31.7.14

¿Quien se queda las propinas? ¿Es lógico dar propinas?

Con las propinas pasa algo curioso en este mundo raro de narices. Hay países y profesiones donde la propina forma parte de la lógica e incluso otros donde las propinas van incluidas en las facturas, pero en realidad las propinas son siempre de mal gusto y un descaro de servilismo. Países y oficios donde a la hora de negociar los sueldos se habla de las propinas como una parte variable que logra subir los sueldos hasta “aceptables”.

La mejor propina debería ser volver al mismo lugar y consumir otra vez. Ser un cliente fiel y agradable. Pagar un 10% de propina por un servicio o incluso por una obligación que en algunos casos llega a figurar en la nota, es además de un abuso, una vergüenza para los trabajadores. Los sueldos deben ser conocidos, fijos y suficientes según la labor desarrollada y vivir de las propinas un claro error que soportan los trabajadores, de forma equivocada.

Si en un oficio se paga poco lo que hay que hacer es buscarse otro puesto de trabajo, si hoy es difícil, mañana mismo. Pero no pensar en las propinas como forma de sobrevivir, pues nos estamos convirtiendo en esclavos de la miseria, de la voluntad ajena.

¿Quién se queda en realidad las propinas? Por que esta es otra, en muchos países de los que exigen las propinas, los dueños se quedan con una parte de las mismas como parte de la estructura necesaria para que los trabajadores reciban las propinas. Es el colmo, los trabajadores pagan parte de las propina al empleador, por dejarles trabajar en su local. Con dos pelotas.

Las seis fases de un niño violento con sus padres. Soluciones y problemas

Los niños a veces se vuelven violentos, complicados de tratar, apoderándose de sus propios padres, creando un mundo paralelo para conseguir todo lo que se proponen. Sin duda, llegados a este punto hay que consultar con profesionales que detectan el punto en el que se encuentran sus actitudes, ver las soluciones posibles y tratar de encauzar su carácter, para que no se convierta en algo peor para los propios familiares más cercanos.

Los síntomas más usuales y por los que empiezan a demostrar que se están apoderando de la familia son:
No ayudan en casa, se niegan a colaborar en las tareas más sencillas y básicas, exigiendo que generalmente su madre  haga de criada de ellos. Simplemente buscan demostrar —como un animal gregario— que domina la situación, controla a las personas y logra mandar y que le obedezcan.
Cuando no consigue sus objetivos recurre a los berrinches, los lloros, las broncas, que van en aumento tanto en número como en intensidad hasta lograr que los padres cedan. Es la herramienta más básica para doblar la defensa de padres y abuelos. Broncas que en principio pueden ser violentas con ellos mismos, luego con sus hermanos y después con los adultos.
Tiende a avergonzara sus adultos en público, pues sabe que es lo que más fastidia a los padres. Broncas en lugares públicos, frases delante de familiares y amigos, insultos sin venir al caso, violencias físicas delante de otros familiares.
Logra que los padres le pidan por favor que ceda, que pare en su actitud, que se comporte, que deje de hacer el gamberro. Es una forma del primer sometimiento de los adultos, que él ya domina a su gusto. Ya se siente el líder de la manada, con perdón por la palabra.
El siguiente paso es el soborno directo para lograr que se comporte bien, para que no actúe delante de otras personas de forma violenta. Da igual lo que obtiene a cambio, lo importante para él o ella es la dominación, el obtener el premio del sometimiento de los adultos por comportarse bien.
Para finalizar ignora totalmente a los adultos, pues él o ella ya se han formado un círculo propio que dominan, y para ello nada como demostrar que son los demás los que deben estar a su subordinación. Comen cuando quieren, solos y sin orden, no respetan las normas, no quieren estar con sus padres, exigen dinero si ya tiene la edad para ello, dinero que va en aumento con amenazas de que si no se lo dan, lo logrará de “otras” formas. Han aprendido a dominar y tienden a no tener medida.

Estos problemas no empiezan en la adolescencia, muchas veces tienen sus inicios en edades muchos más tempranas, pero son en la pubertad y en la adolescencia cuando realmente se vuelven insufribles. Lo peor de todo es que a veces y una vez que ya tienen dominado todo el proceso, estos adolescentes no quieren ser adultos, pues saben que el estatus logrado es maravilloso para ellos y no lo quieren abandonar. Por eso la ayuda de profesionales es muy necesaria pero según en qué fase se esté los resultados no siempre son satisfactorios.

En Cataluña comprar coches de alta gama es muy barato

Un hijo de Jordi Pujol, también llamado Jordi Pujol bis, tiene 11 caches de gama alta comprados por cuatro perras y de los que dicen los periodistas que paga unos 40 euros al mes del seguro por cada uno. Un chollo oiga. Desde varios Ferrari, un Lamhorguini dos Porsche un Jaguar y un Mercedes SLR que debe ser la flor de la corona pues vale mas que un apartamento en la playa de los buenos.

Lo curioso es lo poco que pagaba el Jordi Pujol por por sus coches chulos de narices. Un Jaguar FFY lo compré por 3.000 euros como el que se compra un ordenador portátil. Pero un Porsche 911 la compro per 200 euros menos, para darse pote. Un tipo listo, vamos.

Los tenía duplicados y los debía guardar para montarse un poco y hacerse fotos, pues llevarlos por la calle mola pero denota jeta y mal asunto, y siendo de la familia que era. no procedía. Aunque ahora, tras el perdón del padre, nunca se sabe.

A los importantes, tras matar impuestos o elefantes. les da per pedirnos perdón. Poner cara de circunstancia y dimitir de todo. Y pedirle perdón al padre confesor, no se vayan a morir y se les cierren las puertas de cielo. No sé cuantas avemarías les pondrá el padre confesor de penitencia. pero igual son varios millones de padrenuestros y cientos de miles de salves, que debe ser un coñazo tenerlas que ir rezando mientras llevas la cuenta de cuantas te faltan. Tienen que darse prisa en rezarlas, pues estén muy mayores y no se vayan a morir antes de terminar la penitencia, que entonces igual son mas anos de purgatorio.

¿Se podré llevar al purgatorio el Jordi Pujol bis, sus coches de alta gama?

30.7.14

El tamaño si es por menos, sí que importa y mucho

La vida está llena de pequeñas cosas. Pero a veces estas se esconden para no dejarse ver con facilidad. Los detalles marcan las calidades. Somos muy pequeños, pero no creemos grandes y por eso no miramos a los que son más pequeños que nosotros. Solo nos entendemos bien con los que son de nuestro tamaño. Si medimos lo normal nos da temor relacionarnos con un tipo muy alto. Sentimos piedad amorosa ante un bebé recién nacido. Creemos que el tamaño si importa sobre todo para atemorizar. Pero una flor diminuta pasa desapercibida siempre, pues no sirve para regalar, para vender, para poner en un jarrón de nuestro tamaño habitual. No sirve para demostrar a los demás que es un regalo suficiente.

Todas las cosas tienen un tamaño asumido por todos y si nos salimos de ese tamaño aceptado, ya nos da la sensación de que no sirve de nada.

Yo conozco a una mujer que es Alcalde siete días al año y ella no farda de eso. Conozco a personas que son buenas media hora al día. Hay contertulios a los que no somos capaces de aguantar más de 15 minutos de su cháchara. Empresas que no duran más de media docena de meses. El tamaño si es por menos, si que importa y mucho. Curiosamente si es por más no nos importa casi nada.

Todos caemos en las trampas de las venganzas y de las equivocaciones

Ayer unas 700.000 espectadores vimos en televisión la película “Los descendientes” de George Clooney en el canal Divinity. Dicen que un buen dato de audiencia, para una película muy bien realizada y que tocaba la fibra humana de las relaciones familiares. Pero fuimos un millón menos que los que vieron llorar otra vez a la Benenito en Telecinco que es una versión asquerosa de cómo lograr el volver loca a una persona, por entregas, en directo y delante de muchos españoles.

La televisión es un puro teatro, pero a veces se olvida de las reglas más básicas del teatro de la vida. Todo por el negocio de la audiencia. A ciertas horas podemos ver en directo como se intenta volver loca de odio y envidia a una persona, mientras le ponen música de fondo para dar morbo y tensión, en cambio no podemos decir culo o caca, chocho o pichina. Podemos sacar niños muertos y llenos de sangre por un bombardeo pero no podemos enseñarlas la cara. Claro que mucho ojo, pues si pedimos algo, nos lo pueden conceder y entonces prohibirán enseñarnos las guerras para silenciarlas.

En la película “Los descendientes” veíamos que nadie es perfecto, que todos caemos en las trampas de los odios, de las venganzas, de las decisiones equivocadas, de las grandes dudas vitales. De las inexplicables decisiones que afectan a muchos. Pero es la vida. Aceptarlo es lo mejor, pues muchas veces no hay vuelta atrás, no podemos repetir ni obtener respuestas de muchas cosas que nos suceden.

29.7.14

Tan importante es la meta como el camino que se recorre


Preparamos a todo el mundo para la meta. Pero en medio nos vamos perdiendo el camino. 

Les decimos a donde hay que llegar, lo importante que es alcanzar el punto del objetivo. Pero en medio no miramos todo lo que nos vamos perdiendo por el camino. 

La tranquilidad del día a día, del que nos lleva a la meta, también es muy importante.

España es muy productiva. Pero Europa quiere otra cosa para España

Nadie dudaría de que esta imagen es de España. Efectivamente es Madrid pero podría ser de cualquier ciudad española. Buen tiempo, ocio para estar en un bar tomando unas cervezas con unas tapitas, buena relación y una conversación entre personas amigas. Es calidad de vida, sin duda. Calidad que hay que conservar. Sin duda también.

Europa nos pide otra cosa, y no por que no conozca nuestra forma de vivir, no por que piense que no es buena para la salud física pero sobre todo mental, solo por que piensa que así no producimos suficiente. Efectivamente, se refieren a que no producimos los obreros que producimos, para que otros que simplemente recogen, puedan tener unos beneficios mayores.

Pero España engaña. Nuestra forma de producir es alta comparada con los datos de Europa. Cuando nos hablan de cambiar los horarios o cuando nos señalan como vagos que siempre estamos de fiestas y de vacaciones o puentes, nos quieren engañar. Es mentira. Nuestra jornada laboral anual es superior a la europea. A lo largo de todo el año trabajamos más horas que muchos obreros de muchos países.

Es cierto que los horarios habría que optimizarlos en España, que no tenemos tiempo para hacer tareas formativas en exceso.  Que organizamos mal la conciliación de vida familiar y ocio. Pero seguimos siendo muy productivos. La deslocalización no es por nuestra baja producción, ni por la mala calidad de lo que producimos, sino por los salarios todavía mucho más bajos que se dan en algunos países.

Otra cosa bien distinta es que en Europa deseen tener algunos países esclavos, zonas internas en “su” Europa con mano de obra muy barata, domados a sus gustos productivos para encargarles lo que ellos no quieren hacer. Eso si.

Es muy cómodo y un chollo ser católico

Ser católico es un chollo. Yo no sé por qué no practico más siendo un chollo bíblico, en serio. Si eres católico y hacer barbaridades, siempre te quedará el camino de pedir perdón y hacer contrición.

La contrición es algo maravilloso para los jetas que además son católicos, aunque no todos lo son. Uno dice o piensa, de pensamiento, palabra u obra, que ya no lo volverá a hacer y si además pide perdón, no hay dios que se lo niegue. Joder, un chollo.

No marca plazos, el perdón y la contrición se puede hacer cuando a uno le venga en gana. Por ejemplo cuando la edad física ya no te deja arreglos posibles para ser de otra forma. Cuando ya te has cansado de ser un ladrón, vas y pides perdón al sacerdote de cabecera y vas al cielo.

Por que esa es otra, los católicos además de creer en la cárcel sobre todo creen en el cielo. La cárcel es un purgatorio necesario, si acaso que tampoco es que la pidan con vehemencia, pero si cae es un purgatorio de monaguillo. Siempre quedará el cielo al que se sube con tal de haber pedido perdón y haber comulgado.

Ni reformas fiscales, ni del Código Civil, ni de gobiernos o sistemas electorales. Lo que hay que cambiar es el acceso al cielo, joder. Que no sea posible subir al cielo tras haber hecho trampas durante años. Esa es la reforma que debe exigir Podemos e IU. Todos debemos estar de acuerdo en que hay que cambiar la forma de ascender al cielo. Para jorobar a los jetas. ¿Tú no crees en el cielo? Lo que te pierdes, con lo cómodo que resulta.

Las mujeres tontas siempre se casan con los más jetas

La excusa de que las esposas no sabía qué firmaban es de premio a la idiotez más absoluta. En los últimos años y ante el crecimiento de los escándalos financieros y las corrupciones varias, las esposas pilladas en medio, con su firma y su apoyo, dicen siempre que ellas no sabían. Los abogados deberían cambiar su técnica de defensa pues ni cuela ni sirve.

Dejan a las mujeres en general en muy mal lugar, sobre todo a las que se casan con los jetas y delincuentes. Es como si las tontas se casaran siempre con los más jetas. Curioso. Claro que también podríamos pensar que los jetas las buscan tontas para engañarlas, aunque no creo que sean tan organizados como para planificar las bodas con arreglo a la idiotez de las esposas. Las buscan rubias y a ser posible con estudios de colegio bien.

El truco es muy sencillo. Los jetas necesitaban al principio a personas que no firmaran con ellos y así poder esconder los dineros o las propiedades en sus propias cuentas. Luego se perfeccionaron las formas y empezaron a meterse como socias necesarias en las mismas empresas tramposas que los maridos. Firmaban pero no leían, participaban y gestionaban pero no acudían; cobraban y gastaban pero no se enteraban de nada.

Yo si a mi esposa le llevo cinco millones de euros un lunes, también estoy seguro que no me preguntará nada. Ella ya sabrá que los he logrado de forma rara, pues no juego a las quinielas. Simplemente mirará en internet donde pilla la cárcel más cercana y qué autobuses llevan de visita.

Los blog son como la Bolsa en crisis. Solo bajan

Los blog son algo vivo, es decir, algo que nace y se muere como todo bicho viviente. Pero no este o aquel, que también, sino todos, el sistema, la forma, la herramienta. Aviso, no estoy diciendo que estén atravesando malos momentos, sino que como son algo vivo, se transforman y se modifican, se mueven y retuercen sobre sí mismos.

Este mismo blog, en el año 2008 —jope hace ya 6 años— tuve unos meses con casi cinco veces más visitas que en estos meses del 2014. Una barbaridad pues ahora no me quejo del número de visitas. No me quejo mucho, quería decir. Pero en aquellos meses tuve en este blog casi cinco veces más visitas que ahora. Envidia sana.

He revisado las entradas y joroba, no me parecen del otro mundo, las veo viejas y muy normalitas. Un par de ellas han logrado las 5.000 visitas, pero poco más. Así que no tengo claro los motivos. Sería que en aquellos meses, como no había redes sociales, la gente leía más blog, digo yo.

Es curioso por que he revisado algunas entrada que considero interesantes, incluso con los años han aguantado bien el paso del tiempo, y no han logrado más de 6 visitas. En cambio algunas tontadas de campeonato, algunos textos casi vacíos superan sin problema las mil visitas. No me logro responder. Es posible que yo fuera el primero que llegué a hablar sobre las moscas macho o sobre la nula importancia del perejil en una paella de domingo.

Ni SEO ni tontadas, aquellos textos los escribía desde las agallas, sin controlar para nada lo que después harían los buscadores. Y menos pensando en seis años más tarde. En aquellos tiempos no pensaba que fuera capaz de aguantar tantos tiempos con aquel blog. Y ya ves, aquí estamos. Me lo tengo que hacer mirar mejor.

La soledad en positivo, la soledad elegida. Nuestra soledad necesaria

Alguna vez habréis oído hablar de la soledad en positivo, de esa necesidad de estar solos, de tener un espacio y un tiempo en donde nos encontramos con nosotros mismos. De ese tiempo que todos necesitamos cada día, para dedicarlo a nuestro encuentro, a hablarnos o a simplemente descansar plácidamente o a disfrutar de algo simple pero que nos gusta, y que pueden ser muchas cosas personales, pero que acompañadas de una dedicación totalmente para uno mismo sirven para algo más que para recargar la vida, para darnos placer sobre lo sencillo de la vida.

Todos necesitamos media hora al menos cada día, para dedicarnos en armonía y silencio, en soledad pero acompañados de nosotros a repasar el momento, a parar la pelota y repensar, a simplemente dejar llevarnos por la vida desde la nada. El vacío es importante.

Leer un libro en silencio o con nuestra música, hacer unos ejercicios de respiración o de relajación, escuchar sonidos que nos recuerden algo, simplemente estar relajado con muy poca luz, tomar un café en un local leyendo el diario, jugar en el tablet, escribir un diario o un blog, hacer algo de gimnasia, ver cine sin pensar en nada más, ver imágenes antiguas.

Todos tenemos algún deseo diario que nos resulta complicado realizar y que nos gustaría disfrutar con calma. Por ello necesitamos esa media hora diaria de soledad organizada. Y hacerlo todos los días. TU tiempo te pertenece, simplemente la vida te está pidiendo media hora diaria para ti, es muy poco.

Si dedicas media hora al día para ti que también existes aunque a veces dudes, las otras 23 horas y media que te quedan te rendirán mucho más que las 24 horas de antes, le resultarán más placenteras, todas, una vez que ya has encontrado esa media hora para disfrutar TU.

Es posible que haya días en los que eso sea imposible, bien, aceptémoslo, como debemos aprovechar de esos otros días en los que en vez de media hora podemos disfrutar de una hora entera. Pero seguro que a poco que te sepas organizar serás capaz de encontrar esa media hora para ti.

Este verano viene raro, como si fuera otoño

Este mes de julio parece sacado de otro mundo. Hace fresco, viento y las noticias viene llenas. Algo nos está fallando. Igual es el fin del mundo y no nos hemos enterado. Uno lee los titulares de las noticias y ya le entran ganas de irse al wc a descansar. ¿Es posible tanta idiotez, tanta maldad en tan pocas horas? 

Creo que han tenido que llamar a los periodistas que estaban de vacaciones para que opinaran sobre todo el todo. No hay agosto, lo van a cerrar, lo van a subastar para convertirlo en el otoño caliente de todos los años. Incluso hasta Chabelita está sacando los colores rosas del tiesto para dar que hablar. Un auténtico lío es este verano. 

Me voy a dormir y mañana ya veremos. No sé si soñaré con algo fácil, pero lo voy a intentar.

28.7.14

Cómo lograr una relación de pareja de calidad en el tiempo y en las satisfacciones

Todos necesitamos tener una relación sana y eficaz con alguna persona cercana, a ser posible con una pareja con quien libremente queremos compartir parte de nuestra vida. Vivir solos es también una opción, pero aun así es importante tener a otra persona en quien confiar y compartir parte de nuestra vida, que no tiene que ser siempre la convivencia diaria. Y no siempre estamos hablando del amor.

Tener un gran amigo, una persona con quien compartir parte de la vida es importante pero se debe basar en la confianza, en el compartir aquellas cosas que nos influyen, nos importan. Tener confianza en alguien es complejo, va en aumento con el tiempo y depende de ambas partes. Si estamos junto a alguien que no es capaz de intercambiar la confianza, si no es bidireccional, lo mejor es abandonar, dejar la relación compartida para convertirla en una simple relación de amistad.

Hay que comunicarse muy bien, que no siempre es lo mismo que comunicarse mucho. Aquí lo importante no es hablar mucho entre ambos, sino hablar con sinceridad y con “calidad”. Tan importante es hablar como escuchar, tan importante el idioma verbal como el de los gestos.

En una relación ambos somos diferentes. Simplemente distintos. Por eso nunca hay que intentar cambiar al otro, sino aceptarlo, asumir sus diferencias, tolerar lo que no nos gusta de la otra persona, pues estamos seguros que por su parte hará igual con nosotros.

Si importante es comprendernos, más es respetarnos, aceptar nuestras formas de ser, nunca poner en una discusión frases hirientes, nunca sacar los colores al compañero, nunca señalarle con el dedo de la envidia o la falta de respeto. Todos tenemos errores sobre nosotros, pero nunca hay que recordarlo en momento de ira, con mala baba, con odio momentáneo.

Todas las relaciones deben ser entretenidas, alegres, divertidas, completas socialmente, compartidas, respetando los tiempos y los espacios personales de cada uno, dejando que siempre hay un lugar y un tiempo para cada uno sin tener que contar con el otro. Es bueno tener relaciones en las que el otro no entre, tiempos en las que el otro no intervenga.

27.7.14

10 Diez consejos para ser más optimistas ante la vida

No es sencillo ser una persona optimista, pero algunos lo consiguen sin problemas, con una facilidad que asombra. Veamos algunos pequeños consejos para lograrlo, pues dentro del optimismo está también la salud.

Hay que creer en nosotros mismos, tener autoestima y una capacidad de asertividad alta. Somos capaces y lograremos lo que nos propongamos.

Mira, con sinceridad, no dejes que otros se meten en tu vida a mangonearla. Tu vida es tuya, te pertenece a ti, compártela si quieres, pero no permitas que otros te la zarandeen, te la utilices.

 No intente tener todo. Confórmate con lo que sea necesario y posible. Desear “el todo” cree idiotez humana. Lo mejor es disfrutar de lo que se puede conseguir.

La gente es buena. Hay malos y estos se dejan notar mucho, pero la mayoría de la gente es buena, y además muchas veces necesitan tu compañía y tu ayuda.

En la vida siempre hay caminos torcidos, piedras en las que tropezaremos, caídas y fuerzas para levantarnos. Es lo que les pasa a todos. DE las caídas se aprende. Y recuerda que todos han tropezado muchas veces, la diferencia está en saberse levantar o en hundirse.

No te preocupes por lograr el éxito.  Muchas veces no sirve para muchos. Preocúpate en alcanzar el placer, la felicidad, los valores humanos, el amor, la sencillez, la sonrisas.

Siempre hay que ir mejorando, es una de nuestras obligaciones. Un optimista también sigue mejorando su vida. Aunque creamos que ya lo tiene todo, él sabe que no y que debe seguir aprendiendo.

Sonreír es entregar amor. Ser amable, agradable, humano es entregar amor.

No vivas del tiempo que ya no está, no recuerdes el pasado más que para reconocer que has ido aprendiendo. De todo el pasado has logrado levantarse e ir edificando quien hoy eres.

Habla menos. Actúa y tira hacia el futuro desde el presente. Sé positivo y sigue mejorando tu forma de ser. Ser optimista es ser positivo, ser alegre. Pero nunca es ser tonto, ser un abandonado, ser alguien que no se entera. Ser optimista es saber que la vida es así y que hay que disfrutarla, pero sobre todo hacerla disfrutar a los que nos rodean.


26.7.14

Ejercicios para el cerebro. Ejercicios para evitar las pérdidas de memoria

Estamos compuestos de cuerpo y mente, de una parte física y otra mental, de un cerebro y un cuerpo. Sabemos con mucha facilidad cuidar o destrozar nuestro cuerpo ¿pero sabemos hacer lo mismo con nuestro cerebro?

Hay que tener una actividad social interesante y compleja, hay que tener inquietudes sociales para lograr que el cerebro esté engrasado y funcione bien, no se nos envejezca como el cuerpo con el paso de los años. Así de simple es la gimnasia mental para mantenernos en forma. 

Emplear el cerebro con pequeños juegos, con ejercicios sencillos o con actividades sociales. Leer, escribir, hacer crucigramas, jugar a sencillos juegos de piezas en el ordenador o en una Tablet, hablar con amigos, jugar a las cartas, al ajedrez, al dominó. Estar interesado en alguna actividad deportiva de la que nos interese el todo de la misma. Controlar bien los horarios y distribuirlos entre las actividades. Bailar, cocinar, tener un animal de compañía, ordenar el album fotográfico familiar, organizar una colección de algo, leer el periódico todos los días, tener un huerto en macetas. Escribir un diario o un libro de poesías.

Con los años la memoria se vuelve más compleja, tenemos nuestro disco duro interno muy lleno y sobre todo muy fragmentado, muy liado, lo que nos cuesta mucho más acceder a sus rincones escondidos. Para ello hay que tener estímulos intelectuales constantes que nos hagan estar en forma y no perder el acceso a nuestra habilidades cerebrales.

A partir de los sesenta años tenemos más problemas que nos acercan a la demencia senil y por ello debemos prestar más atención a las debilidades que podamos detectar. Se calcula que este problema de la edad suele aparecer con pequeños síntomas unos 10 años antes de ser un problema irresoluble, por lo que estar atentos nos debe servir para buscar remedios antes de que la enfermedad sea problemática.

Hay que dormir bien para recuperar el cerebro, para ponerlo todos los días “a cero”, hay que hacer algún tipo de actividad física para proteger nuestro sistema de circulación sanguínea, hay que descansar y sobre todo no aceptar el estrés como una posibilidad a edades avanzadas pues destroza los receptores del hipocampo ni caer en depresiones aunque sean leves, pues nos atenaza y nos vuelve más débiles ante un cerebro que hay que cuidar un poco más.


¿Cómo aprendemos más y mejor? Aprendamos a aprender


Aprender es sobre todo recordar lo aprendido, ser capaz de retener aquello que nos enseñan, lo que absorbemos interiormente y que debemos retener para el momento en que nos haga falta emplearlo. Aprendemos hoy pero no sabemos cuando lo necesitaremos. Por eso es fundamental recordar, interiorizar lo aprendido. Incluso olvidarnos de que lo sabemos, pero no olvidarnos de lo que sabemos.

Hay principalmente tres formas de aprender.
Aprendizaje verbal
Aprendizaje visual
Aprendizaje por prácticas

No todos interactuamos de igual manera con los tres sistemas de aprendizaje pues algunos dan más importancia mental de la media a uno o a otro sistema, pero lo demostrado es que el aprendizaje verbal es el más utilizado pero el que menos capacidad tiene para lograr objetivos perdurables, mientras que el aprendizaje por descubrimiento y práctica es el más eficaz pero el menos empleado y el más complejo de tener a mano.

Se calcula que solo entre el 10/15% de lo que leemos queda retenido y que entre el 15/25% de lo que nos dicen, de lo que escuchamos logramos guardar como experiencia. Estos son los dos pilares del aprendizaje verbal.

En cambio si se nos enseña con visuales logramos retener entre un 30/40% de lo que se nos muestra, llegando al 50/65% si además se nos hacen prácticas en el acto con demostraciones de lo que se nos explica.

Si logramos participar en la demostración podemos lograr retener hasta un 80% de lo que se nos está enseñando, que puede llegar al 90/95% si somos nosotros los que tenemos que realizar la operación que intentamos aprender, en el típico juego de error solución, donde nuestra capacidad para tomar decisiones son vitales para lograr los objetivos de la prueba y para así aprender de ellos. Por eso los aprendizajes antiguos de oficios o tareas tenían una capacidad tan enorme de crear profesionales, pues sobre todo se basaban en el trabajo de campo, en la responsabilidad por y para hacer las tareas, bajo tutela y asesoramiento, pero siempre practicando.

24.7.14

No es lo mismo vivir sólo el presente, que vivir al día

Habrás escuchado y leído mil veces que hay que vivir al día, y siendo cierto se olvidan de algunos principios básicos que debemos tener para emplear esa filosofía vital con garantías, pues de no hacerlo, en vez de ser una forma positiva se nos puede volver en todo lo contrario.

Hay que vivir el presente, pues el pasado ya no existe ni volverá nunca y el futuro nunca existe ni existirá, pues cuando llegue se convertirá en presente con todo lo que eso supone.

Bien y cierto.

Esto lo tenemos claros todo, solo podemos vivir el presente aunque intentemos otra cosa.

Y estar con el peso del pasado encima de nuestras decisiones nos atenazarán y será una idiotez, pues nada de lo que ocurrió volverá a repetirse igual y ante las mismas circunstancias. Es cierto que decimos que la historia se repite, que si no aprendemos de ella estamos condenados a repetirla, etc. Pero eso sucede si no aprendemos de lo que nos ha sucedido y en cambio insistimos en lo negativo para que nos llene de miedos y temores.

Los pasados nos deben servir para aprender, por eso hay que respetarlos, conocerlos, aprender de ellos, pero no emplearlos como un freno sino como un activo de experiencia.  

Por otra parte el futuro vendrá, sin duda, y nos debe pillar bien asentados. Para ello nada como trabajar sobre lo único que podemos actuar, el presente.

Y aquí es donde debemos tener cuidado con diferenciar lo que es "vivir el presente" de "vivir al día". Solo se puede vivir el ahora, pero debemos ser conscientes de que el mañana vendrá más rápido de lo deseable y nos debe pillar con las alforjas algo llenas.

De dinero, de sabiduría, de amigos, de formación, de amor, de propiedades materiales y espirituales. No podemos ni debemos vaciarnos cada día, agotar todo lo que tenemos cada día, pensando que mañana no existe. Puede incluso que no exista para ti, pero existirá para los demás y debes dejar apañado tu recuerdo y tu despedida. Si te vas vacío te recordarán vacío.

9.7.14

Los médicos no saben curar todas las enfermedades. Ni las suyas

Los médicos no saben curar todo lo que nosotros como pacientes les planteamos. Había que decirlo y ya está. Dicho. Tienen sus límites y hay que admitirlo.

Tengo una amiga que es médico de familia desde hace bastantes años, se ha recorrido varias localidades como profesional de la Seguridad Social, ha tratado a muy diversos tipos de enfermos, ha realizado guardias de todo tipo y atiende a todos lo que por amistad, cercanía o pesadez le solicitan ayuda constante.

Tiene un yerno que es cirujano cardíaco y bastante reconocido, una cuñada médico especialista en ginecología y una amiga médico forense.

Y además tiene a un marido con unos problemas en las piernas que nadie sabe diagnosticar. Las posibilidades de consultar estos problemas son inmensas, pero nadie sabe darle una respuesta. Antes fallecieron sus padres, uno de ellos de repente, tiene la hija de una amiga con ataques de ansiedad importantes y tuvo a otra cuñada que falleció de cáncer hace unos años. Ella misma tiene problemas de estómago esporádicos a los que se va acostumbrando pues no le gusta tomar medicinas, aunque las recete.

El número de enfermedades que rodean a los médicos y sus familias o amigos son parecidas a los problema que tienen que soportar y sortear los fontaneros y vendedores de motos entre sus allegados. Las posibilidades de que los familiares de los profesionales médicos se curen, curiosamente, son menores a las que tienen los familiares de los fontaneros con tener una solución definitiva a sus problemas.

Eso si, tener a un profesional médico a mano es una gran ventaja, pues tranquiliza. Pero poco más.

Hay que cuidar la salud para no tener que recurrir mucho a la sanidad. Pero en cambio se nos explica poco sobre salud pública y en cambio todos nos entregamos como posesos a la sanidad pública o privada. La salud es trabajo de todos. La sanidad de los profesionales.

8.7.14

En lo pequeño, está muchas veces escondido lo maravilloso

En lo pequeño está muchas veces escondido lo maravilloso. Todos conocemos las elegantes formas de una rosa pero pocos lo increíblemente bonita que es la flor del tomate vista de cerca. 

En la vida social, en las relaciones con los que nos rodean sucede muchas veces algo parecido. Nos encanta la belleza exterior en basto, la que se ve a varios metros, la que deslumbra. Pero nunca es fácil acercarse a buscar la belleza de unas caricias, de un susurro, de unas orejas, de una cándida comprensión ante el dolor, de un trabajo duro del día a día.

Nos llegan enseguida las fragancias de una elegida colonia pero es muy complicado ver desde lejos lo maravilloso que es su compañía en el día a día o lo interesante que es su diálogo y sus razonamientos ante la dureza de la vida. 

La sonrisa, cuando no su capacidad para hacer reír, no tiene comparación en positivo con lo que simplemente es un frasco de química cara o el tamaño de una cintura que en este siglo toca que sea estrecha o de unos brazos que ahora tocan que sean duros y bastos como la madera vieja. Creo que nos engañan, pero debemos dejarlo estar, siempre que nosotros sepamos elegir bien.

Pronto os podré engañar y mentir. En breve dejaré de hablar de política

La sensación que tenemos muchos es que la situación en España es muy mala pero adaptable y asumible por la mayoría dolorida, lo que convierte al político en el pim pam pum del juego social. Somos el maldito roedor que os obligamos a estar asustados; menos mal que como españoles de a pie nos sabemos adaptar a la pobreza obligada por TODOS los políticos.

Nadie asume que el político -en la inmensa mayoría de casos- es un tipo socialmente honrado pero mediocre, que ha decidido dedicar su tiempo a la sociedad cuando la inmensa mayoría de esta lo que le pide es que se quede en casa y que no haga nada, pues sobra su gestión. 

Y digo mediocre por que no aprendemos a obedecer a los que nos eligen y sobre los que además dedicamos nuestro tiempo de forma honrada y gratuita. No leemos en los labios que nos están diciendo: Vete a la mierda, político".

La inmensa mayoría de los políticos, los más mediocres entre los mediocres, no cobramos nada de nada y además nos gastamos parte de nuestro dinero en hacer política, llamar por teléfono o pagar gasolina, que también hay que ser bobos ¿no?

6.7.14

La forma más segura de fracasar es no intentarlo

Te equivocas en el 100% de las cosas que no intentas.

Esta frase es muy vieja pero sigue siendo actual. Fracasar antes de empezar es lo más habitual, censurarnos nosotros mismos pensando en el fracaso es lo más sencillo y lo más barato. O lo más caro.

Siempre hay que meditar todos, pero convencidos de que hay que hacerlo y para qué hay que realizarlo. Meditar debe servir para modificar, cambiar, asegurarnos, pero solo en muy pocos casos para no hacer.

La inoperancia es el error más grave pues de ella no se aprende nada. Hay que actuar, trabajar por lograrlo y para que salga bien, pero pensando siempre que al menos lo vamos a intentar. No intentarlo es el fracaso que nunca te perdonarás. No lograrlo es posible que sirva para aprender y para estar orgulloso de tu acción.

5.7.14

Disfrutemos y juguemos más con las cosas sencillas pero que son vida

Yo tengo un amigo perro, un bichón con el que hago vida en común para gozar ambos. Un animal de compañía es una buena compañía, con los amigos de compañía intercalas en todos los sentidos. Veamos si somos capaces de aprender algo de ellos.

Comunicación integral. Yo hablo con mi amigo de palabra, de mirada y de gestos. Él me pide, se queja, me susurra, me exige, ronca, sabe decir cuando se siente solo y con ganas de jugar, se pelea y me gana.

Sabe quien manda en casa, el grado que él debe tener de poder, para no quedarse corto con ninguno pero también para no pasarse. Sabe morderme y si sabe que me ha hecho daño se apresura a pedirme perdón a su manera y con urgencia. Emplea los besos como una moneda de cambio.
Ustedes dirán qué pinta esta harta de sandeces y obviedades sobre la relación con mi perro en un blog para vivir mejor. Pero la respuesta cae sola.

Mi perro disfruta cuando le acaricio, cuando le rasco la tripa o la espalda, cuando está pegado a mi cuerpo y siente el calor de otro animal más grande, cuando come lo mismo que yo, cuando logra jugar conmigo y ganarme.

Si sabemos que a los animales les gusta una serie de cosas sencillas y casi básicas, no es fácil entender que entre los humanos nos toquemos tan poco, nos acariciemos menos, nos abracemos tan poco, juguemos con el cuerpo muy de vez en cuando, no estemos casi siempre tocándonos para notar el calor humano 

La función del Arte como terapia del alma, de la mente

El Arte tranquiliza y por ello cura. Contemplar y disfrutar del arte pero sobre todo crearlo, hacerlo, pensarlo, ayuda a crecer interiormente y por ello sana el alma. El arte y la artesanía es trabajo de manos y mente, la suma de lo que tenemos con más valor.

Las personas que en las cuevas prehistóricas pintaban con sus manos lo que veía y creaban arte con pigmentos simples se estaban cura do mezclando el arte y posiblemente la religión o la espiritualidad.

No es solo una pintura, es también crear o disfrutar de la música, de un dibujo, un poema, una comedia, el cine, el teatro, la fotografía, la literatura, la escultura, la joyería, un vídeo, una viñeta, o incluso la gastronomía o la jardinería creativa.

Todo lo que sea crear con las manos algo que no existe es positivo y terapéutico. Sirve para curar soledades, males interiores sin causas claras, heridas del alma. Lo importante es la decisión, el diseño mental de la necesidad, el trabajo de la creación, la pelea y la lucha con el vacío y con la nada. Y luego la contemplación. El error es creer que lo que se ha hecho debe ser bueno desde el principio. Lo que importa no es el final sino el camino intermedio.

4.7.14

¿Cuanto sexo en cantidad es habitual o normal al mes?

Tenemos como sociedad menos sexo del que nos imaginamos y mucho menos sexo del que decimos, algo que además va en aumento. No hay tampoco casi diferencia entre la cantidad del sexo si vives con pareja o si estás sin pareja, lo que nos indica que además de darle poca importancia al sexo, nos estamos haciendo un lío de tamaño considerable. ¿Por qué ya no tenemos tanto deseo sexual?

Incluso se están dando datos preocupante para la salud mental y familiar. Un 20% de los matrimonios no tiene sexo nunca, algo que enseguida clasificamos como matrimonios de mucha edad, pero no siempre es así. Algo más de un 10% de los matrimonio con menos de 50 años de edad solo hacen el amor una vez al año. Seria interesante saber además en qué condiciones y por qué.

Los jóvenes con pareja o con parejas esporádicas tienen a realizar sexo más de 100 veces al año, pero estas posibilidades van bajando no tanto por la seguridad de la relación o la edad como por el cansancio y la apatía.

 Efectivamente, además, estos datos son muy variables, es decir muchas parejas no cumplen en absoluto estos parámetros, lo que nos indica que hay muchas otras parejas que están en peores números sexuales que estos que se conocen y que son la media.

El deseo sexual baja con los años de matrimonio, pero un 30% lo pierden casi en su totalidad, algo más en las mujeres.

Muchas veces detrás se esconde un conflicto de relación, malos entendimientos entre personas, heridas sin curar, situaciones mantenidas que con libertad económica conducirían a divorcios.
Exceso de trabajo y falta de sueño, agotamiento mental, estrés y ligeras depresiones que además conllevan la toma de antidepresivos lo que resta deseo sexual en gran medida.

Incluso odio hacia la pareja, en distintos grados, lo que lleva a castigar a la compañía de vida con la negación a realizar el acto sexual. Convertimos pues la relación en una situación complicada de asimilar en el medio plazo.

¿Pero qué nos sucede si no hacemos sexo con la naturalidad y frecuencia normal entre animales racionales?

Pues nos volvemos más irritables, con más ira contenida, con menos poder para mejorar la relación familiar, con más capacidad para buscar fuera de la relación otras relaciones sexuales en ambos sexos, perdemos intimidad y respeto compartido, e incluso perdemos salud mental.

¿Cuánto es el sexo considerado normal? La cantidad importa, como importa la calidad. Pero cuando se está en una situación débil, la cantidad toma el puesto capaz de intentar mejorar. El margen que nunca debe perderse hacia abajo, el límite mínimo debe ser una relación sexual al mes. El límite normal que si se pierde hay que intentar mejorar debe ser una relación sexual a la semana o cada 10 días. Lo habitual en personas con una relación estable pero con algunos años de convivencia debe ser de un par de veces a la semana, pero no de forma uniforme, es decir de entre 6 a 10 relaciones sexuales al mes. Tener entre 20 y 50 relaciones sexuales al mes es una maravilla que hay que conservar, si ambas partes están contentas con la situación y se tienen con una calidad media alta.

¿Por qué fallamos a la hora de hacer dieta?

Es verdad que hacer dieta es un problema añadido al motivo por el que debes hacer dieta. Y que muchas veces fallamos por que el sistema que nos plantean para realizar la dieta es excesivamente duro. Pero también es cierto que cuando se nos plantea hacer dieta, en la mayoría de los casos es necesario cumplir con la necesidad.

Debemos distinguir las dietas para perder peso por estética de las dietas por problemas médicos, de salud. Ambas son muy importantes pero ambas tiene unos márgenes de actuación personal muy diferentes.

Normalmente las dietas van acompañadas de “algo más” que la supresión de ciertos alimentos. Una dieta hay que intentar cumplirla, el resto hay que exigirse sin duda el realizarlo. Generalmente ejercicio más o menos suave. Todo tipo de dieta es necesario, pero en casi todos los casos, más aun necesitamos cambiar hábitos y abandonar el sedentarismo. Sean dietas para perder peso, para la glucosa, para problemas cardíacos, etc.

 Muchas veces las dietas que nos entregan son excesivamente restrictivas lo que dificulta que las admitamos y las cumplamos por agotamiento mental. Hay que moderarse, replantear a veces la dureza de la dieta, sobre todo si tienen que ser para toda la vida, y hablar con el profesional. Cada uno de nosotros tenemos una medida y una capacidad de soportar un cambio tan importante en nuestras vidas. Ser excesivamente duro con el cambio nos puede llevar a abandonarlo.

Si el cerebro nos pide saltarnos una dieta en un momento dado, es decir, tener “un capricho” debemos controlar el tamaño del deseo, y que permitir que se nos convierta en una trampa habitual. Pero es bueno tener la libertad de saltarse las normas muy de cuando en cuando. Si admitimos que nos estamos saltando lo indicado vamos bien. Lo malo es si creemos que saltarnos la dieta solo supone más beneficios mentales y ninguna calamidad en la salud.

Si tenemos que acudir a una fiesta, si estamos fuera de casa, si tenemos que estar junto a muchas personas y no te apetece tener que estar indicando que estás en una dieta leve o moderada, debes emplear algunos trucos que funcionan bien. Tomar un botellín de agua con gas antes de comer. O tomar una ensalada antes de salir de casa. O simplemente tomar de lo que te ofrezcan pero en mucha menos cantidad y degustándolo todo mucho más lentamente. Si quieres comer menos y que no se note mucho, nunca acabes la primera y para ello nada como degustar lentamente lo servido.

Si estás obligado a realizar dieta busca que dentro de lo que si puede comer, tengas todas las variables posibles. Las verduras son cientos y todas ellas se pueden cocinar y servir de decenas de forma distinta. Busca productos poco conocidos, recetas agradables y especies que refuercen los sabores y te entreguen platos diferentes. Intenta no aburrirte con la comida.

Todos perdemos el control de nuestro esfuerzo por dejar un mal hábito o una dieta cuando nos afecta un problema emocional. Dejamos de fumar pero volvemos cuando una situación se nos escapa de las manos. Lo mismos sucede con las dietas. Si hoy nos hemos cabreado no acudamos a la nevera en busca de ayuda, vayamos en el encuentro de una música o un libro, de pasear o de hablar con un amigo. Tu salud te lo agradecerá.