Páginas

23.12.18

¿Por qué la bandera de España es solo de derechas?

La primera vez que tras la muerte de Franco y desde la izquierda se admitió y casi abrazó la bandera de España actual y democrática fue cuando el PCE de Santiago Carrillo orillo la bandera republicana en sus actos y decidió admitir la rojigualda con un cambio de escudo democrático. Aquello sorprendió a otra gran parte de la izquierda que nunca quiso entender el gesto del PCE. Y muchos siguen sin entenderlo.

En esto 2018 hemos visto llenar balcones de vecinos anónimos con la bandera rojigualda como si volvieran los tiempos de la Transición de la mano otra vez de la izquierda, pues la derecha española siempre había tenido la bandera de España como lema en exclusividad y nunca la había sacado a los balcones. Pero no, eran banderas de variados españoles cabreados que se estaban volviendo muy conservadores sin que desde la izquierda quisiéramos ver el cambio, que también se estaba produciendo en barrios obreros de la mitad sur de España.

Cuando viajas por Francia, Reino Unido, Suiza o Alemania por poner ejemplos cercanos, el uso mezclado de las banderas de los países, lander o similares es además de muy habitual algo que no corresponde para nada con ideologías. En España llevar la bandera es querer demostrar que eres de derechas. Y desde la izquierda no hemos sabido restar ese icono para hacerlo de todos. Para que nadie lo emplee contra nadie. Y si llevas "una" no parece tener sentido llevar "la otra".

Usar una bandera no es orillar otra bandera. En Suiza es muy habitual que haya calles llenas de banderas del cantón junto a banderas del país. Unas no evitan la otras. Pero así nadie se apodera ideológicamente de ninguna. Porque las divisiones ideológicas es más lógica dirimirla en los campos de las ideas y no en el campo de los trapos de colores que se imprimen en China. En España no hemos sabido hacerlo, y ahora vamos a tener que aprender desde la izquierda a convivir con símbolos, si queremos trabajar y defender el mundo de las ideas de igualdad y justicia social. Eso o hundirnos más.