Páginas

22.12.18

En Zaragoza también tenemos vallas fronterizas

Hay personas que creen en las vallas metálicas o de piedra, pero todas ellas con pinchos. Se piensan que las vallas de las fronteras les van a defender no se sabe bien de qué. Pero en cambio no saben pasearse por su ciudad. Sea Madrid, Zaragoza o Sevilla. ¿Sabes querido lector que en Zaragoza o Málaga hay vallas que separan sociedades, que encierran a unas de las otras para que no nos veamos? 

Sí, si, en tu propia ciudad hay vallas, restaurantes, bares y zonas de reunión a las que no puedes acceder, lugares con otros tipos de vida que desconoces y que cuidan mucho de que tú no entres si no eres invitado. 

¿Crees que esas vallas, altas también y con guardias de seguridad, son menos importantes que la de México o Melilla? Pues son las mismas, del mismo tipo, para los mismos objetivos. Vallas que separan personas con diferentes economías. 

Dentro de esos espacios vallados hay personas de todas las razas, colores o religiones. Pero todos son muy similares en las cuentas del banco. Y muy diferentes a las tuyas. Por eso no te dejan entrar.