Páginas

14.2.18

Nos reímos de los políticos. Y ellos de nosotros

Los políticos nos han perdido el respeto. Sí, a ti y a mi. A la sociedad, a España, a los españoles, a los de Murcia o Huesca. Les importamos tres huevos. Me da igual que sea el PP, Ciudadanos, el PSOE, ERC o Podemos. No están haciendo lo suficiente para que España crea en ellos. ¿Para qué están pues? ¿Cuál es su oficio y su meta vital?

¿Por qué siguen personas al mando de la política española, que no reciben aprobación en los sondeos desde su sociedad? No tiene sentido, más cuando todos decimos que el no creer en la política es negativo para la marcha del país.

¿A qué esperamos pues…, cada uno de nosotros?

¿A que se resuelva todo de forma espontánea? Para eso ya tenemos a Mariano Rajoy al que parodiamos un día sí y el otro también en los medios.

¿De verdad pensamos que con poner bandericas de telas de colores en los balcones, por quejarnos en el bar o en el blog, por reírnos en la televisión con el chiste ya tenemos todo hecho?

Ellos se ríen de nosotros, y nosotros nos reímos de ellos. Y el país, es decir, su historia y su economía, su sociedad y su juventud, sufren y pierden también el respeto hacia sí mismos.

¿Hasta cuando? Tenemos que poner más seriedad, empezando por nosotros mismos.