Páginas

24.12.18

¿Es posible la España del futuro sin la juventud trabajando?

El diario Nueva Tribuna publica hoy unos datos más alarmantes todavía sobre la juventud española y sus pocas posibilidades de tener un trabajo estable y digno. Disminuye nuestra población joven, se nos escapa además hacia otros países y en esta última década no han entrada en nuestras estadísticas los mismos jóvenes que han salido de ellas; son además la generación mejor preparada, pero la que menos futuro tiene.

Y con este drama se acompaña el de la realidad social y económica de futuro para España. Sin jóvenes trabajando, cotizando, consumiendo, emancipándose, el empobrecimiento de España tiene que ir en aumento por la lógica de las matemáticas. 

Queremos seguir manteniendo las jubilaciones a edades más tardías como una solución absurda, mientras nuestros jóvenes bien preparados no encuentran un trabajo digno en España, mucho menos en aquellos oficios para los que les hemos pagado la formación entre todos, y por ello es imposible que entremos en la espiral lógica de una sociedad que funcione bien.

Ya no es solo que se haya entrado en unos trabajos precarios, mal pagados y eventuales. Es que en el año 2008 eran 4,5 millones de jóvenes ocupados en España y hoy son 2,5 millones. Menos jóvenes entre 2008 y 2017, con una disminución poblacional en esas edades de 1,7 millones de jóvenes, pero en cambio con 51.000 parados más entre los 16 y los 29 años de edad, pasando a finales del año 2017 de los 1,1 millones de jóvenes sin empleo, pero que lo buscan. ¿Es posible entender la España del futuro con estos datos?