Páginas

26.12.18

Consumimos más de lo que podemos pagar

Somos animales consumidores, y así nos quieren. Debemos darles la razón a los que controlan el sistema, pero con mesura, Una cosa es caer en las trampas de consumismo y otra bien diferente caer en las trampas del endeudamiento excesivo o del consumo por encima de nuestras posibilidades personales o como planeta.

Nos estamos comiendo los recursos de la cueva, esos que no se pueden pagar. Somos egoístas y nuestros nietos se acordarán de lo imbéciles que fuimos. Podemos cambiar, pero parece que no queremos. Así que nos tendrán que obligar. Sin duda.