¿Y si no hacer nada fuera más eficaz que hacer todo?

Hay muchos motivos para tener motivos. Lo complicado es saber para qué tenemos los motivos que nos llevan a tener motivos, o lo que es peor todavía, saber para qué nos tenemos que mover desde nuestra posición hacia otra peor. Muchas veces el silencio es el mejor de los sonidos posibles y la inanición la mejor actividad, pero lo complejo es darse cuenta de esto, pues lo normal es obviar que no hacer nada es mejor que hacer todo. Yo hoy no voy a realizar lo que tenía que decidir y así esconder mi pensamiento. Estoy seguro que mis enemigos no me entenderán, es decir, les sucederá lo mismo que si hiciera lo contrario.

Balance de una huelga general que hay que evitar que se repita

Tras un día duro para muchos trabajadores, para un país complicado y herido, nos toca a todos hacer balance. Tal vez callado y soterrado, pero balance serio al fin.
No ha sido un fracaso pero tampoco un éxito de participación. No se ha parado el país pero se ha notado la huelga. No hay que seguir insistiendo por ninguna parte en las disensiones pues es un aviso importante y serio que se puede complicar en el futuro. Toca sacar conclusiones, las mismas que ya se tenían ayer, y ponerlas encima de la mesa. Reunirse y hablar, retomar el diálogo responsable y empezar a modificar muchos hábitos erróneos. Por parte de todos. Del Gobierno pero también de los sindicatos, y tener mucha mesura con las nuevas reformas necesarias.
Brotes de violencia sobre todo en Barcelona nos indican que hay que andar con sumo cuidado en los juegos tontos que llevan a la desafección de la sociedad. Estos caminos conducen al caos y no hay una sola parte social responsable, sino varias. Hay que retomar la serenidad, analizar y reconducir la violencia de cierta parte de la sociedad y evitar ciertas actitudes de algunos policías. Queda ponerse a trabajar por los parados, por la juventud, por los cabreados, por los silenciosos, por los jubilados, por los mayores de 55 años que no ven futuro después de trabajar 40 años. Si no es así, la situación será todavía peor.

Una huelga general que no podrá quedar en empate

Estamos a punto de entrar en un día de huelga general. Un día que no se debería haber producido pues no es positivo para la economía del país. Pero los errores de Zapatero han llevado a la inevitable decisión casi inútil, de tener que convocar los sindicatos una huelga general.
En este siglo no entran las huelgas generales como solución. Espero. Pero a los sindicatos se les ha puesto contra la pared y han tenido que elegir lo más sencillo, lo más conocido para defenderse.
Efectivamente las decisiones sobre reformas laborales hacen inevitable la reacción de la sociedad, aunque la inmensa mayoría no apoye la huelga general pues nos estamos acostumbrando a ser muy dóciles. La desafección política de la sociedad lleva al apaciguamiento, que es siempre —y ojo con esto— con la reacción posterior de una violencia extrema. Si la sociedad entiende que sus actos no sirven, se calla y soporta; pero a medio plazo si se les sigue apretando las tuercas, reacciona como ya sólo saben hacer los animales, con un grado de respuesta desaforada. Ha sido así siempre, en todos los países y sociedades en los que tras el aborregamiento general se sigue abusando desde el poder.
Será casi imposible que mañana sea un empate, la situación más lógica para que no dañe más la economía. Tan necesario es que España no pierda credibilidad como que no la pierdan los sindicatos. Por eso lo que pueda suceder mañana lo tendremos que ver con pinzas mientras oramos en silencio por que no suceda nada de lo que nos tengamos que arrepentir pasado. Se trata de pasar el día convencidos todos de que estamos en huelga aunque no lo estemos, sin que se cometan errores de bulto, y de que el jueves los líderes sindicales sean llamados a consultas por Zapatero. Así de teatral, así de sencillo. Espero que se sea inteligente.

ETA debe seguir dando pasos en el abandono definitivo de la violencia

ETA dice que quiere ir "más lejos de un alto el fuego permanente", y pone condiciones. ¿En serio está ETA en situación de poner condiciones?. Sigue sin entender nada o lo que es más lógico, si que lo entiende pero juega a engañar. ETA cometió un error histórico con el atentado de la T4, pues estaba en muy buenas condiciones para negociar su final desde una posición aceptable, y lo tiró todo a la basura. Ahora sólo le queda recoger el fruto de sus inmenso y perdurables errores y terminar de una vez con toda esta barbarie que dura lo que no se han merecido nunca los vascos.
Batasuna se debería legalizar cuando ella misma abomine del terrorismo de ETA y de todo tipo de violencia. Cuando en un congreso o lo que sea, diga bien claro y alto que ETA es un error, y que ellos y ellas además de solicitar el final de la violencia nunca más apoyarán la misma.
Claro que la situación de los presos era una parte importante en la negociación anterior al atentado de la T4. Importante e incluso lógica. Pero las oportunidades pasan y hoy el asunto es complejo y requerirá su tiempo y mucha mano izquierda, donde sin duda la ayuda de dirigentes internacionales servirá para dar salida al conflicto humano que suponen las dos alternativas. Mantenerlos en la cárcel o darles libertad a costa de que las víctimas se sientan engañadas.
ETA debe dar pasos irreversibles, síntomas serios de que todos los terroristas quieren la paz, abandono total de las armas y de sus discursos pasados de fecha. Deben dar la cara de una vez, sobre todo porque no sirve de nada mantenerse escondidos debajo de una capucha. Si se quiere la paz hay que asumir errores de estrategia y propósito de enmienda. Y señalar con claridad sobre qué personas quieren que pivote todo el proceso de disolución y paz. Hay donde elegir y yo recomendaría que no buscaran mucho por el extranjero pues tienen en el Estado español excelentes ejemplos de mediadores neutrales. ¿Les suena de algo a ETA la Iglesia católica vasca? Un equipo de mediadores en donde estuviera la iglesia serviría para liderar el proceso, para de una vez por todas acabar con el terrorismo y buscar alternativas en el medio plazo a todos los problemas humanos pendientes.

Análisis de encuesta intención de voto en Cataluña

Cataluña camina hacia un cambio de gobierno pues los catalanes no han visto con buenos ojos el actual gobierno tripartito. Según el estudio electoral de Metroscopia para EL PAÍS, el 61% de los encuestados cree que Cataluña ha estado mal gobernada y el 85% piensa que hace falta un cambio en esta comunidad.
Pero Convergència i Unió no parece obtener la mayoría absoluta lo que complica en gran manera poder intuir qué gobierno saldrá de las elecciones del 28 de noviembre.
Según la encuesta de hoy y teniendo en cuenta que la mayoría absoluta está en los 68 diputados; Convergència i Unió sube hasta los 61, los socialistas retroceden hasta los 28, el Partido Popular vuelve a ser tercera fuerza con 17 diputados, Esquerra Republicana se hunde hasta los 12 diputados e Iniciativa-Esquerra Unida baja hasta 9. Ciutadans-Partido de la Ciudadanía sube de tres hasta los cuatro escaños y entran dos nuevas formaciones independentistas: Solidaritat catalana, liderada por el ex presidente del Barça Joan Laporta; y Reagrupament, la escisión de Esquerra Republicana con el ex consejero Joan Carretero al frente. Ambas formaciones entran con dos diputados.
Pero si nos fijamos en la fidelidad del voto, vemos que el 63% de los votantes de CiU en 2006 tiene decidido que repetirá su voto. Este porcentaje baja hasta el 35% en el caso del PSC, al 27% en el caso de Esquerra y al 42% en el entorno de Iniciativa.
No existe pues un trasvase claro e importante de voto hacia CIU sino una desafección de los votantes del tripartito que de momento prefieren quedarse en casa, pues la abstención subiría hasta el 50%. ¿Qué sucederá tras las campañas electorales?, un buen enigma y un excelente trabajo electoral por delante, que tendremos que ver con atención pues se presume importante.
Esquerra Republicana es la formación que más sufre en sus perspectivas, por su mala imagen en estos cuatro años, por un crecimiento prestado en las anteriores elecciones que ahora pasa factura y por el nacimientos de nuevas formaciones nacionalistas. Tendrán que analizar con trabajo esta pérdida pues tras la llegada de nuevos partidos al Parlament puede estancarse en la franja baja del electorado.

Relato para leer y hacer caso. O no.

Relájate.
Cierra los ojos.
Si estás leyendo esto es que no los has cerrado bien, te explico: baja los parpados hasta que no puedas ver nada.
No, sigues sin hacerlo bien. Es posible que estés bocabajo, en ese caso tendrás que subir los parpados hacía arriba.
Nada, que no. Quizás no tengas parpados. En ese caso ponte una mano pegada a los ojos, por encima de tu nariz. ¡Cierra los ojos!
Me parece que no me estás haciendo caso. En serio, ¿Por qué no lo intentas? Hasta que no los cierres no podré seguir con lo que quiero decirte.
¿Lo haces para fastidiarme?
¡Bah!, tengo mejores cosas que hacer que perder el tiempo con alguien que ni siquiera quiere colaborar.
¡Que te jodan!


¿Sigues ahí?
Si leo esto con el pensamiento, es que estoy aquí.
Creo que tú crees que tienes el poder, pero eso es totalmente falso. Yo te domino. Piénsalo, en lo más profundo de tu mente existen diversas ideas que forman tu personalidad. Tú piensas por ti mismo. ¿Pero que diferencia hay entre tu pensamiento y leer para ti mismo?
Mi color favorito es el rojo.
¿Era eso una afirmación tuya o una mía? Debes poner tú los limites, porque esa frase en tu propio cerebro suena de la misma forma, sea tuya o sea mía.
¡Este relato es una obra maestra!
Hombre, gracias. Y digo, yo, ¿Cómo puedes estar seguro de que algunas frases no afectan a tu más puro subconsciente?
Mi número favorito es el 3. Mi número favorito es el 6.
Acabo de introducir una incoherencia en mi subconsciente, lo mejor será que… ¡me jodan por no haber cerrado los ojos desde un principio! Digo yo.

Nace Espacioplural, Espacio Plural, nueva organización de izquierdas estatal

Espacioplural (Espacio Plural) se ha constituido hoy en Zaragoza, como un espacio político de izquierdas, verde, plurinacional, feministas, republicano, que busca ampliar la izquierda desde la óptica de la necesidad de encontrar nuevas respuestas a los retos que la sociedad actual plantea. Está formado en su inicio por ICV (iniciativa per Catalunya Verds), CHA (Chunta Aragonesista), Iniciativa del Poble Valencià, Iniciativa d’Esquerres balear, Nueva Canarias y Paralelo 36 de Andalucía.
En su presentación era muy numerosa la presencia de diversas fuerzas políticas minoritarias del Estado, así como de todos los sindicatos obreros de Aragón más importantes.
No será sencillo crecer hasta disponer de una presencia importante en todo el Estado, pero el reto, la empresa, bien merece la pena, pues estamos hablando del intento más serio y organizado de crear una fuerza estatal de izquierdas que sea diferente a los partidos actuales (PSOE y IU), capaz de ofrecer alternativas distintas, desde la óptica de una izquierda real, planteando respuestas y soluciones a los problemas actuales, posibles y sociales, para que los que no han tenido nada que ver con la actual crisis de sistema no sean los pagadores de la factura de la crisis económica.
Son partidos federalistas, nacionalistas moderados, humanistas del progreso, que entienden perfectamente que hay que construir respetando la multiculturalidad de nuestro Estado plural, que abrazan la PAZ como uno de sus lemas fundacionales, apostando por la convivencia democrática y el rechazo más frontal contra todo tipo de violencia y terrorismo.
En estos momentos de desafección política, hay que impulsar la participación de toda la sociedad en el trabajo conjunto para sacar a nuestro país de los errores y las desconfianzas y por ello todo proceso como Espacio Plural, que sirva para unir sinergias, para aupar ideas y soluciones, debe ser bienvenido en el panorama político español.
Espacio Plural ha dejado muy claro que está abierto a nuevas incorporaciones políticas, pues busca aglutinar al máximo posible de ideas progresistas, diversas pero aglutinadoras y dialogantes, capaces de cambiar la sociedad para hacerla más libre, justa y respetable.

Nace Equo, una fundación que será un nuevo partido político de izquierdas y verde

Nace Equo (http://www.proyectoequo.org/), un nuevo partido verde en España (de momento una fundación que está estudiando todas las posibilidades políticas) con muchas ganas de lograr la confianza de parte de los españoles de izquierdas que en estos momentos no están ni integrados ni con deseos de votar a los partidos tradicionales de izquierdas, el PSOE o IU.

Equo nace arropada por un manifiesto fundacional de cinco folios titulado Es el momento [leer en PDF] en el que se ofrecen cinco respuestas a las cinco crisis (económica, climática y energética, ambiental, política y globla) que a juicio de esta formación vive la sociedad mundial. Las soluciones pasarían por medidas locales y globales que propicien un cambio del modelo de desarrollo y una "superación del capitalismo y del productivismo".
El manifiesto de Equo también hace hincapié en el carácter europeísta de la futura formación política ("Europa es nuestra casa") y en la necesidad de conectar con los ciudadanos "decepcionados".
"Ahora es el momento. Otras orientaciones económicas y sociales se imponen. Otro tipo de sociedades son indispensables. Otra prioridad en los valores es deseable: la responsabilidad para con las personas y la sociedad, con los animales y con las generaciones futuras; el equilibrio en las relaciones con la naturaleza; la equidad entendida como igualdad de oportunidades y protección social; la solidaridad entre las personas, los pueblos y las generaciones; el ahorro, la mesura y la eficiencia en el uso de los recursos; la democracia participativa y prospectiva; el pacifismo activo...", indica el manifiesto.

Cinco pequeñas lecciones sobre novela negra


El asesino y el asesinato
Tal y como destaca James, no siempre es necesario un asesinato aunque, este sigue siendo "el crimen por excelencia" que tanto llama la atención de los lectores que se involucran en primera persona en la historia. Las pruebas se van desarrollando pero 'la escena del crimen' se va describiendo, ya sea 'de mano' del propio autor de la novela como por los diálogos y lo que va ocurriendo a lo largo de la historia.
La pista sobre el misterio
Siempre hay 'algo' en la novela detectivesca que permite que el lector avance en sus hipótesis. De hecho, P. D. James lo sintetiza con una frase simple, pero que describ…
…a la perfección la idea: "Todo el mundo creyó que la reina había muerto de pena hasta que descubrieron la marca del pinchazo en el cuello". Las pistas, poco a poco se van descubriendo con el paso de la historia pero siempre habrá 'algo' que despiste al lector y que le haga 'dudar' de lo que lee. Para que sea él mismo el que analice y reflexione acerca de lo ocurrido.
El contexto
Algunos novelistas comienzan describiendo el acto del asesinato. Otros, sin embargo, inician sus líneas con el descubrimiento 'del cuerpo del delito'. También hay algunos que se decantan, como la propia P. D. James, por "comenzar por describir el entorno" para poder 'meterse de lleno' en el ambiente y en el contexto sobre el que girará la historia.
"Una de las reglas sagradas es que el detective nunca debe saber más que el lector".
Sea cual sea la manera de comenzar hay que tener en cuenta que, una de las "reglas sagradas", según explica la autora de la obra, es que "el detective nunca debe saber más que el lector". Pero sí que puede ocurrir lo contrario, "que el lector sepa más que el detective". Un ejemplo de esto es que el lector sepa que uno de los sospechosos miente.
La policía y el detective
"Sin un cuerpo de policía no puede haber narrativa detectivesca", destaca P. D. James en su nueva obra citando al novelista Reginald Hill. Esto es algo, en principio, lógico ya que si el asesinato esta al orden del día no sería un hecho desencadenante de una investigación. En la llamada Edad Dorada, los autores defendían a capa y espada a los miembros del sistema policial. "Los agentes en cuestión", escribe James, "podían salir retratados como ineficaces, lentos, torpes o ignorantes, pero nunca como corruptos".
Los hombres son un punto fuerte en este tipo de novelas sobre todo en la Edad Dorada. Las mujeres en esa época no tenían cabida en la institución policial así que, en caso de aparecer en las historias, éstas eran meras acompañantes o "serviciales luchadoras por el dominio del héroe masculino".
La excepción que confirma la regla sería, por supuesto, Miss Marple de Agatha Christie. Pese a su "pequeño papel", poco a poco, con el avance de la sociedad y del rol de la mujer, ésta van adquiriendo cada vez más protagonismo en las novelas policíacas.
Hay muchos tipos de detectives. Quizás uno de los 'míticos' de la literatura inglesa sean los llamados "detectives de sillón" que, por incapacidad física o porque son "incapaces de salir del entuerto" investigaban -y resolvían- los crímenes. Ya fuera por mera intuición o por ver las pistas 'desde fuera' del caso.
El lector
Pero, quizás, lo más importante de toda historia detectivesca sea la inteligencia del lector ya que, al fin y al cabo, el relato se convierte en un "puzzle casi intelectual". Ellos son la parte más importante de la historia ya que sin ellos ni habría novela ni historia ni nadie que reflexionara acerca del asesinato, las pistas y todo lo que el detective va descubriendo con su análisis y sus investigaciones.

Fuente completa aquí. Elmundo.es

Calma y reflexión para resolver problemas. Pequeñas ideas

Ante todo, calma. Reflexión desde la calma, desde la frialdad que da la distancia leve en el tiempo, el análisis desde otra posición, desde una reflexión más calmada.
No es bueno dejarse llevar por el tiempo. No aprender a jugar con el tiempo. Es una excelente medicación para problemas pequeños y medianos. Hay que aprovecharse del tiempo, pues todo lo cambia, también la forma que tenemos de entender los mismos problemas que nos atormentan. Cambiar de lugar para pensar, irse a un sitio diferente, elegido por nosotros como talismán es también un buen método para resolver problemas al verlos desde otra óptica. Necesitamos muchas veces algo de soledad, cambiar de ambiente, rodearnos de otras sensaciones, para así ver los asuntos con otro color.
Calma y tiempo, dos elementos que necesitamos para reflexionar y resolver.

El Gobierno vuelve a jugar con la nada. Subir o bajar un 1% de nada es la nada

El miedo en las decisiones del Gobierno es un descontrol, un sinvivir, una tontería suma que no sirve ni para chicha ni para limoná. Las decisiones de hoy, subiendo un 1% en el tramo del IRPF para los de más de 120.000 euros o el aumento de otro 1% para las pensiones de 500 euros (unos 60  euros al año), es una broma. Eso si, siempre se me podrá decir que menos es nada, y es cierto. Pero suena a broma cuando los números que no cuadran en nuestra economía, cuando los desfases entre pensionistas, cuando las modificaciones necesarias en el IRPF son tan enormes.
Efectivamente, con un 1% de aumento sobre unos ingresos de 120.000 euros, es muy posible que no compense hacer otra vez trampas para evitar pagar. Pero lo recaudado es una migaja si lo comparamos con cualquier intento serio en organizar mejor los tramos del IRPF o si se estudia con calma y seriedad el fraude fiscal que impera como una ley no escrita. Los asesores fiscales se las saben todas, luego hay que cambiar leyes y normas para evitar los pozos negros, puñetas.
Si nos quejamos de la enorme diferencia que hay entre sueldos, el Estado permite la misma diferencia entre pensiones. Efectivamente, se puede tomar como un deseo de cortar por arriba, cuando sin duda lo que quiero plantear es una subida por abajo. Y si, ya sé que cuesta dinero, pero es que, repito, hay que replantear todo el tema fiscal, entre otros motivos para que la sociedad se lo crea y lo respete. Mientras tengamos un Gobierno que anuncie a bombo y platillo que mueve el tramo un 1% para recaudar 200 míseros millones, es no saber qué se debe hacer.

¿Es el sistema financiero el culpable, o es el uso que damos de él?

Ahora que estamos intentando cambiar y reestructurar el sistema financiero me pregunto, ¿es el sistema, como tal, el culpable, o es el uso que damos de el?

Hay varios puntos clave que inciden en como se desarrolla el sistema. Los avales que te pidan para pedir un préstamo, la facilidad de pago a crédito o las reservas del sistema son los que definen el ambiente económico del país o de una situación en concreto.

Incidiendo sólo en la protección en base a reservas o en más impuestos no se van a cubrir las espaldas ante crisis futuras, por que el negocio va a seguir existiendo de la misma manera.

El otro día, viendo Salvados, el programa del Follonero en LaSexta, decían que en América lo normal es no pagar nada con dinero, sino todo a crédito. Que incluso la sociedad había ido ajustándose en torno al registro del crédito. Si eso no cambia, la posibilidad de un gran endeudamiento que estalle va a ser la misma.

Por que, si nos ponemos brutos, cuando alguien va a sacar todo su dinero de un banco, y se hace de forma general, en plan corralito, te da igual tener unas reservas de 3% que del 5%.

Lo que hay que cambiar son nuestros hábitos, y los del banco. No podemos estar continuamente prestando dinero sin avalar, creando riqueza ficticia sin ningún tipo de contrapeso de ninguna forma excepto la esperanza de que, estadísticamente, no pase “nada”.

Crecimiento imparable de la ultraderecha en Europa ¿Hasta donde?

Estamos todos observando como la ultraderecha está tomando posiciones democráticas en casi todos los parlamentos europeos en los que se presenta. Utiliza el sistema que todos tenemos, la misma libertad democrática que ellos mismos combatirían pues no creen en ella, es la que utilizan para hacer cuña y tener poder real. Es una historia vieja que ya se utilizó hace décadas con final sangriento. Aunque no siempre puede ser igual, es un riesgo enorme.

¿Es posible ser ultraderechista y no ser violento? ¿se puede ser demócrata y creer en el sistema actual siendo ultra? Son preguntas complejas de responder sinceramente y sobre todo de creer en su respuesta. Pero lo cierto es que si parte de la sociedad le da un apoyo popular en forma de voto y responsabilidad, todos deberíamos mirarnos el ombligo y analizar qué estamos haciendo mal, por qué está sucediendo esto en toda Europa, y sobre todo, hasta donde nos van a llevar estos cambios sociales.

Que no se nos olvide, es la propia sociedad la que da valor y poder a unas ideas antidemocráticas. No están obteniendo poder utilizando violencia ni engañando, simplemente es que hay una parte de la sociedad —que cada uno piense el tamaño de esta sociedad y su crecimiento— que sin saber a quien votar porque no les gustan los partidos tradicionales, acaban tras pasar un tiempo en la abstención, votando ideas populistas e incluso neosocialistas, nacionalistas conservadoras, viejas guardias, ideas de laboratorio social; buscando el voto del desencanto total, de la desesperanza mental más que real, del cabreo sumo. Unos se aprovechan de los errores de los otros. Unos son listos y los otros tontos. Unos engañan sin parecerlo y los otros parece que engañan. Mal vamos si no encontramos solución a los problemas reales de la gente real.

José Antonio Labordeta ha dejado un gran legado de ideas por Aragón

A los aragoneses se nos ha apagado una luz con el fallecimiento de José Antonio Labordeta, pero nos queda un inmenso mensaje de buen trabajo, de saber hacer por Aragón lo que todos deberíamos aprender a edificar, pues este país se lo merece. Su obra es inmensa, pero todavía queda lo fundamental, saber leerla y aprender a defender lo propio. José Antonio Labordeta ha dejado una huella en esta Zaragoza, en su Aragón, que debe ser referente para todos. Todos y todas debemos aprender de él a querer lo cercano, luchando por la libertad y la justicia sin caer en los maximalismos, sin olvidar el diálogo, la negociación; sin sobre todo, ser imbéciles sociales.
Aragón pierde un referente, pero nos ha dejado muchas metas sin conquistar, mucho lucidez sin explorar, mucho trabajo sin hacer. Ahora sigue quedando el camino por despejar, y como siempre, seguimos dependiendo de nosotros. No se trata de separarnos de los que nos rodean —que no nos engañen—, se trata de creer en nosotros, de defender a nuestra tierra,  a nuestro país, de trabajar por las soluciones. Tenemos la inmensa suerte de que nos ha dejado escrito lo que tenemos que hacer, de que dependemos de cada uno de nosotros. Aquí y en todos los lugares en donde se quiera leer con el idioma de la paz y la severidad. Aragón no debe ser nunca tierra de medianías.

Aunque me voy de persona, me quedo de pensamiento
J. A. Labordeta.

Fallace Labordeta, un poeta, una voz de Aragón, un político

Fuiste (eres y serás) un referente para la cultura, la sociedad, la política de tu país. Conocías como nadie la personalidad de los aragoneses, nuestra particular forma “de ser”, y a veces te dolía conocernos tan bien. No hemos sido contigo lo mismo que has sido tú con nosotros. Es nuestro asqueroso carácter. Sigue cantando, gritando contra las injusticias, defendiendo a los débiles, escribiendo bellezas, gritando cuando no te quieren escuchar la verdad. Un abrazo.

José Antonio Labordeta, ha fallecido. Muere una voz

Aragón ha perdido una voz, un poeta, un profesor, un cantante, un defensor acérrimo de la libertad, de su país, de sus gentes, de sus tierras.
José Antonio Labordeta ha dejado un hueco imposible de ocupar, más en estos tiempos de grisura, de falta de voces claras, de implicación.
Que descanse en paz.

Debemos aprender a recordar como sabios, sin añoranza

Recordar es a veces añorar y pensar que hemos dejado lo bueno para estar en lo regular, puede incluso ser sufrir pero también debe ser gozar con el recuerdo que ayudaste a construir y que si es bueno lo es por tu responsabilidad.
Recordar es sin duda volver a vivir, es convivir ligeramente con el pasado, puede ser incluso añorar o un pequeño ejercicio de autoestima si los recuerdos son muy positivos. Recordar es sano si se hace con la calma y el convencimiento de que lo pasado sirvió para ir construyendo este presente que tenemos hoy, que sirve para seguir avanzando en la vida, para dejar huella.
Debemos recordar el pasado sobre todo para saber edificar nuestro presente, evitando los errores que nos pueden rodear empleando la experiencia de una parte de la vida ya utilizada en aprender.
Sabemos recordar como sabios, pues la vida intenta no utilizar la añoranza como una herramienta de pena, de dolor. Lo pasado ya está agostado, ahora queda disfrutar del presente responsable.

¿Por qué la mayoría de los políticos son o han sido funcionarios antes?

Están preparando el programa electoral para las próximas municipales y las preguntas asaltan sin querer mientras se repasan los apartados. ¿Qué quiere la sociedad? ¿hasta qué punto los políticos van por un camino y la sociedad de la calle por otro? ¿pertenecen los políticos a la “misma” sociedad que sus vecinos de escalera, de trabajo, de tertulia?
Se detecta entre los políticos una segmentación peligrosa para entender las soluciones a los problemas, una diferenciación clara que explicaría muchas disfunciones. La inmensa parte de los políticos que trabajan en la política activa han sido o son funcionarios.
Esto no es ni bueno ni malo, pero es una realidad un tanto especial. Su forma de entender el mercado laboral, las peculiaridades de un sueldo bajo y precario, de comprender lo que es un horario laboral brutal o el riesgo de montar un proyecto es muy inferior a la media de la sociedad. Son personas excelentes a la hora de ser organizadas o de llevar entre menos problemas complejos, pero no tanto en arriesgarse a tomar decisiones. Son personas metódicas pero que huyen del idioma natural de la empresa a la hora de organizarse, que les cuesta formar equipos verticales, que no creen tanto en la motivación de los RRHH como lo tenemos que hacer en el día a día, todos los demás. Insisto que esto no es ni bueno ni malo, es complejo de asimilar y de resolver pues sin duda hay muy pocos políticos que sean también empresarios, que sean trabajadores de taller, que sean amas de casa, que sean parados.
Mientras la inmensa parte de los políticos vengan del mundo laboral de los funcionarios del estado, sólo tendremos la visión miope de una parte de la sociedad a la hora de resolver problemas. Y me da igual que sean de derechas o de izquierdas, pues esta realidad creo que se da por igual en todos los lares.

¿Qué piensan de nosotros los adultos, los jóvenes sin trabajo a los que no les damos futuro o soluciones?

Deberíamos preguntar qué piensan de nosotros —los adultos—, toda esa generación de jóvenes a los que no dejamos entrar en el mundo laboral, a los que no les estamos dando posibilidades de futuro e emancipación.
Muchos de ellos se van de su país —los más preparados, los que más ha invertido España en su formación—, en un claro ejemplo de que estamos cometiendo un gran error con ellos.
No están logrando engranarse con la generación de sus padres, no son recambio de ellos porque no les dejamos entrar en el mundo laboral. Y si lo hacen es en muchos casos con trabajos ajenos a lo que han estudiado y con sueldos peores que los que recibieron sus padres (o incluso sus abuelos) para las mismas responsabilidades laborales. 
Seguimos empeñados en aumentar la edad de jubilación por un simple sentido economicista de las pensiones, sin darnos cuenta que el error es mucho más grave que la solución. Sin duda es la solución más fácil, más sencilla y rápida, pero no la que necesita un país que aspira a seguir creciendo en calidad social y humana. Lo vamos a pagar muy caro en el futuro, cuando seamos un país con un capital humano disgregado, sin metas claras, sin empatía hacia su mundo laboral, sin motivación social y laboral, sin posibilidades de consumo sostenible pero lógico para la marcha de una economía que hemos creado para que funcione con la herramienta del consumo como inevitable.
Y además, no somos capaces de ofrecer alternativas de cambio a este barullo social, a este sistema que no funciona pero que seguimos adorando y del que no nos atrevemos a cambiar ni una coma. Mientras la crisis arrecia en España, un banco español entrega millones para subvencionar y patrocinar la famosa NBA de EEUU. Y se quejan los bancos de que se les pueda poner un impuesto especial. ¿Alguien entiende algo? ¿es lógico que sigamos cebándonos con los mayores de 65 años o con los jóvenes?
Somos capaces de cuadrar cuentas pero sin fijarnos en el medio plazo. Cambiamos de decisiones sin edificar soluciones, restando credibilidad a la sociedad que tiembla cada vez que se habla de cambios. Estamos estropeando todo lo que se edificó en los años 80/90, toda posibilidad de lograr que se crea en el trabajo bien hecho, en la continuidad, en las organizaciones que sustentan a una sociedad. ¿Nos damos cuenta de estos riesgos sociales?

El asesor Arriola nos da unos datos muy interesantes (y creíbles)

Pedro Arriola es un buen asesor electoral del PP. No hay duda de ello. Y si avisa de que su partido en intención de voto tiene una diferencia de 10 puntos sobre el PSOE, no debería haber duda de que por hay van los disparos demoscópicos.
Pero también les dijo que el PSOE ha perdido tres millones de votantes. Y que de esos tres millones de votos que pierde el PSOE, un millón y medio de votos se van en estos momentos a la abstención. Por lo cual hay que concluir que cabría alguna posibilidad de que rectificaran y volvieran a elegir la papeleta socialista, votaran a IU o incluso al PP en último momento. Son gente desencantada con el PSOE, poco fieles a unas siglas, muy posiblemente de izquierdas, cabreadas y sin rumbo por las bandazos que ha visto a “su” PSOE.
Del millón y medio restante, un millón ya se han marchado al Partido Popular. Se considera un dato especialmente valioso, porque unos electores que han hecho el ‘viaje’ desde el PSOE al PP resultan ya prácticamente irrecuperables para los socialistas.
El otro medio millón de votos acabará en Izquierda Unida, que se beneficia sensiblemente del bajón que sufren el PSOE y su Gobierno. Pero que curiosamente no logra beneficiarse más de esa debacle. Es el gran error de IU, del que habría que solicitar también responsabilidades políticas a sus dirigentes. No es asumible que ante una bajada tan importante del voto hacia el PSOE, no llegue al 20% el que termina en su competidos ideológico más normal. Sin duda esos votantes no son ideológicos, pero si votaron al PSOE es porque creían en los valores de la izquierda, en sus soluciones desde el punto de vista de la izquierda. Todos nos deberíamos preguntar por qué no confían ahora en IU, aunque tengamos la respuesta ya dada.
Que no se fíe el PP para el futuro, pues aunque aumentan sus votantes fieles, van a recoger sobre todo un buen grupo de votos desencantados y se van a beneficiar de una abstención alta. Con esos mimbres será complicado edificar un Gobierno estable si no consigue mayoría absoluta. Pero a su favor está la realidad de un líder hoy muy mal considerado, que o puede demostrar que estábamos equivocados o puede rodearse de profesionales que sepan gobernar para todos. Personalmente no veo sencillo en el medio plazo, tras el fracaso del PSOE actual, que la derecha pierda el poder en España. Creo que estará muchos años gobernando, sobre todo si sabe hacer políticas centristas, dirigidas a las clases medias.
Si Zapatero pierde, que perderá, la batalla por el control del PSOE estaría abierta y la sangría sería complicada, pues no hay líderes nuevos que tengan ganas de pelear y además sean capaces de liderar a nivel estatal una organización tan compleja. Habría muchas posibilidades de que tras el debacle empezaran a explotar federaciones. Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía o Aragón serían ejemplos de federaciones en paz falsa, hasta que todo tiemble.

La formación continua para los parados y Zapatero

Que Zapatero no considera parados a los que hacen cursos del INEM es de premio a la sandez. Una consideración lógica si no fuera porque la inmensa mayoría de cursos del INEM no sirven para nada. La formación continua en España es mala de solemnidad, de escaso nivel, mal pagada, peor organizada, mal controlada, con profesores que no han trabajado suficientes años en empresas de lo que enseñan en la mayoría de los casos, sin hacer selección anterior para ver qué tipo de alumnos sirven para lo que se pretende aprender.
Pero los cursos que organizan los sindicatos, las academias de baile o confección venidas a más, las asociaciones de todo tipo, van por el mismo camino de la nada. No quisimos, supimos, hacer un sistema de formación continua de calidad, bien, me callo, de media calidad, y ahora estamos todos contentos porque son muchos los que chupan del invento. Todos menos los alumnos que además, como no conocen lo que deben aprender no se pueden quejar si lo que les enseñan en obsoleto, se queda a mitad camino de lo que debería, se ofrece sin medios suficientes, no tiene continuidad, no ofrece prácticas controladas y que no sean un timo, etc., etc.
Claro, lo digo porque lo sé. Durante muchos años he sido tutor de alumnos en prácticas en empresas. Otro timo mal enfocado, pero que admitimos como bueno porque no sabemos, queremos, cambiarlo.
Estamos en el siglo XXI, en Europa. Y a veces es tan sencillo como copiar. Aprender copiando de otros países. O aprender equivocándonos, que nunca será más que equivocándonos por no hacer nada. Que Zapatero quiera borrar de las listas de parados, para las estadísticas, a los que están aprendiendo es trampa. Pero por favor, que no se nos diga que están trabajando para el Estado. No, porque los que conocemos el percal nos podemos morir de pena.

Los mandos intermedios de las empresas ante la crisis de sistema

Hay dos razones fundamentales que justifiquen el salario a recibir por tu trabajo. El esfuerzo que poner en el trabajo y la responsabilidad que asumes en la organización. Son dos conceptos clave que, mal llevados a la práctica, pueden poner patas arriba todo el sistema empresarial como, de hecho, está pasando.

Partamos de la idea de que toda empresa nirmalmente tiene una serie de trabajadores con escasa responsabilidad, pero que dedican toda su jornada laboral en el esfuerzo de su trabajo.Ya sea en una cadena de montaje, en una agencia de asesoría. La mayoría de los empleados cobran X por hacer su trabajo y unos pocos por su responsabilidad de mandar y organizar.

Ahora bien, el mando intermedio es aquel que, ante los diferentes jefes (o mandos intermedios superiores) debe responsabilizarse del trabajo de los empleados. Ya sea porque entiende más del tema, para motivarlos, para marcar los objetivos, las pautas… el mando intermedio es la cara de sus trabajadores ente la dirección de la empresa.Como líder de un grupo, lo normal es que su sueldo sea más alto, pues no sólo es un avance en su carrera que debe ser incentivado, sino que la responsabilidad que ahora tiene debe ser recompensada.

Ahora bien, igual que en el futbol, en cuanto el equipo falla muchos partidos lo primero que hacen es echar al entrenador, en las empresas no funciona de esa manera, pues el mando intermedio tiene el puesto de trabajo incluso más asegurado que los trabajadores. Lo cual significa que su responsabilidad disminuye, y por tanto su responsabilidad injustificada aumenta.

Lo cual nos lleva a empresas llenas de mandos intermedios, pero sin ninguna responsabilidad, que se pasan la bola de unos a otros intentando justificar su existencia en una espiral de incompetencia.

Lo que quiero decir es que, la responsabilidad de los mandos intermedios no sólo debe trasladarse en mayor sueldo, sino en una mayor trabajo a evaluar, que en algunos casos estoy seguro de que se cumple, pero que en una gran mayoría no.

El futuro de internet lo tendremos que escribir entre todos

No tengo ni idea de hasta donde puede llegar Internet, es cierto. Llevo muchos años con este invento entre las manos, lo he visto crecer y cambiar, asumirlo por toda la sociedad cuando nació para empresas, convertirse en un motor más de cambio social, pero en cambio no sabría decir hasta donde puede llegar. O incluso si morirá de éxito más pronto que tarde.
Siempre me ha parecido maravilloso e imposible de admitir cambios. Pero siempre ha ido cambiando a mejor. Mis primeras horas en una BBS me parecían lo más de lo más, inigualable; y cuando desapareció me dije que se había cometido el error más grande del momento. A los pocos meses crecieron los foros y con ellos las maneras de intercambiar información profesional.
Hay millones de personas que no ven la televisión, que no leen libros, que no participan de Internet. Cuesta entenderlo pero es cierto. Incluso en el mundo occidental, la mayoría por propia decisión. Se intentará personalizar el invento, que nos entre en casa filtrado y cocinado para gusto sobre todo de los que ponen las pelas, el dinero. Y puede que lo consigan. Será universal en el tiempo y el lugar, en el aparato con el que cada uno nos conectaremos. Pero no sé para qué se utilizará, qué tipo de utilidad le encontraremos dentro de unos años. Parece sencillo pero no lo es.
Todavía por ejemplo, no sirve para formar a “su” generación. O al menos eso creo. Es tan amplio Internet que las posibilidades de perderse o incluso de no querer perderse por sus entrañas son muy altas. Todo está aquí, pero no nos da la gana de encontrarlo. Al menos de momento.

¿Qué opinión tenemos aquí, en este blog, sobre la huelga general del 29S en España?

Tremendo problema el que nos ha creado este Zapatero dormido y que funciona sin pilas. Inmenso debate callado, el de si es bueno o malo para la izquierda en general, la huelga general del 29S.
Hay dos posibilidades claras para el 30S, que haya sido un fracaso o que haya sido un gran éxito (obvio pero explicable). Lo que vendrá después se medirá a través de esta realidad. Y cuando digo lo que vendrá después, me refiero a lo que hará Zapatero y su gobierno, pero también a lo que hará el PP con el suyo cuando gane dentro de un año y pico (o antes).
No habrá empate, no creo que sea posible el “todos ganan”, lo cual complica aun más la situación. Como bien decía Toxo, aunque debía haberlo dicho en la intimidad, “vaya putada”.
Si la huelga “gana”, los trabajadores y sobre todo los sindicatos marcarán las líneas por la que no se debe pasar en las reformas laborales, señalará los derechos que no se deben perder pues costaron mucho esfuerzo de nuestros padres conseguirlo.
Si la huelga “pierde” los sindicatos saldrán muy tocados y los trabajadores de este país se pueden ir duchando porque al menos si te han de dar por detrás, que te pillen duchados para no coger enfermedades. Las reformas serán de gran calado, perderemos derechos, dinero, respeto, legalidades, defensa. Y el PP se frotará las manos con el camino despejado, para hacer lo que le venga en gana en cuanto Zapatero decida irse a descansar.
Este blog está a FAVOR de la huelga general del 29S. Pero sabe perfectamente que no es lo más aconsejable para la marcha de la economía. Como sabe que no es lógico que las soluciones las tengan que poner siempre los trabajadores y el reparto de beneficios se los lleven siempre los que no quieren la huelga. Esta santo país necesita muchos empresarios, pero sobre todo necesita muchos empresarios nuevos, mejores, más formados, más limpios, más listos, más humanos, más inteligentes, menso políticos, más profesionales. Los problemas de las empresas no son de los aprendices, ni de los oficiales de tercera. Lo son de sus mandos intermedios, de sus dirigentes, de los empresarios. Y cuando asumamos esto, sabremos que hay que cambiar muchas cosas de nuestras empresas, y que el problema no es una huelga general de más o de menos, es el de asumir que tenemos que cambiar todo el tejido empresarial y financiero de un país que no está a la altura que se necesita en Europa.
Si se pudiera empatar, iría al empate. Pero no se puede empatar.

¿Qué es la publicidad hoy? ¿sirve la publicidad actual para vender?

La publicidad como motor de consumo y este como elemento imprescindible en el sistema económico que tenemos en el mundo occidental del siglo XX está atravesando un proceso de cambio y posiblemente de profunda transformación. Hoy se invierten enormes cantidades en publicidad que realmente no sirve para casi nada. Hay que estar en los medios como única alternativa, cierto, sobre todo si son productos novedosos, pero la influencia sobre el consumidor es muy relativa una vez que todos nosotros tenemos múltiples opciones para recibir impactos y queremos decidir qué tipo de información aceptamos como “buena”.
Durante las últimas décadas del siglo pasado todavía funcionaba el sistema del impacto publicitario allá donde el consumidor estuviera atento y quieto. Pero hemos aprendido que ya no tiene que soportar la publicidad de forma estática. El consumidor no mira —no ve sobre todo—, pasa de la gran inversión publicitaria en televisión, admite los colores de la publicidad callejera como un elemento más que le afecta en el subconsciente pero los filtra sobre todo por saturación.

Pensemos en la publicidad del futuro
Es la gran duda actual. ¿Qué cantidad de publicidad es capaz de asimilar el cerebro humano sin que este pase de toda ella? Es cierto que algo queda, pero no en relación a la inversión.
Surgen nuevos mecanismos de publicidad, nuevas ventanas, nuevas maneras de meter los productos en la cabeza sin que sea entendida por el consumidor como publicidad. Es el gran reto. Que el consumidor no entienda como publicidad lo que seguirá siendo publicidad. Eso y la personalización de la misma con arreglo a los gustos del cliente potencial. Todos necesitamos estar informados de los productos del mercado, y de hecho todos buscamos en Internet datos, información. Pero odiamos que nos influyan directamente, que “parezca” que nos dirigen.
Si se consigue publicidad sin que se note, seguirá viva; si no conseguimos publicidad manipuladora y dirigente, irá perdiendo sentido su gasto en inversión y esta bajará con el consiguiente problema para el mantenimiento de muchas actividades que hoy viven de ella. Podemos estar en contra de la publicidad, pero sin ella se caerían muchos servicios que hoy consideramos “gratis”. Es el sistema. Y sí, es la manipulación.

Consejos para tener un perfil profesional con capacidad para encontrar trabajo

Cada día es más necesario disponer de un correcto y original perfil profesional, construido con lógica e inteligencia. Junto a una formación amplia, diseñada para ser única y dispuesta a ser ampliada constantemente, hay que disponer de una buena red vírica de contactos que apoyen y distribuyan tu profesionalidad, hablando bien de ti cuando sea necesario. Desde amigos a familiares deben ayudarte en la búsqueda de empleo, pero luego serás tu quien mantenga las posibilidades de crecer y mantenerte.

Hay que dominar el inglés en profundidad, manejar con rapidez y agilidad la informática y todos sus programas más comunes, hablar en público con soltura y naturalidad, tener capacidad de organización e oncluso de mandar, ser ordenado y parecerlo, saber trabajar en equipo, tener un look acorde al perfil profesional, estar dispuesto a movilidad geográfica, disponer de carnet de conducir, aceptar que crecer profesionalmente es una carrera de fondo en donde no es importante ganar las primeras etapas sino ser el primero al final de la carrera.

Sí, es complicado tener todo esto en "cartera", pero que no te queda duda de que si en una entrevista hay otros que si lo tienen, te ganarán el puesto. Si no es posible todo lo expuesto, al menos inténtalo.

El tempo, el momento, la oportunidad de saber decidir en cada situación.

El tiempo es una variable más en todo sistema económico, ya sea por la generación de ideas, la evolución de la confianza, el desgaste político e ideológico. A veces es bueno echar un vistazo a los tiempos, a la situación, a la oportunidad, al momento.
Y uno se pregunta… ¿es ahora (en plena crisis), el mejor momento para plantearlo?
Pasa como la selección española de futbol. Nadie duda de que ganaron el Mundial y nos trajeron alegría y gozo, un par de días en donde todos nos sentimos algo más unidos y donde gano el juego deportivo frente al sucio. Pero darle o anunciarle el Premio Príncipe de Asturias el mismo día del partido contra Argentina, cuando todos sabíamos que se iba a perder, es un poco estúpido. No era el momento mejor, no se supo utilizar el tiempo en nuestro beneficio.
Con la reforma laboral pasa algo parecido. Todos nos han avisado y todos sabemos ya que esta segunda mitad de año va a ser peor. Nada de turismo, estancamiento limitado, se acaban los beneficios de rebajas, los coches ya no se venden tanto, etc. También sabemos que el paro va a aumentar, poco o mucho, no lo sabemos, pero va a aumentar. Así que poner la reforma laboral en un momento en el que —sea con ella o sin ella— va a haber despidos, no es lo óptimo. Por que vamos a estar influidos por las noticias, pensando que la relación es estrecha y directa, cuando, a lo mejor sí es así, pero a lo mejor no.
Sé que los plazos políticos son los que son y (casi) no se pueden cambiar. Sólo quiero dejar por adelantado que, a pesar de que no estoy muy a favor de la reforma, no todo lo malo que va a venir a partir de hoy, que se aprueba, derivará de ella. Estas cosas tardan en ofrecer resultados.

El siglo XXI empieza en cuanto salgamos de la crisis económica. ¿Estamos preparándonos para el siglo XXI?

El cambiante mundo cambiante de este inicio de siglo nos mueve a una velocidad que no controlamos. Tanto en nuestras formas de pensar como en el acceso que tenemos a los cambios y a la información. No sabemos predecir donde estaremos dentro de muy pocos años. Y eso a la vez que fabuloso es desquiciante y preocupa a los que organizan y controlan.
Hoy no es tan válido saber como disponer de la capacidad para saber buscar. Más válido que saber es intuir, discriminar entre las posibilidades que disponemos para seguir sabiendo. No sirven tanto los diplomas como las experiencias y los perfiles múltiples y adaptativos. No sirve tanto el papel como la velocidad para moverse entre intuiciones, entre datos, entre idiomas.
Tenemos la obligación de dominar inglés, pero también de saber buscar la información y de guardarla muy ordenada. Sin el orden nada servirá para nada, pues la acumulación será un problema. Y deberemos dominar las relaciones virtuales, la subscriciones, la empatía con lugares y personas que nunca visitaremos. Tendremos que compartir aunque simplemente sea para ser tenido en cuenta en el intercambio de información.
Cuando salgamos de la crisis, que saldremos sin duda, se necesitará un nuevo perfil de personal útil. De nuevo profesional para nuevas profesiones y diferentes perfiles de gestores. Deberemos saber gestionar personas y datos, información y decisiones, y todo ello en espacios distantes, entre posibilidades cambiantes que constantemente se modificarán. Todas aquellas personas que no puedan o sepan adaptarse a los nuevos retos ocuparán la misma posición que los analfabetos del siglo XX. Hoy ya, quien no sabe inglés, quien no domina Internet, quien no sabe tomar decisiones rápidas es un pequeño o gran analfabeto de las necesidades básicas del nuevo siglo. Quien no construye y crea, quien no entrega información para recibir a cambio, quien no sabe elegir los lugares diarios desde los que beber información, está en inferioridad de condiciones.
La información y opinión no se generará en unos pocos lugares de alta calidad. Será creada en multitud de lugares de acceso público o semi público, sin tanto control sobre su calidad —la inmediatez es un reto— pero de los que deberemos beber para estar formados en el día a día. Y tener capacidad propia de discriminación y de análisis, para separar polvo, paja y grano.

Hoy he tenido una reunión excelenta para olvidar. Y eso que he ganado.

Hay mañanas que sirven para vaciar la papelera mental del odio
Hay reuniones interesante aunque se pierda en ellas, hay momentos en los que uno se explaya y parece ganar, aunque simplemente sea la palabra. Hay tambores de guerra que a veces escuchan por que les interesa parar a escuchar. O por que no les queda otro remedio más lógico. En la guerras particulares también hay inteligencia militar al servicio de la lógica.
Hay mañanas en las que uno se vacía de improperios guardados y se siente mucho mejor, aunque sea porque en el pecho le queda más espacio para respirar. Hay mañanas como hoy, en que uno se siente más libre, con más razón, con menos odios. Y simplemente por que los he expulsado.
Es muy bueno soltar las basuras por que al final huelen. Sí, todas las basuras mentales terminan pudriéndose y contaminando todo lo que las rodea. No es bueno guardar lo que puede terminar jorobando la forma de pensar y más si lo hacen sobre la toma de decisiones. Hay que vaciar, insisto. Tirar a la papelera mental y vaciar.

ETA y sus mini treguas inentendibles o una obra de teatro en varios actos

Cuanto menos entiendo la tregua de ETA más convencido estoy de que nos faltan capítulos de una historia sangrienta y lenta. ETA no es de las organizaciones que sepan escribir claro ni que ande recto ningún camino. Y lo que es peor, la historia nos ha enseñado que cuando ETA ha tomado decisiones importantes, tiene tendencia a romperse en dos, dejando el asunto tal y como estaba antes.
Espero que los capítulos que faltan no sean sangrientos y que en algún momento alguien les logre convencer de que se puede negociar sin negociar, de que la paz es el único camino posible, que la disolución se puede hacer de muchas maneras pero que es inevitable, que el único asunto a tratar es el de los presos y que todos los demás deben ser capítulos políticos con una reglas muy delimitadas aunque no limitadas.
Por eso cada vez estoy más convencido de que todos los actores de este drama saben más de lo que dejan publicar, dosifican la obra para que los espectadores no se pongan nerviosos y además aplaudan al final, y para que en caso de fallar algún decorado siempre tengan recambio más o menos soportable.
No me puedo imaginar un final de este proceso parecido al de la T4 de Madrid por mucho que algunos bobos terroristas o no, crean que es esa la carta escondida entre las mangas del fulero zascandil. El País Vasco y con él España serían ahora más ricos, más libres, más prósperos y con más futuro si ETA hubiera sido inteligente y se hubiera disuelto como un azucarillo hace 35 años. Ahora todavía es un clavo en el zapato de un Estado que le está ganando la lógica y de un País Vasco que ya ha aprendido a que sin ETA es más y mejor. Es cuestión de tiempo y de inteligencia política. Toca esperar.

El Gobierno de Madrid premia a Labordeta "por su sabiduría, su pasión y sus convicciones"

El Gobierno de España ha reconocido al poeta, cantautor y político José Antonio Labordeta, con la Medalla de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio por su sabiduría, su pasión, sus convicciones y su defensa de la libertad y del pueblo.

Los ministros de Defensa y Educación, Carme Chacón y Ángel Gabilondo, respectivamente, han entregado a Labordeta esta distinción en el domicilio del poeta en Zaragoza, ya que debido a su delicado estado de salud éste no puede salir de casa.

Al término del acto, que el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha calificado de entrañable, el ministro de Educación ha recordado que Labordeta es una persona vinculada sobre todo a una palabra: "pueblo", y ha insistido en que tanto él como su padre y su hermano el poeta Miguel Labordeta, han vivido siempre los valores democráticos "con una expresión de frescura y libertad".

La sabiduría, ha dicho el ministro, "no es solo un conjunto de conocimientos, sino una forma de entender la vida, las relaciones con los demás, el afecto y la pasión por las convicciones", y por eso la distinción de Alfonso X el Sabio reconoce "una manera de hacer", "unos valores".

Chacón y él mismo han querido por eso traer a Labordeta, a Zaragoza, el "afecto" del Gobierno central, de su presidente y de todos los ministros.

La ministra de Defensa, por su parte, ha reconocido, emocionada, que si hay veces que las distinciones dan prestigio al hombre, a veces "el hombre da prestigio a las distinciones", como es el caso de la otorgada a Labordeta.

Una persona, ha añadido Chacón, que durante toda su trayectoria vital ha puesto voz "a la bondad, a la justicia y a la libertad", primero cantando, después "con la mochila a cuestas" y luego en la tribuna del Parlamento, "con momentos memorables de poesía o con una voz más popular".

Finalmente, Iglesias ha apuntado que José Antonio Labordeta es "un punto de referencia del canto por la libertad en Aragón y en toda España".

Fuente heraldo.es

Es malo que los políticos sepan jugar al ajedrez

Es grave tener a Zapatero enrocado en la nada. Tenemos por delante dos años de espera, que previsiblemente llevarán a un Mariano Rajoy soso y apático a la Moncloa. Hoy se vuelve a hablar de un 9% de diferencia entre PP y PSOE que parece insalvable y aun ampliable a poco que Zapatero siga así de rancio y liberal.
Van a ser dos años de espera para que llegue lo peor, que también son ganas de joder. Sencillamente porque el propio PSOE —como partido— es incapaz de tomar las decisiones que debe tomar y que son complicadas. Pero es su responsabilidad. Cuanto antes, mejor; aunque los militantes adoren a quien es su “jefe”.
Puede ser tal el descalabro del PSOE en las próximas elecciones que levantar cabeza le puede llevar décadas. Y lo sería con seguridad si fuera otro que no Mariano, quien se presentara al combate. ¿Se imaginan a un candidato con pegada frente al PP?. Pero en el PSOE respiran tranquilos pensando que Mariano no cae del todo bien y que el tozolón será suave. Nadie asegura que la crisis económica vaya a menos como tampoco nadie asegura que el desempleo no nos lleve a una crisis seria. Sí, más seria. Los riesgos son importantes como para estar los políticos jugando a mantenerse.
Nos engaña Zapatero cuando dice que toma las decisiones mejores para España. La mejor sería convocar a los españoles que en una democracia son los que tendrían que decidir. Es la sociedad quien debe decidir y elegir entre variables cuando quien manda se ha saltado a la torera su propio programa electoral y tiene que tomar decisiones bien distintas. Es de lógica razonable que la mejor manera de que las decisiones sean asumidas es que estés gobernando con los votos refrendados de todos los españoles. Pero en este asunto país no dimite nadie. Bueno, los ciudadanos si que dimiten de seguir confiando y de acudir a las urnas, que ya es un mal grave.
Que no se intente tan siquiera cambiar de gobierno ahora, es de premio al enroque más duro. No entiendo la estrategia ni la lógica. No conduce a ningún lugar y además no es lo bueno, pero se ha demostrado que algun@s ministr@s no sirven. Es cabezonería.
La única manera que tenemos los españoles de cambiar esta situación es decidiendo en mayo con la cabeza y no con el corazón, una vez que se prevé que la huelga general va a ser un fracaso de asistencia. No creo en las huelgas generales por poco inteligentes, por antiguas. Que no seamos capaces de encontrar herramientas de respuesta ante los abusos, que sean diferentes a las huelgas salvajes o generales no indica que sea la mejor forma de quejarse. Simplemente demuestra que no hemos hecho los deberes para encontrar nuevas formas de plantarse y decir ¡basta!

ETA hace otro alto al fuego. Pero sin garra política, sin saber hacerlo.

ETA en un comunicado con la cara tapada nos dice que hace un alto al fuego y nosotros nos lo tenemos que creer. Llevan 35 años de incapacidad manifiesta para ser humanos y democráticos, para ser políticos y sinceros. No entiendo su forma de comportamiento y por ello no entiendo sus comunicados absurdos, disfrazados del siglo XIX. Si tienen asesores, que lo dudo, no tienen ni puñetera idea de lo que necesita en estos momentos el País Vasco.
Sin ellos, en estos 35 años, su propio territorio habría conseguido cotas de poder y autogobierno mayores. En estos 35 años, el País Vasco, hubiera conseguido por métodos políticos de presión y negociación mayores ventajas que las que ha podido conseguir con la enorme piedra del terrorismo encima de todas las mesas de negociación. Ese será el enorme drama que tendrán que soportar los vascos violentos a lo largo de toda su vida. Y el resto de fuerzas democráticas y nacionalistas del resto del Estado español tenemos que soportar la comparación odiosa, la mala visión de muchos españoles tontos, incapaces de diferenciar entre violentos y pacíficos, entre asesinos y políticos con las ideas claras.
No entiendo el comunicado de ETA porque se construye sobre falacias viejas, no aporta nada nuevo, sigue los mismos pasos que otros comunicados que han terminado en un engaño, no aporta nada al País Vasco, no entiende de política, insiste en viejos clichés caducos que asustan, se presenta a la defensiva atacando. Así no se construye la paz para el País Vasco ni para los vascos, para todos los vascos y vascas, incluidas las que han cometidos errores y asesinatos. Yo seguiré esperando la inteligencia política de alguien, que desde ETA o desde su entorno, decida entregar las armas con la cara descubierta. Vamos, con dos bemoles. Así logrará más respeto entre todos los que saben mirar los gestos políticos que sirven para la historia.

Ser de izquierdas no es nada sencillo ni rentable

Ser de izquierdas no es fácil no sencillo, no es además rentable y mucho menos tiene entre sus facultades la fidelidad a un grupo político determinado ni la inteligencia política para sembrar futuro. Dicho así puede parecer tremebundo, luego, hay que explicarlo.
La fidelidad es compleja pues todo grupo político de izquierdas que llega al poder, sea municipal, autonómico, empresarial o de Estado, tiene tendencia a gobernar pensando en todos y a hacer lo posible para que el Estado funcione. Mal empezamos. Así es complicado mantener la fidelidad a unas ideas que son de una forma cuando no gobiernan y de otra cuando si tocan poder. Entre otros motivos porque sus simpatizantes o afiliados políticos suelen ser gente ilustrada, otro problema añadido. Vamos que se dan cuenta del cambiazo y se quejan o abandonan.

La pelea Zapatero / Rajoy es un eterno empate a cero

Mariano Rajoy es tan escaso a la hora de lanzar frases que salen en todos los medios, que a veces sería mucho mejor que permaneciera callado. Sin duda que Zapatero no pueda —deba— ir a Rodiezmo es un gran “palo” para alguien que se siente de izquierdas ¿O ya no se siente de izquierdas?
La frase pone en boca rápida del más corto la respuesta. “Si yo fuera Rajoy haría…”. Si; no consentiría que Camps siga dando la vara y anuncie su presentación como candidato; ofrecería alternativas propias a la crisis; no permitiría a Aznar hacerme la cama en Melilla; no consentiría que en las encuestas no suba mientras se derrumba Zapatero, etc.
No se ve recambio y por eso sigue vivo políticamente Zapatero. Si no de qué se le permitirían tantas tontadas, tantos cambios de humor, tantos amagoas de la nada más absoluta.

Los programadores de televisión y el caso de Nitro

Nitro, la cadena de televisión nacida para series y película de acción de Antena3, está sorprendiendo por el número de espectadores, a los pocos días de nacer.
Que a los programadores de televisión o a los expertos en programación les resulte extraño que la cadena de televisión Nitro sea un éxito en sólo dos semanas de vida, demuestra claramente que a veces padecen de miopía.
Una cadena nacida casi sin anuncios, con unos cortes elegidos para molestar poco, con series conocidas y de acción para un espectador joven y adulto, con la firma de Antena3 detrás, es lógico que en dos semanas haya conseguido ese 1% que pretendían alcanzar al finalizar 2010. ¿De qué se asombran?
Creo que los programadores en general no saben hacer investigación de mercados, no saben detectar qué programas pueden triunfar y cuales no. Y lo curioso es que cobran una parta gansa y se equivocan más que una escopeta de feria mala. ¿Cuántos programas que nacen a bombo y platillo, sabe el consumidor ya antes de nacer, que van a ser un fracaso? Si los espectadores y las programaciones son los que marcan la tarta de inversiones publicitarias, las propias empresas que se gastan la pasta en intentar vender sus productos deberían ser más exigentes a la hora de saber qué programas funcionan bien, qué tipo de espectador ve cada momento de televisión y sobre todo qué tipo de publicidad funciona mejor, pues poner 15 minutos seguidos convierte el caldo publicitario en inútil, pues quien no ha cambiado de cadena simplemente está pensando y leyendo en otra cosa.

Teoría de la suerte y el caos en la economía

En teoría económica se suele argumentar que en un sistema de competencia perfecta, libre de la interacción del estado; la asignación (o equilibrio) conseguido es lo más eficiente. Y que lo mejor para conseguir además una sociedad equilibrada es que esta, parta de unos recursos distribuidos de forma igualitaria.

Pero, de nuevo, no todo es tan fácil. La economía no es siempre un juego de suma positiva, sino que tiene (aun) muchos elementos que hacen que la competencia cree un ganador y un perdedor. Y no podemos negar que la suerte y el caos pueblan toda la realidad que nos rodea.

La falacia de tener iguales oportunidades para poder ser iguales económicamente no me sirve.

Dos personas que jueguen una partida a cara o cruz tendrán las mismas posibilidades de ganar, un 50%, pero realmente sólo ganará uno. Si han apostado algo, no hay manera de que, tras una partida, la economía quede igualizada, y no habrá sido por méritos propios, sino por mera suerte. Uno ganará y otro perderá.

Pero me temo que eso no es todo. Las posibilidades de ganar en el juego económico de tu vida aumentan cuanto más tienes, en tanto en cuanto los que más tienen siguen acaudalando más, y los que menos tienen están estancados en el vacío. Más dinero, más posibilidades.

Una vez que llegas a un estatus económico más elevado, los juegos tienden a dejar de ser suma cero. Los oligopolios no juegan para que una de las empresas pierda, sino para que todas puedan ganar, con lo que el riesgo económico disminuye, y por tanto sus ganancias aumentan.

Lo único que es esto es un modelo explosivo donde el diferencial aumenta por razones endógenas. E incluso si nos vamos al plano más “técnico” del asunto, donde son las productividades o la astucia la que crea estas diferencias, podemos partir de la suerte o mala suerte que tiene alguien por no ser tan productivo, o tan astuto.

Y la pregunta es simple, ¿Por qué se sigue así? Está claro que el juego está montado para que haya unos pocos ganadores continuos y una gran masa de población resguardada en diferentes compartimentos estanco de los que es difícil salir. Es difícil salir de la pobreza, es difícil dejar de ser de clase media y es difícil dejar de ser rico. Se hace, claro. Y ahí está la clave.

Siempre sale gente conocida que ha pasado de ser un don nadie a alguien con dinero por su esfuerzo continuo. Hay películas, libros, donde una historia épico y personal nos cuenta las vicisitudes de una persona por abrirse paso por el mundo real para llegar  ser alguien. “Tú también puedes, sigue adelante.”

Porque la gente no odia a los que tienen más, los envidia, y quieren llegar a ser como ellos, por lo que nunca atacarán directamente su estatus, intentarán llegar a él, motivados por los contantes anuncios de una posibilidad existente. Pocas veces salen los datos negativos, de aquellos que estando arriba ahora están abajo, o de aquellos que lo intentaron y fallaron, para no desalentar a los que quieren probar suerte.

Pero la suerte no juega a favor de todos, y no podemos vencerla.

Vídeo maravilloso del Volcán Eyjafjallajökull en Islandia.



Maravilloso vídeo del volcán Eyjafjallajökull en Islandia. Grabado en timelapse por Sean Stiegemeier entre el 1 y 2 de Mayo de 2010. Una muestra más de lo pequeños que somos, inmersos en una naturaleza que nos empeñamos en modificar pero que es mucho más potente que todos nosotros. Una muestra del poder natural que nos debería hacer modificar nuestro pensamiento de poder.