Ideas para escritores que pierden las ganas y deseos de seguir escribiendo

Cuando nos dedicamos por gusto y afición a escribir nos encontramos con periodos de auténtico vacío intelectual, de días o semanas en los que nada parece gustarnos o incluso que ni nos apetece escribir. 

Es normal aunque hay que vigilar su duración pues nos puede suceder que se pierda la costumbre y nos extraviemos en la maraña de la indolencia.

En todo proceso se necesita respirar, dejar un tiempo de mirar fijamente a una sola dirección y cambiar de rumbo. 

Puede —debe— ser bueno y positivo pues al volver lo haremos con otra mirada, con otro equipaje. Por eso cansarse de escribir, agotarse, puede ser incluso positivo si sabemos encajarlo bien.

Una solución es dedicarnos esos días o semanas a escribir otro tipo de literatura. Poesía, relatos o novela corta, blog, ensayo y sin duda para corregir lo ya escrito con anterioridad. 

Otra solución puede ser leer algo más de lo habitual y diferente, eligiendo aquello que en periodos normales no leemos. Y sin duda al final, sería volverse más contemplativo y tomar notas. 

Mirar, observar, revisar, analizar y estudiar comportamientos, nos pueden servir para el próximo ataque de actividad y creación. 

Debe haber momentos para analizar y repasar, para corregir incluso los proyectos que tenemos en el cajón hasta darles algo más de forma y ver si nos encajarán en el futuro próximo. 

Lo importante es no perder de vista la escritura, aunque sea desde otra óptica, utilizando posiciones diferentes que sean complementarias.

Tengo el vicio de comprar, de poseer cosas importantes ¿Me puedo curar?

Comprar es algo más que poseer, es también sentirte capaz y asombrosamente rico. Y es algo que en alguna medida todos necesitamos. De hecho el éxito de las tiendas “todo a 100” es precisamente la de recuperar para el consumo y la compra a las economías débiles o a las personas de ingresos medios pero de gasto compulsivo.
Necesitamos sentir que lo que existe a nuestro alrededor también es posible tenerlo, poseerlo, pues si no es así nos sentiremos mal aunque lo intentemos. No será posible saltarnos del consumismo más que con una herramienta muy sencilla. Poseer cosas que no tengan precio. Pero al fin y al cabo es consumir.
Libertad, sol, naturaleza, silencio, tranquilidad, literatura, arte, compañía. Son también posesiones complicadas de poseer aunque no tengan precio. Podemos ser compulsivos consumidores de libertad, de sol, de agua, necesitar sentir bajo nuestros pies le hierba o las piedras, disfrutar del espacio vacío o de unas líneas de color sobre un lienzo. Es un vicio también, maravilloso vicio para quien disfrute de él. Como todos los vicios.
Comprar tranquilidad también es poseer y sentirse rico.

¿Estamos ante un cambio de ciclo social y cultural?

Toda sociedad tienda hacia su desarrollo y crecimiento casi imparable, hasta alcanzar el punto más alto, para a continuación empezar a bajar de una manera muy rápida. Todo cultura social dispone de un punto máximo que nadie sabe posicionar hasta que se alcanza, no pudiendo este determinarse, hasta que se produce una caída pronunciada en su relación sobre todo consigo misma.
El dato más dramático de la hecatombe social es que se devora ella misma. Los mayores desastres que le suceden a una cultura social en su decaimiento brusco; es precisamente la multiplicación exponencial de sus propios problemas y la nula capacidad de respuesta y soluciones, más que la pelea de contrarios que quieren modificar culturas y sociedades.
Normalmente a una catástrofe social no le sucede un recambio social; queda un vacío que es precisamente el que produce el desastre con mayor crudeza y rapidez. No hay una transición, pues esta formaría parte del propio crecimiento de la sociedad, no hay evolución hacia otro punto sino un gran vacío que se come todo lo construido —queriendo o sin querer—, pero sin capacidad de respuesta.
Por eso la destrucción de un sistema de cultura social se produce a una velocidad muy alta, pues no dispone de mecanismos de defensa al estar todo él paralizado; es pues una incomprensión e incluso un alentamiento social para que se produzca el desplome como mal menor.
Es complicado decir que estamos ahora (en el 2010/2020) en un punto máximo

A favor del copago en sanidad y educación. A favor de la sanidad y educación pública de calidad

Vuelve a estar sobre la mesa el copago en sanidad y educación en España y otra vez a la izquierda la estamos pillando con el silencio mientras el PP se esconde tras un discurso del NO aunque sepan que será que SI.
El copago es inevitable (de hecho ya existe hoy, con odontología fuera del sistema sanitario, por ejemplo), nos guste o no nos guste y la izquierda debería haber articulado el copago (controlado según renta) como algo bueno para la redistribución social y alternativa a la pérdida de servicios, si se sigue insistiendo en no querer subir impuestos.

No es lógico que mientras no se puede soportar los costes de la actual sanidad y educación y se estén bajando calidades de servicio o no se aumentan inversiones en educación que son tan necesarias, no se quiere hablar de este asunto por miedo social, cuando en realidad es por no saber articular las medidas.
Un hijo de un desempleado paga lo mismo en una Universidad que el hijo de un gran empresario sin tener en cuanta el esfuerzo del alumno ni los ingresos. Y no me sirve hablar de Becas pues son una herramienta nada útil para el aumento de ingresos y un gasto que no se puede aumentar.
La gratuidad de los libros de texto ya fue un error que mantenemos. No es el camino. Mientras no somos capaces de aumentar la calidad en la escuela pública tampoco lo somos para dotarla de más recursos.
Se podría implantar una cuota anual de matriculación con arreglo a unos varemos (baremos, lo siento) que se indicarían en la declaración de IRPF de la suma del hogar familiar. Se puede dividir a la sociedad en seis u ocho bloques y calificarlos con una letra y con arreglo a ella pagar esa especie de impuesto por matriculación. Cero impuesto de matriculación por cada curso para las divisiones A y B, muy bajo para la C, bajo para la D y normal y alto para la E y F.
Pero este sistema no es bueno ni defendible —y menos desde la izquierda—, si antes no somos capaces de asumir que hay que defender el sistema y calidad de vida que nos hemos dado, y sobre todo que hay que seguir avanzando en calidad para los servicios públicos, simplemente por que si perdemos calidad, las clases económicas altas tienen alternativas privadas —que por cierto emplean muy bien mezcladas con las públicas para al final elegir ellos pues si que peude elegir, otros no—. O logramos mantener el sistema de la educación y la sanidad pública con calidad, o cada día más, se convertirá en un sistema NO universal porque parte de la sociedad se irá escapando, dejando de realizar ingresos y a su vez hablando mal de algo que ya no emplea. Y los que saldremos perdiendo seremos las clases sociales que no podemos elegir un sistema privado de sanidad y educación o no creemos en sus bondades.

Hay otra solución posible y tal vez mejor y más sencilla. Subir los impuestos, algo que la izquierda en este país parece no saber transmitir a la sociedad, a su sociedad. Hay que hacer más pedagogía sobre el valor de los impuestos como unificador de posibilidades sociales.
Los impuestos bien gestionados deben servir para mantener el sistema de calidad social y universal. Pero bien gestionados y sobre todo respetados por todos.

Cuando hay poco para cubrir gastos, o ingresamos más o gastamos menos. No se ha inventado nada diferente para cuadrar las contabilidades. Ojo, cuando se habla de "gastar mejor" cada uno interpreta ese "mejor" como le gustaría a él; es un auténtico cajón de sastre, sobre todo ideológico.

La televisión del presente, la que era del futuro, es mala

Sé que os habéis dado cuenta, pero no está mal recordarlo por si alguien más se suma. La televisión tras el TDT o la entrada a lo digital no ha ganado nada de calidad. Nos hablaron de maravillas y lo que han conseguido es vender más televisiones y si se ve mejor es por eso, por la pasta gansa que nos hemos gastado en aparatitos nuevos y televisiones más grandes. Pero los canales y los programas son cada día más complicados de digerir.
Se salva algún canal temático infantil, algunos de series y películas, tener el 24h ahora que nos quitaron el CNN+ y poco más. Ha mejorado el cultural La 2 pero a costa de empeorar Telecinco que repite y amasa las tripas hasta convertirlas en una “devoltina” complicada de mirar. Y el caso es que nos cuesta una parta gansa tener esta tele, en impuestos y en publicidad, que todo es pagado por los ciudadanos de a pie que consumimos y pagamos impuestos. Pero nos quejamos poco y si nadie lo impide por medio de las audiencias que son las que mandan, tendremos basura para años. Y cuando hablo de basura no me refiero solo a los programas del corazón, pues las engañifas las tenemos en muchos programas que se consideran serios.
Si al menos conseguimos que nos entretengan, vamos bien.

Consejos para escribir un diario personal, laboral o de viajes

Escribir un diario, sea personal o de cualquier otro tipo, es una tarea lenta y muchas veces surgen deseos de abandonarlo. Es lo lógico y normal, se avisa ya para que no pensemos que nuestro caso es poco habitual. 

Pero lo importante es no tirarlo al cajón del olvido y dejar que pasen los días en blanco si no nos apetece escribir nada. 

El diario personal no se trata de una obligación, aunque sería mejor que así fuera, si no de un gusto, de un deseo, de una necesidad incluso.

Dicen que mientras estemos en el recuerdo de alguien, no habremos muerto del todo. Así que nada mejor para intentarlo que dejar algo nuestro para el “después”. 

Sea una obra de arte, sea una obra literaria, sea un diario personal o de intenciones, sean unos vídeos, sean unos recuerdos. Siempre tendremos a alguien que vendrá detrás y sentirá curiosidad por saber algo más de nosotros. 

¿Cuándo pagaría yo por tener unos diarios de mis abuelos?, ¿cuándo por tener un diario de mi padre en sus tres años de guerra?

Nada es desdeñable, aunque creamos que no está bien escrito. El sentimiento y la información puede ser vital para darle sentido, para que quien lo lea entienda mejor que nadie cómo se ha forzado el diario personal que tiene en sus manos, qué sentido tiene en la actualidad, para qué sirve en el hoy, cómo modela la figura de quien lo ha escrito con los años ya pasados y los acontecimientos vistos desde otra óptica.

Recuerda que escribir un diario es plasmar el momento, los sentimientos. 

Habrá días bueno y malos y esto se tiene que notar en los escritos. Habrá días vacíos y otros en los que se nos llenarán las hojas o líneas sin pensar. Y sobre todo habrá textos escritos pero también situaciones no contadas, con la decisión de que no formen parte de nuestro diario. 

Tan importante puede ser dejar escrito algo como saber seleccionar y no escribir sobre otros aspectos. Un diario personal puede ser total o parcial, es nuestra decisión.

En este mismo blog encontrarás varias entradas más sobre diarios personales o escritura personal.

Aprender a escribir haiku

Los haiku son unos breves poemas japoneses de 17 sílabas, divididos en tres versos. El haiku debe contener en su primer verso cinco sílabas, el segundo debe tener siete sílabas y el tercero cinco.
Pero el idioma japonés es muy distinto a los idiomas occidentales y es mucho más sencillo darle sentido a las frases con tan pocas sílabas y unas reglas muy precisas, hasta crear haiku imposibles de traducir siguiendo sus reglas. En el japonés cada sílaba tiene una importancia mucho mayor dentro de su frase, que en el castellano o el inglés.
Además un haiku debe tener en los dos primeros versos el desarrollo de la poesía, para dejar al tercer verso el desenlace y la sorpresa.
Os pongo un ejemplo sencillo y propio en castellano. Dos primeras líneas anunciando la historia, y una tercera gritando que no escribie pero no han logrado conseguir que no piense.

No le dejaban escribir
lo que pensaba…, 

…y consiguieron que no escribiera

La manera occidental de escribir haiku es mantener la estructura de los tres versos; la de emplear los dos primeros versos para el desarrollo de la idea, del pensamiento, y dejar para el tercer verso el final, a ser posible inesperado. Pero saltarnos el número de sílabas como norma de obligado cumplimiento. Intentar eso si, que sean versos cortos o incluso muy cortos, que parezca más un grito que un pensamiento y que mantengan la estructura de las tres líneas.

Es posible que exista Dios y esté tomando nota de todas las barbaridades que hacen los religiosos

Creo que el problema de los países árabes es tan complejo que no se debe escribir sobre ellos sin antes no haberse leído al menos una docena de libros de muy diferente pelaje. Cuando la religión impregna el ambiente la razón tiene poca razón pues está viciada también. Se mezclan las ideas con los símbolos, las adoraciones con las promesas, los cielos con las vírgenes, los colores con las témporas.

Rezar sabemos todos, lo que cambia es la forma y el destino, y me atrevería a decir más. Todos los Profesas han insistido en la NO violencia, en el amor, en la paz. Pero todos los jefecillos de los seguidores profundos se saltan a la torera estos mensajes. No hay mucho cambios entre religiones, si acaso en las vestimentas, en los cuadros que envuelven.

Si malo es pensar y decidir eligiendo el mal, peor es todavía no pensar y decidir que lo mejor es obedecer. Y vamos camino de conseguir adeptos al precio de su libertad, convencidos de que sobre religión no hay tonos grises ni de colores, todo es blanco o negro, cielo o infierno, buenos o malos. 

¿Y si de verdad existiera Dios y estuviera tomando buena nota de lo mal que lo están haciendo los religiosos de todo tipo y pelaje?

Te quiero mucho, con toda intensidad, te quiero mucho…


Me gusta la música con texto poético, con sentimientos, con garra y cambios. Me gustan las versiones que son capaces de entregar diferentes maneras de entregar lo mismo pero a otro tono, a distinto compás, con ligeros cambios en los textos para seguir trasmitiendo pero con arreglo a lo que va pidiendo el momento.
Os dejo “No puedo quitar mis ojos de ti”, la clásica de …te quiero mucho, con toda intensidad… versionada para publicidad turística de la Junta de Andalucía por Alba Molina y Andrea Lutz.

Los Diarios personales sirven para mucho. Cómo hacer los diarios personales

Están de moda los Diarios personales con toques literarios, unos diarios personales pero en los que caben pensamientos, realidades, poesías, relatos y opiniones sobre muy diversos temas.
El Diario personal ya no es un simple dietario en donde vamos colocando en orden los pensamientos o lo que nos va sucediendo cada día. Ahora las herramientas que tenemos a nuestro alcance nos permiten muchas más opciones.
Los Diarios se escriben en un ordenador, con un procesador de texto que nos permite poner claves de acceso y que además nos deja rectificar o añadir textos según los vayamos creando.
Intercalamos pequeñas poesías sobre los textos diarios pero también imágenes que nos ayudarán a recordar el momento sobre el que escribimos. Imágenes nuestras o sobre lo que sentimos, imágenes que “dicen” y hablan por sí mismas.
Escribir hoy Diarios es además de más sencillo, mucho más enriquecedor, pues nos permite crear un documento con muy diversas formas y modos. Eso si, al final como siempre, un Diario debe ser personal y durante el tiempo que decidamos, intransferible a la lectura externa. El tiempo que va pasando, da también una patina de calidad a nuestros diarios. Y nos puede servir también para conservar en él, material interesante para posteriores relatos o trabajos. Puede ser un cajón de sastre de pequeños desechos literarios, a los que podemos acudir para rescatarlos y moldearlos.

Más puede ser menos, en las entradas de nuestros blog

Si revisamos nuestro blog veremos que muy pocas entradas son las que nos traen las mayoría de visitas que recibimos. Entradas muchas veces que no son actuales sino incluso de hace varios meses o años. Se repiten esas entradas con éxito en traernos visitantes, que en verdad muchas veces no vuelven., Son visitas sin gran calidad pero que sirven al menos para dar moral al administrador del lugar.
Si analizamos la temática de estas entradas analizaremos más y mejor qué asuntos de nuestro blog interesa más, qué están buscando, por qué información entran las visitas.
No se trata de hacer un gran número de entradas en nuestro blog sino de seleccionar sobre qué tipo queremos, sabemos y podemos escribir para lograr entradas interesantes que hablen de temas posiblemente no actuales, pero si al menos que interesen a muchas personas durante bastante tiempo.
Menos, muchas veces, es más.
Excepto que sea un blog tipo diario, en donde el escritor disfruta dejando pensamientos y opiniones, sin buscar muchas veces las visitas sino el disfrute personal. ¿Cómo son las visitas de nuestro blog?, ¿cómo podemos mejorar el número de visitas en el blog?

La sociedad y la cultura occidental también cambiará

Nada es eterno, todo se va transformando poco a poco o a golpes, depende de los momentos vitales, hasta convertirse en otra cosa distinta, que no ni mejor ni peor. Eso ya lo valoraremos con el tiempo.
Cuando una sociedad entra en crisis y además sufre transformaciones y alteraciones rotundas aunque sea sin darse cuenta en ese momento, podemos decir que en realidad camina hacia el cambio profundo de modelo, hacia la modificación de esa sociedad en otra cosa.
La sociedad occidental y la cultura capitalista está viviendo momentos de gran tensión y crisis, que le hacen proclive a ser resueltos hacia un modelo diferente, del que todavía no conocemos nada.
No somos capaces de imaginar otro modelo social, una diferente manera de comportamiento social que las ya conocidas por nosotros. Pero en realidad existen, o mejor dicho, existirán. Al igual que los griegos o romanos no podrían imaginar un sistema de relaciones sociales como el occidental actual o como el de la Edad Media o como el comunismo hoy desaparecido, así nosotros hoy no somos capaces de ver un sistema diferente a los ya conocidos y que serán los sistemas del futuro. Insisto que sin predecir si serán mejor o peor. La historia se escribe, pero no siempre hacia delante.
En nuestro sistema social y cultural se detectan niveles de agotamiento claros: se entra en crisis que no se saben resolver, se tiene que recurrir a la violencia para modificar sociedades, la relación trabajo y vida no guarda una cadencia lógica para poder vivir, no hay líderes que gestionen los problemas, no existen ideas diferentes que sirvan para comparar, no existe una sensación de futuro

Tú, también decides en política social con tus actitudes

Te estarás preguntando qué pasa en Libia, si en realidad todo lo que nos cuentan es verdad, o al menos si es la verdad que se nos dice. Es una duda que tenemos muchos. Toda guerra trae más guerra y muerte pero a veces parecen inevitables. En la guerra la mentira es un arma más e incluso nos parece hasta aceptable, pero la verdad es que ya han empezado a morir civiles, que son siempre los que más mueren.

Llevamos un marzo complicado, desde tu casa observas todos los días historias que nos llenan de muerte y dolor, y las tenemos que admitir como mal menor. Realmente somos mucha menos “cosa” de lo que nos creemos cuando todo va bien. Así que no debemos dejar de hacer dos cosas. Vivir el día como un regalo único y apoyar de alguna manera a que el dolor ajeno sea un poco más débil. Somos poca cosa en el mundo, pero podemos difundir nuestras particulares ideas de intentar que el bien se imponga al dolor y al mal. También depende de nosotros hacer posible que lo pequeño y diminuto se vuelve grande. Mientras tanto te deseo un buen día.

Vivimos una década histórica y posiblemente única

Estoy viviendo una década maravillosa en cuanto a acontecimientos importantes para la historia y eso me convierte al menos en espectador histórico. Pero ser espectador no es suficiente así que decidí participar de la vida desde la vida. Ahora estoy seguro de que cuanto más se sabe, peor se pasa con lo que se sabe, pues ya no sirve de nada hacer como que no van contigo los asuntos.
No aspiro a entender nada pues casi todo es tan complicado que requiere más tiempo del que soy capaz de entregarle. Si acaso a dejarme seducir por lo que sucede cada día, a dejarme llevar por la velocidad de mi generación que sigue siendo mucha, y disfrutar del intento.
Cuando se entra en la cocina del restaurante, huele a fritanga, pero si insistes te viene el olor escondido de la basura. Cuando las viandas pierden su temperatura se vuelven odiosas e incomibles. Sean todavía lo gloriosas que hayan sido. Por eso, si se entra en la cocina, hay que estar con el casco de soldado puesto, pues en cualquier momento te vendrá el olor a muerte, a decisiones desagradables, a limpieza que intenta tapar la basura. En todos los lugares donde se cuece la vida, hay muerte.

Conjeturas, miedos y lindezas sobre la vida o la basura

No aspiro a entender nada pues casi todo es tan complicado que requiere más tiempo del que soy capaz de entregarle. Si acaso a dejarme seducir por lo que sucede cada día, a dejarme llevar por la velocidad de mi generación que sigue siendo mucha, y disfrutar del intento. 

Estoy viviendo una década maravillosa en cuanto a acontecimientos importantes para la historia y eso me convierte en espectador. Pero ser espectador no es suficiente así que decidí participar de la vida desde la vida. Ahora estoy seguro de que cuanto más se sabe, peor se pasa con lo que se sabe, pues ya no sirve de nada hacer como que no van contigo los asuntos. 

Cuando se entra en la cocina del restaurante, huele a fritanga y comida, pero si insistes te viene el olor escondido de la basura. Cuando las viandas pierden su temperatura se vuelven odiosas e incomibles. Sean lo gloriosas que sean. Por eso, si se entra en la cocina, hay que estar con el casco de soldado puesto, pues en cualquier momento te vendrá el olor a muerte, a decisiones desagradables, a limpieza que intenta tapar la basura. En todos los lugares donde se cuece la vida, hay muerte.

Vídeo de media hora sobre el drama de Japón, en el canal 24h

La cadena “24h” de Televisión Española puso en antena un montaje de más de 30 minutos con vídeos particulares que reflejan la tragedia de Japón, desde los primeros instantes del terremoto a la visión de unas ciudades y pueblos totalmente destrozados en donde vuelven los vecinos a ver su desgraciado futuro próximo. Ver más de media hora de drama impresiona a cualquiera y todavía nos muestra más, lo débiles que somos ante los problemas naturales que nos afectan cuando nadie puede preveer.
Este vídeo se puede ver en la página de televisión a la carta, dentro del canal 24h.  

La Universidad y la falta de presupuesto y coraje para la excelencia

No estamos tomando en serio el drama de futuro de una generación de jóvenes sin trabajo ni esperanzas de encontrarlo, excepto por suerte.
La preparación parecemos decir que no servir para mucho, se insiste incluso en rebajar las titulaciones en los currículos para poder encontrar trabajo. ¿No hay nadie con dos dedos en la frente que diga que esto es una barbaridad social?
Los jóvenes bien formados y atrevidos, que son muchos, simplemente se van de España. Se van del país e intentan terminar sus estudios en otro país y encontrar trabajo en otras zonas del Planeta. Un buen roto para un país como España, falto de intelectualidad, de investigadores o trabajadores del intelecto. ¿Tampoco aquí vamos a realizar ninguna labor interesante?
Nos gastamos un dinero público en intentar paliar los dramas, algo lógico, pero también en ayudas no productivas. Creemos que la investigación y la formación no son rentables. Claro error absurdo que nos va a costar el declive. No valoramos a las Universidades, a los universitarios, castigándolos con presupuestos ínfimos. No becamos a jóvenes talentos para la investigación, más que en número testimonial pues hay crisis. ¿Y lograremos salir de ella?
Algunas Universidades han tenido que rebajar en profundidad sus presupuestos mientras no hacemos políticas de investigación serias y organizadas, de crecimiento y desarrollo que sirvan para crear y asentar jóvenes valores en un país falto de calidad social, de gente válida que piense que España es un buen futuro. Todo esto lo hablamos y nos quedamos en decir que si, que es un lástima. No damos un paso para avanzar. ¿Y así esperamos que se queden los mejores en España?

Historias de maneras políticas en precampaña

En España estamos en plena campaña preelectoral. Surgen las dudas, a veces las divergencias entre afines, muchas otras la falta de economías y los ajustes en los deseos, el no saber si lo estás haciendo bien o regular.
Pero es lo que tiene laborar por la política, desde la política. Hablaba yo de lo mal que lo estamos haciendo todos los que nos dedicamos a la gestión pública, lo mal considerados que estamos y lo poco que reconocemos nuestra parte de culpa. La sociedad huye de todo lo que huele a política y gran parte de culpa la tenemos nosotros. Decía un amigo que no hay posibilidad democrática sin política y es cierto ¿y qué?; hay posibilidad de no tener política y eso debería bastarnos para tener reparos, miedos.
Si les preguntáramos a los españoles, a todos y todos respondieran, la sorpresa sería que mucho de ellos no desearían tener políticos aunque sí política, sí democracia. Y en cambio es imposible separar una de otra.
Los políticos de base somos los que tenemos gran parte de culpa, por dejar hacer, por no saber elegir, por participar y no romper la baraja, pues nuestros silencios son siempre cuando menos, asentimiento. Pero efectivamente, los que ni tan siquiera participan desde dentro de la política tienen la responsabilidad de dejar hacer a los otros. Es un peligro, os lo juro.
La sociedad debe aprender que sin políticos sólo es posible la gestión desde déspotas tecnócratas, como menos malo. Y para ello hay que enseñarle la diferencia entre déspotas dictadores y demócratas elegidos. Sólo una tercera parte de la sociedad (con capacidad para pensar y decidir por edad), que conocieron una dictadura en España, está viva ahora y decide. Son pocos los que saben diferenciar una dictadura de una democracia en carne viva.

Diez consejos a la hora de comprar una nueva vivienda en 2011

La vivienda en España —a 2011— no baja de precio, sobre todo la promociones nuevas; y la vivienda usada no quiere adaptarse a los precios que ya indica el mercado por su inactividad. Los bancos siguen teniendo una gran bolsa de pisos embargados que no quiere sacar a la venta para que no bajen el precio global en su contabilidad financiera. Pero mientras tanto no se venden viviendas, no se produce recambio residencial, no se crean nuevas familias.
Según los datos publicados por algunas agencias inglesas —las españolas callas por sus intereses en el sector—, en España el precio que se pide por las viviendas está sobrevalorado en más de un 45% y los descuentos que se consiguen en la negociación ya alcanzan el 20% del valor solicitado. El número de viviendas embargadas por los bancos principalmente, están ya dispuestas a salir al mercado de venta pero… ¿a qué precio? ¿en qué condiciones de calidad? En las subastas en muy complicado —para un novato en subastas— obtener algo interesante, pues hay dentro auténticos profesionales del chollo.
Quien desee encontrar viviendas nueva o sobre todo usada, que busque con calma y detenimiento. Hay algunas agencias de venta de inmuebles muy serias, donde a los vendedores que llegan a ofrecerles sus viviendas solo se les cogen si antes están tasados los pisos y si tienen un precio de venta adaptado al mercado. Otras agencias —se nota enseguida en los precios que anuncian— ofrecen todo tipo de inmuebles a cualquier precio y cogen para vender todo lo que les ofrecen. A veces las agencias de venta de pisos de tamaño pequeño y con años asentadas en el sector, son las mejores y más profesionales. Muchas de las especulativas ya han cerrado.

Es hora de saber elegir a la hora de adquirir una nueva vivienda. Hay que analizar muy bien su situación, las calidades del piso y del edificio, la edad del inmueble para valorar cuantos años le quedan de vida en calidad, el precio de las viviendas del entorno, los servicios del piso y del barrio. Hay que hablar con el gestor que lleve la comunidad de vecinos para preguntarle por el mismo aunque sepamos que nos va a mentir un poco y saber si el piso tienen deudas y cargas.
Los metros de la vivienda son importantes pero no determinantes en todo. La distribución de las habitaciones o los espacios muertos como pasillos hacen más interesantes algunos pisos con menos metros. Recuerda que siempre te hablen de metros escriturados y por escrito para si no es cierto poder solicitar en demanda una indemnización. A veces se habla de metros totales con balcones, terrazas, etc.
Una vivienda no vale lo mismo según la altura que esta tenga en el edificio. Los bajos valen menos con los siguientes en altura, excepto si es una vivienda sin ascensor. Si no tiene ascensor mira si es posible ponerlo.
La cañerías comunales y de la vivienda tienen problemas a partir de los 25/30 años. A partir de los 50/60 años de edad, un edificio se considera viejo aunque los hay perfectos de salud y los hay muy deteriorados.
Analiza si el garaje y el trastero están escriturados y si lo están por separado de la vivienda. Algunos trasteros de hace años son ilegales y no figuran en escritura.
Un piso interior, sin ventanas a la calle, vale bastante menos que una vivienda exterior. Debe tener luz natural o su precio baja más. Se resuelve algo el precio si al menos tiene una terraza. Piensa que algún día, alguien lo tendrá que vender y los pisos interiores tienen una venta más complicada.
Analiza en la medida en que pueda el tipo de vecinos del rellano, del piso de arriba y abajo. Serán parte de tu nueva vida. Es complicado, pero puedes ver sus buzones y saber si están habitados, si hay desperfectos por el patio o en sus rellanos, si están peor que otras zonas del mismo edificio.
Es importante elegir el barrio, la zona. Debe tener servicios básicos cerca o posibilidades de tenerlos en el corto plazo. Huir de las promesas de nuevas urbanizaciones, pues al estar todo el sector muy parado, será complicado que se habiten las nuevas zonas con rapidez.

Y valorar que hoy es más sencillo obtener financiación si el piso te lo ofrece la entidad bancaria, mientras que es casi imposible si lo intentas comprar por libre y no tienen un capital alto o un sueldo muy suficiente. Los avales serán necesarios pues sin ellos no conceden hoy hipotecas para casi nadie.

Si una vivienda te gusta: no muestres un interés desmedido; ofrece una cantidad escrita en una tarjeta tuya, como contraoferta que sea el que estés dispuesto a pagar, menos un 10% para la renegociación posterior; demuestra que puedes pagar la vivienda sin problemas financieros; no vayas a verla más de dos veces, luego aprovecha las visitas que hagas para hacer fotos, ver detalles, comprobar el funcionamiento de todo lo que esté en el piso; comprueba que está libre de cargas de todo tipo; y si al final hay acuerdo y es satisfactorio para ti, haz un contrato de arras que sea alto, para sujetar el acuerdo.

En algunos portales de internet, muy conocidos por otra parte, puede ver precios de viviendas y comprobar y analizar según barrios; calidades, tamaño, distancias al centro o a las zonas que te afecten a ti, etc. Pues todos estos datos puede servir para comprar, pero también para estudiar el mercado y saber el precio que están pidiendo por los pisos es el correcto, ver también qué tipo de viviendas tiene más visitas y más contactos con los compradores, para saber qué es lo más solicitado. Recuerda en comprar viviendas que estés seguro que luego son fáciles de vender. Si un piso que ves bien y te gusta, que tiene muchas visitas y/o lleva mucho tiempo en venta, demuestra que está mal situado en precio, que tiene algún problema que no se ve a simple vista, que hay dificultades para negociar precio o que la zona no es aconsejable para el precio que se pide.

Es pues cuestión de dedicarle un tiempo importante a la tarea de encontrar una vivienda ajustada de precio y de necesidades, pero recuerde que comprar una vivienda es algo que se hace muy pocas veces en la vida de cada uno.

Es ejemplar el comportamiento de los japoneses. La paciencia es su lema.

Estamos aprendiendo más de temperaturas nucleares y de fusión y fisión, que los propios técnicos que estudian años para intentar parar los accidentes nucleares. Nos inundan por todos los medios de datos, gráficos, informes, opiniones, sustos. Es la información global, el drama compartido. Pero unos lo sufren sin hogar y otros desde el sofá de nuestra casa.
Es la sombra alargada de la muerta, del drama sin nombre, del castigo de la naturaleza, para darnos cuenta de que somos muy poca cosa que no podremos nunca dominar el continente. Somos una pequeña parte del contenido y nada más.
Ahora nieva para pintar de blanco la muerte, el gris de la derrota, el destrozo y la miseria. Es un color imbécil cuando no sirve para dar todavía más problemas, para complicar la convivencia y el rescate. Se nos olvida que tras los problemas nucleares hay un drama inmenso que nadie resolverá. A muchos cientos de miles de japoneses el problema nuclear se la trae al pairo, pues ellos ya han perdido la esperanza. El drama nuclear nos afecta a nosotros, por que no queremos contagiarnos de sus problemas. Somos los pequeños egoístas que ayudamos pero desde casa, sin mancharnos mucho las manos, con comodidad.
Lo que si es ejemplar y maravilloso, es la posición social de los japoneses con sus silencios y gestos, sus calmas y dolores callados. No se trata de copiar, pero tal vez de admirar.

El ácido acetilsaticílico y las estatinas nos van a salvar de morir en el intento

Yo me tomo todos los días mi dosis de estatinas, que es una gorda pastilla que antes era muy cara y en poco meses ha bajado más de cuatro veces su precio. Ayer leí que las estatinas son maravillosas para vivir mucho, que los americanos —que lo saben todo lo que los demás no sabemos—, han dicho que con estatinas uno no se muere nunca, siempre enfermo.
Yo me tomo todos los días una pastilla de ácido acetilsaticílico, que es otra pastilla más pequeña y barata que también dicen que cura todo tipo de enfermedades buenas y malas. Las enfermedades buenas son esas que no dan muchos problemas pero que sirven para hablar con los amigos y vecinos en las conversaciones vacías.
Así que si sumo y hago cuentas, me encuentro maravillosamente jodido y sano hasta no poder más. Aunque luego me entra la depre y me empiezo a preguntar el… ¿y por qué me manda estas pastillas tan buenas mi querida médico?
Así que resulta que sigo leyendo y resulta que estas pastillas son buenísimas para los que están sanos, para que no se pongan malitos del cuerpo humano, pero que para los que ya estamos cascados, si acaso, evita que nos muramos de otra cosa, que qué más da.
Miro las cajas de las pastillas de reojo y me imagino dentro de poco a todos los ricos del mundo rico (y del pobre, que también los hay) comprando cajas de estatinas y de ese ácido con nombre complicado, para no morirse nunca. Se las tomarán en vez de un Rioja; en fin.
Es una manera de creer en algo, sin tener que perder las mañanas de los domingos.

La juventud sabe elegir y consumir, mejor que sus padres

Si Facebook tienen en España once millones de personas en su comunidad y Andalucía tiene 8 millones de habitantes ¿qué comunidad está al menos más poblada en España?
La juventud tiene otra manera de pertenecer a comunidades, las elige por gustos y deseos, no por nacimiento. Aunque pertenecer a una no indica dejar de pertenecer a todas las que corresponda. Los jóvenes sí que eligen, otra cosa es que no nos guste a los adultos el tipo de elección que hacen, posiblemente por que no se acerca a nuestros deseos, a nuestras manipulaciones. Por que sin duda, los jóvenes actuales, sobre todo, son una generación que no se va a dejar con facilidad manipular por loa adultos. Tendrá que ser mucho más listos —que lo son— para seguir manipulando a las sociedades. Sobre todo por que la información y el compartir esta, hace mucho más complicado lograr engañar a nadie.
Hoy hay más información, pero sobre todo hay información de todo. No se compra nada nuevo sin consultar antes sus posibilidades, precios, opiniones de otros usuarios, de amigos o conocidos de red social. Antes de consumir sabemos consultar a otros consumidores y comparar. Ya no sirve tanto el anunciar un producto y esperar a que los peces piquen el anzuelo. Al menos si se hace por métodos “viejos”. Y la juventud sobre todo, sabe que no tiene muchas posibilidades de consumir y decide no equivocarse puliendo muy bien sus búsquedas y opciones.
Poder incidir en una previsible comunidad no previsible, de más de once millones de personas, es una oportunidad si se hace bien. Es un inmenso error si se hace mal.
La juventud sabe lo que quiere, y lo que no sabe lo pregunta y consulta con detenimiento y calma.

El desempleo en los mayores de 50/55 años, se suele convertir en paro de larga duración

Los mayores de 50 años y las personas con pocos estudios, si terminan en el paro, desempleados, lo tienen mucho más complicado para encontrar un nuevo empleo. La edad del trabajador que está en desempleo y el nivel de sus estudios son los factores más determinantes para sufrir un paro de larga duración (al menos de más de un año), según se desprende del cuaderno “Capital Humano 122” elaborado por Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).
Un licenciado tiene un 14,5% más de probabilidad de encontrar trabajo que si tuviera estudios primarios, mientras que para un diplomado la posibilidad es de un 13,8% mayor que para una persona que sólo ha cursado primaria. Con independencia de edad, tipo de trabajo que se busque, etc.

Por su parte, una persona de más de 55 años tiene como probabilidad un 20,8% mayor de estar desempleado durante más tiempo que aquellos trabajadores con una edad entre los 16 y 24 años. Si la juventud lo tiene mal, las personas de más de 50 ó 55 años lo tiene peor para reincorporarse al mundo laboral.
El porcentaje de parados aumenta según aumenta su la edad, mientras que la tasa de paro se comporta de forma inversa.
Así, los trabajadores de más edad sufren menos paro global, aunque de encontrarse en el paro, tienen mayores dificultades para volver a entrar en el mercado laboral, para encontrar un nuevo empleo. Y son además los años que sirven para las bases de su futura jubilación.

El estudio de Bancaja y el Ivie indica que por ser mujer se incrementa un 2% las probabilidades de estar en paro durante más de un año, mientras que ser español eleva un 6,9% la misma posibilidad para permanecer en el desempleo.
Además se destaca que cuanto más tiempo se está en situación de desempleo, más se reducen las posibilidades de encontrar empleo y por tanto, las opciones de encontrar un nuevo empleo. Como solución a estos datos problemáticos, el estudio “Capital Humano 122” plantea aumentar la formación profesional para estos colectivos más afectados, para intentar evitar que el paro se convierta en permanente.

Datos sobre el desempleo de larga duración. Cómo afecta el paro de larga duración

La edad del trabajador que está en desempleo y el nivel de sus estudios son los factores más determinantes para sufrir un paro de larga duración (al menos de más de un año), según se desprende del cuaderno “Capital Humano 122” elaborado por Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie).
Un licenciado tiene un 14,5% más de probabilidad de encontrar trabajo que si tuviera estudios primarios, mientras que para un diplomado la posibilidad es de un 13,8% mayor que para una persona que sólo ha cursado primaria. Con independencia de edad, tipo de trabajo que se busque, etc.
Por su parte, una persona de más de 55 años tiene una probabilidad un 20,8% mayor de estar desempleado durante más tiempo que aquellos trabajadores con una edad entre los 16 y 24 años. Si la juventud lo tiene mal, las personas de más de 50 ó 55 años lo tiene peor para reincorporarse al mundo laboral.
El porcentaje de parados aumenta según aumenta con la edad, mientras que la tasa de paro se comporta de forma inversa. Así, los trabajadores de más edad sufren menos paro global, aunque de encontrarse en el paro, tienen mayores dificultades para volver a entrar en el mercado laboral.
El estudio de Bancaja y el Ivie indica que por ser mujer se incrementa un 2% las probabilidades de estar en paro durante más de un año, mientras que ser español eleva un 6,9% la misma posibilidad para permanecer en el desempleo.
Además se destaca que cuanto más tiempo se está en situación de desempleo, más se reducen las posibilidades de encontrar empleo y por tanto, las opciones de encontrar un nuevo empleo. Como solución a estos datos problemáticos, el estudio “Capital Humano 122” plantea aumentar formación para estos colectivos más afectados, para evitar que el paro se convierta en permanente.

La pobreza también se moja en nuestras calles insolidarias

Es el día a día, es la pena y el dolor, la desgracia y la tragedia a la que no prestamos ni la mirada. Es también la lluvia pero no por ello se debe dejar de trabajar. Es el hambre y la miseria, es la nada.
Es Madrid pero es también Zaragoza o Sevilla. Somos tú y yo, es él que no sabía cómo esconderse de la lluvia y de su drama. Es la puerta de la iglesia, como imán que atrae a los necesitados como si fuera de ellas no hubiera caritativos o justicieros.
Es la sinrazón, por no saber encontrar respuestas y soluciones. Sigue siendo el siglo XXI aunque parezca el XIX.

Con la reencarnación no se juega. Por si acaso.

A la gente le da por soñar despierta y cuando piensa en asuntos transcendentales (creo que algunos) se lo tendrían que hacérselo mirar con un especialista.
Esta mañana, con los hombres que vamos de caminatas matutinas, hemos estado hablando sobre la muerte.
Miedo al dolor si tenemos, pero a morirte pues casi todos hemos coincidido en que no. La enfermedad es otra cosa más terrible.
Pero había una persona que decía que cuando no puede dormir, se pone a pensar sobre el momento en que tras morirse se reencarnara; y que ella tenía miedo por si se reencarnaba en esa pobres chicas de la India que desde muy jovencitas les hacen prostituirse y son violadas y maltratadas.
No me extraña que ella no pueda dormir con esos pensamientos tan brutales. Le hemos intentado convencer de que lo mejor es que no piense en esas cosas, sabiendo que convencerla de que no crea en esas cosas es asunto imposible.
No creer es malo pues te priva del lujo de pensar que esto no se acaba aquí, sino que continúa después, casi seguro que en el cielo. No hemos sido tan malos como para ir al infierno ¿no?
Pero creer en la reencarnación tiene sus bemoles y sus riesgos. Casi seguro que si lo piensas es imposible encontrar muchas posibilidades de reencarnarte en algo mejor que lo actual. Así que lo idóneo es no creer, por si acaso luego se cumplen los sueños.
¿Y ser una piedra?, ¿gota de un río que se estanca en un vergel? ¿amo indio que juega en la India a ver jovencitas? ¡Qué guarro soy!

Diez maneras de ayudar a Japón a través de internet

  • Cruz Roja vía Facebook: las redes sociales también sirven para donar, algo que ha demostrado claramente Red Cross, la Cruz Roja estadounidense, que lanzó una campaña para recaudar 75 mil dólares en donaciones haciendo login con Facebook. El objetivo ya se ha conseguido, pero evidentemente, se pueden seguir realizando donaciones.
  • Difundir el mensaje por Twitter: aunque no se trata de donaciones directas, otra buena manear es ayudar a difundir el mensaje y animar a tus seguidores a que realicen donaciones, usando para ello los diferentes hashtags que se ha propuesto Twitter. #jishin es usado para mostrar información sobre cualquier tema relacionado con el terremoto, #anpi se usa para confirmar la seguridad de lugares o de personas, #hinan para información de sobre evacuaciones, #311care_ para información sobre que medicinas llevar a las víctimas o #prayforjapan que probablemente conocerás es el usado para mandar todos los mensajes de apoyo.
  • Embeber código de ayuda en tu web: otra buena forma de difundir el mensaje y que este llegue a otros muchos cientos o miles de personas es insertar un pequeño código en nuestra página web. Con dicho código se mostrará en la parte superior un pequeño mensaje invitando a los usuarios de nuestro sitio web a donar mediante Cruz Roja.
  • Mediante ONG: como es lógico, también podemos realizar donaciones directamente a las diferentes organizaciones sin ánimo de lucro, como Cruz Roja, Medicos sin Fronteras o Save the Children
  • Con el “Like” de Facebook: la gente de Explore.org ha lanzado una campaña por la que por cada Like que reciba la página Dog Bless You realizarán una donación de un dólar. Microsoft también ha propuesto algo similar, prometieron donar 100 mil dólares a cambio de que se hiciera retweet a un mensaje suyo promocionando Bing. Han recibido algunas críticas por ello y finalmente han donado directamente los 100 mil dólares.
  • Vía iTunes: como suele ser habitual en otras ocasiones en Apple han lanzado una campaña mediante la que podemos realizar donaciones mediante iTunes en diferentes cantidades que van desde los 5 dólares hasta los 200 dólares.
  • Comprando bienes sociales con Zynga: los juegos de Zynga son muy conocidos en las redes sociales y no es la primera vez que han usado estos elementos sociales para recaudar fondos para obras benéficas. Japón no iba a ser una excepción y [http://alt1040.com/tag/zynga] se ha asociado con Save the Children, a quienes donarán todos los beneficios obtenidos a través de la compra de bienes virtuales en CityVille, FrontierVille y Farmville.
  • Vía Google: la empresa de la gran G también ha creado una página mediante la que podemos realizar donaciones de una forma muy sencilla. A cantidad las podemos elegir nosotros y las donaciones van directamente a la Cruz Roja japonesa.
  • Pulsera de Lady Gaga: la cantante es un fenómeno tanto dentro como fuera de las redes sociales, aprovechando su poder de influencia ha lanzado una pulsera benéfica que cuesta cinco dólares y cuyos beneficios irán destinados a diferentes organizaciones benéficas de Japón.

    Recogido desde el blog http://alt1040.com

Escribimos para los lectores de blog. Pero además por que nos gusta

Uno escribe para ser leído, aunque también para sentirse bien, para sacar lo que lleva dentro, para compartir.
Pero escribir y ser leído son dos cosas bien distintas. O se escribe con sentido del humor, con calidad, con conocimiento antes reconocido, sobre asuntos novedosos; o es imposible tener lectores.
Así que en realidad escribimos muchos de nosotros para sentirnos bien y si además encontramos buenas personas que nos leen, miel sobre hojuelas.
Somos tantos los que escribimos en Internet, que tener visitas en un blog es maravilloso a la vez que complicado. Aunque sean pocas. Este tonto servidor no se queja, pues entre sus blog llega a las 1000 visitas día, que creo es una maravilla increíble. Pero bueno, poco a poco y tocando varios palos temáticos, lo que hace que sea más sencillo llegar a más gente muy diferente.
Pero el pequeño éxito no sabría explicarlo. Hay blog que considero “tontos” con un número de visitas superior al de otros blog más sesudos. Y lo más curioso. Algunos de una temática muy similar se encuentran en diferente posición y con un número de visitas muy distinta. No sabría decir los motivos por los que uno tiene más visitas que el otro, lo cual fastidia un riñón pues las entradas son casi aleatorias.
Es cierto que la persistencia, el trabajo casi diario, el tiempo (años mejor que meses) que lleva abierto un portal, juegan a favor de estar mejor posicionados en los buscadores, pero también lo es que hay centenares de consejos por Internet para posicionarse mejor, y casi todo el mundo los conoce y los emplea, lo que los convierte en papel mojado. O incluso peor, un filtro tremendo para quien no los emplea.
Mi opinión al respecto es muy sencilla; nada es eterno e incluso los consejos se vuelven viejos enseguida. Hay que persistir, y escribir sin parar. Si no te gusta escribir no sé que haces escribiendo. Pero si te gusta escribir no será ningún sacrificio sino un gozo. Y estar atentos pues en pocos años las cosas habrán cambiado, nadie sabe ahora hacia donde.

Los japoneses sí necesitan nuestra ayuda, aunque sea moral

Las imágenes de un Japón roto y destrozado por la naturaleza nos enseña lo poca cosa que somos ante los desastres naturales y lo mal que nos podemos defender cuando las situaciones graves nos azotan sin piedad. Es un gran país con un sistema de defensa contra los terremotos muy grande, pero aun así los sufrimientos serán grandes y las necesidades de ayuda en la reconstrucción importantes, más para un país que todavía no había logrado salir de su propia crisis económica que les dura décadas.
Japón sufrirá en sus gentes el dolor de la muerte y los heridos, pero entre todos debemos estar atentos para ver si nos necesitan de alguna manera, pues siempre hay que ayudar cuando las necesidades lo indican. Por encima de todos los problemas, siempre serán las personas las más necesitadas de ayuda de todo tipo, que no siempre es en dinero.

Decálogo casi doblado de pequeñas píldoras de convivencia

No es un decálogo pues son 19 pausas en la vida, 19 pequeñas pistas. Pero alguna de ellas nos pueden servir para construir.

1. dale a la gente que te rodea más de lo que espera recibir y entrega con alegría.
2. cásate con un hombre/mujer con quien te guste hablar, compartir. Conforme envejeces, tu sentido por conversar se enriquecerá y será más necesario.
3. no creas todo lo que oyes; no te gastes todo lo que tienes y no duermas todo lo que quieres dormir.
4. cuando digas 'te amo', dilo con un profundo sentimiento de responsabilidad y verdad.
5. cuando digas 'lo siento' mira a la persona a los ojos y escucha.
6. permanece comprometido al menos seis meses antes de unirte a una persona en una empresa importante, en un proyecto vital serio.
7. cree en el amor a primera vista. Pero con sentimientos.
8. nunca te rías de los sueños de los demás. Las personas que no tiene ilusiones vitales, no tienen mucha vida que emplear.
9. ama profunda y apasionadamente. Puedes salir herido, pero es la única manera de vivir la vida plenamente.
10. en desacuerdos, pelea justamente. No digas nombres ni tires a la cara asuntos viejos.
11. no juzgues a la gente por sus familiares, por su religión, por su raza, por sus pertenencias sociales.
12. en una discusión habla con calma y piensa rápido.
13. cuando alguien te hace una pregunta que tú no deseas contestar, sonríe y pregúntale ¿por qué quiere saber eso?
14. recuerda que un gran amor y los grandes retos siempre envuelven un gran riesgo. Lo que merece la pena, cuesta mucho.
15. cuando pierdas, aprende de la derrota. Cuando ganes, ten bondad y trata a los derrotados con dignidad suma.
16. recuerda las tres R: respeto por ti mismo; respeto por los demás y responsabilidad por todas tus decisiones.
17. no permitas que una pequeña disputa rompa una amista duradera y válida.
18. cuando te des cuenta que has cometido un error, toma inmediatamente acciones para corregirlo y pide perdón.
19. pasa todos los días algún tiempo solo, para meditar si lo están haciendo bien.

La muerte no es lo contrario a la vida. Es su acompañante

Todos vamos caminando hacia la muerte, es inevitable, y aunque muchas veces sucede sin preguntar ni darte cuenta, es inevitable que nos venza. Mientras tanto tenemos el camino de la vida para edificar, gastar o gozar, entregar o malgastar. Pero que quede claro, cuando te mueres, no te das cuenta de que te mueres, lo caul todavía no sé si es bueno o malo.
Hoy he visto otra vez la muerte de cerca, a un familiar lleno de muerte en vez de vida, que hace un par de meses gozaba leyendo todos los días su periódico revisando las esquelas por si terminaban escritos los nombres de algunos amigos. Entendía de política, de famosos del corazón, de concursos de revistas, de café todos los días para levantar el ánimo, de comidas suculentas, de visitas de amigos, de teléfonos con los que se relacionaba.
Hoy le queda la nada. No sabe lo que ha comido, quien soy yo, si está lleno de heces, si es de día o de noche, si le hemos ido a visitar. Hoy me preguntaba si esto era el final en un momento de lucidez. Me he sonreído. Bueno miento. Le he sonreído y me he corrompido por dentro. Si, es el final pero lo jodido es que nadie sabe cuanto tiempo dura el final. Son 88 años, son muchos, pero para ella son pocos; para mi también.
No sé lo que quiero. Es un duda tremenda que creo, tenemos la mayoría aunque nos las callemos, las mantengamos escondidas en nuestro interior. Yo todavía no lo sé.

No tenemos espinas en el pene por pura casualidad

Hemos perdido las espinas en el pene al perder la última “cola” del ADN que nos indicaba que los penes de verdad, los que tienen los chimpancés y similares, deben tener espinas, que digo yo, ¿para qué queremos tener espinas en el pene?
Una deleción elimina una secuencia reguladora neural cerca de un gen supresor tumoral, una pérdida que correlaciona con la expansión de regiones cerebrales específicas en los humanos. Otra deleción elimina una secuencia reguladora cercana del gen receptor andrógeno humano, un cambio molecular vinculado a la pérdida anatómica humana de bigotes sensoriales y espinas del pene queratinizadas.
Vamos, que no tenemos espinas en el pene por puñeteras teorías raras de narices. Una pregunta me hago ¿daríamos más gustirrinín a las señoras féminas en caso de tener espinas en el pene? No lo tengo nada claro pues una espina siempre es una espina y a veces pincha.
¿Y si se quedara la espina clavada en sántame usted qué sitio? ¿se podría sacar con miga de pan? ¿y con un golpecito en el culo o en la espalda?
No tenemos espinas en el pene y eso creo, es bueno para todos. Al masturbarse uno mismo, se podría pinchar en la mano ¿no?

Voy a hablar mal del iPad; de sus faltas y alternativas de compra

Voy a hablar mal del iPad, yo que llevo 20 años soñando con los Apple, así que no me lo tengáis en cuenta pues soy un mal ejemplo para hablar de Apple.
Los tablet son un gran invento que revolucionó claramente hace un año el concepto de ordenador pequeño para todo. Y cuando hace un año nació el iPad se dio un gran paso para modificar hábitos consumistas y tecnológicos.
Pero ha pasado un inmenso año, tremendo espacio de tiempo para que todos se posiciones y no se dejen comer el terreno como sucedió con el iPod. Y ahora, que nos presentan el iPad que llaman versión dos, surgen con fuerza y razón las carencias que no tienen sentido en una revisión importante.
Al iPad le falta una conexión USB o similar para meter pero sobre todo para sacar archivos y documentos y le falta una capacidad mayor pues 16 Gb no son de recibo en estos tiempo. Podemos sacarle pegas al sistema operativo del iPad aunque hay que reconocer que tiene sus grandes ventajas entre sus competidores, no tanto comparado con el OS X, pero eso se lo perdonamos.
El iPad es un gran maquinón para jugar, pero no tanto para trabajar; funciona muy bien para internet y Email pero su gran problema es que no se pueden guardar páginas y documentos, con la facilidad de un ordenador de trabajo. Algo ilógico sobre todo para un precio entre normal y alto.
No creo que sea el momento idóneo para comprarse un iPad, todavía, excepto que te guste jugar un riñón o te sobre una pasta guapa. Ojo que desde Apple se ofrecen por poco dinero más, alternativas maravillosas como el MacBook Air. La gran competencia del iPad puede que no sean otros tablet sino sus propios hermanos mayores —al menos entre los fanáticos como este pobre servidor—, de una marca de gran calidad.

No sabemos viajar para conocer a personas; preferimos conocer calles y ladrillos

Escuchaba a un conquistador de la libertad que le gustaba rascar en la tierra buscando sonidos, sabores, convivencias, experiencias nuevas, personas con las que charlas. Que la vida está dentro de las personas y no en los monumentos, está en las calles o dentro de los locales pero siempre rodeando a las personas, saliendo de ellas para entregarse a los que quieren recoger sus vivencias y compararlas para aprender.
Compartir es muy sencillo y lo hacemos muy poco, pero compartir de veras lo fundamental; los conocimientos, las pequeñas sabidurías de la convivencia, los abrazos, los textos de la vida, la capacidad de escuchar y mirar, de sonreír incluso ante las diversidades superables.
Nada puede resultar más gratificante que encontrar a alguien que te comprenda, que te ayude, al que además puedas animar y compartir convivencia. Viajamos por las ciudades, por los países, pero no viajamos por las personas, por las ideas, por las acciones sencillas de la convivencia. No viajamos para conocer a personas pero si para conocer calles y plazas.
En cada calle hay diferentes personas cada minuto. En cambio los asfaltos persisten endemoniadamente a que vuelvas a pasar por encima de ellos. Se puede viajar sin moverte de tu ciudad si te dedicas a conocer a personas.

Incapaces de hacer algo positivo por la sociedad que nos rodea

Hoy también he asistido a esa tontería colectiva de quejarnos de todo lo que se menea sin hacer nada a cambio. Todos son culpables de todo, menos nosotros. ¿Qué estamos haciendo por mejorar esto?, o aun más fácil ¿qué hacemos para que no empeore el país?
Estamos convirtiendo esta sociedad en un atado de imbecilidades en donde todos parecemos estar de acuerdo en trabajar menos y no tomar responsabilidades. Nadie quiere dar un paso adelante, y además estamos muy dispuestos a quejarnos de todo lo que nos rodea. Como solicitaba Kennedy ¿qué estamos haciendo por nuestro país?
Como nada es gratis en la sociedad, todo lo pagaremos algún día y puede que con intereses altos. No se trata de falta de líderes sociales, que también, se trata de la falta de ganas colectivas de empujar aunque sea en direcciones contrarias. El caso es hacer algo por algo, un poquito por los demás, no poner zancadillas contra la sociedad ya asentada. No sé, algo de empatía social con lo que ya teníamos cuando nacimos.

Por los caminos de la vida vas abandonando a buenas gentes. Aprende de ellas

A veces te puedes encontrar por los caminos a gentes maravillosas pero también a viejos conocidos que curiosamente no logras reconocer. O lo que casi es peor, no saben identificarse bien y no los colocas en su posición respetable. La vida es un cúmulo de caminos abandonados, de la apertura y exploración de nuevas sendas, de equivocarte y rectificar, de volver sobre lo andado para retomar viejos caminos, de soñar y volar.
En la larga vida que se hace corta, uno cuando elije abandona lo que no elije a la suerte de la nada, perdiendo la posibilidad de saber cómo sería la vida si hubiera decidido por otro camino, pero eso es lo maravilloso de todo proceso de decisión, que permite equivocarte y acertar, que te permite seguir avanzando desde diferentes posiciones.
En todo proceso de selección hay personas, gentes que debes abandonar y cambiar de lado, de sensación, de camino. Personas con sus vidas y sus temores, con sus propias decisiones que quedan afectadas y que también te afectan a ti. Nada es fácil, nada es superfluo, nada es “gratis” porque en toda decisión hay un componente de coste humano. A quien dejas por el camino, lo puedes dejar henchido de gozo o herido, y muchas veces no eres capaz de notarlo, por mucho que creas que eres de los que lo notan todo. Los renglones se escriben con muchas diversas tintas y a veces con distintos componentes que hacen imposible detectar todos los recovecos de las vidas que nos acompañan junto a la nuestra.
Pero hay que seguir decidiendo, hay que intentar no equivocarte mucho, no dejar a muchos heridos por los caminos y que no resultes tú mismo excesivamente dañado. Si crees que obras bien, al menos lo estás haciendo lo mejor que sabes.

La importancia del socio en toda empresa nueva que deseemos crear

Cuando queremos montar un pequeño negocio, una primera y casi obligada pregunta que surge, es si hacerlo solo o acompañado de algún socio. La respuesta es muy sencilla. ¿Para qué necesitamos un socio?
Si un socio te aporta algo a la nueva empresa o micro empresa, es sin duda recomendable tener a tu lado a un socio para apoyarte y compartir ideas o proyectos. Pero debe aportar algo valioso. Es fundamental. Bien debe aportar capital para la inversión si no es suficiente el tuyo; bien una visión del trabajo que sea complementaria a la tuya; bien una formación que tú no tengas en alguna facete imprescindible del nuevo negocio.
Ningún socio debe ser “de postizo”, impuesto por algún motivo no importante, un familiar o amigo de convivencia, gente que necesite ayuda, etc.
Ser un socio es algo muy importante y por ello fundamental en la historia del proyecto y de la nueva empresa. Tener un socio marcará la historia de todo proyecto y por eso es una elección que hay que meditar con calma y una vez que esté decidida contar con ella como parte fundamental del proyecto. No existen medias tintas; con un socio o se está a muerte o no se está y no se le admite. Es uno de los puntos de fricción que puede sufrir un proyecto hasta convertirlo en muerto. Por eso la decisión debe ser meditada y asumida una vez que se admita.
El socio capitalista es una especie algo distinta. Desde el principio hay que dejar muy sentado y por escrito la forma de la relación, el reparto de los beneficios si los hubiera, de la inversión nueva si esta fuera necesaria, de las decisiones que hay que ir tomando en todo proceso de crecimiento o asentamiento empresarial. No será un socio que viva el día a día, pero que será más exigente en los gastos o cuentas anuales, y por ello hay que dejar bien asentado desde el principio y con el Plan de Empresa que en otras anteriores entradas hemos comentado, lo que se espera de la nueva empresa, cual es el planteamiento y su posibilidad comercial y de crecimiento. Cuanto más escrito tengamos todo, más sencillo es encontrar soluciones y no crear problemas. Y sobre todo saber de quien es la responsabilidad ante cualquier cambio o acontecimiento.
No hay que huir de los socios, simplemente hay que meditarlos y analizar con frialdad su necesidad.

La vivienda en España está sobrevalorada un 44% a 2011

El precio de la vivienda está en España alto y desfasado con respecto a sus vecinos europeos y nos lo siguen recordando cada vez que hay un estudio serio que lo analiza. Desde este blog lo habíamos comentado en varias entradas anteriores. Hoy The Economist en su índice de precios da una cifra muy alta y clarificadora, otra vez más. La vivienda en España está un 43,7% sobrevalorada. Y se indica en dicho informe además para que no tengamos tantas dudas, que entre el año 1997 y 2010 el precio de la vivienda ha subido en España un 157%, donde ya está descontadas la bajadas de precio por la crisis, que volvieron a subir ligeramente en algunas zonas al término de 2010 por el final de las desgravaciones fiscales.
Estos datos son persistentes y es tan sencillo comprobarlos como cotejar con países de nuestro entorno su comparación de precio metro cuadrado. Tanto en el precio de vivienda como en su comparación con el precio de alquiler, que es el que marca si los precios de venta son lógicos y concuerdan la venta y el alquiler de pisos.
No es lógico además que se sigan manteniendo precios altos en barrios alejados de los centros de la ciudades, en núcleos urbanos que se encuentran en las cercanías de las grandes ciudades o en viviendas de segunda residencia. Así es imposible vender y los vendedores lo saben, aunque se empeñen en mantener precios en sus ofertas y bajar en la negociación. Hoy muy complicado vender sin antes bajar sobre un 20% del precio solicitado en la negociación de la venta. Se dice para vendedores y compradores, y sepan sobre qué márgenes se están moviendo en estos momentos las conversaciones de venta y compra.
No puede valer lo mismo el metro cuadrado de un apartamento en Salou o Cambrils que en Madrid, Barcelona, Zaragoza o Lérida. El uso que se le da a un apartamento de playa es esporádico por no decir muy esporádico y sólo tiene sentido si es como inversión, que hoy por desgracia ya no tiene sentido como un elemento para pensar en ganancias patrimoniales. Incluso hay serias dudas de que sirva para esconder dinero irregular como ha sucedido en otras ocasiones pues los controles son cada vez más altos y es un elemento sencillo de detectar.

El desempleo, el paro, afecta ahora a los mayores de 50 años

Los trabajadores con más de 50 años de edad que están entrando en el paro, en el desempleo, tienen un futuro complicado y está aumentando su número de manera preocupante. Son trabajadores que llevaban muchos años trabajando en sus empresas y con contratos fijos, que no esperaban antes de la crisis este final de sus carreras laborales, en unos años además muy complicados para lo que les restan hasta alcanzar la jubilación y afectándoles brutalmente estos años de cotizaciones, en lo que les quedará de pensión tras su jubilación.
Suelen ser trabajadores con unos sueldos más elevados que los de la actual media para nuevos trabajos, que es muy baja en relación a los sueldos de hace unos años. Personas con cargas familiares aunque posiblemente no con deudas hipotecarias importantes y que van a tener serios problemas para encontrar nuevos trabajos, al menos en sus puestos de referencia laboral.
Hoy se necesita y busca a personas algo diferentes a lo que estos trabajadores pueden aportar al mundo laboral por formación, pero también por movilidad, aguante ante algunos abusos, sueldos muy bajos, y sobre todo por edad. Podemos decir con la boca pequeña que estos factores no se tienen en cuenta, pero la realidad es muy persistente y cuando se presentan antes pruebas de selección o en entrevistas de trabajo, se observa quien son los contrincantes, en qué número se admiten a personas de más de 50 años para las pruebas finales de selección y entra la desesperanza.
Problemas que aumentan en cuanto se llega al paro con más de 55 años. Se podría decir que quien con 55 años entra en el desempleo, lo tiene muy complicado para salir de él, y aunque suene a desesperanza, es una triste y dura realidad. Hay que analizar muy bien qué se puede hacer para mejorar las posibilidades laborales, tener mucha calma y estudiar las posibilidades del autoempleo sin grandes riesgos y solicitar ayuda a la familia, al menos para que comprendan la actual situación, complicado pero no por ello desesperante.

Los actuales sucesos mundiales, son ya parte de la historia del siglo XXI

Estamos asistiendo a sucesos que serán recordados por nuestros nietos en los libros de texto. Todos los siglos tienen al menos media docena de hechos importantes que marcan el devenir del futuro, que hacen avanzar o retroceder a sus sociedades. En el siglo XX fueron desde las dos Guerras Mundiales a la Guerra fía, pasando por la crisis del 29, la Guerra del Vietnam o la caída del Muro de Berlín, sin olvidarnos del cambio en África y el colonialismo o la transformación de Asia.
Para este siglo XXI ya tenemos hechos que están marcado el futuro. Desde el ataque a las Torres Gemelas pasando sin duda por la actual situación del Norte de África y sin olvidarnos de la actual crisis económica al menos del mundo occidental. Fijémonos que casi se podría decir que los tres sucesos comentados están sin terminar, sin un final que nos sirva para decir hasta donde nos han afectado. Seguimos sin saber cómo afectarán al mundo occidental, ni si esta forma de vida social que hoy conocemos como casi idílica entre los occidentales se mantendrá en los finales de este nuevo siglo.
Darse cuenta de los momentos históricos es relativamente sencillo a poco que se preste atención, pero en cambio es casi imposible lograr modificar su importancia. Todos sabemos que lo que está sucediendo es importante pero pocos pueden mover algo las situaciones para que esto no suceda o para que suceda de una manera determinada que ayude a sus intereses. Es la historia y su poder casi imposible de dominar.
Se puede señalar que los EEUU puede hacer no se qué o que incluso deben modificar posturas globales para logar unos objetivos determinados, pero lo cierto es que cualquier movimiento tiene su contrapoder, su alternativo movimiento como si todo fuera una partida de ajedrez mundial. Nada es sencillo o por casualidad, pues de serlo no es importante ante la historia. No sabemos como terminará la crisis económica, ni como avanzará el movimiento social de África o de los países emergentes. Por eso es casi imposible modificar a nuestro interés sus efectos, pues desconocemos casi todo.

Como escritores, debemos hacer importante lo que para nosotros es importante

Escribimos de lo que consideramos importante, muchas veces sin percatarnos de que de esos asuntos, ya tienen en el mundo excesiva información y opinión. Sirve de muy poco hablar o escribir de los americanos, de lo mala que es la sociedad consumista o de las centrales nucleares a menos que sean un reconocido sociólogo. Pero en cambio no se habla tanto de aquellos pequeños elementos importantes por su delicadeza o naturalidad, de los asuntos que nos afectan cada día pero solo a nosotros. De nuestro pueblo y sus corrales, de lo bueno que es el pan recién cocido, del canto de los pocos pájaros del invierno, de que ya no hay gorriones por las calles. Parecen asuntos que no deberían interesar, pero el escritor tiene la obligación de dejar plasmados aquellos asuntos que no tienen a nadie que les escriba. Hablar de lo obvio es más sencillo pero más inútil.
La obligación del escritor es hacer importante lo que para él es importante. O al menos, intentarlo.