Páginas

30.4.18

Desempleados mayores de 50 años. Mala enfermedad

Nadie se acuerda de los desempleados de larga duración mayores de 50 años. Parece una edad muy joven, pero en esta crisis se les ha destrozado su vida posterior, sin darles muchas soluciones. Son los olvidados de los sindicatos, los parados mayores de 50 años de las pequeñas y medianas empresas. Los sin nadie que los defienda. Llegaron al paro con 50 ó 55 años y ya saben que no podrán reengancharse al trabajo pues casi ninguna empresa los quiere contratar para su oficio. A lo sumo para cubrir bajas, hacer chapuzas, recibir ayudas temporales.

Si tienes la desgracia de caer en el paro con 50 años prepara el pañuelo de sudar y llorar. Casi nadie te va a dar trabajo porque muy posiblemente no tienes la formación que se requieren hoy para tu puesto de trabajo, nadie quiere en sus plantillas a gente mayor, solemos tener algún tipo de pequeña enfermedad o estamos a punto de tenerla y tienen miedo a las bajas laborales, y por eso no te darán más que buenas palabras.

Pero además cobrarás el paro y luego un subsidio, pero todo ese dinero escaso e intermitente es el que te contará como cotización para la jubilación, no existen días vacíos en tus 15 años de cotización que tomar para calcular la pensión, y serán esos malos años los que te cuenten a la hora de jubilarte, aunque hayas empezado a trabajar a los 14 años y lleves 37 años cotizados.

Si otra persona cotiza solo 15 años pero los últimos de su vida laboral, cobrará mucho más que tú de jubilación. Con tus cotizaciones has estado pagando las jubilaciones de todas una generación, pero ahora las empresas no te quieren para trabajar y la Seguridad Social está muy contenta con que vayas al paro porque así se ahorrará un buen montón de euros en tu jubilación posterior. ¿Los sindicatos? bien, gracias.

Madrid se vuelve más de derechas ¿Por qué?

Los sondeos electorales de Madrid, tras los abusos contables o de caja, los cursos no realizados por quien más manda en Madrid o la situación de Cataluña que parece enquistarse, ofrecen un resultado muy curioso.
La derecha gana 10 diputados, la izquierda pierde 10 diputados. Un movimiento importante entre los 129 diputados totales. Quien va a sufrir si nadie lo remedia, la actual situación provocada por el PP o la antigua CIU van a ser los partidos de izquierda. ¿Quien está trabajando más tontamente desde la sociedad?

28.4.18

Woody Allen nos explica Dios

“Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”.

Nos advierte Allen que hay tantas posibilidades de equivocarnos o de no lograr nuestros objetivos, que incluso Dios, que se las debería saber todas, sonríe ante nuestros deseos. Sean fáciles u osados. Planifica, lucha por tus deseos, pero recuerda que se necesita mucho trabajo pata alcanzar lo que se desea. O mucha suerte. O mucha ayuda. 

25.4.18

Escribo 3 veces mierda. Y no pido perdón

Un país que prioriza la presunta substracción de unas cremas faciales a la presunta substracción de un título universitario, es un país sin futuro. Si para dimitir lo peor es meter en el bolso 40 euros de grasa que no es tuya en vez de un título respetable y trabajado logrado de casualidad, es que no sabemos valorar en orden lo importante ante la vida.

El fracaso, el ridículo que como país hemos construido con este asunto madrileño no tiene precio. Nos puede parecer menor, hasta que desde Europa sonríen y dicen entenderlo sin pedir explicaciones. Nos entienden y ese es el peor precio para todos los españoles.

Detrás de este asunto sabemos que hay cuevas llenas de mierda y ocultaciones, zancadillas y trampas para elegir quien entre en “la familia” y quien no es admitida. Pobres españoles que se creen que esto es normal. Incluso habitual. Nos vamos a la mierda. Y ya ni pido perdón por decir tres veces mierda. En esas estamos.

Me imagino que a partir de ahora quien robe en unos supermercados NUNCA entrará en la cárcel ni irá a juicio ¿verdad? ¿Ponemos el límite en 40 o si no eres nadie lo podemos subir a 80?

La izquierda se equivoca con la calle. Eso es siglo XIX

La izquierda tiene una idea muy viejuna de que debe estar más en la calle, como si en la calle se encontrara la gente que es de izquierdas. Como si además estuviera esperando a que llegara “su” izquierda para demostrarse que existe.

Tener razón, tener razones o explicarlas, no se hacen en las calles; pero la izquierda insiste en no enterarse. Se hace en las fábricas, en los talleres, en las mesas de explicación y diálogo, en los medios de comunicación y de educación o formación, en los bares y en las reuniones de trabajo.

Estar en la calle como si la izquierda 
fuera una simple oferta de mercadillo es no entender nada. ¿Qué sabemos o queremos explicar? ¿Qué somos capaces de construir? ¿Hasta dónde nos podemos comprometer para resolver los problemas? Pues todo esto…, ni se construye ni se explica en la calle. Estamos en el siglo XXI.

Es verdad que en la calle nos podemos encontrar con los 35 de los nuestros. Pero si la ciudad es de 700.000 son unos pocos más los que no están con nosotros en la calle. Y vistos en grupo... se hace el ridículo con los 35. 

 Menos calle y más trabajar en los despachos, lugar por cierto donde se puede trabajar mucho y muy bien. Depende de las horas que se metan. No es burguesía, es eficacia. 

24.4.18

Y España dejó de ser roja entre 1982 y 1993

En el año 1982, con diez millones de votos nos hicimos creer a todos que ya estábamos en la España Roja, y tras diez años de socialfelipismo y posiblemente ayudado por diez grandes hombres del Estado (que no de Estado) nos encontramos en 1993 con las diez dudas que pesan como enormes losas…, de que en realidad España siempre ha estado atada y bien atada, por los mismos.

Es verdad que en las elecciones de 1993, el socialfelipismo volvió a sacar casi diez millones de votos, pero ya no era lo mismo, y ya no quedaban ni ilusiones ni ganas que no fueran impedir que triunfara el Partido Popular. Tanto es así que IU con Julio Anguita creció en 1,5 millones de votos, alcanzando un casi 10% de los votos válidos, sobre todo de esos desencantados y desenganchados de un socialismo que nunca fue rojo. Nos habían mareados y huíamos de no sabemos qué.

La España azul se cruzaba desde el Atlántico al Mediterráneo, y advertía con claridad que aquel PP había venido para quedarse muchos años. Pero la pregunta es otra y a ella voy.

¿Qué sucedió en 1982 para que todas las ilusiones de más de 200 diputados de izquierdas se convirtieran en agua de borrajas?

A mitad de los años 70, con un Franco agonizante o recién muerto, los estudiosos del tema político, muchos venidos de muy lejos para asesorar a los que no quería perder el poder, advirtieron de algo que en estos tiempos vemos con mucha más claridad.

Los políticos no son los que mandan de verdad.
Lo importante para tener poder es ocupar todos esos engranajes que no son democráticos. Sean estamentos judiciales, militares, religioso, de finanzas, corporativistas, pro europeos, comunicativos o de presión escondida. No se vota a nadie de estos lugares de poder. Pero lo ejercen y muy bien, sobre todo si lo hacen coordinados.

Así que cuando los socialistas rojos llegaron al poder en 1982 se encontraron con el laberinto del poder real y no supieron pasar la prueba. Ni en educación, ni en justicia e incluso ni en lo militar, y si hay duda consultar el tema de la OTAN. Ganaron por goleada los poderes escondidos, los mismos que ahora también ganan, los que han dictado las normas para salir o permanecer en la crisis económica y de sistema actual, según les convenga.

23.4.18

Camisetas rojas = Camisetas amarillas

Era 1976 cuando tras un funeral por un accidente laboral y en la manifestación posterior, observé lo peligroso que era acudir con camisetas rojas a las manifestaciones. No teníamos una democracia. Te detenían selectivamente por el color de tu ropa.

Este fin de semana, 42 años después y creyendo que la Transición ya se había acabado, resulta que a una parte de los españoles que acudían al fútbol les prohibían llevar camisetas amarillas. Hay que ser zote. Y se las quitaban para tirarlas aunque fueran de diseño. Jope.

Se empieza prohibiendo vestir de amarillo y en pocos meses nos podemos encontrar vistiendo todos de gris o de azul marino. Pero lo curioso y tristemente tonto es que se les prohíba sólo a una parte de los españoles. ¿Quien es el tonto que decidió dar esa orden a la policía?


¿Qué pensarán los europeos? ¿De veras el color de la ropa vuelve violentas a las personas? Joder qué sencillo parece resolver la violencia. En China o en Corea del Norte saben mucho de uniformes grises. Tal vez haya que copiar para ir aprendiendo si nos siguen gobernando los socialmente tontos.

22.4.18

Los Obispos vascos piden perdón por el sufrimiento de ETA

La historia de ETA está sin escribir del todo, aunque se han realizado aproximaciones de variado tono. Pero siempre desde los periodos comunes a su existencia, lo que dificulta la neutralidad, que sin duda en algunos casos se ha intentado con fuerza. ETA no es una historia sino muchas, que a veces se tocan y otras no, donde intervienen factores que hay que analizar, si se quiere, poco a poco. Se escribirán otra vez sus historias, ahora que ya desaparecida, sea más sencillo de profundizar.

Pero hay dos factores que sin duda todavía están bastante ocultos. Uno de ellos es el papel que algunos gobiernos de Francia tuvieron con una España a la que no se creían todavía. Eran los años más duros del terrorismo etarra y los años de la construcción de una España democrática a través de una Transición que no siempre fue admitida con facilidad desde algunos países europeos.

Y el otro factor algo escondido es el papel que la iglesia católica vasca realizó con el independentismo violento, —y como es lógico y por ello— con ETA, eligiendo —en al menos excesivas veces— una posición ambigua y entre dos aguas, cuando no prestando un apoyo no aclarado del todo.

Esta semana ETA ha pedido perdón, en un paso más que lleva a su disolución. Perdón no admitido por todas las partes en igualdad de optimismo, pero perdón importante por lo que supone avanzar hacia la paz total. 

Y no ha resultado un asunto menor, el del papel de la iglesia vasca que curiosamente tres horas después del comunicado de perdón de ETA, los propios Prelados de todo el País Vasco y Navarra e incluido el francés, se hayan sumado también entonando un perdón por toda la historia de ETA en estos años de terrorismo. Veamos su texto comunicado.

-----------------
Los obispos de Navarra, el País Vasco y Bayona ante la declaración de ETA - 20 de abril de 2018

1.- La Iglesia católica presente en las diócesis de Pamplona-Tudela, Bilbao, Vitoria y San Sebastián y Bayona, valora lo que de positivo tiene la «Declaración sobre el daño causado» de la banda terrorista ETA, después de 60 años de historia de muerte y de sufrimiento. Deseamos de todo corazón que el saludo bíblico «Paz a vosotros» se enraíce en nuestra tierra para siempre.

2.- En esta circunstancia, reiteramos nuestra solidaridad de una forma especial con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares, de un modo especial con aquellos cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad. Su memoria y la oración por ellos debe estar siempre entre nosotros. No podemos por menos de recordar el mensaje de las bienaventuranzas predicado por Jesucristo, que hoy resuena como especialmente dirigido a todos ellos (Cfr. Mt 5).

3.- La Iglesia ha recibido de Jesucristo la vocación a ser instrumento de paz y de justicia, de consolación y de reconciliación. A lo largo de todos estos años, muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica. Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón. Como seguidores de Jesús de Nazaret, somos conscientes de que estamos llamados a vivir en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo.

4.- Además del inmenso y prolongado sufrimiento infligido por la violencia, nuestro pueblo ha padecido un daño espiritual y social incalculable, provocado por las ideologías totalitarias e idolátricas que alimentaron el fenómeno terrorista. En el momento presente, nuestra sociedad tiene que afrontar el reto de la reconstrucción moral y de la reconciliación. La Iglesia quiere contribuir a esta tarea consciente de que la reconstrucción moral está en íntima conexión con los valores evangélicos.

5.- La deseada disolución de ETA ofrece nuevas posibilidades para la normalización, que debieran de ser aprovechadas por todos. Pensamos en la oportunidad de atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias. También es importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas.

6.- La clave de la paz y la reconciliación está en la sinceridad del corazón humano. Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia. La verdadera reconciliación sólo es posible si existe un auténtico arrepentimiento y una sincera petición de perdón; además de una disposición real a reparar el mal causado en la medida de lo posible.

Que el Dios de la misericordia nos ilumine a todos para avanzar por el camino de la paz.

Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela

Mons. Mario Iceta, obispo de Bilbao

Mons. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

Mons. Juan Carlos Elizalde, obispo de Vitoria

Mons. Juan Antonio Aznárez, obispo auxiliar de Pamplona

Mons. Marc Aillet, obispo de Bayona

Nota.: El recorte y la viñeta de Peridis es de El País

Quien fue realmente Franco?

Os dejo un extenso artículo del profesor zaragozano Cándido Marquesán, sobre la figura de Franco, que considero muy importante por los datos que ofrece a quien desee conocer más la figura del dictador desde el punto de vista de historiadores y analistas de la Transición. Publicado en diversos medios, me parece un texto para conservar y consultar.

---------------------
Todavía persiste en no pocos españoles, no sé cuántos, la idea de Franco, como ejemplo de patriotismo. Así lo expresó Juan Carlos I en su discurso de proclamación como Rey de 22 de noviembre de 1975: “Una figura excepcional entra en la Historia, con respeto y gratitud quiero recordar su figura. Es de pueblos grandes y nobles saber recordar a quienes dedicaron su vida al servicio de un ideal. España nunca podrá olvidar a quien como soldado y estadista ha consagrado toda su vida a su servicio”. De tal discurso el Monarca emérito nunca se ha retractado.

Tantos años de dictadura impusieron el discurso de que el régimen de Franco fue una dictadura benevolente o dictablanda que proporcionó a los españoles unos niveles considerables de riqueza y bienestar, por lo que deberíamos estar los españoles profundamente agradecidos. Los diferentes gobiernos de nuestra incompleta y averiada democracia tampoco han hecho mucho esfuerzo en corregirlo. Sirvan varios ejemplos contundentes.
La redacción de la entrada “Franco” del Diccionario Biográfico Español publicado en 2011 por la Real Academia de la Historia, y, por ello, financiado con fondos públicos. Como señala José Luis Ledesma, la biografía muestra un vergonzoso tono apologético, ya que omite su carácter extremadamente antidemocrático, los sangrientos orígenes de su régimen, y en un auténtico atentado a la verdad histórica no usa los términos de dictadura, dictador o represión.
O la autorización y financiación con fondos públicos de la Fundación Nacional Francisco Franco con el objetivo de difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco Bahamonde, en su dimensión humana, militar y política, así como sobre las realizaciones de los años de su mandato como Jefe del Estado Español, Capitán General y Generalísimo de los Ejércitos. E incluso organiza homenajes al Dictador.
Todavía permanece el monumento del Valle de los Caídos, con los restos del dictador, la única persona enterrada en el mausoleo que no murió a consecuencia de la guerra. Contiene los restos de más de treinta y tres mil víctimas de la guerra civil, pero la tumba de Franco en el centro de la basílica, en el altar, contradice la idea de que este monumento se erigiese como homenaje a los que murieron en la guerra. Todavía hoy está adornada con flores frescas, como la de José Antonio Primo de Rivera. Estas circunstancias dejan atónitos a muchos visitantes, especialmente extranjeros, y a las nuevas generaciones de españoles, que se cuestionan por qué se le proporciona  semejante homenaje y consideración.
Mas, todo tiene un porqué. Lo explican muy bien Paloma Aguilar y Leigh  A. Payne en un extraordinario libro, de enero de 2018, El resurgir del pasado en España. Los lamentables hechos expuestos en las líneas precedentes e injustificables en una democracia moderna, son sobre todo consecuencia de una Transición  basada, no en la justicia y la verdad, sino en el olvido y en el silencio de la dictadura y la guerra civil. Se impuso la retórica de que todos fuimos culpables, que en ambos lados se cometieron todo tipo de atrocidades. Este discurso está viciado en muchos aspectos. Uno de ellos, en fijarse solo en la guerra civil y no en la represión de los 40 años de dictadura. Igualmente se omite que uno de los bandos fue el responsable de haber derribado a través de un golpe un régimen elegido democráticamente, aunque tuviera defectos y debilidades como muchas democracias jóvenes. En cuanto a la represión de ambos lados no hay distinción, cuando si la hay tanto cuantitativamente como cualitativamente. Azaña expuso claramente la diferencia de la represión en ambos lados en 1937 en La Velada de Benicarló: “Con una diferencia importante. En esta zona, las atrocidades cometidas en represalia de la sublevación, o aprovechándola para venganzas innobles, ocurrían a pesar del Gobierno, inerme e impotente, como nadie ignora, a causa de la rebelión misma. En la España dominada por los rebeldes y los extranjeros, los crímenes, parte de un plan político de regeneración nacional, se cometían y se cometen con aprobación de las autoridades.” Ese plan, auténtico genocidio, lo expusieron y lo aplicaron sin concesiones Franco, Queipo de Llano, Molaen diferentes ocasiones. Se habla de “pacto de sangre”  'matanza fundacional del franquismo'. Según Stanley Payne, a Franco le pareció oportuno no sofocar la sed de venganza de sus seguidores, ya que ella suponía un factor unificador del movimiento rebelde. Además de eliminar a los enemigos del nuevo régimen y, al conseguir la participación de muchos nacionales en esta truculenta orgía, los unió de una manera irreversible. Payne incluso la calificaasociación de carniceros”.  Según Francisco Espinosa, la sangre derramada de la represión supuso la verdadera argamasa sobre la que se construyó la dictadura y también una de las principales causas de su larga duración. Había muchos verdugos con mucho que perder si el silencio se rompía. Y era tal la conciencia que se tenía de lo ocurrido que una de las primeras medidas que se tomaron fue la ley de punto final de 1977.
Se impuso, pues, una determinada versión del pasado, camuflada de consenso. La difundida idea de que el olvido era la única vía para avanzar sin violencia ni traumatismo hacia la democracia, bloqueó cualquier cuestionamiento de este relato. Sin voluntad política, España no condenó de una manera categórica la dictadura, ni denunció oficialmente todo el aparato represivo, ni el reconocimiento de las fechorías cometidas con las víctimas del franquismo.
En la Transición no hubo consenso, sino imposición de determinados planteamientos de los moderados del régimen franquista a la oposición democrática. Por ello, no se podían exigir responsabilidades penales a los victimarios franquistas. De ahí la Ley de Amnistía de 1977 y la inexistencia de una Comisión de la Verdad, como se ha hecho en otros procesos de transición de una dictadura a una democracia.  Lo que no quita que hubiera críticas al diseño de nuestra Transición, ya en 1981 José Vidal Beneyto afirmaba que “Todos sabemos que la democracia que nos gobierna ha sido edificada sobre la losa que sepulta nuestra memoria colectiva”. Losa que la generación de los nietos y las distintas Asociaciones de la Memoria Histórica a partir de mitad de los años 90 han comenzado con muchas dificultades a levantarla, sin que haya habido un compromiso por parte de los diferentes gobiernos.
La declaración del Parlamento de 2002, en el 25 aniversario de las primeras elecciones democráticas que acabó denunciando la represión franquista, pedía a toda la sociedad de nuevo evitar iniciativas que reavivasen viejas heridas o remover el rescoldo de la guerra civil. Supuso un avance en cuanto a cuestionamiento de ese pacto de olvido, la Ley de la Memoria Histórica de 2007, aunque se quedó corta en algunos aspectos. No atribuye al estado la obligación de esclarecer la verdad del pasado. La tienen que hacer los historiadores a nivel particular. Encomienda la búsqueda de los restos a las asociaciones de las víctimas, sin darles recursos suficientes. Con la llegada al gobierno del PP en 2011 las ayudas se congelaron totalmente. Además la ley declara ilegítimos e injustos los juicios políticos de la dictadura, pero no declara la anulación de las sentencias, lo que imposibilita la restitución de los bienes expoliados a las víctimas.
Mas, la realidad en abril de 2018 es la que es. Más de 100.000 cuerpos asesinados por la dictadura reposan todavía, muchos en lugares desconocidos. ¿Y con esto podemos llamar democracia a nuestro sistema político actual? Y sin que se divise un cambio sustancial en el futuro más próximo, tal como refleja el siguiente dato, expuesto en el libro ya citado de Paloma Aguilar y Leigh  A. Payne. Jordi Evolé, en una entrevista al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le preguntó: “¿Le parece de sentido común que en 2016 miles de españoles todavía no sepan dónde están enterrados sus abuelos?” La repuesta de Rajoy: “A mí me gustaría que todo el mundo supiera dónde están enterrados sus abuelos, pero no, no tengo claro que sea cierto eso que usted dice, ni que pueda hacer nada el Gobierno para arreglarlo”. Y añadió: “Lo que me parece más de sentido común es que intentemos que esas cosas no se vuelvan a repetir en el futuro y no estar dándole vueltas de una manera continuada al pasado”.
Retorno a la figura del Funeralísimo, que todos los españoles de bien deberíamos conocer, y si así fuera, es probable que la sociedad fuera más solidaria y receptiva ante la injusticia todavía no saldada, con muchas víctimas del franquismo. Saldar esta deuda a muchos españoles les resulta irrelevante. Para conocer la catadura moral de este personaje de nuestra historia, que envilece a la especia humana, es encomiable el trabajo de algunos historiadores comprometidos, entre otros, Julián Casanova, Paul Preston, Paloma Aguilar, Francisco Espinosa y Ángel Viñas. A algunos libros de este último me referiré a continuación.
En el 2015, Viñas, publicó La otra cara del caudillo. Mitos y realidades en la biografía de Franco –libro del que ya hablé en un artículo anterior en este mismo periódico- donde desmitifica la idea del gran patriota, al señalar que entró en guerra sin un duro, pero al acabarla tenía una fortuna de 32 millones de pesetas, unos 388 millones de euros de hoy. En cuanto a su procedencia es variada: un regalo de 600 toneladas de café del dictador brasileño Getúlio Vargas para el pueblo español, vendido por un total de 7,5 millones de pesetas, acabó en su cuenta corriente; igualmente que donaciones realizadas a su bando, como una de 100.000 pesetas del 23 de octubre de 1936; y traspasos mensuales de 10.000 pesetas desde Telefónica. Todo esto lo consideró botín de guerra para cubrirse las espaldas ante un futuro incierto. Al acabar la guerra y sentirse seguro, empezó a invertir, cuando muchos españoles pasaban hambre. ¡Vaya patriota!
En 2016 otro libro de Viñas, de título muy explícito, Sobornos. De cómo Churchill y March compraron a los generales de Franco, donde destroza otro, uno más, de los mitos sobre Franco. A saber, que fue el único hombre de Estado que, virilmente, se atrevió a decir «No» al entonces dueño de Europa, Adolf Hitler. Que con ello demostró ser el clarividente hombre de Estado que nos salvó de participar en una nueva guerra, la II Guerra Mundial. Que fue un estratega genial, un «hombre providencial de hábil prudencia y sagacidad galaica», que, además –ironiza Viñas– «escapó al cerco internacional y, con no menos mano izquierda, consiguió el abrazo estadounidense, como centinela para la defensa de Occidente frente a la amenaza bolchevique». Aún hay hasta quien dice –como el profesor Luis Suárez Fernández– que Franco no se unió a Hitler porque un caudillo católico nunca haría migas con un führer neopagano. Lo que Viñas demuestra –gracias a que en 2013 Reino Unido desclasificó ciertos documentos– continuando con la investigación, es que, si Franco no cedió a entrar en guerra, fue porque Churchill y el banquero Juan March compraron a sus generales, entre otros, Kindelán, Orgaz, Aranda y a su hermano, Nicolás Franco. Los ingleses presionaron a España; desplegaron al servicio secreto de inteligencia y se lanzaron a sobre limpio sobre militares y políticos de confianza de Franco para influirle. Viñas dinamita tópicos. Como el encuentro entre Franco y Hitler en Hendaya. Como cuando explica que los generales franquistas querían que Ramón Serrano Suñer «tuviera un accidente» porque apoyaba la alianza con Hitler. Hago un inciso, que a alguno le habrá pasado desapercibido que tal obra es fundamentalmente producto de que en 2013 Reino Unido desclasificase ciertos documentos. En cambio, aquí, en esta España nuestra, el Gobierno mantiene bloqueadas dos iniciativas relevantes para acabar con un oscurantismo impropio de un país democrático: la desclasificación de los 10.000 documentos de Defensa que Carme Chacón prometió desvelar al terminar su etapa como ministra del ramo y, más recientemente, a través del PP y con ayuda de Ciudadanos, la reforma de la ley de Secretos Oficiales planteada por el PNV en noviembre del 2016. Pero ese veto no solo afecta a Defensa, también a Asuntos Exteriores e Interior. No obstante, el pasado marzo, con la aprobación de los Presupuestos por parte del Gobierno como telón de fondo y con la necesidad de atraerse al PNV para sacarlos en el Congreso de los Diputados, el PP ha facilitado en la Mesa el desbloqueo de la reforma de la ley de secretos oficiales impulsada por el Grupo Vasco.
Para la profesora de la UCM, Mirta Núñez Díaz-Balart, «La situación es tremenda». Y se admira por la agilidad con que Estados Unidos desclasifica información delicada «relativamente reciente». Su ejemplo para España, lo que llama «los muertos providenciales»: los generales Sanjurjo y Mola, más Ramón Franco, los tres, muertos en accidentes aéreos. «¿Es casualidad que desaparecieran así los principales competidores de Franco? No podemos investigarlo, no podemos saberlo».
Gracias al libro de Sobornos, podemos saber hoy más (o quizá solo algo) sobre el origen de muchas fortunas ilustres de España, lo que me sirve para sospechar que la hostilidad contra la Memoria, quizá no tenga tanto que ver con los innumerables asesinatos de Franco, como de sus robos y expolios. Como dice, Antonio Cazorla, catedrático de Historia Contemporánea de Europa en la Universidad de Trent de Canadá, y autor de otro libro Franco, biografía del mito: «Pues ya se sabe que los hombres pasan y las piedras, erigidas con billetes robados, quedan. A lo mejor también, cuando algunos nos dicen que miremos a Paracuellos del Jarama y nos callemos, lo único que buscan es que nuestros ojos no se fijen demasiado en sus rascacielos de la Castellana o en las fincas de caza en Extremadura». O en la fortuna del turolense Demetrio Carceller.
De 2018 otro más de Viñas, El primer asesinato de Franco. La muerte del general Balmes y el inicio de la sublevación, donde junto con dos reputados expertos, uno en anatomía patológica, Miguel Ull, y otro en aeronáutica, Cecilio Yusta, demuestra que el general Balmes, comandante militar de Las Palmas, no murió de accidente, como sostiene la versión oficial, sino asesinado por orden de Franco –entonces comandante general de Canarias– el 16 de julio de 1936, en vísperas de la sublevación militar.

Pegatinas de la Transición. Balay de Zaragoza


Cuando hablamos de la Transición como un periodo flojo, sin fuerza de lucha, no tenemos ni idea de qué hablamos. En aquellos años 70 y 80, los sindicatos y los estudiantes estaban siempre en constantes peleas por dignificar las condiciones de libertad, laborales, económicas, etc. 

Os dejo dos pegatinas sindicales como ejemplo. Ambas de la empresa zaragozana Balay. En una de ellas incluso personalizada en el despido de una trabajadora. Que se despidiera a una persona sin causas lógicas era ya cuestión de una defensa fuerte desde los sindicatos. No todo fueron aciertos, es verdad, pero sin duda sus trabajos distan mucho de los actuales.

Los jefes ganan 98 veces más que sus empleados

Es muy habitual criticar los sueldos de los políticos por ser unas personas que están muy cerca de la sociedad, siempre en los medios de comunicación, muy fácilmente controlables y nos parecen cercanos, incluso para odiarlos. Pero lo hacemos sin información, sin datos suficientes. Y las Redes Sociales se llenan de mentiras y manipulaciones a costa de este tema.

Un político está en una cadena laboral con muchos peldaños. No es lo mismo un concejal que un diputado o un ministro. Pero en muchos de estos casos ganan menos que en sus oficios anteriores, si es que los tenían, que suele ser en el menor de los casos, pues casi todos vienen de la Administración. Primer dato que nos debería hacer pensar. Mucho más que el de los sueldos.

Un abogado de prestigio, un médico con consulta particular y nombre, un arquitecto conocido, un empresario por poner algunos ejemplos sencillos, gana más que un político. Y en algunos casos mucho más. Y sus trabajos no tienen comparación en dedicación (lo sé, esto no parece creérselo nadie) ni en presión social.

¿Que para qué se meten a políticos si ganan tan poco?
Pues por desgracia se meten los que no son los mejores. No entran los Top 1.000 de la sociedad que prefieren dedicarse a sus trabajos privados alejados de la política. Gana mucho más, no tienen que dar explicaciones más que a Hacienda, pasean por las calles sin que nadie sepa quien es, y no se tienen que presentar al examen cada cuatro años.

El recorte que pongo arriba es de El País de hoy. En el artículo habla de que esto es así desde hace 2.000 años y de que se produce en todas las sociedades y en todos los países con pequeños cambios. Un político nunca gana más de entre 2 a 5 veces que el sueldo medio de un trabajador.

20.4.18

ETA pide perdón. En el camino se queda la historia

ETA ha confirmado el sentido común social y su propia equivocación violenta que produjo en España heridas imposibles de cicatrizar del todo pues no es posible volver a la casilla de salida, pidiendo perdón. Perdón al dolor, perdón a la barbarie y a la idiotez social. España se escribió equivocadamente en su Transición a golpe de violencia, imposibilitando que se abrieran en paz otros senderos más democráticos, por culpa de los miedos que producía una organización terrorista que también fue muy bien utilizada por los poderes que no querían el desarrollo de la democracia.

Nunca podremos saber qué hubiera sido de la España de los años 80 y 90 si no hubiera existido ETA. Los medios económicos y personales que se dedicaron a combatir o a defendernos de la violencia de ETA no se pudieron dedicar a otros asuntos. Y en el camino, además de miedos y odios, cayeron 850 personas, varias de ellas insustituibles en los caminos de la España moderna y de diálogo social.

El País Vasco salió perdiendo y con él también España, y los resultados producen una tristeza inmensa vistos ahora desde la paz y el abandono de la idiotez. ¿Para qué, visto en el 2018 lo que estamos viendo? ¿Qué sería hoy del País Vasco y de España si no hubiera existido la ETA absurda y militar, que tuvo varios momentos históricos para reescribir el futuro de su sociedad, como sí hicieron otros miembros terroristas?

18.4.18

La clásica calle árabe. En España


Una clásica calle urbana de una población árabe. Pero en España. Su diseño fue árabe y se mantiene. Calle no recta, para poder huir y esconderse con más facilidad. Urbanismo de callejones estrechos con grandes paredes altas sin ventanas (aquí los cristianos abrieron ventanas para colgar macetas o para asomarse) y plantas que junto al agua refrescaran las calles ante los fuertes calores. Podríamos decir que a la izquierda está una de las paredes de la mezquita y no nos equivocamos. Es hoy la de la iglesia del pueblo.

16.4.18

Para qué podría servir la izquierda?

La sociedad española ha perdido la idea de entender para qué sirve la izquierda. Ni estamos, ni ofrecemos ideas diferentes al desorden imperante, ni somos capaces de entender nada de lo que sucede en España y mucho menos de explicar otro punto de vista. Creemos que existimos, mantenidos por los medios de comunicación que necesitan una izquierda para vender a la derecha.

Somos incapaces de movilizar a la sociedad, de ofrecer unidad, de plantear alternativas creíbles, de posicionarnos ante los problemas reales de la sociedad de la calle. Pero a cambio nos creemos imprescindibles, puros, de conocer la calle, de estar en ella y con ella, de tener soluciones para todo.

Somos tan necesarios, y lo digo de veras, que deberíamos dimitir todos nosotros, para que de verdad llegue una izquierda capaz. Nosotros no lo somos pero estamos ocupando un espacio necesario. Reconozcamos de una vez nuestra inutilidad y dejemos paso o a la nada o a otra izquierda. Todo el conjunto de la actual izquierda somos parecidos. Nos han vencido de la peor manera posible, convenciendonos de que vamos ganando al tiempo.

Hemos perdido en todas las batallas: laboral, pensiones, sanidad y educación pública, libertad de opinión, territorialidad, reformas del Sistema y del Estado, adaptación de la Constitución, política exterior, pacifismo, justicia politizada, medios de comunicación libres, políticas de igualad o de derechos sociales, europeismo, control social de la globalización o creación de una globalización "buena", ecologismo y sostenibilidad, etc.

14.4.18

Facebook y sus censuras a los museos

Que Facebook censura imágenes de tetas es increíble. Sobre todo porque lo hace siempre con las femeninas. Y no tiene en cuenta si son paleolíticas, obras de arte expuestas en un museo o imágenes eróticas o pornográficas. Nos toma como a tontos, pero lo seguimos empleando. Ellos abusan de nuestra libertad y nosotros a cambio (yo incluido) recibo las migajas de unas visitas. Tontos de baba.

Lo último ha sido censurar al Museo Herreriano por sacar una imagen de ambiente con espectadores mirando una exposición del museo. Castigados con varios días sin Facebook. 


Que utilicen nuestros datos sin permiso parece estar bien, pero siempre que no mostremos un pecho femenino. ¿Acaso los pechos masculinos son de otra categoria, más feos, menos lascivos, menos provocativos? ¿Pero no decíamos que éramos iguales los hombres y las mujeres?

¿En manos de qué tipo de censura estamos?

12.4.18

En qué podríamos invertir durante 2018? Consejos para miedicas

El problema de Cataluña lo tapó el de los gordos estudios de Cifuentes, y a este el penalti al Real Madrid. Siempre hay sustitutos mejores. Es la enorme y maravillosa máquina de mentir. Mientras tanto y por debajo, los que de verdad mandan siguen pendientes de si Trump bombardea una base aérea en Siria o en cambio invade por tierra o se queda en unos tuiter de más o menos. 

Los que mandan tienen miedo por su dinero, pero no hay que preocuparse, ninguno de ellos tiene todas las manzanas en una sola canasta.

Hoy la viñeta de Manel en eldiario.es lo explica maravillosamente. Una vez que las nuevas tecnologías ya están saturadas y casi amortizadas, para por si acaso, lo mejor es invertir en mentiras, ultraderecha y religiones. Esas nunca fallan. Sí, eso sí, también en fábricas de armas, que tampoco fallan nunca.

11.4.18

Qué es y para qué sirve la suerte?

Suerte es nacer en España, es nacer en una familia determinada. Pero si no se trabaja duro para afianzar esa suerte, la suerte no sirve de nada. En realidad la suerte tiene pocos componentes reales, válidos. Y además no todas las personas saben aprovecharlas. 

La suerte es oportunidad, es el envoltorio o un momento determinado de la vida. Pero hay que estar allí, hay que saberla entender y hay que seguir trabajando sobre ella, con ella, sobre ella.

Hay muchos españoles que no les ha servido de nada nacer en España. Incluso hay muchas personas que no han sabido aprovecharse de las oportunidades válidas que le ofrecía haber nacido en una familia determinada. 


Y al contrario hay personas que logran el éxito tras nacer en países muy complicados. Y los hay que lo consiguen partiendo de familias sin recursos.

Junto a la suerte está el componente personal. Esa parte que solo nos pertenece a nosotros y que debemos trabajar duramente. La suerte nos abre la puerta, pero nosotros tenemos que saber entrar en condiciones de poder permanecer dentro.

Los niños y jóvenes están muy atentos al tema del Master

Es muy difícil convencer a los niños de que deben ir a clase todos los días, deben estudiar e intentar aprobar los exámenes. Es muy complicado explicar a los jóvenes que no deben falsificar las notas del colegio, que son responsables ellos mismos, de lo que estudian y lo que aprueban y suspenden. Es complicadísimo convencer a los estudiantes que estudiar es positivo para su futuro, para su formación, para sus estudios.

El asunto del Master de la UJC o los Máster de la misma UJC que se entregan acudiendo a clase solo a 4 de 22 materias, ataca directamente en la línea de flotación del sistema educativo español, pues a los niños y jóvenes les está convenciendo que lo importante no es el esfuerzo que hagan, sino las posibilidades de conocer bien todos los engranajes para lograr aprobar fuera de estudiar y estudiar muy fuerte. ¿Cómo los convencemos ahora de que estudiar merece la pena?

¿Qué pensarán en Europa de todo este asunto?

10.4.18

Vuelven las divisiones por la religión

Surgen cada vez más, voces que nos indican que es posible sintetizar todos los programas e ideas políticas en una sola, desde la extrema derecha a la extrema izquierda. No estoy diciendo una idiotez sino hablo de unos conceptos alejados —en apariencia y discurso— de la política por bloques casi cerrados, que se amparan desde otro bloque ideológico que se cree él mismo alejado de la política y que ha permanecido casi al margen de todos las divisiones ideológicas…, pero curiosamente siendo él también un bloque ideológico. 

Me refiero a algunas religiones muy potentes y dentro de ellas a diversas formas de practicarlas desde grupos más pequeños y cerrados. Bloques que son caldos de cultivo para alcanzar el poder desde otras ópticas.

Cuando se habla desde estos grupos de huir de las ideologías, en realidad nos están llevando hacia otra en concreto que tampoco es nueva, pues tiene miles de años de funcionamiento. Pero ni la piensan decir ni mostrar, hasta que esté todo mucho más avanzado. 


La Religión en su aspecto más amplio, siempre acompañando a las sociedades.

Se da este crecimiento que ya deja de estar larvado para verse con claridad en algunos grupos de Europa. Se dio en España abiertamente hace unas décadas (no doy nombre de grupos católicos que formaban activa y abiertamente parte del catolicismo desde los años 1950 a 1980), y se mantiene latente y casi congelado, pero sin ninguna duda vivo y con ganas de volver a primera línea social.

Si le ponemos nombre a este tipo de práctica en la política social, tal vez lo entendamos mejor. Pero no dudemos en absoluto que lo que se pretende es gobernar una sociedad, desde otros puntos de vista ligeramente distintos a los actuales. Que puede no ser ni bueno ni malo, pero mal empezamos si no somos capaces de decirlo abiertamente. Pero ahora está de moda odiar la política, sin darnos cuenta que no es posible vivir sin política.

Hay ya partidos políticos (organizaciones sociales) en Europa abiertamente religiosos. Incluso hay claramente separación de la sociedad en grupos cerrados, amparados no ya en su clase social sino en su pertenencia a una clase religiosa. No son ni de derechas ni de izquierdas. Dicen.


Observar esto en la calle, en las escuelas, en el acceso a los estudios superiores, en los lugares de ocio o de comercio, es muy duro pues a poco que comprendas hacia donde van los unos y los otros, te entra respeto. 

Estos ejercicios de separación no los hacen solo un grupo determinado (islamistas o cristianos, por poner un ejemplo), sino varios grupos y familias de estos grupos religiosos y muy distantes entre ellos. Si tenéis dudas analizar este problema tomando como referencia a Bruselas.

España ya no puede ser solo Madrid

El Rey Felipe VI se reunió ayer en una cena en Barcelona con los empresarios catalanes que representan esa línea de opinión y trabajo que está a medio camino entre los independentistas y el Gobierno

Esa vía que desde este blog —y otros blog nuestros— hemos alentado desde hace mucho y que también forma parte del trabajo que inició Coscubiela desde iniciativas parlamentarias o literarias.

La situación de Cataluña es muy grave, aunque muy pocos lo quieran reconocer. Su gravedad no es tanto el tema que leemos, como la fractura social interna de Cataluña, la desconfianza que produce Cataluña en España y Europa, y por ello el contagio de todo esto en la realidad española. 


Cuando Europa duda de las soluciones hacia Cataluña, está dudando de España.

Felipe VI hace muy bien en tomar asiento en Cataluña de un problema que él no supo calmar. Y plantearse el conocerlo bien al margen del Gobierno, que no fue invitado a esa cena. La solución de Cataluña vendrá cuando Rajoy y Puigdemont ya no estén ni tan siquiera opinando. Ambos.


Y tendrá que venir desde la negociación callada donde la Tercera Vía tendrá un papel imprescindible. Hay que buscar pues nuevos interlocutores.

Y hay que repartir el Gobierno de Madrid, impregnando más territorios, Lo estamos repitiendo aquí. España no puede estar gobernada solo desde Madrid. Y mientras no entendamos esto, surgirán voces discordantes contra el centralismo absurdo. 


¿Dónde está la capital de Europa? Pues repartida en numerosas ciudades europeas. Y no hablo solo de Barcelona, sino también de Valencia, Sevilla, Zaragoza y La Coruña.

La inmigración es imprescindible para crecer

Cada vez es más claro que necesitamos la inmigración en los países occidentales para seguir funcionando dentro de este capitalismo de laboratorio. Vamos a necesitar a los inmigrantes, no tanto para que trabajen (que también) como para que paguen impuestos y consuman en nuestros países. Y si no abrimos las puertas de entrada, empobreceremos y decaerá gravemente nuestra productividad. ¿Para quien es bueno esto?

No vamos a resolver el problema de los inmigrantes sin futuro por conceptos morales o por humanismo, sino por simples realidades economicistas. Aunque algo es algo. Una sociedad envejecida, con una baja natalidad, es incapaz de mantener el sistema de los beneficios inflacionados de la economía, hoy en manos de unos pocos.

Los cambios demográficos se pueden prever con tiempo suficiente para reaccionar. Otra cosa es que se sepa o se quiera, pues a veces lo necesario no encaja bien con lo deseable.

9.4.18

Nací muerto, pero enseguida me sobrepuse

Tal día como ayer hace 62 años nací muerto. Son de esas cosas que se quedan grabadas para siempre. Aunque seas muy pequeño. Nací en el Boterón que entonces era un barrio de Zaragoza. La comadrona después de hincharse a darme hostias para que llorara y en vista de su poco éxito me tiró contra una esquina de la cama y se puso atender a mi madre, que sangraba como un tocino.

Creo que no tardé mucho en darme cuenta que o reaccionaba por mí mismo o aquello se estaba acabando antes de empezar. Así que me puse borde y empecé a gritar. Funcionó bien.

Aprendí dos cosas fundamentales.
Que hay que saber defenderse a sí mismo dentro de la soledad en que te quedas a veces. Y que o eres tú quien te saca las castañas del fuego en los momentos clave o vas jodido. Es decir, dos cosas en una.

Sigo llorando muchas veces, pero sin gritar. Y sé que el día que yo me falle, tal solo estarán al lado unas pocas personas muy elegidas. Así que hay que molestarlas poco y solo a modo de seguro. También aprendí que la soledad es jodida y que a veces hay que ayudar a los que se quedan abandonados y no saben llorar con fuerza. A veces es tan simple como enseñarles a gritar con más fuerza. Pero esto no quiero decirlo.

Sobre Cataluña. Texto de 2014

En noviembre del año 2014 escribía sobre Cataluña el grueso del texto inferior. Mucho ha llovido desde entonces y no está de más recuperar el análisis, analizarlo y ver hasta donde me he equivocado. Un simple ejercicio de tontería política que me hago a mi mismo. 

En aquel momento, aquella consulta impulsada desde la Generalitat había sido impugnada por el Gobierno y suspendida por el Tribunal Constitucional. Pero se dejó hacer, no se recurrió al Art. 155 de la Constitución en un claro error político que nos ha llevado en el 2018 a una situación mucho peor. 

El texto parece redactado como una pelea entre España y Cataluña, pero es una simple manera de dividir las apreciaciones. En realidad había tres factores sociales claramente divididos. Cataluña del SI, Cataluña del NO y España. Hoy con el crecimiento del nacionalismo español solo quedan dos factores. 

Veamos qué escribía en aquella fechas.

---------------

FRACASO para Cataluña. Todo lo que no sean 3,5 millones de votos a favor de la independencia de Cataluña no sirven para el objetivo. Se han quedado en 1,9 millones.


ACIERTO para Cataluña. Con este proceso han aumentado los catalanes que creen como única salida la independencia de Cataluña, por las malas gestiones políticas desde Madrid.

TABLAS. Europa no se está mostrando especialmente contundente en este asunto. No hay frases a favor de este proceso, pero las que están en contra no son especialmente contundentes.

ACIERTO para Cataluña. La consulta se ha celebrado, aunque pareciera unas semanas antes imposible llegar a un simulacro incluso sin garantías, de la que por cierto son responsables todas las partes.

FRACASO para Cataluña. Pero ha quedado en entredicho la organización, las formas, la participación, la manipulación que se ha realizado hacia la sociedad por una sola forma de entender el problema. No ha existido campaña del NO, ni tan siquiera del no participar. La sociedad ha optado libremente por lo que ha considerado personalmente más lógico.

ACIERTO para Cataluña. Que ahora la única escalera que haya que subir sea la de Fiscalía, es un claro error por parte del Gobierno. Que un problema político se convierta en un asunto judicial beneficia a Cataluña.

FRACASO para Cataluña. La tranquilidad en las calles de la noche del 9N y de los días posteriores, más pendientes los catalanes de su día a día y de las peleas internas de sus propios partidos políticos que de la independencia, es algo que demuestra lo que los propios catalanes han valorado estos resultados.

FRACASO para Cataluña. Que los medios de comunicación catalanes no se hayan posicionado claramente a favor de la independencia, que ninguna empresa importante catalana se haya declarado claramente catalana independiente, que ninguna organización, asociación o persona pública importante y actual se haya posicionado convencida ahora, hacia una independencia de Cataluña, es también de apuntar.

FRACASO para Cataluña. Que ERC y CIU. o que Convergencia con Unión no se hayan entendido en este proceso, indica claramente que no había unidad entre ellos, terminando discutidos y heridos, menos unidos de lo que debería ser dado el momento histórico que era.

TABLAS. Los silencios de la noche de la consulta por parte de ICV son elocuentes. La doble postura del SI (a la primera opción) – NO (a la segunda opción) ha obtenido un 10% que resulta importante pues supone acudir a votar sin estar de acuerdo con la independencia. Es el voto crítico al proceso pero también a la realidad actual de Cataluña con su Estado español.

FRACASO para Cataluña. Que acudieran a la consulta menos de 2,3 millones de personas es un rotundo fracaso. Que se podría haber mermado si al menos hubieran acudido sobre los 2,5 millones de censados (se votaba desde los 16 años), pero se han quedado lejos de esas cifras.

ACIERTO para Cataluña.
Ha aumentado la figura de Artur Mas, claramente debilitado las semanas anteriores al proceso de la consulta por el caso Puyol, por las peleas con ERC, por sus posicionamientos no excesivamente claros para los catalanes.

Habló Felipe González. Habló dios

Voy a intentar explicar qué me pareció Felipe González ayer en Salvados, sin que parezca que soy un viejo socialista. Pero la verdad es que soy viejo, y además socialista, aunque no sea del PSOE. Tarea compleja pues.

A mi Felipe me pareció en su momento un soplo de aire fresco en la España gris y apagada que se quería seguir agarrando al franquismo de cara bonita. Partiendo de esta apreciación, debo confesar que me gustaron sus antiguos planteamientos y le voté suficientes veces. Pero no quiero hablar del pasado sino del presente.

Está mayor y eso quiere decir que está algo conservador y nada revolucionario. Los años te asientan no tanto en el sillón por el poder que pudiera representar, como en el sillón porque ya vienes cansado de la cama. Los años te convierten en relativo un número excesivo de cosas, y valoras otras de distinto color. Es la edad.

Cataluña necesitaría gentes como Felipe en las mesas de negociación, con algunos retoques imprescindibles en el carácter excesivamente institucional. Es verdad que la política es sobre todo idear, respetar y ser respetado, pensar en el futuro y construir el presente. Y que la política es también sobre todo liderar y no como bien dijo él, apuntar en una libreta lo que sucede.

Hay que dialogar, hay que buscar a políticos (y no a jueces) que quieran creer en Cataluña, que crean en la Europa lógica y de sentido común, en el único futuro sobre el que puede caminar la Europa posible, o si nos vamos troceando, más si lo hacemos fuera de la Ley, pues Europa explotará y quedará el más fuerte capador.

Sin querer herir a nadie, sin decirlo de palabra, dejó muy claro que los políticos actuales además de mediocres son unos irresponsables. Hay muchas maneras de intentar dirigir sociedades, pero la peor es convertirte en un gestor de comunidad de vecinos. Esperar que los jueces resuelvan lo que debe resolver desde la política es de idiotas. No actuar en el momento, sino muchos meses después, es de inconscientes. Creer que el tiempo siempre resuelve todo es de ignorantes sociales.

El tiempo efectivamente modifica muchas cosas, Incluso muchas otras las vuelve a su posición de salida. Pero los caminos recorridos siempre quedan y a veces no es tan importante la meta como lo que hemos hecho durante el trayecto.

Y efectivamente, es imposible responder a la pregunta sobre lo que se debe hacer para atraer a los catalanes a la senda de la concordia. Todavía estamos a tiempo, pero ya no es fácil emplear algunas técnicas básicas de la sociología y cuanto más tardemos, multiplicado por cien, más tardaremos en lograr integrar a los catalanes. A todos. A los unos y a los otros. Cuidado con jugar con los nacionalismos, incluidos los diversos tipos de nacionalismo español.

8.4.18

Hablemos de la Educación y de la Escuela Pública

Nos partimos el pecho para asuntos de la educación de nuestros hijos que no son todo lo importantes que deberían ser. Y no somos conscientes de ello. Voy a ser inexplicablemente duro, sobre todo con la escuela pública. De la que vengo, a la que llevé a mis hijos y a la que he pertenecido como Directivo de APA y Consejos Escolares durante más de dos décadas.

Dedicamos millones de minutos a la Jornada Continua o Partida. A los Deberes Escolares. Incluso a la Religión o a los Preescolares. A los Libros Gratuitos o a la Calefacción de las Clases. Discutimos sobre la calidad de los Comedores Escolares o sobre las Reformas de las Aulas. Incluso de las Distancias de los Colegios con respecto a nuestra Vivienda.

Debemos seguir haciéndolo, sin duda, pero…, ¿y de lo que no hablamos, de lo que no somos capaces de analizar y exigir?

El Neoconservadurismo actual se da en las clases también, disfrazado de muchas formas posibles, para modular niños obreros adultos que sean dóciles y que sepan lo justo para producir beneficios, que serán otros los que se los lleven.

Se les domina en el bello arte del Control de la Libertad, de las admisiones sin motivo y en silencio de las diferencias entre clases sociales, entre sexos o entre valores económicos. Se les enseña a los niños una Historia Troceada y manipulada. Nada de Psicología Social, muy poco de Humanidades. Nada de Filosofía o de Historia del Pensamiento. Se les prepara para ser Criados de Fábrica pero no para ser Emprendedores o Creadores. Exigimos que hagan Música, Gimnasia o Teatro. Pero no les enseñamos a ser Cívicos, Libres, Cooperantes, Exigentes, Buscadores de su Futuro.

La Escuela Pública está para crear ciudadanos libres y mejores para su país. Si está para dar unas oportunidades básicas a todos por igual pero por abajo, no me sirve. Yo la quiero por arriba. Las misma oportunidades que todos, pero por arriba, no por abajo. 

Menos inglés (hay decenas de formas de aprender inglés perfectamente y si hay dudas preguntar en Marruecos) y más Humanidades y Capacidad para Defenderse de los Abusadores.


Opresión. Libertad. Galdós

“Así como de la noche nace el claro del día…, de la opresión nace la libertad”

Benito Pérez Galdós

7.4.18

España también mandó emigrantes hacia África

Esta imagen la vi esta semana y me jodió un montón al venirme al recuerdo escenas duras de la emigración humana de este siglo. Vamos a ser contundentes en la explicación, pero suaves a la vez. Intentando entender las situaciones, para comprender todas, las que tuvimos en España en 1920 y las las que sufren los que intentan venir a Europa en este 2018. 

Esta imagen está en el Museo de La Garrucha, un puerto cercano a Almería junto a Mojácar. Un museo pequeño donde se explican las historias del mar, de las tierras, de los campos, de las sociedades. De sus triunfos y de sus fracasos.

Era el año 1920 cuando se tomó esta imagen. Son emigrantes españoles, de Almería, que se montan en pateras hacia mercantes ue les llevarán a Orán en Argelia o hacia Nador en Marruecos, para escapar del hambre en búsqueda de un mejor futuro. Eran 160 kilómetros de mar y peligro. Como ahora. Iban con lo puesto, buscando algo con lo que alimentar a sus familias que se quedaban esperando. Las autoridades españolas les ponían barcos mercantes para llegar hasta tierra de acogida.

Y sí, en las mismas playas de Mojácar y la Garrucha donde ahora mismo, cien años después, otras pateras nos escupen cadáveres de africanos que intentan venir hasta Europa, hacia España, para salvarse del hambre de sus países. Pero son mal recibidos, no se les ayuda, no se les pone barcos de transporte.

En 1920 la zona sur de Andalucía había perdido el trabajo en las minas. La competencia inglesa, la baja productividad y los costes del mineral jugaron en contra de su viabilidad. Hubo que despedir a miles de trabajadores andaluces de las minas. El campo no daba para mucho. No existían los invernaderos.

En un siglo hemos pasado de un viaje de ida a uno de vuelta. Pero se nos olvidan las realidades vividas por nosotros, los españoles. En 1920 los andaluces se iban hacia Orán pero los controlaba la Guardia Civil. Las pateras son similares o incluso mejores que las actuales. Pero ahora a los africanos no les dejamos entrar en España, no dejamos que se les ayude. Europa está cerrada, llena de europeos, aunque no seamos capaces de nivelar la natalidad con los fallecimientos. Ya no nos acordamos de nuestros abuelos.

La foto está indicada como del archivo de Juan Grima.


Nota.: Si haces "clic" en la imagen la verás más grande

¿Cómo lo hacemos? Ajedrez, mús o guiñote?

La Reina Letizia ha perdido su batalla contra la Reina Sofía. Blancas contra negras. Jaque. Es lo que tiene no nacer Reina, que nos equivocamos cuando tratamos a las suegras como ancianas gagas, y eso queda mal entre la sociedad que entiende de abuelicas. La República ha salido ganando en esta batalla de Tronos, pero muy poco, no hay que alegrarse. Nunca una República se ha ganado en las peleas de gallos. Si acaso en las salas de reuniones. Para ganar una República no hay que jugar al ajedrez, sino al mús. O al guiñote.