Páginas

24.4.18

Y España dejó de ser roja entre 1982 y 1993

En el año 1982, con diez millones de votos nos hicimos creer a todos que ya estábamos en la España Roja, y tras diez años de socialfelipismo y posiblemente ayudado por diez grandes hombres del Estado (que no de Estado) nos encontramos en 1993 con las diez dudas que pesan como enormes losas…, de que en realidad España siempre ha estado atada y bien atada, por los mismos.

Es verdad que en las elecciones de 1993, el socialfelipismo volvió a sacar casi diez millones de votos, pero ya no era lo mismo, y ya no quedaban ni ilusiones ni ganas que no fueran impedir que triunfara el Partido Popular. Tanto es así que IU con Julio Anguita creció en 1,5 millones de votos, alcanzando un casi 10% de los votos válidos, sobre todo de esos desencantados y desenganchados de un socialismo que nunca fue rojo. Nos habían mareados y huíamos de no sabemos qué.

La España azul se cruzaba desde el Atlántico al Mediterráneo, y advertía con claridad que aquel PP había venido para quedarse muchos años. Pero la pregunta es otra y a ella voy.

¿Qué sucedió en 1982 para que todas las ilusiones de más de 200 diputados de izquierdas se convirtieran en agua de borrajas?

A mitad de los años 70, con un Franco agonizante o recién muerto, los estudiosos del tema político, muchos venidos de muy lejos para asesorar a los que no quería perder el poder, advirtieron de algo que en estos tiempos vemos con mucha más claridad.

Los políticos no son los que mandan de verdad.
Lo importante para tener poder es ocupar todos esos engranajes que no son democráticos. Sean estamentos judiciales, militares, religioso, de finanzas, corporativistas, pro europeos, comunicativos o de presión escondida. No se vota a nadie de estos lugares de poder. Pero lo ejercen y muy bien, sobre todo si lo hacen coordinados.

Así que cuando los socialistas rojos llegaron al poder en 1982 se encontraron con el laberinto del poder real y no supieron pasar la prueba. Ni en educación, ni en justicia e incluso ni en lo militar, y si hay duda consultar el tema de la OTAN. Ganaron por goleada los poderes escondidos, los mismos que ahora también ganan, los que han dictado las normas para salir o permanecer en la crisis económica y de sistema actual, según les convenga.