en el año 2008 se nos anuncia una nueva crisis económica que volverá a golpearnos a los de siempre. ¿Pero es cierto que viene una nueva crisis?

Si en el gráfico superior observamos la caída que desde 2017 se observa con los datos estadísticos de Comercio, Hostelería, Transporte, Industria y Construcción, se puede comprobar que la caída es superior a la que se produjo en el año 2014 teniendo en cuenta que en España la crisis nos llegó tarde y muy mal. Ya teníamos un desempleo superior a la media de Europa y eso nos castigó mucho más.

El PIB en España —que es un componente y dato claro de la salud de la economía en todos los países, y que se estima que todo lo que sea menor a un 2% es un claro síntoma de recesión económica, que logró asentarse entre el 3 y el 4% en los años 2015 a 2017—, ya se estima inferior al 2% para este final de 2019 y sobre un 1,7% para el 2020 y un 1,6% para el 2011.

Estas cifras son tremendas y contundentes, pues todo lo que sea por debajo del 2% supone pérdida de empleo en el país, y todo lo que no sea crecer más de un 3% una dificultad grande para crear nuevos puestos de trabajo.

Gobierne quien gobierne esto es inevitable, más cuando los modelos de estímulo económico lanzados desde Europa no han funcionado en España lo suficiente y no existe de entrada un gran margen de maniobra para crear nuevos. 


Y es inevitable porque dependemos de mercados exteriores y decisiones que no se toman en España y sobre todo porque nosotros dependemos de un sistema laboral y económico viejo, obsoleto, nada adaptado a las nuevas realidades industriales, y con un punto de inicio de la crisis con un desempleo brutal que además castiga de forma tremenda a una generación de jóvenes muy preparados en la teoría y nada en la práctica laboral pues han tenido que ir cambiando de empleo como quien cambia de camisa y muchas veces fuera de los sectores para los que se ha ido preparando en su juventud formativa.

Julio Puente Mateo - Ajovín - 11 2019

11.11.19

Sí, en Murcia queda menos pensión que en Cataluña. Y sabemos por qué

Intentado aclarar por qué en Murcia han votado a VOX como su máximo expresión algunos ignorantes de la vida mundial han incidido en decir que en Murcia las pensiones son más bajas que en Bilbao, que la media de lo que les queda a los pensionistas en Murcia es mucho más bajo que lo que le queda a un vasco o a un catalán, y siendo verdad es una de las mentiras más burdas que he leído en los últimos minutos, pues las barbaridades se multiplican.

En España a todos los trabajadores que han cotizado en el Régimen General de la Seguridad Social les queda la misma pensión. Lo repito. LA MISMA. Y siendo mentira es verdad, o siendo verdad es un titular equivocado

Depende exclusivamente de los años cotizados y de la cantidad de sueldo sobre la que se cotiza. Es decir, quienes han cobrado en negro parte de su sueldo cobran menos pensión. Y quien en general cobra menos sueldo le queda menos pensión.

No existe discriminación por razón de procedencia geográfica, excepto que es unas zonas se cobran sueldos más altos por varios motivos. Por ejemplo el tipo de actividad económica, el tipo de productividad, las luchas obreras de los años 70 y 80, el tamaño de las empresas, el tejido social y económico de cada territorio.

Pero además voy a añadir algo básico. Quien crea que en Murcia se trabaja mal, se vive mal o se discrimina, se puede ir a vivir al País Vasco, a Cataluña o a Aragón. Por poner ejemplos sencillos de entender. 

¿Quiere alguien mirar donde hay más concesionarios de coches de alta gama en España?

Los medios de comunicación ponen en titular frases cortas e impactantes, y aunque luego en su interior intentan explicar los motivos, la verdad es que en estos tiempos leemos el titular y punto pelota. Así se miente diciendo la verdad y los propios medios de comunicación hacen el juego a las fake new como si con ellos no fuera la cosa.

¿Hasta cuándo el troceamiento de la izquierda en España?

De esta realidad electoral actual tras el 10N deberíamos aprender todos los de izquierdas, pero es imposible, lo llevamos dentro como el PSOE actual lleva dentro el NO girarse hacia la izquierda. En esta sopa de malas decisiones de muchos va creciendo otra vez el franquismo, sin que nos queramos dar cuenta y apelando a que la responsabilidad siempre es de todos los demás. ¿Hasta cuándo seremos tan torpes? ¿No hay de verdad nadie con sentido común de la historia que sepa hablar desde el PSOE con objetividad crítica?

Es verdad que este troceamiento de la izquierda, algo constante desde la Transición (o incluso desde la República), es un absurdo inasumible y una torpeza política de incalculable valor negativo, y en este caso no es culpa solo de Errejón sino también de Podemos e Iglesias por no saber tender puentes de plata a los perdedores internos.

Hay que saber ser responsables y eso supone no ir con máximos a las mesas de negociación, ni desde unos ni tampoco desde otros. Los poderes reales de nuestra sociedad no quieren que entre Podemos al gobierno de España, nos lo han dejado muy claro, lo que nos tiene que importar muy poco. 

Pero a la vez hay que saber transmitir qué se quiere hacer, para quién y a costa de qué. Y abrirse, abrirse mucho a todos los lados sociales, para no ser nunca organizaciones excesivamente cerradas pues no hay una sociedad única ni tampoco hay una sociedad troceada en dos o cuatro compartimentos. Cada ciudadano es distinto y por eso deben encajar las múltiples ideas, las múltiples posiciones con sentido común.

Pedro Sánchez va a intentar que Ciudadanos ahora sí le apoye sin Albert Rivera en la política, y esperar las abstenciones del PP y de Podemos. Lo complicado vendrá cuando hay que gobernar, aprobar los Presupuestos, pues entonces el PSOE se verá pinzado por una derecha liberal que le borrará la cara de socialista. Por eso el papel de Podemos es fundamental. Si está fuera del Gobierno nunca debería apoyar un Gobierno "mezcla" de derechas e izquierdas. Y trabajar mucho más su propio crecimiento y reconstrucción interna.

10.11.19

Lo importante es intentarlo siempre


Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.


Una sonrisa da tanta luz como el sol.

Intenta y falla, pero nunca dejes de intentarlo.

8.11.19

¿Si la suma de las tres derechas tiene un diputado más que las tres izquierdas?

A 48 horas del día electoral del 10N las sorpresas de los sondeos piratas, secretos o extranjeros nos están moviendo la tripas como los coyotes hacen con sus muertos. Podría, dicen, jopetas, que Ciudadanos se quedara por debajo de los 10 diputados y que VOX podría llegar a los 60. ¿Heyyyy? Bueno, hemos hecho un pan como unas hostias saladas y picantes.

Es complicado hacer una Campaña Electoral peor de como la está haciendo Ciudadanos. Y es casi imposible que se lo pongan mejor a VOX de como se lo están poniendo desde la derecha y la izquierda, con silencios a veces cómplices y otras veces con “ataquecitos” que parecen lloros de niño. Pero hay que admitir lo que hay, lo que viene y lo que vendrá.

El lunes todos dirán que ya lo veían venir, que no pasa nada y que no es para tnato y sobre todo que es democrático pues es lo que queremos entre todos. Y siendo todo verdad, es todo mentira. Seguiremos siendo imbéciles, y si no encajan las posibilidades de formar gobierno volveremos a unas terceras elecciones, hasta que pueda gobernar el PP junto a VOX. Es lo que hay.

La pregunta es: ¿Si la suma de las tres derechas tiene un diputado más que las tres izquierdas, quien debería intentar formar gobierno?

Viene una nueva crisis y me pilla siendo pobre

Hemos estado hablando L.I. y yo de la próxima crisis, sí, de la económica, de esa que no nos salva ni dios. Lo dicen los medios pero también los datos y los gráficos. He visto gráficos donde bajaban todas las líneas a una velocidad de miedo. Yo no sé bien en qué líneas de aquellas estaba incluido yo, pero seguro que en la que más bajaba. Dicen las malas lenguas que el IBEX35 no deja que mande Podemos para no tener que tocar las leyes laborales y económicas, pues lo que viene es gordo.

Así que a Podemos le tenemos que dar Deportes o Tercera Edad que son cosas poco peligrosas según los ricos, que entretienen pero no joden la marcha de la próxima crisis, haga lo que haga Podemos. Las Crisis (con mayúsculas) son para los ricos. Ellos como tienen dineros tienen además asesores y se creen los gráficos y las líneas que bajan. Y por eso se ponen a resguardo. Quiero decir, que tras provocarlas, tras sacar provecho no dejan que gobiernen los que podrían joderles las crisis para que no pudieran sacar beneficios magros.

Los pobres como no tenemos dinero no necesitamos asesores y así nadie nos explica los gráficos. y si lo intentan no nos los creemos pues hay que hacer mucho esfuerzo para entender que unas rajas bajando supongan algo más que unas simples rayas bajando. Como mi hijo es economista y Doctor además de profesor nunca quiere explicame lo de las líneas de los gráficos para no meterme miedo. Pero yo se las he pillado. Así que me voy mañana sin falta al Sabeco a comprar vino del bueno, por si luego no hay dineros.Incluso algo de bourbon del que me gusta, que me conozco e en cuanto venga la Crisis Gorda me dará canguelo comprar vicios.

7.11.19

¿Hablamos de la bandera de España? Desde la izquierda, tal vez

Hoy habla Íñigo Errejón de normalizar desde la izquierda el uso y respeto a los símbolos estatales como la bandera, y es un tema nada secundario, que llevamos arrastrando desde la Transición por un mal acuerdo con los símbolos. Suena a facha, precisamente por el mal uso que hemos realizado a decisiones mal formuladas. Ejemplos tenemos en toda Europa donde la bandera se respeta y se mezcla, nunca es escluyente ante otras como tenemos el ejemplo más palmario en Suiza.

Soy de los que saben que en aquellos años de Transición, en aquellos años 70, no todo era posible negociarlo, no a todo se podía llegar, no todo se hizo bien. Pero fue muy superior lo que se hizo bien de lo que no se supo o pudo hacer mejor. Y el uso de la bandera es uno de los errores históricos que hubo que admitir.

Posiblemente si en aquellos años 70 se hubiera elegido la bandera española de la marina mercante en vez de repetir con la bandera de la marina de guerra como estuvo durante la Dictadura y que se eligió en el siglo XVIII, muy similares y ambas elegidas a la vez por Carlos III, hoy la bandera sería mucho más utilizada por los españoles.

Puede que una bandera no suponga gran cosa para una sociedad, pero que se apoderen de ella solo un grupo ideológico es un gran error para todos. Si tenemos que seguir avanzando desde la democracia en paz, desde un cierto consenso en lo más básico, tal vez desde la izquierda ya en este 2020 haya que revisar algunos conceptos, para dedicarnos solo a lo magro, a lo importante.

¿Por qué fallan los sondeos electorales?

No podemos publicar sondeos electorales en la última semana de campaña aunque esta dure solo una semana. Y este absurdo se salta a base de publicar datos con vegetales o en otros países tan lejanos como Andorra. Parecemos tontos pues esto facilita que solo lo puedan hacer algunos medios y que su difusión esté vedada por igual a todos los ciudadanos.

En política los partidos grandes siempre han dispuesto en secreto de sondeos propios y bien elaborados que les iban marcando los caminos. Ellos sí saben de qué manera se están jugando los cuartos, pues se los dosifican en las ciudades que les interesa y en los momentos que creen claves. O incluso sabiendo bien la situación no ya solo suya sino de sus contrincantes más cercanos.

Las elecciones son un mercadeo, y los ciudadanos unos muñequitos que formamos parte del mismo. Y menos mal, pues no hay otro sistema de recambio. O el que podría haber es todavía peor. Si los sondeos internos se hacen bien y por profesionales no fallan, otra cosa distinta es lo que se propaga al viento, que allí sí es posible modificar tendencias e incidir en los votantes.

¿Por qué fallan? Pues porque los ciudadanos ya han aprendido a engañarlos. El método es perfecto y estadísticamente debería encajar de maravilla si las personas fueran sinceras en la mayoría de sus preguntas. Ya no digo en todas, el sistema de sondeo permite engañar en algunas, y ser detectados esos engaños. Lo malo es si se engaña en los sistemas de control contra los engaños.

No es lo mismo que usted mienta en una respuesta que en otra, pues todo el sistema matemático y estadístico está preparado para algunas mentiras pero es (casi) incapaz de poder detectar otras en otras preguntas. Pero en la misma medida en que el consultado aprende a mentir, los encuestadores cocinillas aprenden a detectar las mentiras.

Por eso los partidos políticos (algunos) utilizan unas prácticas diferentes, que no servirían para los medios de comunicación pero que en cambio funcionan muy bien para detectar tendencias y movimientos.

6.11.19

¿Qué sucede si se equivocan los políticos en sus decisiones legales?

En política los errores no tienes carga de culpa ni de responsabilidad directa. Cuando en este verano el Presidente del Gobierno perdió las semanas sin unas negociación contundentes y sin lograr acuerdos finales, nos condujo a unas Elecciones Generales que pueden cambiar profundamente el panorama político español. Se podrá decir que es lo que quieren los españoles de noviembre, puede que muy diferente a lo que querían los (casi) mismos españoles en la primavera. Y con eso cubrimos las espaldas de la responsabilidad.

Pero la historia de los pueblos, de las naciones, se escribe con los aciertos y los errores, la suma y la resta de unos y otros lleva a la realidad que vamos andando. Y eso afecta y mucho a todos los ciudadanos.

Ante una decisión como la que tomaron las autoridades elegidas por los catalanes al ser fuera de ley, fueron detenidos y conducidos a la cárcel. Ante una decisión equivocada si se toma dentro de la ley no sucede nada de nada contra el responsable. Pero puede ser que la decisión legal y equivocada afecte mucho más que la otra a la historia de una sociedad, de un país.

No pido en absoluto más castigo para nadie que no lo tenga, pido reflexión sobre el poder y valor de los errores cometidos por no tener a los mejores políticos en la toma de decisiones. 

Y de eso sí somos responsables todos nosotros por la desafección a la que hemos llevado la actual situación social en España. No tenemos a los mejores, y por eso la posibilidad de que se equivoquen en mucho mayor. Y sus equivocaciones pueden costar muchos millones ante la historia. En los millones forman parte un número excesivo de condicionantes intangibles.

El hombre del caballo quiere cargarse Compromís y con ellos a CHA, el BNG, el PNV

Creíamos que nuestro sistema democrático estaba seguro, pero ahora ya sabemos que no y además observamos como le ríen las gracias a VOX millones de españoles. Tras el anuncio de que ilegalizaría al PNV y a ERV y los partidos catalanes, ahora insinúa con esa contundencia que resulta amenazante que ilegalizaría a Compromís, con los que el BNG, CHA y otros partidos similares ya deben poner sus barbas a remojar.

E insisto, lo grave no es que el hombre del caballo quiera volver al franquismo, lo único grave es que le ríen las gracias y las desean, millones de españoles de la calle. ¿Qué hemos hecho mal?

5.11.19

Tres necesidades de los trabajadores de este país

Desbloquear. Avanzar. Más País y más Estado. Tres casi deseos independientes, tres ideas, tres consignas, casi tres mantras. Tres necesidades de los trabajadores de este país, de lo que sufrieron la última crisis y para los que van a sufrir la siguiente. No estoy pidiendo el voto para ninguna formación política, nunca lo hago en mis escritos, vosotros sois muy adultos y tenéis que tener un uso de la libertad lo más responsable posible. Pero debemos pensar si estas palabras sirven o no sirven para el futuro.

Desbloquear

Avanzar

Más País


Pero voy a añadir algunas más.

Compromiso

Juntos o Chuntos

Sostenibilidad

Dignidad Laboral

Emancipación personal

No Violencia

Feminismo Plural

Defensa ante el Engaño

Justicia

Responsabilidad

Historia


No deberíamos pensar en el franquismo como una nueva posibilidad aunque la intentemos llamar de otra forma, aunque todo lo demás lo veamos gris y sin salsa, soso e irrespetuoso. Cuidado con quién dejamos entrar a nuestro salón comedor, no vaya a ser que nos eche de casa y nos veamos sin plumas y cacareando.

Pablo Iglesias debe mejorar su forma de pedir por favor

No es posible soportar bien la figura de Pablo Iglesias pidiendo por favor a Pedro Sánchez que le deje gobernar, que debe propiciar por favor un gobierno de izquierdas, pues necesita por favor a Podemos para poder gobernar de forma progresista que es lo que piden los españoles por favor.

Tiene suerte el PSOE con un Iglesias que en este tema es blando hasta límites insoportables para sus votantes. Una cosa es que al final Podemos tenga que desbloquear gratis a España, y otra que no lo haga con la cabeza levantada y con energía, que no sea contundente con las formas y los fondos. Hay dos Iglesias, el de las razones y el diagnóstico de lo que necesita España, y el que se pierde ante un PSOE que sobrevalora sin motivo.

Pedro Sánchez no mirando a sus interlocutores cometió el enorme peligro de la intolerancia y la soberbia despreciables hacia todos los que votan diferente al PSOE. No merece ser un Presidente de todos, pues él se cree que todos van contra él, y no sabe tener empatía con nadie. Su prepotencia es intolerable en estos tiempos de diálogo inevitable. 

¿Lista más votada para gobernar? Cuidado no vaya a ser que el 11N aparezca un PP y un Ciudadanos disminuido con un documento común y pidan el respeto de ser ellos la lista más votada.

4.11.19

¿Sirve de algo reflexionar en estos tiempos? ¿Cómo se reflexiona?

No sé si la reflexión está sobrevalorada, tengo serias dudas sobre esto. ¿Sirve de algo ahora reflexionar sobre cualquier algo? Podríamos decir que sí, pero en realidad nadie cree en ella, piensan incluso que es perder el tiempo, que es una forma perfecta de incapacidad para tomar decisiones. Y claro, luego efectivamente se toman decisiones sin reflexionar y se fracasa. O no se toman decisiones que también es tomar una decisión, y también se fracasa.

De entrada la reflexión tiene que ser plural, múltiple, pausada, sobre mesa de verdad y no de bar y con papeles sobre la mesa.
La reflexión debe estar dirigida, no sale de la nada como si fuera un aire, sino que se tiene que dirigir para saber hacia dónde se quiere ir, hasta donde se quiere avanzar en exploraciones de ideas.

De la reflexión tienen que salir reflexiones en plural y nunca mejor explicado. Reflexiones pluralmente distintas incluso contrarias entre ellas, para luego pulirlas, corregirlas, sumarlas y/o restarlas, lanzarlas al ataque de otras personas para que sigan creciendo o menguando esas reflexiones.

Y por fin de la reflexión tiene que surgir un documento en papel, múltiple y a veces complejo, casi utópico, pero que abre ventanas. No se trata de lograr “todo” sino de abrir para que entre aire e ideas.

Una reflexión es la suma de muchas reflexiones, de un proceso que lleva a poner todo en solfa, que introduce el dedo en el ojo del problema y que a veces escuece. No se trata de avanzar hacia la ceguera, sino al contrario, de intentar ver mejor.

Y en ella siempre, salen decisiones inevitables que a veces son duras y dolorosas. No se trata de acertar —que si se acierta es que esto ha funcionado— sino de salir de la parálisis. 


Siempre tras un periodo de reflexión nada es ya igual, aunque parezca que no se han tomado decisiones. 

Una reflexión es para repartir, para sembrar, para dar a conocer. Una reflexión dejada en un cajón no es una reflexión sino un acto fallido de prepotencia.

La decisión de ponerse en modo "reflexión" tiene que partir de lo más elevados poderes del objeto a reflexionar. No sirve de nada, o incluso es contraproducente poner la reflexión por delante de la decisión de reflexionar y construirla sin todos los poderes encima del acto de reflexionar.

Las reflexiones fracasan y no sirven para nada cuando se hacen comunalmente. Cada persona que reflexiona tiene que sentirse partícipe de esa reflexión y hacerla libre, limpia, sin trabas, con toda la libertad posible. No es posible reflexionar en grupos mayores al de cuatro a seis personas. 

Todos tienen que reflexionar, pero no hay que hacerlo todos a la vez. El éxito está en la participación y en saber trocear esa participación para que sea totalmente múltiple pero sin que se mezclen en una masa circular todos a los que en el fondo queremos engañar con que son partícipes, cuando participar es entregarse, cotejar, criticar, sumar, añadir, entregar substancia.

En cualquier proceso de reflexión el papel del Cocinero es fundamental.

A la política que se dediquen ellos!! ¿Y quién son ellos?

A diferencia de lo que pensáis la mayoría, hoy se es político por dos motivos. Por ser mediocre como yo o por sentirse obligado por ideas que llevas muchos años encima o por los amigos que llevas a tu lado. Ya nadie quiere ser político por prestigio o por dinero excepto que seas un mediocre. Hoy ser político es un oficio de peligro contra tu libertad familiar, conozco muchos políticos con serios problemas familiares por su trabajo, incomodados por la calle, insultados en medio de comunicación, axfisiados de trabajo, y nunca reconocidos.

Yo he estado en el Ayuntamiento de Zaragoza suficientes días hasta las 10 de la noche como para saber que a esas horas se sigue trabajando en política gratuita desde varios partidos políticos diferentes. Somos unos enfermos, lo sé. Como los de muchas ONG. Y he visto dedicar horas y horas a temas que luego se han ido por el agua del WC sin saber bien quién era el culpable de apretar el botón del agua. 

Yo que vengo de la dirección de empresas privadas sé perfectamente el tipo de privilegios que se logran en una pequeña empresa. Y si las compara con las de los políticos me entra la risa floja y a veces se lo digo a mis compañeros políticos. Ellos, que siempre son buenas gentes, nunca lo admiten de buen grado. Nadie quiere sentirse mal por su trabajo.

Si quieres calma, tranquilidad, un buen sueldo, privilegios sin control y decididos por ti, pasear sin que te conozcan, horario “normal” y una familia estable, no te dediques a la política. ¡¡Que inventen ellos!! dijo en un mal día Unamuno que ahora vuelve a estar de moda. Lo malo es que cada vez hay menos “ellos” y más avestruces. Y es imposible funcionar sin políticos, así que ir imaginando quién se hará cargo de esto.

Los leones de la política o aburren o asustan. Tú eliges

Ya la violencia verbal ha salido de la caja de los truenos y se está asentando entre las gentes, incluso entre las que parecían educadas. No te saludo, no te quiero, te insulto y además intento que no hables. De entrada es el primer paso hacia el odio, pero es mentira pues el camino hacia ese odio ya lleva muchos pasos dados y se trata de seguir avanzando.

Repetir las Elecciones Generales en este 10N entre otros grandes errores ha supuesto volver a levantar la voz del fascismo, que curiosamente para muchos españoles es además la "voz de la razón" y todos los demás somos los "idiotas buenísimos" que no servimos para nada. El gran error de Pedro Sánchez y sus huestes liberales en este verano de 2019 pasará factura durante años y no nos estamos dando cuenta.

En una semana podríamos haber avanzado hacia la solución o hacia el crecimiento del problema. Pero los ciudadanos ni estamos para resolver los problemas que no saben resolver los políticos, ni tenemos que entender la forma de resolverlos, pues no tenemos todas las claves. Así que vamos hacia el caos, pero con calma. Siempre tras perder algunos, ganan otros.

3.11.19

Odiamos sin conocerlos, por vicio, por gusto de odiar

Si no hacemos nada vamos camino de otra guerra civil, pero tranquilos que todavía queda tiempo, que era lo mismo que decía Manuel Azaña por los principios años 30. Es posible que al final reine la tontería y cambiemos de ideas de la misma forma en la que hemos construido las actuales, sin darnos cuenta de donde nos estamos metiendo, y que por casualidad al final no vayamos a una confrontación mayor.

Yo de pequeño, en los años 60 del viejo siglo escuchaba a mis padres decir que aquello, lo de la Guerra Civil, sí que fue una barbaridad, matarse entre hermanos. Y es verdad, yo no lo entendía. ¿Cómo es posible entender desde Zaragoza y con menos de 10 años que se podía odiar al de Soria o de Teruel, o al de un pueblo de Huesca solo por estar lejos, siendo hermanos? Si acaso ya, pues eso, me parecía más normal si era de Madrid o de Sidi Ifni pues pillaba muy lejos y no sabía bien cómo eran.

Ahora escucho las mismas frases y los mismos odios de unos españoles de Murcia o de Sevilla, de Zaragoza o de Palencia contra los catalanes… que aquello que me contaban con 8 años mis tíos ricos. Han pasado casi 60 años y ahora si que lo entiendo. Es posible odiar sólo por la distancia, aunque esa distancia sea de 90 minutos en AVE. Las distancias hay que medirlas en la cabeza, me acabo de dar cuenta ahora que ya soy viejo.

¿Cómo son las guerras de este siglo XXI? ¿Nos damos cuenta de ellas?

El mundo está en llamas pero no a costa de guerra al uso como las del siglo XX sino en guerras nuevas, de momento, en donde arden las calles de las ciudades, las gentes civiles se cansan y se cabrean, se manipulan sociedades, se influye en el comercio y en las nuevas tecnologías y se paralizan las economías. Las armas ahora ya no son los fusiles sino el consumismo, las economías que querían ser globalizadoras y se tornas locales otra vez, la manipulación sin que se note. El capitalismo se ha pasado de rosca y se está rompiendo la cuerda del aguante social. Unido a países fuertes que pueden jugar a las guerras sin emplear armas pesadas.

Cuando las personas pierden el que sea reconocida su razón se abrazan a razones para reconquistarla. Y no es necesario que sean razones razonadas, pueden ser absurdas, pero si no tienen otras… esas les (nos) sirven para decir ¡¡basta!!, sobre todo si además son alentadas inteligentemente por quien quiere el conflicto sin tener que intervenir directamente.

Chile, Bolivia, Irak, Siria, Libia, Somalia, Colombia, Perú, Angola, China, Nigeria, Corea del Norte, Israel, Palestina, Ucrania, Turquía, Kurdos, R. Centroafricana, Sudán, Yemen, Irán, Cataluña.

Las nuevas tecnologías propician guerras encubiertas, donde se intentan lograr los mismos objetivos pero sin emplear las mismas armas que antes. Desde el terrorismo a la manipulación informática, desde la inteligencia artificial para dominar el mundo a la violencia social, desde los posibles intentos por guerras sucias a las presiones comerciales. Las fronteras ya no se invaden con soldados sino con nuevas tecnologías manipuladas, dominios comerciales que empobrecen, manipulaciones políticas que pueden hacer caer a gobiernos desde dentro.

Es lo que nos toca en estos tiempos. ¿Y estamos preparados a todos los efectos, incluidos el de que los soldados con armas largas cada vez tienen menos sentido a cambio de sistemas de defensa pasiva e inteligente?

1.11.19

¿Quién va a ganar el 10N en España? ¿Y quién va a perder? Tú pones el color

Todos los españoles sabemos que si todos los votantes volvemos a votar lo mismo el 10N, se volverán a repetir los mismos problemas por ser una repetición electoral. Y casi todos nosotros no queremos que vuelva a suceder lo mismo. Pero la inmensa mayoría de los votantes piensan que lo mejor es que el 10N cambian “los otros”, es decir dejamos en manos de los demás que se resuelva al problema, con un cambio incierto del voto ajeno.

Por otra parte debemos admitir que la mayoría de los votantes llamados indecisos y que son algunos millones votan “a caballo ganador” y que no lo hacen hacia propuestas que ya de entrada se dan por perdedoras. Por eso las encuestas y sondeos sobre este 10N se corrigen ellas mismas, pues el votante indeciso tiene a votar lo que ve reflejado en ellas. Les da la razón aunque no la tengan, por el simple hecho de creerlas y pensar que así vota a ganador.

Por ejemplo VOX que subió bastante en las últimas elecciones generales es ahora mismo un partido en crecimiento lo que lleva a sus antiguos votantes a insistir y repetir y a los que se quedaron en puertas por las dudas de si merecía la pena o no el votarles ahora ya saben que hay varios millones de españoles que piensan como ellos. Aunque personalmente me joda eso un huevo.

Más País podría haber sido un revulsivo, una novedad capaz de cambiar todo el resultado si personas ajenas a cada uno de nosotros hubiera pensado que efectivamente se iban a alzar con un espacio propio de tamaño suficiente. Pero la mejor manera de evitarlo y de eso entienden mucho los partidos grandes, es ningunearlo, no nombrarlo para nada, no sacar en las encuestas más que rescoldos de votos, y demostrar que para los españoles su propuesta pinta menos que Pichorras en Pastriz. Por eso además de no dejarlo participar en Debates, sacan de su programa electoral su propuesta más de futuro a una década vista y además la tergiversan para hacerla incomible.

Como contra la izquierda identitaria vote a quien vote no puede ofrecer nada la derecha, opta por desmotivarlos en conjunto, por decir que votar a las izquierdas es perder el tiempo, que lo mejor es quedarse en casa.

Algo parecido le está sucediendo a Ciudadanos que tras perder en un gota a gota a militantes importantes ha sufrido el cambio de mirada de los españoles que ahora ya no se los creen pues observan que ni entre ellos mismos se confían. Si a eso le añadimos que su espacio político se les ha movido por culpa de ellos que se van a la derecha y por un trabajo fino del PSOE y el PP que se han dedicado a robarle por los dos lados esa identidad social que creían representar, se han quedado sin su “cueva” identitaria y están ahora en tierra de nadie esperando el fracaso.

¿Y el PSOE y Podemos no van a pagar la falta de acuerdo de la primavera verano? Sin duda, pero en forma de abstención y eso lo ha sabido leer muy bien la derecha. Son dos bloques perfectamente elegidos por sus votantes y la única duda era saber de qué manera les iba a afectar Más País. Ahora que han logrado ningunearlo, ya saben que de ninguna forma (o casi) y por ellos se están dedicando simplemente a hablarles a los suyos. No quieren más votantes, aunque si llegan pues miel sobre hojuelas, porque lo que quieren es mantener los que tenían.

Y con todos estos apaños y miradas propias…, ¿qué tendremos el 10N? Pues podría ser un más de lo mismo con más derecha extrema en el Parlamento. Incluso podría ser que la derecha arrebatara espacio a la izquierda lo cual no le vendría nada mal, pues eso de estar constantemente dividiéndose es una de las mayores tonterías que se dan entre la sociedad que está abajo, casi en el suelo. Se radicaliza el voto de las periferias, se logrará mantener Podemos pero se pondrá más chulo que un ocho ante lo mal que le ha salido la jugada a Pedro Sánchez, y es posible que en el PSOE si no se logra un buen resultado, vuelvan las voces quejosas contra un camino que se antoja complejo y débil.

31.10.19

Ya fabricamos embriones fuera del útero, sin madre ni cuerpos vivos

Ya se está investigando con embriones de monos que llegan a los 20 días de vida “fabricados” fuera de úteros, de madre, de cuerpos vivos. Lo están haciendo en China con investigadores españoles entre otros. Se abre un ciclo complejo de entender y de asimilar. ¿Hasta dónde? 

Estaba prohibido hacerlo con más de 14 días de vida donde habíamos colocado el límite moral planteado hasta la fecha. Pero ahora se lo saltan haciendo las investigaciones con monos y con con embriones humanos. El límite entre 14 y 20 días de vida es muy importante para seguir investigando la formación de las diferentes partes del cuerpo vivo.

Son fábricas de seres vivos, fábricas sin sexo, sin mujeres ni hombres, solo con laboratorios. Fábricas para seleccionar, para fabricar en serie, para fabricar según necesidades. 

Vida que podría nacer con más programación y manipulación de lo que hoy sucede con las doradas, las truchas o las ostras en las piscifactorías. 

Caben todos los comentarios y temores posibles. Cabe todo, incluido pararlo si antes no estamos seguros de para qué lo estamos investigando.

Un candidato a diputado por Zaragoza no sabe dónde nació Goya

Que alguien que aspira a ser Diputado por la provincia de Zaragoza no sepa el nombre de la localidad donde nació Francisco de Goya es de premio. Un error tan básico para alguien que aspira a ser Diputado en la provincia donde nació Goya que nos afecta a todos pues indica el nivel al que está llegando la política en España, con una desafección brutal de personas válidas que ya no quieren formar parte de listas electorales ni dar la cara por los demás. 

El Debate en Heraldo de Aragón ha servido al menos para desenmascarar algunos errores globales que nunca deberíamos admitir. Tras estos niveles, todo puede ir a peor.

Si no quieres votar, no votes. A mi me la sopla, pero yo sí iré

El número de tontos por metro cuadrado es elevado, y lo curioso es que además esos tontos se creen que el resto de sociedad también es tan tonta como ellos. Lo cual si viene de gente con preparación y medios para analizar la sociología de los españoles, es como para ponerse a reflexionar. ¿Han detectado de forma medible que en realidad es muy sencillo engañarnos? ¿Es verdad que detrás de esta campaña del "No votéis" hay un partido político?

Ahora están llenando las calles de carteles como el que os dejo arriba. Ya no se trata de pedir el voto o de decir que “los otros” son malos y tontos, ahora ya se trata de convencernos a todos que nos quedemos en casa sin ir a votar. Una soflama claramente franquista y dictatorial. Un primer paso para prohibir el ir a votar.
España no existe como tal, como no existen los partidos políticos ni las empresas. Existimos los españoles, las personas. Y logramos que España sea lo que queramos que sea a costa de lo que nosotros queremos hacer, nos demos cuenta, no nos demos cuenta o nos manipulen. Y según cambiamos nosotros… cambia el concepto y la eficacia de España, de las empresas o de las familias.

Así que cualquier concepto por muy arraigado que nos parezca depende de lo que hagamos con él las personas como tú y como yo. Si nos dejamos llevar, modificar o manipular, lograremos unos u otros objetivos. Dejar de votar es acercarnos a una Dictadura, lo cual no es nada malo si lo decidimos democráticamente. Lo malo es lo que viene después de haberlo decidido, pues ya en esa dictadura democráticamente elegida, no nos dejan seguir siendo demócratas, no nos dejan cambiar de opinión cada cuatro años.

30.10.19

También Netflix quiere que seamos más rápidos

Netflix está probando un sistema para ver las películas y series en menos tiempo pudiendo acelerar la visión sin distorsionar el sonido y así poder ver más televisión en menos tiempo. Un maravilloso invento para vagos y similares. Es como si a los libros les pudiéramos quitar palabras que una máquina considerara vacías o sosas, o en la vida pudiéramos suprimir las horas de sueño pues no estamos enterados de lo que nos sucede.

Por ese mismo motivo la comidas en los restaurantes nos las podrían dar hechas puré, las copas de vino ser tamaño chupito y los besos de no más de medio segundo de duración, para no estar perdiendo el tiempo. ¿El sexo? Tocar un poquito y a imaginárnoslo mientras seguimos caminando por la vida.

En nuestra capacidad para sufrir ataques de gasto programado y encima aplaudir tenemos ya ese consumismo desaforado. Más en menos, por menos… pero también para menos goce. 


Pronto dejaremos de entrar a los bares a tomarnos una caña con los amigos, pues la podríamos comprar en una máquina por la acera, servida en vaso de plástico y tomarla mientras wuaseamos con no sabemos quién. Estamos más relacionados de nada, para nada, pero con más personas que tampoco saben con quien hablar o escriben.

Nos divorciamos en dos meses, cambiamos de coche cada año, de teléfono cada vez que aumentan los megas de la cámara de fotografía, de trabajo cada vez que el jefe se cansa de tu cara. Todo es mínimo, todo es para vagos, y ahora tras lograr saltarnos los anuncios y poder dar marcha rápida a los programas de televisión para no ver lo que no interesa, viene poderlo ver más rápido incluso aquello que nos gusta. ¿Ya hemos vendido el aburrimiento?



Miedo al fracaso al entrar en un nuevo trabajo

Cuando se entra a un trabajo nuevo siempre hay dentro de cada uno de nosotros un temor lógico e incluso positivo. Da igual la experiencia que tengamos acumulada o nuestra formación, ese miedo a no estar a la altura de lo que esperan de nosotros, o incluso a lo que esperamos nosotros mismos de nuestras capacidades es lógico y como decía tiene el punto positivo de ponernos alerta y de estar muy atentos para aprender de nuevo.

Los primeros días serán positivos y fáciles, a partir de la segunda semana vendrá el hundimiento y las dudas, los temores serios y las preguntas internas, y superamos esto en unas tres semanas a lo sumo, vendrá la calma, la seguridad en sí mismo, el afianzamiento personal y la relación lógica.

Toda organización tiene su propios códigos de funcionamiento, personales, diferentes y muy necesarios de dominar para poder realizar bien nuestra trabajo. Además hay un componente personal, nuevos compañeros de trabajo, nuevo espacio físico, nuevas normas, relaciones que hay que conocer y valorar. Todo esto afecta a nuestra capacidad de futuro, sobre todo en las primeras semanas, con incluso a veces más importancia que nuestra propia formación que como mochila aportamos a la nueva empresa.

Hay que hacer nuevos contactos con los compañeros, con la dirección y posiblemente con clientes y proveedores. Hay que saber desenvolverse bien a la hora de hablar y defender posturas en un ambiente que desconocemos. No sabemos los códigos de quien manda y no tenemos pillados “el truco” de sus gestos y palabras para valorarlos bien. Así que es normal tener un cierto miedo que nos pone en alerta para desentrañar todos esos códigos que todavía no conocemos.

Cometeremos errores, sin duda, pero también será cierto que la organización si es madura, lo sabe y lo entiende, lo comprende y ayuda en su superación. Si tenemos experiencia en los cambios, en las entradas y salidas de organizaciones, sabemos que sin ser fácil, es temporal y que poco a poco iremos dominando todo el escenario. Comprenderemos bien que vamos a tener un exceso de códigos nuevos, de información que debemos apuntar incluso en un cuaderno, para revalorar si hay dudas.

Hay que pelear contra esos temores, incluso en parte contra nosotros mismos desde nosotros mismos, y confiar en nuestra experiencia y en la necesidad que tiene el grupo en ponernos fácil la tarea. Si nos han elegido a nosotros será por algo. Y recuerda… que de todo proceso se aprende, incluso cuando haya sido un fracaso. Salir de un lugar a los pocos días entra dentro de lo posible. Sucede muchas más veces de las que nos imaginamos y no es un drama sino una experiencia.

29.10.19

Zaragoza y su lío de persianas cerradas y puertas abiertas

A veces resulta complicado saber si está abierto o cerrado. me refiero incluso a la forma de pensar. ¿Estamos abiertos, nos engañamos nosotros mismos, dudados y hacemos dudar, hacia dónde queremos ir? Esta cartel de una tienda de Zaragoza es claro a más no poder. Por el hecho de estar le persiana bajada no quiere decir que esté cerrado. La persiana está por fuera pero la puerta está por dentro. Y además la persiana tiene agujeros que indican que tal vez, que es posible, que se deja meter la mano.

“Aunque las persianas estén bajadas… si la puerta se abre… ESTÁ ABIERTO”

Claro que… ¿Si está abierto pero con las persianas bajadas se puede entrar? Por que una cosa es que esté abierto y otra que se pueda entrar o te dejen entrar. ¿Tenemos pues que levantar las persianas y eso indica que una persiana bajada no es sinónimo de estar cerrados?

¿Qué le sucede a Íñigo Errejón y a Más País?

Ya surgen voces entre los compañeros de andadura de Más País apuntando al error de estrategia, al error de oportunidad, al error de creer en algo que no tenía mucha sustancia. Y estamos todavía a casi una semana de empezar la campaña electoral del 10N donde también Más País va a tener menos protagonismo que Podemos.

Iñigo Errejón como Pablo Iglesias nunca deberían haber roto pues su obligación era cuidar la Marca, la idea, el proyecto, y ambos deberían haber sido generosos en las gestiones de sus diferencias.

Aquello, en Madrid en un principio, tenía la clásica forma de propagación a todo el país para joder a la izquierda, pues a unos les interesa por un motivo y a otros por otro, y ninguno es de los protagonistas de las decisiones. Así que provocado el 10N parecía lógico y absurdo que Más País naciera y se intentara propagar. Pero de entrada los resultados no parecen buenos.

Cualquier formación política necesita para funcionar una base clara y contundente de excelentes voluntarios que hagan funcionar la maquinaria.
Un partido político sin suficiente base dispuesta a colaborar en equipo no sirve para nada, pues su futuro es hundirse y sin duda de llegar al poder su claro futuro es tener que depender de personas independientes sobre las que es muy complicado ejercer ideología.

Más País no tiene estructura fuera de Madrid.
Nada de estructura. Y sin ella no es posible dar el salto a unas Elecciones Generales, aunque está acompañado de Compromís y CHA. Mal para todos. Peor todavía si en el camino se trocean formaciones reconocidas como Equo que siendo una organización que trabaja por todo el territorio, no es una organización política al uso, con unas bases comprometidas en el trabajo político y social de calle.

Algunos errores de estos días de un Íñigo Errejón al que no quieren sacar en los medios apuntan al nerviosismo, más cuando sus primeras prospecciones hablaban de más de una docena de Diputados y ahora en algunos espacios ya se habla de entre 2 y 4. 

No somos capaces de entender que la política no siempre es obtener buenos resultados en los exámenes de las votaciones si estas no se saben planificar. Y que para obtener sobresalientes, hay que estudiar antes mucho y tener todos los deberes hechos.

¿De qué depende hoy en día el éxito empresarial?

—¿De qué depende hoy en día el éxito empresarial?
—De muchos factores. No hay una varita mágica, aunque simplificando sería tener una muy buena idea, y de calidad, gestionarla bien y adaptarse a los cambios. La gente tiene que comprender que los negocios son complejos y que son para ganar dinero. Ver al pequeño empresario como alguien raro porque quiere ganar dinero, eso es una gran equivocación. Hay que cambiar el paradigma de la visión del autónomo, microempresa y pymes. A veces parece que queda mal decir ‘yo gano dinero’; claro, para eso trabajo.

Ferran Adriá - 2019

28.10.19

Caminamos sin darnos cuenta hacia una dictadura, y yo soy el tonto

Hoy he leído que una Asociación de Vecinos ha publicado o republicado un pequeño manual para evitar estar en las Mesas Electorales. También hoy he visto como en un juicio con Jurado Popular de 36 miembros elegidos por sorteo, solo 17 se han presentado sin alegar problemas de salud ineludibles, lo que representa menos de la mitad de los elegidos. No queremos participar en la vida social ni con el esfuerzo mínimo, no queremos colaborar para mantener lo que tenemos como si todo fuera cosa “de los demás”.

En el caso de la Asociación es más grave todavía, pues se olvida en su manual para saltarse las obligaciones mínimas de la vida social de advertir que la forma más fácil y rápida para no participar en una Mesa Electoral es lograr que haya una Dictadura. Lo curioso es que también se le olvida pensar que en ese caso, como ya sucedió con la última en España, las Asociaciones de Vecinos estaban prohibidas y en los últimos años se permitió y de forma muy controlada las Asociaciones de Cabezas de Familia para saber de qué palo iba la gente.

Caminamos sin darnos cuenta hacia una DICTADURA y lo curioso es que ni nos importa mucho no nos estamos enterando. Podemos seguir pensando que la DEMOCRACIA es un bien seguro, y eso es optimismo social, pero también podemos pensar que la democracia como la salud, hay que cuidarla o se acaba antes de cuando nos pensamos.

Humanismo en la televisión. Es posible y hoy existió

Yo hay días que abrazo al humanismo más simple y me alegro de ello. Hoy a las 13 horas ha salido en la televisión —pública, por supuesto— un filósofo pedagogo hablando durante mas de media hora de sus mierdas, de las mías, de las tuyas, es decir, hablando calmadamente de la vida de todos. Y esto además de gratificantes es sorprendente. Todavía existen filósofos que quieren hablar, programas de televisión que se atreven a programarlos y espectadores que nos quedamos bobos escuchando.

En medio de tanta basura, saber que todavía hay tiempo para la lírica, el pensamiento, la reflexión y la calma, es volver a creer que todo es posible. Así que me voy del día contento, y esperanzado en el futuro. Creo que me durará este estado media hora, hasta el Telediario. Los culpables has sido a medias, José Antonio Marina y Máximo Huerta. 

10 indicaciones sobre trabajar en equipos para ganar. O perder

Cuando de un EQUIPO se te caen buenos valores, se escapan personas importantes, deben reflexionar muy seriamente todos, pues algo grave está fallando.

 Cuando a un EQUIPO no eras capaz de sumar más personas válidas por diversos motivos, cuando no se crea expectación suficiente como para que se acerquen nuevos valores individuales o grupales, algo no está funcionando bien.

 Cuando en un EQUIPO no eres capaz de darles puestos de trabajo y participación a todos los integrantes, a cada uno según su valía, voluntarios gratuitos que creen ser importantes y capaces, es que algo se está haciendo mal.

 Cuando de un EQUIPO no eres capaz de auditar constantemente sus fortalezas y sus dudas y amenazas, es que quien lo dirige está mirando a Babia. Cuando un equipo no tiene objetivos constantemente actualizados, es que está perdiendo el tiempo.

 Cuando a un gran EQUIPO no le sigue un número importante de tejido social, al menos de forma muy activa un 1 por 1.000 de los integrantes de su equipo de pertenencia social, es que le falta músculo y se lo tiene que hacer mirar.

 Cuando un EQUIPO no es capaz de reflexionar sobre su propio trabajo, para ir adaptándolo a las necesidades de cada situación y momento, es que es un equipo sin cintura para saber ganar, o al menos empatar ante los bretes de cada momento. 

 Cuando un EQUIPO no es un equipo sino tres o seis equipos parecidos pero perfectamente compartimentados, es que no se entiende el valor de trabajar en equipo. Cuando no entiende en qué momento hay que buscar sinergias con otros equipos sin perder la personalidad, es que está muy débil.

 Cuando en un EQUIPO no saben cada uno de sus integrantes cuál es su labor, ordenada y de la que tienen que dar cuenta, se está perdiendo el sentido de trabajo en equipo y sus posibilidades de sumar y estar bien organizados.

 Cuando en un EQUIPO no hay comunicación interna suficiente y estratificada, clara y concisa, respetada y tenida en cuenta como la energía que mueve el grupo, no es posible trabajar en equipo. La comunicación se expande y nunca debe permanecer en compartimentos estancos más que lo mínimo necesario.

 Cuando un EQUIPO no sabe para quien trabaja, para quien debe obedecer, para qué está formado como equipo, cuál es su única y última META y su objetivo, no tiene ningún sentido llamarlo equipo.


El 10N habrá que hilar fino para no perder más

Dentro de dos semanas, tal y como la noche de ese domingo 10N estaremos sacando cuentas y más preocupados que hoy pues será complicado lograr un Gobierno “no mezcla” tras una jornada de votaciones donde habremos demostrado que no estamos entendiendo lo que sucede.

No cabe otra solución que gobernar juntos el PP y el PSOE, no sé en qué condiciones y a qué coste a medio plazo. No tiene ningún sentido que en un país con tantos partidos políticos la única manera de gobernar sea juntándose los dos más grandes, pues eso supone desvirtuar la democracia y la alternancia. Los partidos diferentes están vivos precisamente porque suponen ideologías bien distintas que sirven para alternarse y dar sentido de cambio democrático cuando los que gestionan fallan.

El GRAN error de Pedro Sánchez en estos meses de verano perdidos ha sido creer que era más ventajoso para su partido el PSOE jugar a intentar lograr una mejor posición. Excesivo riesgo que se ha demostrado muy negativo. Se pierde su crecimiento, se pierde la opción de trabajar junto a Ciudadanos, se amplía la presencia de la derecha extrema de VOX para no lograr nada positivo.

Quedan 13 días para evitar la complicación extrema, pero todo parece indicar que caminamos hacia el barullo y la incapacidad de lograr un gobierno estable y claro. Siempre y cuando en los últimos días no siga subiendo el PP y VOX y al final desbanquen de la primera posición a un PSOE herido y fuera de cobertura.

27.10.19

Cuando se acabe la política ¿qué vendrá?

Los políticos en general no entendemos que hay una España que vota y otra España que decide y trabaja la política, sumando a esa España política todos los miles de ciudadanos que estamos cerca o dentro de la política de forma voluntaria o incluso testimonial. Cuanta más desafección hay en la sociedad más distancia hay entre los que participamos de la política y los que viven ajenos a la política.
Votar no es suficiente, y ser político alejado a la realidad social tampoco es suficiente. Y tampoco es real creernos que porque nos relacionamos con asociaciones de todo tipo estamos relacionados con la sociedad, pues esta, la que vota, dentro de su desafección también está alejada de todo tipo de asociacionismo social.

Así que a la hora de entender el voto, nos manejamos todos con serias dudas, sin rumbos claros, leyendo encuestas e intentando torcerlas a nuestro favor. Un error tras otro. La distancia entre el ciudadano de la calle y el político incluso voluntario es tremenda.

Como primer ejercicio urgente hay que lograr que la sociedad participe mucho más en política, entendiendo la política como un ejercicio muy necesario para hacer sobrevivir el Sistema. Incluso la Democracia. Sin esa participación activa o pasiva, pero participación e información compartida, vamos camino de una teocracia agnóstica (o no) donde unos “Príncipes democráticos” con el convencimiento de que son poseedores de la razón pueden y deben gobernar.

Curiosamente en esta infravaloración de la participación real y efectiva, sin manipulación además, también ha participado la izquierda, sin querer o queriendo, hasta convertir la política con la inestimable ayuda de los medios de comunicación en una sopa de lo mismo, áspera e indigestible.

Un bastardo ejercicio de los políticos de todo tipo, también de los pequeños políticos es insultarnos entre nosotros, descalificarnos para minusvalorar nuestra capacidad con lo que logramos que todos nos odien a todos. ¿Para qué objetivo?