Páginas

24.12.18

No esperes a que se ponga a llover. Actúa antes o será tarde

Nunca llueve a gusto de todos, y todo depende de la posición ante la vida y sus tormentas. No se trata de buscar buena posición, pues eso es egoísmo, sino de lograr que la techumbre sea más grande para que pueda caber más piezas, más personas. Ante las dificultades, y como llueve para todos por igual, deberían ser todos los que se pudieran cobijar. Pero todos sabemos que no es así.

La única solución es trabajar por evitarlo, mucho antes de que se ponga a llover.