Páginas

4.2.18

Primer viaje de Estado del Rey Juan Carlos I. A EEUU

El primer viaje de Estado que hizo el Rey Juan Carlos I, en junio de 1976, no fue ni a Portugal, Francia o Marruecos, nuestros vecinos. Tampoco a Europa nuestro común denominador. Fue a los EEUU a darles las presencias cuando no directamente las gracias, para explicar qué quería hacer con España y recibir apoyos, parabienes y consejos.

Su discurso ante el Congreso de los EEUU fue sumamente bien preparado, dentro de un secretismo inusitado, pues se buscaba que no hubiera interferencias internas de ningún tipo, que no fueran las elegidas por el propio Rey Juan Carlos. Hay que recordar que en aquel momento el franquismo se mantenía en España con todas sus esencias, el Presidente del Gobierno seguía siendo Carlos Arias Navarro, no teníamos Constitución nueva y no se habían celebrado Elecciones Generales, pero había que explicar en EEUU que legalizar al PCE era inevitable y positivo.


"La Monarquía española se ha comprometido desde el primer día a ser una Institución abierta en la que todos los ciudadanos tengan un sitio holgado para su participación política sin discriminación de ninguna clase y sin presiones indebidas de grupos sectarios y extremistas. La Corona ampara a la totalidad del pueblo y a cada uno de los ciudadanos, garantizando a, través del Derecho y mediante el ejercicio de las libertades civiles, el imperio de la Justicia". 


“Nuestros dos países (EEUU y España) están unidos por tantos lazos, que bien puede decirse que, de alguna manera, vuestra historia y vuestra geografía han sido, en una gran parte, también las nuestras”. 

"La Monarquía hará que, bajo los principios de la democracia, se mantengan en España la paz social y la estabilidad política, a la vez que se asegure el acceso ordenado al poder de las distintas, alternativas de gobierno, según los deseos del pueblo libremente expresados. La Monarquía simboliza y mantiene la unidad de nuestra nación, resultando libre la voluntad decidida de incontables generaciones de españoles, a la vez que coronamiento de una rica variedad de regiones y pueblos, de la que nos sentimos orgullosos".

Dicen las malas lenguas que entre los consejos recibidos en los EEUU estaba el de destituir a Carlos Arias, para resultar creíbles sus palabras. El caso es que a las tres semanas fue destituido.

Unos meses antes, con la visita de Kissinger a Madrid, se había asentado la colaboración e incluso la amistad entre el Secretario de Estado americano y el ministro español de exteriores José María de Areilza, que supo y quiso apoyarse en los consejos de los EEUU.

Hay que resaltar ahora que todos estamos de acuerdo en que el papel de la mujer en la sociedad debe ser otro, que la Reina Sofía realizó su primera Rueda de Prensa de su reinado en los EEUU y ante doce periodistas solo femeninas (1976) en su residencia oficial de Washington en aquel viaje.