6.10.22

Ya existe aceite de girasol pero al doble de precio


De que nos engañan no tenemos ninguna duda, que no manipulan y se apoderan de nuestros dineros sin que podamos defendernos bien, tampoco tenemos duda. La inflación es un hecho que no pueden controlar ni los gobiernos, las subidas de precios son el ejemplo más sencillo de manipulación sin casi defensa. Pero la hay.

Cuando el aceite de girasol estaba a 1 euro, incluso a 0,99 euros la botella, empezó a subir y el Guerra de Rusia le vino maravillosamente al mercado para desabastecer los supermercados. Dejó de haber botellas de aceite de girasol. Hace pocos meses de esto.

Cuando el aceite de girasol volvió lentamente estaba a un precio similar al aceite de oliva. Y los consumidores optamos por comprar aceite de oliva. 

Se nos dijo que llegarían aceites de colza o similares desde otros países, pero nunca llegaron, aceites que se usan habitualmente en otros países europeos. No interesaba ni era necesario, el mercado se regularía él solo.

Ahora ya hay aceite de girasol en las estanterías, a tope, sin problemas. 

Curiosamente sigue la guerra y ahora se está empezando a recoger el girasol de los campos, luego… los que se venden ahora son aceites del año anterior. Pero el precio está mas bajo que en primavera pero a 2,50 la botella. Ha subido más del doble que a principio de año.

¿Quién sale ganando y quién perdiendo?

Podríamos hablar de otros productos, pero no merece la ocasión. Sabemos que los distribuidores hacen apaños, y que los agricultores están muy cansados, aunque estén recibiendo las migajas de estos trucos en los precios. ¡¡Es el mercado!! sin duda y punto.

¿Qué defensa tenemos? Comprar productos de Marca Blanca, mirar muy bien entre supermercados el precio final de los productos que nosotros compramos, y comprar solo aquello que necesitamos. Si compramos menos, si somos capaces de enfriar el consumo, ellos tendrán que decidir. O cierran y dejan de ganar brutalidades a costa de nuestro trabajo o algunos comerciantes tendrán que bajar los precios.

El dinero es nuestro, son horas de trabajo, y no está muy bien que nos lo manipulen. Pero si quieres pagar lo que te digan, no hay problema, es tu dinero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario