Páginas

12.2.19

Un nuevo Estado social para una nueva era. SPD alemán

El SPD alemán ha elaborado un Documento de trabajo y reflexión titulado “Un nuevo Estado social para una nueva era” dónde quiere sentar las bases de una profunda reforma de la propia organización política, sabedora que está perdiendo fuerza electoral y social, que la tiene casi totalmente perdida en la Alemania del Este y que los cambios de ciclo económico y sobre todo laboral requieren una vuelta a los principios progresistas de un cuidado más intento hacia las capas sociales más débiles.

Los análisis inciden sobre todo en el futuro del trabajo tal y como los hemos ido contemplando hasta la actualidad. Los cambios son brutales y lo que se espera no hará mejorar las perspectivas laborales a las personas más adultas ni a los menos formados.

Las críticas desde las capas conservadoras o las que tienen un empleo estable y suficiente son virulentas en una sociedad poco acostumbrada en las últimas décadas a plantear ayudas sociales tan directas. Pero o se contempla el futuro con los negativos datos que ya tenemos o no podrán existir soluciones.

Descripción general de las soluciones:

Fortalecimiento del valor del trabajo

Más asociación social y negociación colectiva

Elevar el salario mínimo a 12 € la hora

Fortalecer la cobertura de la negociación colectiva

Más participación sindical

Asegurar nuevas formas de empleo

Proteger a los autónomos en el seguro de vejez

Proteger más a los desempleados mayores de 55 años

Acelerar la determinación del estatus entre empleados y autónomos.

Más oportunidades en el trabajo

Derecho a la educación continua y garantía de cualificación

Financiación del tercer año de reciclaje y aprendizaje.

Mayor desarrollo de la licenciatura en una agencia federal para el trabajo y la calificación

Reconocimiento del logro de la vida en el seguro solidario

Conseguir que más gente entre en la protección del seguro laboral.

Extender la prestación de desempleo teniendo en cuenta lo cotizado y pagar la prestación por desempleo orientada a pagar prestaciones de por vida

Desarrollar nuevos conceptos de empleados y empresas.

Más soberanía del tiempo de trabajo para poder conciliar mejor

Ampliación del trabajo a tiempo parcial.

Introducción del concepto de tiempo de trabajo familiar, con subsidio familiar

Introducción de una cuenta de tiempo personal

Derecho al trabajo móvil y con oficinas en la propia casa y protección contra la delimitación.

Una fuerte Ley de apoyo a la Familia como hito de protección. Primer pilar: necesidades financieras del niño. Segundo pilar: servicios de infraestructura básicas en el hogar

Nuevas y más oportunidades de trabajo y reconocimiento de logros profesionales

Participación pública a través del mercado laboral social

Derecho a ponerse al día los trabajadores con una formación profesional contínua

Bonificación para la formación continua en seguridad laboral básica

Respeto y ciudadanía amigable al ciudadano

Dos años del período de protección para el uso de la propiedad y ayudas para la reforma de la vivienda.

Nuevo acuerdo de participación y cooperación de la sociedad, con más fácil acceso e la interacción.

Los pilares de una promesa de estado social son: el trabajo, la solidaridad y la humanidad. En primer lugar el estado de bienestar y los ciudadanos, en segundo lugar, los derechos y obligaciones mutuas.
Los servicios del estado de bienestar son los derechos sociales de todos los ciudadanos. Los ciudadanos tienen derecho y son los propietario de estos derechos, no los suplicantes.
Esto también significa que el estado del bienestar tiene el derecho de ayudar a los ciudadanos, y estos el derecho de dirigirse al estado de bienestar a solicitar apoyo. El estado de bienestar debe respetar al individuo y su destino. Debe crear instrumentos que cumplan con los requisitos individuales y diferentes, para satisfacer las necesidades básicas de las personas.

Esto significa que el nuevo y cambiante mundo necesita un nuevo estado de bienestar:
Necesitamos que el sistema y el aparato de gobierno sean flexibles, cambiantes, adaptables a las modificaciones sociales, y que sepa alinear las nuevas condiciones del mundo laboral, con nuevas soluciones.
El nuevo estado del bienestar debería hacer que la vida de las personas sea más fácil y segura. 

Es por eso que tiene que ser menos burocrático, y más transparente, confiable y accesible sin obstáculos. Hay que configurar el estado de bienestar desde la perspectiva de quienes lo necesitan, y no desde la perspectiva de quienes lo maltratan. El desempleo nunca es una decisión elegida por las personas.

El estado del bienestar debe respetar la dignidad del individuo. Necesitar apoyo, y nunca ser percibido como un estigma.
El nuevo estado de bienestar debe ser equitativo en cuanto al género y ser parte de la vida en sociedad, un nuevo estado de bienestar inclusivo. Se necesita una nueva sociedad más solidaria, y eso solo es posible desde el gobierno.

9.2.19

La felicidad es contagiosa. La no felicidad también

La felicidad es contagiosa, pero mucho cuidado, la falta de felicidad también es contagiosa. Es una sensación vital que se propaga como un virus tanto a favor como en contra, por eso siempre hay que tener una dosis de felicidad escondida en el bolsillo de la vida.

Pero esto sucede a las personas y a las sociedades. Sirve para lo micro y lo macro. Las sociedades son felices si quieren ser felices y se trabaja hacia la felicidad, pues es una sensación que se multiplica ella sola. Y al contrario. Nosotros, todos, decidimos.

Antes del superdomingo de mayo, está el superdomingo de febrero

Este domingo tenemos en Madrid la Madre de todas las Manifestaciones, a la que acude incluso Falange con sus banderas azules. Mal estamos cuando se manifiestan juntos los nuevos de Ciudadanos, los viejos del PP y los prehistóricos de Falange. Todos unidos en una minestrone nerviosa y gritona.

El domingo todos contra España desde España, como si nos fuera la vida en ello, sabiendo que el “ello” es derrocar a Sánchez que mola un huevo la apuesta. Nadie es capaz de ofrecer soluciones a los problemas, si acaso más problemas y ruido sobre los problemas. Hay que admitirlo, al menos es entretenido todo esto, hasta que salga la sangre por algún costado.

Esta próxima semana se la juega España en varios frentes. Otra vez la Justicia entra a saco a marcarnos el futuro. Mariano Rajoy cayó por una sentencia. Ahora se trata de saber quién caerá con la sentencia contra la independencia de Cataluña. Que no nos quepa duda, alguien tendrá que pagar los platos rotos.

Las muchas derechas —esas que parecen unidas y no como la izquierda que siempre parece troceada— en realidad pueden cometer el gran error de insistir en sus objetivos comunes y lograr que se alíen las izquierdas en aparecer a la contra. Contra cualquier acción, siempre hay una reacción. 

Podría ser que en mayo esas derechas tan ufanas de la Plaza Colón se vieran tan mezcladas entre ellas mismas, que algunas saliera mal parada, y puede que no sea la que haya llegado la última.

Yo si fuera Sánchez utilizaría a mayo como la catarsis de todos los males. Una auténtica sopa de elecciones globales que dejarían a España ingobernable por otra década más. 

Un superdomingo electoral haría perder a todos, incluida España, pero al menos no haría perder solo a Sánchez. Saldríamos en mayo con más dificultades que ahora para formar gobiernos útiles.

8.2.19

¿Por qué gana siempre la derecha?

Las ideologías clásicas “Derechas / Izquierdas” pueden desaparecer, trocearse, cambiar, llamarse con otro nombre, creer que han mutado hacia otros lados, pero en realidad seguirán siendo las mismas clásicas divisiones sociales de toda la historia de la humanidad.

Egoísmo / Solidaridad

Conservadora / Progresista

Dominadora / Libre

Las personas llevamos miles de años adscritos a una de las dos divisiones sociales. Y como ha sido lógico en todos estos siglos, siempre la opción de lo que contemplamos como “derechas” ha sido la que ha gobernado, la rica y dominadora, la que ha ostentado el poder durante siglos. Tan solo con la llegada de la democracia se han tenido espacios cortos de tiempo donde han podido gestionar y gobernar las llamadas “Izquierdas”.

Es lógico además, por mucho que no tengan las razones para la mayoría de las personas. pero siempre han tenido el poder militar, económico, religioso y de gestión social auspiciados por su propio egoísmo. No es posible lograr el poder sin unas dosis de egoísmo.

Y si unes al egoísmo de quien manda, el deseo de conservar el poder sin cambios y el tener todos los resortes dominadores ante las variables del resto de la sociedad, lo normal es no perder nunca el poder.