17.10.18

Cuantos menos clientes tienes, más importantes son

Nuestros clientes son la energía para la empresa, y esto sucede en todo tipo de ellas. Cuantos menos clientes tienes, más importantes son. Menos capacidad tienes para perderlos. Así que cuidar a los clientes parece por lógica la tarea más importante de toda empresa. ¿Cuántas veces les preguntamos a nuestros clientes qué les parece el servicio que les entregamos? Es que si lo preguntan ellos y su respuesta no es muy buena, es seguro que se pondrán a buscar otro proveedor del mismo servicio.

No se trata de hacerles encuestas, es un error, se trata de detectar su satisfacción al recibir el servicio, para aprender a mejorarlo. Una encuesta es algo impersonal, es idéntica a todos los clientes. Y en cambio el cliente te agradece mucho más que le parezca que lo estás tratando con personalización, como si fuera un cliente único y distinto a todos.

Las personas de tu empresa tiene que saber qué opinan los clientes que son los que facilitan el poder seguir vivo el trabajo. El sueldo de cada uno de los colaboradores lo pagan indirectamente los clientes, así que los que atienden a los clientes deben saben qué opinan los que al final les están pagando sus gastos.

Así que el trabajo va en doble dirección. Escuchar a los clientes y trasmitir sus opiniones a los que les atienden para que entre todos el servicio final sea más del agrado de todas las partes. El cliente no siempre tiene la razón, pero los que atienden a los clientes tienen menos razones para quejarse de ellos que al revés. Sobre todo porque al final todo funciona con arreglo a los clientes.

No hay comentarios: