1.7.22

Estamos en guerra. Pero es del siglo XXI


Estamos viviendo ya en un mundo mucho más inseguro, y la mejor prueba de ello han sido las Jornadas OTAN celebradas en Madrid en gritos de éxito, pero a su vez de guerras y de asuntos bélicos. Cuando se habla de que hay que defenderse, es que se reconoce que hay enemigos.


Estamos en guerra.

No seamos niños, estamos en guerra y aceptarlo no es malo pues es cierto. Estamos en guerra aunque no se quiera decir.

Guerra del Siglo XXI para todos menos para Ucrania, guerra comercial, económica, tecnológica, social, estratégica, de innovación, de tanteo, de nuevas armas, guerra de jugar a matar y a ocupar espacios en el mundo. Europa al menos está en guerra y lo sabemos todos, aunque no lo digamos.

Como en todas las guerras las mentiras son lo habitual y no dejaré de repetirlo. Ni Putin es el único culpable, ni es tampoco ningún pardillo, aunque con arreglo al resultado de "SU" guerra esté demostrando que a torpe le ganan pocos.

Y como en todas las guerras, siempre al final habrá un ganador y un perdedor. 

Y de momento no tenemos ni idea nadie de quien va a ganar y quien va a perder, pues hay varias opciones, al menos más de dos. 

Así que debemos preocuparnos (o no) menos de lo que ahora no dicen que toca… y más de lo que realmente nos va a ir afectando poco a poco o de forma compulsiva, pues esta guerra ha venido para durar.



27.6.22

Estamos muy torpes. Pero llevamos así 3.000 años


Ejemplos como el que hemos tenido esta semana en la Valla de Melilla, esta vez del lado de Marruecos, tenemos todos los meses varios, y nos los tragamos en silencio. Luego los domingos algunos van a misa, a pedir perdón, pero se callan entre semana.

Cuando la política deja de tener ética, incluso estética, deja de tener razón y sus razones ya no son las razones de todos. Gobiernan porque se creen que les ha correspondido en un sorteo, aquí en España con sus silencios o en Marruecos con sus actos. 

El Papa de Roma está malito, y a poco que aprieten las tuercas tendremos TRES Papas, lo que indica que mas no es más, sino puede que menos. Si las tácticas políticas globales nos impiden quejarnos con al menos amargura, es que jugar a esto ya no sirve de nada. 

Hablamos de la invasión de Ucrania sin suficientes datos, a golpes pues se nos informa con la intensidad programada de quien manda, y podemos preocuparnos todas las noches o ninguna, según como la plazca a quien quiere vender turismo o gominolas, armas o hambre.

Y luego nos quejamos de que nadie cree en nadie, y de que va aumentando el cabreo escondido, hasta que no se pueda detectar su fuerza. Estamos muy torpes. Se avisa.

La clave está en compartir. Y compartir es gratis

Igual no te lo había dicho nadie antes, pero la clave de la felicidad está en compartir, en saber distribuir las dichas positivas, en regalar sonrisas o dudas. 

Sigue siendo la forma más económica y eficaz de crecer, de aprender y de ser más, de sentirse incluso más feliz. 

Compartir es regalar. Sea tiempo, caricias, sabidurías, palabra, alimentación, hogar, sonrisas, oídos, penas. 

¿Qué has compartido hoy? Sí, tú. 

No, no me lo digas, díselo a “esa” otra persona.



26.6.22

Que suceda lo que tenga que suceder y punto pelota


El mundo nunca ha estado quieto
, me refiero a sus mundanos seres vivos. Las personas, las sociedades siempre a los largo de los más de esos 2.000 años de los que tenemos constancia fija, se ha ido moviendo dando saltos hacia delante, hacia atrás, incluso a veces simplemente hacia arriba para caer en el mismo sitio pero con los tobillos cascados por la caída. 

No se trata de aprender de lo que en otros tiempos ha sucedido, se trata de saber con toda seguridad que volverá a suceder. Aunque a día de hoy no sepamos nunca el cuándo ni el dónde, e incluso tampoco —aunque vayamos de listos— de su intensidad.

Hay detalles en este 2022, en esta segunda década del siglo XXI, de que "las cosas" están a punto de caramelo. El aire nos mueve y no sabemos si estamos bien sujetados o si volaremos hasta explotar.

Cuando lo MICRO se hace ingobernable, surge lo MACRO para que todo sea todavía peor de gobernar, pero al menos lo macro arrasa con lo micro, y ya todo parece diferente.

No voy a dar la vara de los ítem actuales que indican que algo se mueve. Ya los sabéis todos. Incluso muchos pensamos que esto mismo (caldo de agoreros) ha sucedido muchas otras veces y luego se queda en agua de borrajas. Y es cierto.

Pero la parábola del Cántaro que va a la Fuente, funciona inevitablemente. Es ley no escrita, pero que funciona. 

Cuando tocamos mucho los bebos a la misma gente, al final siempre hay un locaris que se le hinchan y explota. Tampoco está escrito pero funciona. Y suele explotar el más débil, el más tonto o el que más ha sido manipulado. También es Ley de Vida.

Cuando no hay soluciones fáciles, siempre hay gente que dice que lo mejor es "que suceda lo que tenga que suceder y punto". Que también es otra manera de ver las Leyes no Escritas. 

Que NO sucedan las cosas no es casualidad, muchas veces es porque hay gentes que logran controlar "esas cosas" de muy diversas maneras. Cuando esas gentes que nadie conocemos se cansan, se agotan, llegan a pensar eso de: "Que suceda lo que tenga que suceder y punto".  

Y se agachan al bordillo de su acera, y se sientan a comer pipas de calabaza esperando a que definitivamente lo que tenga que suceder… que suceda, que ya vale.


24.6.22

Las izquierdas somos tontas. Pero vamos aprendiendo a empeorar


La política necesita estética
, y esto es complicadísimo que lo entiendan desde "mis" izquierdas. Necesita también un relato y una comunicación válida, aunque la izquierda se cree que con tener "sus" razones, ya es suficiente. Las ideas son muy necesarias, pero hay que saber envolverlas, ofrecerlas, saber conseguir una escucha activa, y que los receptores de tus emisiones te entiendas y te crean.

La izquierda muchas veces no entiende que teniendo "la razón" que en realidad son "sus" razones, no logran llegar al ciudadano

Comunicamos mal porque entendemos que la comunicación HOY es sobre todo entrar en las Redes Sociales, un error de libro quedarnos en eso.

Las Redes Sociales son víricas, por fundamento. Si tienes 100.000 seguidores llegas a 100.000 personas. Lógico y sé que lo sabes. Pero si de esos 100.000 hay 10.000 que les da por retuitear o responderte y cada uno tiene 1.000 seguidores, ya tienes un millón de tus mensajes que de forma vírica se han ido moviendo. Posiblemente además entre mucha menos gente de la que te llegas a creer.

Pensar que eso es bueno es pensar mucho. Porque a partir de ese momento tu mensaje ya no lo puedes controlar, se mueve hacia espacios que NO SON tus seguidores, y es criticado, alabado, aplaudido u odiado, lo que dificulta saber si se está convirtiendo en un VIRUS positivo o negativo

En realidad se está convirtiendo en un VIRUS NEUTRO, diríamos que "las que entran por las que salen". Los unos por los otros. Crean habitualmente amigos y enemigos a partes iguales.

Pero he dejado sin nombrar lo que me parece más importante de este tipo de comunicación. 


LA INMENSA MAYORÍA DE LA SOCIEDAD


Es mentira y debemos decirlo: el que las Redes sociales influyen. Lo hacen sobre los que acuden a ellas YA INFLUÍDOS DESDE CASA

Se retroalimentan. 

Y sí, hay que estar, faltaría más, no digo de no estar, lo que digo es que no son suficientes, que hay que entender bien su función, y que es una herramienta sobre la que debemos leernos el libro de instrucciones antes de utilizarla.

La inmensa mayoría de la sociedad, los que realmente van a votar y dudan, los que hasta el último momento no saben si ir o quedarse en casa, los que cambian su voto por muy diversos motivos, SON LOS QUE MUEVEN RESULTADOS ELECTORALES, y esos en muchos casos no están tan pendientes de Redes Sociales como nos creemos.

Influye mucho más un titular de un periódico, bien elegido para joder —y del que luego beben muchas Redes Sociales— que el ruido que nace sin un titular que lo sustente. 

Nadie (o casi) logra importancia sin ser creador de contenidos.

Y en eso estamos todos reflexionando, en que tal vez la izquierda debería dejar de criticar los contenidos de otros, para crear sus PROPIOS CONTENIDOS, son propios relatos, sus propias incursiones incluso experimentales, que eso sería ya la leche.

Creemos que "con estar" es suficiente, o con dejarnos llevar por los relatos que otros construyen para tenernos entretenidos. Y lo repito: "entretenidos" que es la nueva manera de ser manipulados sin que nos demos cuenta. 

Los diseñadores de "Cómo joder a la izquierda" saben llevarnos a terrenos que son para nosotros comunes, fáciles, pero a la vez son muy útiles para ellos. Y dejarnos embarrados allí, sabiendo que mientras hablamos del Betis no hablamos del Real Madrid al que dejamos hacer. 

Nos dejan con nuestras peleas más o menos internas desde nuestras ideologías con muchos matices, para que no entremos en "sus" zonas de riesgo, en aquellos aspectos en los que ellos pueden perder influencia, poder o dineros. 

¿Cuántos asuntos tratamos desde la izquierda que realmente les afectan negativamente a las derechas? ¿Y eso es por casualidad?

Julio Puente


22.6.22

Programas de autoayuda para las familias con problemas


La cadena de televisión Cuatro emitió el viernes 14 de noviembre del año 2008 una noche especial dedicada a la economía en crisis con la emisión de un programa llamado “Ajuste de cuentas”, para a continuación ofrecer un programa de “Callejeros” titulado Ladrillos rotos sobre las viviendas e hipotecas colgadas y sin poder pagar y un especial de “Noticias Cuatro” denominado ¿Quién paga la actual crisis?

Varios años después y observando esta programación se observa que por entonces había un deseo de explicar, de enseñar, de formar entreteniendo. Loable intento, casi abandonado en el 2022.

El programa Ajuste de cuentas es una ventana semanal al análisis de los problemas económicos familiares con soluciones casi siempre duras, sencillas de ver desde fuera del problema, pero complejas cuando uno se siente asfixiado por las deudas.

Pero es en estos momentos cuando es bueno mirar los problemas desde otra óptica, que alguien desde "fuera" nos muestre los puntos de vista que envuelto en los problemas, nosotros no somos capaces de ver.

Siempre se critica la autoayuda, y es un error. La autoayuda es eso: "Ayuda que nos debemos proporcionar nosotros". Tenemos que dejar de pensar que la responsabilidad no es nuestra obligación. Y para ello debemos estar formados en los funcionamientos elementales de la sociedad.

Por ejemplo: Pagar una deuda con otra deuda, es una mala solución.

Incluso si no vemos otra solución, es mala, y casi siempre está empujada por los que soportan tu deuda, pues quieren tenerte más pillado. Ellos, que sí son profesionales de las deudas, saben que si no has podido pagar una deuda es improbable que pagues la siguiente, cancelando la anterior, alargando plazos, pues la suma de la deuda aumenta casi siempre. 

A cambio te pedirán más garantías. Porque es lo que ellos quieren. Más garantías de poder cobrar la deuda de alguna manera. 

No duda de que lo que tú quieres es pagar la deuda, pero no es lo mismo el deseo que la posibilidad. Es posible que los "modos" de la nueva deuda no te interesen tanto como los modos de la deuda principal. A veces un cambio de tenedor de la deuda es la peor de las elecciones posibles. 

Y todo esto junto a decenas o centenares de consejos más, deberían darse en las televisiones públicas y privadas, en vez de tanto hígado, tripas y corazones.

Lo deseable y lógico es intentar vivir mejor


Decía un antiguo colega, que si la situación es inevitable, si ves que te van a forzar en algo que tú no quieres hacer, si eres capaz de intuir el futuro más cercano y este no te gusta, lo mejor era ir corriendo a la farmacia y comprar vaselina. 

Lo curioso es que todos intentamos vivir mejor sin saber exactamente qué es eso de vivir mejor. Sería la Meta personal más fácil de ponernos pues es muy abstracta y cabe todo o nada en ella.

¿Es tener más?

¿Es estar más limpio de ataduras absurdas?

¿Es querer más a los que te rodean?

¿Es saber disfrutar de las cosas naturales y gratis, que son las más grandes y preciadas?

¿Es ser libre de todo lo que no sea imprescindible?

¿Es intentar que el mundo que te entregaron, lo dejes en mejores condiciones?

Yo no lo sé muy bien, la verdad, pero en cambio si que sé lo que es vivir peor. O creernos que vivimos peor.

Hay muchos que nos quieren obligar a comprar vaselina, que nos quieren engañar con las palabras tontas y los gestos ya pasados de moda. 

Incluso el revisionismo llega a dudar de la legitimidad de los sueños del 68, algo tan cercano todavía porque no se cumplieron. No entienden ni de modas, ni de historias, ni de ideales no conseguidos.

Algo es algo en la búsqueda de la felicidad. Seguiremos soñando al menos, siempre y cuando no nos lo prohiban.

Es imprescindible tener metas, y puestos a tener que pensar en ellas, si es posible, que sean objetivos que nos permitan ser mas felices, que casi siempre es lo contrario a tener más. 

20.6.22

Andalucía ha hablado, Aragón también toma nota


Ayer Andalucía habló de forma contundente para todas las formaciones políticas…, andaluzas y del resto del Estado. Todos tomamos buena nota y quien crea que no va con ellos lo que se puede leer del relato, simplemente están condenados al fracaso. Pero es verdad que la lectura es muy diferente para cada formación política, incluidas las de Aragón. Saber leer bien la letra pequeña de lo acontecido en Andalucía no es sencillo. pero es imprescindible para no quedar rezagado.

Lo grueso del día de ayer es que el PP con su planteamiento tranquilo, moderado, cercano, de gestión suficiente, ha calado bien entre los andaluces. A unos les ha animado a votarles y a otros les ha animado a quedarse en casa. Han ganado los que han vendido gestión, seguridad dentro de lo posible, tranquilidad dando la cara en la calle sin estridencias, sin alharacas.

El PSOE con un mal candidato ha recogido lo que no ha querido sembrar, ni en estos tres últimos años ni mucho menos en una campaña antigua, obsoleta, alejada del ciudadano que tiene problemas y necesita soluciones. 

No se trata de decir qué hacer mal los demás, sino de decir qué harías tú para que todo mejorara. Y no engañar, o al menos, que el engaño no se note mucho. 

Es saber vender que los problemas son de los demás… y que las soluciones son las tuyas. Si fuera fácil hacerlo, habrían ganado todos. 

Ciudadanos ha dicho que los problemas no saben muy bien de quién son, pero que las soluciones son las de su Gobierno, sin darse cuenta de que "su" Gobierno es el del PP y no el de ellos.

De VOX —lo mejor que ha sucedido ayer— se podría decir que han ido recogiendo sus errores, y menos mal. Además de tener la ideología que tienen, son torpes y antiguos, y eso está muy bien. Que sigan así. Lo de traer italianas a recordarnos sus historias es un detalle más de su torpeza mental.

Ciudadanos ha sido el gran damnificado. Estar junto al oso y hablar de lo fuerte que es, termina abrazándote con cariño y es el partido que ha salido con las costillas rotas. Un buen candidato —Juan Marín— que hemos perdido arropado por un mal partido, y un enfermo muy grave que ahora ya necesita la UVI.

Dejo para el final a Podemos y sus trozos. 

¿Hablo algo de ellos? 

Así NO. Y lo saben. Así no, simplemente porque estéticamente no han entendido de qué va la política. No se trata de tener razón y razones, por ese motivo la candidatura de Ciudadanos no hubiera desaparecido. 

Se trata de convencer de que son los mejores y más modernos para el siglo XXI y los capaces de gestionar mejor sin engañar con imposibles. Pero transmitiendo que ellos son capaces de hacerlo, contando con todos.

Podemos… como Fundación Política… pueden ser la hostia en colores, pero como partido político tienen que aprender de los libros. La política no siempre es verdad, pero nunca debe ser o parecer mentira. 

Plantear candidaturas hechas por los suyos para los suyos es un error, hay partidos políticos que se olvidan de aprender que los votos que sirven para aupar o para destrozar, nunca son "de los suyos" sino de gente de la calle, de ciudadanos que no entienden de la política simplemente porque tampoco quieren entender.

Entre los dos partidos afines a Podemos han logrado casi el mismo número de votos que el de VOX. Pero la mitad justa de Diputados. Los mismos si les añadimos a PACMA. Ya, lo sé, sería una sopa de partidos. ¿Y? 

Pero hablemos de ARAGÓN.

El PSOE habrá tomado buena nota, y Podemos Aragón también. 

Ahora, cuando falta un año para las municipales y autonómicas ya no queda tiempo para según qué reflexiones, pero en cambio sí hay tiempo para otras muchas. 

CHA —que ya ha elegido a la media docena de candidatos de cada lista electoral— se está moviendo para construir una propuesta con suficiente tiempo de reflexión. No es ninguna garantía, pero es una forma de dar cuerpo con pausa y análisis múltiple.

Ya tienen gran parte de las líneas maestras de sus programas, recogidos entre sus militantes más profesionales, motivados y activos de cada tema programático. ¿Alguien va más adelantado?

O Podemos es capaz de reunificar todas sus siglas en Aragón, que son varias, o no tiene nada que hacer y también lo saben. 

Aragón Existe sabe que la propuesta de "Jaén Merece Más" con su 5,88% es insuficiente siendo la Cuarta fuerza en Jaén, aunque sabe también que es por poco y que Andalucía no es Aragón a la hora de entender la personalidad propia. 

Pero si volvemos a sumar a Jaén Merece Más junto a los andalucistas de Adelante Andalucía y a Por Andalucía, hubieran logrado el Diputado que se ha llevado VOX en Jaén. 

Tomemos nota de eso, por si sirve reflexionar. Hay que recordar que Jaén Merece Más finalmente se unió en la candidatura a Levanta Jaén

¿No son excesivas candidaturas similares? ¿No observamos un excesivo personalismo? Al final lo que se percibe en la calle es que detrás de la ideología, hay personas que no quieren perder espacio. 

¿Será en Aragón el PAR un sucedáneo de Ciudadanos? Si la izquierda está troceada, hay derechas testimoniales que cuestan aupar, excepto que vivan en espacios muy reducidos de poder local. Pero es que incuso eso… se acaba poco a poco. 



17.6.22

¿Os gusta una oligarquía? Es cuestión de unos pocos años


Se recordaba hoy los iconos que hacen a la izquierda como ideología en la gestión de las ideas y de los gobiernos, alma de todo trabajo social.:

La pasión por la libertad colectiva

La obligada lucha por la igualdad social

Poder vencer el egoísmo y convertirlo en solidaridad.

En la misma intervención se admitía que la izquierda está hoy en un mal trance, que estamos muy mal vistos, que tenemos las de perder, que no hemos sabido gestionar bien ni los 15-M ni las posteriores ilusiones de cambio y rectificación. Y es posible que todo eso sea cierto y que ahora nos toque volver al desierto. 

La derecha en cambio sobrevive entre ellos mismos, logran crecer entre los desencantados y además han aprendido a que si alguien no es de ellos, lo mejor es que NO SEA DE NADIE.

Hablaba hoy yo con un Diputado de izquierdas en las Cortes de Aragón sobre diversos aspectos políticos y la sensación del actual Gobierno es triste como poco, de incapacidad para evitar el despotismo ilustrado, y eso es un grave pasivo para la izquierda. 

Y por ello para el Aragón que tenemos… todavía.

Sin duda admito que los problemas actuales son graves y que no tienen fácil solución simplemente porque la globalización en la política han logrado que todas las posibles soluciones parezcan iguales, vengan de donde vengan. 

Esto es falso, pero se vende como un mantra para que los votantes no sepan bien a quién elegir. 

Y para que opten por no elegir a nadie. 

Que es la manera más sencilla de ir restando democracia entre los ciudadanos. Podríamos volver con matices al sistema griego de hace 21 siglos. Unos pocos eligen a los que eligen a otros pocos. 

Y todo se queda en casa, en "sus" casas. Un Gobierno de los 350, o de los 100, o de los 20. Y eso es incluso lo que algunos desean. Que les dejemos en paz, que no les molestemos con la mierda esa de la política, que total… para qué. 

Pues tranquilos, en serio, que vamos camino de eso, y lo malo es que una vez que se instaura la Oligarquía, es muy complicado revertirla.



16.6.22

Soy voluntario para entretenerme, pero con cara pavo

Que Europa se la juega en los próximos meses no hay duda, y de que España está en la tesitura idéntica con algunos agravantes… tampoco. Es como una tormenta perfecta, en donde lo inevitable y casi lo mínimo será un cambio de Ciclo en la gestión. Incluso me consta que en España y Aragón algunos de los actuales dirigentes están algo más que cansados y si de ellos dependiera, se irían al campo.


¿Y nosotros, los ciudadanos de pie? 

Pues lo siento, pero nosotros, tú y yo entre otros muchos, sufriremos las consecuencias, entre otros motivos por no saber o no querer hacer lo correcto. ¿Y qué es lo correcto? Pues entre otras cosas no esconder los morros en la arena del ruido mediático.


El ejemplo más triste y melancólico —y lo digo yo que nunca los hubiera votado— es el de Ciudadanos en Andalucía. Preferimos los "¿nuevos?" creyendo que es mejor que lo viejo. ¿Nos hemos leídos sus ideas, las hemos sopesado con frialdad?

Viene el frío del abandono social

Pero casi peor es el enorme grado de absentismo social en estos tiempos. Es tremendo, nadie quiere saber nada amparados en que todo es igual y en que anda sirve para nada.

Hoy estaba esperando a la televisión para una entrevista y me he encontrado con un conocido. Hemos hablado un rato y me he preguntado por mis actividades. Su respuesta ha sido maravillosa.

—Así te entretienes algo

Con dos cojones, —así me entretengo, según su opinión— que no deja de ser cierta, pero es lo que únicamente se ve de mis ocupaciones y preocupaciones por la Sanidad en Aragón desde varios puestos de responsabilidad social.

Los voluntarios sin cobrar estamos para "entretenernos" y encima debemos estar agradecidos por no aburrirnos a costa de que la sociedad nos deja un hueco para entretenernos.

He empezado hablando de Europa para terminar en mi barrio. Vaya recorrido, pero es que hay que sintetizar. Si os escribo muchas líneas os vais antes de acabar de leer. Ya perdonaréis. 


14.6.22

Yo soy responsable. ¿Y tú…? Lo que hemos perdido


El domingo 15 de mayo de 2011, miles de personas salimos a la calle en 50 ciudades españolas convocadas a través de las redes sociales por la plataforma ciudadana Democracia Real Ya! Estábamos a mitad de la campaña de las elecciones municipales y autonómicas (en 13 de las 17 comunidades, toda España menos Andalucía, Cataluña, Galicia y País Vasco) del domingo 22 de mayo. 

Aquel día yo mismo estaba en una Mesa Electoral en la propia Plaza del Pilar cuando pasó la manifestación en Zaragoza.

En Madrid, esa mañana, los candidatos de las elecciones autonómicas y municipales desfilaron por la Pradera de San Isidro. Por la tarde, unas 20.000 personas participaronn en la manifestación que partió de Cibeles llegando a la Puerta del Sol, donde tiene lugar la lectura de un manifiesto. 

“Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos. Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros...”.

¿Qué sucedió después, para que sin resolver ningún problema, diez años después no solo no queda nada de aquello sino lo peor de todo es que queda el desencanto, el crecimiento de la extrema derecha, y la apolítica como herramienta de moda?

Todo este proceso lo seguí muy de cerca, en Zaragoza y en Madrid (con alguna incursión personal a Barcelona), hasta que el domingo 22 de mayo, en las elecciones autonómicas y municipales el PP barría al PSOE en Madrid que era el epicentro de las protestas, con más de dos millones de votos de diferencia. 


¿Qué estaba sucediendo? 
¿Eran los jóvenes en la calle contra los adultos en las urnas?


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero descarta un adelanto de las elecciones generales (sí que lo habrá, se celebran cuatro meses antes de lo previsto y gana Mariano Rajoy, con 186 diputados). 

Si vemos la imagen con los años pasados, podemos detectar un primer error de diseño. Un error o torpeza que lastra todo el proceso, aunque no lo parezca. 


Hay un exceso de lemas, de gritos, diferentes todos, políticos y apolíticos, salvajes o suaves, contra todo pero no a favor de nada.


No surge ningún líder en aquellos meses, y el posible partido político Podemos se presenta en enero del 2014, casi tres años después.  

Y desde el primer momento quieren huir de la política tradicional, incluso en muchos casos no les duelen prendas en reconocer que no quieren ni ser políticos. Malos comienzos para intentar cambiar la política.

Y ahora estamos en el 2022 llenos de incertidumbres, dudas, nuevos actores políticos en toda la política de derecha e izquierda, y sin vislumbrar nuevas ideas, nuevos caminos, novedosas soluciones a los mismos problemas pero asentados y recrudecidos. 


Por no tener, no tenemos ya ni ganas de reflexionar. 


Recuerdo que los meses posteriores a esos tiempos, hasta el nacimiento de Podemos, se iban formando poco a poco lo que llamaron "Círculos" para que fueran emanando ideas nuevas. Y recuerdo con mi presencia en algunos de ellos aunque yo formo parte de otro partido político, mi asombro. 

Sabía lo que cuesta reunir a 20 personas de un Distrito Municipal zaragozano en otro tipo de círculos que nosotros llamábamos "Bicos" desde hace una década para reflexionar sobre un problema. Y yo veía allí reunidos más de 300 personas que no cabían en la sala, junto  casi pared con pared a donde yo reunía a entre 12 y 20 personas.

Aquello me pareció el éxito político de las ideas nuevas. Pero el tiempo ha dejado pasar a las tormentas, a las torpezas, y hoy, una década o menos después, todo aquello ha desaparecido. Y nadie somos responsables. ¿O sí?

12.6.22

El mundo se mueve hacia el conflicto. Es lógico


Ya sé que no tenemos ninguna duda de que el actual mundo está globalizado para lo bueno y para lo malo, lo estamos viendo bien con la invasión de Ucrania. Argelia castiga a España, previsiblemente como respuesta a la ayuda de nuestro país a Ucrania. En el fondo los saharauis les importan mucho menos a Argelia que lo que le importa Rusia, y viceversa.

Leemos que Israel, China, los EEUU y la propia Rusia están probando y diseñando nuevas armas, totalmente diferentes, con conceptos de defensa o de ataque para los que necesitan campos de batalla reales. Tampoco nada nueva en este mundo interconectado en donde la energía es un activo imprescindible.

¿Hasta dónde subirá la energía? Y sobre todo… ¿de qué manera sus precios son realmente armas de destrucción social en un mundo intercomunicado en el instante? Yo impido la llegada del girasol o el maíz, y espero en la otra punta del mundo que eso edifique conflictos y respuestas. 

El mundo se mueve a base de conflictos. Y eso es cierto, aunque no nos guste nada, y es además histórico. Así que tras unas décadas de calma en los países occidentales, desde 1945 hasta 2008, toca ahora ir preparando la mente, las ideas y los futuros. No hay otra.

10.6.22

En democracia lo importante no es votar, sino entenderse


Nos hemos creído que el máximo fin de cualquier democracia en su gestión del día a día, y para los ciudadanos es el derecho a votar para decidir, para elegir aquello que creemos mejor. Y no es cierto. El mayor éxito de la democracia sería precisamente lo contrario; no tener necesidad de votar, sino ponernos de acuerdo negociando entre las partes. Algo que suena a imposible, lo sé.

Sería ser un sistema en donde todos fuéramos capaces de respetarnos haciendo las cosas lo mejor que sabemos, admitiendo que nos pueden reemplazar ante los desmanes.

Otra cosa es el Acto Final de Votar para que así conste en Acta Oficial. 

O el Voto de Urna, para elegir a los que nos van a Representar.

Pero ponerse de acuerdo en una negociación es muy complicado, casi imposible a veces, y al final tienen que ir a votar constantemente las personas que hemos elegido para que nos representen para saber cuántos hay de cada postura. 

Para contarlos, para contarnos. Pero una Democracia que se basa solo en contarnos, no es totalmente una democracia, pues hay muchas maneras de influir en esas cuentas.

Como no podemos estar negociando sin un tiempo tasado en el inicio, y a veces es imposible el acuerdo en la negociación, y al final la única solución pasa por contarnos y dejar de seguir negociando.

A veces confundimos el derecho a votar con “nuestro” derecho a votar.

Y la verdad es que en política la mayoría de las votaciones se hacen al margen de los ciudadanos y al margen incluso del conocimiento de la sociedad. Se vota mucho más de los que nos imaginamos o vemos.

Todos los días en todas las administraciones de debate, se votan decenas de propuestas. O se negocian y se llega a la conclusión final, para que no sea necesario votar. Entre incluso personas afines a la misma idea, al mismo grupo de trabajo.

Cualquier asunto que se lleva a un ayuntamiento por un Grupo Político (por poner un ejemplo sencillo), antes de presentarse se somete a debate entre los integrantes del propio Grupo Político para llegar a un acuerdo, intentando que no se tenga que votar en su seno, pues el votar divide.

Es el primer acto de negociación. 

Luego esto se presenta a una mesa de “posturas” donde están representados todos los diferentes Grupos Políticos con un representante, para tomar posición sobre el asunto antes de llegar al Pleno. Se vuelve a negociar, se hacen transacciones y se acuerda o no.

Aquí ya se marcan las primeras votaciones "de verdad", se hagan efectivas o no en esa mesa para que cuando se acuda al Pleno donde vuelven a estar todos los demás Grupos con todos sus integrantes se vote definitivamente para que así conste en Acta Oficial.

Pero a la entrada al Pleno ya se sabe de antemano casi con seguridad el resultado de la votación. Aun así en ese acto se vuelve a negociar, a intentar convencer.

Vuelve a estar sobre la mesa el derecho a la negociación, al debate, antes que el de la votación. 

El derecho a convencer y a ser convencido.

Las democracias débiles empiezan a demostrarlo cuando ya no se debate o estos debates nunca sirven para nada. Cuando todo queda circunscrito a la votación.

Votar para decidir es pues la demostración de una debilidad final del sistema democrático que es incapaz de ponernos de acuerdo.

Y se vota en política pero también en los órganos de poder de las empresas, o en cualquier situación donde haya posturas encontradas entre partes que negocian o plantean alternativas.

La democracia nos ha enseñado a votar, pero no tanto a negociar, a ceder y convencer, a ser capaces de admitir de la otra parte ideas y proyectos que pueden ser interesantes, aunque vengan de la parte contraria.

Es todo un arte la negociación. Y el votar es lo más simple y la demostración que han fallado todas las demás posibilidades. 



Argelia, Marruecos, Europa. ¿Y España?


Equivocarse en la táctica política de gran nivel, en la macro política, es mucho más grave que hacerlo en la micro política. Pero en cambio la sociedad lo percibe de otra manera. El error de calculo con Argelia es de premio a Mejor Suspenso en Preescolar.

En su momento escribí que la decisión sobre el Sahara era arriesgada pero podía tener un sentido de base, pues hay que reconocer que los propios saharauis se quisieron independizar de España por las bravas y sin analizar sus opciones con inteligencia en el futuro.

Enseguida añadí que esa decisión —de dar la razón a Marruecos— solo se podría entender si antes se había hablado con Argelia y se había llegado a algún tipo de entente, de acuerdo táctico, estratégico o de intercambio, al menos de sensaciones.

Parece ser que no fue así, que simplemente España se dejó llevar por las órdenes que presumiblemente le llegaban desde EEUU y optamos por equivocarnos, como ahora nos quiere demostrar Argelia con una patada en la entrepierna de nuestros intereses económicos, que son también los de Europa.

La situación de España en el Sur de Europa, como dijo el Rey Felipe VI no hace mucho, necesita un cuidado especial desde Europa. 

Estamos inmersos en una moda violenta de llevar los conflictos fuera de las mesas de diálogo. Y eso es peligroso. Se intenta parar los problemas internos con nuevos problemas externos que siempre tienen una buena venta en casa. 

Hay que cuidar mucho las consecuencias a medio plazo, pues a veces intentar arreglar o resolver, nos lleva a empeorar. 



8.6.22

Hacer un Currículum Vitae moderno y adaptado a estos tiempos



Muchas veces hemos insistido en una buena presentación de nuestro currículum vítae personal, a la hora de ofrecer nuestros servicios en un nuevo trabajo, ante una nueva empresa. Todos los consejos de hace unos años se están quedando obsoletos. Hay que ser todavía más exquisitos en las formas, primando estas sobre los fondos de nuestra experiencia formativa y laboral, pues tenemos que competir cada vez más con otros candidatos que también tendrán una gran experiencia y una excelente formación.


Nuestro currículum vítae tiene que entrar por los ojos del seleccionador. 


Sin chabacanerías, pero nuestro currículum vítae personal debe ser visual, atractivo, original, contundente, con mucha más información de la que hasta ahora se nos presentaba en todos los anteriores currículum vítae. 

Pero sin saturar, sino muchas veces esquematizando, dando la opción de que el entrevistador pueda si quiere acudir a solicitar más información tuya con código QR, con enlaces a páginas.

No solo debemos incorporar nuestras páginas profesionales de internet, nuestras redes sociales tipo Blog o Linkedin, sino también opciones para que el que lo reciba pueda ampliar la información nuestra a través de los ya imprescindibles códigos QR, direcciones web que señalen nuestra experiencia laboral, o incluso direcciones para descargarse documentos de trabajo, videoconferencias propias, explicaciones presenciales de lo que somos y pretendemos, etc.

Sin salirnos del modelo europeo, que permite muchos menos alardes en el diseño, se pueden incorporar novedades que puedan llevar al entrevistador a conocernos mucho mejor. 

Sin pasarnos de una página, a lo sumo dos, y a ser posible traducido al menos a dos idiomas. Y recordar que no es lo mismo diseñar un currículum vítae para un puesto de trabajo pasivo que para uno de directivo, que cada puesto de trabajo requiere un tipo de diseño diferente.

Realmente estás vendiendo tus aptitudes, tu capacidad para generar estima en una empresa nueva, para que ellos crean en tí más que en otros candidatos. En internet tienes cientos de ejemplos y hay que buscar la idea del que creas que más y mejor encaja con tu personalidad laboral, y con la empresa a la que te tiene que dirigir.

Hay que admitir que nuestra pelea en esa selección no es por la empresa que nos escucha, sino contra el resto de candidatos que estarán presentando lo mejor de ellos mismos.

¿Qué es la estanflación y cómo nos afecta?


Nos están hablando de un término viejo que vuelve, un peligroso acompañante de la economía herida, de las clases medias que temen cambios a peor. Se llama Estanflación y se trata de la suma de ESTANCAMIENTO e INFLACIÓN, los IPC suben y se descontrolan, pero a la vez estamos inmersos en un estancamiento económico, que impide tomar medidas más o menos sencillas para controlar la inflación.

Cuando la inflación sube sin control, por ejemplo a partir del 5% al 10% hasta el 15% al 25%, normalmente hay también una aceleración económica o un desastre de gestión económica. 

Suben los precios porque sube el consumo, sube la inversión, suben los movimientos económicos. Y el mecanismo de defensa contra la inflación se basan en subir el precio del dinero para controlar la actividad económica y que no se desmadre, se active más de lo que se controla con facilidad.

Parecería mentira que también nos preocupe una actividad económica excesiva, pero es que eso supone además de una inflación un cambio de modelo, de manos en las que está el modelo, que no a todos les gusta, como es lógico. Nadie quien controla, quiere dejar de controlar, ni que aparezcan otros actores que se suban al carro del ascenso.

La inflación es muy peligrosa para quien tiene activos monetarios parados, es decir los ahorradores. Quien debe dinero se preocupa menos, pues la inflación hace que deba menos, aunque deba la misma cantidad. Aunque en periodos de inflación normal, como lo habitual es que suban los tipos de interés, del pasivo y de las deudas, al final quien debe, sigue debiendo lo mismo.

Pero en periodos de estanflación no es posible subir los tipos de interés para nadie. Aunque hay tendencia a subírselos a las deudas. Y entonces no se puede compensar la inflación ni de forma parcial con las subidas de tipos de interés. Quien tiene ahorros pierde dinero, y quien tiene deudas sale mejor parado, aunque los bancos intentan subirles los intereses de ese crédito. 

Pero no solo las personas tienen deudas, también los países tienen tremendas deudas y en eso están todos muy atentos, para que no salgan perdiendo los que han prestado, que reciben menos valor del que dieron por culpa de la inflación. 

El empobrecimiento es claro y contundente, pues la barra del pan o el aceite sube de precio, pero no es fácil subir los sueldos, pues hay menos actividad económica y no es sencillo lograr más gasto en las empresas, cuando hay menos facturación o la misma, pero los costes añadidos a la actividad son mayores. Sean proveedores, suministros, materiales, etc. Se compensa en parte con su propio IPC de lo que venden, pero si no hay suficiente actividad eso es muy relativo, pues todos se quedan estancados "ESTANflación" esperando hacer las inversiones a otros mejores tiempos. 

Se mueven todos los precios, pero los mecanismos de corrección no se pueden poner en funcionamiento, por el estancamiento económico.

7.6.22

Los mayores de 60 tendremos que despedir a los mayores de 40


Los mayores de 60 años hemos estado más de una década dejando que los jóvenes de 40 y 50 años ocupen sus localidades sociales, e intenten —como hicimos nosotros en los años 70 y 80 del siglo XX— tomar en España las riendas de su sociedad, de aquella que les corresponde gestionar por edad. Deberían, son los responsables de la sociedad que dejarán a sus hijos, a nuestros nietos.

Pero están saliendo muy flojos, incapaces, mareantes incluso, sosos y aburridos, tacticistas para nada, poco preparados para la negociación y para ver los árboles entre el bosque. 

No están superando el examen de Primero de Gestión de España.

Así que tal vez, no sé, los abuelos de hoy, los mayores de 60, tengamos que volver a tomar las riendas de España a base de echar a los jóvenes cincuentones a gorrazos, más que nada para intentar salvar lo poco que va quedando de una democracia compleja y débil… y para entregársela a nuestros nietos.

Consejos sencillos para aprender a escribir mejor

Preguntaban el otro día en la radio a varios escritores diversos, por aquellos consejos fáciles para escritores noveles, para mejorar sus técnicas a la hora de aprender a escribir… literariamente mejor, cuando hoy todos queremos escribir y no todos sabemos lo suficiente de un oficio complejo.

Uno de los contertulios respondía: Leer, leer, leer, leer.

Yo diría que leer, escribir, leer, escribir, leer, escribir.

Nada hay mejor para aprender que practicar. 

Aprender practicado y recibiendo críticas. 

Dando a corregir a tus peores y cercanos críticos y amigos, a los más duros, a los que con confianza te dirán que no les gusta, qué hay que cambiar, aquello que según el lector crítico debes mejorar.

Y leer mucho y a muchos. 

Destripar los escritos de otros, aprender a ser crítico, a descubrir los trucos de la escritura ajena, a darle la vuelta al traje y descubrir las costuras de la escritura ajena.

Escribir ayuda mucho a cada persona, aunque no sea una escritura que vaya buscando la publicación. Es en realidad una pequeña terapia personal, pero que debemos cuidar, mejorar, aprender a practicar con mas calidad cada día.

Cortapichinas y espachurrar ¿palabras bonitas?

Espachurrar o despachurrar es una palabra que me produce simpatía aun siendo una acción violenta. Pero me gusta. No tanto la acción que contiene como la palabra en sí misma. No sucede con otras muchas palabras. No tanto por lo que significan como por su sonido.

Pene o polla no me gusta nada, pichina me parece mucho más simpática. ¿Alguien sabe lo que es un cortapichinas o tijereta? Os la dejo arriba, para que os conozcáis.

Espachurrar es aplastar una cosa estrujándola o apretándola con fuerza hasta destrozarla. Pero es también estropear el final de una película, de una novela, contando su contenido o su final. 

Y es además dejar a quien te escuchar sin posibilidad de réplica, cortado, sin posibilidades para que se defienda. Viene de la palabras más antigua “Despanchurrar” que significaría reventar la barriga, las tripas, hasta dejarlo hecho unos zorros. 

Efectivamente, es más fino espachurrar que despanchurrar, que parece más bestia, más inhumano aunque el resultado sea el mismo.

Por desgracia hay cierta tendencia humana a espachurrar a los cortapichinas en cuenta las vemos cerca. Es ley humana.




Andalucía abrirá la puerta al futuro. Cuidado


Pude ver parcialmente el Debate de las Elecciones Andaluzas en La Primera, entre los seis principales candidatos en las Elecciones Autonómicas de Andalucía. Sin duda hemos entrado en otros tiempo,  político pero también social, y ahora ya solo falta en el próximo año ver hacia dónde nos vamos a ir moviendo. Movernos seguro, pero nos falta saber el tamaño del movimiento.

Me quedé asombrado del papel de la candidata de VOX y en menor medida del de cualquiera de los otros cinco candidatos. VOX es Falange pura y dura, Falange histórica en sus discursos, en sus modos, en sus palabras e ideas. No sé todavía si eso es malo, peor o bueno, pero no es nuevo. Eso seguro.

Y el tipo de discurso de la Falange llegaba muy bien a la sociedad cabreada con todo lo anterior. Hay ejemplos peores pero similares, así que lo mejor es simplemente aprender de los errores, aprender TODOS, y esperar si ya tienes unos años, a que los jóvenes decidan. Jope qué riesgo.

No entiendo bien el papel de las dos candidatas de la izquierda. Me parece de un error táctico tremendo, su discurso, su entrar al trapo de VOX, su no plantear nada nuevo, su simple crítica a lo que ya han hecho otros. Es un error táctico de libro. En un Debate Electoral eso no sirve de nada.

El candidato del PSOE está muy mal elegido. No puedo decir nada más. Es un error no haber puesto en su lugar y como candidato a una persona nueva, joven, limpia, mujer, con ideas nuevas y claras, sin pasado mochilero de los que pesan, con frescura.

El candidato de Ciudadanos, perdedor de antemano, jugaba con ventaja pues no tenía nada que perder. Es muy válido, pero está subido a un caballo perdedor. Nada que decir, aunque parezca valioso. Otro que se pierde en la política que destroza personas válidas.

Del candidato del PP y hoy Presidente de Andalucía, como salió indemne, poco más que decir que como ganó se sentirá contento de la jornada. Sabe que los andaluces han cambiado lo cual es lo más complejo de conseguir. Hoy ya no ven al PSOE como el salvador de Andalucía y eso es un éxito suyo mantenido en el tiempo.

Resumiendo. Las torpezas de VOX son lo único que le puede llevar a empequeñecer. Algo similar le sucedió a Podemos y a Ciudadanos. Esto es una partida de ajedrez que se juega en Madrid y no en Sevilla, y los peones como sabemos, son muy importantes aunque son los primeros en caer.


20.5.22

Gógol y las Almas Muertas del COVID


En 1842 el escritor ruso, Nikolái Gógol, publicó la novela “Las almas muertas”. Ejemplificaba de manera contundente cómo los muertos servían para la avaricia de cierto terrateniente. Quien no haya leído aún la novela no destriparé su argumento pero, básicamente, casi dos siglos después el sentimiento primario que el escritor quiso transmitir en su novela sigue vigente. Los muertos sirven si se obtiene un beneficio de ellos. En España, durante los dos últimos años de la pandemia, se ha utilizado hasta la extenuación por los políticos las almas muertas del Covid.

Sí, han pasado casi dos siglos desde la publicación de la novela y seguimos igual. Desde la instituciones, partidos políticos, asociaciones, supuestamente cívicas, se sirven de las almas muertas como de un buffet libre para enriquecer un poder político y social que no democrático. ¿No tendría que haber una ley donde se prohibiera ese modus operandi tan poco ético? ¿Puede existir en la clase política una etocracia, en momentos puntuales, que supliera a estas democracias que cada vez provocan más desigualdades sociales y morales?

Si reflexiono sobre esto último, sobre la ética, me quedo con la imagen y la actitud de un padre que, ante la muerte de su hijo tras caer más de cien metros en su coche en la tragedia del puente de Morandi (Italia) acaecida en el 2018, con seriedad y templanza dijo que él no iría al funeral que las autoridades iban a organizar por los fallecidos. De hecho más de la mitad de los familiares de los fallecidos, fueron en total 43, no acudieron al funeral de Estado. El padre, antes mencionado, decía muy serio ante la cámara que a su hijo lo habían matado los mismos que ahora besaban y abrazaban a los familiares en ese falso funeral. Las almas muertas se utilizaban de nuevo para acallar las pésimas condiciones en que se encontraba el puente y la nula intervención para su mejoría a pesar de que este puente era utilizado por los genoveses a diario para trabajar, estudiar, volver a sus casas...

Los representantes del Estado, de nuevo, compraban las almas muertas. Porque no nos engañemos esto no es un mal endémico de España. Ocurre en todos los países con mayor o menor descaro. En estos últimos años se ha hecho con los muertos fallecidos por el Covid. Recriminaciones, disputas verbales y desinterés ha predominado en los estamentos políticos españoles donde tenían que haber dado muestras de mayor madurez o, simplemente, de humanismo.

Para terminar diré que la utilización de las almas muertas también se da en la vidas particulares, en el día a día. No hay nada mejor que un ejemplo. Hace años cierta persona se rió con sorna cuando le comenté sobre la muerte de un familiar mío. No olvidaré cómo me dijo que la muerte había que reírse de ella tal como hacía una conocida suya con su marido muerto. Lo que me sorprendió fue la nula empatía y humanidad que hubo en sus palabras y la sonrisa de medio lado con el que finiquitó su discurso ramplón. Comparaba el sufrimiento de unos padres, hermanos... con el de una viuda, a saber si se llevaba bien con su marido, que desde luego no había compartido ni vivencias ni consanguinidad como ocurre entre padres, hijos y/o hermanos.

Pero hete aquí que hace poco esta misma persona envió whatsapps dolientes sobre la muerte de una amiga, destacando su valía humana, artística. Había tal desgarro emocional, tal dolor existencial que no niego que sentí cierta ira cuando recordaba lo borde que había sido ante mis sentimientos. A punto estuve de escribirle: Ríete de la muerte como hacía tu conocida viuda. No lo hice. Porque, cuando me serené, vi que su egoísmo era un reflejo del narcisismo perverso que impera en esta sociedad. Lo mío vale mucho y exijo tu inmediata atención, lo tuyo poco o nada.

Cuando veo a los políticos de cualquier país utilizar las almas muertas para vender un drama griego de vestiduras rasgadas y emociones exageradas, recuerdo la serenidad del padre italiano ante la muerte de su hijo y la firmeza de no ceder ante una ceremonia ejecutada con hipocresía por parte del Estado. Es lo que se tiene que hacer, bloquear a todos los sujetos que no respetan el dolor auténtico, sincero, doliente de los demás hasta que se den cuenta de su error y sepan pedir perdón.

Gógol lo expresó bien en su obra “Las almas muertas”. Importa poco los muertos, importa el interés que obtengo de ellos. Y ya sé que estamos en unos tiempos donde destacar cualquier manifestación artística rusa es un sacrilegio que parece llevarte a la indecencia moral. Pero no seamos irracionales, qué culpa tienen los grandes escritores rusos de la geopolítica actual. Para irracionalidad ya tenemos a los políticos del mundo que compran almas muertas y venden, a precio de saldo, almas vivientes.

OLGA NERI

17.5.22

Ética de Gandhi en el año 2023


En tiempos convulsos decae el “buenismo”, cierta parte de cualquier sociedad se revuelve contra los creyentes en el espejismo de la igualdad y fraternidad. Recuerdan que en la Revolución Francesa, que apellidan burguesa, bocanadas de guillotina aparte, siempre se quiso preponderar el ejercicio de los derechos de libertad y propiedad, que Napoleón puso el orden, la cara y el Código civil que inspiró luego al español, más sólido que cualquiera de las Constituciones que nunca ha desarrollado.

A diferencia del penal y las legislaciones de educación, sanidad o igualdad, dicen, fracasos democráticos permanentes.

Cuál ha sido el legado político y poco ético de Gandhi es cuestión más que discutida en la propia India con reflejo inequívocamente mundial.

Al profeta indio se le saca de procesión en cada episodio de indignación que ocupa avenidas y plazas: en el mayo del 68 parisino de cuyas filas dizque partió la generación de Felipe en el PSOE de los 80 –vendía entonces mucho decir que allí se estuvo-, recientemente pacifista fue el movimiento 15-M posterior y sabiamente canalizado para solaz y disfrute de sus administradores.

Gandhi y Pablo Iglesias en su devenir político dieron y dan muestra de su desilusión y fracaso. No les caben sus partidos fundacionales como poco puros y sus gestos manifiestan un interés por su liquidación que no disimulan. No han llegado a matar políticamente a todos quienes les han hecho sombra.

Quién es Yolanda Díaz y qué representa una plataforma de unión de sensibilidades. ¿Es comparable a la instrumentalización política del capital de Gandhi llevada a efecto por Nehru y su hija Indira?

Indira Gandhi representó una síntesis publicitaria máxima, portaba el apellido del Mahatma porque casualmente fue el de su marido pero llevó el pensamiento de resistencia pacífica hasta la justificación de una India orgullosa y poseedora con rapidez de un arsenal nuclear, como también ejecutó hasta las últimas consecuencias la partición de una misma raza en tres países por razón de las creencias de su población. Incentivó que los indios hindúes se creyeran más porque vendía y le convenía.

En India suena mejor decir: después de mí el diluvio (allí lo llamarán monzón).

Indira fue un icono de mi niñez, me encandilaba su mechón blanco y saris de lujo y no paré hasta tener un sello suyo. No le tembló el pulso heredado del de su padre para acumular el poder.

Se menciona en los anales que, más para ser mujer y ello le aproxima a la figura de Marine Le Pen, su posición política fue enormemente elitista y que tenía un respingo de brahmana contra las castas inferiores, que se centró en el desarrollo y transformación económica brutales y amparadas por los empresarios indios del momento. Replicando a los conglomerados industriales japoneses, hoy son los principales multimillonarios en boca de todos: los Tata, Mittal el de las acerías y muchos más… Familias en general de Bombay que redujeron a la capital colonial Calcuta a capital de provincia saturada y lánguida…

A mí la pose de la presidenta india clave me parece replicada por Díaz Ayuso.

Pero hay que afirmar que la conservación del sistema de castas tampoco fue cuestionada en su aspecto radical, mediante su abolición, ni por Ghandi. Mantener la tradición, vivir cómodamente en tu estrato –como se dice en América- evita el heroico sacrificio individual.

China, el subcontinente indio o Rusia por extensión o población se dotan de regímenes fuertes que dan problemas y cuestionan los derechos universales internamente, qué se le va a hacer y cómo poder competir con ellos.

En Europa en cambio queremos jerarquía por pereza y la Constitución puede ser letra mojada, queremos aristocracia de la izquierda o Código civil y mercantil. Admiramos la mano de hierro porque que las formas no dejan ir directo y en la privada se hace rico el comisionista de medicamentos que luego se recetan al engrase.

Por el camino, yo me entretengo, en España se deja a diez millones de intocables invisibles. Con derecho al voto de castigo de paria a sus no representantes.

El hijo que tuvo Gandhi citaba lo insoportable que es vivir con un aprendiz de perfecto y sus obsesiones dentro de casa, que los llevaba a raya con todo lo prohibido y que fue implacable y caprichoso.

Un nunca gestor ni de sus emociones que en 1923 y antes en Sudáfrica fue un abogado vestido con traje de corte inglés de tres piezas, volviendo al taparrabos por conveniencia.

Así que la moraleja es que la vida siempre son tonos grises y que un buen organizador será quien mejor se cimbree. En caso de duda, elegimos a un brahmán porque parece que trae de casa ya el tufo de mandar… El resto, a llenar los talleres de yoga…

10.05 Luis Iribarren

5.5.22

Al poder ya no le afectan las quejas. Tragar o Luchar


Esta pintada urbana de arriba, con independencia (o no) de sus autores, plantea un dilema contundente. Cada vez hay más situaciones que no nos gustan, y no tanto porque crezcan en tamaño, que es posible que sí, como porque además nos volvemos más humanistas, más exigentes, con más capacidad de quejarnos para mejorar todo. Es cierto que somos pocos los que nos quejamos de verdad en los sitios en donde podría servir de algo quejarse, pero también hay que advertir que en el mejor de los casos sirve de muy poco quejarse. El poder ya se ha acostumbrado a soportar bien la queja, la reclamación, venga esta desde donde venga y de la forma que quiera venir. Se dedican más fuerzas a que al poder no se vea afectado por las quejas, que energías a resolverlas.

Nota.: La imagen es de Luis Iribarren