20.2.24

Síntomas del comienzo de una depresión leve a moderada

Una depresión leve no empieza de forma repentina, es un proceso que va creciendo desde un trastorno que cuesta incluso detectarlo, sobre todo si no tenemos un motivo importante para que nazca sin aparente motivo las sensaciones de apatía, tristeza, poca valoración personal, etc. 

Detectar los primeros síntomas del inicio de una depresión es imprescindible para un buen diagnóstico y tratamiento.

Siempre debemos tener en cuenta que no hay que emplear en vano la palabra depresión, pues además de tener muchos grados, normalmente empieza y crece como un sentimiento de tristeza mayor del acostumbrado, que sólo si se queda fija entre nosotros, es cuando hay peligro de que se nos convierta en depresión y por ello entonces es cuando tenemos que acudir a solicitar ayuda, al médico de familia en primer lugar.

Vamos a relatar los síntomas que pueden indicar el inicio de una enfermedad depresiva en nuestros allegados, en nosotros mismos. Es un problema que se debe tratar cuando más leve es.

Si observamos estos cambios en la forma de vida de algún conocido o familiar, debemos hablar con la persona muy suavemente, e intentar buscar esa ayuda médica que antes comentaba. Y si eres tú mismo quien se da cuenta de estos problemas, no sientas reparo en acudir a tu profesional médico de referencia, pues para eso están y atienden todos los días casos similares.

Algunos de estos síntomas son complejos de observar y sin duda algunos también, indican una depresión severa. Debemos estar atentos y debemos ayudar, pero con la idea clara de que las depresiones tienen muchos grados y las formas más habituales son leves y perfectamente tratables.

- Menos interés o falta total de interés en realizar actividades con las que solías disfrutar antes con ellas.

- Cambios en el peso habitual, ya sea menos o más, relacionado en ambos casos y sobre todo, con cambios en tu apetito, por defecto o por exceso.

- Cambios en tus niveles de energía, que pueden ser menos energía, que haces todo más lentamente; o en cambio utilizas más energía, que te encuentras como hiperactiva.

- Sentirte cansado sin razón aparente y que ese cansancio te haga dejar de realizar actividades que antes considerabas normales, habituales.

- Sentirte culpable de algo (no solamente por estar enfermo) o sentirte que no vales nada, que ya casi nada tiene sentido, que lo que haces no sirve para nada, que la sociedad está mal, que es basura.

- Si tienes problemas de concentración, olvidarte las cosas, tener dificultades para tomar decisiones sencillas. 

- Tener falta de atención continuada. Olvidarte de apagar luces, cerrar grifos, cumplir una orden recibida. No de forma puntual.

- Tener pensamientos excesivos sobre la posibilidad de morirse, y en los casos más extremos (ya no es un problema leve), pensar o hacer comentarios sobre quitarte la vida (la depresión lleva asociada un serio peligro de suicidio entre los afectados) no tanto (o siempre) sobre uno mismo, como también sobre esa posibilidad en abstracto.

Recuerda que incluso si tienes dudas sobre estos trastornos, debes consultar con tu Médico de Famelia, que es quien mejor valorará si necesitas ayuda o no.

Poder y Querer tener Aptitudes cambiando tus Actitudes

¿Qué es "tener" éxito? Pues depende de muchos puntos de vista. Casi el principal sería preguntarnos lo antes posible; ¿Para qué queremos tener éxito?

Sobre todo porque tener éxito es algo que se puede aprender, y aunque no se garantiza el éxito —que ese es otro asunto— se puede aprender a buscarlo y a ser más capaz para tenerlo, conservarlo, utilizarlo y disfrutarlo. 

La formación existe en todos los aspectos de la vida. Pero sobre todo hay que saber buscarla y aprovecharla dedicando esfuerzo a ello. Hay muchos tipos de formación, y por eso es tan importante saber la que mejor encaja en tu forma de ser y en el objetivo que estás buscando.

Lograr objetivos es sobre todo un asunto de mentalidad ganadora y positiva, y eso se aprende. 

¿Cómo se aprende a sacar provecho de nuestra actitudes y aprender a modificar nuestras aptitudes? 

La inteligencia si la llamamos actitudes es algo que se cultiva, se puede rodear de formación y de normas de crecimiento. Hay unos patrones claros para lograr objetivos y debemos conocerlos. Debemos saber buscarlos.

Hay centenares de lugares donde te prometen una formación de éxito, gratis o al contrario pagando unos altos precios. En realidad el éxito depende de ti.

Inténtalo, pero sobre todo ponle todas las ganas y trabajo. Aprender es también un trabajo. 

Muchas veces depende sólo de tu mentalidad ganadora. De estar motivado en intentarlo con todos tus deseos. 

Si has llegado hasta aquí, sigue buscando, pues tienes ya lo más importante: deseos y motivación para intentarlo. Y recuerda que el éxito en sí mismo no garantiza nada, pero es un buen camino para poder vivir algo mejor.

¿Por qué triunfa el BNG en Galicia? Detalles y Trabajo


No ha sido sorprendente pero costaba mucho creer que el BNG en Galicia lograra subir (otra vez) con una persona candidata que desde fuera al menos aparentaba ser una novedad aunque lleva desde el año 2016 como portavoz del BNG en propio Parlamento Gallego y a nivel estatal. Pero afianzarse como segunda fuerza en Galicia y a una gran distancia del PSOE, es un hecho. ¿Cuál es el motivo?

Por cierto, el BNG ha tenido muy serias dificultades en sus años de vida, entre los propios militantes y dirigentes, lo que ha dificultado tremendamente la claridad de su ideología. Así que verlos triunfar con ese tamaño de votos nos debería llevar al resto a la reflexión, que sin estar dentro de Galicia es muy complicada de realizar. Pero podemos esbozar pequeños detalles.

Su fuerte son las elecciones municipales y al Parlamento de Galicia, como parece lógico al ser un partido nacionalista. Pero también es capaz de estar en Europa y en el Senado y Congreso, aunque sea una presencia mínima pero suficiente para darles vida y espacio. 

Un partido creado en 1982 y que ha sufrido en su seno numerosas tensiones internas, divisiones y grupos menores que se suman, entran y salen. No hay duda de que si hubieran sido capaces de mantener la unión simplemente algo más pacificada, todavía los resultados serían mejores.

Parte del éxito, si no el motivo casi único, es que conocen muy bien Galicia, saben qué necesitan y quieren los gallegos de izquierdas, y lo plantean con seriedad, datos, participación y una buena comunicación

Saben y cuidan sus espacios sociales en Galicia y saben que es muy complicado poderse entender con el PSOE del que no se fían. Y ese es un marco mantenido. Pueden apoyarse "ligeramente" pero no para mantenerse en equilibrio. Prefieren caer a ir de mano del PSOE. Eso supone que a sus votantes se les manda claramente el mensaje de que ellos "son otra cosa" aunque admitan que las peleas internas los martirizan.

Arriba os he dejado la primera página de su Programa Electoral de 2024. Claramente en esa Introducción de su Programa habla de personas y de sus problemas más importantes. No habla en esa primera página de Galicia o de su forma de querer ser más o menos independientes, no habla en abstracto ni de problemas que son complicados de resolver desde Galicia.

Habla el Programa en su Introducción de Sanidad, de Trabajo, de Emigración que se va de Galicia, de Pobreza y Exclusión Social. De Vivienda o de la gestión de la Deuda Pública. Materias que desde el Parlamento Gallego se pueden modificar. 

Saben que pocos se leerán todo el Programa pero mucho más se leerán la primera página

La Comunicación Política también es un ejercicio de Titulares en herramientas de expresión diferentes a un periódico.

Como el Programa Electoral tiene 189 páginas, queda espacio para hablar de todo. Por ejemplo de Nacionalismo, de modificar el marco autonómico que entienden insuficiente e inadecuado. No quieren una autonomía tutelada que simplemente sea administrativa y de las materias que estimas desde Madrid.

Ajovín


19.2.24

Galicia enseña la patita y podemos no querer verla. La puerta se está cerrando


Galicia nos ha demostrado que incluso en los territorios pequeños se pueden producir terremotos que afectan a los territorios grandes. Aunque las personas movidas de sus despachos disimulen, y digan ahora que eso es cosa "de allí" y que no va con ellos.

Toman nota amigos. Sumar y Podemos han desaparecido de Galicia. VOX no existe en Galicia. Y un PSOE con un 14% de los votos sería un partido en vías de extinción si no le ponemos tiritas con IA para que el terremoto no se contagie. La puerta se nos cierra y no podremos ver qué se cuece dentro.

Los resultados de Galicia indican además que la cercanía en las gestiones y decisiones que afectan a las personas es por fin lo que se lleva, y que para recibir órdenes, es mejor que sean cercanas y que no vengan desde una ciudad/nación que no nos/les manda trenes suficientes para estar comunicados con el resto de España.

Pero es verdad que estos resultados no son extrapolables al resto del Estado. Pero es una toma de temperatura que debería ser leído bien.

Y hay que tomar nota de que tras el País Vasco y Cataluña, cada vez más van creciendo opciones nacionalistas que trabajan el voto cercano. Sea en Andalucía, Madrid, Valencia, Canarias o incluso a veces alguna zona de Castilla.

No, en Aragón todavía no y habría que hacérselo mirar. 

La subida del BNG y la desaparición de Podemos y Sumar de Galicia —en donde casi nacieron las famosas Mareas—, es un punto de análisis que hay que desentrañar. 

Si vemos que la famosa "En Marea" que era el Podemos de entonces con algunas pequeñas sumas políticas, logró más de 408.000 votos en Galicia a unas Elecciones Generales del año 2015 (la mitad de toda la izquierda); o que recogió 270.000 votos al Parlamento Gallego en el año 2016, vemos que en muy poco tiempo al menos los gallegos han cambiado brutalmente. 

Ayer en febrero de 2024 Podemos logró sólo 3.800 votos. Menos que PACMA que tuvo casi el doble. Venían del año 2020 en donde el propio Podemos con 51.630 votos en las últimas elecciones al Parlamento Gallego tampoco logró representación en el Parlamento. 

Esta vez SUMAR ha logrado 28.000 votos, todavía la mitad que aquel Podemos de 2020. Perder En Marea/Podemos un total de 405.000 votos gallegos en poco más de 8 años, es un dato preocupante para esa izquierda estatal.

Ajovín


16.2.24

Todo podría ir a peor… para ti


Cuando te encontré tan enfadado en medio del derribo pensé que allí habías vivido, pero no, es que simplemente te habían enviado para que nos transmitieras tu opinión sobre todo aquello.

Tu vivías en otro barrio, tu piso era grande y hermoso, con una gran terraza, pero te gustaba meterte en todas las mierdas y aquellos derribos era una de ellas.

Pusiste cara de mala hostia, entornaste los ojos y empezaste a soltar babas mentales por la boca, que para eso sí estabas bien entrenado. Lo de enseñar los dientes dependía del día y de la hora.

Nadie te hizo caso, nadie acudió a escucharte, no pudiste aunque lo quisiste intentar, soltar tus verborreas mentales, pues los vecinos estaban a otros menesteres más fáciles de digerir.

Creo que fue entonces cuando te dijiste que disfrutar de tu piscina comunitaria, de tus flores de la terraza, de tus músicas bien elegidas, te podría producir más felicidad que estar siempre quejándote de las mierdas comunales.

Recogiste la mala cara, abriste del todo la mirada y te soltaste la melena. Pusiste cara de simpático y te fuiste andando lentamente a buscar una cafetería que tuviera calma y churros. Enseguida la encontraste.

15.2.24

Contra el narcotráfico, empecemos por decir la verdad


Casi nadie duda de que al ministro Grande Marlaska le han ido creciendo los problemas en su ya largo mandato, y que se ha tenido que ir comiendo muchos sapos, no siempre por una mala gestión. 

A veces los gestores políticos tienen que tragar piedras en silencio, y admitir que los errores aunque vienen impuestos o desde otros espacios, tienen la obligación de lidiarlos como pueden.

En el último caso, la incapacidad manifiesta de controlar el narcotráfico en el sur de Andalucía, hay tanto escondido como lo que se nos cuenta. 

Y admitiendo que esto no sirve para las familias de los fallecidos en Barbate, profesionales que estaban defendiendo el orden de todos, cumpliendo órdenes superiores cercanas mal exigidas; el problema es mucho más complejo… que entender o explicar la simple retirada de efectivos, por motivos no informados como se debe, posiblemente por imposibilidad de hacerlo sin levantar otras ampollas internas y externas.

Posiblemente el desmantelamiento de la unidad antidroga de esa zona sea uno de esos posibles secretos que nunca podremos aclarar, aunque a veces se vayan dejando piedras con detalles. Sabemos de su precariedad y su insuficiente presupuesto, sabemos de que los narcos tenían amenazadas a varias personas y su entorno, pero poco más.

Nadie dijo nunca que sea posible arreglar lo fácil, pues dentro de lo sencillo habitan vecinos complicados. Incluso países cercanos con intereses económicos que no encajan en las soluciones.

Cuando un problema se deja enquistar por presiones exteriores, se convierte en un "problemón", y si los diversos intereses se mezclan entre ellos y hay constancia de que a veces resolverlos en una zona es simplemente trasladarlos a otra, el tema se complica mucho. 

He escuchado estos días decir incluso que la solución pasa por legalizar la "maría" sin darse cuenta de que tras ella está la cocaína y tremendas mafias europeas que son en realidad las que pagan a los andaluces. Las piscinas y chalet de los narcotraficantes andaluces son tonterías que dan asco, comparadas con las ganancias de traficantes de vidas que no sabemos quien son ni donde viven, que se mueven en espacios mucho má amplios que el Sur de España.

Pero mucho peor que la actual situación con los narcotraficantes, es la que va teniendo la sociedad de que no somos capaces de resolver los problemas en España y que se nos van acumulando uno encima del otro. 

Eso sí es muy grave, pues afecta a la confianza en lo público. 

Tratar a los ciudadanos como adultos es un buen camino que siempre da mucho miedo, pero a veces hay que comunicar mucho mejor y no tener reparo en decir verdades como puños. 

También para eso están los medios de comunicación, a veces con miedo o con intereses curiosos, más en estas épocas de seria dificultad económica en los medios. Saben mucho más de lo que dicen, y sobre todo, dicen lo que quieren decir y se callan lo que se quieren callar.

Ajovín

14.2.24

Alberto Garzón y la izquierda española imbécil


Es muy complicado ser más imbécil que la izquierda española, incluso ni entrenando. A veces ser de izquierdas en España es como ser (por poner un ejemplo sencillo) Testigo de Jehová, que lo tienes que ser para siempre y en la misma medida toda tu vida, no hay matices ni alternativas.

Sucede constantemente en la izquierda, pero ahora con Alberto Garzón hemos insistido hasta la imbecilidad. A la izquierda tonta la parece mal que el exministro se ponga a trabajar en una Consultora de Izquierdas, pues la empresa no es MUY de izquierdas. Insisto, somos lelos.

Y Alberto Garzón ha renunciado irse a trabajar a la empresa Acento, que es un lugar lleno de socialistas viejos, pero esa empresa no les parece suficiente a las gentes de IU y se han liado a criticar al exministro para que no se ponga a trabajar. 

Podría poner otros ejemplos de partidos de izquierda que piensan lo mismo, pero me callo. 

Por si hubiera jóvenes que desearan ser de izquierdas, que lo sepan y tomen nota. Cuando dejen de militar en un partido de izquierdas no podrán ser más que si acaso funcionarios. El resto de trabajos estará mal visto.

Así que efectivamente, cada vez hay menos personas VÁLIDAS que quieren militar en partidos de izquierdas. Seremos puros, muy puros. Pero a la vez seremos imbéciles, pues jugamos con una reglas distintas al resto, y así siempre perdemos las partidas.

Grandes momentos de la Humanidad. Stefan Zweig


Excelente anecdotario de situaciones descritas por Stefan Zweig que ha influido tanto en quienes han seguido su estela, la de novelar la historia. Escritores de los que disfruto como Del Molino, Vuillard, Echenoz y tantos otros surcan las rutas de los mares cartografiados por los episodios de Galdós y las novelas anti colonialismo de Conrad.

Sobre qué o quiénes escribirían hoy los maestros en las relaciones entre literatura e historia. Quiénes son los perdedores y los miembros a capolar, las muertes que valen para Occidente pero tienen otra contabilidad si son terceros, de las actuales guerras paridas por los financieros de Putin, entonces los JP Morgan que al menos vivían en el temor de dios de que algún anarquista se los llevara por delante. Como sucedió.

No sé si en los romances paridos hoy por los maestros podría aparecer como personaje central un agricultor o ganadero rellenando la quinta hoja de la PAC o renovando su firma electrónica en su gestoría de Boltaña, quizá no.

Ese mismo manifestante que recibe cada tarde, como únicas llamadas de voz, cinco para cambiar de compañía eléctrica. Y al que ya no le escribe el tío abuelo de San Francisco sino, como a los urbanitas que detesta y ve cada verano en la piscina de Tierrantona, solo las de la Caja Rural.

Este agricultor full time, el último eslabón de la cadena, a caballo en su pick-up y con su fiscalidad especial, es una víctima de las importaciones. Debe trabajar todas las horas del reloj para intentar amortizar su maquinaria, cosecha en tierra plana, pisa nieve en Piau tres meses, el resto del tiempo da de comer a un celemín de perros con el busca de los buitres y mira trufas… Y habla en fracciones de millares de euros como otras personas eligen comprar solo marcas blancas, esas que les echan de los mercados.

A sus padres los tiene en la residencia de la cabecera comarcal. Cuando va a visitarlos no llevan sus ropas sino las de otros, siendo como son de levantarse tarde, los duchan a cronómetro y los dejan en butacas viendo, eso sí, la Peña Montañesa. El poco personal tiene que doblar como ayudante de cocina. Eso que están en una residencia concertada pública y, por lo menos, el derecho al rebote lo pueden derivar a concejales o alcaldes que sienten la presión de que están puestos por él.

Conoce casos de compañeros labradores de otros pueblos a los que el sedentarismo con almuerzos de tantas horas de maquinaria y el estrés de haber sembrado a destiempo les ha hecho víctimas de un subidón de tensión, de un ictus. Pusieron los huevos en la misma cesta, ¿o eso se dice de otra forma? Ya no se sabe.

Trasladado a la medicina privada de Pamplona, a su conocido de sindicato y del valle de al lado le trataron de usted y de maravilla. Los mismos cabrones que en la pública, si vas a San Jorge o a Barbastro, no te dicen ni hola al pasar por las habitaciones. Como el tratamiento era tan caro, y tenía un cáncer sin diagnosticar, para eso no había tratamiento y al final le derivaron porque lo que suba de los 200.000 euros que te lo trate el seguro en Huesca. Ya no nos interesa porque no damos beneficios.

No se dice así, que son bien amables. La familia oye que nosotros no podemos hacer nada más, eso sí, te vas con tus diez revisiones a tanto el escáner. Ni para tu parto si viene cruzada no tenemos fórceps.

Es posible, como en el resto de sectores, que el honrado y abnegado agricultor sea alcohólico, ludópata de la caza, un déspota heredero universal o esté más calentado que un Panda de primera generación subiendo Monrepós por su ídolo mediático de Orihuela del Tremedal.

Pero al final es un habitante de su tiempo, el que le toca a su pesar, a los mandos de una nave espacial y que si hace trashumancia es para pasear a forasteros entre sus ovejas, que parará su piquete para ir a la Fima y dejarse en Zaragoza 400 euros cuando hace diez años eran 80. Que también hay que vivir…

Zweig no intuyó y se suicidó por ello el arraigo nazi por cobardía que anidó en las clases medias austríacas, en los que eran sus vecinos de rellano.

Un agricultor como el funcionario de Huesca que les revisa la PAC o el de la funeraria de Jaca por la que todos pasaremos, es mucho más que un outsider. Es un personaje de Sergio del Molino, sin él saberlo. Como se le pare el tractor en la protesta, veremos al mecánico informático del concesionario de Huesca en su furgoneta metiendo el programa y a ver si no le engaña el sistema del tractor con la avería. Pase lo que pase, no bajará de 800 la reparación ni la rueda trasera de 2000 ni la residencia, los duchen cuando los duchen de lo mismo.

El que mejore el protocolo por humanidad es porque de serie viene así de casa.

Trata de arrancarlo, Stefan…

13.02 Luis Iribarren

12.2.24

El silencio es muchas veces la mejor manera de hablar


Llevamos unas semanas a nivel España, Europa o Internacional, que existen tantas noticias y casi todas ellas malas, que uno ya no sabe si dejar de escribir definitivamente, o ir seleccionando algunos temas para plasmar mi opinión. ¿Sirve de algo opinar, cuanto opinan cientos de personas, la inmensa mayoría de ellas con los conceptos muy claros y fijos?

La sociedad en su conjunto, ante la saturación, va poco a poco desenganchándose de casi todo. No sirve de nada seguir opinando, pues nadie quiere leer, y tal vez tengan razón. No opinamos, sino vendemos nuestras "motos" para ver si somos capaces de convencer mientras hacemos ruido.

No existe el suficiente humanismo, tampoco calma y reflexión, poco positivismo, y las ideas es jugar a joder. Y sin sexo.

Así que sí, el silencio es muchas veces la mejor manera de hablar. Creo que algo parecido decía el aragonés Baltasar Gracián.



6.2.24

Nos faltan políticos. Nos sobran gestores


Cada vez hay menos políticos, y más trabajadores de la política. Y eso es un activo conseguido por los que van logrando que se odie la política en general, y todos sabemos bien para qué lo quieren así. 

Cuanto menos política haya, más mandarán los que están en ella para trabajar y no para cambiar la sociedad. El número de políticos pequeñitos que son voluntarios son tremendamente más numerosos que los que cobran por ello. 

Y si faltan los voluntarios, los gestores no pueden gestionar si no es mal y a precios carísimos. Sobre todo en localidades pequeñas.

Lo curioso es que la sociedad en general, incluso en gran número de partes y sectores variados, abrazan ese mantra y logran por agotamiento que no haya políticos. 

No es lo mismo ser un buen Gestor de una Comunidad de Vecinos de 47 millones de personas (o de 200 millones) que ser un político. Los objetivos para la sociedad son muy diferentes.

En la izquierda esto es complicado de gestionar por nuestra propia personalidad, a la hora de entender para qué nos queremos dedicar a la política de cualquiera de sus numerosos niveles. En la derecha no, pues entienden la política más como una gestión de empresa. 

Y por el camino se van quedando referentes de la izquierda o intelectuales amplios y plurales, que cansados, quemados, aburridos incluso de lo que ya han vivido, se dedican a su vida, ajena a las labores políticas. 

Y mientras tanto no surgen voces nuevas que sean capaces de marcar caminos nuevos y con ganas. Referentes que sepan y quieran explicar. Simplemente eso. Parece poco, pero es imposible ahora.

1.2.24

¿Para qué nos sirve el miedo? - What is fear for us?


El miedo va dentro de nosotros, forma parte de nuestra forma de saber defendernos. Sin miedo seríamos todavía más tontos. Lo cual a veces parece casi imposible. 

Necesitamos el miedo para estar controlados y tranquilos, aunque parezca un contrasentido. Necesitamos el miedo para que nos puedan controlar con más facilidad.

Es cierto que nuestra capacidad de creernos capaces de todo, de controlar y dominar…, es absurda, no tiene sentido. Somos débiles y asumirlo debería ser parte de la solución.

Estamos en la prehistoria de excesivas cosas de las que no conocemos lo suficiente. Pero no nos lo decimos, y así tenemos menos miedo, nos sentimos más seguros. 

Como los jóvenes tienen menos miedos —pues ven imposible que llegue el final de la película— se saben defender peor y cometen más tonterías. 

A esas edades son también más capaces de saber aguantar los errores pues el cuerpo está nuevo. Aunque las abolladuras de la vida siempre dejan huella.

----

Fear goes within us, it is part of our way of knowing how to defend ourselves. Without fear we would be even dumber. Which sometimes seems almost impossible. We need fear to be controlled and calm, even if it seems a contradiction.

It is true that our ability to believe ourselves capable of everything, to control and dominate, is absurd, it makes no sense. We are weak and assuming it should be part of the solution.

We are in the prehistory of things that we do not know enough about. But we don't tell ourselves, and so we are less afraid, we feel more secure.

As young people have fewer fears - because they see the end of the film as impossible - they know how to defend themselves worse and commit more foolishness.

At those ages they are also more capable of knowing how to endure mistakes because the body is new. But life's dents always leave a mark. 

Las tablillas en los cementerios de Japón. Visita sus cementerios


En Japón, en Tokio, son tantas las sencillas cosas que debemos ver, que una semana es muy poco tiempo para disfrutar de una sociedad diferente a la occidental. En los viajes de más de una semana que hagas a cualquier país distinto al tuyo yo siempre recomiendo que al menos unas horas se dediquen a visitar un cementerio, y admitiendo de que esto suena a barbaridad, es un ejercicio turístico que te adentra como pocos en sus culturas, en sus formas de ser y sentir. 

No es falso decir que hay cementerios maravillosos, y bien cerca de España tenemos los ejemplos de París, o incluso sin salir de España algunos cementerios en Galicia o en Castilla. Lo recomendable es antes de visitarlos revisar alguna información sobre ellos para aprovechar la visita.

Esta imagen de arriba nos muestra el cementerio de Yanaka ubicado al norte de Ueno en Yanaka, Tokio. Un cementerio donde poder ver y sentir la antigua atmósfera de Shitamachi, la historia de un pueblo, la cultura antigua de Japón.La calle que atraviesa el corazón del cementerio se llama Sakura Dori, la calle de los cerezos en flor. Si tienes la suerte de poderlo visitar cuando las flores rosas y blancas están en los árboles en primavera, verás un espectáculo inolvidable.

En las tumbas de los japoneses es habitual dejar unas tablillas con rezos y recuerdos para el difunto, que en días de viento se mueven y realizan un tintineo que suena a música celestial o como poco a sonido venidos desde el más allá. 

Como en Japón ciudad hay cementerios en algunos barrios entre las zonas habitadas, dentro de urbanizaciones, en días de viento este sonido entra en las habitaciones de las viviendas cercanas, para recordar que la vida es eso, una música que se acaba.

Residencias para personas mayores pero no muy mayores


Hay residencias que ofrecen estancias temporales, que atienden en régimen de asistencia completa a personas que han sufrido una caída, rotura,  operación, etc. para que estén atendidos mientras se recuperan de sus procesos.

Si la persona es de tercera edad, me parece bien que esta recuperación se haga en un Centro de personas Mayores.  Pero si esta persona es aún joven (50, 60, incluso 70 años), deberían existir centros donde quienes residen sean personas de la misma generación. Personas con las que interactuar, hablar, jugar a las cartas, hacer un crucigrama, ver series de tv, cualquier actividad que les mantenga ocupados y distraídos, sin pensar en su dolencia ni que han entrado en una fase de soledad, de enfermedad, de una debilidad que va en aumento.

¿Por qué digo esto? Porque si se está en un centro internado/a un largo tiempo y no se activa la memoria, el habla, las habilidades sociales, motrices, si no se motiva al paciente, si además se ve rodeado de personas ancianas, quizás en peor estado anímico y de salud que el paciente ingresado, conseguimos que alguien que entró para recuperarse de una cadera rota, o de cualquier otra cosa, salga peor de ese centro. 

Y creo que debería ser al contrario. A cualquier persona a partir de los 60 años se le debería dotar también de esperanza y alegría, de una cierta habilidad para relativizar sus procesos temporales de una debilidad, que no tiene que ver con su estado anímico al entrar ni con su edad. Y si no somos capaces de crear centros para adultos no muy mayores, los convertimos en "muy" mayores simplemente ingresándolos en unos Centros concebidos para personas con debilidad y una edad muy alta.

Hoy se es joven muchos más años que antes, y eso debe lograr que creemos servicios dotados para las particularidades de esas personas de 55 a 75 años, que todavía tienen mucha energía, aunque hayan tenido un tropiezo temporal en su salud. No deben ser geriátricos, sino más similares a hoteles con cuidados al menos de enfermería y actividades similares y cercanas.

Laura Puente 

Hay dos España, dos Madrid. Tremendamente diferentes

No queremos ver lo obvio por las calles, pensando tan vez que así nos sentimos más felices. El 31 de enero de 2024, a las 10 de la mañana, he cruzado la plaza Benavente de Madrid y había al menos unas 8 personas haciendo o intentando ser alquiladas para la prostitución.

Había un hombre durmiendo en el suelo, junto a una esquina cerca de una librería y sin tapar, y seis hombres sentados en el suelo de la otra punta de la plaza, alrededor todos ellos de dos cajas de vino.

Tenía esa mañana que acudir a un barrio “bien” de Madrid a casi una hora de Metro, donde el espectáculo era totalmente diferente.

En las tres últimas paradas de la larga ampliada línea de Metro, ya casi no viaja nadie y los que lo hacen son trabajadores del hogar hacia barrios muy residenciales. Los hospitales privados y las escuelas idénticas copan los espacios que dejan los grandes chalet o enormes edificios de diseño, con altas vallas y seguridad privada. Sin clave no se puede ni llamar al portero.

No hay comercio, no lo necesitan, no hay personas por la calle, no lo necesitan tampoco, no hay vida en la calle, si acaso en los Clubs privados de entretenimiento o dentro de las vallas metálicas.

Son dos España, dos Madrid, dos sociedades, dos formas de vivir y de morir. Son tantas las diferencias, que preocupan aunque las tapemos. El resto, nosotros, los que no pertenecemos ni a una ni a otra sociedad, no queremos mirar a ningún sitio. Nos conformamos. ¿Eso es lógico, inteligente, humano?