31.10.18

Amor o amistad ¿Qué vale más?

Decir amigo, es algo que no se le dice a todo el mundo. Amigo o amiga. Sin ninguna duda las amistades son muy importantes, más incluso que una pareja, porque las parejas a veces van y vienen, pero esas amistades duraderas que están para todo…, esas no tienen precio.

Las amistades están en todos los momentos de la vida, no solo en los buenos tiempos, que para eso vale mucha gente, para una cervecita y una charla cuando todo va bien siempre hay alguien, o casi siempre.

Pero cuando la cosa se tuerce, cuando pasamos malos momentos: ¿quién nos aúpa?, ¿quien nos consuela cuando estamos enfermos o perdemos el trabajo, o se nos muere alguien?, ¿quién está ahí cuando suspendemos un examen, cuando la pareja nos deja, o cuando varias de estas cosas se juntan y nuestra vida es un caos?

Una amistad de verdad, es sincera y no la rompe ni el tiempo. Las amistades en estos tiempos de Redes Sociales están en cualquier parte, incluso en otros continentes, pero las redes aún no permiten dar abrazos a distancia y pocas cosas hay tan reconfortantes como un abrazo o una palmadita en la espalda, cuando el corazón se encoge.

A veces la soledad es necesaria, pero solo a veces, porque no nos olvidemos todos que alguna vez nos hemos sentido excesivamente solos y solas, y eso, la soledad prolongada, no buscada, nos puede llevar a una depresión que para nada es recomendable.

Laura Puente

Sebas. Nuestra Zaragoza. 1986

El viñetista Sebas publicó este dibujo en la primavera de 1986 para la revista Nuestra Zaragoza. Juega con aquellos locos romanos que también tendrían sus Ofertas Públicas de Empleo. Nada es nuevo, si acaso algo cambiado de color.

30.10.18

Dos España tan distintas y tan normales, tan mal distribuido el empleo

Este mapa de España es el del empleo a octubre del año 2018, una España que son dos como podemos comprobar por los colores. Dos España que en realidad se comportan de forma parecida, pero con una enorme diferencia que no se explica por sí sola  ¿Cómo es posible que media España con un desempleo de más del doble e incluso en algunas zonas de más del triple que en otras zonas, no se rebela contra el resto de España, contra toda España, contra los que gobiernan España?

Bueno, seguro que tiene alguna explicación que no siempre queremos decir. Tal vez alguna explicación que nos callamos todos. Pero si traemos a algún sociólogo de otros países y le enseñamos este mapa de España, estoy seguro que no se lo explicaría, excepto que empezara a rascar sobre la realidad escondida.

¿Hasta cuando vamos a consentir esto? ¿Cúal es el motivo de que todos nos callemos ante tan enormes diferencias sociológicas, admitidas y soportadas sin problemas? Que cada uno piense lo que crea o lo que quiera. La imagen es de La Vanguardia y en el artículo se apuntan algunas posibilidades de comprensión.

Diario ABC, Mingote, año 1953. Felicidad

El día 1 de julio del año 1953, el diario ABC publicaba este dibujo de Mingote donde nos muestra la necesidades humanas más básicas, que no siempre son las que imaginamos. Juega con nosotros, es cierto, pero tras la comida, la seguridad, el hogar, tal vez un libro y un buen tabaco, ya sirvan de herramientas para ser felices.

Los de arriba no son los políticos. Nos confunden

El titular de la noticia es cuanto menos sintomático. Estamos enfermos. Como sociedad con sus compartimentos claramente separados, estamos enfermos. Queremos que la justicia nos resuelva los problemas políticos, sabemos que la desafección política entre las personas es tremenda, no somos capaces de entender quien es responsable de qué y culpamos a lo más sencillo y cercano. Y para colmo la extrema derecha entre en los gobiernos del mundo y los empresarios grandes o muy grandes hacen un llamamiento para que se entre en la política. Más y ellos.

No es fácil saber qué será lo próximo, pero por descarte, sabiendo lo que queda sin manipular, pues jodo…, ya no quedan muchos estamentos públicos sin que intentemos manipularlos para obtener un cambio social hacia una dirección clara. La que beneficia a los de arriba. 

¿Pero sabemos de una puñetera vez quién son los de arriba? Es que el camino más perfecto de la manipulación es confundirnos de tal forma que en estos momentos creemos que los de arriba son los políticos.

29.10.18

La cima del conocimiento está rodeada de libros

Esta obra de arte se titula “La cima del conocimiento” y en ella estamos viendo simplemente a unas personas intentando alcanzar la cumbre de unos libros, portando otros libros. Formación, conocimiento, lectura. Los libros los escriben personas que creen conocer bien el tema sobre el que escriben. Así que leerlos supone aprender de ellos y de su experiencia. Nadie escribe sin saber, todos intentar entregar en sus páginas sus conocimientos, recogidos y pulidos con sus experiencias. Hay tantos miles de libros, de píldoras de conocimientos por escalar, que nunca una meta es igual a la otra, nunca una persona puede crecer en formación de la misma manera que otra persona, pues cada una adquiere un conocimiento diferente.

¿Qué sucede con quien no lee, con quien no quiere aprender de lo que otras personas comparten? Pues que están en inferioridad de posibilidades con arreglo a los que sí leen y aprenden. Tú eliges, pues nunca como hasta ahora está tan fácil leer y aprender.

EEUU, Liz Climo. Dibujante de cómic

Desde los EEUU os dejamos un dibujo suave, casi benigno para los tiempos actuales. Un trabajo de la dibujante Liz Climo, conseguido entre los muchísimos que inundan la red. Un ratón y una medusa cerdo.

The Ajovin Post se humoriza

Desde The Ajovin Post queremos ofrecer una mirada más humorística recuperando humores viejos, sabores y chispas de antaño, que casi siempre eran una forma de vernos a nosotros mismos. Veremos si lo logramos y nos dejan.

27.10.18

¿Hacia donde van los trabajos, las ofertas y demandas?

Sabemos que ya no hay trabajo de 40 horas a la semana para todas las personas del Primer Mundo que aspiran trabajar en algo cómodo y de alta formación, pero la solución de futuro se nos interesa muy complicada. No es posible de momento compaginar sueldos de nivel suficiente con arreglo al trabajo y la formación y que sean puestos basados en 20 horas de trabajo a la semana que son ya los realmente productivos que es capaz de ofrecer el mercado y que de momento disimulamos para hacerlas crecer hasta las 40 horas semanales.

Como no es deseable una diferencia de horarios semanales de los puestos de trabajo que vayan en aumento, penalizando ciertos trabajos que cada vez menos gente quiere hacer (pero ya saturados de demanda) hacia las 60 horas a la semana y en aumento, hay que buscar soluciones que hoy parecen complicadas. Si hay muy pocas personas que desean ser pintores de pared..., o les pagamos mucho para que crezca el número de personas dispuestas a ese trabajo o tendrán que trabajar 80 horas mientras los que les quieren pagar poco trabajan 20. O no se pintarán las paredes.

Tampoco es posible tener en el desempleo a la parte de la sociedad que ha recibido más apoyos para su formación y que hoy en su conjunto no necesitan trabajar más de 20 horas semanales cada uno. Ni de momento nadie quiere pagar cuadriplicando sueldos con arreglo a la ley de oferta y demanda, hacia los trabajos duros que nadie quiere hacer. Al menos de momento.

Curiosamente en Europa (España) algunos de los trabajos que no se quieren hacer los nivelan por abajo las sociedades inmigrantes que han venido desde lejos. Es una manera de que se sigan haciendo algunos trabajos sobre todo de servicios o similares, con un coste hora asumible. Pero es cuestión de tiempo que esto cambie, aumentando mucho los trabajos que no queremos hacer.

Todos queremos ser comerciales de nivel, financieros, diseñadores o abogados. Muy pocos quieren ser fontaneros, cuidadores de ancianos, ganaderos o trabajadores de cadenas aburridas. Por poner ejemplos muy sencillos. ¿Quién deberá cobrar sueldos altos en un futuro, siguiendo la ley de oferta y demanda del trabajo en disminución en las labores más técnicas? La dedicación semanal que requieren algunos trabajos no se relaciona con el sueldo que se recibe. Mientras que en otros casos su comodidad semanal los convierte en opciones saturadas, con el añadido de la digitalización jugando a la disminución de sus horas necesarias.

26.10.18

Cómo lo hace mejor la izquierda. En la oposición o en el gobierno?

Tal vez desde la izquierda debamos preguntarnos si nuestro papel político es simplemente el presentarnos ante la sociedad para ser alternancia en el poder o nuestro papel social debe ser otro bien diferente y mucho más activo. O dicho de otra forma. Si no será más eficaz la izquierda para su sociedad desde fuera del poder, en vez de estar dentro y no atreverse entonces a ser de izquierdas.

Una de las grandes pérdidas identitarias de la izquierda en los últimos 60 años ha sido creerse que estar gobernando supone ser tan pragmático que todo lo que suena a innovación social está prohibido por miedo. La derechización o el conservadurismo de la izquierda cuando gobierna la disfrazamos con la frase clásica: “...es que gobernamos para toda la sociedad, no solo para nuestros votantes”, algo que nunca se ha planteado la derecha. Ellos gobiernan para sus ideas, en las que creen y nunca dudan.


Pero la izquierda en cuanto tocamos poder nos volvemos finos, miedosos de la crítica y nos bajamos del libro de las ideas y lo dejamos cerrado en la biblioteca. En esos tiempos de gobierno de una izquierda miedosa, la derecha nos sigue insultando, por incapaces pues ni meamos ni dejamos mear. Y en realidad la derecha tiene razones para llamarnos tontos. Pero sigue haciéndolo para que sigamos pensando que nos estamos pasando de innovadores, aunque no hayamos movida una paja.
















Pero la izquierda en cuanto tocamos poder nos volvemos finos, miedosos de la crítica y nos bajamos del libro de las ideas y lo dejamos cerrado en la biblioteca. En esos tiempos de gobierno de una izquierda miedosa, la derecha nos sigue insultando, por incapaces pues ni meamos ni dejamos mear. Y en realidad la derecha tiene razones para llamarnos tontos. Pero sigue haciéndolo para que sigamos pensando que nos estamos pasando de innovadores, aunque no hayamos movida una paja.

25.10.18

Justicia versus Política. Me gusta el riesgo

El mismo día que nos dicen que el aceite de oliva virgen extra es de mentirijillas nos cuentan que sube el PSOE y baja el PP, mientras que parece renacer el aznarismo pero metemos a la cárcel a Rodrigo Rato, que era el ídolo económico de aquellos años. ¡Vaya lío mental! Y mientras tanto el grave asunto catalán avanza..., y hoy ya los tribunales marcan fecha. Seguimos pensando que el problema catalán debemos dárselo a la Justicia y que ella decida. Decidir no es Resolver. Se advierte.

No sabemos a quien creer de los que publican cosicas por los papeles que ya siempre leeremos en la pantalla. ¿El aceite es de verdad o es de verdad el aznarismo de la mala lecha? ¿Meter a Rato a la cárcel es hacer dieta de los años raros. Quitar sobre peso. Adelgazar para que la democracia esté un poco más ágil? ¿Y si la Justicia en vez de resolver Cataluña la jode más, aunque sea con toda la Ley, a quién recurriremos?

El Tribunal Supremo da la sensación, creo, dicen, igual no, que ya no parece tan supremo a raíz de las hipotecas y sus impuestos, pues duda y frena, retrocede y busca la vuelta. Son cosas que suceden cuando creemos que nos pueden gestionar desde la Justicia en vez de desde la Política. A los primeros no les elegimos los ciudadanos y eso quiere decir que como poco son más complicados de mirar sus pasos con Ley. No es posible nunca negociar, tras las sentencias judiciales.

De Rato dicen poco en el Mundo Mundial por vergüenza. No les gusta recordar que estuvo varios años de Presidente del Fondo Monetario Internacional en los años en los que el optimismo económico mundial desembocó en la crisis de 2008.  El aznarismo optimista. Pero optimista para los que tenían poder y dinero y pesimista para los que tenían que trabajar y luego pagar las crisis provocadas por los optimistas de laboratorio.


¿Y aun así queremos que vuelvan los aznaristas y quitar una parte de la democracia ágil y política? Nos debe gustar la marcha arriesgada.  Y yo observo y sonrío.

Soy de los Buenistas. Un insulto más

La derecha y la izquierda buscan lo mismo. Un mejor reparto del poder y de la economía, de las condiciones de vida y del bienestar. Pero cambian los sujetos. La derecha quiere ese reparto para los ricos y los ya poderosos y la izquierda para la sociedad que menos tiene.

La derecha en los últimos años he logrado que muchos de abajo crean que en el reparto de los de arriba, les tocará un pellizco. Y para eso han conseguido convencernos de que la política es caca, mala, incapaz, innecesaria. Y lo dicen ellos que también son políticos.

La izquierda podría decir que el poder, los bancos, los empresarios son caca, son malos y egoístas, innecesarios y prescindibles. Pero la izquierda no es irresponsable. Y se calla. Lo cual se confunde con que seamos tontos.

Lo grave de estos años no es que la izquierda pierda el poder, pues ya lo perdimos hace años en sectores sociales muy importantes y a lo sumo aspiramos a seguir gobernando, que no es lo mismo ni mucho menos. Y si hay dudas fijarse en la pérdida de influencia de la izquierda en educación, justicia, cultura, tercera edad, desempleados o mundo rural.

Los grave es que nos jugamos la democracia como forma de gestionarnos. Votar cada cuatro años no es democracia de calidad. Se necesita mucho más y eso ya lo hemos roto. El camino emprendidos por las fuerzas escondidas de la reacción es convencernos de que vuelva el tiempo de la tranquilidad social. Pero el negativo. 


Henos cambiado el rosario por el fútbol, y llamar comunistas a los que creían que era posible el cambio, por llamarnos “buenistas” que es un insulto simpático y blando. Para no cabrear y seguir creando marcos mentales de tranquilidad social. Nos vuelve a mandar “papá estado” para que no tengamos que sufrir. Pero no nos reparten con justicia lo que nos debería corresponder como ciudadanos.

23.10.18

El PSOE no es de izquierdas. Sus militantes si

Mientras en Madrid el partido socialista vota junto a la derech, en Aragón no quieren hablar de las propuestas de Podemos e IU. Cada uno puede pensar lo que quiera, pero no hablar de dependencia en Aragón o votar que no hay que opinar lo mismo que Europa en la venta de armas a Arabia Saudí, es un síntoma que califica bastante.

Vuelven a ponerse sobre la mesa las medidas macroeconómicas sobra las que afectan a las personas que suelen ser las microeconómicas. Es preferible vender armas sin mirar nada más, que construir economía económicas donde se exporte talento e investigación que sea beneficio para las personas y no muerte aunque nos digan que es muerte inteligente.


De un partido que quiere ser enmarcado en la izquierda, se espera otro tipo de decisiones. No entiendo por qué engañan a sus militantes que sí son de izquierdas y a sus votantes que siguen creyendo en el siglo XX.

Necesitamos una nueva izquierda

Nunca en siglo y medio ha sido tan necesaria la izquierda en el mundo como en estos años, y nunca tampoco hemos dado muestras de incapacidad de ideas como en este periodo. El capitalismo sí se ha transformado hacia su autodestrucción hasta convertirse en el newcapitalismo de laboratorio pero la izquierda o se ha escondido o no se ha transformado o se ha debilitado enormemente.

El nuevo capitalismo ha logrado sumar nuevos adeptos entre las clases sociales más obreras, algo que sin duda es un trabajo de aplaudir hacia su trabajo, pues demuestra su inteligencia social para vender helados en el Ártico. Pero los compran y los chupan, pues los vendedores de sopa calientes no están con nuevos sabores.


Ni la derecha de hoy es igual a la de 1980 ni la izquierda real debería seguir anclada en los marcos viejos de la Guerra Fría o de la división de clases de hace un siglo. Las Terceras Vías nacieron equivocadas y empujadas por la necesidad de cambiar, pero excepto en Reino Unido, no se ve luz nueva, pero muy necesaria. ¿Hasta cuando estará la sociedad huérfana de ideas sociales válidas?

22.10.18

Llevamos 18 años y parece un siglo

Llevamos casi dos décadas de este ya no tan nuevo siglo y parece que han pasado todos los tiempos del mundo por encima de nosotros. El mundo ha cambiado mucho y aunque nos creamos que no nos damos cuenta, los cambios han sido tan profundos que en estos momentos nadie se atreve a decir qué será del mundo, de Europa o de España en el 2040.

Podríamos hablar del ataque a New York, del terrorismo globalizado, de las nuevas economías de laboratorio, de la inmigración imparable, del cambio climático, del auge de la extrema derecha, de la caída de Europa como idea positiva, de la crisis económica de 2008 que ya dura 10 años, de las guerras alrededor del Mediterráneo, del crecimiento abrumador de las economías de India y China, del nuevo papel de Rusia, del desprestigio de la política y casi de la democracia, del control exquisito de la alimentación como mercado de futuro, de la caída del empleo y sus derechos en todo el mundo. Creamos primaveras árabes para disimular o para cambiar a los que no se doblegan a las nuevas economías de unos pocos.

Casi lo curioso es el uso del idioma que hemos modificado para utilizarlo como un elemento más de manipulación, de posverdad (mentira emotiva para modificar pensamientos), de trabajo social. Ya no decimos —por poner un ejemplo sencillo y globalizado— países emergentes, sino mercados emergentes. No nos interesa tanto el país pues suele estar llenos de personas, como los mercados que suelen estar llenos de dineros.

Las economías globalizadas y de laboratorio han tomado protagonismo, pero no tanto por parte de los economistas como por los políticos que lo son sin presentarse a las elecciones. La inmensa mayoría de las personas que se dedican a la política, que es esa actividad para organizar sociedades humanas y poderlas gobernar e intentar influir en ellas, ya no lo hacen los políticos elegidos democráticamente, sino personas que nunca admitirán que son políticos.

No hay quer ser político que se someta a la elección de sus influenciados, para poder gobernar y gestionar sociedades. Las Grandes Corporaciones, esa miles de empresas que por ejemplo en Bruselas tienen hermosas oficinas llenado centenares de grandes edificios destinados para los grupos de presión, son los que al final y sin someterse al examen cada cuatro años de sus sociedades que votan para otras cosas, saben que pueden seguir haciendo lo que quieran sin que nadie les mira ni les tenga que juzgar.

La democracia se ha quedado pequeña. Y lo curioso es que la inmensa mayoría de los ciudadanos no quieren saberlo, enmarcados muy bien en la idea de que todo esto es mentira. O incluso en los pocos restantes que sí creen que es verdad, en el convencimiento de que nada se puede hacer, más que rezar o sufrir. O ambas cosas.

Hoy los políticos que gobiernan, los que no vemos ni nunca veremos, admiten que su competencia son otros políticos que tampoco vemos ni veremos nunca. Y que incluso ni ellos ven o verán nunca, aunque cenen juntos en grandes y emotivas reuniones. ¿Quién es quién en este mundo de escondidos?

Ahora por ejemplo la cadena DÍA de supermercados se tambalea. Hay tantos factores dispuestos a jugar con ella, que nadie sabe bien quien empuja y de quien dependen los 30.000 puestos de trabajo repartidos por todo el mundo con unos 15.000 en España. ¿Quien juega a ganar espacio e influir en el mercado de la distribución?

Matamos y troceamos a periodistas y mentimos. Lo hacemos con el esclavismo del siglo XXI o con el control del terrorismo a base de vender o no armas. Controlamos los pasos de la sociedad de calle y no sabemos controlar las decisiones de los que de verdad deciden y no conocemos. Logramos crear crisis permanentes en los medios de comunicación para que siempre sean débiles y se pueden doblegar. Manipulamos las educaciones para dosificar sus resultados, convertimos a las personas no ya tanto en productores como en consumidores, donde es más sencillo manipular con alegría.

No digáis que no son apasionantes estas dos décadas de siglo XXI.

21.10.18

La vida es un salto para disfrutar

Hoy nos han avisado de la muerte de la madre de un muy buen amigo. A las pocas horas a mi hija le han avisado del fallecimiento de una amiga. Son 93 contra 49. La muerte existe y no sabe contar años. Lo sabemos…, pero no lo queremos saber. Tampoco es que haya que estar con el peso encima de los sesos. Mientras estamos vivos, estamos. Pero no siempre estamos en lo que estamos.

La vida es un espacio temporal de trabajo por el continente. Somos el contenido de todo esto, que nunca ha estado vacío. Somos temporales, efímeros…, pero lo malo es que muchas veces no somos responsables de nuestras obligaciones. Posiblemente la más importante es dejar esto al menos como nos lo encontramos. Y trabajar con el momento en el que hemos llegado, para que se lo encuentren algo desplazada hacia delante los que vengan.

La muerte es dolor, es vacío, es inevitable. Es también salud de la propia sociedad. La muerte es el camino de la vida, pero no estaría de más que mientras fuéramos caminando nos habláramos con los compañeros de viajes como lo que somos, simples sujetos efímeros de un tiempo. Nada más. Y nada menos.

20.10.18

No sirve el concepto derecha e izquierda ¿Por qué lo cambiamos?

Nos preguntamos a menudo si la actual división entre derechas e izquierdas sirve o está ya superado. Sin duda que nos lo preguntemos tantas veces supone que en el fondo hay ya una aceptación de que ese concepto lo hemos superado. ¿Es de izquierdas querer mantener la térmica de Andorra? ¿Es de derechas querer limitar la competencia de los UBER?

Sin duda la entrada en juego teórico de nuevos conceptos sociales, desde la ecología a Europa, desde la globalización a la inmigración, supone que nos tengamos que ir preguntando nuevos conceptos y no siempre podemos estar de acuerdos para encuadrarlos en un lugar o en otro. Eso añadido a que al igual que no hay una izquierda sino varias, tampoco hay una derecha, sino muchas.
El concepto de arriba y abajo, como sustituto de izquierda y derecha tampoco nos sirve

Más o menos todos tenemos claro qué es abajo en la escala social. Pero no hay consenso sobre quién es “arriba”. Para muchos lo son los grandes empresarios, para otros todos los empresarios, para complicar más otros decimos que arriba son los que no conocemos y se esconden con su poder no controlado, y en cambio los hay que dicen que los de arriba son la clase política en todos sus segmentos y variables. Excesivas diferencias.

Tampoco nos sirve el concepto “conservador” como sinónimo de derechas, pues los trabajadores desearíamos poder “conservar” los derechos laborales que teníamos hace una década. No tenemos claro qué es ser liberal, pues en ese apellido entran excesivas situaciones. El comunismo quedó superado hace unas décadas, el socialismo intentó buscar alternativas o Terceras Vías sin lograrlo y ahora un nuevo socialismo inglés parece plantear cambios profundos en algunos casos cercanos a un comunismo algo lavado con nacionalizaciones estratégicas.

Pero lo que no es lógico es abrazar el populismo como elemento válido en la gestión social. El “populismo” en política es como el “pop” en la música. Aquello que nos gusta escuchar aunque no tenga calidad. Lo fácil, lo sencillo de entender aunque no sirva para los fines. Si es entretenido puede ser populista, pero a su vez el populismo pretende cargarse lo que no es entretenido y fácil, aunque sea lo necesario.

En apariencia y si no se explica bien, todos estaríamos dispuestos a no pagar impuestos. Pero entonces tendríamos que pagar servicios al precio real. ¿Sabemos lo que cuesta de verdad, montar en un autobús urbano? ¿El precio real de nuestro servicio de urgencias hospitalarias o el de un año en la Universidad? ¿Nos hemos preguntado con qué tipo de impuestos y pagados por quien, logramos que los precios de los servicios básicos sean o muy bajos o gratuitos?

Qué hacemos nosotros por nosotros?

Ayer en una reunión social nos vino a la mente la parábola ejemplo, simple y antigua, de cuando nevaba hace décadas en los pueblos, con medio metro de nieve. Los dueños de la casa, sacaban la pala y se dedicaban a limpiar la entrada hasta el camino o la calle o la carretera, para poder salir y entrar. A veces era duro pero siempre era igual y se hacía con la lógica necesidad de salir de casa.

Han pasado varias décadas y ahora esperamos dentro a que venga la máquina quitanieves, a que NOS HAGAN la limpieza, y a criticar si tardan mucho o si empiezan por una calle o por la otra.

Este ejemplo tonto sirve para infinidad de decisiones en la vida. Y para entender el crecimiento de las críticas ante todo servicio público actual, mucho mejor que antes, pero mucho más criticado. También para valorar nuestra capacidad de emprender o de estar felices en los trabajos donde estamos 40 horas a la semana.

¿Qué hacemos nosotros por los demás? ¿Qué hacemos nosotros por nosotros?

La pasividad actual hay que revertirla pues es una enfermedad improductiva. Como habría que revertir nuestra creciente capacidad de criticar todo, para convertir en negativas nuestras formas de vida

Es posible, como ya dicen abiertamente algunos grupos sociales, que no nos interesa la democracia, y nuestra estado de bienestar. Que aspiremos a otro sistema. Es posible. ¿Pero hemos valorado el frío que hace fuera de los sistema que dan bienestar? ¿Hemos valorado que cambiar algo de forma total, supone cambiar de verdad lo que se tiene, sin saber si lo que venga será mejor o peor?

Podemos cambiar de trabajo porque el que tenemos nos parezca una mierda en todos los aspectos…, pero…, ¿no sería mucho mejor buscar otro empleo sin despedirnos del anterior, con calma, y sabiendo bien qué buscamos?

No es posible vivir sin aire, si acaso podemos cambiar el que tenemos, retirar el actual para que otro venga a ocupar su sitio. En la vida social y laboral tampoco es posible vivir sin organización y si retiramos la que tenemos, sin duda vendrá otra a ocupar su espacio. ¿Y cómo será esa nueva forma que llenará el actual espacio?

La pobreza de África es un gran problema para Europa

Hay muchas maneras de medir la pobreza, sin duda una de ellas es saber cuantas horas de trabajo tenemos que dedicar para poder comernos un plato básico de alimentación. Eso nos lleva por múltiples conceptos a saber que la pobreza no es igual en un país pobre que en otro país vecino y también muy pobre, pues sus posibilidades son muy diferentes. Es decir, que siendo pobre, en unos países es mucho más complicado poder alimentarse de forma básica para no morir de hambre, que en otros.

En estos momentos se calcula como poco en unos 700.000.000 de personas son las que sufren una pobreza extrema. Y aunque en los últimos 25 años ha bajado en más de la mitad, tener 700 millones es una indignidad peligrosa. ¿Os suena a algo la palabra peligro, dirigida hacia nosotros, lo que no sufrimos el hambre?

Estamos hablando de entre 700 y 900 millones de personas con menos de 1,9 dólares al día y que padecen hambre, no tienen acceso al agua potable o a otros servicios básicos como la salud y la educación. Son para ellos 50 euros de ingresos al mes. Y la mitad de esos 700 millones de personas son menores de edad. ¿Alguien cree que estas personas no van a intentar rebelarse como sea ante su destino de pobreza extrema?

¿Qué podrías comprar tú con ese dinero? Pero vayamos al coste de un plato de comida, simple, básica, que contenga un 33% de las necesidades diarias en calorías. Pues este plato costaría elaborarlo en los EEUU un euro, que supone un 0,6% del ingreso diario si se trabaja. Pero en cambio en algunos países pobres de África ese mismo precio supone entre uno y dos días de trabajo. Es como si a un español le costara poder disponer de ese plato básico de pasta con un poco de carne picada o de una legumbre viuda entre 35 y 70 euros.

Hoy una gran parte de África está en venta, o en compra. Grandes corporaciones con enorme poder está comprando el África pobre a trozos enorme para hacer sus negocios. Pero el hambre sigue existiendo. 

La corrupción es una constante en todos los niveles administrativos de los países más pobres. El cambio climático está afectando muy negativamente a África como sucede en todo el planeta. Pero mientras tanto desde el Primer Mundo seguimos tirando alimentos a la basura, ya no solo desde los hogares sino desde los campos de producción. Consentimos y apoyamos guerras absurdas y contribuimos a la corrupción, no curamos enfermedades que solo afectan a estas zonas, no existen planes de repoblación ordenada y organizada, no queremos acabar con la pobreza extrema. ¿De verdad pesamos que estos problemas extremos no nos va a afectar a Europa? La imagen superior es de unos niños en Etiopía, sacada por una cooperante de Zaragoza.

19.10.18

Algunos periodistas han cambiado de posición

Es notable como algunas y algunos periodistas se han cambiado de posición en cuanto el PSOE con Podemos llegaron al gobierno de España, directa o indirectamente. Pero eso sí, saben disimular para meternos sus informaciones de forma leve y sutil. Son profesionales de la información.

No parece importarles mucho el quién sino el: “con quien” se logró expulsar a un PP marianista. 

Es decir, si hubiera sido con Ciudadanos, miel sobre hojuelas, pero fue con los socialistas de Podemos. 

En realidad los poderes fácticos, los escondidos, los de la panoja que no se ve, los que de verdad “dueñan” el mundo global en la escala que sea, pueden seguir disimulando como quieran y cambiar de lateral cuando les plazca. Para eso son listos, están bien formados y se deben a sus dineros. Podemos (del verbo poder) no tomar nota y disimular, que al fin es lo que ellos y ellas quieren. Es lo más cómodos. Para el poder escondido, claro.

¿Hay que estar 40 horas semanales? Estamos tontos

Creemos de forma equivocada que rebajar la jornada semanal de las 40 hora es insostenible y un gran error. Insostenible porque las empresas no pueden pagar lo mismo por trabajar 30 horas a la semana que por "estar" 40 horas a medio gas. Pero es un gran error de productividad. Hoy “se está” 40 horas a la semana, pero en miles de puestos de trabajo se labora mucho menos de 40 horas a la semana. Y “estar” suponen gastos de energía, de tiempo, de estructura de empresa. No somos capaces de saber organizar la producción de forma que cada hora sea válida. Y que las que sobren sirvan para “estar” menos tiempo en la empresa.

En miles de trabajos, si sumaramos de verdad y con responsabilidad las horas semanales de tiempo productivos y se permitiera que se fueran de la empresa una vez cumplidas esas horas válidas actuales, veríamos como algunos trabajadores con 15 horas a la semana ya habrían cumplido su trabajo.

Fallan los sistemas profesionales de dirección de recursos humanos que ahora los queremos llamar con nombres americanizados. Y falla el concepto de que “estar” 40 horas es mucho mejor que estar menos horas, pero que todas estas sean productivas. Efectivamente, estamos tontos. Sobre todo porque el trabajo escasea por las nuevas tecnologías productivas, y hay que repartirlo de otra forma.

18.10.18

Hazlo, aunque tengas miedo por hacerlo

No hay nada más eficaz que hacer. La autocensura ante una iniciativa es la peor de las posibilidades. ¿Para qué sirve? Lo peor que puede suceder si te empeñas en hacer algo sobre lo que tengas dudas, es que al final se demuestre que tenías razón. No se trata, pues nadie te lo está pidiendo, que te tires de cabeza ante una situación complicada, desastrosa, que te atenace durante años. Nadie pide nunca eso. Si has llegado al punto en el que dudas y no sabes bien qué hacer, es porque antes ya, has rechazado todos los problemas graves e importantes.

Si tienes dudas en un proceso, sigue con él. Las dudas siempre son una parte de sí y otra parte de no. Ante esta disyuntiva, elige siempre sí. Si te da miedo una decisión hazla con miedo, el miedo es un componente más de tus iniciativas. Todos tenemos reparos e incluso miedo a la hora de tomar ciertas decisiones. Nadie está preparado para todos. Por muy seguros que nos creamos, siempre existen esquinas que no controlamos. Pero no hay que pensar en las esquinas hasta que no lleguemos a ellas, sino en la calle despejada y preparada para recibirnos.

Ante la duda, más trabajo y más decisión, aunque nos entre el miedo por lo desconocido. Si lo notas, si crees que puede venir, es un buen motivo pues indica que lo tienes todo muy bien estudiado. Y si al final llega el problema, más trabajo y a reflexionar sobre las soluciones. Pero no te autocensures antes de que lleguen los problemas reales.

Rincón de Almería, para aprovechar el urbanismo

Los rincones son espacios especiales que podemos emplear muy bien o dejarlos a su destino. Pueden ser lugares diseñados para descansar o para llenarse de basura. Todo depende de los ayuntamientos. Si sabemos mantener la limpieza y les colocamos unos muebles urbanos de descanso, se aprovecharán, sin duda. Si dejamos que el tiempo pase sin cuidados ni limpieza, al final se convertirán en bodrios urbanos y peligrosos.

Esta imagen es de un rincón de la provincia de Almería. Unas escaleras de subida y bajada que pueden producir fatiga. ¿Cuántas personas desearían tener unos espacios así en sus propias ciudades? Pues es trabajo de todos, también de cada uno de nosotros.

Filosofía y Ética, de nuevo en las escuelas. ¿Por qué se quitó?

Hace 5 años se decidió que la filosofía no tenía que estar dentro del bachiller español. Había que dar más material “útiles” para los alumnos que se enfrentaban al mundo laboral de adultos. Y la realidad es que en estos cinco últimos años hemos seguido creciendo en contratos laborales indignos, sin pensar que la filosofía es una materia para crear conciencia a medio y largo plazo y formar a personas más críticas con todo lo que nos rodea a todos. O tal vez sí que lo pensaron.

En esta última década el 15% de los trabajadores está en el umbral de la pobreza. El trabajo ya no es garantía de vivir. Simplemente de vivir. Dependes de ayudas familiares o del Estado, aunque tengas trabajo. Y eso es empobrecer la sociedad y el país. La filosofía vuelve a los colegios, al bachiller, al menos para ayudar a que las personas entiendan qué está sucediendo.

Se va a realizar un currículum básico donde se incluirá un ciclo formativo en Filosofía "secuenciado" durante los tres últimos cursos de la enseñanza secundaria —4º de ESO, 1º y 2º de Bachillerato—, de forma similar a lo que sucede en otras materias imprescindibles como Lengua, Matemáticas e Historia". ¿Cuál es el motivo por el que los políticos añoren gobernar para poder meterle mano a los sistemas educativos de los niños y jóvenes de España?

El nuevo currículo de 4º de la ESO quieren que incorpore la asignatura de Ética como materia común y obligatoria. Pero no hay garantía de que salga aprobado en el Congreso. Ética con dudas? Es decir…, nos llenamos las bocas contra la desigualdades de género, contra la violencia, contra la indignidad social, pero luego tenemos dudas de enseñar en las escuelas Ética. Somos unos cínicos.

Menos reuniones presenciales y más innovación

Ayer en Zaragoza se tuvo que realizar una reunión de trabajo entre un técnico político de Chile, un asesor político español que estaba en San Petersburgo y un economista que estaba en Zaragoza. Y esto es real. Como es lógico suponer se hizo a través de internet, de forma perfecta y mirándose las tres personas a los ojos, mientras una persona estaba esperando cambiar de aviones entre ciudades argentinas, otra persona había salido de sus clases en la Universidad y la otra acababa de haber tenido una reunión con técnicos rusos.

Es un ejemplo de hasta donde las nuevas tecnologías pueden ayudar a simplificar los contactos y sobre todo a poderlos lograr con muchos menos costes, más plurales y mucho más eficaces. Los problemas o asuntos que se plantearon en esa reunión se resolvieron a medias, lo que sin duda supondrá otra reunión de igual calado. E igual precio y facilidad.

En algunos organismos de muy variada gestión, seguimos llenando las agendas de reuniones presenciales, lo que supone un coste excesivo y sobre todo un ajuste de los tiempos que a veces lleva a una presencia menor a la deseada. Las técnicas hoy permiten muchas más opciones, sin suprimir cuando sea necesario los contactos presenciales y personales, para mantener las relaciones humanas.

La productividad tiene cada vez más en sus manos, herramientas que todavía empleamos poco. O al menos, no siempre empleamos en según qué tipo de gestión o de organización. Hacer reuniones por Skype no supone no hacerlas de forma presencial aunque sea para tomarse unos cafés y recordar la rápido que se resolvió aquella duda, al poder hablar con Amsterdam mientras nos mirábamos a los ojos los cuatro integrantes de la reunión.

La mediocridad está invadiendo la vida política

El genial Quino nos dejo esta viñeta que sirve para muchas más situaciones que las de cama. ¿No les da vergüenza a los que prometen una cosa y se ufanan en intentar explicar otra bien distinta? Disimular se ha convertido en un arte, tremendo ejercicio de cinismo pues nadie los coloca para mentir. Si han prometido una cosa y es imposible, hay que explicarlo e irse a su casa por equivocarse. Pero optan por intentar seguir como si nada hubiera sido, o como si nadie se dieran cuenta de sus abusos o errores. La mediocridad está invadiendo la vida política.

17.10.18

La televisión está cambiando de forma muy rápida

La televisión ha cambiado, los espectadores ya no estamos pendientes de que llegue una hora determinada, un día en concreto, para ver la continuidad de nuestra serie, el programa favorito o incluso el partido de fútbol de nuestro equipo. Podemos llegar a casa tarde y el programa nos está esperando para empezar cuando nosotros le digamos. Podemos ver los goles 10 minutos tarde, pero serán igual de emocionantes, si no sabemos el resultado ni las incidencias.

Esta nueva televisión es además un producto que lleva aparejado un gran problema sin solución. Podemos adelantar los anuncios y no verlos en los cortes publicitarios. ¿Y a partir de ese momento qué importancia tiene la publicidad carísima, si los espectadores con más poder adquisitivo los pueden obviar?
La publicidad ha sido la herramienta que lograba mantener la televisión privada en España y eso se está acabando. Por la bajada de ingresos publicitarios y por la enorme fragmentación del consumo televisivo, con la entrada de la televisión a la carta. Sin restar importancia a la nueva televisión por internet que podemos ver en los televisores con decenas de series o películas, que también han cambiado el panorama existente en el cine para salas de proyección, aupada la pelea también por la mayor calidad de los televisores de 60 pulgadas, y su precio en bajada. 

Consumimos menos, consumimos de forma totalmente distinta e intentamos consumir sin anuncios. Esto mismo lo llevan sufriendo los periódicos en papel con muy incierto futuro.

Los deberes escolares son una oportunidad para los niños

Los deberes escolares son un debate y un problema que no parecemos saber resolver bien en España. De entrada los deberes no pueden ser un castigo, una pena impuesta a los niños y mucho menos a las familias. Los deberes tienen que ser una oportunidad de pasarlo bien aprendiendo, de aprovechar algunas horas para reforzar lo aprendido o para aprender cosas nuevas, desde la calma, nunca desde los nervios, aprovechando el juego para aprender más y mejor, lo que se enseña en las horas lectivas de clase.

El colegio es obligatorio. En esto no hay ninguna duda. Pero los deberes tradicionales no lo deben ser. Aunque SÍ muy recomendables. Y al igual que las familias dedican unas horas cada día a la salud de su hijo, a su higiene o a la alimentación, deberían dedicar un tiempo a la formación. Y en ese tiempo tendrían la oportunidad de personalizar esa formación, de apoyar aquellas tareas que más le gustan al niño, para que saliera reforzado en sus prácticas con el trabajo escolar en casa.

Los profesores deberían revisar los deberes, pero no tanto y en exclusiva los que ellos ponen como todo tipo de deberes realizados en las horas de fin de semana o de tarde. Pero atendiendo a la voluntariedad y al juego, eso sí, dependiendo de las edades de cada niño, de cada curso sobre el que se trabaja.

Y los niños deben ser responsables de esas tareas, de los deberes que hacen en casa. Es el método más esencial de todo esto, que los niños sepan y admitan que su trabajo no termina en la escuela, sino que es positivo para ellos que continúe en casa, para ser cada vez mejores personas. Los deberes son importantes en la misma medida en que los niños deben responsabilizarse personalmente y poco a poco  de crecer y valorar en positivo lo que hacen.

Entrar en la dinámica de que los deberes escolares más parecen un castigo que hay que hacer por obligación negativa, es un gran error. Como lo es que sean los padres los que al final terminen o hagan en su totalidad los deberes de sus hijos, para bien quedar. Hay que advertir siempre que cada edad es un mundo en educación, y que cada curso escolar requiere un tipo de esfuerzo y de responsabilidad, de métodos también en los deberes escolares, y de exigencia.

En Infantil todos los deberes deben basarse en juegos, mientras que en los últimos Cursos de Primaria deben tener ya totalmente asentado los niños que también deben responsabilizarse de su educación, admitiendo que es positivo para ellos aprender cada vez más y de todo. Los niños no son seres pasivos que están esperando a ser llenados de conocimientos por acumulación. Son personas, entes activos que deben decidir y elegir, que deben disfrutar con lo que hacen, incluida la responsabilidad de tener que trabajar en casa. Y recordar que cada niño es un mundo diferente. Como los adultos.

Cuantos menos clientes tienes, más importantes son

Nuestros clientes son la energía para la empresa, y esto sucede en todo tipo de ellas. Cuantos menos clientes tienes, más importantes son. Menos capacidad tienes para perderlos. Así que cuidar a los clientes parece por lógica la tarea más importante de toda empresa. ¿Cuántas veces les preguntamos a nuestros clientes qué les parece el servicio que les entregamos? Es que si lo preguntan ellos y su respuesta no es muy buena, es seguro que se pondrán a buscar otro proveedor del mismo servicio.

No se trata de hacerles encuestas, es un error, se trata de detectar su satisfacción al recibir el servicio, para aprender a mejorarlo. Una encuesta es algo impersonal, es idéntica a todos los clientes. Y en cambio el cliente te agradece mucho más que le parezca que lo estás tratando con personalización, como si fuera un cliente único y distinto a todos.

Las personas de tu empresa tiene que saber qué opinan los clientes que son los que facilitan el poder seguir vivo el trabajo. El sueldo de cada uno de los colaboradores lo pagan indirectamente los clientes, así que los que atienden a los clientes deben saben qué opinan los que al final les están pagando sus gastos.

Así que el trabajo va en doble dirección. Escuchar a los clientes y trasmitir sus opiniones a los que les atienden para que entre todos el servicio final sea más del agrado de todas las partes. El cliente no siempre tiene la razón, pero los que atienden a los clientes tienen menos razones para quejarse de ellos que al revés. Sobre todo porque al final todo funciona con arreglo a los clientes.

15.10.18

Día Mundial del Duelo Perinatal. Conozcámoslo

Hoy se celebra el Día Mundial del Duelo Perinatal o Generacional, algo que muchos de nosotros conocemos poco pero que afecta a muchas más familias de las que pensamos. Son los bebés fallecidos en el último trimestre del embarazo o durante los siete primeros días tras nacer, bebés con toda su capacidad para conquistar el mundo y que por muy diversas cuestiones fallecen en un periodo donde las leyes de los diferentes países no están nada claras con ellos.

Los padres sufren como nadie estas pérdidas, pero también los abuelos, familiares y amigos, pues en todos los casos han convivido con la esperanza de la nueva vida durante un largo periodo y su pérdida es un dolor mal entendido por la sociedad, que en muchos casos admite como una posibilidad contemplada en los riesgos pero no reconoce a los bebés como personas que han vivido entre nosotros. 

Porque todos estos bebés existieron, tuvieron vida y pensamiento, energía y ganas de pelear, fueron personas y por motivos ajenos a todos, dejan de estar entre nosotros.

Cuando nos fallece un ser adulto y muy querido con el que hemos estado muchos años, sentimos una pérdida insoluble. En cambio con estos bebés, desde fuera de las personas más allegadas, sobre todo los padres y abuelos, no comprendemos igual el dolor, y sobre todo las leyes que no apoyan los derechos legales que como personas se merecen. 

Los padres necesitan mucho apoyo, información en esos días pero también para encarar el futuro, pues todo debe continuar. El bebé ha existido y debe seguir existiendo. Hay que conservar su memoria viva entre todos nosotros. Por eso el acompañamiento perinatal es fundamental para sobreponerse de las sensaciones muy diversas que afectan a todos.

Las familias están trabajando en un manifiesto escrito y apoyado por cientos de Asociaciones, donde se piden mejoras en los protocolos hospitalarios de esos primeros momentos críticos, para un acompañamiento desde salud mental, derecho al registro en el libro familiar, que deje de ser un tabú social la muerte de un hijo, ver la belleza de nuestras historias de AMOR y acompañamiento cuidadoso en los siguientes embarazos.

Los semáforos están pasados de moda

Los semáforos están pasados de moda. Durante muchos años todos los barrios pedían semáforos para sus cruces, y ahora la lógica se está imponiendo a costa de pasos de cebra en los cruces de los interiores de los barrios. Los vehículos deben ir como mucho a 30 km por hora y los semáforos han perdido gran parte de su sentido. 

En los cruces con tráfico se ponen en algunas ciudades badenes en alto y bien indicados con colores llamativos, para que los coches tengan que aminorar la velocidad, y ya no son necesarios los semáforos, logrando un tráfico de peatones y vehículos, más fluido pues ninguna de las partes tienen que parar si no hay movimientos de personas o coches. Estas imágenes son de la ciudad de Martorell en Cataluña.


14.10.18

Pasos para una lactancia natural feliz

Este cartel está en todas las maternidades de España y nos indica los 7 pasos básicos que las personas que trabajan en los hospitales infanto maternales deben conocer para facilitar apoyo y ayuda a las madres en la lactancia natural. Cada vez más se apoya la lactancia materna como el mejor sistema si es posible, para la salud de madres e hijos. Exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del bebçey y complementaria hasta los 24 meses de edad.

Qué es un hijo para sus padres?

Esta imagen la tomé en un pasillo de la maternidad de Zaragoza. Un texto de José Saramago intentando explicar qué es un hijo. Cuestión tremenda pues cada madre y padre —estoy seguro— tienen una definición distinta de lo que para ellos es tener un hijo. Un hijo no nos pertenece, es algo prestado, algo que la propia sociedad no entrega para educarlo, mantenerlo, convivir, darle amor, enseñarle los caminos, darle alegría, no restarle esa libertad de creación y sobre todo no incidir en su propia personalidad.

A veces se parece a nosotros, otras no, a veces a algún abuelo, otras a familiares que no conocimos. Pero en todos los casos, no somos nosotros, son ellos. Es una persona distinta a nosotros, que tenemos durante un tiempo, hasta que él es capaz de volar por sí mismo. Somos animales, el bebé también. Y los patos, las ovejas o los elefantes. Y en todos los casos, admiten que sus vástagos no les pertenecen, que ellos están tan solo para mantenerlos libres y vivos. Para enseñarles lo que necesitan para saber defenderse.

¿Cómo motivamos en una empresa fracasada?

Ayer el Real Zaragoza de fútbol volvió a perder y van 5 partidos sin ganar. Tranquilos, no voy a hablar de deporte sino de RRHH. Lo sucedido en el campo de trabajo es un síntoma y una imagen bastante común en las empresas que fracasan, que están ya muy heridas. No hay comunicación entre los integrantes, faltan objetivos aunque todos los conocen muy bien antes de salir al campo de trabajo, falta un líder que marque el camino, y sobre todo falta de forma tremenda ese esfuerzo extra que se necesita cuando las cosas van mal. En esos tiempos hay que trabajar mucho más.

En el descanso recibieron palabras suficientes para animar las ideas, pero eso duró 15 minutos. Muy insuficientes. Seguía existiendo un descontrol, cada persona creía saber su misión, su trabajo, pero no existía el espíritu de equipo que unificara el conjunto. Y de esa manera la competencia lo tiene muy sencillo para vencerte. Necesitamos ante una empresa en crisis elementos de unión y un objetivo posible y con un diseño claro del camino.

Una empresa en crisis se ve mucho mejor desde fuera que desde dentro. Lo cual es un gran problema pues los clientes lo ven antes que tú mismo y huyen o presionan. La solución sencilla en un equipo deportivo es cambiar de entrenador. En una empresa no es posible cambiar de “jefe” con la misma facilidad y mucho menos cambiar de “dueño” que suele ser el responsable máximo. 

Recurrir a un asesor puede funcionar, pero hay que poder pagarlo y no siempre es una panacea, pues te presentará una lista de cambios que te resultarán imposibles de adoptar. ¿Entonces para qué lo contratas?

¿Cómo motivamos a los que ya se sienten partícipes de un fracaso? Pues lo primero es convencerles de que aquello no es un fracaso. Y luego trabajar más y con mejores metas. Ofrecer información, reflexionar, escuchar a los integrantes del equipo, buscar pequeños éxitos, modificar la imagen, buscar nuevos objetivos, hacer cambios sin ofender, tranquilizarnos.

13.10.18

El marketing para investigar servicios nuevos

El marketing es una herramienta para vender más, mejor y aquello que se demanda sin que lo sepan las empresas asentadas. La investigación de mercados, de esas demandas potenciales no cubiertas, es también labor del márketing. Pero siempre desde la responsabilidad y no del engaño, pues a veces se utiliza el marketing para crear expectativas falsas, para convencernos de que el aire es muy bueno y por ello hay que pagar por usarlo. Por eso la investigación de mercados, de necesidades no cubiertas, de ideas que necesitan modificarse para dar un mejor servicio son parte fundamentales de las técnicas de marketing.

El otro día una amiga me comentaba una necesidad suya no cubierta. Y nos sirve como ejemplo para lo que digo. Al menos en las ciudades de más de medio millón de habitantes y que no llegan al millón. Y lo advierto y separo por tamaño, porque en las ciudades muy grandes o en otros países me consta que esto sí existe.

Tiene un niño de 2 años al que no quiere llevar todavía al colegio. No tiene tampoco la necesidad de llevarlo a una guardería pues su trabajo lo realiza casi en su totalidad desde su propio hogar. Pero desea, quiere, encontrar un espacio donde su hijo esté con otros niños para relacionarse con ellos, pero de forma aleatoria, según días o necesidades.

La solución sencilla es tener una persona que te ayuda quedándose con el niño, pero eso también lo tiene cubierto. Lo que quiere es que su hijo se relaciones con otros niños durante por ejemplo dos días a la semana. Un colegio o guardería por días en horario normal y no nocturno o excesivamente madrugador. No un garaje sino un espacio de relación entre niños.

Como estos servicios mal cubiertos hay decenas sin explorar o sin que los análisis hayan concluido que pueden ser rentables. En el mundo de los servicios nos queda mucho por explorar y construir. Nadie es capaz de adivinar qué tipo de servicios tendremos dentro de una década pero “quien los invente” o los ofrezca como primicia tendrá muchas posibilidades de tener éxito.

11.10.18

Para crecer en productividad, prohibido la visión en túnel

Cualquier trabajador que necesite tomar decisiones en sus puestos de trabajo, es decir casi todos, necesitan tener un margen de maniobra más que suficiente, no solo para reordenar el orden de sus trabajos, sino para tomar algunas decisiones que se saltan protocolos rígidos. Parece un sinsentido recomendar esto, pero es una manera de que su productividad sea más alta.

Hay que planificar bien para tomar decisiones correctas y en un orden establecido, pero a veces hay escenas laborales que nos exigen tener que posponer unas para tomar otras que requieran más urgencia, o que por su sencillez logran desatascar la lista de tareas, entregando más tiempo a las restantes. La cintura mental de quien decide, tiene que ser correcta y suficiente, y aquí es donde entra directamente a escena la formación, la información y la auto responsabilidad.

A la hora de tomar decisiones hay que estar preparado para mirar a los lados. Es verdad que se nos marca el “uno detrás del otro” pero a veces observar lateralmente lo que tenemos sobre la mesa de las decisiones nos sirve para optimizar tiempos, si algo sencillo se nos acerca. No se trata de perder la atención, sino de simplificar la lista de tareas. La flexibilidad es una de las herramientas que más ayudan al crecimiento de la productividad. Pero todo depende de las personas y del tipo de trabajo al que le aplicamos la flexibilidad puntual.

Si en nuestra lista de tareas, que constantemente se va actualizando, nos entra algo diferente a lo normal y que requiere muy poco tiempo y atención, debemos quitárnoslo de encima en el momento de entrar, como forma de descanso mental y de agilizar nuestra lista de tareas pendientes.

Si una tarea de la lista se está volviendo más complicada sin saber bien los motivos de la complejidad, tal vez sea buena decisión aparcarla un tiempo no largo, haciendo otras tareas diferentes, para afrontar la anterior y que se nos ha vuelto compleja desde otra posición mental para que nos ayude a verla de otra forma.

10.10.18

No me hagáis ni puto caso. Soy un agorero

El propio Sistema ha logrado desactivar a una gran parte de la sociedad, como primer paso para después llevársela a sus propios marcos mentales. Decir esto por mi parte parece una manipulación más de la sociedad. No os fiéis de mi, puedo ser un manipular más. 

La verdad es que nos quieren acostumbrar a no escuchar noticias malas que nos puedan afectar, y en cambio sí conocer muchas noticias malas que les acontecen a otros. De esta manera lo que hagamos o nos suceda a “nosotros” siempre nos parecerá bueno en comparación con lo que les sucede “a los otros”.

El sistema es muy simple. Logremos que la sociedad se deje arrastrar por mentiras bonitas y además intentemos que nunca sospechen que son mentiras. O que si lo sospechen al menos asuman que es mejor seguir engañado y feliz que saber la verdad y estar sufriendo. 

Si logramos que nadie quiera saber las verdades negativas, lograremos que no se quejen. Y a lo sumo tal vez haya que buscar fórmulas para explicar las dudas si estas surgen. Pero eso sí, las dudas las debemos explicar los mismos que edificamos las mentiras bonitas.

Un consejo. No me hagáis ni puto caso. Soy un agorero. Un pesimista asqueroso. Otro manipulador más.

Andreas Schleicher OCDE nos habla de educación

El alemán Andreas Schleicher, director de Educación de la OCDE, estuvo en España para reunirse con la ministra de Educación y nos dejó una entrevista en El País de la que sacamos unos brochazos, aunque se puede leer íntegra aquí.
-------------

¿Las pruebas PISA matan la creatividad en el aula?
Es curioso, porque PISA criticaría a España por centrarse en la reproducción del conocimiento. Los españoles son los mejores en recordar hechos, cifras… pero flojean en el pensamiento creativo, en resolver problemas o en aplicar conocimientos a situaciones nuevas. Cuantos menos políticos se impliquen en temas educativos, mayor la oportunidad de que participen alumnos, padres y profesores. Si se integra a la sociedad, la ley educativa durará más.

Usted no distingue entre la titularidad de los colegios.
Si analizo PISA y elimino el contexto social, en España no hay diferencia en la calidad entre pública, concertada y privada. No veo una ventaja específica. La privada en España se ha convertido en una forma de segregar a los alumnos por su contexto social, pero no parece muy efectiva a la hora de elevar la educación, al menos de acuerdo con los resultados de PISA.

Sorprende cuando afirma que la ratio de alumnos por clase no influye en el rendimiento.
Es un mito. Si uno no cambia las prácticas de docencia, da igual que tengas 20 estudiantes o 30. Obviamente las clases pequeñas son una ventaja, pero la cuestión es: si tenemos un euro de más de presupuesto, ¿lo gastamos en menor ratio, en un mejor salario para el profesor o en una carrera profesional? La solución es gastar dinero en que los profesores tengan tiempo de hablar con los padres o atender individualmente. En España pasan de una clase a otra. En Shanghái, por ejemplo, los docentes imparten de 11 a 16 horas a la semana, la mitad de horas que los españoles, pero pasan más tiempo en otras cosas… Se divierten. Aquí hay una estructura de trabajo muy industrial. Los profesores enseñan planes de estudios, pero no son dueños de su práctica, no tienen tiempo de estar con los compañeros, no pueden participar en las decisiones del centro… Es como si trabajasen en una fábrica, en una cadena de producción. Lo que tienen que ser es trabajadores que conozcan su trabajo, que sean dueños de su carrera. Hablamos mucho de la educación permanente, pero los alumnos no van a estar siempre formándose si ven que sus profesores no lo hacen.

¿Deberes sí o no? En España hay un gran debate.
Son una gran oportunidad de que los alumnos se hagan responsables de su propio aprendizaje, pero nunca deberían ser un sustituto del colegio. No habría que pedir que hagan lo que no ha dado tiempo en el colegio y además que colaboren los padres. Subestimamos el papel tan importante que juegan las familias. En los sistemas que tienen éxito están muy implicados. Hace dos años estuve en una de las zonas más pobres de China y pregunté a una profesora cómo hacía para que participasen en la escuela unos padres sin formación. Ella me dijo que les llamaba dos veces a la semana. “¿Y no es una gran carga para ti?”, le pregunté. La profesora se sorprendió y contestó: “Nunca lo había pensado. Si no tuviese su ayuda sería imposible que hiciese mi trabajo”. Ella los veía como un enorme recurso.

Yo entiendo de colores ¿seré mujer?

Estos carteles hay que entenderlos con el humor de la Celtiberia más típica, de ese carácter tan machista que nadie es capaz de entender bien. Yo he vivido parte de mi vida de entender de colores, así que me siento según el cartel, bastante mujer aunque en apariencia lleve barba. Pero debe ser falsa o una cuestión exterior. El hábito no hace al monje.

Formación dentro de la empresa con inteligencia segura

Me reunía ayer con una joven amiga emprendedora para analizar un nuevo proyecto educativo para bebés. Y se me quejaba amargamente de lo complicado que resulta formar de manera personal a los buenos colaboradores que contratas, pues en cuanto aprenden ciertas técnicas muy personales y novedosas, tiendan a escapar y formar sus propios servicios para hacer la competencia.

Mi amiga tiene experiencia en técnicas aprendidas en estancias por Europa, América o África. Y en estos tiempos tan complejos, todo el mundo que puede intenta formar su propia empresa de servicios, casi como garantía de puesto de trabajo.

Regalar la formación o entregar “toda” la información de cada puesto de trabajo es lo que se recomienda…, pero la verdad es que los profesionales de los puestos más técnicos e importantes, siempre se guardan sus bazas finales en la manga. Esto ha sucedido así desde siempre. En mis años 70 la sierra de calar o el montaje de clichés solo lo hacía el oficial. Y el ayudante biselaba o guillotinaba. Lo fino y complejo nunca se dejaba hacer a los segundones como seguro laboral del oficial.

Mi consejo es que la formación hay que repartirla, pero debemos ser los sesentones los que ya no tenemos nada que perder en el mundo laboral, los que intermediemos y expliquemos TODAS nuestras experiencias. Pero los jóvenes técnicos excelentes deben reservar parte dde sus costosas formaciones y dosificar muy bien qué se enseña y qué es más seguro reservar para poder seguir viviendo de tu oficio y poder crecer formándote más y mejor.

9.10.18

El Populismo nunca puede ser de izquierdas

Que la extrema derecha ha entrada con fuerza en el mundo occidental no queda duda. Europa y los EEUU están en estos tiempos cercanos a los años 20 pero del siglo XXI, dejándose ocupar con las ideas más lógicas de hace un siglo que del actual. Pero todos somos responsables de este crecimiento, y sin duda la izquierda posiblemente la que más.

En España los dirigentes mentales de la extrema derecha, desde los franquistas disfrazados a los adoradores de la Falange, siempre han estado entre nosotros desde la muerte del señor bajito. Pero nadie les escuchaba. Se tuvieron que disfrazar primero de UCD y luego de PP para quedar incluidos en el sistema entre demócratas auténticos que les daban marchamo de calidad democrática. Soy de los que piensan que en el PP o antes en la UCD siempre han existido un gran porcentaje de militantes y políticos honrados y demócratas, como es lógico.

Pero ahora el problema a mi entender es que está calando el mensaje de que ya no hay izquierda y derecha, sino ABAJO Y ARRIBA. Parece lo mismo pero puede ser muy diferente. Durante décadas pensamos todos que en el “arriba” estaban los empresarios, los banqueros, los capitalistas y los ricos. Y en el “abajo” los trabajadores.

Ahora (y ese es el drama de la izquierda por perder su mensaje social) una parte creciente de la sociedad piensa que abajo está la sociedad que sufre y arriba están los políticos. Así diferencia los dos bloques de antaño. LOS QUE NO TIENEN PODER Y LOS QUE TIENEN PODER aunque sea de mentiras.

Nadie cree que existen unos poderes tremendos, escondidos, que no dan la cara nunca, y que son los que mueven las ideas y los marcos más conservadores y por ello los que de verdad mandan y tienen el poder y el dinero, los trabajos y las armas. Sería como un Opus o Falange 3.0 unida a un poder económico que añora muy viejos tiempos.

El abrazo del Populismo desde la izquierda es un GRAN error. No hay, no existe el populismo válido desde la izquierda. La izquierda debería haber sido mucho más seria, más sensata con sus explicaciones y sobre todo con el valor de los impuestos y los sacrificios. Es decir, menos jugar al discurso conservador de bajar el tamaño del Estado, del Sistema, de la Sociedad, y más explicar que quien más necesita apoyo y ayuda debe lograrla pero con sacrificio de todos y empujando fuerte. Cobrar impuestos es de IZQUIERDAS. Y si hay dudas, rescatamos a Olof Palme. Gratis ni la hora. Pero eso sí, reloj para todos y sin ser comunistas por ello.