31.12.18

Casi nadie quiere ser político, y eso es muy negativo

Hoy El Confidencial.com publicaba un artículo muy interesante y que refleja una realidad tremenda. España se ha quedado ya sin políticos que no sean funcionarios. Trabajar en la Función Pública es una posibilidad tan respetable como otra, pero que los que deben gestionar un país, una sociedad, sean en casi todos los casos o jubilados o personas que vienen de esa parte laboral, es un gran déficit. Y hay que decirlo aunque me gane recelos desde los muchos amigos y lectores que tengo en esos puestos de trabajo.

Son maravillosas personas en muchos casos grandes trabajadores (aunque haya casos que no, todo hay que decirlo también), pero en la inmensa mayoría de los casos son personas que no han conocido otros oficios, otras empresas, otras necesidades y temores, otro tipo de presiones y objetivos. Y cualquier país necesita una pluralidad en sus gestores, para poder encontrar soluciones que se salgan de una sola línea de actuación.

¿Quién va a querer ser político, viniendo de la empresa privada, si esta persona tiene una calidad profesional reconocida, estando el prestigio de los políticos por los suelos?

En una empresa privada, más si es tuya, además de una fiscalización de tus actos muy pequeña, una formación a cargo de la empresa muy actualizada, un reconocimiento que va en aumento, nunca nadie critica tu vida privada, puedes organizarte con arreglo a las necesidades de tus obligaciones laborales. Insisto, estoy hablando de puestos de responsabilidad o de empresas en las que participes en la sociedad o como directivo.

España no debería permitirse el lujo de que en su gestión ya no quieran entrar “todos los mejores” o al menos “los mejores de todas las partes de la sociedad”, por muy diversas causas que se explican muy bien en el artículo comentado. ¿Tener un cargo político en tu ciudad, para qué?
Cobraría menos que ahora, me preguntarían en el autobús por cualquier cosa y de forma autoritaria sin poder explicarme, mi familia sufriría acoso (como poco) de los conocidos y vecinos, se me aoscultaría todo mi pasado, dejaría de tener vida privada y libertad, y todos los errores se pagan mucho peor que en la empresa privada. Y para colmo no podría desarrollar mis ideas sociales, pues entraría en un mundo oscuro donde todo son zancadillas. Y lo digo sabiendo lo que digo, pues estoy dentro. 

Por cierto…: ¡¡Feliz Año Nuevo 2019!!

Los anuncios de colonia son contraproducentes

Estoy seguro, queridos hombres, que no habéis hecho ni puto caso a los miles de anuncios de perfumes para todos los sexos posibles e imaginarios que nos anuncian por la televisión. Qué impertinentes con sus bellezas, sus músicas empalagosas y sus tonos cálidos.

Habéis hecho muy bien, pues lo que se paga es el frasco de cristal y la marca, lo de dentro no vale casi nada y se fabrica en toneles, a granel. 

Para oler bien lo primero es estar muy limpio por fuera y por dentro y luego si acaso añadirse unas gotas de amor y de positivismo. Lo demás viene dado.

Termina 2018 llevándose la dignidad laboral

Muchos de los que ahora están de moda en la política con soluciones milagrosas no hacen más que plantear ideas y proyectos viejos, muy viejos incluso, que ya demostraron en otras épocas su inutilidad para los trabajadores y las personas con menos recursos de defensa. Pero como hace muchos años que ya los desclasificamos como válidos, se creen otra vez que pueden volver e incluso a muchos ciudadanos les parecen nuevos, diferentes y válidos. Nos falta memoria.

Lo que no resta en nada el valor de los listos que han sabido revivir esas ideas ya muertas, para presentarlas de nuevo como novedosas e incluso modernas, milagrosas y eficaces. Se da el maravilloso éxito desde las filas neoliberales, que miles y miles de trabajadores explotados por la actual indignación laboral, abracen estas mismas ideas como la solución a su actual situación.

Se podría decir que es un clásico Síndrome de Estocolmo. Los que han logrado jodernos con la crisis económica y cambiar nuestras ya pobres leyes laborales, son ahora los que se presentan como salvadores y a los que les creemos sus ideas.

Aplaudirles por su engaño es lo menos que debemos hacer desde la izquierda, pues han demostrado ser mucho mas listos que el resto. Les están alabando los trabajadores desclasados para que puedan seguir manipulando leyes y sociedades a su gusto, y además han logrado que pensemos los ciudadanos jodidos, que es lo único que nos va a salvar de la miseria social. Unos listos, sin duda. Este 2018 que acaba ha logrado engañarnos.

La viñeta del día. No te dejes engañar

Esta viñeta ejemplariza perfectamente el engaño social al que estamos constantemente inmersos. Nos llevan a las trincheras del trabajo, del consumismo, de la pelea si hiciera falta, para después obtener los beneficios del final unos pocos que siempre están de acuerdo y salen en la foto del éxito. A veces no podemos defendernos bien, pero al menos no nos sintamos engañados. Es lo que nos toca sufrir…, y defendernos.

Abramos las puertas al 2019. No hay otra

Estamos entrando en el último día del año 2018, un año muerto que deja abiertas las puertas complicadas a otro año que viene a ocupar su espacio, un 2019 vacío. No hay cambio, hay continuidad en los problemas. Este blog nació hace una semana con la intención de ser un Diario de un año, el importante 2019. Y nació unos días antes como preámbulo, para sentar un poco las ganas y observar si las tengo. Parece que sí.

Es pues mañana cuando en realidad nacerá aunque lleve unos días moviendo su colita. Cosas de los cimientos. Todos sabemos que efectivamente el 2019 va a sentar unas bases importantes para la próxima década. Dará igual si esta resultará más turbulenta, compleja, inhóspita, incapaz de lograr con el diálogo nada, ingobernable o maravillosa. En mayo o en los próximos meses España se la juega. Incluso diría que en el 2019 se la juega Europa.

Tenemos la suerte de ser testigos y en gran medida protagonistas una vez más de los cambios, de las transformaciones de nuestro país. Podemos estar simplemente sentados esperando a que pasen por nuestro lado los acontecimientos o podemos salir al aire y a la calle para protagonizar nosotros esos movimientos. Cada uno va a decidir.

Dentro de un año pasaremos lista, balance. Y es posible que no haya sido para tanto, lo cual puede ser incluso un éxito. En estos tiempos, ser conservador de los de conservar lo que teníamos en los años 2000 es todo un deseo no cumplido. Así que es posible que incluso las gentes de izquierdas nos tengamos que volver conservadoras, sí, conservadores de lo que teníamos y nos quieren ir quitando poco a poco. Y van muy avanzados.

30.12.18

Hacia dónde nos encaminamos en estos próximos años?

El economista y profesor británico Adam Tooze ha explicado el pasado más cercano de la crisis económica que nos ha roto el camino tranquilo de este inicio de siglo en un libro espeso y extenso: “Crash. Cómo una década de crisis financieras ha cambiado el mundo” (Ed. Crítica). Os dejo dos respuestas de una entrevista que le han realizado en El País.


P.: La derecha se está haciendo sitio en todo el planeta. ¿Hacia dónde nos encaminamos?
Tienes que mirar el mapamundi. Lo de Bolsonaro en Brasil es terrible, pero no supone un problema para la economía mundial. Rusia ya sabemos de qué va. Italia sí podría romper el sistema, es la cuarta economía europea, con una deuda enorme con muchos bancos de la eurozona. Si le bajan la calificación, los europeos perderían el control de la situación. Y en Estados Unidos tenemos a Trump, el mayor riesgo para el planeta. Hasta ahora el sector en el que más ha influido es el comercio, pero por ahí no se desencadenan crisis mundiales. Lo que sí ha hecho es decirle a la Fed que reduzca el crecimiento de los tipos de interés, lo que ayudará al resto del planeta. No parece que Trump, de momento, esté rompiendo la baraja.

P.: En Madrid y en Barcelona, el mercado inmobiliario está viviendo una subida de precios alarmante; en cambio, en el resto de España los precios ni se acercan.

La desigualdad es un tema tanto en Europa como en EE UU. Algunas zonas no crecen desde 2008, pero otras sí y mucho. Uno de los problemas actuales es cómo te organizas con países que crecen completamente divididos. Porque el tipo de interés y la política fiscal que funciona para una parte no lo hace para la otra. Lo que necesitamos es una UE que funcione, con un Banco Central que funcione con una moneda que sirva de alternativa al dólar. Al final, quien concede liquidez al planeta es la Reserva Federal de Estados Unidos. No lo eligieron pero el hecho es que es la moneda que usan la mayoría de países. Siempre tienen la duda de si sus decisiones acabarán causando efecto rebote en su propia economía, por eso aumentaron tanto el grifo del crédito tras la crisis.

Animales vivos que la Navidad los defunciona

Me avisa José María que ya ha matado al cerdo, al de carne, como si esto fuera un éxito de alguien. Sin duda del cerdo no. Se siguen matando cerdos a destiempo y fuera de las legalidades objetivas. No hay que matar cerdos sin permisos, creo. El caso es que todas las navidades matan al cerdo, es decir, todas las navidades hay un cerdo que se ha pegado un año con ellos y que no termina bien.

Yo de niño recuerdo un pato blanco que trajeron mis padres a la cocina unos días antes de Navidad y que teníamos atado con una cuerda a las patas de la mesa camilla. Todos sabíamos que aquel pato había venido a morir. Y yo no comí pato aquella Nochebuena. Dos disgustos en uno. ¿Qué necesidad teníamos de comer pato en un día tan señalado?

Muchos años después mi suegro nos trajo una paloma viva la tarde de Nochebuena. Podría ser la Paloma de la Paz por lo dura que era, lo que denotaba muchos años volando. Otro disgusto doble, pues nos la trajo en una caja de zapatos y la pobre ya debía saber en aquel mismo momento en que abrí la cajuela que todo se iba a nublar, por la cara de pena que me puso. No comí tampoco, pero no por hacer desprecio, sino porque era como comerse el cinturón del pantalón. Murió para nada. Yo no la maté. No era capaz de eso.

Eduardo, otro amigo, cuando los suegros le regalaban del pueblo pollos o gallinas vivas, las metía en el congelador, pues también era incapaz de matarlas con sus manos. Creo que sufrían más con el frío que de un tajo bien dado, pero para hacer eso hay que tener dos huevos. Tomé nota del sistema del congelador, por si alguna vez hubiera hecho falta. Nunca lo utilicé pues la paloma la mató mi suegro de un retorcijón.

José María ya está con los mondongos que si no se explica suena regular, pero que si se explica suena mucho peor. Los chorizos están muy buenos, pero eso no dependen del cerdo matado a gritos, sino de la capoladora que es una máquina que no grita. Uno se hace a la idea de que la carne es otro producto del supermercado envuelto en plástico, y así no sufre y puede probar de lo bueno. A veces lo mejor es hacerse el tonto. O incluso serlo.

Abascal el de VOX se cabrea con Ciudadanos

Ayer Abascal, el de VOX, empezó a marcar su propio terreno con respecto a Ciudadanos. Empleó Twitter como Trump, es su herramienta preferida y por los datos de seguidores le funciona muy bien. Si vemos sus “me gusta” acomplejaría a cualquiera.

VOX no quiere ser el tercero sin plato, el tercero sin espacio. Sabe que su hueco abierto en Andalucía es simplemente un aperitivo sin fuerza, que lo que marcará el futuro de España, —su España, y a por ella quiere ir con la diferenciación hacia las otras dos derechas, más contra Ciudadanos, que como fuerza “nueva” le puede competir los votos cabreados— es saber diferenciarse del resto a base de contentar sin ideas a los cabreados sin razones, aunque tengan razón. 

Si no fuera por lo grave que sería el que ganaran sus opciones sobre el resto de las derechas, parece entretenido el tema.

Viñeta del día. Pawel Kuczynski y su Jardín perfecto

Hoy la viñeta del día no es de humor sino de dolor. El "Sistema" está logrando que todos seamos iguales, pero por debajo, no por arriba, y que en cuanto saquemos un poco la cabeza nos la intenten cortar. Uniformidad sobre todo. Esta viñeta titulada "El jardín perfecto" es una obra de Pawel Kuczynski. 

29.12.18

Ayer los Brujos me ofrecieron sus servicios

Esta misma semana habían advertido en un programa de televisión que existen brujos con despacho y velas que te pueden sacar los cuartos en forma de dinero sin que te des casi ni cuenta. Y se hablaba de algunas decenas de miles de euros soplados por todo el morro. Hacen de todo, aunque en realidad no hacen de nada que no sea engañarte, pero eso sí, te dejas engañar tú mismo.

Ellos según advirtieron cobran muy poco, entre 50 y 70 euros por consulta, pero enseguida te advierten que tienes un mal de ojo muy peligroso y urgente y que el asunto requiere la intervención rápida de “Los Espíritus” y esos sí cobran por adelantado una pasta gansa, para hacer unas apuestas que venzan a la persona que te está haciendo el mal de ojo. Ese dinero que te advierten con claridad te lo devolverán en cuanto Los Espíritus hagan su trabajo, ya nunca lo ves. Lógico pues Los Espíritus se lo gastan todo. Son así de transparentes.

El brujo es un mero intermediario pobre que no se queda con casi nada, simplemente te pone en contacto con Los Espíritus que son los que se llevan la pasta gansa. Me imagino que para gastarla en vicios, aunque yo esto no lo entiendo muy bien, pues nunca he visto entrar en una tienda a un espíritu y pedir la vez. ¿Cómo son Los Espíritus? ¿Vas tapados con sábanas? ¿Son transparentes o son almas en pena? Mucha pena no parecen tener pues a algunas personas les habían sisado hasta 25.000 euros por sus apuestas contra su mal de ojo.

Para mal de ojo el que tengo yo, y no voy a brujos. Tengo una catarata que me está nublando el ojo izquierdo. Lo curioso es que mi mal de ojo sí entra en la Seguridad Social. Pero en cambio estos otros males de ojo de los brujos, parece que no entran. Estos socialistas que nos gobiernan son la hostia, no son capaces de fiarse de Los Espíritus y en cambio sí se fían de los Laboratorios de farmacia. Si nos leemos el texto del folleto del brujo vemos que son mucho mejor que las vírgenes de las iglesias, pues estos Espíritus entienden de todo.

El Madrid de…: Queremos disturbios…, pero no trabajo

Esta pintada en el Madrid más duro y chulo, tiene su aquel. O sus dos partes. Por una parte tenemos una mitad de frase en activo, aunque sea violenta. “Queremos disturbios…”. Pero enseguida nos añaden en la segunda parte de la frase la acción negativa, el pasotismo absurdo, la negación a las soluciones “…pero no trabajo”.

Es verdad que asemejamos el trabajo al esclavismo de un capitalismo que nos necesita para seguir apoderándose de nuestras plusvalías. Pero el trabajo es también necesidad de utilidad, y es servicios. ¿No está trabajando el médico que nos atiende, el que pesca la merluza, quien nos arregla el coche, quien cuida que siempre haya agua al abrir nuestro grifo?

Ciudadanos se la juega en Andalucía y lo saben todos

Ciudadanos lo tiene crudo y lo sabe, está en ese camino complejo de tener que definir otra vez su futuro a costa de tomar decisiones complejas. Y Andalucía es su punto de inflexión que sabe le puede costar el futuro, a poco que se equivoque.

Ciudadanos siempre ha aspirado a ser un partido libre, capaz, nuevo, distinto, limpio, de derechas, joven y con la necesaria necesidad de crecimiento territorial para tener capacidad en todo el territorio español. Pero ahora se le ha cruzado la peor pìedra en el camino. VOX.

A Ciudadanos le preocupa enormemente que quede atrapado en medio del PP y VOX, que aparezca como el apoyo necesario para que gobierne la derecha, pero perdiendo esa frescura y novedad, esa juventud y limpieza que le había aupado a puestos con tamaño y enjundia. Sin VOX la lucha por el espacio del PP, siendo compleja era mucho más sencilla. Con VOX en el camino, tiene la enorme papeleta de apoyarse y apoyarlo, o de dejar que todo vuelva a surgir con nuevas elecciones.

Un Ciudadanos que admita los votos de VOX no será ya el mismo Ciudadanos de hace un año y lo saben todos, incluidos los socialistas del PSOE. Por eso la elección en Andalucía transmite muchas más dudas que cualquier otra, a toda España y a todo su futuro. Y lo saben todos, que permanecen atentos a la jugada.

A partir de los 60 y pico, todos personas mayores

Al llegar a los 60 todo se va rompiendo poco a poco, aunque nos lo callamos para no asustar. Se rompe el pelo o se cambia de lugar, vemos mucho peor que con 50 y las cataratas secas nos atacan, empezamos a dejar de oír los detalles de las sinfonías, meamos más que antes y nos lo hacemos mirar, las piernas nos flojean y la memoria a veces se vuelve torpe.

Nos salen manchas cuando no bultos y arrugas, nos sube la glucosa, el colesterol, al ácido úrico y los triglicéridos y nos baja el sexo. Tomamos pastillas de varios colores y nos empiezan a dejar alguna vez el asiento en el autobús sin fijarse en que todavía somos muy jóvenes. Perdemos algunos amigos por culpa de los nietos y ganamos otros por culpa de los paseos. No hacemos casi gimnasia pero andamos más que nunca.

Pero eso, siendo normal, no nos tiene que asustar ni preocupar. Hemos llegado y lo que nos queda todavía. Así que prohibido dejarse manipular ni hacer de criados de otros. Excepto que nos apetezca hacerlo y punto pelota. 

Somos más libres que nunca, aunque a veces pensemos que serán pocos años de libertad. Y casi todo lo demás tiene de momento solución pues la medicina es un gran negocio con las personas mayores como nosotros. Somos mayores, pero no viejos, y somos muy capaces de seguir comiéndonos el mundo.

Además somos insustituibles en el mundo consumista actual. Sin los abuelos con sus pensiones suficientes, España se hundiría. Necesita el país que nos gastemos nuestras pensiones en lo que sea, incluso ayudando a la familia. Es un reparto proporcional a la necesaria velocidad del consumo y los impuestos. Sin las personas mayores, la economía se hundiría.

Podemos ser muy felices si queremos, pues ya hemos aprendido qué merece la pena y qué son tontadas del momento. Por eso lo que nos queda es disfrutar del momento y elegir bien. Y eso sí, a ser posible estar acompañado de una persona de tu edad, para que nos comprendamos mútuamente. 

La viñeta del día. Humor con sangre

El humor negro existe, incluso el humor rojo, aunque no esté bien considerado en estos tiempos. Reírse de los demás queda feo en tiempos de exigencia social, pero la realidad se parece mucho al humor que presento, por desgracia para todos nosotros, incapaces de ponernos en la piel de los demás. Y no hablo solamente por caerse y romperse la crisma.

28.12.18

Las tradiciones y costumbres son tan importantes como las leyes

Es curiosa la realidad de que seamos capaces de bombardear con imágenes y datos de nuestras formas de vida a todo el mundo, pero luego cerremos las puertas a que tras conseguir su presunta envidia, quieran venir a vivir entre nosotros. Y que además nos quejemos de que no quieran olvidarse de sus costumbres y tradiciones y les exijamos una adaptación total a las nuestras. Mucho lío. ¿Quién dice que somos nosotros los que tenemos razón? Es muy posible que no quieran venir a nuestros países, sino que simplemente huyan de los suyos.

En realidad nadie está de acuerdo totalmente con las formas de vida del resto de sociedades. Cuando vemos unas sociedad de las que nos parecen muy pobres, nos imaginamos que ellos adorarán a la nuestra sin dudas. Y no es cierto. Hay situaciones que les gustan pero otras muchas que les disgustan. Y al contrario sucede lo mismo, cuando viajamos siempre hay situaciones de sus sociedades que nos gustaría copiar.

La perfección social no existe, pero sí debería existir un poco más de esa comprensión básica sobre las costumbres que habría que respetar, si no están en contra de las libertades básicas y el respeto a las formas sociales de vida y convivencia. Otras en cambio hay que erradicarlas incluso dentro de cada una de sus/nuestras sociedades. Saber diferenciar con objetividad social las tradiciones negativas para los que las practican, es fundamental.

Además tenemos que comprender que las costumbres y tradiciones son tan importantes para las personas como las leyes en muchas sociedades. Incluida la nuestra. Y que ser irrespetuoso con algunas de ellas, no es el camino para lograr la integración positiva.

Tres frases de bebida, para sonreír bebiendo

Bebamos con mesura, degustando lo que se bebe, con esa calma de saber disfrutar. Bebamos lo que nos dé la gana, pero solo en su justa cantidad para no perder el control del hígado. Y no tiene que ser obligatoriamente bebidas con alcohol, hay maravillosos sustitutos. Os dejo tres frases de bebidas alcohólicas, pero no es obligatorio hacerlas caso.

“La cerveza es la mejor maldita bebida del mundo”. Jack Nicholson

“Sólo elijo amantes que beban vermut”. Marlene Dietrich

“Si bien la penicilina cura a los hombres, el vino les hace felices”. Alexander Fleming

La viñeta del día. Quino y los incendios

El genial Quino nos plantea aquí otra gran viñeta surrealista para pensar un poco a la vez que sonreímos. No todo era Mafalda y sus formas y modos se fueron multiplicando con su peculiar manera de ver y enseñar.

En España entendemos mucho de Santos y de Inocentes

Lo real de los Santos Inocentes es que ya no quedan ni Santos ni Inocentes. Pero seguimos jugando a engañarnos. En estos tiempos de mentiras bien organizadas para joder, lo de menos es contar con un día de Santos Inocentes, pues nos engañan todos los demás. Hoy no nos cuelan (casi) nada, pero el resto del año, bajamos la guardia y nos la meten sin darnos cuenta.

Creo que poner el muñequito en la espalda es bullying aunque sea entre adultos, que por cierto son los que más bullying sufren y nos lo callamos. ¿O no es eso lo que se sufre en muchos talleres y empresas donde la calidad del trato humano brilla por su ausencia? La indignidad laboral es tratar de inocentes a los que tienen que soportar las injusticias de trato y de sueldo, porque no hay otra cosa en el mercado laboral español.

27.12.18

¿Y sin cerraran la redes sociales? Una cierra en marzo

Parece mentira que en pleno crecimiento aparente de las redes sociales, cuando estas están en boca de todos para bien o para mal, una de ellas cierre. Sí, la del gigante San Google se nos va al pozo en la próxima primavera dejando a Google+ sin acceso. Dicen que no funciona. No intentan modificarla o mejorarla para seguir compitiendo, simplemente la cierran pues no quieren plantar batalla al resto, ya saturado el mercado con Twitter o Facebook o con la que ahora parece crecer más, la Instagram de las imágenes personales.

Debemos admitir que estos elementos tan novedosos y con un crecimiento tan rápido, tiene también una vida igual de rápida. No es fácil asentarse en estos mundos tan líquidos, donde casi nada es lo que aparenta. Pero resulta curioso que San Google opte por cerrar. Veremos los motivos a lo largo del próximo 2019. Que para eso estamos.

Las ratas del capitalismo, vistas en New York

Banksy pintó esta obra en New York hace ya mas de una década, representando a una rata como un icono de la ciudad de los rascacielos, pero también del capitalismo, de los que se están comiendo o llevando las ventajas de una sociedad. La frase “Déjalos comer crack” viene a representar una remodelación de la frase de Maria Antonieta cuando tras escuchar que los franceses pasaban hambre por no tener pan para los pobres les dijo a sus consejeros que comieran los franceses tartas y bizcochos.

Banksy viene a decirnos en el año 2008, recién comenzada la crisis económica, que si no tenemos dinero pues se lo han llevado “las ratas capitalistas”, que nos conformemos con el “crack”, con la droga que nos puede volver felices de forma artificial. Como es lógico lo dice de una forma totalmente ácida y sarcástica, con las manos manchadas de sangre, disfrazando de ratas a los que tienen el poder de llevarse las economías.

¿Y qué podríamos haber hecho en ese 2008? Pues tristemente lo mismo que estamos haciendo en este 2018. Sonreír, creer que no es para tanto, y seguir paseando por el “crack” artificial de la televisión o de las mentiras. Si no hay pan, los tontos listos que gobiernan dicen que se nos aconseje con comer bizcocho. No están entre nosotros, pero se la suda, pues ellos solo quieren llevarse con sus paraguas, el dinero de todos, eso sí, vestidos con corbata para disimular. ¿Aprenderemos algún día?

Viñeta del día. La importancia de la sombra

Nada puede ser como parece y todo depende de muchos factores. Así que nada de confiarse ante lo obvio y pongámonos a trabajar desde el diálogo por conseguirlo. Aunque entre nosotros…, reconozcamos que el tipo este es un imbécil ¿no?

¿Hasta dónde deben llegar los voluntarios?

En algún momento nos tendremos que plantear desde la sociedad el papel (y uso o abuso) de los voluntarios en el mantenimiento social actual. Asunto este, duro y de complicada exposición, más viniendo de alguien como yo que apoya el trabajo comunitario de colaboración y entrega a los demás como precio por vivir en convivencia. 

Desde una gran parte de la sociedad siempre hemos aplaudido, alentado y agradecido el papel del voluntariado para apoyar y ayudar a la sociedad con menos recursos. Yo mismo he participado y sigo participando en el voluntariado. Parte de mi familia también. Por eso tal vez las dudas me afectan más. Tengo dudas por dudar, por ser de los que dudan.

El voluntariado como ejemplo social de trabajo de apoyo y ayuda a esas actividades que sin este grupo de personas no se podría realizar, se ha ido convirtiendo en un apaño que se utiliza para excesivas situaciones y servicios, muchas de las veces recortando puestos de trabajo que la sociedad debería crear y pagar. Incluso a veces en servicios jerarquizados de complicada calidad y productividad.

Se nos dice, lo digo yo mismo, que sin el papel del voluntariado muchas actividades se quedarían sin hacer. Y es cierto. pero en la aseveración está el pecado. Por eso mismo esas actividades ni las valoramos como se debería, ni somos capaces de entender bien que los impuestos deben servir para muchas cosas, incluido el trabajo que hoy hacen casi todos los voluntarios.

Es verdad que hay trabajos de voluntariado de muchas clases y formas, pero cada vez más se acude a las personas voluntarias para trabajos que deberían ser remunerados, computados como trabajos reales y no como trabajos de apoyo social.

Es curioso que como voluntarios estamos apuntados todavía un segmento de la población que es pequeño, del que se aprovecha toda la sociedad a base de tener que pagar menos impuestos por ser unos servicios gratuitos. 

No estaría de más que empezáramos a reflexionar si no debería ser obligatorio el ser voluntario, o al revés, que quien fuera voluntario tuviera unos beneficios que no poseyeran los que no quieren serlo.

Que unos paguen a los otros, por no querer participar. Que unos se beneficien de los otros, por ayudar a quien lo necesite. Todos saldrían beneficiados de todos. Unos por ayudar de una forma y los otros de la otra.

Por ejemplo entrada gratuita a todos los museos. Precios distintos a instalaciones públicas. Acceso preferente a servicios públicos. Descuentos en servicios de transporte. 

Todo esto costaría dinero y sería necesario un control para evitar abusos. Pero eso lo debería sufragar las personas que no desean ser voluntarios. Siempre podrían elegir a qué grupo desean pertenecer.

Nota.: El cuadro es de Ramón Pichot.

26.12.18

Andalucía cambia de conductor. Puede que incluso de rumbo

Andalucía se ha salvado de una nuevas elecciones que no interesaban a nadie de la derecha…, por si acaso. Y se han puesto de acuerdo los tres grupos conservadores, para quitar del poder al PSOE sobre todo con la intención de ver qué queda debajo de las alfombras, tras tantos años. No encontrarán nada, ya lo aviso.

Desde parte de la izquierda no entiende bien ese acuerdo donde VOX tiene voto y voz, pero eso es no creer en la democracia de los 400.000 votantes andaluces que decidieron dar al partido de la derecha extrema esa voz y ese voto. Hay que hacérselo mirar desde la izquierda, pues no es culpa de los andaluces, aunque lo parezca en una mirada excesivamente simple.

No es sencillo dejar el poder tras 40 años, lo sabemos, pero esa es la grandeza del sistema, que es posible mandar a casa a los que se aburguesan aunque sea en plan pobre. El voto cautivo, en este caso, no ha sido suficiente. Que aprendan desde otros territorios, no vaya a ser que…

Trabajadores débiles: todavía más abusados

Se me han quejado unas voluntarias de un Centro Ocupacional de Zaragoza por el trato laboral en una lavandería, rayando el abuso horario y de condiciones de trabajo hacia unas personas que no saben/pueden quejarse como los trabajadores comunes. La verdad es que en estos tiempos el trato indigno a todo tipo de trabajadores, a poco que sean oficios comunes y de fácil contratación o con algún añadido que haga complejo poderse defender, es una constante que no estamos atendiendo como se merece.

Pero lo curioso es que siempre son presiones desde personas en concreto, no funcionan tan mal las organizaciones, como las personas que llevan las organizaciones. Somos capaces de crear normas en la misma medida en que somos capaces de aprender a saltárselas. Y en la misma en que luego no somos capaces de inspeccionar su cumplimiento. 

Las familias callan, los trabajadores no pueden defenderse, y las instituciones sociales y políticas estamos muy ocupados en temas mucho más vistosos y fáciles. Siempre salen perdiendo las personas más débiles.

Viñeta del día. La última de Forges en El País

El diario El País publicó a título póstumo esta viñeta de Forges, que fue su último mensaje de sentido común lanzado a todos nosotros. No somos culpables de nada, siempre son "los otros" los responsables de nuestras malas suertes. Y como dice el segundo personaje: "Y si cuela, cuela".

Consumimos más de lo que podemos pagar

Somos animales consumidores, y así nos quieren. Debemos darles la razón a los que controlan el sistema, pero con mesura, Una cosa es caer en las trampas de consumismo y otra bien diferente caer en las trampas del endeudamiento excesivo o del consumo por encima de nuestras posibilidades personales o como planeta.

Nos estamos comiendo los recursos de la cueva, esos que no se pueden pagar. Somos egoístas y nuestros nietos se acordarán de lo imbéciles que fuimos. Podemos cambiar, pero parece que no queremos. Así que nos tendrán que obligar. Sin duda.

25.12.18

A los malos, se lo ponemos a huevo

Ante el terrorismo internacional nos tenemos que acostumbrar a tenerlo pululando como una mosca puñetera además de aprender a defendernos confiando en la inteligencia policial. La globalización tiene esas disfunciones, y crear terror y miedo con mucha facilidad es una de ellas. Pero como todo en esta vida nueva, tenemos nuestros mecanismos de defensa, que no siempre sabemos utilizar bien.

Uno de ellos es aprender a medir el tipo de información que somos capaces de transmitirnos entre todos nosotros, los ciudadanos pacíficos. La inteligencia en seguridad debe funcionar mucho mejor, impregnando a los medios de comunicación de su implicación para que sepamos dosificar qué tipo de información es negativa para los intereses de defensa. No es censura, es inteligencia social.

Las nuevas tecnologías ayudan a defendernos ante la violencia globalizada, pero a su vez, son capaces de multiplicar la mala información absurda, complicando los sistemas de defensa. Como sociedad estamos pagando a unas personas para que cuiden de nuestra seguridad y a otros más por encima de ellos para que vigilen al que vigila. Confiemos en ellos y aprendamos también a auto defendernos desde la observación lógica.

Y no me refiero al anuncio tan simple y básico de esta semana para que no dejemos las llaves de nuestros vehículos puestas en el contacto, sino al innecesario consejo que está dentro del mismo, admitiendo de esta forma que es una costumbre muy habitual entre los repartidores urbanos. Si alguien no sabía de esta idiotez, ahora ya lo sabe todo el mundo.

VOX, el PSOE o el PP no existen. Existes tú

VOX no existe, como no existe el PSOE o CHA o el PP. Existen los votantes e incluso los militantes, pero los partidos políticos como organizaciones o empresas que son capaces de gestionar países, de hacer cambiar sociedades no existen, como no existen las empresas por sí mismas. Necesitan siempre a las personas acompañadas de las ideas, que los sujetan, los hacen funcionar y los levantan o hunden. Por eso el respeto a cualquier empresa no debe ser con su marca en sí misma sino con las personas que deciden seguirla y auparla, seguir construyendo con ella y desde ella, manteniendo o modificando ideas y proyectos.

Y esto viene al caso para explicar los temores a que VOX o cualquier otra empresa política, sea capaz de cambiar España. Lo será si así lo quieren millones de personas. No hay que criticar o calificar a esa organización, sino entender los motivos por el que millones de personas vecinas nuestras, decidan en un momento dado apoyar a esa empresa.

Las ideas sí existen, y son las que mueven a las personas y a los dirigentes de las empresas. Pero esas ideas cambian, pierden naturaleza o sentido, y si no saben explicarse, actualizarse, adaptarse, se mueren como mueren y cierran cientos de empresas todos los años. Grandes y pequeñas. En la misma medida en que triunfan y crecen otros cientos de empresas que lo hacen sobre sus competencias.

Cuando una empresa logra clientes nuevos, otra empresa los pierde. Y la que los pierde debe adivinar los motivos de esa pérdida por los que llevan al cliente a cambiar de proveedor. Sea un servicio de venta de bolígrafos o de gestión de un país o una sociedad. El mundo de las ideas y de las ideologías, también se mueve por detrás de las personas. Aunque creamos que no.

¿Somos cristianos o sólo católicos? Es que me lío

Es curioso que tengamos todos los hogares llenos de palestinos, de judíos, de árabes pobres, y en cambio no estemos de acuerdo en permitir que los mismos ciudadanos, dos mil años después, esta vez ya en carne y hueso y no en terracota, entren en nuestra Europa si lo están pasando muy mal y se ahogan por el mar. Los ponemos en el belén para adorar a un niño judío, pero no los queremos cerca si son personas.

Adoramos incluso a tres Reyes que decían unos papeles que eran magos por seguir a una estrella y traer oro a un niño recién nacido, pero nos creemos republicanos sin saber qué es eso de ser republicano de forma efectiva y válida. Por ejemplo es imposible ser republicano y no querer ir a votar. Odiar a la política no es el mejor camino para decir que eres republicano. La desafección política no sirve para creer en la República de nada que sea válido. Pero es verdad que hay muchas formas de ser república como hay muchas de ser monarquía. Buenas y malas, válidas y de asco.

Yo no tengo claro si Jesús existió, si se llamaba Jesús o si era hijo de un carpintero o de Dios. Me da igual, pero creo en su filosofía de vida cristiana, en su bondad y en sus formas…, y como en esos mensajes sí creo, dudo de saber en donde me encuentro. 

Uno de sus mensajes insistía en que había que llevarse bien entre los vecinos, colaborar y ayudar a los necesitados. Y repartir, escuchar, y ser “buenista”. Incluso poner la otra mejilla.

Pero ahora veo que nada de esto sirve, nada positivo y pacífico está de moda, incluso menos todavía entre los que dicen ser católicos y cristianos. Os juro que me estoy liando mucho.

Viñeta del día. Polito sabe bailar y hacer el pulpo

Desde el año 1922, recuperando humores viejos, os traigo una viñeta infantil y azucarada. Polito sabe bailar y ademas hace de pulpo, aunque en la viñeta nos digan que hace de demonio. Hemos recuperado este chiste de Garrido con casi un siglo a sus espaldas, para hacer boca de humor.

Mensaje del Rey. Juventud, Futuro. Convivencia.

El mensaje del Rey en la noche de ayer marcó un tono totalmente diferente al que se esperaba, a los anteriores, tanto en las formas como en el contenido. No quiso hacer un repaso “de todo” ni repetir problemas y disfunciones sociales que no son de su incumbencia como gestor político, y se centró en algo que me pareció fundamental y muy acertado. Hablar de filosofía social y política, de líder positivista, de Rey republicano.

Todo se podría resumir en tres palabras clave: JUVENTUD, CONVIVENCIA, FUTURO.

Casi de forma temática hablo para todos los españoles que quisieron oír  de la juventud española, sus retos y lo que representan para nuestro futuro todas sus disfunciones sociales. España pivotará en breve sobre esa juventud que ahora tenemos marginado en lo económico, laboral y emancipador. La juventud no puede ser libre porque no les permitimos poder emanciparse libremente y volar con sus posibilidades laborales, excepto si les empujamos a volar fuera de España. Están totalmente unidos el futuro de España y su juventud. Y ya era hora que desde lo más alto se hablara con rotundidad de este concepto.

Sobre la convivencia quedó claro que era un grito dirigido a TODOS. Convivencia es no presionar la máquina, y convivencia es entender y dejar hacer, sin querer sacar réditos rápidos para ocupar sillones. España necesita convivencia, y para ello necesita diálogo, templar gaitas, escuchar y reflexionar.

No soy monárquico (aunque aquí lo parezca), pero entiendo que el papel de un Rey o de un Presidente de República se puede hacer muy bien o muy mal. Nada es perfecto y ejemplos hemos tenido de todo tipo.

24.12.18

Viñeta del día. Cisneros y el domador

No todos los humoristas del viejo siglo han pasado a la historia, y este podría ser el caso de uno de ellos, el dibujante Cisneros, muy habitual en la revista humorística madrileña Buen Humor hace un siglo de aquello. Humores blancos, fáciles, sencillos, que sin duda les cuesta soportar el paso del tiempo. Pero humor, del que tan faltos estamos.

¿Sabemos predecir el futuro? ¿Y darnos cuenta cuando llega?

Como seres humanos individuales capaces de predecir el futuro y creer que acertaremos, somos unos negados. En cambio cuando trabajamos en equipo simplemente por seguir trabajando, sin querer pasar a la historia de nada, sí somos capaces de inventar el futuro. 

En la imagen de arriba vemos seis frases que reflejan nuestra incapacidad para ser productivos, lo que no evitó que alguien fuera constructivo y siguiera edificando sobre lo inventado. Y al final, sin darse cuenta, construyó el futuro sin casi saberlo.


Las máquinas más pesadas que el aire son imposibles. Lord Kelvin. 1895

La teoría de los gérmenes de Louis Pasteur es una ficción ridícula. Pierre Pachet. 1872

Creo que en el mundo hay mercado para quizá unos cinco ordenadores. Thomas Watson. 1943

La televisión no durará, en un éxito pasajero. Mary Somerville. 1948

Los viajes espaciales son una tontería. Harold Spencer. 1957

¿A quien le interesa oír hablar a los actores? H. M. Warner. 1927



Nota.: Imagen de CaixaForum Zaragoza

No soy cobarde, pero creo en nuestra capacidad para hablar

Hoy nos están haciendo creer algunos pocos tontos, que nuestra España la tenemos dividida entre los “Golpistas y Violentos”, los “Fascistas Conservadores” y los “Buenistas Cobardes” y nos lo dice muy bien explicado Iñaki Gabilondo, para no caer en la trampa de los sin sentido. Según estos no parece haber ninguna otra clase social en esta España de final del 2018. Y eso es una mentira brutal, incluso en la mayor.

Ni hay solo tres divisiones en la España actual, no son tres bloques cerrados y uniformes; ni los catalanes que quieren la independencia son golpistas, ni los que son de la derecha dura son fascistas, ni los que queremos el diálogo somos cobardes. Tenemos todavía la suerte de ser muchas más divisiones, lo cual nos lleva a la pluralidad y eso siempre es positivo.

España tiene problemas, los tiene Europa o los EEUU, los tenemos casi todos, pero eso no quiere decir que no seamos capaces de saber encontrar las soluciones, ni tampoco que los problemas sean letales. Seremos capaces de entender las soluciones, y si no es posible, pues tampoco pasa demasiado. hay que viajar para ver que pasar de España a Suiza es cuestión de horas de autobús o tren, de minutos de avión, pero poco más.

Yo no quiero una España troceada, pero en cambio sí apoyo una Europa Unida donde estemos todos mucho más integrados. Y en eso debemos estar, en la Unión y no es la Desunión. Pero siempre desde el diálogo, la conversación, el entendimiento, que nunca es sinónimo ni de cobardía ni de buenismo. Yo he asistido a negociaciones donde la mala hostia de todos los de la mesa no se parecía en nada a lo que a veces fotografiamos como “buenismo”.

¿Inteligencia o amabilidad? ¿Y las dos, unidas?

Victor Küppers se ha convertido en el conferenciante de la psicología positiva, de la amabilidad ante la vida, del buenismo ante todo tipo de situaciones vitales. Sus consejos tienen éxito de asistencia, lo cual ya es todo un detalle y un aviso. Necesitamos convencer y por ello queremos conocer todas las tácticas y técnicas posibles. Tal vez tan solo para eso, para convencer y vender. Veamos unas leves respuestas de una entrevista que le han realizado en La Vanguardia.

Nuestra forma de ser, ¿es una elección?
Sí. Ser inteligente es un don, una suerte. Ser amable, ser una buena persona que ayuda a los demás o ser una persona generosa es una elección, ¡y tiene mucho más mérito! Al final, luchar para ser la mejor persona que puedas llegar a ser es lo que te hace sentir alegre. Hay un culto excesivo a la inteligencia. A ver, es importante, un tonto motivado es un peligro. Pero la inteligencia sin bondad conduce a un mundo inmoral, falto de ética y perverso, donde sólo importan los beneficios. La diferencia está en el ‘ser’. Son importantes los conocimientos, es importante la experiencia, pero la clave está en la actitud. Y la actitud no se reduce a ser positivo, también consiste en ser una persona luchadora, trabajadora y, sobre todo, buena. La gente me dice, ‘eso de buena suena muy cursi’. Pero yo hablo de ‘buena’ en mayúsculas: ser una persona honesta, generosa…

Usted explica, en tono divertido, que la nuestra es una sociedad de tarados. ¿Tan mal estamos?

¿Quieres que observemos a través de la ventana un rato? Yo tengo mucho tiempo libre y me gusta observar a la gente, y veo personas desanimadas, angustiadas, cargadas de incertidumbre, presionadas, preocupadas, estresadas… Esta es la sociedad en la que vivimos. Es en este sentido que digo que estamos tarados. Y esto se traduce en gente que anda rápido por la calle, como pollo sin cabeza, que no saluda, que todo el día corre, que come en 10 minutos. Esa presión hace que mucha gente tire la toalla. Cuando estás cansado de todo, las cosas te dan igual. La gente ya no tiene ganas de hacer las cosas bien ni de dar su mejor versión. Ni tan siquiera quiere luchar para estar un poco mejor. La gente ya no ve esperanza, y no hay nada peor que vivir sin esperanza.

No esperes a que se ponga a llover. Actúa antes o será tarde

Nunca llueve a gusto de todos, y todo depende de la posición ante la vida y sus tormentas. No se trata de buscar buena posición, pues eso es egoísmo, sino de lograr que la techumbre sea más grande para que pueda caber más piezas, más personas. Ante las dificultades, y como llueve para todos por igual, deberían ser todos los que se pudieran cobijar. Pero todos sabemos que no es así.

La única solución es trabajar por evitarlo, mucho antes de que se ponga a llover.

¿Es posible la España del futuro sin la juventud trabajando?

El diario Nueva Tribuna publica hoy unos datos más alarmantes todavía sobre la juventud española y sus pocas posibilidades de tener un trabajo estable y digno. Disminuye nuestra población joven, se nos escapa además hacia otros países y en esta última década no han entrada en nuestras estadísticas los mismos jóvenes que han salido de ellas; son además la generación mejor preparada, pero la que menos futuro tiene.

Y con este drama se acompaña el de la realidad social y económica de futuro para España. Sin jóvenes trabajando, cotizando, consumiendo, emancipándose, el empobrecimiento de España tiene que ir en aumento por la lógica de las matemáticas. 

Queremos seguir manteniendo las jubilaciones a edades más tardías como una solución absurda, mientras nuestros jóvenes bien preparados no encuentran un trabajo digno en España, mucho menos en aquellos oficios para los que les hemos pagado la formación entre todos, y por ello es imposible que entremos en la espiral lógica de una sociedad que funcione bien.

Ya no es solo que se haya entrado en unos trabajos precarios, mal pagados y eventuales. Es que en el año 2008 eran 4,5 millones de jóvenes ocupados en España y hoy son 2,5 millones. Menos jóvenes entre 2008 y 2017, con una disminución poblacional en esas edades de 1,7 millones de jóvenes, pero en cambio con 51.000 parados más entre los 16 y los 29 años de edad, pasando a finales del año 2017 de los 1,1 millones de jóvenes sin empleo, pero que lo buscan. ¿Es posible entender la España del futuro con estos datos?

23.12.18

¿Qué sucede si no sabemos quejarnos?

Lo normal, si no sabemos quejarnos en su momento, es que al final tengamos que gritar fuera de tiempo. Esto sucede siempre y de siempre. Pero no queremos aprender. Empiezan todos los procesos de control muy medidos para que nadie sospeche que nos están apretando el gaznate aunque el dolor sea cada vez más duro. Y cuando nos queremos revolver ya es tarde.

O si no es tarde, nuestro quejido suena a raro y excesivo, además de no servir ya para resolver nada.

El truco de la parte cabrona está en saber apretar sin que se note mucho. Y el truco de la parte que aguantamos es no pasar ni una, pues tontos y silenciosos no nos obligan a ser.

A punto de acabar un libro, empezamos otro

No sé si un año da para al menos 365 noticias importantes, 365 cambios que vayan quedando en nuestras vidas. Somos tan poca cosa que cualquier soplido nos puede afectar…, o incluso tumbarnos. No tenemos capacidad de mirar hacia el futuro.

De lo que estoy seguro es de que si se producen esas 365 modificaciones la inmensa mayoría de ellas no son perceptibles en el momento de producirse, su importancia la observamos con el tiempo, poco a poco, calando entre nosotros sin casi darnos cuenta.

¿Cuando nació el teléfono móvil, internet, la rueda, la pizza congelada? No pregunto cuando nació cada invento, sino cuando penetró en cada uno de nosotros. Mucho antes de que se adquiriera por primera vez…, pero mucho después de que se creara, de que naciera. 

Casi todo es relativo, pero mucho más relativo dentro de cada uno de nosotros.
A punto de acabar un Año Viejo, nadie sabe qué nos deparará el Nuevo. Incluso a la mayoría eso ni nos importa, pues creemos saber adaptarnos a todos los cambios. 

Es mentira, pero nos conformamos con creérnoslo. En realidad es que no somos capaces de modular lo importante que nos vaya a suceder. En la mayoría de los casos viene sin preguntar.

Nada es imposible. Depende de nosotros

Nada es imposible, no te dejes engañar. Si quieres, lo puedes lograr. Todo depende de nosotros mismos, si sabemos sacar las fuerzas necesarias.

Nada es imposible, la misma palabra nos dice en su interior: 'Es posible'!

Audrey Hepburn

Jesucristo nunca hubiera construido una puerta así

El arte inunda nuestras vidas muchas veces sin que nos demos cuenta. Arte histórico o arte moderno. Casi siempre arte gratuito que decora nuestras estancias públicas y nuestro urbanismo. Gratuito de ver, de contemplar, de disfrutar ahora de él.

Arte visual en las calles o en nuestra televisión, arte en la publicidad o en la decoración, arte religioso en nuestros edificios incluso aunque no sean religiosos. En los últimos tiempos incluso arte en nuestros platos de cocina bien realizados para que nos entren también por los ojos. Se trata de provocar sensaciones, de aumentar las que de siempre vamos teniendo.

Esta puerta es del interior de la catedral de Milán, y un ejemplo de que hay que poseer mucho poder total para crear esta entrada sin que te crujan las rodillas y la mente del poderoso. Alguien debió pensar en algún momento que la mejor manera de entrar y salir de la casa de Cristo era a través de una puerta tan poderosa. Con dos cojones, como seguro que diría Jesucristo si la tuviera que juzgar.

Las apariencias no engañan, aquí se quería demostrar poder, que la iglesia tenía poder y ganicas de joder si se dudaba de su poder. No, eso no es la filosofía de Cristo. Lo sabemos.

¿Los días de niebla sirven para pensar con calma?

Niebla, lo que se dice niebla de verdad, creo que tenemos en Londres, Lérida y Zaragoza. Lo demás no creo que sea niebla de la de joder. Esa niebla que además de no dejar ver, cala y te mete el frío en los huesos es de las que casi imposibilitan a tener ideas maduras y en positivo. Tal vez por eso Londres y Lérida se quieran ir de Europa, lo malo es que Zaragoza no sabe bien a donde irse.

Los que vivimos en el hondo envueltos en papel de celofán al que llamamos niebla estamos condenados a quedarnos en el hondo. Aunque también hay que decir todo, desde el hondo se puede construir muy bien proyectos de futuro, pues la niebla impide que pensemos en otra cosa que no sea en el ensimismamiento de lo que envuelve. Y desde ese recogimiento por el frío y la niebla, se debe pensar con más calma. ¿Habéis probado?

¿Por qué la bandera de España es solo de derechas?

La primera vez que tras la muerte de Franco y desde la izquierda se admitió y casi abrazó la bandera de España actual y democrática fue cuando el PCE de Santiago Carrillo orillo la bandera republicana en sus actos y decidió admitir la rojigualda con un cambio de escudo democrático. Aquello sorprendió a otra gran parte de la izquierda que nunca quiso entender el gesto del PCE. Y muchos siguen sin entenderlo.

En esto 2018 hemos visto llenar balcones de vecinos anónimos con la bandera rojigualda como si volvieran los tiempos de la Transición de la mano otra vez de la izquierda, pues la derecha española siempre había tenido la bandera de España como lema en exclusividad y nunca la había sacado a los balcones. Pero no, eran banderas de variados españoles cabreados que se estaban volviendo muy conservadores sin que desde la izquierda quisiéramos ver el cambio, que también se estaba produciendo en barrios obreros de la mitad sur de España.

Cuando viajas por Francia, Reino Unido, Suiza o Alemania por poner ejemplos cercanos, el uso mezclado de las banderas de los países, lander o similares es además de muy habitual algo que no corresponde para nada con ideologías. En España llevar la bandera es querer demostrar que eres de derechas. Y desde la izquierda no hemos sabido restar ese icono para hacerlo de todos. Para que nadie lo emplee contra nadie. Y si llevas "una" no parece tener sentido llevar "la otra".

Usar una bandera no es orillar otra bandera. En Suiza es muy habitual que haya calles llenas de banderas del cantón junto a banderas del país. Unas no evitan la otras. Pero así nadie se apodera ideológicamente de ninguna. Porque las divisiones ideológicas es más lógica dirimirla en los campos de las ideas y no en el campo de los trapos de colores que se imprimen en China. En España no hemos sabido hacerlo, y ahora vamos a tener que aprender desde la izquierda a convivir con símbolos, si queremos trabajar y defender el mundo de las ideas de igualdad y justicia social. Eso o hundirnos más.

22.12.18

Qué quedará de nosotros dentro de un siglo?

Tengo un amigo que sabe buscar por la red de redes artículos de opinión política plural y nos los va dejando en sus propias redes para que los disfrutemos. Un coleccionista de opiniones ajenas. Muy bien por él. Pero hay un déficit en esta afición suya. No existe una biblioteca que los recoja y los archive. Ya, ya sé que son propiedad de cada medio, de cada periodista u opinador, pero son imprescindibles para entender estos tiempos, tal y como funcionamos. Se nos escapan sus palabras por el viento en cuestión de horas. Se pierden, se los lleva la rapidez de los tiempos.

Son tiempos en los que todo es etéreo, fluido, casi accidental, donde muy poco soporta el paso del tiempo, aunque sea simplemente una semana. ¿Qué quedará de nosotros dentro de un siglo?
Pues posiblemente la idiotez de un tiempo gastado, consumido a bocados y sin masticar, ferozmente insolidario sabiendo que éramos insolidarios. Son tiempos de consumir incluso los tiempos vacíos, pero para nada, por el mero hecho de comernos las posibilidades y el presente.

En Zaragoza también tenemos vallas fronterizas

Hay personas que creen en las vallas metálicas o de piedra, pero todas ellas con pinchos. Se piensan que las vallas de las fronteras les van a defender no se sabe bien de qué. Pero en cambio no saben pasearse por su ciudad. Sea Madrid, Zaragoza o Sevilla. ¿Sabes querido lector que en Zaragoza o Málaga hay vallas que separan sociedades, que encierran a unas de las otras para que no nos veamos? 

Sí, si, en tu propia ciudad hay vallas, restaurantes, bares y zonas de reunión a las que no puedes acceder, lugares con otros tipos de vida que desconoces y que cuidan mucho de que tú no entres si no eres invitado. 

¿Crees que esas vallas, altas también y con guardias de seguridad, son menos importantes que la de México o Melilla? Pues son las mismas, del mismo tipo, para los mismos objetivos. Vallas que separan personas con diferentes economías. 

Dentro de esos espacios vallados hay personas de todas las razas, colores o religiones. Pero todos son muy similares en las cuentas del banco. Y muy diferentes a las tuyas. Por eso no te dejan entrar. 

La solución para Cataluña es sólo responder a una pregunta

Ayer Cataluña se levantó movida y se acostó tranquila. Un síntoma. Que lo sucedido ayer en Cataluña con los ministros de todos reunidos en Barcelona y provocando dolor en un PP que no se entera, es un claro síntoma de que acertó Pedro Sánchez en un reto muy complicado que le ha salido bien. Aunque nos haya costado a todos 115 millones.

El que no está en este mundo es Javier Lambán, el Presidente de Aragón. Somos vecinos. De Cataluña, quiero decir. Y por eso deberíamos entender y conocer mejor el problema y sus consecuencias, sus posibles soluciones y sus escondidas esquinas. pero no somos capaces siempre, aunque tengamos responsabilidad, de entender lo necesario.

Con Cataluña todo es mucho más sencillo de lo que pensamos. Hay que hacerse una simple pregunta:

¿Qué queremos para el futuro, una Cataluña dentro de España o una Cataluña fuera de España?

Con la respuesta está la solución. Si queremos que esté dentro nunca hay que emplear la violencia por parte de nadie. Si queremos que esté fuera podemos seguir pensando que son unos antiespañoles, unos jetas, unos indeseables y unos chulos. 

En política se está para negociar y hablar, para dialogar y trabajar por el futuro en positivo. Quien no entienda esto y se dedica a la política, lo que tiene que hacer es callarse y acto seguido abandonar para poder seguir hablando desde fuera aunque no la entienda bien. Hay muchos más oficios en este mundo.

Un twitter contra el alzheimer y a favor del arte

Este twitter me lleno de ilusión y de esperanza por el ser humano y sus posibilidades. La magia del arte parece existir, sea literatura, música o un cuadro. Tenemos esperanza mientras tengamos arte que llevarnos al cerebro. Mientras tengamos nietos que sepan recordar amores y sensaciones. El arte está para provocar, pero esa provocación es sobre todo un movimiento interno elegido que nos hace levantarnos o izarnos sobre nosotros mismos y crecer. Leamos más, escuchemos más música y seremos más felices.

Vuelve la Lotería por Navidad. El aguinaldo para Hacienda

Ya estamos en el día de la Lotería, en el mejor día para Hacienda de todo el año. Sin el soniquete de esta mañana no podría existir igual una Navidad con sus ritos y tontadas. Todo sea para consumir y mover el tinglado. Dice el cartel que el mayor premio es compartir, y es cierto, pero compartir no es jugar a la lotería, sino otro tema. La lotería es más bien un acto egoísta y tiene muy poco de compartir.

Hoy en los telediarios volveremos a ver personas alegres con copas de cava en la mano, euforia repetida y casi aburrida. Seremos igual de malos que ayer, o incluso un poco más por haber crecido nuestra envidia. ¡¡Mientras haya salud!!

21.12.18

Los viejunos lo entendemos, pero nos sorprende

A los que ya somos mayores nos van sorprendiendo el uso de algunos inventos que son utilizados por los jóvenes con toda la maestría de quien nace con ellos. Hoy en el bus urbano iba a mi lado un chaval de menos de 18 años con un móvil haciendo una videoconferencia con una amiga. Todo el largo viaje de media hora tenía la pantalla del teléfono partida en dos donde se podía ver su careto arriba y el de la chica abajo, primer detalle de calidad. Pero además iba con cascos y el micrófono lo tenía justo en la boca con lo que hablaba muy suavemente, casi imperceptible para los viajero, y como para hablar hay que mover la boca, tenía enganchado en un diente como pasando un lacito, el cable del micrófono para que se mantuviera siempre junto a la boca la entrada de sonido.

Los viejunos seguimos haciendo reuniones presenciales, y los jóvenes se miran sus cosas incluso en el bus urbano si quieren, sin que nadie detecte nada. Sin duda este es otro detalle de lo muy mayor que estoy.

Barcelona sale a la calle de forma violenta. Mal día para las soluciones

Sabíamos que este día iba a ser complicado en Cataluña, seguimos a media mañana y ya lo podemos asegurar. Nos queda la tarde y la noche. No deseamos ver estas imágenes de nuestra querida Barcelona, que se están repartiendo por todo el mundo pero es lo que nos toca sufrir y observar, por mucho que los políticos se avengan a emplear el diálogo y las buenas maneras informales. Hoy nos volverá tocar a escribir sobre este día, sin duda, por desgracia. La violencia callejera parece haber llegado al conflicto político y social.