28.2.18

Puigdemont quiere dos Generalitat paralelas. Ni una ni otra

Desde hace bastantes meses vengo advirtiendo sin ningún éxito que el problema catalán además de grave no se puede resolver simplemente encarcelado o prohibiendo. No es tan simple. Ojalá. Y esta postura la intento explicar desde mi negativa a que Cataluña se independice de España, excepto que así lo manifiesten legal y democráticamente un número más que suficiente de catalanes, y además advirtiendo de que estamos inmersos todos los españoles en un proceso en el que se han saltado las normas democráticas los dos lados del conflicto.

España sale perdiendo totalmente en este conflicto. Y dentro de España, esa Cataluña que está debatiéndose entre no entender nada, entrar en más indignación, o aumentar la repugnancia creciente hacia lo español y la repugnancia creciente a la imposición de la independencia.

Ahora se sale Puigdemont con dos presuntas Generalitat paralelas, algo que llevan meses dando vueltas todos los “procesistas” para poder edificar dos mundos paralelos, uno en Barcelona y otro en Bruselas. Dos por el precio de uno. Ni el uno ni el otro. "Ganicas" de revolver.

Volverá a salir perdiendo España y con ella Cataluña, pues estos juegos de manos no se entienden en Europa ni en los mercados económicos. Y lo curioso es que desde Madrid no se sabe resolver el conflicto. Que sí tiene solución, que sí es cada día que pasa más complicado, que sí estamos ya en esa fase de casi imposibilidad para poder encontrar una salida honrosa para ambas partes. Hay que negociar a pérdidas. Ambas partes. Tanto Madrid y Rajoy como Barcelona y Puigdemont tienen que hablar y perder. Ambos. Algo que parece imposible y que mientras no se haga no se podrá resolver el problema.

Si lo que deseamos es que NO se resuelva el problema, para que no crezca más, nos estamos equivocando. No se puede estar así mucho tiempo. Es un juego muy peligroso que hay que resolver. Aunque sí tengo la sensación de que desde el PP se desea que otros sean los que al final lo resuelvan. Unos lo crean y lo alimentan, pero se hacen a un lado para poder criticar las soluciones que ellos no quieren tomar.

Editorial de Mundo Obrero del año 1975

Poco más de tres semanas después de la muerte del dictador Franco, el 17 de diciembre de 1975, la revista Mundo Obrero del Partido Comunista de España publicada este Editorial. Lo tituló “Un pueblo en marcha hacia la libertad”. La dictadura y el franquismo estaban intactos. Sus tribunales de orden público, su ejército y su polícia. 

Se publicaba y se intentaba vender por la calle. ¿Quien dijo que en la Transición no se intentó lograr el máximo de libertad?

Jueces para la Democracia apoya a los pensionistas

La Asociación de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) ha mostrado su apoyo a las reivindicaciones de los pensionistas españoles haciendo una llamada de atención a los poderes del Estado para garantizar unas pensiones dignas tal como queda recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El colectivo de JJpD defiende una reforma de la Constitución que “dote al derecho a la Seguridad Social y a unas pensiones adecuadas que aseguren la suficiencia económica de los pensionistas de la condición que les corresponde en un Estado Social”, es decir, “un derecho fundamental sujeto a la máxima garantía”, pues es un Derecho Humano, reconocido en el art.24 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), el art.9 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), el Convenio nº 102 de la Organización Internacional del Trabajo, el Código Europeo de Seguridad Social de 16 de abril de 1964, el art.12 de la Carta Social Europea de Turín de 18 de octubre de 1961, o el art. 24 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (CDFUE).

JJpD resalta que la Constitución de 1978, configura la Seguridad Social como un mero principio rector de la política social y económica (art.41 y 51 CE) y, en varias sentencias, el Tribunal Constitucional “lo ha degradado a mero derecho de configuración legal de modulación discrecional por el legislador según las circunstancias económicas”, recordando que “solo las razones de corte ideológico impiden acometer el consenso necesario para tal reforma. Sobre todo, cuando en septiembre de 2011 se reformó el art.135 de la Constitución para atribuir prioridad absoluta a los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública, incluso por delante de las necesidades del Sistema de Pensiones”.

JJpD se solidariza con los pensionistas y recuerda el colectivo de jueces progresistas las leyes reguladoras del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social que “han terminado con el tradicional sistema de revalorización de las pensiones vinculado al IPC, el Índice de Precios al Consumo, tal y como se contemplaba en el texto original del art.48 de la Ley General de Seguridad Social (RDL 1/1994, de 20 de junio)”.

Con una inflación cercana al 2% en la zona euro, “la previsión de pérdida de poder adquisitivo de las pensiones a medio plazo es alarmante”, advierten desde JJpD, recordando algunos de los Tratados y Convenios de Derechos Humanos ratificados por España y que obligan a que las pensiones por vejez, por accidente de trabajo o enfermedades profesionales, por invalidez y por fallecimiento del sostén de familia “sean revisadas como consecuencia de variaciones sensibles del nivel general de ganancias que resulten de variaciones, también sensibles, del costo de la vida”. (art.65.10 Convenio 102 OIT y Código Europeo de Seguridad Social y art.12.2 Carta Social Europea).

Por otro lado, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha considerado que, si bien el CEDH no garantiza el derecho a las pensiones, desde el momento en que un Estado establece por su legislación el pago automático de una pensión se ha de considerar que la misma está garantizada por el Derecho de propiedad. Por esa razón, el TEDH ha considerado reiteradamente que la revisión sustancial a la baja de las pensiones constituye una vulneración del art.1 del Protocolo nº 1 del CEDH (STEDH 7 marzo 2017. Caso Baczúr c. Hungría).

“Desde Juezas y Jueces para la Democracia queremos transmitir nuestro apoyo y solidaridad con los pensionistas, gracias a cuya generosidad los peores años de la crisis económica no han degenerado en un estallido social. Millones de pensionistas con sus exiguas pensiones han contribuido a paliar la penuria económica por la que han tenido que atravesar y atraviesan muchas familias españolas, evitando la exclusión social a que fueron empujados por la crisis financiera”.

Pensionistas. Poder Marrón o Gris. Poder de ayudar

Casi diez millones de pensionistas en España es un cifra muy a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones contra ellos, a la hora de legislar y de sacar cuentas económicas. Somos un número lo suficiente amplio y poderoso, complejo y diferente, con mucha capacidad de decisión y también de hacer peligrar el sistema de bienestar social de España, como para que se legisle contra todos nosotros sin tenernos en cuenta.

Y lo digo asumiendo lo complejo que es tener que soportar un Estado casi diez millones de mensualidades constantes. Por eso hay que encajar muy bien todas las piezas, las de los ingresos, las de los gastos y las de la realidad social.

España no puede vivir con otros diez millones de pobres más, los pensionistas de mayor edad, de los que más de la mitad ya son pobres de solemnidad por sus bajos ingresos. No se puede entender que España no sea capaz de dar más ocupación de voluntarios sociales con algunas ventajas a este colectivo tan numeroso. ¿Cuantos pensionistas están en política? Claro…, ya somos viejos para eso. ¿De verdad somos viejos o es que no interesa que trabajemos gratis y libres?

Desperdiciar el enorme poder de diez millones de españoles es una idiotez más. Poder de decisión, de mover sociedades, de colaborar, de ayudar o enseñar, de consumir y mover economías, de ayudar a sus familias, de estar activos dentro de cada posibilidad. Pero para ello hay que edificar un sistema capaz de ponernos en valor y no de engañarnos o de utilizarnos.

Se habla del poder marrón o del poder gris. Y dan la sensación de que se han dado cuenta ahora. ¿Quién ha estado ayudando y soportando a sus hijos y nietos en estos tiempos tan duros de crisis? ¿Qué hubiera sido de la España en crisis sin ese poder de compensación social que hemos ejercicio los abuelos y pensionistas?

Cuánto pierde un pensionista con un 0,25% de aumento

Vamos a ver cuánto pierde un pensionista con la decisión del Gobierno de subirle la pensión un 0,25% en vez del 1,5% de IPC, si esta decisión se mantiene a lo largo de los años. Vamos a imaginarnos un pensionista recién jubilado con 65 años, que tiene una pensión de 1.000 euros al mes, es decir, 14.000 euros al año, y que vive 20 años. Y nos basamos de una subida mantenida del IPC en todos estos años del 1,5% anual, mientras que las subidas de su pensión se mantienen en ese ridículo 0,25%.

El primer año cobra 1.000 euros, y le suben a 1002,5 euros. Pasa de los 14.000 anuales a los 14.035 euros. Si le hubieran subido el IPC hubiera cobrado 14.210 euros. Le han sisado 175 euros el primer año que no son todavía nada, excepto si tenemos en cuenta que a partir de esta fecha todas las subidas posteriores se hacen sobre lo que cobras, no sobre lo que deberías haber cobrado. Y esa diferencia se va multiplicando.

El segundo año volvemos al 1,5% de IPC y a una subida de la pensión del 0,25%, y además sobre una cantidad menos de la que debería, pues se hace sobre los 14.035 y no sobre los 14.210 euros. Y así durante 20 años.

En el año 2038 habrías cobrado 45.505 euros menos de pensión. ¿Te parece poca cosa?
Pero no es que debas cobrar ese dinero para tener mejor pensión. NO. Es simplemente para subir el IPC de todos estos años. Si cobraras con arreglo a ese 1,5% anual de revalorización simplemente podrías comprar en el año 2038 las mismas cosas que hoy. No cobrarías más en barras de pan, bombonas de butano o kilovatios de consumo. Pero en cambio si te quitan esos 45.000 euros, no te queda ninguna duda, en el año 2038 podrás comprar mucho menos pan, menos bombonas de butano o podrás pagar menos consumo de agua, pues el IPC hará que todo sea mucho más caro. 


27.2.18

Reflexión sobre España y Europa, febrero 2018

Los tiempos raros que estamos viviendo en el mundo occidental nos afectan más a España por nuestra propia debilidad social. Nuestra estructura laboral y económica, industrial mejor dicho, es muy débil, obsoleta, mal distribuida y sobre todo muy mal repartida entre clases sociales y entre territorios. Unido a las malas decisiones que hemos tomado con respecto a la crisis, donde Europa nos ha llevado contra la pared y hemos tenido que claudicar, hacen que ahora, en 2018, estemos en peores condiciones de respeto que hace una década.
Europa es imprescindible. En un mundo ya globalizado en sus ejes más importantes, no podemos vivir sin Europa. En la misma medida que Europa no puede vivir sin España. Sobre todo porque España fuera de europa no desaparece, está y por ello formaría parte de “otro” lugar social, económico, comercial y político.

La globalización —ésta como todas las anteriores en la historia de la humanidad— ha llegado para quedarse. Al menos sus efectos presentes. Luego ya iremos viendo hacia donde queremos que se mueva la economía y las soluciones. Pero los efectos dejan heridas inevitables y una sociedad nueva.

En España hemos perdido la calidad intelectual de los líderes que gestionan el país. No hay de momento, grupos de personas que sepan tomar el timón. Tampoco en Europa. Lo que hace que la actual crisis esté durando mucho más de lo previsto. El empobrecimiento social es un reflejo del empobrecimiento de los gestores, asqueados por unas críticas feroces al trabajo político y social. No es posible que surjan brotes verdes de limpios gestores, mientras sean criticadas (arrasadas) todas las posibilidades naturales a su nacimiento. El gestor público no nace ni por inseminación artificial ni por generación espontánea. Hay que crear un caldo de cultivo válido, un respeto a su figura anterior a su nacimiento…, o al final surgirán los salvadores de patria.

Si observamos los últimos meses en España, los líderes políticos y sociales están escondidos, fuera de su trabajo de dar y repartir reflexión o/y marcando caminos nuevos. O viejos. Simplemente desde hace unos años en España, parecemos estar huérfanos de conductores. Funcionamos por la inercia del enorme camión que no sabemos ni siquiera parar. ¿Cuándo pagaremos entre todos la factura?

No sé hacer bien un blog. Le pido lo que no sé hacer

Uno, cuando escribe en blog sin medida, se pregunta muchas veces cuántas entradas al día son las lógicas, las más eficaces para los lectores y la visibilidad del blog. Y yo personalmente nunca encuentro respuesta acertada. 

Los periódicos digitales ponen todos los días muchas entradas distintas para entretener a sus lectores. Noticias serias o bloques más o menos lúdicos. 

Pero en un blog una entrada cae sobre la anterior y la baja o incluso y según diseños esconde la anterior o la hace desaparecer. Por eso elegir bien el diseño de un blog, incluso la plataforma, es fundamental.

En los últimos tiempos me gustan las entradas que ocupen toda la pantalla, tal vez pensando más en tablet y teléfonos que en pantallas de ordenador

Eso hace que con pocas entradas se escondan el resto. Incluso sucede que como a redes se publicitan las entradas de una en una, y no la página principal del blog, no se tenga acceso al resto de entradas aunque sean del mismo día.

Dudas, dudas, dudas. ¡Ojalá todas las dudas fueran así de fáciles!

Diseñar el blog como si fuera un periódico no es sencillo y sobre todo no está al alcance de los negados como yo. No hay plantillas para Blogger que hagan ese efecto. O al menos no las conozco.

Seguiré dudando.

26.2.18

Ni las pensiones ni los sueldos son el problema. Que no nos mientan

Cuando escuchamos a una ministra decir que ella está para garantizar las pensiones de hoy y las de mañana, se equivoca pues decir que es mentira puede ser censurado con mi miedo. Nos estamos tragando los discursos mentirosos que dan la vuelta a lo que no saben resolver. Subir un 0,25% a los pensionistas es una vergüenza y lo saben bien. O lo que es igual, es una bajado de las pensiones, una pérdida de valor que nos durará todo el resto de nuestras vidas.

Un simple 1% de más o de menos en una pensión de 1.000 euros supone una diferencia de 10 euros al mes. Son 140 euros al año. Por 20 años de vida son 2.800 euros en teoría. Pues en las subidas posteriores a este año en el que nos ¿restan? 140 años, el porcentaje de subida se hará también sobre esos 140 euros de menos.

Las pensiones de mañana no se garantiza con lo que se paga hoy. Si acaso con lo que se recauda hoy. Y ni eso. Pero si además de recaudar poco y mal, con sueldos del trabajo que bajan por la devaluación de los salarios, hay un desempleo excesivo y un sistema de fraude fiscal que nadie quiere resolver, los problemas no son de los pensionistas, sino de los incapaces y los jetas.

En Europa, donde hay mucho menos desempleo, se cobran sueldos mucho más altos que en España. ¿Nuestra mala competitividad es por culpa de los sueldos? ¿A quien queremos engañar?

25.2.18

No es lo mismo empleo público que funcionarios

Una dificultad añadida en España para modernizar sus sistemas públicos de control para buscar una mayor excelencia y mejores resultados es precisamente su realidad laboral en el trabajo público, en el sistema de funcionariado que traemos desde antes de la democracia. No debemos confundirnos o dejarnos confundir sobre este aspecto, cuando se habla de funcionarios, su número, sus poderes o potestades, sus sueldos y su forma de acceder a sus puestos de trabajo, cuando se comparan con las realidades de Europa. Según quien ofrezca los datos, sin mentir nadie, los dará desde una perspectiva o desde otra.

En España NO hay más funcionarios que en muchos países de Europa, pero sí cobran mucho más que la media de los trabajadores privados. Hablo de funcionarios, no de personas que trabajan en empleos públicos. 

No se trata de bajarles los sueldos, sino de subírsele a los que trabajan en el sector privado. De subirlo a los que trabajan en el trabajo público sin ser funcionarios. Y dentro del público no se trata de controlar más a los que están en las escalas bajas o intermedias, sino de controlar algo a los que están en las escalas altas.

Dicho esto, es un lastre el sector público del funcionariado para modernizar todo el sistema español de trabajo público, pues mientras hay funcionarios que trabajan al 150% de sus exigencias, hay muchos otros que lo hacen al 25% de sus obligaciones. Y el corporativismo logra tapar estos asuntos. Eso y la escala de poder reinante, que crea incluso aspectos de subordinados que no se entenderán en las empresas privadas.

El empleado público en España no está contento. Tienen un trabajo asegurado, cobra una media de un 30% más que el empleado privado, tiene beneficios sociales que este no dispone, un sistema de ascenso tasado y conocido, no se le puede despedir, pero no está contento. Es un modelo excesivamente rígido y en su defensa están todos ellos muy unidos. No se puede tocar.

Pero todos admiten que no funciona, que cuando lo hace es lento y obsoleto, que no permite la adaptación a los nuevos tiempos e incluso a las nuevas tecnologías. Imaginemos un caso que conozco bien. Una administración compra los mismos ordenadores para todos los funcionarios de sus departamentos. Algo que parece lógico. Pero entre sus numerosos departamentos hay muy diversos servicios. Y resulta imposible comprar ordenadores diferentes para diseño o publicidad que para ofimática. Todo tiene que ser igual, en pantalla, en tarjeta gráfica, en modelo, en disco duro. Absurdo.

Es cierto que hablar de funcionarios es muy ambiguo pues son los de Justicia, los maestros y médicos, los de los Ayuntamientos o los de Empleo, por poner ejemplos. Es empleo público el guardia de circulación, el capitán del ejército o el juez. Y en todos ellos sus sistemas de RRHH son obsoletos, casi nada horizontales, faltos de motivación, sin movilidad correcta, sobresaturados en algunos lugares y muy faltos de efectivos en otros.

El político que gestiona a unos empleados públicos no tiene ningún peso sobre ellos. Y siendo “casi lo lógico” se resuelve de muy mala manera, llevando a tu vera a los “tuyos”. Eso hace que los asesores y ayudantes de los políticos sean siempre funcionarios y además afines, que los propios políticos sean casi siempre funcionarios, y que la visión de la sociedad sea desde el punto de vista del funcionariado. ¿Es errónea esa mirada? No, pero es pobre. No es la “del todo”, sino la de una parte.

¿Cómo funciona el empleo público en otros países? Pues la tendencia en todos ellos, mucho más en el Norte de Europa es a la contratación de empleo público NO como funcionarios. Los números de funcionarios entre el empleo público es muy inferior al de España.

Necesitamos innovar en la función pública, que se adapten las realidades tecnológicos y organizativas con la misma rapidez que en el mundo laboral privado, que se premie la excelencia y se posibilite el ascenso por cualidades y no por titulitis, cuando hoy ya está admitido que hay muchos menos títulos que cualidades necesarias en los puestos de trabajo. Aprender de memoria unos temarios no garantiza de por vida que sirva esa persona para tener movilidad tecnológica, renovación laboral, aprendizaje constante.

Nos podemos encontrar a trabajadores públicos con contratos basura en muchos lugares, junto a otros funcionarios públicos sin ganas de trabajar. Las diferencias de derechos y de sueldos son tan brutales o más que entre el funcionario y el empleado privado. No todos los que nos atienden desde un puesto público son funcionarios, y sus problemas sin resolver son vergonzosos. Y los propios funcionarios los esconden, los callan o miran hacia otro lado.

Un texto en masculino para un problema neutro

No hay duda de que la actual sociedad española no está contenta con su actual sociedad española. Unos contra los otros o contra sí mismo. Todos decimos que así…, a ninguna parte, pero nadie sabemos qué hacer. O lo que parece igual, todos queremos que alguna mente privilegiada nos resuelva el entuerto.

Nuestro descreimiento está repartido por igual entre todas las capas sociales, entre las diferentes ideologías, territorios o culturas. Con lo cual es sencillo diagnosticar, que efectivamente estamos hasta los bebos. Que incluso no nos importaría males mayores, si así se pudieran explorar futuros nuevos. Y esto que digo es una barbaridad detectable.

Los neoliberales han hecho su agosto haciéndose amigos de ellos mismos. Supieron transformarse y se añadieron el pronombre de “neo” para aparentar novedad y modernismo. Y sin duda lo consiguieron con gran éxito.

La izquierda temió que si se añadía el “neo” perdía sus esencias. Y efectivamente, las ha perdido del todo sin añadir nada de nada. Se ha quedado sin olor. Y lo que es peor, sin destino ni en lo local ni en lo universal.

Reconstruir todo este desierto no es cuestión de unos pocos años. Incluso es mejor que sea así, pues se necesita un cambio de tal transcendencia, que si se hiciera por la “transición” nos volveríamos a quedar en el mismo sitio, pero con la cara cambiada.

La izquierda debe irse a casa, y dejar que nazca otra nueva izquierda. La de Podemos con Iglesias tampoco ha funcionado. Y si hay dudas preguntárselo a ellos mismos y su decaimiento o su falta de asistencia vital. Se murió antes de nacer del todo, por errores tácticos brutales y de preescolar.

Cuando decimos que a alguien le tocará reconstruir el progresismo nos estamos equivocando. Primero porque eso nos toca a todos nosotros. Y segundo porque tal vez no haya que reconstruir nada, sino lograr que nazca algo nuevo.

Son tantos los problemas que tenemos, tantos y tan graves sobre todo en los asuntos laborales y económicos a medio plazo, que o somos capaces de edificar una nueva teoría de la relación social, o volvemos al esclavismo. Y eso sí, mientras tanto podemos reírnos de esta apreciación. He dicho esclavismo con todas las de la Ley, Es decir, legal, más legal. Mucho legal. Todo legal.

Ya no importa el dinero pues la tendencia es a que no exista. Y a cambio a que se asiente el poder de unas personas sobre otras, a costa de poder comer, de tener cueva con aire acondicionado, de disfrutar de internet aunque esté controlado. Quien pueda repartir trabajo en realidad ya no repartirá sueldos o dinero, sino comida y cuevas. Seguridad para hoy y hambre para mañana cuando ya no seamos útiles para ser esclavos.

Podemos ver esto de otra forma. Que es como quieren que lo veamos “los otros”. Es mucho más simple y feliz pensar que estoy equivocado. Incluso a mi me daría igual cómo queréis pensar. Yo ya no estaré para veros. Pero es que no puedo callarme, no debo guardar mis miedos, aunque no me afecten directamente a mi. Vosotros mismos.

Eso sí, podéis ir pensando que todo el texto está redactado en masculino o no en neutro, y así os tienen entretenidos y entretenidas, y no os desviéis de sus objetivos. De los de ellos.

La España despoblada es muy cara de mantener sin solución

Algunos dirigentes políticos de España están tomando conciencia de que la despoblación en media España es un problema grave y estatal que hay que corregir, o nos quedaremos con un país partido, roto, empobrecido y muy costoso de mantener. 

La despoblación —como decimos desde siempre— afecta a las personas que viven en esos territorios desérticos de España, pero también y mucho a todos los ciudadanos aunque vivamos en ciudades masificadas, pues habrá que pagar lo que nos cueste mantener el desierto. Y es mucho.

Decía Susana Díaz que ser de izquierdas y nacionalista no es compatible, pero claro, ella lo dice desde un territorio grande, sin historia ni cultura diferente a la de Madrid que no sea la árabe, y que recibe y ha recibido ayudas sin medida para escasos resultados sociales que compensan su particular forma social de estar en España. 


La Andalucía no interior es ayudada por un turismo en crecimiento y su situación litoral, aunque con una burguesía dueña del campo, que impide que Andalucía crezca como es debido, siendo además un territorio que ha exportado a los mejores de su sociedad en décadas pasadas a otros territorios de la España rica, cansados de ser andaluces en Andalucía.

No debemos mezclar problemas territoriales sin resolver y sin el respeto de ser entendidos y atendidos. En una cultura e historia propia…, ser de izquierdas y nacionalista es lo normal si no te respetan lo suficiente. 


O debería serlo para poder defender tu propio territorio y sociedad desde dentro, ya que desde fuera no lo hacen ni lo harán, pues no les interesa.

La despoblación en Aragón Castilla, Galicia y Asturias con parte de Extremadura es un grave problema que va en aumento. 


Gobernar durante una década España sin saber resolver ningún problema, supone siempre que todos ellos crezcan y se conviertan en crónicos y en mucho más complejos. Y eso le está pasando a España, le guste o no lo guste a los que creen que España termina en Madrid y en las tierras que tienen mar.

Libro conforme a la inteligencia de los niños

Este grabado del año 1914, para un libro de lecturas de niños, que según los mismos editores está realizado: “conforme a la inteligencia de los niños”, libro de Tercero que se daba en las escuelas del Consejo de Instrucción Pública con censura eclesiástica, según consta en el mismo libro…, es un ejemplo maravilloso de lo que nunca debe ser la Educación Pública. Por eso lo dejamos aquí, como ejemplo de que así NO. 

Pero tranquilos, esto nunca volverá a pasar en la España actual ni del futuro. 

Nunca, nunca, nunca. ¿Nunca?


22.2.18

Estoy muy triste con España. Se nos muere y no encontramos médico

En un país donde una feria de Arte Contemporáneo pasa la raya de la censura en el siglo XXI, y no está en guerra…, es un país del que deberíamos fiarnos poco. El ARTE es provocar, y si se cae en la tentación de censurar una obra es que no se entiende nada.

Si en esta misma semana uno recoge los medios de comunicación de este nuestro país y lee que se cuentan cosas como que el dictador y su familia, muerto este hace 40 años, todavía tienen los privilegios de mantener secretos de Estado, o que hoy mismo los jubilados muy mayores rodean las más altas instituciones del Estado reclamando una pensión digna pues les han subido al mes el equivalente a dos barras de pan…, es que ya estamos en la fase del dolor.

Yo he cometidos graves delitos si nos fiamos de lo que nos sucede ahora. Me disfracé de Rey Mago en dos ocasiones. Incluso llevé a mi hija muy pequeña disfrazada de Virgen María a un festival del colegio donde actuaba. Eso hoy puede costarnos 3 años de cárcel. 

A veces ha hablado y escrito mal de los que más mandan en este país, y eso es gravísimo aunque estemos en democracia y la Constitución sagrada ampare el derecho a la libertad de expresión.

Se nos muere España y no nos estamos dando cuenta.

Franco sobrevolaba el 15 de diciembre de 1976

El mismo día en que se celebraba en España el Referéndum para la Reforma Política, el 15 de diciembre de 1976, en la revista Andalán se publicó esta viñeta de Azagra. 

El espíritu de Franco sobrevolaba por todos nosotros, aunque nadie lo dijera, nadie lo notaba en exceso. Se votó con el espíritu de un cadáver por encima de todos. Con el cuidado de que no volviera a bajar a darnos en el cogote.

21.2.18

Igualdad es igualdad. Totalmente igualdad

Analicemos esta imagen de arriba, este texto. En cuanto a custodias compartidas, siempre hay discrepancias, porque los padres tienen el mismo derecho que las madres a disfrutar de sus descendientes, no sólo los fines de semanas o semanas alternas. Para bien y para mal de ellos, pero siempre para bien de los hijos.
Cuando un matrimonio se rompe, además de la custodia las dos personas se enfrentan al reparto de gastos. Y en este sentido por lo general es el padre quien paga el piso donde viven los descendientes con su madre, porque era de suponer (al menos hasta ahora) que el padre tiene un sueldo superior al de la madre. Eso en el caso de que ambos progenitores trabajen.

Hablando de igualdad, si la queremos conseguir en todos los aspectos de la vida, es interesante que como se comentaba anteriormente, ambas partes de la pareja compartan la crianza de sus hijos/as, porque es positivo para la familia.

Dejemos de lado el rol de madre cuidadora como la única persona capaz de criar y vigilar a la gente que nos rodea. El hombre también puede cuidar, vigilar, criar, aunque de siempre se les haya dejado de lado en este aspecto.

Y por otro lado una mujer puede trabajar, y ganar un sueldo aceptable. Si una vez separada, buscas ser una mujer independiente que no necesite de un hombre para vivir el día a día, piensa que debes compartir todo y no acaparar el tiempo con tus hijos/as y la economía. Si él paga y ella disfruta, vivimos en un mundo dispar. Igual que si sucediera al revés.

Seamos iguales para todo, si no…, nunca avanzaremos en temas igualitarios.

Laura Puente

Asesor fiscal. Oficio de la inquisición típica española

Si la impuntualidad es un signo español de estos tiempos (y de los anteriores) el concepto de “hecha la Ley, hecha la trampa” es otro drama ancestral en nuestra forma de ser. Incluso creemos que es un detalle positivo pues resuelve muchos problemas pequeños. O grandes.

Si en una sala de reuniones hay sillas para 20, aunque ponga en un cartel capacidad para 20 personas, con llevar cuatro sillas ya caben 24. Y donde caben 24 caben 27. Hasta que llega la inspección, que nunca llega.

Las empresas medianas o pequeñas con ganas, invierten cantidades inmensas en un tipo de colaborador o trabajador autónomo que resulta curioso en Europa. Los mejores, además de cobrar un huevo y la yema del otro, están saturidísimos. Son los asesores fiscales, financieros o legales especializados en empresas, conocidos y reconocidos

Los hay que son auténticos grupos de poder escondido, que se las saben todos, incluido en ese “todas” las formas de lograr créditos desde el mercado Bis y el quedarse con empresas en pérdidas para seguir ganando de "otra forma".

A un asesor fiscal no se le pide que nos lleve la contabilidad o las declaraciones varias de ingresos y gastos, se le pide que nos asesora antes de que sea tarde, de qué debemos hacer para pagar menos al Estado. Da igual qué fórmulas busca el Estado para controlar este Mercado Negro, al asesor se le exige que aprenda a saltarse las normas. Y hay auténticos genios conocidos, que se las saben todas.

Pero también saber despedir con el menor coste posible, presionar a proveedores sin romper la cuerda, hacer intercambios entre empresas o jugar con el almacén o los inmovilizados. Aquí entra todo lo que se puede mover sobre el papel. Hecha la Ley, hay que buscar la trampa.

Si en vez de invertir en buenos profesionales de producción o de gestión de calidad o de control de ventas, nos los gastamos en asesores fiscales, estamos invirtiendo contra nosotros mismos. No crecemos, nos defendemos. Pero eso no lo entienden en muchas empresas del siglo XXI ancladas en principios del siglo XX. Y hay muchas más de las que nos podemos imaginar. Los asesores fiscales no pueden dar servicio a todas ellas. Están a tope.

¿Así espera España ser respetada en Europa? ¿alguien piensa que en Europa no se sabe esto? Sí, en Europa también se hacen intentos, sí, pero el tipo de empresa y de respeto social es muy diferente.

20.2.18

Somos impuntuales. Asquerosamente irrespetuosos

La otra mañana quedé con un compañero político. A las 12 de la mañana era una buena hora. Llegó puntual con 6 minutos de retraso. Tuve suerte. Cuando se llega con 15 minutos de retraso lo normal seria pedir perdón, pero no sonreír  Si se llega media hora tarde lo normal sería no entrar y pedir disculpas al finalizar las reuniones. ¿Para qué sirve entrar 30 minutos después de empezada una reunión? ¿Y lo que se ha hablado antes?

La impuntualidad es algo muy habitual entre algunos españoles. Digo algunos, como pidiendo perdón. Esto es algo que me repatea las tripas e incluso una costumbre que algunas organizaciones tienen como norma y entre los integrantes se la pasan como quien se pasa el marchamo de la personalidad. No es que se pierdan minutos, horas si las multiplicamos por los integrantes. Es que se pierde continuidad, talento. Mientras unos escuchan unas cosas los otros escuchan otras.

Porque además si la reunión es más de una hora, se parte a trozos inconstantes para salir a fumar aleatoriamente. Un caos. ¿No es posible aguantar una hora sin fumar? Pues no participes en nada, por favor. ¿O acaso te importa un huevo lo que dicen durante esos minutos que te vas, junto a esos minutos que estás esperando impaciente para irte, más los minutos que tardas en volver a coger el tema y centrarte?

Cuando hablamos de productividad y de comparaciones con otras sociedades, cuando hablamos que hay que estar menos tiempo para más efectivo, nos estamos refiriendo a temas como este.

España no es lo que es. Es lo que parece

El economista holandés Vincent Werner, que lleva viviendo en España 15 años, ha escrito un libro (de momento en inglés) que ha titulado “It is not what it is”, un más o menos “No es lo que es. La España real en Europa”, donde nos disecciona desde el punto de vista de una persona que viviendo entre nosotros se sorprende de nuestras aptitudes y actitudes. Así no vamos nunca a integrarnos en calidad.

Habla o escribe de la enorme importancia de España en Europa, como para que reflexionemos sobre la importancia de lo que nos sucede aquí, y admitamos que es peligroso para Europa. No somos Grecia, somos la cuarta economía de la UE y eso pesa excesivamente como para pensar que todo lo que hacemos mal no tiene un gran valor contagioso y negativo en Europa.

Nuestra vida política, social, laboral o formativa. Nuestra productividad o nuestra capacidad para hacer trampas se disecciona de forma brutal. Somos personas inmersas dentro de una fuerza (casi) invisible que nos mueve hacia una forma social anclada en mediados del siglo XX, y lo admitimos como inevitable. 

España no es capaz de ser, mientras no sea capaz de cambiar.

19.2.18

Nuestros amigos nos manipulan. Pero son amigos

Las Guerras sociales se han ido transformado en algo muy inteligente, sutil, suave, donde los heridos por arma de fuego amigo casi ni los vemos sufrir. Incluso ahora para matar sociedades ya no es necesario matar personas. Vale con manipularlas. Todo sirve con tal de dominar. Una guerra se hace para dominar. Y si podemos dominar sin destruir edificios o personas, miel sobre hojuelas, más esclavos vivos tendremos.

Se nos avisa desde el poder que las manipulaciones están al orden del día. Advierten de sus mismas armas, nos avisan de que los malos, todos ellos, tienen armas que ahora llamamos manipulación. Bueno, como antes pero ahora les hemos puesto el apellido de Redes Sociales. Incluso nos creemos que son un juego inofensivo.
Nuestros propios amigos nos pueden manipula, y agradecidos, pues son simpáticos y nos hacen RT de vez en cuando. Pueden inventarse mentiras o lo que es peor, pueden viralizarlas que es lo mismo pero con más facilidad para alcanzar el objetivo.

A nuestros amigos no los conocemos, pero son simpáticos y nos dicen lo que queremos oír  No nos resuelven nada, pero nos indican el camino. No podemos quedar a tomar una cerveza pues son etéreos, pero nos cuentan cosas que si no nunca sabríamos.

—¿Tu sigues a Pepito, ¡jo! es la hostia.

Así que si un día el tal Pepito, que trabaja para una oficina de marketing de oscuros intereses y en Sevilla nos dice que la crema facial XXX es la hostia…, nos lo creemos. O si nos dice que los rusos están apoderándose de la gasolina para hacer tanques creemos que es posible. O si nos cuenta que el ministro Tararí se entiende con el concejal de su pueblo, y ni lo dudamos.

Hace años eran algunos taxistas los que nos aseguraban en cuanto cogíamos su taxi que el Alcalde de Zaragoza tenía una isla desierta para él solo. Y que él mismo, os lo juro, le había llevaba de putas por varios saraos de la Inmortal. Otros taxistas insistían en que la isla la tenían a medias el alcalde y un Concejal.

Hoy son las Redes Sociales, que llegan más y no hay que pagar la carrera. Y lo curioso es que son nuestros propios seguidores, nuestros amigos etéreos, los que nos manipulan.

—¿Cómo nos van a manipular nuestros amigos si son amigos y nos hace un “me gusta” casi todos los días?

14.2.18

Nos reímos de los políticos. Y ellos de nosotros

Los políticos nos han perdido el respeto. Sí, a ti y a mi. A la sociedad, a España, a los españoles, a los de Murcia o Huesca. Les importamos tres huevos. Me da igual que sea el PP, Ciudadanos, el PSOE, ERC o Podemos. No están haciendo lo suficiente para que España crea en ellos. ¿Para qué están pues? ¿Cuál es su oficio y su meta vital?

¿Por qué siguen personas al mando de la política española, que no reciben aprobación en los sondeos desde su sociedad? No tiene sentido, más cuando todos decimos que el no creer en la política es negativo para la marcha del país.

¿A qué esperamos pues…, cada uno de nosotros?

¿A que se resuelva todo de forma espontánea? Para eso ya tenemos a Mariano Rajoy al que parodiamos un día sí y el otro también en los medios.

¿De verdad pensamos que con poner bandericas de telas de colores en los balcones, por quejarnos en el bar o en el blog, por reírnos en la televisión con el chiste ya tenemos todo hecho?

Ellos se ríen de nosotros, y nosotros nos reímos de ellos. Y el país, es decir, su historia y su economía, su sociedad y su juventud, sufren y pierden también el respeto hacia sí mismos.

¿Hasta cuando? Tenemos que poner más seriedad, empezando por nosotros mismos.

13.2.18

Factores para el éxito o fracaso de un proyecto político

Una vez que los ciudadanos hemos interiorizado que ya nadie nos va a resolver nuestros problemas personales, falta conocer qué idea de país, de ciudad, de sociedad tiene cada partido político. Nos vamos a tener que mover desde lo más pequeño hasta lo más grande. De aspirar a que nos resuelvan el problema del desempleo, vamos a pasar a que al menos nos resuelvan la idea de qué España son capaces de gestionar, qué Aragón, qué Zaragoza.

Ningún problema se resuelve solo, tampoco el desempleo, y es necesario modificar antes el sistema, el mecanismo que lo crea, la disfunción que no logra evitarlo. Y eso es lo que hay que explicar desde la política. Eso es lo que tenemos que saber para elegir. Aunque no a todos les interesa explicarse.

Resolver el desempleo tiene mucho que ver con saber diseñar qué España, sociedad o economía queremos para nuestro futuro.

Sabiendo qué Zaragoza o Aragón queremos para el futuro, seremos capaces de diseñar los caminos que nos lleven hacia la meta. Sean proyectos, ideas o caminos económicos, estratégicos, sociológicos, de diseño o de vaciamiento de viejas costumbres. Y sabiendo qué queremos, sabremos también por descarte, qué somos capaces de hacer o no hacer para llegar a lograrlo.

¿Una ciudad más humana, más amable, más peatonal, más concentrada? Pues ya sabemos por descarte qué no haremos nunca. Ahora falta explicar todo ese desarrollo con detalles, incidiendo sobre todo en el cuándo, en el cómo, en el cuánto, el por qué, en el con quién, a cambio de qué.

Los partidos grandes y viejos no tienen necesidad de explicar todo esto. Incluso no es recomendable que lo hagan pues se les va a decir que por qué ahora sí y antes no. Además podría ser que de tantos detalles, se les recuerde que en algún otro momento han hecho todo lo contrario.

Pero los partidos nuevos o los pequeños sí tienen esa necesidad pues deben explicar a su sociedad a qué aspiran. Qué desean cambiar. Hacia donde son capaces de llevarnos. Necesitan convencer y explicar, hacer pedagogía que contraste con el silencio o los errores de los viejos y grandes.

La desafección hacia lo nuevo es por dos motivos.

1/ Demostrar incapacidad, engaño, cambios sin motivo.

2/ No ser capaces de convencer con sus posibilidades reales de ser prácticos y fiables.

Un partido pequeño puede aspirar a ser grande. Incluso a ser MUY grande. El caso actual de Ciudadanos es de libro. Como también es de libro que si no se actúa con tiento y sabiduría, con capacidad para construir equipos capaces, la hostia puede ser rápida y de concurso. Tenemos casos cercanos en el tiempo.

Todos hemos visto crecer partidos de la nada. De lo poco. En España, Francia, Italia, Grecia, etc. Pero sobre todo hemos visto desaparecer proyectos políticos por errores de preescolar. La sociedad no es tan inerte como nos puede parecer. Sí es capaz de hacer cambiar el panorama político de un país. En la misma medida en que algunos partidos políticos saben sobrevivir a las crisis internas. Depende de varios factores donde la Ley de la oferta y la demanda también cuenta. Donde la inteligencia de los asesores sociológicos también tiene su importancia.

12.2.18

Ya sé que soy imbécil. Pero juro empeorar

No es posible ser libres sin leer libremente lo que queramos leer. Incluso libros. Las Redes Sociales son el mayor de las alineaciones a favor de la manipulación cultural y contra la libertad individual, que los manipuladores de sociedades han creado. No son malas porque sí, son malas porque las han manipulado hasta convertirlas en malas. Porque nos dejamos manipular sin darnos cuenta, en aras precisamente de nuestra libertad. Nos han convencido de que manipularnos forma parte del juego moderno.

Evitan que leamos de verdad, nos convierten en lectores de titulares que es lo más fácil de manipular, nos meten anuncios entremedio sin que nos demos cuenta, no hay forma de saber nunca qué es verdad y qué mentira. Se habla de lo que quieren diseñar algunos que se hable. Nos meten unas censuras que ni con Franco teníamos. Y encima estamos contentos y nos obligamos a gastarnos la pasta gansa cada dos años. Además de pagar cada mes otra pasta gansa.

Si decimos unos pocos que las Redes Sociales nos manipulan, nos tachan como poco de “agüelos”, de carcas, de inadaptados o de imbéciles. A mi me da igual. Yo uso las Redes Sociales, y sé de lo que hablo. Incluso sé de lo que escribo y sé de qué temas tengo más o menos visitas.

Lo curioso es que cuanto más nos debería importar un tema, porque afecta a nuestra propia economía, a nuestro futuro laboral o personal, a nuestra ciudad, a nuestra formación, a nuestra libertad y aprender a defenderse del nuevo esclavismo creado con cara bonita, menos lecturas recibo. 


Cuando un tema juega a favor de los manipuladores, de los de “arriba” de la distracción social, más visitas recibo. Os juro que por edad a mi me da igual esto, pero mi imbecilidad me sigue llevando a advertir de lo que nos hacen.

11.2.18

Woody Allen irá al infierno. Sólo allí se toca el saxofón

Lo que le están haciendo a Woody Allen no tiene nombre. Bueno sí, pero no quiero pronunciarlo. Atacar a Woody Allen es atacarme a mi. Sin hablar de los asuntos ya juzgados os lo advierto. A las personas las catalogo por lo que hacen y me vende o me regalan. Pero por lo que hacen en su vida privada, mientras no se demuestre que es un delito universal, me da igual, sobre todo si ya han sido sentenciados y yo no tengo pruebas claras que me digan que aquello fue otra chapuza.

Todos cagamos y meamos y por eso yo sigo amando a los que me da la real gana, a los que me gustan o a los que me enseñan. Cagan y mean mis amigos y mis amigas e incluso lo hago yo. Todos tenemos mierdas y para eso nos duchamos. Ser mojigato era lo último que esperaba tras haber estudiado las barbaridades de las dictaduras.

A mi Woody Allen me gusta por lo que hace en los libros, en sus películas, con sus humores y su manera tan acertada de diseccionar la vida. Es al único Woody Allen que voy a conocer en mi vida. Y que me empiecen a señalar los tontos porque a mi me guste, en fin, como poco me jode, pues yo no lo veo en la cama sino a través de sus escritos.

Hitler era un asqueroso dictador, pero pintó alguna obra paisajística que tengo en mi almacén de arte. ¿Por eso soy yo peor? Os puedo asegurar que no. El caso de Franco es diferente pues sus películas o escritos son infumables y como es lógico no las guardo ni en el recuerdo.

Dejar a Woody Allen en paz, vacío de odios que están de moda, pues al cielo seguro que no va, y en el infierno mola haber sido criticado en vida. Aunque tras ver Match Point, tal vez sea todo cuestión de suerte y el día del Cielo/Infierno, esté de portero algún saxofonista.

10.2.18

La globalización nos puede hundir. Pero nos podemos defender

Lo ha dicho primero Juan Rosell, el presidente de los empresarios, pero ahora me sumo yo. Cosas curiosas de la vida. O en España cambiamos o las empresas grandes se nos irán de aquí. En el fondo sus palabras y las mías buscan otros objetivos. La deslocalización es un hecho imparable, no cabe ponernos a pensar si nos afectará mucho o poco. Como tampoco cabe pensar si una vez que alguien huya, lo harán muchos o pocos. Ayer hablábamos de Detroit en otro sitio, y es el ejemplo más claro y además se dio dentro de un país claramente super capitalista.

A los débiles, a los “poca cosa”, solo nos queda prepararnos. Ellos nos quieren esclavos o a lo sumo criados del Sistema, pero incluso para eso nos tenemos que poner con urgencia a diseñar ese esclavismo con el menor dolor posible. ¿Tenemos que admitir que hay que ser esclavos? Bueno…, siempre lo hemos sido. Al menos intentemos elegir la mejor forma para nuestros intereses. Queda la rebelión. Poca cosa, no es posible pues el Sistema lo sabe. Prosigamos.

No queremos que entren emigrantes en Europa, menos todavía en España. Pero lo que va a suceder es que al no entrar ellos, se van a ir las empresas donde ellos estén. La economía del empresario capitalista escondido, busca rentabilidad y cero sustos. Ahora lo de la seguridad no lo tienen en esas zonas de origen de la mano de obra cero derechos, es lo que les falta y por eso no huyen en manada las grandes empresas de la Europa nuestra. Pero la pueden construir cuando ellos quieran, me refiero al Sistema Globalizador Pacífico.

Los empresarios españoles quieren sueldos bajos y cero dignidad laboral, creyendo que así van a poder competir contra la globalización. No ven que esto va de otra cosa. Menos sueldos…„ hasta cuanto? ¿Y menos sueldos no supondrá perder impuestos, ese famoso Estado social actual y el juego del consumo y su capacidad de mover economías gripadas? Es muy posible que los empresarios españoles no estén viendo que ellos, como pequeños que son, serán los primeros en caer en cuanto se consume menos en nuestra España.

Contra la globalización sólo cabe frenar su expansión. No sería la primera vez en la historia mundial. Que nadie crea que esto es nuevo. O convertirla en globalización total, es decir, también con esa parte positiva que se omite. Globalización social, en justicia, en cultura y formación, en movimientos de personas, en dignidad personal con los mismos derechos en todas las partes del mundo. Tampoco es tan grande esto.

Cuando se descubrió/conquistó América, el mundo del siglo XV se globalizó más que ahora. Se multiplicaron alimentos diversos y desconocidos, se llenó de oro y riquezas una parte del mundo a costa de destrozar otra parte, se crearon nuevos mercados y nuevas formas de comercio. Se intercambiaron culturas, religiones e ideas. Unos se hicieron más ricos, a costa de que otros desaparecieron. ¿Es eso lo que queremos ahora, otra vez? ¿Tal vez al revés entre occidente y oriente?


¿Y de qué forma podemos cambiar para que nos afecte lo menos posible? Bonita pregunta, a la vez que complicada. Sin duda hay que buscar economías propias según nuestra personalidad estructural. El turismo sería el ejemplo más fácil de explicar. Pero también ese turismo de larga estancia dirigido a colectivos sociales mundiales y muy determinados por edad. 

Sin duda la economía basada en la agricultura y ganadería del valor añadido. La economía del conocimiento y la formación de calidad universitaria. La economía de la cultura y el valor añadido de lo que no tienen otras zonas del mundo globalizado. La economía del servicio terciario de calidad, sin olvidar el sector primario readaptado. La economía de las comunicaciones, el transporte entre mundos y la seguridad. La economía basada en el mar y en la reparación. 


9.2.18

Los gánster de las películas juegan a ganar

Metroscopia ha publicado un nuevo sondeo. La suma de la derecha potente da un 50,2%. El de los dos partidos de la izquierda suma un 36,9%. Jopetas, qué patadicas en la tripa. Algo no funciona bien pues España nunca ha tenido estas diferencias entre los dos bloques. Desde la izquierda deberíamos hacérnoslo mirar, por otros claro, pues por nosotros mismos nos vemos incapaces.

Siempre es un problema de Comunicación. ¡Ja! Es decir, de no tener nada interesante que comunicar. Nada es más incapacitante para un buen asesor en comunicación que decirle: —¡Hay que comunicar mejor! —pero sin tener chicha interesante que transmitir y además advirtiéndole que tampoco hay dineros.

Mientras Wall Street nos asusta, pero casi nadie de la calle se lo cree. Wall Street (la calle del muro) es un lugar cutre. En serio. Allí se manda sobre las crisis, se cocinan o se encharcan manipulando cifras y dineros, pero es un lugar feo, gris, estrecho, más lleno de turistas que de sensaciones de ser el cerebro del mundo económico. Un callejón de gánster parece.

No sé si lo de Metroscopia tiene algo que ver con Wall Street, es posible, pero tal vez la izquierda necesitaría saber cómo desde un lugar cutre y gris, se puede dominar el mundo. Algún mecanismo tienen para engañarnos a todos a la vez, además desde un callejón tan sombrío.

8.2.18

La vieja izquierda ha muerto. La nueva también ¿y ahora?

Pedro Sánchez salió herido de muerte de aquella batalla contra su propio partido, que al final ganó claramente cuando sus bases le volvieron a colocar en el sitio que nunca debió abandonar por las presiones de los viejos barones. Tan herido salió…, que los estertores actuales, sus dudas y escapadas, sus desconcertantes silencios, afectan y mucho al propio partido y sus posibilidades de futuro.

No hay izquierda en España, algo curioso dados los errores de la clásica derecha de la Transición que goza ahora del poder en toda su extensión. Y si no hay izquierda, no hay recambio. De Podemos hablaré otro día, pues me aburre tanta equivocación de la izquierda.

Lo de menos son los sondeos al PSOE y Podemos, pues no son más que fotografías en movimiento. Lo de más el día a día, la falta de ideas, el cambiar incluso de dirección ideológica y aliados políticos según venga el viento de un lado o del otro.

Los votantes de izquierdas estamos tan liados, que no nos atrevemos a salir de casa para opinar.
Estamos también callados y fuera de cobertura. Nunca España desde 1977 ha tenido un déficit democrático como este. Muchos de vosotrxs no sabéis de qué hablo por edad y no podéis comparar. Hubo en España otros años. Y aquí lo dejo. Tener la sensación de que estamos en la España que se rompe de 1980, es muy malo para los que pensábamos que habíamos logrado pasar esa pantalla.

7.2.18

Somos felices pero aburridos. Así somos más dóciles

Estamos convirtiendo al mundo occidental en aburrido, previsible, mojigato, soso y gris. Si ahora dices que eres poeta te miran con cara de perro. ¿Poeta? ¿Y eso para qué? Si estudias filosofía, arqueología, literatura o geografía económica piensan que están tonto y pierdes el tiempo. Aunque ellos dediquen más horas al día a ver fútbol, series de muertos o anuncios.

Ahora lo que mola es estar alienado con algo. A ser posible con algo vacío y que sea fácil de dominar sin que se note desde las tinieblas escondidas en esas que llamamos “altas esferas” y que normalmente están en las cloacas.

Somos felices porque nos programas para ser felices con facilidad. Y si no lo estás, prepárate, que los laboratorios de pastillas harán su verano. Una vez que logran meterte por la boca una pastilla de esas que dicen curan la depresión o la tristeza, te han pillado. Ya no hay manera de dejarlas. Y no es droga ilegal, es droga negocial.

Estamos aburridos pero artificialmente contentos. Por eso mola ser del equipo ganador. Para ser felices ganado los otros. Nadie es del Alcorcón o del Zaragoza. Como sociedades, claro. Es que son poca cosa y no han aprendido a ser felices. Siempre se están quejando. ¡¡Más pastillas, por favor!!

6.2.18

Las 9 divisiones del conflicto social, político, violento

Las fases de todas las crisis económicas que son sistémicas, que cambian sociedades, que resultan peligrosas a la vez que oportunas pues todo debe evolucionar son las siguientes:


Estancamiento económico y social

Desencanto con el resto de la sociedad y con sus gestores

Indignación social encerrada en círculos pequeños

Irritación contra todos los representantes públicos

Crisis del sistema político. Deseo de cambio

Búsqueda de sistemas alternativos en la política y en la economía

Conflictos políticos y sociales en la calle

Pesimismo económico y social. Abatimiento de gran parte de la sociedad

Guerra en mayor o menor medida


A partir de estas divisiones podemos analizar donde estamos, cuantas fases nos quedan para alcanzar el siguiente escalón, donde debemos exigir cambios drásticos, para evitar que el final sea el previsto en estas divisiones de libro. 

Estas escalas son casi siempre idénticas con independencia del siglo o del tipo de sociedad. ¿Dónde estamos ahora?

Para lograr cambios en las sociedades no siempre se tiene que recorrer toda la escala. Aunque muchas veces si. Los gestores de la sociedad —que no siempre son políticos— saben perfectamente a donde nos lleva cada escalón que subimos. Y pueden provocar los cambios para seguir subiendo o para bajar. 

La economía mundial vuelve a pillar gripe

Hoy todas las Bolsas del mundo están cayendo. Y nos podemos seguir diciendo a nosotros mismos lo básico. —Eso no va conmigo. ¿Seguro que no va contigo? Como no hay dinero suficiente para sujetar y garantizar todos los movimientos económicos que se producen cada día en el mundo, si coge gripe la economía del mundo, los medicamentos los tenemos que pagar a medias.

Si la Bolsa baja un 6% por poner un ejemplo, todo pierde un 6% de valor. Y como todo es papel y se sujeta entre ellos mismos, hay que generar un 6% de valor añadido para compensar. ¿Cómo? Pues una de las formas es subiendo los ingresos. Sea subiendo el valor del dinero REAL que hay —que cada vez hay menos en relación a la economía que se mueve— o bien subiendo los impuestos de TODOS para compensar lo que se pierde.

Dicho de otro modo más sencillo. No hay dinero real que soporte tanto experimento diario. Sea dinero ORO o dinero que tenga valor de verdad. Sea grano, petróleo o cabezas de ganado. La inmensa mayoría del dinero son ceros apuntados en un papel muy bonito. Sin nada detrás.

El peligro de esos ceros, los mismos ceros con los que nos pagan el sueldo, compramos pisos o nos conceden un préstamos, es que su valor está moviéndose por circunstancias que los individuos no podemos controlar. Y no me refiero solo a la inflación.

Cuando eres socio de una empresa, una cosa curiosa es la ampliación de capital. Imagínate una empresa con 500.000 euros de capital social. Tú tienes tus ahorros, entiendes y trabajas en ella y decides meter 50.000 euros para montarla con otros socios. Tienes pues un 10% de esa empresa.

Pero esa empresa crece, necesitar ampliar o al contrario le van mal las cosas y el banco no le concede un crédito ni para el papel de la facturación, excepto si amplía el capital social en otros 500.000 euros. Esto es algo muy habitual.

Cada socio debe aportar más dinero. Tú no tienes suficiente para cubrir ese 10% y decides poner 20.000 euros más de aquellos iniciales. El resultado final es que a partir de ese momento y poniendo de tu bolsillo otros 20.000 euros, has bajado de tener un 10% de la empresa, a tener un 7%.

Algunos dirán que un 7% de un millón es más que un 10% de 500.000. Y parece cierto si es para crecer y ampliar. Pero si es para enjugar deudas o para demostrar ganas de continuar luchando, ya no es tan cierto. 

Cuando algo pierde valor, o las ponemos encima de la mesa o nos quedamos con menos “cosa”. Y en eso nadie se salva, pues en la economía mundial todos somos socios. Aunque creamos que eso no va con nosotros. 

O las ponemos por las buenas, o nos las pondrán por nosotros en forma de más impuestos o subidas de precio e inflación, a corto o medio plazo. O tendremos menos acciones, es decir seremos más pobres en el mundo que nos rodea. Tendremos menos influencia y menos capacidad de decisión.

5.2.18

Prisión Permanente Revisable. No sirve, ya lo siento

Prisión Permanente Revisable. El nuevo mantra de la derecha para popularizar la justicia de la venganza. Claro que sí, las familias que han sufrido la pérdida tremenda de una persona cercana sufren como nadie sabría explicar. Sin duda. Y se merecen consuelo y apoyo. Pero la seguridad no se logra con más cárcel, con más años de cárcel. Ojala fuera verdad que aumentando los años de cárcel a unos desalmados, se pudiera evitar en alguna medida la delincuencia.
La seguridad se logra con más educación, con diferente educación y con más ocupación. Con evitar el delito antes de que se produzca. Nunca con castigar más a los animales que no saben diferenciar entre libertad y cárcel. 

En EEUU aumentan los crímenes duros, aunque haya pena de muerte. Los enfermos de violencia no saben diferenciar entre razón y penas largas. Nosotros somos los que debemos entender esto y remediarlo. Antes. Siempre antes.

Poner delitos agravados supone un trabajo extra para los abogados defensores. Solo eso. Para los buenos y caros abogados defensores, pues los de oficio, los que defienden a los tontos, enfermos y pobres, esos, tardarán más en saberse todas las triquiñuelas. 

Hay delitos inevitables, delitos que duelen tremendamente pero que siempre se van a producir pues ser delincuente es mucho más sencillo que saber o poder defenderse desde la sociedad.

Pero estos delitos crecen si el caldo de cultivo social apoya a que crezcan las bacterias humanas que no están ocupados en su futuro. Podemos poner más y más cerca la Prisión Permanente Revisable. Pero debemos saber de antemano que esto no servirá para evitar los crímenes brutales ni para que algunos gilipollas se rían de la justicia. Eso se logra de otra forma. 

Más trabajo y más/mejor educación.

Pegatinas apoyando a los trabajadores en 1976


En el inicio de la Transición era habitual que todos los trabajadores saliéramos en defensa del resto de trabajadores sectoriales o de empresas que reclamaban apoyos. Dejo tres pegatinas de sectores en crisis y con despidos de aquellos años, en Zaragoza.

Crisis en los supermercados FAU, Sabeco, Dagesa y Suzasa. Crisis en el transporte. Y crisis en la Montañanesa.

Nacionalismos y globalización. Compleja relación

Ilusionar sobre España no es sencillo tras habernos armado de odios y ascos. La Transición no supo incorporar el concepto “español” como algo positivo, pues veníamos de un nacionalismo español violento y dictatorial. Era imposible, y ya nunca más se intentó en España acercarnos en positivo al chovinismo más básico y positivo, que existe. Como existe el negativo.

Pero ese concepto de creerse lo propio casi como lo único, está muy asentado en países vecinos, y tal vez por ello jugamos en inferioridad de condiciones a la hora de defender lo nuestro hacia Europa y hacia los mundos vecinos y occidentales.

Ahora tocaría valorar lo propio en ese segundo círculo que está entre nuestro territorio básico y Europa. Entre la Comunidad y la Globalización. Equipos defensivos de menos de 50 millones ya somos muy poco. Casi lo son los 500 millones, si no están unidos de verdad.

El nacionalismo tiene diversas acepciones, grados y espacios de trabajo. Incluso como ideología sabe adaptarse a los tiempos históricos y a los cambios imprescindibles. En tiempos de globalización los nacionalismos tienden a la rareza, pues aunque parezcan imprescindibles para defender tu cueva, no tienen fuerza para defenderse ante la nueva realidad. Por eso incluso los nacionalismo deben agrandar su espacio y convertirse en “grandes” nacionalismos de Estado, más que en pequeñas parcelas.

Pero nacionalismos sociales, humanos y que sobrevuelan sin estorbar. Donde se acepten dentro otros nacionalismos menores y todas las ideologías. Los nacionalismos excluyentes están heridos de muerte. Excepto que se levanten en sus últimos estertores.


4.2.18

Europa, inmigración y Felipe González. Mucha tela

He leído la larga entrevista a Felipe González en El Mundo. Se va curando de su enfermedad conservadora, retoma algunos brillos progresistas. Vuelve al sentido común de la explicación y el entendimiento social. Nada es perfecto, tampoco él, menos todavía el momento actual que vivimos. Coincido en algunos diagnósticos, no en todos, pero vuelve al camino de la razón.

Yo también supe de conocidos políticos, de esos de los que se decía poseer islas desiertas en propiedad y que tenían que trabajar en lo que podían para pagarse los alimentos. Tardaremos muchos años en aprender a respetar al que se dedica a los demás. Los políticos que han robado han hecho un daño tremendo. En cambio a otros oficios se les perdona. E insisto, nadie tenemos las manos limpias.

No hay izquierda en España y en Europa porque no hay nada de nada. Estamos vacíos. Pero no en blanco. Tampoco estamos en esos minutos del reset esperando que todo empiece de nuevo. En las sociedades nada empieza desde cero. No es posible vaciar la RAM. Si acaso ir cerrando aplicaciones y no atontar al Sistema.

Creo como Felipe en que hay que aumentar la CALIDAD de Europa, que es nuestra única defensa ante el futuro, que la globalización no la estamos entendiendo y menos gestionando para que sirva de reparto de lo positivo. No más o menos Europa, sino aumentar la calidad de la Europa que ya tenemos.

Y creo que desde la izquierda deberíamos replantearnos las relaciones con la inmigración en clave positiva y aprender a explicarlo. Siempre he creído que un inmigrante que viene a España es un activo positivo. Otra cosa es que no sepamos verlo así y menos todavía saber aprovecharlo como activo.

Defendernos contra el cáncer con 7 medidas

Llega más frío, Nieva en Madrid. Es enero. Leo que el cáncer y sus medicamentos tienen más que ver con el mercado que con la enfermedad, que los precios de los medicamentos son el gran negocio del siglo XXI, que avanzamos para defendernos a la velocidad que interesa al precio y a los laboratorios. No había duda, pero ahora lo dicen grandes científicos.

Los medicamentos contra el cáncer son el ejemplo más claro en la desigualdad social. Los nuevos productos solo están al alcance de los millonarios. tardan años en abaratarse. Los medicamentos viejos solo para los países con Seguridad Social o para la clase media. Los demás se mueren. Quedan los brujos y el ajo con cebolla para los pobres.

Al final contra el cáncer se está investigando en la línea de tenernos que defender nosotros mismos. Como con todo. Aumentar la autoinmunidad con más investigación en este campo parece una línea de defensa cada vez más eficaz. La autoinmunidad inducida y la prevención desde nuestras ganas de vivir. Y sin duda hacer caso a siete controles casi gratuitos.

Prohibición del tabaco, siempre venenoso
 Limitación del alcohol fuerte
 Control de la obesidad y la glucosa
 Más, mucho más ejercicio físico
 Evitar tóxicos en el medio ambiente y el trabajo
 Evitar radiación ultravioleta
 Emplear los programas de detección precoz


Primer viaje de Estado del Rey Juan Carlos I. A EEUU

El primer viaje de Estado que hizo el Rey Juan Carlos I, en junio de 1976, no fue ni a Portugal, Francia o Marruecos, nuestros vecinos. Tampoco a Europa nuestro común denominador. Fue a los EEUU a darles las presencias cuando no directamente las gracias, para explicar qué quería hacer con España y recibir apoyos, parabienes y consejos.

Su discurso ante el Congreso de los EEUU fue sumamente bien preparado, dentro de un secretismo inusitado, pues se buscaba que no hubiera interferencias internas de ningún tipo, que no fueran las elegidas por el propio Rey Juan Carlos. Hay que recordar que en aquel momento el franquismo se mantenía en España con todas sus esencias, el Presidente del Gobierno seguía siendo Carlos Arias Navarro, no teníamos Constitución nueva y no se habían celebrado Elecciones Generales, pero había que explicar en EEUU que legalizar al PCE era inevitable y positivo.


"La Monarquía española se ha comprometido desde el primer día a ser una Institución abierta en la que todos los ciudadanos tengan un sitio holgado para su participación política sin discriminación de ninguna clase y sin presiones indebidas de grupos sectarios y extremistas. La Corona ampara a la totalidad del pueblo y a cada uno de los ciudadanos, garantizando a, través del Derecho y mediante el ejercicio de las libertades civiles, el imperio de la Justicia". 


“Nuestros dos países (EEUU y España) están unidos por tantos lazos, que bien puede decirse que, de alguna manera, vuestra historia y vuestra geografía han sido, en una gran parte, también las nuestras”. 

"La Monarquía hará que, bajo los principios de la democracia, se mantengan en España la paz social y la estabilidad política, a la vez que se asegure el acceso ordenado al poder de las distintas, alternativas de gobierno, según los deseos del pueblo libremente expresados. La Monarquía simboliza y mantiene la unidad de nuestra nación, resultando libre la voluntad decidida de incontables generaciones de españoles, a la vez que coronamiento de una rica variedad de regiones y pueblos, de la que nos sentimos orgullosos".

Dicen las malas lenguas que entre los consejos recibidos en los EEUU estaba el de destituir a Carlos Arias, para resultar creíbles sus palabras. El caso es que a las tres semanas fue destituido.

Unos meses antes, con la visita de Kissinger a Madrid, se había asentado la colaboración e incluso la amistad entre el Secretario de Estado americano y el ministro español de exteriores José María de Areilza, que supo y quiso apoyarse en los consejos de los EEUU.

Hay que resaltar ahora que todos estamos de acuerdo en que el papel de la mujer en la sociedad debe ser otro, que la Reina Sofía realizó su primera Rueda de Prensa de su reinado en los EEUU y ante doce periodistas solo femeninas (1976) en su residencia oficial de Washington en aquel viaje.

3.2.18

El yogur y sus usos nos salvan el día

Las noticias de hoy son duras, como todos los días. Mientras en el Mediterráneo se han muerto 90 personas en una patera cuando intentaban a Europa, nos dicen que por cada 4.000 personas que llegan a Italia desde África otras 250 han muerto en el intento.

Por otra parte el Trump de los… EEUU advierte que va a crear una nueva serie de armas nucleares, pues las que tienen en los almacenes se han quedado un poco obsoletas. Es decir, matan peor de lo que ellos necesitan. Que lo que se lleva ahora son bombas nucleares de bolsillo, de coche cama, para poderlas llevar en los tanques sin necesidad de grandes aparatos mamotretos. Bombas con las que ya no será necesario destruir un país, que se puede destruir un pueblo pequeño, un centro comercial o un par de barrios.

Pero la noticia que ha llenado párrafos a tope es la que nos ofreció una conocida cantante y el yogur. Esa noticia explicada no tiene precio, en serio. Los humanos somos muy de visibilizar lo que nos dicen, de imaginarnos las escenas a poco que nos las cuenten. Lo de darse yogur en sus partes íntimas para evitar bichos malos es viejo. Pero explicado por una señora mayor no es lo mismo que por una chica en sus años buenos. ¿Yogurt con piña, griego, sin azúcar?