Páginas

10.4.18

La inmigración es imprescindible para crecer

Cada vez es más claro que necesitamos la inmigración en los países occidentales para seguir funcionando dentro de este capitalismo de laboratorio. Vamos a necesitar a los inmigrantes, no tanto para que trabajen (que también) como para que paguen impuestos y consuman en nuestros países. Y si no abrimos las puertas de entrada, empobreceremos y decaerá gravemente nuestra productividad. ¿Para quien es bueno esto?

No vamos a resolver el problema de los inmigrantes sin futuro por conceptos morales o por humanismo, sino por simples realidades economicistas. Aunque algo es algo. Una sociedad envejecida, con una baja natalidad, es incapaz de mantener el sistema de los beneficios inflacionados de la economía, hoy en manos de unos pocos.

Los cambios demográficos se pueden prever con tiempo suficiente para reaccionar. Otra cosa es que se sepa o se quiera, pues a veces lo necesario no encaja bien con lo deseable.