Páginas

22.4.18

Los jefes ganan 98 veces más que sus empleados

Es muy habitual criticar los sueldos de los políticos por ser unas personas que están muy cerca de la sociedad, siempre en los medios de comunicación, muy fácilmente controlables y nos parecen cercanos, incluso para odiarlos. Pero lo hacemos sin información, sin datos suficientes. Y las Redes Sociales se llenan de mentiras y manipulaciones a costa de este tema.

Un político está en una cadena laboral con muchos peldaños. No es lo mismo un concejal que un diputado o un ministro. Pero en muchos de estos casos ganan menos que en sus oficios anteriores, si es que los tenían, que suele ser en el menor de los casos, pues casi todos vienen de la Administración. Primer dato que nos debería hacer pensar. Mucho más que el de los sueldos.

Un abogado de prestigio, un médico con consulta particular y nombre, un arquitecto conocido, un empresario por poner algunos ejemplos sencillos, gana más que un político. Y en algunos casos mucho más. Y sus trabajos no tienen comparación en dedicación (lo sé, esto no parece creérselo nadie) ni en presión social.

¿Que para qué se meten a políticos si ganan tan poco?
Pues por desgracia se meten los que no son los mejores. No entran los Top 1.000 de la sociedad que prefieren dedicarse a sus trabajos privados alejados de la política. Gana mucho más, no tienen que dar explicaciones más que a Hacienda, pasean por las calles sin que nadie sepa quien es, y no se tienen que presentar al examen cada cuatro años.

El recorte que pongo arriba es de El País de hoy. En el artículo habla de que esto es así desde hace 2.000 años y de que se produce en todas las sociedades y en todos los países con pequeños cambios. Un político nunca gana más de entre 2 a 5 veces que el sueldo medio de un trabajador.