Al pequeño pueblo de Huesca a ver a los nietos: NO. Pero hay que hacer tres filas en el supermercado


A los aragoneses nos está costando mucho entender y obedecer el confinamiento tan largo de las capitales, luego nos lo cambian a un confinamiento provincial y nunca al de todo Aragón cuando menos. Y lo digo con conocimiento de causa, de unos números de la pandemia que siguen siendo brutales, que bajan muy lentamente, que repuntan en algunas zonas de este Aragón tan diverso, cifras que no son capaces —después de tantas semanas de confinamiento duro aunque no sea domiciliario— de ponerse al nivel de entender que estamos doblegando los contagios.

Algo está mal, y posiblemente el cansancio social sea una de las claves. Puede ser que los jóvenes no sean ahora los protagonistas de las desobediencias leves, pero sí es verdad que todos han aprendido a saltarse de alguna manera las normas, por muy diversos motivos. Sobre todo porque el escepticismo entre la población no responde a lo que se necesita obedecer. No se cree en las órdenes y de momento se obedecen por las capas sociales que siempre lo hacen, pero no es suficiente.

Conocemos a jóvenes heridos graves por la pandemia, a personas en la cuarentena que llevan meses débiles y con un sinvivir de consultas médicas, pero también conocemos todos a personas que no se creen que sirve de mucho los confinamientos. 

Me decía ayer un conocido que en la zona de Albarracín hay 25 localidades que entre todas suman unos 5.000 habitantes. menos de los que están cada día en algunos Grandes Centros Comerciales de Zaragoza y su entorno. 

Otro amigo me comenta que él no puede ir a su pueblo en su coche cerrado, para estar en su casa junto a unos 12 habitantes más en todo el pueblo de Huesca, pero cuando va a su supermercado de barrio tiene que hacer filas en la carne, en la pescadería y en la caja. No puede ver a sus nietos, pero observa las cafeterías llenas de personas que buscan la manera de bajarse la mascarilla sin problemas.

Son criterios complejos de entender y que llevan al cansancio cuando son muchas las semanas que se tarda en salir de procesos complejos, aunque entendibles. Si no somos de lograr revertir una situación en un periodo perfectamente estudiado, hay que repensar los procedimientos o los precios a pagar son/serán muy altos. 


¿Dónde se ha podido organizar una sociedad sin política en los últimos 4.000 años?


Los ciudadanos de los países occidentales nacidos a partir de 1980, sobre todo los nacidos a partir de 1990, están en una situación social preocupante y casi me atrevería a decir que peligrosa. Y creo que sobre todo en Europa no se está dando importancia a su cambios social. Estos jóvenes y algunos ya no tan jóvenes han sufrido en sus carnes la Crisis del 2008 que comenzó cuando ellos tenían que conquistar el mundo laboral, el de la independencia económica. Y hoy, en 2020 no solo están peor sino que además no están viendo ninguna salida a corto plazo.

Así que la desafección política y social es un hecho, una clave para entender los caminos que se van a ir abriendo en los próximos años, para entender descontentos, acciones de desobediencia pasiva (o no) y sobre todo para comprender aunque no nos guste, el camino que va a tomar la Europa próxima llena de dudas y de peligros, aunque sonriamos ahora sobre eso.

Como se nos dice en algunos estudios profundos, estos problemas, bien distintos según zonas, se han asentado sobre todo en la Europa del Sur, en el África subsahariana, en Latinoamérica y en los países de habla inglesa. Las zonas que más esperaban de su futuro y que han visto perder lo conseguido y admitir que su vida no será de la misma calidad que la de sus padres, y en algunos casos ni como la de sus abuelos. 

Esta realidad si no la revertimos en un plazo breve nos llevará a cambios importantes en la política que ya una mayoría amplia considera inútil, incapaz y sobre todo obsoleta. Sin política aunque nos digan otra cosa, es imposible vivir. Llevamos miles de años viviendo CON la política y cuando esta falla, falla todo el sistema llevando a un caos la forma social. De momento no hemos sido capaces de encontrar otra fórmula que la sustituya. 

Faltan líderes mundiales que sepan ver y observar, escuchar y explicar. No tiene lógica que el Sentido Común venga desde líderes religiosos, y no desde líderes sociales o intelectuales. la política está MUY mal vista y eso es un déficit que hay que revertir, pues dentro de ella hay cada día más personas que precisamente desean eso, que odiemos a la política. 

¿Dónde y cuando se ha podido organizar una sociedad sin política a lo largo de los últimos 4.000 años? 

El Papa Francisco I habla de economía con economistas y empresarios


El Papa Francisco I en una reunión en Asís con 2.000 jóvenes economistas y empresarios les ha pedido que busquen un nuevo modelo económico que sea más equilibrado para después de este periodo de pandemia, un modelo económico más sostenible, más humano, que se fije primero en el bien común y que no se creen beneficios ficticios por encima de ese bien común hacia la sociedad. Han sido tres días de reflexiones sobre la economía del futuro, "La Economía de Francisco de Asís" se dijo, pues el actual modelo no es sostenible durante mucho más tiempo ya que sobre todo genera desigualdad entre extensos grupos de la población de todo el mundo.

El Papa Francisco I ha dicho que somos capaces de encontrar mejores modelos económicos que no busquen las ganancias rápidas, que sean capaces de analizar sobre todo el coste humano de esos beneficios en los ámbitos humano, social y ambiental. Hay que buscar el desarrollo humano a través de nuevos modelos económicos que beneficien a todos.

Tras esta pandemia hay que huir del consumismo desaforado, del egoísmo de la autodefensa absurda, admitiendo que de todas las Crisis se sale diferente, peor o mejor, pero sin duda diferente. Hay que aprovechar —ha dicho— la oportunidad de la Crisis para poner la nueva economía al servicio común.

Entre los casi 2.000 participantes telemáticos —un 56% hombre y un 44% mujeres todos menores de 35 años y seleccionados por su investigación económica anterior— quiere crear una Red Mundial de Líderes con capacidad para influir en el cambio social hacia un pensamiento económico más humano y sostenible.

Los pobres, los más afectados por todas las crisis económicas anteriores, deben tomar la palabra —ha insistido— pues tienen la dignidad suficiente para entrar en estas discusiones. Nuestra labor, la de todos, no debe ser darles subsistencia sino dejarles que influyan en el funcionamiento de la sociedad.  




¿Por qué es tan difícil leer lo que se escribe en castellano desde otros países?


Hemos entrado en una nueva dinámica en los medios de comunicación, incluso ya sin tener que diferenciar entre papel y digital. Todos estamos admitiendo que es lo mismo, lo único que cambia es el soporte que tomamos, que ya cada vez es menos papel. Esto nos lleva a tener que admitir que en breve plazo el "papel" del papel cambiará todavía mucho más, para dejar de ser utilizado para noticias rápidas y urgentes, Noticias del Día, y pasar a ser un soporte para conservar, para guardar y archivar en la consulta personal.

El papel se convertirá previsiblemente en soporte de opinión o no tanto de información y de noticias.

La crisis es de existencia de empresas de calidad y libres, profesionales y con profesionales. La mediocridad se mantendrá, sin duda, pero no se trata de eso. Hoy ya, sin ayudas desde diversos laterales, la prensa de calidad no se podría sostener. Es inviable. Y lo vemos con movimientos casi constantes de Directores, de accionariado, de cotizaciones en Bolsa, de EREs.

En comunicación digital todo sucede más rápido y los cierres o nacimientos se producen sin casi enterarnos. Su objetivo es muy distinto. Buscan un nicho de muy diverso tamaño —pues en digital no es necesaria la inversión potente— y se adaptan a lo que logran o no, quieran crecer o no, y por eso viven o mueren dependiendo de su capacidad de ruido. Sobre todo porque en los digitales hay decenas de posibilidades, libres o no.

Estamos todos pendientes del modo válido de subscripción por contenidos. Hay varios modelos pero ninguno todavía ha dado con la tecla. ¿Tal vez la unión de varios modelos, de varias cabeceras? ¿Existen ahora mismo modelos que puedan ser copiados? 

Algunos hay, no tanto en España como en otros grandes países. Acceder a muchos más millones de lectores es un buen camino aunque nada sencillo. Hacer fácil la mezcla de contenidos que sean útiles para diversas culturas similares es un reto.

¿Por qué es tan complicado que en digital nos lea un colombiano o mexicano si publicamos en España y al revés? ¿Cuánta cantidad de información nos interesa a un español de lo que se publica en Chile o Venezuela, en Argentina o Miami? Seguramente lo local no nos interesa, la opinión global sí. La información sobre Arte o Cultura, sobre muchos otros temas muy variados es universal y podría ser intercambiada.

Sé que este camino ya lo están abriendo algunos medios, pero hay que facilitarlo, e internet tendría que saber separar mejor por idiomas y no por países o distancias.