Páginas

25.4.19

¿Y si de golpe desaparecieran los pobres? ¡¡Vaya lío!!

El genial Quino nos muestra en esta viñeta un susto de miedo, una pesadilla, un terrible temor para miles de familias. ¿Y si de golpe nos levantáramos un día y descubriéramos que ya no había pobres? Tremendo, bárbaro, insufrible. 

Contra la violencia, hay que dar ejemplo, controlando la violencia verbal

Cuando hablamos de controlar el crecimiento de la violencia entre personas, la violencia de género o el aumento de la violencia en la calle, incluso la violencia verbal o de convivencia básica, se nos olvida señalar con el dedo las malas prácticas actuales de muchos de nosotros. Las dos jornadas de Debate Electoral han sido un claro ejemplo negativo de ellos.

No es consentible que los máximos representantes políticos de España de como ejemplo unas intervenciones verbalmente violentas, llenas de insultos y graves descalificaciones, ante casi 15 millones de ciudadanos, y a su vez se hable de controlar la violencia de la sociedad.

Los ejemplos contra la violencia se debe dar desde arriba hacia abajo, el primer triunfo contra todo tipo de violencias es que precisamente los que dicen representarnos hagan un cambio profundo en sus formas y una declaración de que quieren evitar su propia violencia verbal contra el contrincante.

Nadie tiene violencia contra alguien a quien no considere ligeramente contrincante (aunque sea como es lógico, un error total y a veces dramático). Pero esa forma leve de violencia en su primer estado es la primera que hay que reeducar y evitar. Empezando por los que deben dar ejemplo. Para resolver la violencia que se multiplica, todos debemos controlar la violencia verbal como primer paso.

24.4.19

Humor político del año 1892

Las viñetas han sido siempre un arma electoral y política, utilizadas cuando no era sencillo razonar con muchas palabras y largos párrafos pues el analfabetismo era por desgracia una realidad siempre excesiva en la España antigua.

Esta viñeta es del año 1892, mas de un siglo, y sin casi humor si intenta criticar a los liberales con un dibujo claramente descriptivo de sus defectos. No sabemos qué efecto tendría en los hombres que votaban, pero representa un detalle más de que las manipulaciones utilizando el humor y los medios de comunicación, son muy viejas. 

Humor del año 1922. Parece de la Edad Media

Ese humor viejo claramente ha pasado de moda, como es lógico e incluso ni su autor, Godinez pretendía otra cosa. Era otra sociedad, que sin duda nunca más debe volver. Pero resulta curioso ver esta imagen de las mujeres con mantilla para entrar y salir de las iglesias, que se asemejan mucho a las cabezas tapadas de algunas religiones islamistas.

Nos merecemos unos políticos diferentes

Los debates políticos entre candidatos no pueden ser una pelea de machos alfa o de gallos de corral. Y por eso Pablo Iglesias ganó con rotundidad. No nos merecemos los españoles esa sarta de insultos o de gesticulaciones robando segundos a la explicación de lo que se debe hacer por parte de cada idea.

El claro ganador ha sido quien no estaba allí, que siendo el más radical y duro de todos ellos, con su silencio impuesto equivocadamente, ha dejado que tres de los cuatro se acercaran a sus posiciones violentas.

Pablo Iglesias ha sido acusado esta pasada noche de “cura obrero” y es verdad, lo cual es un acierto y un punto positivo. Los que conocimos aquella iglesia, aquellos curas obreros y sociales que dejaban sus puertas abiertas a los que menos tenían para que se reunieran, son el contrapunto de lo que necesitamos en España en estos tiempos.

El Padre Ángel de Madrid existe y es el ejemplo. Necesitamos ayudarnos y no encabronarnos. Las ideas distintas existen, pero hay que bajar el tono, pues la sociedad necesita bajar el tono. Ellos son el ejemplo pues para eso los saca la tele a dirigirse a TODOS los españoles. Un poco más de responsabilidad social no nos iría nada mal.

23.4.19

Pablo Iglesias y la Constitución positiva

En estas semanas y por fin, desde Podemos se admitió que las gentes que en los años 70, en la famosa Transición Española, logramos lo que logramos, no fuimos unos pardillos imbéciles, sino unos tipos serenos y con capacidad de entender el futuro, y que construimos una Constitución que ahora, más de 40 años después, se sigue empleando en los Debates como un elemento demostrativo de que fue un acierto que hay que cumplir.

Me alegra enormemente que se admita que la actual Constitución de España fue un acierto, es un acierto y con ligeros retoques puede seguir siendo un acierto varias décadas más. Y que se admita que las gentes de los años 70 admitimos como bueno lo que se pudo admitir, pero además se logró unas normas de convivencias que ahora ponemos de ejemplo.

Hemos pasado de decir que la Constitución del 78 fue una trágala, a decir que había que modificarla profundamente, para admitir ahora que es mucho mejor no tocarla, no nos vayan a colar goles por la escuadra. ¿Ahora nos damos cuenta que hay muchos deseos de modificar la Constitución, para hacerla más restrictiva? Jodo.

Debate entre cuatro. ¿Y nosotros los españoles?

El Debate, así, en mayúsculas, el de ayer, tuvo su aquel que continuará con el de hoy. Dos partes, ida y vuelta, que van a configurar algunos votos que pueden ser suficientes para lograr un tipo de gobierno u otro en la España del futuro. Por que sí, los debates mueven votos de indecisos y de los decididos, sin duda, y de hecho las audiencias de ayer con casi nueve millones de espectadores entre todas las cadenas y momentos que casi llegaron a los 12 millones, son datos para tener muy en cuenta.

No se trataba de ganar sino de NO perder, y algunos no perdieron. No voy a entrar a señalar con el dedo, hasta esperar a la noche de hoy martes, donde los asesores a estas horas estarán corrigiendo defensas y ataques, entrenando al portero y buscando la figura dialéctica de un buen delantero centro con ideas frescas que sepa meter goles.

Hay temas tan crispados y manidos que ya no producen interés y eso es grave. Y lo deben saber aunque tengan la obligación de repetirlos. En estos debates nadie va a sacarnos futuros, ideas nuevas, aclaraciones. Y eso es casi un drama. El votante va a tener que ir a votar sin saber con seguridad si al final dar el voto al PSOE es dçárselo a un gobierno de Ciudadanos. Si dárselo a Ciudadanos es dárselo a la extrema derecha. Si votar al PP sirve de algo o si votar a Unidas Podemos será suficiente para que Pedro Sánchez cambie de opinión, que hoy sin duda es la de intentar entenderse con Ciudadanos.

Esta noche, sin duda, es el momento de reparar los errores de ayer que sin ser muchos, si fueron los suficientes entre los cuatro, como para templar gaitas hoy.

22.4.19

Humor rojo, casi negro, del año 1922

A veces el humor negro es el más blanco de los humores. Incluso como en este caso, el más rojo de los humores. Un error lo tiene cualquiera, y estos mozos se están equivocando. O no, pues al final es una máquina para hacer varias piezas y lograr un rompecabezas. Una clásica máquina para romper cabezas. O no. Todo es relativo. DE momento nos quedamos con esta viñeta del año 1922.

Los poderosos también tienen su propia Lucha de Clases

Desde la izquierda es muy complicado decir que centrarnos en trabajar por el feminismo y contra el cambio climático es peligroso, por la exclusividad al no tener más músculo para diversificar temas, y por la capacidad de manipulación de ambos grandes asuntos que desde la derecha reaccionaria tiene para manipularnos. Los conservadores están encantados con que desde la izquierda hayamos abandonado la Lucha de Clases, para centrarnos en temas diferentes que no les afectan a ellos directamente.

Sin duda los derechos de la mujer occidental deben igualarse a los de los hombres. No cabe ninguna duda. Aunque no estaría de más hablar de todas las mujeres del Planeta y no centrarnos en los derechos de las personas occidentales en exclusividad. Nunca los derechos deben ser diferentes según el lugar en donde estés sentada.

Estamos logrando otra vez como en todo proceso de cambio en la historia de la humanidad, que haya diversos grados de personas, y que según luchamos por uno de ellos nos olvidamos del otro. Contrastamos y separamos los derechos de unos contra los de los otros. Ricos y pobres. Personas con derechos contra personas sin derechos. Trabajadores contra desempleados. Mujeres contra hombres.

La mejor manera de luchar contra la desigualdad entre personas, sean del sexo que sean, es la lucha para evitar la desigualdad de clase social. Pero a la vez que contemplamos cómo los ricos son cada vez menos en cantidad y más ricos en ingresos, vemos como los pobres son más pobres mientras la clase media, a la que nos hicieron creer ya pertenecíamos la mayoría, ha ido desapareciendo, tanto de ingresos y ahorros como sobre todo de derechos y dignidades.

La derecha está encantada con nuestras peleas que además saben utilizar contra nosotros mismos, pues en caso de equivocarse nunca les van a afectar a ellos. Incluso les vienen muy bien para pescar en río revuelto y para seguir alimentando sus propias luchas de clase. ¿Es que acaso creemos que los ricos no tienen su particular Lucha de Clases?

Si eres indeciso de verdad, ¡déjalo! sigue así

Los indecisos somos todos. Lo que sucede es que algunos lo llevan a sus máximas consecuencias. Yo también soy muy indeciso en muchas cosas. Incluida la de votar. Pero al final sé que debe dejar de serlo y tomo mis decisiones. Un indeciso que no toma decisiones no es un indeciso, es un decidido en NO MOJARSE, en dejar que sean otros los que tomen las decisiones por él.

Esta semana final de campaña para las primeras Generales del 2019 (podría haber más) todos están pendientes de los indecisos. Hoy hay debate en la televisión. Mañana también. Y no se dirigirán a mi, lo harán a los indecisos.

—Señor indeciso, aquí estamos, ya ve. ¿Qué quiere que le aclare?

Y claro, no le aclararán nada, pues el indeciso es muy indeciso. Precisamente es indeciso por ser indeciso. ¿Verán el debate de candidatos los indecisos? Yo creo que no, se harán un lío con el mando y no sabrán qué canal elegir.

Yo también soy de los que piensan que si estás muy indeciso, si eres de los indecisos casi enfermizos, lo mejor es que no vayas a votar. ¡Total al llegar a las puertas seguirás como indeciso y no sabrás qué papeleta elegir!

Iremos a votar…, por si las moscas se equivocan

Ante la duda hay que acudir a votar, no vayamos a joderla. Muy pocas veces en estos 44 años de democracia hemos estado a tan poca distancia de echarlo todo a perder. Pero la vida es así. Me levanto hoy en plan negativo, antes de prepararme la tostada con nocilla y el café completo. Creo que debe ser la pastilla, que todavía no me la he tomado. ¿Vosotros tomáis pastillas? Es un gran negocio fabricar pastillas.

Para España dentro de una semana lo peor no será quien gane o pierda, lo peor será como no pierda nadie. Una España ingobernable será el peor ejemplo de la idiotez social, pues en el 2015 y 2016 ya lo probamos y hemos estado unos años dando bandazos. E insultandonos. No encaja muy bien llevar trajes caros, corbatas de diseño y empezar a soltar sapos por la boca. Pero es la moda.

Lunes gris, nuboso y nublado, sin muchas luces. Es como esos lunes que quieren ser lunes por encima de todo, marcar territorio, amenazar con ser un día sin brillos, apagado. Hoy como es 23 de abril, es lunes sábado. Mañana volveremos a tener fiesta, que como venimos de Semana Santa, para muchos será toda una semana completa de cambios en las horas de dormir. El miércoles empieza de verdad la semana. Así que el domingo a la hora de votar, nos pillará descansados. No sé si es bueno o malo.

Los deseos sin cumplir son simples fracasos

Nuestros deseos son siempre fracasos. Cuando dejan de ser deseos para convertirse en realidad es cuando dejan de ser fracasos. El número de deseos que tenemos sin cumplir es el número de veces que hemos fracasado, que incluso ni lo hemos intentado dando el fracaso por adelantado. Somos seres un poco imbéciles para eso. No es suficiente con desear, hay que trabajar y a veces muy duro, para intentar conseguirlo.

Con la edad es mejor no hacer recuento de lo que no hemos logrado, del número de deseos que hemos ido repartiendo por el camino. No es bueno recordar los fracasos aunque los disfracemos de elecciones diferentes. No está bien auto engañarnos. Además de no servir para nada, puede que un día nos recordemos a nosotros mismos que no fuimos ni capaces de ser sinceros.

Decía mi amigo Salvador que los polvos que no hechas (del verbo hacer), esos, ya nunca los puedes recuperar. Son fracasos diarios, deseos no cumplidos, errores no disfrutados, amores no consumados, cielos no pisados, fallos del sistema.

21.4.19

El turismo en las grandes ciudades debe cambiar profundamente

Esta semana estuve por Madrid, una ciudad ya perdida para los madrileños que hemos convertido en un París, un Berlín o un Londres cualquiera por compra y venta, por copia y tontería. El turismo todo lo convierte en homogeneizado, en similar, en globalizado para mal. Las mismas tiendas, las mismas grandes y anchas avenidas, los mismos teatros, los mismos colores. En Madrid siguen quedando tascas tranquilas, pero hay que buscarlas como la Casa de las Torrijas. El resto es pollo frito o tapas de plástico de catálogo.

Lo peor de las grandes ciudades que se venden al turismo es que pierden a sus gentes. Madrid está lleno, y no de madrileños. Madrid está en muchas fechas tan saturada que no es posible entrar ni a los museos. Parece que todo lo vamos convirtiendo en un gran parque temático. Da igual si te apetece ver a Goya o a Picasso, el caso es que hay que ir al Prado o al Reina Sofía.

Así que hay que buscar museos pequeños, salas de siempre, exposiciones escondidas si se quiere ver algo con la tranquilidad de poder observar en silencio y como si te lo hubieran montado para tí solo. Parece un lujo de sibaritas, pero era algo común en otros tiempos, donde incluso comer se podía hacer en sitios típicos sin esperar filas.

Lo malo de turistear o tematizar toda una ciudad es que todo se vuelve caro, o al menos a precios europeos que son caros para los españoles normales. Cada vez que vuelvo al Mercado de San Miguel están mas caras las mismas cosas turistificadas. Caras y plastificadas. No sé si vamos por el buen camino, pero me da la sensación de que hay otros, y uno de ellos sería conservar más la originalidad propia.

Yo no quiero ir a Madrid e imaginarme que estoy en New York o en Roma. No quiero ver las mismas tiendas y los mismos escaparates, los mismos sabores y los mismos logotipos con luz en todas las grandes ciudades del mundo. Pero nos hemos dejado engañar.

Libertat o libertad. Se nos está rompiendo

Esta “Libertat” está un poco ajada, como rota por los bajos. Hay que cuidarla pues se nos cae a trozos. Algunos piensan que no es para tanto, otros que es inevitable por cuestión de edad, algunos hablan de que se construyó sobre una pared algo inestable, incluso los hay que opinan que ese bicho que lleva dentro es una mierda y que hay que destruir todo el conjunto.

Yo veo a un tipo con los ojos morados de recibir hostias, muchas hojas que representan a las personas que miran hacia el cielo buscando soluciones y por encima del todo un deseo de libertad con la palabra “Libertat”

Es muy posible que contenga muchos más discursos. Es posible que la mierda y la humedad se nos está comiendo por los pies. Miedo me da.

¿En qué se parecen Kafka y Corín Tellado?

Kafka murió joven y eso nos impidió conocer mejor sus pensamientos y sus ganas de liarnos la mente obligándonos a reflexionar. Gila el genio, sabía que mentía cuando lo comparaba con Corín Tellado para simplificar. 

Es complicado comparar, pero no tanto acercarse a las figuras de ambos y elegir. El absurdo también te obliga a meditar y a buscar soluciones nuevas.

Ayer me reencontré con mi pila bautismal

Ayer me reencontré con mi pila bautismal, con esa mole de mármol que hacía décadas no había visto. Tantas que ya no recordaba de su aspecto. En esta mole es donde me mojaron con agua bendita para convertirme en buena persona. Algunos dicen que para convertirme al catolicismo, pero se equivocan totalmente.

El agua de aquel día debía estar algo pasada pues no he sido tan bueno como deberías, cosas que suceden entre el quiere y el puedo, dos fuerzas que se disputan las vidas de todos. En mi caso no ganó nadie, que es tanto como admitir que perdió la buena persona.

Ahora está de moda que te insulten llamándote “buenismo” que es tanto como que te digan idiota de baba. Así que para una batalla que no pierdo del todo, me sirve para que me llamen imbécil. Así son las cosas y así son las derrotas no confesadas del todo.

Mi pila bautismal ha estado en obras, en reformas durante décadas. No tanto el pedazo de mármol pulido como toda la iglesia que la contiene. Contiene elementos de los que no recordaba nada, pero en cambio otros detalles están como cuando yo tenía unas semanas. Idénticos.

Yo he cambiado con los años, me he transformado. Primero crecí enormemente en altura, luego poco a poco he ido menguando en posibilidades e incluso en altura para estar más cerca del suelo, por si tropiezo. Y aunque ya no soy practicante pues me perdieron cuando prohibieron ser comunistas a los curas, sigo entrando a las iglesias a buscar paz, silencio, sentadillas y arte.

20.4.19

Mi amigo Chusky y su arma de guerra

Quienes tenemos a un perro como amigo de compañía sabemos que la amistad trasciende entre animales de diversas especies. Amistad y amor, todo hay que decirlo. Un perro sabe esperar a su dueño, aunque a desgana pues siempre siente que lo has dejado aparcado, que no quieres estar con él por algún motivo. Pero nunca te lo tiene en cuenta y en cuanto vuelves te adora otra vez como antes y te lo demuestra en el instante primero.

Los perros hablan con los dueños. No tienes que entenderlo si no tienes perro, pues da igual. Pero hablan con nosotros. Yo no tengo perro, mi perro me tiene a mi. Y nos hablamos y mucho todos los días. Puedo parecer loco, pero también me da igual, lo que debe reafirmar mi locura. Eso sí, estoy contento de estar loco.

Mi perro ahora mismo, no sé donde está. Por la hora estará durmiendo, aunque lo lógico sería que estuviera a mis pies, donde tiene un lugar para ello mientras escribo y no quiere obligarme a tenerlo entre las piernas. 

Hoy ha disfrutado como un perro feliz, tanto que debe estar abatido en cualquier sofá. A mi también me deja sentarme en sus sofás. Yo se los cuido mucho a costa de que él me los cuide a mi. En eso también lo hemos tenido hablado y nos pusimos enseguida de acuerdo.

Caer al suelo es bajar un escalón de la vida

Me ha venido a la cabeza el recuerdo de un hostión que me metí en Madrid hace menos de un año. Una caída tonta que me tumbó en la plaza del Reina Sofía y de la que salí con un buen escorchón en una rodilla. Un tipo alto y con chaqueta, caído de bruces en la calle, debe impresionar. Yo no me veo. Enseguida vinieron en apoyo de mi santa compañía, toda asustada ella.

A cierta edad la inestabilidad es señal de ancianidad. Aunque tengas poco más de 60. Y sé por todos mis padres y compadres que cuando te caes algo se cae más que un cuerpo viejo y gastado. Se pierde estabilidad, es cierto, pero sobre todo se pierde seguridad y eso es peor.

Cada caída de una persona mayor es una bajada de escalón hacia la muerte. No, no, no soy trágico, soy simplemente reconocedor de las debilidades humanas. Así que lo mejor es levantarse rápido, sacudirse el polvo y respirar fuerte. Lo malo no es la hostia, sino el recuerdo. pero tranquilos, que hay muchos escalones hasta llegar abajo.

Debo plantearme hacer más ejercicio de estabilidad, pero nunca parezco tener tiempo para ello. Otra idiotez más en mi haber. Lo que no tengo muy claro es si debo hacer ejercicios de estabilidad con el cuerpo o con las emociones, con la autoestima. O ambas.

19.4.19

Un asunto de merluza y saxofón, No sé qué es peor

Uno se imagina el caos como un sinónimo de la desidia, del desorden, de la basura. Pero también conocemos el caos mental, el de las ideas, el de los pensamientos que derivan en barullos y en sopas de miedos. Todos tenemos fantasmas y caos, pero muchos de nosotros intentamos esconderlos, disfrazarlos, pintarlos de música.

Hoy para comer tengo merluza en salsa verde que eso a vosotros os importa un pimiento. Pero al ver el final, todo el pescado dentro de su salsa con sus guisantes y su perejil, observo que en medio ha quedado la cola, larga, gruesa, gris. Eso es también el caos. Todo lleno de rodajas iguales y blancas y un elemento gris y alargado. Es como un fantasma que se me ha infiltrado en la merluza vasca. ¿Y qué hago ahora con este error?

Lo normal sería tirarlo, retirarlo de la cazuela sin que se diera cuenta nadie, y deshacerme de él. Estorba. No es posible que esa merluza esté buena a los ojos. Cuanto más la miro más ganas me dan de pisarla. Pero la he pagado. ¿Por qué me vendieron una merluza con una cola tan gruesa?

Veo la imagen de arriba y me entran temblores. ¿Cómo es posible meter una botella de agua dentro de un saxofón? ¿Qué opina el saxofón? Es como la cola de mi merluza pero desde Zamora. Estamos llenos de caos y no lo sabemos. ¡¡Qué os voy a contar!!

Nota.: Imagen de Mayte Aparicio, desde Zamora

Los ladrones nunca se creen ladrones

El artista de las ideas sin texto, el genial Perich supo retratar en esta viñeta la peligrosa costumbre de algunos jetas de poner cara de amigos y decir a los cuatro vientos que todos roban, pero acostumbrarse a que el fruto de sus robos se crean de su propiedad por haberlos lavado y puesto una gotas de colonia para que huelan bien. 

Los ladrones mas gordos y habituales nunca figuran en la lista de ladrones. 

Jueves Santo de antaño. Cosas de críos

Mis primeros contactos con el Jueves Santo eran paternos, de colonia de día de fiesta y de afeitado a media tarde. Mi padre trabajaba tanto, incluso los domingos por la mañana, que tenerlo en casa un jueves por la tarde era especial. Verlo ponerse guapo, afeitarse delante de mí, ponerse las mejores ropas me parecía casi un milagro. Luego recorríamos con mi madre y mi hermano las iglesias del barrio, buscando estampicas que recogíamos tras dejar cinco o diez céntimos en la bandeja, que nuestros padres nos entregaban antes en un montón.

Según como fuera de guapa la estampita del santo, dejábamos cinco o diez céntimos, que para nosotros era mucho. Nunca he recordado qué hacíamos luego con ellas. Con el tomillo bendecido del Santo Sepulcro, sí. Lo colgábamos del calendario de la pared del comedor. El mismo que siempre teníamos en alto, junto a la radio de antenas que iban por el techo de la habitación hasta el balcón. Hasta que cambiamos de casa, a una nueva, y allí el calendario se desplazó a la cocina.

El Jueves Santo siempre era un día especial pues vivíamos justo enfrente de San Nicolás, de donde salía una procesión enorme y muy especial, llena de símbolos que no siempre entendíamos. Se salvaba de la cárcel a un preso y eso no lo entendía bien. ¿Era malo? ¿Y si era malo por qué lo abrazaban todos en cuanto salía a la calle vestido de oscuro y con la cara tapada, poco antes de salir la procesión?

Hoy recordaba que a media tarde, tras la sobremesa pero antes de salir por la tarde la Virgen a la calle, venían los gitanos ricos de la ciudad a entregar un abrazo con su sobre a los jefes de la cofradía. Entraban a la iglesia, estaban un buen rato y salían vestidos de guapo y con oros y brillos para montarse a su coche que les esperaba donde nadie podía aparcar.

Eran dos o tres familias como mucho, y nunca llegaban juntas. No se mezclaban. Pero todos ellos eran similares. Grandes, fuertes, gruesos, grises claros, sonrientes, amigos de todos, y como entraban salían, entre abrazos y palabras suaves que nunca escuchábamos. Entraban a ver a la Virgen y a dar una limosna me decía mi madre. Pero ellos era como distinto, los trataban como si fueran los jefes de la Virgen. Nunca lo entendí.


18.4.19

Chumy Chúmez y lo que se prohibe

El genial Chumy Chúmez tenía ese humor ácido tan maravilloso para casi todos los tiempos, para desgracia de los que sufrimos el ver que no somos capaces de aprender. Este viñeta de los años 70/80 es un ejemplo más de su mirada, de su capacidad para retratar la realidad. Se note o no se note esa realidad totalmente real. 

Estornudar y reírse pueden ser pecado si se hacen mal

Tengo que elegir entre escribir para vosotros y escribir para mi. Que parece una tontería pero os juro que no lo es. En realidad lo que quiero decir es que tengo que decidir si escribo para muchas visitas o para muy pocos lectores como tú. El precio de quien escribe en estas ventanas son las visitas, es decir el ego cubierto. Así que tal vez haya que bajarse del ego y disfrutar uno mismo escribiendo de tontadas interiores.

La ropa interior siempre es una mierda excepto si está sin usar. En cuanto la tocas, incluso en cuanto la ves puesta, ya pierde mucho valor. Podría ser de papel que así no nos daría pena romperla a mordiscos. Que os lo juro, tampoco sé a qué ha venido esto. Debe ser por la última palabra del anterior párrafo.

A mi derecha viaja en el AVE una joven de buenas caderas enchufada a un iPad con cascos mientras ve un película en su aparato. Todo iría bien hasta que ha empezado a reírse casi excesivamente. No sé si está bien pensar que una persona se está riendo excesivamente cuando cada vez es más caro reírse. Igual es envidia.

Creo que se ha dado cuenta la chica de las redondas piernas que entre el silencio del tren del silencio, no está bien el no reprimirse. Todos los demás se lo hemos agradecido con cara agria. El fondo se escucha a un niño llorar gritando. ¿No sabe que va en un coche del silencio? A mi derecha un hombre guapo ha estornudado de malas maneras. Así no hacemos país.

Sigo sin encontrar el futuro. Debo estar en el pasado

En septiembre de 2018, como era ya ese Año Nuevo que siempre celebraba en mis trabajos de organizador para cambiar formas, decidí que tenía que replantearme varias cosas, entre ellas ver qué hacía con mis blog, mis escritos, mis actividades políticas y sociales.

En enero del 19 seguían mis mismas dudas, pero acrecentadas pues se iban alimentando de más y más dudas. A mi edad tener dudas es suicidarse a plazos. Mentalmente me refiero. Así que en febrero me metí prisa.

En abril he llegado a la conclusión que el verano está a la vuelta de la esquina y que o corto de raíz mis dudas y tomo decisiones o me haré tan viejo que me ingresarán por tonto y no por la edad. Cumplir 63 creo que no edifica traumas ni depresiones nuevas encima de las viejas, pues ya las tienes todas. Pero sigo sin decidirme.

¿Arte pictórico, literatura del absurdo, poesía visual, fotografía abstracta? Silencio.

Voy en el AVE a mi Zaragoza. Cada vez que viajo cargo pilas. Pero no consigo cambiarlas por alcalinas. Creo que de tanto cargarlas se han envejecido como mi cara arrugada. Así que busco a mi alrededor para ver si encuentro salida.

Me bajo las gafas de ver y observo que casi todos van con pantallas de diverso tamaño. Nadie nos miramos. Nadie se habla. El tren ya no es el tren, es un lugar de sillones cómodos y traqueteo. Poco más. Me vuelvo a poner las gafas de cerca y escribo esto.

Nadie me mira, me vuelvo y veo a un treintañero leyendo un libro de verdad. Es un viejo prematuro me digo. O un futurista me consuelo.


La vida a ratos. Además de J. J. Millás es de todos

Leo unos párrafos del nuevo libro de Juán José Millás: “La vida a ratos” y me parece un ejercicio que ha debido copiarme sin él saberlo. Es fabuloso esta recopilación de los pensamientos diarios, como un dietario de ideas locas, de hablar consigo mismo y guardarlo, por si a otro loco aburrido le parece bien perder su tiempo con mis habladurías.

Todos hablamos consigo mismo, o eso quiero creer para no sentirme loco. Así que guardar esas conversaciones que mantenemos en silencio para ponerlas en papel, igual no es idea mía sino de todos. Tal vez el genial Millás no me haya copiado sino que sin querer sea yo quien le hay copiado a él. O a Baltasar Gracián. Igual los blog no se han inventado ahora sino que los griegos hace veinte siglos ya los inventaron pero como no tenían internet no los pudieron publicar.

Hoy esperando al AVE, se decían dos señoras de mi edad —excesiva edad para decirse cosas— que los hombres de antes eran fuertes fuertes. Y una le reconocía a la otra que el suyo en cambio era intermedio, casi como los jóvenes de ahora. 

Yo me he mirado hacia atrás y me he reconocido como un hombre del futuro. Flojo de cojones.

13.4.19

La jubilación está para seguir trabajando

Tras una larga carrera profesional y toda una vida dedicada a trabajar para otros, nos llega a todos el periodo de cambio vital que llamamos jubilación. Un periodo que no siempre es maravilloso y al que hay que acostumbrarse, acostumbrar a nuestra familia y construir un nuevo edificio de actividades a su alrededor para disfrutarlo.

Todas las personas necesitamos sentirnos útiles, hacer actividades que nos llenen, “hacer” y construir nuevas acciones que nos hagan sentirnos vivos y válidos. Esto es una ley elemental de la vida y no cambia se tengan los años que se tengan. Así que tras la entrada a ese periodo de tiempo que puede ser largo o muy largo de la inactividad laboral, hay que buscarse otras actividades.

Nadie dijo nunca que una persona jubilada de su trabajo anterior no necesite tener otro trabajo diferente. Ya no nos preocupa el “jornal” pero en cambio sí necesitamos estar trabajando en algo.

Puede ser atender a los nietos por elección propia, realizar actividades artísticas, leer y escribir, viajar o estudiar, cocinar o pertenecer a una ONG, enseñar o aprender, o hacer locuras que no afecten en demasía a las personas que conviven contigo. Casi todo vale si es elegido con libertad personal.

Las personas jubiladas que no son capaces de crear su propia actividad complementaria no pueden gozar de un periodo nuevo en la vida en plenitud de posibilidades. Y además hay que asumir que tal vez y en línea con lo que se hace en muchas sociedad, tenemos la obligación de devolver a la sociedad desde tu posición, algo de tu valía, aunque solo sea por lo que la sociedad te paga todos los meses, aunque te lo merezcas por lo que has cotizado.

Esta imagen es de unas esculturas realizadas en madera por un nuevo jubilado llamado Angelote50. De momento no piensa en crecer desde ellas, ni en venderlas, ni en hacer algo más grande de tamaño, no desea profesionalizarse. Tampoco es necesario para sentirse bien consigo mismo. Lo importante es sacar sus inquietudes, plasmar sus ideas —aunque a veces cuando creamos arte no nos damos cuenta de ellas hasta terminar las obras— y disfrutar de que otros disfruten de lo realizado.

¿Y si al final, nos faltara alguna pieza en la vida?

Todos estamos convencidos de que la vida la vamos a completar, aunque no sabemos en qué momento se nos acabará la película. pero antes de que el "fin" nos pille desprevenidos, estamos siempre seguros de que toda la película de la vida tendrá un desarrollo normal y que tras construir una historia podremos también escribir nuestro final.

Pero podría ser que nos faltaran piezas. Podría ser que no tuviéramos tiempo para escribir el final. Y que este se quedará sin escribir lo que dejaría nuestra vida sin mucho sentido.

¿Para qué sirve una historia si no tiene un final bien escrito? ¿Qué sucederá si al llegar al final vemos que nos va a faltar alguna pieza y que dejaremos inconclusa la vida, y por ello sin sentido?

12.4.19

Cristianos degenerados, regalones y maulas decadentes

El otro día me enteré que en los últimos años solicitar la bula en Pascua es gratis. Es una gran ventaja pues estaba cansado de comer solo sopas de ajo en estas semanas tan de buen tiempo. Ya…, lo sé…, el bacalao también vale, pero es que en estos días lo ponen por las nubes sabiendo que lo vamos a comprar mucho más para no pecar.

A partir de los 59 años ya no es necesario hacer ayuno, lo que es también una gran noticia aunque la pagas bien cara, a precio de años, joder. 

La Cuaresma y los ayunos son por los 40 días que pasó Jesucristo en el desierto, que en aquellos años parecía algo bastante normal. En los míos se hacía la Mili que era otra forma de estar en el desierto y haciendo ayuno hasta que te acostumbrabas a la cantina.

Ahora que quieren volver los años del franquismo con ganas y ansia, hay que recordar que en los años 40 y 50 no hacer abstinencia y ayuno era pecado mortal, de los de ya no poder ir al Cielo ni de visita. 

Te llamaban cristiano degenerado. Y ojo, la vigilia de carnes era para todos los viernes del año. Y el ayuno para todos los días de la Cuaresma. Como el Ramadán pero en mirada católica. 

Se podía comprar la Bula de la Santa Cruzada que era pagar una pasta en modo limosna obligatoria, para salvarte del pecado. Una peseta si eras pobre y diez pesetas si tenías posibles.

Por si no se sabe bien, hay que recordar que la Iglesia con un poder de la hostia, en el siglo XV, XVI y XVII entraba a los hogares a rebuscar carnes escondidas y a castigar con multas si te encontraban los chorizos. Los de comer.

Os dejo para reíros un poco, el recorte de una revista del año 1889, es decir, de hace 130 años. No es la Edad Media, es el tiempo en el que nacieron algunos de nuestros abuelos como los míos. Teta monja, os lo juro. ¿Se puede decir teta monja o es muy machista?

El Quijote es muy machista. Hay que retirarlo

Vamos bien, en el camino incorrecto lo cual es positivo. Ya estamos retirando los cuentos de La Caperucita Roja, y en breve retiraremos de las bibliotecas El Quijote por machista y violento. Acto seguido hay que retirar toda esa música que diga barbaridades que es casi toda, las poesías de autor y las películas de varias décadas del siglo XX. No digo nombres para no cansarlos.

En El Quijote la pobre Dulcinea sale poco y mal, y los protagonistas son dos mardanos que solo buscan hacer barbaridades locas de conquistadores machos alfa. Una barbaridad. Incluso el caballo que acompañaba a los dos maromos era también macho, un Rocinante enjuto que no quiso conocer hembra. Una mierda de novela machista.

Lo de Cenicienta y las películas de Disney es otra más para ponerse a temblar. Hay que acabar con todo el arte anterior a…, anterior. 

Y empezar de nuevo con las nuevas normas de convivencias. Es lo que toca. Es la moda. Lo que no queda claro a dónde nos lleva esto, y cual será la reacción ante la acción. Pero eso…, igual da igual.

11.4.19

Señor Papa emérito, el mayo del 68 fracasó, por si no lo sabe

El Papa Emérito, es decir el Papa retirado, ha dicho no sabemos bien ni para qué ni en calidad de qué, que los abusos sexuales de los curas contra niños tienen su razón en mayo de 1968 y el colapso moral que trajo aquella revolución. No se puede está más gagá. ¡¡Uff!!

Ha dedicado una carta con más de 5.000 palabras a explicar las presuntas barbaridades que mayo del 68 trajo a la civilización mundial. Que tiene bemoles tal barullo mental. Pero…, pero si mayo del 68 fue un fracaso, un 15M francés y poco más, que no llegó a fructificar en casi nada, y tremendamente reprimido

Señor Papa, no nos líen con los moralismos que se creen olvidados para explicarlos a su manera, pues si de verdad creen que las revoluciones son como las de mayo del 68 es que no tienen ni pajolera idea.

Que algunos curas hayan realizado pedofilia con niños NUNCA se podría justificar con ninguna revolución si se hubiera hecho, pues precisamente esos curas estaban para evitar los abusos sexuales a niños. 

¿Dónde queda pues la moral cristiana si justificamos la pedofilia de curas diciendo que se contagiaron de unos cambios culturales en Francia y poco más? 

Aquel mayo del 68 trajo cambios políticos, administrativos y laborales. Fue un movimiento de jóvenes y de trabajadores que querían otro futuro, y nunca tuvo connotaciones sexuales que no estuvieran ya en los cambios lógicos de una sociedad que empezaba a salir de las crisis de todo tipo que se lastraban desde la Gran Guerra. 

Por cierto, hay que recordar la dureza tremenda de algunas prohibiciones sociales de aquel gobierno francés de De Gaulle.

Somos humanos. Diferentes y animales. Convivir en fácil

Esta imagen nos muestra parte de una fachada de un colegio en Cataluña. Una pared alegre, colorista de un barrio de trabajadores en una localidad con un número de inmigrantes muy superior a la media de España y de incluso Cataluña. 

Los niños que entran en él no saben nada del ambiente. Entran a jugar y a aprender. Música, deporte, matemáticas o sociales. A un niño le cuesta mucho entender en qué se diferencia un niño de otro niño. De comprender que igual en la calle se respira “raro”.

Luego los adultos se lo vamos enseñando para afianzar nuestras diferencias. Queremos marcar nuestro propio territorio marcando las diferencias. Habría que obligar a todos los jóvenes del mundo a que pasaran un año completo en otro país totalmente diferente al suyo. Como un Servicio Social fuera de sus fronteras. Un africano llevarlo a Canadá, un español a Zaire, un americano del norte a Guatemala, un argentino a Suecia.

Así verían antes de hacerse adultos y empezar a tener que trabajar por su propia sociedad, que hay otras formas de ser y estar dentro del mismo hueco, de la misma cueva, de la idéntica Tierra que nos cobija.

Mi padre fue inmigrante. Era de un pueblo de Soria y se vino a Bilbao que estaba a 12 horas de distancia. Hoy a mi me cuesta bastante menos ir a New York desde Zaragoza. Está hoy más cerca New York de lo que estaba para mi padre Zaragoza.

Yo tengo amigos muy íntimos viviendo en Zaragoza que son de un pueblo del sur de Huesca. Llevan aquí junto al Ebro unos 45 años. Yo me alquilé una vivienda en su pueblo hace ya un par de décadas y durante mis 12 años viviendo allí los días de fiesta, vacaciones y fines de semana, nunca logré dejar de ser “el forastero”. Mis amigos que son de ese mismo pueblo y a los que conocía de antes, nunca fueron forasteros en Zaragoza. Siempre han sido (y serán) mis amigos.

No sé si explico bien lo que quiero decir. Todo es cuestión de matices, de ganas de mirar y ver, de sentir que mientras seamos humanos nos podemos entender bien. 

Yo de hecho y sin que sirva de precedente, con mi amigo perro me llevo la mar de bien. Sé que vino de Rumanía pero enseguida nos entendimos y nos pusimos a querernos de verdad. Bueno…, es un poco egoísta, pero yo se lo perdono. Está más mayor que yo y cuando se cansa viene a mi vera y se tumba tocándome. Necesita sentirme pegado. Cosas de la vida, pues ambos somos animales, aunque yo sepa leer y escribir y él no.

Confundir violencia de género con suicidio asistido es un error

El marido que ayudó a su mujer a que dejara de sufrir será (presuntamente y si el propio juzgado no rechaza su implicación) juzgado como maltratador en una decisión que en nada ayuda sino todo lo contrario a que las mujeres gocen de una justicia mejor y más adaptada a los delitos de violencia de género.

Nada hay más inhumano que el automatismo de la justicia que se basa en letras escritas en párrafos. La justicia puede convertirse en una injusta decisión al no poderse aplicar con sentido justo las miles de posibilidades de la vida, enfrentadas a las pocas decenas de posibilidades que ofrecen las leyes escritas en papeles.

Cuidado con los errores y los excesos a la hora de legislar en temas sociales, pues pueden volverse en contra. Si no se sabe medir bien el alcance de las acciones, pueden venir reacciones que den al traste con lo conseguido.

10.4.19

Redes Sociales, reflexión, responsabilidad, cambios en el consumo

En los últimos meses se nota un reforzamiento del papel PSOE más El País, unas nuevas actividades en Redes de la confluencia libre y diferente entre las izquierdas más reflexivas, y que andan (casi) por el mismo camino entre algunas Fundaciones del PSOE y El País. Eso debe dar unos frutos lógicos si son capaces de ser rentables y por ello seguir vivas.

Y curiosamente se nota también una tendencia de la sociedad a volver a leer artículos más largos, y a publicarlos por eso mismo, porque los leen. ¿Es una vuelta a la normalidad? ¿a los viejos tiempos?

Es cierto que abrazar las Redes Sociales como un elemento nuevo ha sido interesante y facilitador. Pero hacerlo “a cambio y suprimiendo” otras actividades que ya teníamos para estar informados y formados es un claro error y por ello se nota una reversión a los métodos viejos. Y esto llevará también a que las propias Redes se adapten a lo que los usuarios soliciten o consuman.
Las Redes deben ser una nueva herramienta, libre y seleccionada por cada uno de nosotros para nuestro beneficio. Nunca la boca por donde nos entra la manipulación y el control de nuestras vidas privadas y nuestras decisiones de todo tipo. 

El “gratis total” es a veces muy caro y peligroso.
España y Europa necesita calmar y templar los ánimos. No podemos estar inmersos siempre y constantemente en las violencias verbales, en las tonterías de vendedores de plazas públicas, en los insultos aunque sean hermosos, en las mentiras y promesas que antes de nacer ya se saben imposibles.

Lo de menos es saber quién será el responsable de tirar a la basura estas prácticas, lo de más es hacerlo cuanto antes. Desde la derecha también se necesita una reflexión sobre los modos y las formas. No se trata de decir que.: —Ellos verán— pues en ese “ellos” estamos todos, nos guste o no.

Es necesario que tras mayo venga la calma, la gobernabilidad responsable, la aceptación de que los problemas hay que resolverlos como se han hecho desde hace muchos años, con el diálogo sereno y la responsabilidad bien regada y repartida, y que lo importante es trabajar por el futuro.

7.4.19

Los que manipularon a las personas tampoco quedan

Los pueblos es lo que tienen, que igual que gritan se callan, igual que creen tener razón se mueren por la edad o por la fuerza de otras razones. Nadie se acuerda de las personas, si acaso de los restos. Nadie (casi) se acuerda de las ideas que movieron a los cartagineses, íberos o a los soldados de la Ilustración. Pero quedan sus botijos rotos, sus restos y algunos esbozos de ideas. Los que manipularon a las personas para que se mataran, esos tampoco quedan.

El genial Quino siempre nos alumbra con sus reflexiones.

6.4.19

44,3 millones NO vieron a las Tres Derechas en casa de Bertín

Telecinco y Bertín Osborne encajan muy bien. Son tal para cual. De hecho Osborne encaja muy bien con Abascal, con sus toreros y caballos, su Andalucía de señorito y palmas, su España de paseos por el campo viendo cerdos de cebo y vacas preñadas de toros salvajes. La España que añoramos todos los españoles según los últimos sondeos.

El programa “Mi casa es la tuya” tiene enjundia y salero, pues siendo una buena idea si se hace bien, se puede convertir en un gran burladero para torear ideas. Depende. Con sus 2,3 millones de espectadores lideró la noche televisiva lo que indica que nos podemos ir preparando o también (podría ser) que los que miran la tele son distintos al resto de españoles. De hecho siendo 2,3 millones un gran número, como somos 47 millones, eso supone que 44,3 millones NO vieron a las Tres Derechas en casa de Bertín. El que no se consuela es porque no quiere.

2.4.19

Haz que pase. Suceder u olvidar? La España del PSOE

Ya estamos entrando en campaña o campañas y las frases tienen su trabajo, su aquel, creyendo que movilizan de verdad a la sociedad. Claro que..., lo otro es no crear frases motivadoras..., y todavía no hemos llegado a ese punto.

El PSOE se ha inventado este “Haz que pase” que como poco suena a osado con un puntito de abstracto. Pasar puede ser sinónimo de SUCEDER que es positivo, pero también de OLVIDAR que es negativo.

No me gusta para tiempos de dudas, de nada claro, de pisar sobre seguro. Pero oye, ellos mismos. Me gusta más, incluso mucho más la otra frase: "La España que quieres" pues está en positivo.

Personas muy mayores que viven solas

Hasta las 30 años más de la mitad de los jóvenes españoles viven con sus padres. Padres que tienen entre 55 y 60 años de edad cuando gozan de una libertad personal. 

Luego estos padres en pocos años pierden a los hijos que definitivamente se independizan, ganan nietos que les bloquean sus libertades, pierden a sus padres y en un número desgraciadamente alto pierden a sus parejas.

Y a partir de los 65 años de edad tenemos en España más de dos millones de personas viviendo solas por obligación, no por devoción y elección personal contundente. Pero de esos dos millones más de 850.000 españoles que viven solos tienen más de 80 años y eso es ya un problema de soledad compleja y con problemas de convivencia y libertad personal.

Estos datos van a peor, para remarcarnos que el futuro en los aspectos de felicidad personal se mueve en líneas peligrosas. Resolverlo es complicado y a veces muy caro. Las personas muy mayores necesitan una atención casi completamente diferente. Esas personas se merecerían una calidad de vida diferente, mayor, mejor.

Si la sociedad solo es capaz de valorar bien a las personas que consideramos válidas para producir o consumir, estaremos admitiendo que volvemos a sistemas prehistóricos. 

Debemos trabajar por las personas y para las personas. Sean padres, nietos, hijos o abuelos. Todo lo demás es trampa manipulada para que algunos se queden con la plusvalía de los que trabajamos y consumimos..., creemos que con libertad.




Controlar la Democracia es muy sencillo

Una de las más eficaces maneras de controlar las democracias es vaciarlas de personas y convertirlas en conceptos. Podemos llegar a manipular de tal manera los sistemas políticos a los que queremos llamar democracias, que vaciándolas de la presencia activa de personas en ellas, en su gestión y participación real, si además logramos convencerles de que su presencia no es necesaria, la manipulación es muy sencilla.

Para ello simplemente hay que convencer a las personas (mejor de forma individual) de que es posible tener democracia automática si le añadimos cualquier adjetivo moderno y cómodo. Y provocar la desafección para favor de todas las personas. 

—No es necesario que participes, todo funciona muy bien sin tu presencia. Incluso la presencia de muchos..., molesta, incordia.

Confundimos democracia participativa con ir a votar cada cuatro años a unas candidaturas que nos vienen impuestas y con unos programas de gobierno que no son contratos y no hay que cumplir. 

Convertimos el gobierno de los mejores, por el gobierno de los que quieren gobernar aunque les insultemos y les paguemos poco, pues así nos garantizamos desde los reales poderes globalizados y escondidos, que quien gobierna no es el mejor, incluso a veces puede ser el más tonto, que soporta con facilidad un oficio mal visto y recompensado.

No interesa dignificar el oficio de político, no vaya a ser que acudan a él..., los honrados, los mejores, los válidos, los que ya son considerados y pagados por la sociedad con los mejores y respetables puestos. El Sistema prefiere a los mediocres como yo.

Es convertir en infantilismo todo el sistema democrático pero afianzando el nombre, para que nadie dude. Tenemos Democracia, incluso DEMOCRACIA pues votamos y elegimos. Nunca hay que olvidar que en otros lugares están peor. Y para que no se nos olvide lo mostramos mucho y muchas veces, o los fabricamos para convencer y meter miedo. 

Sabemos de qué se hablará en Campaña Electoral

En esta próximas Elecciones Generales vamos a ver la compartimentalización total (jodo qué adjetivo) de la política globalizada, que parece un ejercicio de lo más complejo pero que está destinado a engañarnos a costa de trocear todo lo que nos interesa y afecta en nuestra vida social. El engaño consiste en obviar y olvidar una vez troceados y masticados los problemas, aquellos que no interesa sacar al debate.

Vamos a ver sobre la mesa toros, feminismo sin sentido profundo, pensionistas y sus miedos, mundo rural que se escapa, religión variada, inmigración manipulada, armas para defendernos, despoblación sin explicación útil, Cataluña como enemiga o vallas para encerrarnos.

Pero no vamos a ver dignidad laboral, sueldos y pensiones a nivel europeo, justicia no manipulada, igualdad de derechos y obligaciones entre personas, futuro, emigración de los mejores jóvenes españoles hacia otros mercados laborales, planificación del interior de España, cultura y educación del siglo XXI.

Se hablará de lo que creemos mueve las conciencias de los indecisos, de los “no saben y no contestan” y de los que están muy cabreados pero no pasan de decirlo a gritos. No importa el voto fiel, pues ese es fijo y ya lo tienen. Buscan el voto quieto y silencioso de los que normalmente no votan ni responden en los sondeos de opinión que son mayoría.


Un voto que todos saben ya, puede mover tendencias, gobiernos y modos de gobernar. Es la Democracia de Laboratorio pero elevada al 4.0 de redes sin sentido común y mucha mala baba. El resto es posible que nos quedemos en casa a ver el desastre. Jodo qué futuro.

¿Qué hacen los socialistas cuando no hay dinero para hospitales?

Tengo una seria duda. No me aclaro. ¿Cuando unos socialistas que mandan te dicen que no hay dinero para un hospital que se necesita…, siguen siendo socialistas? Podríamos pensar para disimular, que efectivamente si no hay dinero, pues no hay dinero. ¿Pero qué es el dinero? ¿Qué hacen los socialistas de verdad cuando no hay dinero para hospitales que se necesitan?

Nada, tú, nada, que no hay más que dudas. Un lío.

1.4.19

Ver, oír y callar. Ayer nos visitó Israel

Podría ser simplemente una viñeta de Chumy Chumez, pero por desgracia es mucho más, es una realidad que nos quieren imponer constantemente. 

Oír lo que nos cuentan, ver lo que nos enseñan y estar callados. Tenemos que participar en estas farsas, y callar.

Ayer a este blog, como en otras ocasiones, le entraron 4650 visitas desde un país muy determinado. Israel. No escribo de Israel más que para indicar estos casos curiosos. Pero de vez en cuando se producen estas visitas tan abultadas. Bien venidos sean a mirar, a revisar, a olfatear. Aquí todos son bien venidos.

29.3.19

Nos sentamos o nos mantenemos de pie? Es la duda

El genial Quino nos deja aquí una mirada tierna, asquerosamente del esclavismo 4.0 modernizado y elegante. Seguimos sentándonos en la basura que nos deja el poderoso para nuestros culos, nos invita a sus vidas pero nos ofrece las mierdas para dejar muy claro quién manda y quién obedece. Y para que no haya duda nos pone la cara de mala hostia que pone el ogro a sus víctimas. Todo normal pues lo hemos vivido muchas veces. 

¿Nos sentamos o nos mantenemos de pie?

27.3.19

El primer cartel electoral 2019. El PP y su cartel "Valor Seguro"

Hoy he visto una mala imagen del que parece podría ser el próximo cartel electoral del PP para las Elecciones Generales de España en abril 2019. La imagen que acompaña esta entrada es muy mala. Lograré alguna mejor, pero de entrada me sirve para opinar y me parece un cartel soso, aburrido, viejuno, nada atractivo. 

La frase que acompaña a la imagen de Casado "VALOR SEGURO" tiene su “aquel”, sin duda busca el clásico marco mental americano de la “seguridad” a través de esas palabras frases "marcos mentales" que entran dentro sin darnos cuenta. Bueeeno. 

Podría ser otra, pero es una frase correcta. Podría llevar una tipografía más moderna sin pasarse, pero bueeeno. La imagen fotográfica es de los años 80. Del siglo XX, sí. 

Es un resultado claro que intenta hacer el clásico copión del Macrón español, pero muy poco más. Los fondos blancos ya no se deberían llevar, incluso creo que es desperdiciar papel no acompañar el cartel con un subtítulo adecuado, que es muy posible que al final se añada para lanzar mensajes más atractivos.

De momento, flojo flojo flojo. Estoy seguro que no será el definitivo.

24.3.19

En Aragón seguimos deseando que se nos mande desde Madrid

Tras el bipartidismo de muchos años llegó UPyD, luego Podemos con sus círculos variados y excesivamente múltiples y sin control, para hundirse después una UPyD que se organizó totalmente distinto y así le fue, para regar y surgir con fuerza Ciudadanos hasta convertirnos en un país con cuatro opciones bien claras que se ha ido modificando ahora en una posible mezcla de cinco partidos posibles. Puede parecer así, pero no es tan claro.

El ciudadano de la calle no abraza ninguna de estas formas con rotundidad, si se pasan de un lado al otro es por el descontento y el cansancio de los actos negativos, equivocados, que demuestran incapacidad. O admitimos como hizo ayer Pablo Iglesias que a veces damos vergüenza y pena, o nos irá cada vez peor.
Las personas necesitan y buscan seguridad. Claro que cada uno busca “su” seguridad que no siempre es la misma que la que busca el de su lado. La seguridad siempre va acompañada de la capacidad. Hay que demostrar que se trabajará para tus problemas, pero además se tiene que demostrar que se tiene capacidad de resolver.

Y capacidad es no empeorar los problemas que ahora consideramos “menores”. En esa búsqueda de la seguridad se huye y hacen muy bien quienes así lo hagan, de opciones que pueden provocar otro tipo de problemas. No se trata de cambiar unos problemas por otros, sino de resolver los actuales sin que surjan nuevos.

El triunfo —curiosamente— siempre es de los indecisos, de los abstencionistas que deciden una cosa o la contraria en los dos últimos días de campaña electoral. Pero eso sí, antes es necesario que los fieles se mantengan y sepan admitir y transmitir que lo bueno es lo que ellos van a decidir con su voto.

En tres semanas se confirmarán o no los sondeos, Pablo Iglesias habrá sabido ponerse a volar desde el Reina Sofía, Ciudadanos habrá aprendido a volar solo sin ayuda, el PP se habrá dado cuenta que el futuro no es pegarse a lo radical sino al sentido común de la seriedad y que para ser un padre estricto no hay que ser un padre cabrón. Y el PSOE asegurará que es posible estar muerto e incluso parecerlo, pero que hasta el CID supo ganar batallas tras morirse.

¿Y el resto de partidos? Pues si nos referimos a los periféricos, diría más bien que su futuro es en las Locales y Autonómicas, que en las Generales no se van a comer un colín, excepto en Cataluña y el País Vasco, donde allí sí, los ciudadanos saben que su propio futuro también se lo juegan en Madrid. En Aragón esto ni lo olemos ni nos lo creemos.

23.3.19

Promedio de Sondeos Electorales para las Generales en España

Desde la página de Electomanía podemos seguir semana a semana el promedio de los sondeos para las elecciones generales o locales que se van publicando en todos los medios. Un método más, que suma y promedia todos los datos, para ver tendencias e incluso movimientos.

Os dejo el de esta última semana. ¿Y qué se observa?

Pues un lento crecimiento del PSOE e incluso del PP, una recuperación de C's tras las bajadas de febrero, un mantenimiento de Podemos en esas bajadas imparables de los últimos meses y una bajada importante de VOX en las dos últimas semanas.

Parecen volver los votantes de la derecha que se habían escapado hacia la ultraderecha, vuelve pues la razón y el sentido común, como vuelve ligeramente a moverse hacia arriba ese bipartidismo que durante tantos años hemos abrazado los españoles. Van a ser muy interesantes los movimientos en estas dos próximas semanas, pues serán los que marcarán la Campaña Electoral.

Si nadie se equivoca, la tendencia de esta última semana se afianzará. Pero cuidado con los patinazos. A la hora de equivocarse entran todos en igualdad de condiciones. 

22.3.19

Lazos amarillos. Lazos blancos. Muñequitos

El ser humano que manda se deja llevar por la tontería hasta aparcar el sentido común en el infierno. Tras declararnos en guerra mental contra Cataluña vino lo que vino y tras ellos lazos y telas. Bueeeno. Luego el color amarillo que parecía ser la madre de todas las batallas. Seguimos con esa monserga como si de verdad sirviera para algo. Ni para resolver ni para entendernos. Los amarillos contra los azules, los rojos o los verdes. ¿Sómos adultos?

Como nos parece poco enfrentarnos en la calle o en las plazas, ahora lo hacemos por obligación legal. Dándole importancia a un color o a un lazo de tela o de plástico, como si nos fuera la vida. ¿Han viajado al sur de Francia para ver cómo están las calles y los árboles? Pues vayan y dense un paseo.

Prohibimos el amarillo y ponemos el blanco. Prohibimos el lazo y sacamos flores. Prohibimos una frase y la traducimos. ¿Estamos jugando a jodernos?

Cataluña y España necesitan mucha más altura de miras, muchas más ganas de resolver y no de joder “al otro” venga de donde venga. pero podemos seguir jugando a esto. Hay algunos que se están frotando las manos y salen perfectamente beneficiados. Luego nos preguntaremos los motivos.

No puede ganar Cataluña la independencia, pero lo curioso es que nadie piensa que podemos perder todos en esta forma de querer resolver los problemas. TODOS.

Cartel por la República Popular de los Trabajadores.

Como ya estamos entrando an periodos electorales claros, vamos a ir viendo diversa cartelería política, para analizarla e intentar entenderla. 

En política tenemos programas de máximos y de mínimos. Y los de máximos se puede dar entre desustanciados de derechas o de izquierdas. Algunos dirán que para lograr “un poco” hay que empezar por pedir “todo” y se equivocan, las negociaciones y los procesos de cambios y reformas se mueven por otros mecanismos. Claro que enseguida te responden que ellos ya no quieren ni reformas ni negociaciones, sino rupturas y revoluciones.

Pues habría que decirlo con claridad. Si ellos quieren la REVOLUCIÓN debe decirse para que los que leen sepan los caminos que hay que emprender.

Veamos lo que piden:

 República Popular. Debe ser como la de Corea la Mala

 Salida de la UE y de la OTAN. Algo que piensan es positivo y no explican que en realidad eso llevaría a España a ser todavía más un donnadie empobrecido. Sí, todavía más.

 Nacionalizar la banca y las grandes empresas. Si se refieren a “toda” es el empobrecimiento brutal, si es algo pues puede ser importante y positivo. Depende del tamaño de la decisión.

 Derecho de autodeterminación ¿Para todos?

 El siguiente sobre libertades ya está funcionando aunque admito que algunas leyes coartan estos derechos, y aquí ya entran los matices de cómo lo entiende cada uno.

 Y el último, sin duda, los servicios básicos públicos, estoy totalmente de acuerdo.

14.3.19

Viejos prematuros a los 40 y 50 años. Una enfermedad nueva

Todos los máximos dirigentes de la política española actual tienen entre 40 y 50 años. Todos nacieron después de que el dictador se muriera, ninguno corrió delante de los grises pidiendo libertad o democracia. Pero todos son como muy bien dice hoy Santos Juliá con otras palabras, unos viejos prematuros.

España necesita políticos jóvenes aunque tengan 65 años y no viejos aunque no hayan llegado a los 40. La edad mental no es cuestión de sumar sino de “ser”, no es cuestión de años sino de crecer. Y hoy en España estamos demostrando que somos unos viejos prematuros que no sabemos ni dónde estamos ni hacia dónde deberíamos ir.

En pocas semanas podemos entrar en un ejercicio en la España del futuro de NO PODER gobernar. Es cada vez más posible si nos atenemos a los sondeos. No existe debate de ideas, no hay planteamientos para la España del futuro, no existe respeto básico ni confianza creíble. Hay en cambio mucha desafección.

Si miramos a Europa el problema se reproduce. El caso del Brexit es de premio a la estulticia. Nadie sabe cómo avanzar, cómo salir o quedarse. Los crecimientos de las políticas nacionalistas de hace un siglo que nos llevaron a la muerte es otro ejemplo. Los que superamos los 60 estamos viendo atontados a los nuevos jóvenes viejos que no saben tener protagonismo resolutorio, excepto para tener PROTAGONISMO PERSONAL. 

¿Estamos tontos? ¿Quien nos ha contado que la política es tener razón en lo personal y odiar a los demás, olvidándonos del diálogo y la reflexión? ¿Pero y esos años de escuela y universidad para qué os han servido?

España se parece a un país sin ascos

Podríamos pensar que estamos en la Edad Media o en el esclavismo romano, pero no, estamos en la Celtiberia Show del año 2019, cuando todo es posible. España es así, capaz de joderte el corazón sin preguntarte qué tal estás. Ayer (dicen que) se dijeron dos barbaridades que van a pasar sin cobrar precio por ellas.

—Mira negra, si estás embarazada y nos regalas el hijo, te dejamos que sigas en España unos meses más, hasta que te expulsemos cuando nos lo entregues.

—Mira VOX, deja de presentarte en provincias de mierda y sin gente, de esas que no hemos querido ni sabido resolver la despoblación, pues eso es votar a los socialistas si te votan a tí, dividiendo el voto.


Curiosamente esta España es capaz de soportar esto y mucho más. No pasa nada. Podríamos parecer un país de mierda, pero en cambio estamos en la Unión Europea y a punto de votar a cualquiera de estas cabezas pensantes que desean gobernarnos a los 47 millones de personas que parecemos normales.

Lo segundo se resuelve rápido. Se podrían repartir las provincias. Yo me presento en Soria y tú en Teruel, yo en Guadalajara y tú en Cáceres. 


Lo primero, esa barbaridad que ni Carandell hubiera tenido huevos de publicar en su libro, se podría adornar con un detalle más.

—Si es chico te regalamos un teléfono móvil y si es chica un cepillo de dientes. Nuevo, eso sí.