Páginas

2.2.18

Las naciones siempre son entes artificiales

El catedrático José Álvarez Junco, emérito de Historia del Pensamiento y de los Movimientos Políticos y Sociales de la Universidad Complutense de Madrid ha osado decir (creo que muy acertadamente) que: “Las naciones no son fenómenos naturales ni eternos. España no es eterna. Hace 5.000 años no existía. Dentro de 3.000 no existirá. Cataluña tampoco”

¿Y qué vamos a hacer con tantas banderas en los armarios?

“Las naciones son producto de circunstancias políticas, económicas y culturales de la historia, que tienen mucho de emocionalidad, cultura y política, pero son productos coyunturales: aparecen y desaparecen. Y a menudo, son construidas intencionalmente por unas elites nacionalistas que son las principales beneficiarias de que el territorio se convierta en una nación. Es decir, primero son los nacionalistas y luego las naciones, aunque es difícil crearlas sin las herencias culturales como la lengua”.

Estamos de paso, y además estamos muy poco tiempo. Tan poco tiempo que cada uno de nosotros es incapaz de construir nada perdurable. Si acaso iniciarlo o terminarlo. Posiblemente seamos la generación que más posibilidades hemos tenido de construir algo fijo, pues somos los que llevamos más años sin guerras de cientos de miles de muertos. Pero ni aun así hemos sido capaces de terminar nada.

Nadie puede decir qué será de España en el año 2050. Efectivamente, dentro de 30 años. Y mucho menos qué será de España en el año 2099. Nuestro trabajo es como el de las hormigas. Construir una pequeña parcela de historia si trabajamos en conjunto, en equipo. Si trabajamos disgregados a lo sumo lograremos sobrevivir más pobres.