España está perdiendo su independencia económica y política

Vamos a ser sinceros cuando hablamos de este momento crítico en la economía española. Estar con la prima de riesgo en 500 puntos no es MUY grave. Sobre todo si solo estamos unas semanas, unos días, hasta que se olviden en los mercados de los últimos errores de gran bulto, cometidos por España. Nos engañan como con los cubiletes tramposos con este engaño.

 No es grave simplemente por que pagaremos este interés al 6,6% de lo que solicitemos hoy, no sobre lo que hemos solicitado hace un año o hace unos meses. Si se mantienen muchos meses o años o si sigue subiendo, sin duda suben los intereses, pero de manera proporcional a lo pedido en cada momento.

 Lo que es cierto es que al saber los prestamistas que vamos a necesitar 19.000 millones para Bankia, quieran aumentar el interés sobre este posible préstamo, simplemente por que no se fían nada de España. Y no se fían por que les estamos cambiando los datos constantemente. O bien por engaño o bien por no saber lo que se dice, que no se sabe qué es peor para España.

Es mucho más grave no encontrar a nadie que nos preste ese dinero necesario, por haber perdido la credibilidad como clientes.

Es mucho más grave cuando sepamos todos, incluida Europa, la cantidad total y real que necesitan TODOS los bancos españoles.

Es más grave que no nos dejen emplear deuda pública española para entregar a Bankia y a quien lo necesite para ayudarles, pues encarece el préstamo y lo complica mucho, al tener que ser el país (en este caso España) y no la entidad financiera (Bankia y quien lo necesite) quien tenga que acudir a Europa y sus mercados a pedir la pasta ofreciendo esa deuda pública como garantía.

Otra posibilidad es que sean los bancos españoles los que soliciten ayuda (o rescate, o intervención) a Europa, en vez de tenerla que pedir el Gobierno de España. Parece mejor opción, pero Alemania la primera, solicita antes que de colar este plan, antes, que el país (España) firme unos cambios y reformas drásticas. Es como cuando acudes al banco a solicitar un crédito. Te lo dan a ti (a Bankia o a quien lo necesite) pero te piden avales (en este caso al país, a España) que tiene que firmar y asegurar que podrá pagar si falla el tenedor de la deuda.

Quien debe prestarnos dinero no se fía de España. Pensó que tras Zapatero vendría una gestión eficaz, sobre todo mucho más seria y sin errores ni engaños. Pero Europa ya no duda. Pasar en días de tener beneficios a tener pérdidas brutales no es un error, es un engaño. No nos creen tan tontos, nos creen muy jetas. Como única solución está salir a pedir dinero al otro “banco” que nos lo puede dar. El FMI en EEUU. Y allí se ha ido Soraya de Santamaría. En realidad es una manera de presionar a Europa, pues las condiciones del FMI son siempre muy duras. Lo cierto es que no nos quedan más posibilidades, excepto que pidamos perdón a Alemania, aceptemos sus condiciones, nos dejemos embargar y demos el rumbo de nuestra gestión económica a Europa (a Alemania) que mandará a más técnicos a decir qué tenemos que hacer con jubilación, autonomías, sanidad, desempleo, IVA…, ¿o ya nos han mandado las 144 páginas del documento de lo que tenemos que hacer, pero sin llamarlo RESCATE?

Rajoy no ha querido (sabido) explicar a los españoles en qué momento estamos, pero ahora van a ser los alemanes quienes se lo digan a él, e incluso los que nos lo digan a nosotros. Es posible que en cualquier momento veamos a voceros alemanes hablando en los medios españoles, dando ruedas de prensa, explicándonos en qué momento nos encontramos, qué tenemos que hacer, qué somos y a quien tenemos que votar. Técnicos o semi políticos europeos explicándonos que ya no somos libres para decidir, pues cuando lo hemos sido, la hemos estropeado y ellos quieren cobrar. Lo curioso es que a estos políticos no los hemos elegido nosotros. Lo pero es que tampoco los podremos ni elegir ni echar en el futuro, votando a otros. Nos van a cambiar al Alcalde de nuestro pueblo, pero nos dejan tener al mismo Presidente de Escalera. ¿Qué opina el PSOE ante este asunto tan grave? ¿qué opinan los españoles ante esta falta de ideas y de decisiones?

Nueva edición de La Red Innova en Madrid

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de tener su propio negocio?
- Creo que todos son ventajas y quizá la única desventaja pueda ser la falta de financiación en un momento concreto. La posibilidad de lanzar un negocio propio y dedicarse a él tiene enormes satisfacciones y, aunque haya fracasos, la experiencia y la satisfacción merecen la pena.

- ¿Qué consejos le puede dar a los emprendedores y más en tiempos de crisis?
- El principal consejo que les daría es que no tengan miedo a poner en marcha sus ideas o proyectos, a pesar de la mala situación económica que nos rodea hoy. Creo además que es la única salida que hay en el contexto actual.

- ¿Qué tipo de iniciativas se deben plantear en España para incentivar al emprendedor?
- Lo más importante es que no se les pongan obstáculos para emprender. A partir de ahí, todas las medidas que sirvan para animar a los emprendedores a poner en práctica sus ideas serán buenas, sobre todo, para que el talento, que hay mucho, salga a flote.

- ¿Y las características principales de un emprendedor?
- Como decía antes, la característica principal debe ser no tener miedo y pasar a la acción. Hay, por supuesto, que analizar el mercado y buscar las oportunidades en él. Hoy con Internet se pueden poner en marcha interesantes proyectos.

España necesita más I+D y más Universidad

Todos estamos convencidos de que España solo podrá salir de la crisis ampliado su I+D, cambiando nuestro sistema productivo hacia fórmulas con más I+D+i, con más valor añadido en lo que seamos capaces de crear y vender nuevas producciones competitivas.

Entre los más de tres nuevos millones de desempleados, la inmensa mayoría son personas sin una formación suficiente como para tirar de una economía con más valor nuevo en investigación y desarrollo. Es un dato contrastado, sean jóvenes o adultos e incluso personas de edad avanzada.

Pero a la vez los jóvenes que terminan sus carreras universitarias o sus FP de Grado Superior los condenamos a la nada, cerrando las veces a la investigación, cerrando laboratorios de todo tipo, cortando presupuestos en educación o a las Universidades. Es imposible salir así de la crisis. Si se impide crecer en más I+D es imposible cambiar nuestro sistema productivo. Si obligamos a nuestros jóvenes más preparados a tener que emigrar España se empobrece, aun a costa de haber invertido de media más de 5.000 euros por curso y alumno en darles una formación que luego son otros países los que aprovechan.

Hay que incluir en estas críticas a las empresas privadas de tamaño medio y grande, que tampoco apuestan como deben por la I+D y por ayudar a las Universidades a crear más departamentos de investigación. Hay que ampliar los acuerdos con las empresas que pueden invertir en departamentos de investigación y abrir los acuerdos a relaciones más participativas entre las partes.

España necesita que la actividad en educación, formación, Universidades, no decaiga ningún punto. Es nuestra supervivencia como país de cara al futuro. Y para ellos todos debemos tener como objetivo crecer y emprender nuevas actividades con más formación.

O ampliamos la inversión en I+D o nos empobrecemos para el futuro

Las malas decisiones políticas aumentan. Se nos llena a todos la boca en asegurar que solo saldrá España de la crisis ampliado su I+D, en cambiar nuestro sistema productivo hacia fórmulas con más I+D+i, con más valor añadido en lo que seamos capaces de crear y vender.

Entre los más de tres nuevos millones de desempleados, la inmensa mayoría son personas sin una formación suficiente como para tirar de una economía con más valor nuevo en investigación y desarrollo. Es un dato contrastado, sean jóvenes o adultos e incluso personas de edad avanzada.

Pero a la vez los jóvenes que terminan sus carreras universitarias o sus FP de Grado Superior los condenamos a la nada, cerrando las veces a la investigación, cerrando laboratorios de todo tipo, cortando presupuestos en educación o a las Universidades. Es imposible salir así de la crisis. Si se impide crecer en más I+D es imposible cambiar nuestro sistema productivo. Si obligamos a nuestros jóvenes más preparados a tener que emigrar España se empobrece, aun a costa de haber invertido de media más de 5.000 euros por curso y alumno en darles una formación que luego son otros países los que aprovechan.

Hay que incluir en estas críticas a las empresas privadas de tamaño medio y grande, que tampoco apuestan como deben por la I+D y por ayudar a las Universidades a crear más departamentos de investigación. Hay que ampliar los acuerdos con las empresas que pueden invertir en departamentos de investigación y abrir los acuerdos a relaciones más participativas entre las partes.

España necesita que la actividad en educación, formación, Universidades, no decaiga ningún punto. Es nuestra supervivencia como país de cara al futuro.

'Grandes marcas de España', una serie documental sobre la publicidad

El canal de creación de contenidos documentales para la televisión, Odisea, ha presentado el programa 'Grandes marcas de España', una serie documental que analiza la evolución publicitaria y comercial en España a través de marcas muy conocidas como Cruzcampo, Coca Cola, Freixenet, Renault, Danone, Telefónica o Pascual. La producción mostrará numerosas imágenes de anuncios antiguos y testimonios de directivos, publicistas, sociólogos y consumidores. 'Grandes marcas de España' es un reflejo de esa historia de España que puede ser narrada a través de los ojos de la publicidad, y más concretamente, a través de la evolución de las grandes marcas españolas.

Los anuncios de estas y otras muchas marcas han estado presentes en nuestra historia reciente al reflejar, con rigor, los cambios sociales, políticos y económicos de la sociedad española. Además, han pasado a formar parte de nuestra forma de pensar y de ver el mundo.

Por estos motivos, Odisea estrena el próximo domingo 3 de junio de 2012, a las 23:00 horas, la serie documental 'Grandes marcas de España', un recorrido nostálgico por la historia de las grandes marcas de este país gracias al testimonio de numerosas personas directamente relacionadas con ellas. La serie ha despertado el interés de varias cadenas autonómicas, aunque quien ya se ha hecho con los derechos de emisión, tras el pago, ha sido el canal 13TV. Dirigida por el periodista Manuel Campo Vidal y producida por Lua Multimedia, 'Grandes marcas de España' examina la transformación publicitaria y comercial de algunas de esas empresas, que nacieron en la primera mitad del siglo XX.

Por su lado, Roberto Blatt ha querido dejar claro que "aunque parece publicidad, la serie va mucho más allá. Es una producción que muestra la evolución de las grandes marcas en España. Hablamos de marcas 100% españolas y otras internacionales que han tenido un recorrido muy particular". Para Blatt, España tiene su propia manera de vender sus productos y todo queda perfectamente reflejado en esta serie documental. En cada capítulo de esta producción se analiza una marca concreta, haciendo un paralelismo entre la publicidad de la marca y la situación de la sociedad española en cada década. En un mundo en el que la reputación de una empresa depende en gran manera de la imagen que proyecte su marca, resulta apasionante poder bucear en los mecanismos interiores que han hecho posible que algunas de nuestras marcas estén donde están. Manuel Campo Vidal, Director de la serie, asegura que "al igual que hay una banda sonora de nuestra vida también descubrimos una banda publicitaria. Hay anuncios que nos han marcado, que nos han acompañado mientras crecíamos y que, en cierto modo, ayudan a explicar lo que somos. La idea es que las principales marcas de nuestra vida estén presentes en la serie 'Grandes Marcas de España'".

Mariano Rajoy debería convencer a la vez que informar

El viernes se reunieron durante tres horas Rajoy y Rubalcaba pero no sabemos de qué hablaron. Al término de la reunión ambos se fueron a sus respectivos dormitorios sin explicación posible, sin salir de la mano o discutidos, sin explicación ni comunicación posible. Nosotros, los que les pagamos, no sabemos de qué hablaron ni de si es posible o imposible saber de qué hablaron.

Porque igual el asunto es ese, que es mejor no decir nada a nadie, que es tan duro y complicado lo que se habló dentro, que lo mejor es que no se sepa. Es un grave error, un tremendo alejamiento hacia/con la sociedad, pero nos estamos acostumbrando a soportar todo tipo de errores de los políticos que creen mandar en España.

No sé si nos tratan como imbéciles, como miedicas, como ciudadanos sin entendederas, como votantes de una vez cada 4 años y ahora no toca o como gente del lumpen que mira y se asusta. Me da igual, lo que sé es que ellos no están a la altura del momento muy complicado que vivimos en España. Vamos a pagar un riñón por este cúmulo de errores, y lo vamos a pagar tú y yo, y contra más pobre seas tú y yo, más lo pagaremos por que hay una cierta habilidad manifiesta y estudiada, para que las cabronadas las paguen más los que menos saben y pueden defenderse.

Era importante que se reunieran y salieran con la idea de que España necesita una cierta unidad exterior y una cierta pedagogía política, pues sin la sociedad es imposible resolver los problemas. Pero debían tener prisa por irse a sus dormitorios y se fueron sin hablar con nadie. Me preocupa mucho esta primavera otoñal, este periodo de miedo, de cambio del sistema en donde algunos saben tirar de sus bueyes y otros simplemente miramos atontados. Ni el 15M ha funcionado.

Hoy Mariano Rajoy ha dado su ¿primera? rueda de prensa como presidente, tenso, saltando de las preguntas complejas con escusas de libro de político, deseando trasmitir tranquilidad aunque ni la Bolsa ni la prima de riesgo le han hecho caso. Debería hablar mucho más para que se le entendiera bien. Debería hablar a los españoles desde Moncloa y no desde la sede del PP. Debería convencer a la vez que informar. Tan importante es lo uno como lo otro. Seguimos en la prima del miedo, en el temblor, en el error.

Si no es el momento de reclamar el IBI contra la Iglesia, como dice Rajoy con parte de razón, tampoco debe ser el asunto que cierre la rueda de prensa con tanto tiempo de explicación. Estos errores de marcos mentales internos nos llevan al odio que nos impide resolver los problemas. Deberíamos tener gestionando la crisis a políticos que no hubieron tenido nada que ver con lo acontecido en los últimos 20 años en España. Y digo bien a políticos y no a técnicos. ¿Pero de donde los sacamos?

Carta a un político aragonés con ganas

Querido político, sé que alguno de vosotros ya lo estáis haciendo pero otros no. Y eso no está bien. Creo.

Aragón necesita soluciones, los aragoneses también. Nuestros problemas son comunes pero eso nos debe importar poco. Son nuestros problemas y necesitamos resolverlos. La sociedad ya no cree en nosotros y eso jode, lo siento, y es culpa de nosotros no saber resolver esta disfunción social compleja. Los políticos son necesarios aunque no lo perciba así nuestra sociedad, luego, hay que modificar esto con urgencia. Pero no escribo para este problema, sino para el resto.

Te emplazo a crear en cada organización vuestra un grupo de trabajo que se reúna semanalmente sin dilación, todos los lunes por fijar fecha y una duda menos, y con un equipo de 12 personas sin piedad poner sobre la mesa cada uno de los problemas que nos afectan brutalmente a los aragoneses. Nada de farolas, acequias, colegios de infantil, fiestas de barrio, carretera comarcal o depósitos de agua. Solo se hablará de desempleo, crisis, estado del bienestar, formación, I+D, jubilación, Cajas de Ahorros, sociedad.

Y cada dos semanas se invitará a un técnico que intentará ofrecer luz a los taquígrafos mientras otros irán tomando nota de todo para alumbrar las soluciones. Y os caerá el desaliento sobre los presentes pero no cejaréis, pensando que es imposible dimitir del intento pues es muy necesario alumbrar el nuevo futuro de Aragón; y seguiréis reunidos todos los lunes aunque muchas veces os preguntéis: ¿Para qué?

Es importante que el grupo de trabajo sea ideológicamente amigable entre ellos, lo que no os impediría llamar de vez en cuando a personas en las antípodas para recabar de ellos opiniones diferentes. Y seguiríais insistiendo en reunidos los lunes hasta encontrar soluciones que luego, querido político, deberíamos saber trasmitir a todos los aragoneses para ser creíbles de que además también somos capaces.

Mira, es más trabajo, excepto que por unos meses decidáis que es más importante esto del desempleo, del futuro, de la relación con la sociedad aragonesa que pelear por una fuente, un festival o el exceso de cotorras en un parque. Ya, lo sé, que os conozco, se hacen trabajos muy importantes, pero nada es más que aquellos que pensamos no pertenecen a Aragón por ser ten importantes que se tienen que resolver desde Madrid. ¿Y si desde Aragón supiéramos sentar las bases de un nuevo sistema político y exportarlo? ¿Quien ha dicho que no somos capaces?, ¿Quien se quiere rendir antes de empezar?

Nada, ya perdonarás la molestia, tú mismo, pero lo necesitamos, gracias.

Papel de arroz para fumar de marca Smoking

El papel de liar cigarrillos, papel de arroz que todos los adultos de algunos años tenemos en nuestro recuerdo como papel utilizado para liar cigarrillos sin boquillas con tabaco de picadura, y que vimos a nuestros padres emplear con simpleza y gran rapidez, es ahora un objeto casi de culto. Sobre todo algunas marcas que se han mantenido durante siglos como esta de Smoking de librillo rojo.

El papel Smoking surge de una fábrica de papel que nació en el año 1752, por la familia Miguel en la localidad de Capellanes en Cataluña. En el año 1879 ponen nombre a su empresa como Sociedad Miquel y Costas & Miquel. En el año 1929 se crea el famoso papel de liar tabaco que os dejo en la imagen, el famoso librillo cuadrado rojo. Un papel que para quien le interese tiene un peso de 17 gramos por metro cuadrado, que comparado con el peso del papel de impresora —que se mueve entre 70 y 90 gramos por metro cuadrado—, podemos hacernos una idea de lo fino que es el papel de fumar. Libre de cloro, dicen y sin materias que nos puedan afectar a la salud. Este papel de fumar español se vnede en la actualidad en más de 80 países.Podéis conocer más en esta dirección.

Sobre Bankia, Baltasar Gracián y perros que mean a destiempo

Hablar es también callar. Es emplear los silencios para trasmitir, es comportarse y dar motivos de respeto, es medir las palabras y hablar solo lo justo.

Baltasar Gracián ya nos avisaba de que somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras, así que mucho cuidado con lo que hablamos, para no convertirnos en esclavos de nosotros mismos, en algunos foros importantes.

Viene esta diatriba por las últimas y primeras palabras del nuevo Presidente de Bankia. Lo he visto chulo, con deseos irrefrenables de quitar culpas a quien estuvo antes, marcando al Gobierno lo que debe hacer y cómo debe entregarlo los 19.000 millones de euros, que son moco de pavo. Con espíritu pedagógico pero para sus intereses como Presidente y no para los intereses de España como país, ni para los de los actuales socios de Bankia como inversores que creían haber invertido en un pavo real y les ha salido un pollo desplumado. Hacer ampliación de capital con 19.000 millones cuando Bankia en Bolsa vale lo que vale supone dejar en cero patatero el precio de las actuales acciones. De golpe o poco a poco pues habrá que repartir entre muchas más acciones lo que ya de por sí vale muy poco.

Hablar es medir con tino. Incluso cuando en plan chulo se quiere meter miedo desde el primer momento, se quiere marcar terreno como hacen los perros cuando ladran y mean sobre los árboles del parque, se quiere demostrar que uno es más chulo que un ocho. Más que nada por que quien recibe el mensaje también quiere mear sobre el árbol y a veces su meada es más potente y caudalosa.

Capazo tranquilo de domingo. Ya no me interesa la economía

Es domingo ya. Estoy ansioso por leer dentro de unas horas las páginas salmón de El País. Buscaré informaciones económicas que me den luz. No creo que las encuentre. Estoy convencido que ahora lo que toca es salvar los muebles, defender a los amigos, sacar los dineros que hay en los bancos y rezar. Somos muy dados a las dos cosas. Huir y rezar. Somos la mezcla de miedosos y culpables, nunca de osados ni de responsables. No asumimos los errores, no entendemos casi nada, no queremos saber nada más que no sea lo que nos afecta a nosotros mismos. No es egoísmo, es ignorancia mezclada con irresponsabilidad.

Me he convencido. Mañana no compraré El País; a cambio leeré las noticias rosas de alguna famosa que se divorcie y haré el sudoku de algún periódico fácil. Yo tampoco me quiero complicar el domingo.

Nunca un ataque de ira soluciona los problemas

Seamos sinceros. La ira es una excusa muy cómoda para hacer lo que nos plazca pero con pocos beneficios y resultados. La ira es una herramienta para reforzar nuestra razón, que muchas veces no es "la" razón. Y recurrimos a la ira para intentar tenerla. Tranquilos, no sucede nada anormal, lo hacemos todos.

Podemos ponernos histéricos, desatar nuestra furia e ira contra algo o alguien, pero no servirá para mucho o incluso para nada, pues quien nos tenga que aguantar nos calificará…, y quedará marcado en su interior nuestro proceder.

Es cierto que salvarse de la huela de una ira personal que has creado heridas, es muy sencillo. Basta con pedir perdón o disculpas con posterioridad. Pero el perdón que obtenemos es teórico pues no logramos hacer olvidar nuestro ataque de ira. La otra persona dirá que nos perdona, pero no podrá decir que nos olvida, pues esto es imposible aunque lo asegure con toda la certeza posible. Nuestras actitudes quedan en la memoria de los que nos rodean, producen huella.

Contra el ataque de ira, calma, contar hasta mil, respirar profundamente, salir a tomar el aire, cambiar de pensamiento negativo, huir a otra habitación, escuchar música, volver a respirar profundamente, tomar un café o una bebida, salir de ese pensamiento y volver otra vez a respirar. Y todo en 10 segundo como mucho. Ahora en serio, no caigamos en las iras sin grandes motivos, pues no las podremos controlar nunca. Contra la acción siempre hay una reacción de los que nos rodean, y hay que medir también estas para saber a donde nos llevan las iras.

Hay muchos otros métodos de defensa personal y más eficaces que los ataques desaforados de ira. Si no los puedes controlar, acude a un profesional a solicitar ayuda; están para eso. Pero recuerda que la ira no resuelve lo que te ha provocado la ira.

Anuncio de arroz "Sos" de 1932

Este antiguo anuncio de arroz SOS tiene más de 80 años y se nota, por sus explicaciones y textos, por el uso casi excesivo de la imagen “Valencia” como un elemento de marca importante y por su barroquismo en sus florituras y marcos.

Pero vamos a centrarnos un poco en su texto. El preferido por los paladares exquisitos. No contiene polvo ni substancias nocivas. Higiénicamente envasado en saquitos de 1 y 2 kilos. Directamente desde el molino al consumidor. Y avisa al final que además de gustoso es perfecto para paellas, milanesa o en arroz con leche.

Realmente el arroz no es gustoso nunca, pues es un producto que absorbe los sabores de lo que le acompaña. Eso si, los arroces españoles son únicos precisamente en eso, en absorber los sabores de todo lo que les rodea, muy diferente a lo que hacen los arroces largos que simplemente acompañan como un cereal más. Bonito anuncio de arroz “Sos” de Algemesí, Valencia.

Mala política exterior del Gobierno del PP

Lo de Gibraltar es otro detalle más de la mala política exterior de este gobierno del PP. Nos toman por el pito del sereno los argentinos, los iberoamericanos varios, los alemanes y ahora los ingleses con unas peleas entre pesqueros, Guardia Civil y policías ingleses que todos y en grupo amenazan con llamar a sus respectivos militares. Algo estamos haciendo muy mal en espera de que Marruecos nos enseñe los dientes, tras las últimas amenazas de Ansar Al Din, un grupo salafista yihadista de Al Qaeda contra Córdoba. Sevilla, Valencia y Granada.

Calma, serenidad, contundencia, política con mayúsculas, teléfono rojo para hablar, declaraciones de la de verdad, comunicación de quien debe hablar y no de tenientes de la GC, y otra vez calma con contundencia.

Si nos llevamos mal con los vecinos, si todos a la vez se van cabreando poco a poco por jilipolleces, es que algo estamos haciendo mal. Sobre todo si solo se cabrean con nosotros. Puede que incluso tengamos la razón, pero casi es lo de menos. Lo importante es templar gaitas, comportarnos como seres inteligentes que saben para qué sirve la política y no estar acojonados aunque el miedo nos atenace la garganta y el bolsillo. Los perros solo atacan a los que observan miedo en su mirada, al resto, a lo sumo, solo les ladran.

¿Qué es el rescate y la intervención Palabras fatales que suenan bonito

Hemos aprendido todos a emplear en política las palabras para llamar a cada asunto de una manera más suave, más cercano a nuestros intereses, más blando y asumible. Hoy me quiero referir solo a la palabra “rescate” que tanto estamos empleando para adjetivar la solución a la actual crisis económica.

¿Pero qué es el rescate? ¿a qué nos referimos cuando decimos que un país debe ser rescatado o que no es conveniente que sea rescatado?

La palabra “rescate” suena a positiva. Es una palabra que a todos nos produce alivio, positivismo, final del problema, ayuda de los “otros”, incluso deseo de que se produzca.

Es simplemente una palabra que no refleja la realidad. Decimos RESCATE cuando deberíamos decir EMBARGO.

Lo que llamamos rescate es en realidad una decisión de las empresas o instituciones a las que un país les debe dinero, mucho dinero, y que convencidos ya de que nunca van a poder cobrar todo, obligan a que se tomen medidas drásticas para obligar al país a pagar o en caso contrario intervenirlo.

¿Que qué es ser intervenirlo?: pues simplemente entrar dentro del país, como si fuera en una vivienda, en un hogar o empresa, ver qué tiene y qué sirva para sacar activos, es decir dinero, gobernarlo según los intereses de los que esperan poder cobrar para que no se escape el deudor, y gobernar a su antojo lo intervenido. Vamos un embargo pero en fino.

Si un país es intervenido deja de ser libre en sus decisiones económicas, que son casi todas. No solo es que se entre a diseñar el presupuesto anual del país, es que se modifican leyes, se cambian relaciones entre las partes de este país, se diseñan de nuevo todos los servicios públicos, sean policía, médicos, escuelas, defensa o energía. Todo NO para que el país funcione mejor, que puede que si se consiga, sino para que los adeudados puedan cobrar lo que se les debe. ¿Os suena a algo este tipo de medidas?

España no podrá (nunca) ser intervenida —si no cambian mucho y a peor las actuales crisis— por su tamaño. Somos muy grandes para ser embargados, como no se puede embargar a todo el Ejército de EEUU por poner un ejemplo tonto. Pero sí que se pueden tomar las mismas decisiones intervencionistas pero sin llamarlo intervención, para moverse entre dos aguas. 

Efectivamente, si no se hace caso al embargador, al final se cabreará y optará por la intervención con todas las palabras y decisiones. Eso o saber presionar, plantar cara, hacerse respetar, solicitar ayudas reales, evitar intereses especulativos, tomar decisiones propias que generen seguridad o miedo. Todo sirve para ser respetado, si se sabe hacer. Pero tengamos en cuenta que lo importante en todo proceso de rescate, de intervención, no es mejorar el país; es cambiarlo para que los adeudados puedan cobrar. Si en este proceso mejora el país para su futuro será una casualidad, pues lo que se busca es cobrar cuanto antes y luego dejar los despojos. Eso es un rescate y una intervención a nivel político, dicho con la cuenta de la vieja.

Tres preguntas clave para iniciar un negocio

El gran punto de conflicto personal a la hora de decidirse por emprender una nueva actividad, un negocio o una microempresa suele ser el capital inicial necesario para poder iniciar la actividad que como idea se pretende convertir en negocio. 

Cuando se realiza el Plan de Viabilidad o el Plan de Negocio, se tiene muy claro lo que es necesario para poderlo poner en práctica, mucho menos cómo conseguir clientes para rentabilizar el negocio, y grandes dudas sobre la cantidad real de capital propio que es necesario para poder emprender el inicio de la empresa.

Tras decidir el tipo de negocio que se intenta poner en práctica, en las Cámaras de Comercio nos pueden asesorar sobre los problemas que ellos ven en nuestro proyecto y sobre la cantidad mínima que se va a necesitar para poderla poner en funcionamiento. Desde tres a cinco mil euros si vas a crear una pequeña asesoría en una habitación de tu casa, unos siete o diez mil euros si quieren montar una empresa tecnológica de servicios sin tienda al exterior, pasando por unos veinte o treinta mil euros si quieren montar un taller, tienda o comercio pequeño hasta los millones de euros si deseas montar un gran laboratorio o una estructura productiva de varias líneas y con diversos operarios.

Pero que no se nos olvide nunca que lo importante no es el capital inicial, que todavía es posible conseguir aunque sea cada vez más complicado hacerlo a través de los bancos, sino las tres preguntas clave que nos tenemos que hacer en los primeros estados del análisis de la idea emprendedora. 

 ¿Qué vamos a vender en el mercado que ya existe y cómo lo vamos a producir? 
 ¿A quien y cómo se lo vamos a vender a nuestros clientes? 
 ¿Por qué nos van a elegir a nosotros como sus proveedores?

Hay que institucionalizar los viveros de empresas

Las universidades se han dado cuenta de la importancia de enseñar a sus alumnos cómo montar una empresa, cómo defender un proyecto empresarial, cómo emprender, e incorporan planes para fomentar el espíritu emprendedor entre los jóvenes universitarios con irregulares resultados según carreras universitarias. Pero aun con estos intentos que van en aumento, solo el 10% de los alumnos universitarios sí contemplan esta opción, mientras que el 90% restante no piensan en seriedad en la creación de una empresa como salida para su carrera profesional. Incluso la mayoría del tipo de empresas que crean los universitarios al acabar sus carreras, son para actividades relacionadas con los sectores tecnológicos y de comunicación.

Hay que potenciar estas enseñanzas entre los jóvenes mejor preparados, dotando de proyectos de incubadoras públicas de empresas que sirvan para asesoramiento y práctica de microempresas que les permitan conocer más proyectos y muy diversos, para que se abran más al emprendimiento. El primer paso, la creación de ideas factibles de ser emprendidas para convertirse en empresas si que están aumentando, lo que garantiza al menos un creciente deseo de buscar alternativas de empleo, que pasen por el autoempleo.

Algunos ayuntamiento están trabajando estas opciones, pero sería deseable que fuera el propio gobierno de cada autonomía, o incluso el Ministerio de Trabajo o las Cámaras de Comercio las que institucionalizaran estas prácticas de viveros de microempresas, de incubadoras de nuevas ideas, para facilitar los primeros pasos.

Es el ocaso de un sistema ¿quien liderará el nuevo?

Hay millones de personas en España que NUNCA han vivido por encima de sus posibilidades, que nunca se han endeudado en cantidades mayores a las que podían pagar, que siempre habían trabajado y pagado sus impuestos, que nunca han defraudado, que han confiado en sus políticos, que incluso han ayudado en el pasado a personas de su entorno, que han creído en los bancos, que han sido siempre responsables y con sentido común.

Pero ahora nos acusan de vivir por encima de nuestras posibilidades, a todos. Nos acusan de ir mucho al médico, de emplear la educación como un lujo, de endeudarnos sin tino, de ser irresponsables, de ser unos jetas que todo lo queríamos gratis.

Y los políticos —con perdón, pues me incluyo entre ellos y los creo conocer— permanecemos callados, sin ideas, sin saber qué decir o hacer, esperando que este barullo acabe. Realmente la mitad está esperando que acabe con la otra mitad. ¿Pero qué espera la sociedad de la política?, pues casi nada, ya, bueno, si acaso y en un porcentaje que crece peligrosamente, que desaparezcan los políticos.

Pero la responsabilidad de los políticos no es estar callados, esperando. Su responsabilidad es ser inteligentes, excelentes, útiles, capaces, con cintura para adaptarse a las circunstancias de cada momento. Esperamos de ellos —esperan de nosotros— que sean capaces de estar SIEMPRE reunidos en busca de soluciones. Menos hablar de asuntos menores, incluso de temas MUY menores, y TODOS ponerse a trabajar por los tres o cuatro problemas que son realmente muy urgentes e importantes. Como mayor de todos, crear puestos de trabajo. 

¿Pero de verdad nos permitimos entre nosotros mismos ponernos a trabajar por los realmente urgente y necesario? Igual la sociedad tiene razón cuando se desafecta de su clase política y hay que empezar a replantearse cambios MUY en profundidad.

Trabajadores autónomos como germen del emprendedor

Un trabajador autónomo, por cuenta propia, no es un emprendedor en el sentido estricto del término, pero lo puede ser en el futuro, es en un gran número el primer paso para intentar emprender y construir una nueva empresa. En el año 2011 se perdieron en España unos 32.000 trabajadores por cuenta propia, posibles emprendedores futuros. Desde el inicio de la crisis hemos pasado desde los 3.574.700 autónomos a los 3.014.900 de finales de 2011. Unos 560.000 autónomos menos por efecto de la crisis, según los estudios de la UPTA.

Esta tendencia se ha modificado impulsada por cambios normativos más que por la realidad laboral y económica, con un aumento de 46.000 nuevos autónomos, que no indican nada, pues insisto que es una nueva obligación legal para ciertos trabajos.

En estos años de crisis se han perdido un 15% de los puestos de trabajo por cuenta ajena, cifra muy similar al de los puestos de trabajo perdidos dentro de los autónomos, unos tres millones de cuenta ajena que representan una barbaridad. Como lo fue la transición entre 2008 y 2009 que en poco más de tres meses se llegaron a perder más de 300.000 autónomos. O cambiamos esta tendencia o todas las posibles medidas económicas que intentemos poner para resolver la crisis, no servirán de nada. Toda solución pasa por crear más empleo, más empresas, más emprendedores. España tiene que salir de esta crisis por el camino de crear empleo y emprendedores.

Se debe pagar por estudiar Formación Profesional o Bachiller en España?

Ya se habla en Madrid y Cataluña, laboratorios de todas las malas noticias sociales, de cobrar por estudiar el bachiller o la Formación Profesional de Grado Superior, pues no es educación que se considera obligatoria.

Es cierto que la Formación Profesional de Grado Superior es comparable a los estudios universitarios, pues se realizan después de acabar el bachiller y sin ser obligatoria es una formación que incide claramente en los ingresos futuros por el trabajo con mejor formación. Al menos en teoría.

Se intenta cobrar menos de 400 euros anuales de matrícula por curso, para cursar FP en Cataluña. No es un gran cantidad de dinero es el que podrá recaudar, pero si hay que elegir entre bajar la calidad de la educación o tener que cobrar una parte de su coste, hay que elegir, desgraciadamente, una vez que parece seguro que los gobiernos conservadores no están por entender que la educación es una inversión y no un gasto.

Falta por diseñar las becas o ayudas para que ningún alumno se quede sin estudiar, por una razón lógica para España. Cuanto más formación tengan los integrantes de la sociedad, más valor tiene el país que lo logra. Pero por otra parte hay que ir cambiando el concepto de “todo gratis” para valorarlo más y para compensar en alguna medida ingresos y gastos. Pero de forma progresiva según ingresos familiares y con becas y ayudas suficientes. Y además con créditos al estudio como en otros países a pagar en el futuro con parte del trabajo.

Construyamos y cuidemos nuestra marca personal, “personal branding”

Hay que edificar y cuidar nuestra marca personal, el “personal branding”, que ha ido ganado respeto y sentido para todos los trabajadores o profesionales que desea mejorar su carrera laboral, sus posibilidades de mejorar en sus carreras profesionales, sean estas las que sean. Se puede ampliar nuestra “personal branding” con cursos, pero también con libros, consultando en internet o simplemente y más importante, tomándoselo en serio y cuidando nuestra marca personal, para que sea entendida bien y sin errores, gestionando bien nuestros conocimientos y sabiendo trasmitir nuestra “personal branding” a quien debamos darla a conocer. 

¿Pero qué es la "marca personal"?

Pues es bastante más que tener unos buenos perfiles en internet, es la forma en la que nos conocen los demás simplemente observando nuestras acciones casi siempre a través de internet o de relaciones laborales anteriores, es también y sobre todo no cometer errores, tener el compromiso de cuidar personalmente nuestras huellas en redes, tener la excelencia personal como una meta sencilla de alcanzar si nos lo proponemos, tener empatía pero también asertividad en su justa medida, creer en nosotros y tener motivación laboral. 

Hay que conocerse bien, saber qué somos, preparar una estrategia de ampliación y edificación de nuestra propia marca personal o “personal branding” y por último darla a conocer en los lugares adecuados. No hay que cejar y debemos constantemente cuidar la imagen de marca personal, ampliar conocimientos, adaptarlo a los tiempos, ampliar nuestras posibilidades personales. 

¿Y quien debe cuidar su marca personal? 

Pues en estos tiempos todo el mundo. Curiosamente para cualquier solicitud de empleo es muy normal explorar las redes de los candidatos que pasan al final de la selección. Eso sí, puedes negarte a dar información de tus nick en redes, estás en tu derecho. Y el seleccionar está en el derecho de no estar seguro si te compara con otros candidatos.

Da igual si eras un empleado que desea ascender, un estudiante que intenta entrar en el mercado de trabajo o un desempleado que desea reengancharse cuanto antes a un nuevo trabajo. Todos vamos a necesitar la marca personal (“personal branding”) pues nuestros contrincantes en las entrevistas personales lo estarán empleando para valorar más su profesionalidad personal.

Podemos contratar una asesoría o un profesional que nos ayude a mejorar nuestra maca personal si fuera necesario, pero debemos tener mucho cuidado, pues en estos tiempos hay mucho asesor de postín detrás de una actividad, que al final, tendremos que ser nosotros los que debamos cuidar durante todo nuestra futura vida laboral. 

Como los cursos gratuitos por internet sobre estos temas son muy escasos y sólo iniciativos en el proceso, recomiendo la lectura de libros sobre el tema, ver de qué se trata, y a partir de esta información decidir si compensa acudir a un profesional que nos prepare en este proceso para crear una marca personal con éxito. 

Si no tenemos conocimientos suficientes es imprescindible aprender a crear y cuidar la marca personal, pero recomiendo empezar por conocer los procesos básicos con sistemas de poco coste e ir ampliando según lo necesitemos. 

Hay procesos muy parecidos que de forma pública se realizan desde los sindicatos, desde el INEM, desde las Cámaras de Comercios o las Organizaciones Empresariales.

Construyamos y cuidemos nuestra marca personal, “personal branding”

Hay que edificar la marca personal, el “personal branding”, que ha ido ganado respeto y sentido para todos los trabajadores o profesionales que desea mejorar su carrera laboral, sus posibilidades de mejorar en sus carreras profesionales, sean estas las que sean. Se puede conocer y ampliar con cursos, pero también con libros, consultando en internet o simplemente y más importante, tomándoselo en serio y cuidando nuestra marca personal, para que sea entendida bien y sin errores, gestionando bien nuestros conocimientos y sabiendo trasmitir nuestro “personal branding” a quien deba conocerlo.

Es algo más que tener unos buenos perfiles en internet, es también y sobre todo no cometer errores, tener el compromiso de cuidarlo personalmente, tener la excelencia personal como una meta sencilla de alcanzar si nos lo proponemos, tener empatía pero también asertividad en su justa medida, creer en nosotros y tener motivación laboral. Hay que conocerse bien, saber qué somos, preparar una estrategia de ampliación y edificación de nuestra propia marca personal o “personal branding” y por último darla a conocer en los lugares adecuados. No hay que cejar y constantemente cuidar la imagen de marca personal, ampliar conocimientos, adaptarlo a los tiempos, ampliar nuestras posibilidades personales.

Da igual si eras un empleado que desea ascender, un estudiante que intenta entrar en el mercado de trabajo o un desempleado que desea reengancharse cuanto antes a un nuevo trabajo. Todos vamos a necesitar la marca personal (“personal branding”) pues nuestros contrincantes en las entrevistas personales lo estarán empleando para valorar más su profesionalidad personal.

Podemos contratar una asesoría o un profesional que nos ayude a mejorar nuestra maca personal, pero debemos tener mucho cuidado, pues en estos tiempos hay mucho de postín detrás de una actividad, que al final, tendremos que ser nosotros los que debamos cuidar durante todo nuestra futura vida laboral. Como los cursos gratuitos por internet son muy escasos e iniciativos en el proceso, recomiendo la lectura de libros sobre el tema, ver de qué se trata, y a partir de esta información decidir si compensa acudir a un profesional que nos prepare en este proceso para crear una marca personal con éxito. Si no tenemos conocimientos suficientes es imprescindible aprender a crear y cuidar la marca personal, pero recomiendo empezar por conocer los procesos básicos con sistemas de poco coste e ir ampliando según lo necesitemos. Hay procesos muy parecidos que de forma pública se realizan desde los sindicatos, desde el INEM, desde las Cámaras de Comercios o las Organizaciones Empresariales.

Aprender a crear y cuidar la marca personal, el personal branding

El “personal branding”, la marca personal, ha ido ganado respeto y sentido para todos los trabajadores o profesionales que desea mejorar su carrera laboral, sus posibilidades laborales. Se puede ampliar con cursos, pero también con libros, consultando en internet o simplemente y más importante, tomándoselo en serio y cuidando nuestra marca personal para que sea entendida bien y sin errores, gestionando sin errores nuestros conocimientos y sabiendo trasmitirlo a quien deba conocerlo.

Es algo más que tener unos buenos perfiles en internet, es también y sobre todo no cometer errores, tener el compromiso de cuidarlo personalmente, tener la excelencia personal como una meta sencilla de alcanzar si nos lo proponemos, tener empatía pero también asertividad en su justa medida, creer en nosotros y tener motivación laboral.

Hay que conocerse bien, saber qué somos, preparar una estrategia de ampliación y edificación de nuestra propia marca personal o “personal branding” y por último darla a conocer en los lugares adecuados. No hay que cejar y constantemente cuidar la imagen de marca personal, ampliar conocimientos, adaptarlo a los tiempos, ampliar nuestras posibilidades personales.

Da igual si eras un empleado que desea ascender, un estudiante que intenta entrar en el mercado de trabajo o un desempleado que desea reengancharse cuanto antes a un nuevo trabajo. Todos vamos a necesitar la marca personal (“personal branding”) pues nuestros contrincantes en las entrevistas personales lo estarán empleando para valorar más su profesionalidad personal. 

Podemos contratar una asesoría o un profesional que nos ayude a mejorar nuestra maca personal, pero debemos tener mucho cuidado, pues en estos tiempos hay mucho de postín detrás de una actividad, que al final, tendremos que ser nosotros los que debamos cuidar durante todo nuestra futura vida laboral. Como los cursos gratuitos por internet son muy escasos e iniciativos en el proceso, recomiendo la lectura de libros sobre el tema, ver de qué se trata, y a partir de esta información decidir si compensa acudir a un profesional que nos prepare en este proceso para crear una marca personal con éxito. Si no tenemos conocimientos suficientes es imprescindible aprender a crear y cuidar la marca personal, pero recomiendo empezar por conocer los procesos básicos con sistemas de poco coste e ir ampliando según lo necesitemos. Hay procesos muy parecidos que de forma pública y gratuita se realizan desde los sindicatos, desde el INEM, desde las Cámaras de Comercios o las Organizaciones Empresariales.

Retrato ligero de una España desempleada y parada de 2012

Ayer reunidos con amigos salió el asunto duro de la situación de la economía y el trabajo en España, a unas horas tardanas en que se nos habían acabado los temas de diálogo. Es complicado sacar temas duros en reuniones de amigos, por las diferentes opiniones de cada uno.

Hay personas que creen que no es para tanto. Son los optimistas. Los hay que creen que estamos a puertas del desastre. Son los pesimistas. Y están los que les molesta que se hable de un asunto así, pues odian todo lo que suena a sociedad y política. Son los desafectados.

Los hay que siguen sin ver a su alrededor el hambre, la falta de trabajo que mata vidas, el escaso futuro actual de nuestra juventud, las dificultades para mantener el actual sistema de convivencia y bienestar. Tienen suerte. 

Lo curioso es que escuchan emisoras de radio en donde les machacan con mensajes pesimistas constantemente, y tal vez por eso creen que lo mejor es que explote todo, que no merece labor estar preocupados.

Uno de ellos tenía una hija con más de 18 años desempleada y estudios superiores de FP más varios cursos añadidos. Otro tenia a otra hija que encadena contratos de muy baja duración que le permiten ir viviendo pero sin seguridad. El otro estaba peor pues tenia una hija desempleada con más de dos años sin trabajo y un hijo estudiando un doctorado como mejor actividad en estos tiempos vacíos. 

Curiosamente dos de las tres esposas de los amigos trabajaban en negro a tiempo parcial. Es tanto lo que hay que reformar, al margen de cambios en las leyes laborales que nos hizo Mariano Rajoy para contentar a los banqueros europeos, que estamos todavía muy lejos de encontrar la solución. 

Deberíamos empezar (todos) por informar más y mejor a los ciudadanos, con un discurso consensuado y verdadero, para que cada uno supiera mejor donde estamos y hacia donde nos dirigimos.

La importancia de los blog en el internet actual

Todavía se están preguntando en los medios de comunicación quienes son estos bobos que se empeñan en escribir blog casi a diario por todo el morro, gratis y sin denuedo. Cierto, somos un poco bobos pero continuaremos siéndolo por unos años. 

Sin blog privados internet sería menos, estaría más vacío, sería más dominado por los que les gusta dominar todo lo que se mueve por el mundo, y por eso continuamos tras varios intentos de avisar que estábamos fallecidos.

De hecho todos los grandes medios de comunicación tienen entre sus tripas a blog amigos o blog añadidos que les den la fruta y el postre de sus completas informaciones. Ellos, los medios serios, siguen creyendo en el poder fresco de los blog.

Es cierto que hay millones de blog parados o vacíos, que en algún momento los alojadores tendrán que pulir o pulirse. Como lo es que muchos ellos tocan temas repetitivos, pero es que cada uno, solo debemos y podemos escribir de aquello de lo que entendemos algo, de lo que tenga audiencia y de lo que sea capaz de ofrecer entradas cada poco tiempo. Tres grandes handicap que a veces frenan por lógica la vida de los blog. Queda el reconocimiento de vez en cuando de los mejores por parte de los medios asentados, pues para los blog privados, un poco es mucho. Pero la competencia es muy dura.

Los buscadores son nuestro gran apoyo hasta que decidan no serlo, lo que demuestra nuestra gran fragilidad pues dependemos de sistemas de medición de la calidad, de SEO o como los llamemos, que cambian y nunca dominamos pues tampoco es lo nuestro. Nos importan mucho los lectores pues son nuestro pago, y asumimos nuestras debilidades, pero cobramos en gusto personal como miles y miles de personas que hacen algo buscando la recompensa egoísta de ser ligeramente reconocido. Mientras nos dejen, seguiremos escribiendo para disfrutar. Sí, por puro egoísmo.

Coches descapotables de la marca Austin y Ansaldo

Había unos tiempos viejos, en los que los coches se vendían en los garajes y eran de fabricantes que hoy suenan muy raros pues han desaparecido. Un ejemplo sería la marca italiana de coches Ansaldo que tanto fabricaba barcos como aviones o coches. Los Austin en cambio son más conocidos pues fueron los precursores del “Mini”. El dibujo del anuncio parece un Austin Tourer del año 1924. Anuncio de venta de coches tan antiguo que los teléfonos tenían tres cifras aunque ya se pensaba que un coche para fardar debía ser descapotable.

Anuncio para hogares alcohólicos y católicos

A veces se hace propaganda con humor para uso particular, como esta pequeña tarjeta de chascarrillo que avisan de que este hogar es alcohólico. Tarjeta que se ha convertido también en chapa para poner en bares, tascas o terrazas particulares.

No aceptan propaganda, así que no sé qué tal les irá esta, pero añaden que no sea de pizzerías ni de negocios que no vendan licores. Se clasifican como amigos de Santo Tomas, del Padre Kino (yo añadiría de Santa Catalina o San Clemente) y de Santa Clara.

¿Quién no recuerda de niño una vasito de kina San Clemente con una yema batida dentro, para salir antes de un resfriado o de unas pocas ganas de comer?

Hay que defender a España y es obligación de todos nosotros

Hoy en el ABC Teresa Sánchez avisa de lo mal que estamos sabiendo defender la “marca España” de cara al exterior. Es cierto que no es nada nuevo, que en el fondo se esconde una mala actuación en las últimas décadas, con cambios en las políticas exteriores, con saltos que se han movido sin un rumbo fijo mientras caíamos en los tópicos, en lo fácil, en la broma a veces, en la poca severidad y contundencia mientras se metía la pata una vez si y otra tal vez.

No hemos sabido elegir a los amigos y en cambio nos han ido creciendo los enemigos, pequeños o no, que se aúpan sobre montículos que hemos ido edificando nosotros.

¿Qué podemos hacer?, sin duda analizar con seriedad la política exterior, consensuarla entre instituciones y todas las fuerzas políticas, reunirse mucho más entre todos, ofrecer unidad y plantear cambios sobre “marca España” mucho más profesionales y serios.

Nunca se debería haber cometido el error de negar a la Reina acudir a Gran Bretaña. Punto, sin concesiones a opinión diferente. Con lo que está cayendo encima de todos, joder, mesura, simplemente no mover los muebles más, para no hacer ruido. Más contundencia real con el tema de YPF en su minuto, aunque sea a coste de pérdidas. El chulo de la clase siempre ha tenido capacidad de impresionar.

Mucha más escenificación de unidad y de diálogo, de explicación pedagógica, de equipo. Cueste lo que cueste tragarse los sapos y las babas. “EQUIPO”.

España es capaz, es muy válida, tiene grandes éxitos sociales, ayuda a sus amigos en donde se le pide ayudar, no está en el mismo paquete que Grecia o Portugal. Nunca debería haber peleado por ser más que Italia. Menos amigos de Iberoamérica y Oriente Próximo o Norte de África y mucho más amigos de Europa y EEUU. Aunque el corazón nos diga lo contrario, aunque nos tengamos que tragar los sapos crudos de nuestro corazón.

Menos toro, mucho menos “España es diferente”, y mucho más “somos un país muy serio”. Mucha menos economía negra, más contundencia contra los jetas, más calidad en nuestros servicios, mejor justicia contra los defraudadores sean empresarios, políticos o sacerdotes. Mucho mejores gestores políticos y una sociedad más implicada con su “cueva” y menos con el fútbol y la prensa rosa. Más cultura y educación, más I+D+i y menos juerga aunque sea en apariencia. Menos gritar y más sosiego, más aprender a escuchar y más respeto entre nosotros.

Con la que está cayendo y no hay atisbos de consensos, de reuniones serias de trabajo entre todos, de intentar salir por nosotros mismos de cada una de las situaciones creadas simplemente por que no se nos respeta. Efectivamente los especuladores juegan a realizar negocios contra los más débiles, luego hay que dejar de ser débiles. Empezando por cambiar ambos partidos todos los interlocutores que salen a pelear en los medios de comunicación, dividiendo las pocas posibilidades que tenemos de ofrecer seriedad y calma.

Aprende a impresionar a los demás, sin querer impresionarles

No intenten impresionar a las personas que te rodean por la vida, no sirve de nada intentarlo. La mejor manera de impresionar a las personas es ser tú mismo y creer en ti, en tus ideas, en tus capacidades. Y esperar los resultados.

Todos deseamos ser más respetados de lo que lo somos, y para ello a veces intentamos impresionar a los demás, para aparentar lo que realmente no somos. Creemos que de esa forma logramos engañar a los demás, pero solo lo hacemos con aquellos que no sirve para mucho, los realmente interesantes no se dejan engañar por la apariencias de los demás, sobre todo si son falsas y descuidadas.

Para las personas inteligentes lo mejor es NO intentar impresionarlas, estar convencida de tus capacidades y simplemente ser natural. Nada impresiona más a los demás que la confianza en uno mismo y la seguridad personal ante cualquier asunto. Demostrarás que dentro de ti hay algo más que fachada. No intenten impactar sobre los demás explicando grandes logros que sonarán a falsos, deja que simplemente salgan en el momento adecuado y sin que tú les des ningún importancia. La importancia se la tienen que dar los demás, los que te observan. Para que los demás te valoren, nada como valorarte tú misma pero sin resultar falsa ni querer aparentar nada que no seas. La naturalidad es la mayor de las seguridades. Si quieres impresionar, hazlo, realiza acciones que sean sorprendentes, pero no te disfraces de nada que no seas, simplemente trabaja en ser más importante a los ojos de los demás con tus acciones.

Nos acordaremos de este mayo del 2012 como el de más miedo de nuestra historia

Sin duda este mayo del 2012 lo daremos en las escuelas de nuestros nietos como el “crack” del 12 en España, el mes en el que los miedos nos movieron las canillas y las rodillas hasta hacernos salir en plegarias a solicitar que volviera Zapatero.

Que Felipe González, José María Aznar y Zapatero estén callados me preocupa. Debe estar el asunto tan mal que no se atreven ni a meter la pata. Y es que a Mariano Rajoy y son obreros ministros les están creciendo hasta los champiñones a plena luz del día.

¿Quién les ha explicado en dos tardes cómo hay que llevar la política exterior?, peor no se puede hacer. Bueno, no tentemos al diablo. Tras Argentina y su chulería vino Bolivia, ahora nos cabreamos con Gran Bretaña y en cualquier momento Marruecos nos tirará piedras a nuestro tejado para ver cómo reaccionamos. Jope con la política chula de quien se acercaba al ministro inglés a espetarle que Gibraltar era español. Todavía está llorando por aquel error tonto.

Lo de menos es que Moody’s nos rebaje los bancos que eran nuestra “Armada de diamantes” a bonos basura, pues ya lo sabíamos sin que nos lo tuviera que decir esa empresa rara. Lo jodido es que tras decir Paul Krugman que en pocas semanas tendríamos corralito, no se le ocurrió otra jodida idea al Ministro de turno, que decir que no, que qué tontería, que de qué van algunos. No se puede tentar a la suerte, que luego van y nos tocan los millones y no sabemos qué hacer con ellos.

Menos mal que al final el Rey le ha perdido perdón a la Reina y ya salen juntos otra vez en las fotos. Nada como hacerse mayor. Por cierto Andreu Buenafuente ha dimitido de su programa, lo han dimitido más bien. Nada como vivir de la Belén Esteban y de su marido. Es barato, no hace falta guionistas y no es necesario contratar a viejas glorias para que hagan de tontas, siempre salen chulos que lo hacen gratis y perfectamente bien, pegándose con quien sirva para salir en Telecinco.

Sobre el absentismo laboral de varios tipos

Todos somos conscientes del gran perjuicio que produce a la economía el absentismo laboral: a las empresas, a la Seguridad Social y a las propias personas. 

Y todos hablamos de implicarnos en reducir estas cifras que habían ido muy en aumento en los últimos años antes de la crisis. Pero hay muchos tipos de absentismo laboral y no todo ni el más costoso para cada una de las partes —y complicado para resolver—, es el de las bajas médicas.

Toda baja médica requiere un médico que aprueba esa necesidad, que es cierto, puede ser presionado o engañado, pero que en la inmensa mayoría de los casos, incluso sabiendo el doctor que no hay motivo real para esas bajas médicas, sabe que detrás sí que existe una causa muy posiblemente psicológica para otorgar ese descanso. No siempre valoramos las causas psicológicas a la hora de resolver problemas, y muchas veces al acudir al médico de familia a solicitar una baja lo que se hace es gritar y solicitar ayuda, un espacio de descanso, un periodo corto de tiempo libre para retomar el aire. Efectivamente, luego están los jetas profesionales que aprovechan esos días para pintarle el piso a un amigo. También hay ladrones entre las personas que visten con traje y no vamos por la calle deteniendo a todo el que viste con traje.

Pero muchas veces la peor abstención laboral no es la de la baja médica, que pagamos entre todos, pero de manera repartida. La peor baja laboral es la que se toma el propio trabajador sin abandonar el puesto de trabajo, convirtiéndose en una columna sin implicación laboral, en un auténtico autómata sin decisión personal, con una escasa participación y con muchos tiempos muertos en su jornada laboral. Todos nos estamos imaginando a trabajadores públicos, algo mal hecho, pues se da también en numerosas empresas privadas, con personas de cierta edad y bastante problemática para ser corregido o incluso despedido. No son personas jetas, son simplemente personas quemadas, que han perdido la ilusión laboral, que resulta muy complicado volver a motivar, que son un problema para la empresa por ellas mismas y por lo que representan para sus compañeros.

Europa se tambalea, España también, tú y yo también

La situación económica en España es tan crítica que sería lógico no hablar de ello. Escribir hoy sobre los orangutanes o de la tortilla de patata sería más inteligente para evitar malas digestiones. La prima de riesgo ha subido por encima de los 500 puntos, que si bien es un drama tal y como se explica, no lo sería si fuera un asunto muy puntual con tendencia a la baja. Lo malo es que el fracaso de la política está asustando a todos los inversores y no sabemos donde está el techo. Todos hemos gastado más de lo que ingresábamos y ahora toca pagar las deudas. Explicar esto a la sociedad y lograr que se entienda y se asuma, es complicado pero hay que hacerlo.

Los bancos españoles, que ya en plena crisis se vendieron a Europa como un gran activo perfectamente organizados y puros, están explotando por dentro e intentan no salpicar en exceso en su nueva obligación europea de limpiar sus balances y ser más serios en su presentación a sociedad. Nadie sabe cuanto nos va a costar este ejercicio contable, pero sabemos que será mucho y que además no tenemos dinero para pagarlo. Tendremos que pedir más y por eso nos suben la prima de riesgo, para beneficio de unos pocos. Mientras tanto el BCE no es capaz de cambiar de ritmo y el Banco de España no es capaz de cambiar de director.

Grecia navega sin rumbo, sin capitán y en plena rebelión de los marineros que asustan a Europa con tomar el mando de la nave y llevarla a otro puerto del indicado. Más miedo añadido en Europa. Si a estos temas puntuales añadimos la mala comunicación de Rajoy con sus españoles, la incertidumbre que producen sus titubeantes decisiones, la sensación que se tiene en excesivos foros de que sus gobernanzas van a ritmo de los telediarios y no del futuro y de una meta hacia la que nos tendremos que ir dirigiendo todos, nos guste o no nos guste, produce muchos temores a los que tienen los euros para prestar y que ven a España como mareada, como grogui, como sin líderes que sean capaces de marcar objetivos.

Y lo peor no es la situación, no, lo peor es que no podemos esperar soluciones a corto plazo pues ni tenemos posibilidad de cambio político ni se puede esperar milagros económicos ni aparentamos capacidad para resolver nuestros problemas. Acudimos a Europa a pedir ayuda que es tanto como reconocer ante “la profesora” que nosotros ya somos incapaces de hacer lo que se nos indica.

Reconozcámoslo, si España no es capaz de resolver sus problemas tenemos dos soluciones. O nos las resuelve Europa con todo lo que esto conlleva o iremos a peor. ¿Os habéis dado cuenta que nadie habla en estas semanas de los más de cinco millones de personas desempleadas en España?

Análisis económicos de dos ciudades antiguas. Mari y Ur

Historia de Ur y Mari - Miguel Puente Ajovin en Caótica Economía / @caoticaeconomia

 
Nos volvemos a meter en la máquina del tiempo para viajar al tercer milenio a.C. Allí visitaremos dos ciudades de la antigua Mesopotamia, Mari, considerada como una de las primeras capitales especializadas en el sector metalúrgico, situada en el norte mesopotámico, a unos 550 kilómetros desde la ciudad de Uruk (casi la misma distancia que hay entre Madrid y Barcelona) y Ur, una de las ciudades más ricas de la zona, situada al sur, a 100 kilometros de Uruk.
Mari resistió hasta el 1.749 a.C. cuando el sexto rey de Babilonia, Dammurabi, la destruyó definitivamente, dejándola como un simple asentamiento que sería utilizado desde entonces por persas o asirios. Ur, en cambio sobrevivió bastante más (hasta el 400 a.C.) pero su liderazgo como urbe no duró mucho más allá del tercer milenio, cuando la dinastía UR fue revocada por los elamitas.

Lo primero que debemos preguntarnos es: ¿Uruk, Mari, Ur, Babilonia? ¿Qué demonios está ocurriendo en la Mesopotamia y porqué todas las ciudades importantes surgen allí? ¿Es que acaso no había más imperios en el resto del mundo? Lo cierto es que sí.  Ahora comienza una época en la que el imperio Egipcio comenzará a florecer (llegarán las pirámides), pero el liderazgo mesopotámico tardaría bastante en decaer, sino en su conjunto, al menos si en sus ciudades.

Carta a un nuevo empresario que empieza en el autoempleo

Buenos días amigo lector. Me alegra que sigas con el tema del autoempleo, con el proyecto de montar una microempresa que resuelva los problemas de empleo que te acucian.

Pero crear una empresa es algo más que resolver un problema personal, no lo olvides. Como no olvides que las prisas en estos asuntos son malas consejeras.

Hay que hablar aunque ahora no te parezca lo más importante de la principal y casi única meta de toda empresa. GANAR DINERO. Sin beneficios una empresa muere, todo proyecto necesita de una viabilidad para poder crecer o simplemente mantenerse. 

Se trata de poner una idea o proyecto en marcha, sobre el que nos podamos defender muy bien, un servicio que podamos vender y cobrar por ello. Pero todo servicio que intentemos debe sustentarse sobre su viabilidad económica, excepto que sea una ONG. No tengas corte en explicar que creas una empresa para ganar dinero. Es lo que hacen todas las empresas del mundo. Es lo único que las hace funcionar.

Un par de meses antes de que te decidas definitivamente a montar tu propia microempresa te pediré que me/te enseñes un PLAN DE VIABILIDAD. Se lo tendrás que mostrar al director de un banco si le vas a pedir un crédito para la empresa, o a cualquier organismos oficial al que le vayas a pedir ayuda, apoyo o subvención cuando existían estas cosas. Incluso cuando quieras contratar a un proveedor si este es importante o cuando te venga un cliente si este es oficial y de cantidad.

En un PLAN DE VIABILIDAD tendrás que explicar tus gastos y tus ingresos, tu estructura y servicios, tu actividad y tu experiencia, y al final…, tu forma de conseguir clientes. Y tu meta, tus tiempos, tu trazabilidad. 

Es decir, tendrás que demostrar que tu nuevo proyecto es viable y dará beneficios. Este PLAN DE VIABILIDAD debe ser analizado por alguien ajeno a tu proyecto para encontrar puntos flojos, aspectos no analizados, puntos de vista positivos y negativos.

Debe resultar creíble para un asesor externo, alguien que conozca bien tanto aspectos financieros como de tu actividad propuesta.

Te estás jugando tu futuro.

Me hablabas de dos posibilidades de autoempleo. Una empresa de servicios profesionales dirigido a otras empresas (con variados caminos, algunos complementarios pero otros divergentes entre sí y que puliremos). Y me hablabas de la posibilidad de montar un gabinete de atención infantil con la profesionalidad añadida de tu familia. Hay muchas posibilidades pero olvídate de aquellas de las que no tengan experiencia o formación.

Estas dos alternativas son totalmente diferentes, pero que creo deberían ser analizadas a la vez, pues te veo con capacidad para emprender el camino del análisis de ambas, hasta que una de ellas sea la que efectivamente y tras tus estudios de campo, observes que te resulta más rentable, sencilla de realizar y con posibilidad de defenderte mejor.

Efectivamente solo una de ellas podrás intentar poner en marcha con todas tus fuerzas, pero hoy YO no sé cual sería más rentable y posible, dada tu experiencia y circunstancias personales. 

Intenta convencerme de tus dos ideas, ha que analizarlas desde precisamente tu convencimiento. Y seguro que encontrarás a alguien que será muy sincero para ayudarte en la última decisión. 

Carta a un nuevo empresario que empieza en el autoempleo

Hola Pedro. Me alegra que sigas con el tema del autoempleo, con el proyecto de montar una microempresa que resuelva los problemas de empleo que te acucian.

Pero crear una empresa es algo más que resolver un problema personal, no lo olvides. Como no olvides que las prisas en estos asuntos son malas consejeras.

En la última respuesta mía te hablaba de la principal y casi única meta de toda empresa. GANAR DINERO. Sin beneficios una empresa muere, todo proyecto necesita de una viabilidad para poder crecer o simplemente mantenerse.

Se trata de poner en marcha algo válido, sobre los que nos podamos defender muy bien, un servicio que podamos vender y cobrar por ello. Pero todo servicio que intentemos debe sustentarse sobre su viabilidad económica, excepto que sea una ONG. No tengas corte en explicar que creas una empresa para ganar dinero. Es lo que hacen todas las empresas del mundo. Es lo único que las hace funcionar.

Un par de meses antes de que te decidas definitivamente a montar tu propia microempresa te pediré que me enseñes un PLAN DE VIABILIDAD. Se lo tendrás que mostrar al director de un banco si le vas a pedir un crédito para la empresa, o a cualquier organismos oficial al que le vayas a pedir ayuda o subvención cuando existían estas cosas.

En un PLAN DE VIABILIDAD tendrás que explicar tus gastos y tus ingresos, tu estructura y servicios, tu actividad y tu experiencia, y al final…, tu forma de conseguir clientes.

Es decir, tendrás que demostrar que tu nuevo proyecto es viable y dará beneficios. Este PLAN DE VIABILIDAD debe ser analizado por alguien ajeno a tu proyecto para encontrar puntos flojos, aspectos no analizados, puntos de vista positivos y negativos.

Debe resultar creíble para un asesor externo, alguien que conozca bien tanto aspectos financieros como de tu actividad propuesta.

Te estás jugando tu futuro.

Me hablabas de dos posibilidades de autoempleo. Una empresa de servicios profesionales dirigido a otras empresas (con variados caminos, algunos complementarios pero otros divergentes entre sí y que puliremos). Y me hablabas de la posibilidad de montar un gabinete de atención infantil con la profesionalidad de tu familia.

Dos alternativas totalmente diferentes, pero que creo deberían ser analizadas a la vez, pues te veo con capacidad para emprender el camino del análisis de ambas, hasta que una de ellas sea la que efectivamente y tras tus estudios de campo, observes que te resulta más rentable, sencilla de realizar y con posibilidad de defenderte mejor.

Efectivamente solo una de ellas podrás intentar con todas tus fuerzas poner en marcha, pero hoy YO no sé cual sería más rentable y posible, dada tu experiencia y circunstancias personales. Intenta convencerme de tus dos ideas, que yo las analizaré desde precisamente tu convencimiento. Y te seré muy sincero. 

Tres cambios básicos en las empresas para mejorar ante la crisis acenómica

El consejero de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón, Francisco Bono, ha mencionado tres tipos de modificaciones microeconómicas para que las empresas puedan salir de esta crisis en mejores condiciones. Simplemente vamos a darles un poco de forma y de más contenido, para ver qué son los tres cambios básicos para mejorar las empresas, que deberíamos haber realizado hace dos décadas y no ahora. Pero nunca es tarde. Veámoslas y entendamos que son básicas para la mejora de la competitividad y para podernos enfrentar al futuro más cercano. 

 1/ Mejorar la competitividad de las empresas con más formación para todos sus integrantes, ayudas a la innovación y creación de empleo de más calidad, con convenios de empresa para mejorar la capacidad de gestión 

2/ Fomentar el emprendimiento, el autoempleo, la creación de nuevas empresas, entrar en nuevas actividades empresariales más productivas, con más valor añadido, con más trabajo. Es necesario crecer en empresarios para salir del desempleo. 

3/ Buscar mecanismos de financiación alternativos a los tradicionales —como avales—, buscando la internacionalización de las actividades económicas empresariales con la exportación y explorando mercados comerciales en otros países.

Medidas cortas para una semana en España a punto de caer al abismo

Esta semana (no) terminada, hemos estado financieramente a un paso del abismo en España, por mor de olvidos, amiguetes, acciones tapadas y escondidas, bancos malos y bancos peores. La solución no ha llegado pero hemos de reconocer que España sobre todo, tiene una gran sociedad para estos casos —para otros no, lo siento— y su tranquilidad y sosiego es un activo. Mi gran duda es si la calma es producto de la reflexión o del desconocimiento.

Las medidas de ayer del Consejo de Ministros van por el buen camino según mis particulares visiones, pero se quedan muy cortas. Sí tuvo los arrestos desmedidos el PP, cuando hizo la reforma laboral que no va a servir para nada, pero en cambio le ha entrado el miedo a y por los amigos, cuando ha tenido que hacer una reforma financiera que se ha quedado corta. Y lo malo es este tipo de medidas escasas, es que los mercados son unos cabezones y exigen rectificaciones y contra medidas a poco que cambien el aire o aumente el miedo. Los inversores —extranjeros sobre todo— se empeñan en asegurarse el cobro, por encima de todas las demás variables posibles.

La gran duda es de donde vamos a sacar tanta pasta gansa como necesitamos para poner orden en este barullo crediticio malo. Pensar que bajando los impuestos a la venta de viviendas ayudará a su cambio por dinero del de verdad es una acción de buena gente pero de desconocimiento de la situación. La sociedad española no tiene dinero, tendrá que seguir viviendo a crédito muchos años y ahora no están los bancos por entregar billetes, pues necesitan ellos todos y algunos más.

Y los precios siguen en posiciones absurdas, sobre todo en la viviendas que no se quieren vender. No es de recibo seguir con apartamentos de costa en más de 200.000 euros, propiedad en muchos casos de inversores, bancos o especuladores, que engañan un mercado que debe rectificar con urgencia sus precios si desea reactivarse. Quedaría la opción de vender paquetes inmobiliarios a grupos extranjeros, que se está intentando pero a costa de unos precios que para sí desearían los posibles clientes españoles. Si sales al mercado exterior con los activos inmobiliarios, ellos te marcan el precio y saben muy bien cuanto vale en realidad cada ladrillo español.