Páginas

30.12.18

Hacia dónde nos encaminamos en estos próximos años?

El economista y profesor británico Adam Tooze ha explicado el pasado más cercano de la crisis económica que nos ha roto el camino tranquilo de este inicio de siglo en un libro espeso y extenso: “Crash. Cómo una década de crisis financieras ha cambiado el mundo” (Ed. Crítica). Os dejo dos respuestas de una entrevista que le han realizado en El País.


P.: La derecha se está haciendo sitio en todo el planeta. ¿Hacia dónde nos encaminamos?
Tienes que mirar el mapamundi. Lo de Bolsonaro en Brasil es terrible, pero no supone un problema para la economía mundial. Rusia ya sabemos de qué va. Italia sí podría romper el sistema, es la cuarta economía europea, con una deuda enorme con muchos bancos de la eurozona. Si le bajan la calificación, los europeos perderían el control de la situación. Y en Estados Unidos tenemos a Trump, el mayor riesgo para el planeta. Hasta ahora el sector en el que más ha influido es el comercio, pero por ahí no se desencadenan crisis mundiales. Lo que sí ha hecho es decirle a la Fed que reduzca el crecimiento de los tipos de interés, lo que ayudará al resto del planeta. No parece que Trump, de momento, esté rompiendo la baraja.

P.: En Madrid y en Barcelona, el mercado inmobiliario está viviendo una subida de precios alarmante; en cambio, en el resto de España los precios ni se acercan.

La desigualdad es un tema tanto en Europa como en EE UU. Algunas zonas no crecen desde 2008, pero otras sí y mucho. Uno de los problemas actuales es cómo te organizas con países que crecen completamente divididos. Porque el tipo de interés y la política fiscal que funciona para una parte no lo hace para la otra. Lo que necesitamos es una UE que funcione, con un Banco Central que funcione con una moneda que sirva de alternativa al dólar. Al final, quien concede liquidez al planeta es la Reserva Federal de Estados Unidos. No lo eligieron pero el hecho es que es la moneda que usan la mayoría de países. Siempre tienen la duda de si sus decisiones acabarán causando efecto rebote en su propia economía, por eso aumentaron tanto el grifo del crédito tras la crisis.