10.4.21

Pandemia (21) ¿Hasta cuándo durará la pandemia? ¿A quién afectará más?


Esta pandemia del COVID19 será mucho mas larga de lo que nos imaginamos y durará años escondida por el mundo. No sabemos bien cuándo comenzó, se dijo en un principio que en diciembre del 2019, se sabe ahora que en aquel otoño ya estaba circulando por China, Italia y España al menos. No será fácil ir más atrás en el tiempo, pero sería necesario saber en dónde se produjo el contagiado 0 y en qué lugar sucedió esto para intentar adivinar los motivos de esta desviación de un virus desde posiblemente animales salvajes (o no) hacia los humanos. 

Estas incógnitas, muchas y muy importantes, nos serviría para intentar prevenir futuras secuelas de contagios similares, de los que hoy desconocemos todo. Esta no será la última pandemia de la humanidad y por eso hay que estar prevenidos y conocedores de los motivos. 

Sin saber cuándo, dónde y porqué comenzó todo, es más complicado saber en qué punto lograremos hacer desaparecer esta enfermedad. Algo que hoy se nos antoja todavía casi imposible. O incluso en qué momento seremos capaces de convertirla en crónica y en no tremendamente peligrosa, ni para las personas ni para todas las economías de funcionamiento social.

Las vacunas son el principio del fin si funcionan bien, pero las dudas de estos primeros meses del 2021 nos complican las verdades. ¿De verdad se puede ser tan torpe informando tanto y tan mal de los efectos secundarios de las vacunas? ¿Alguien se lee los prospectos de las medicaciones que toma y con ellos en la mano decide si sigue el tratamiento no lo suspende?

No sabemos si la inmunidad de las actuales vacunas será similar en todas las edades, cuánto tiempo durará esa defensa adquirida, si mientras estés vacunado puedes seguir cogiendo la enfermedad aunque no te produzca problemas —pues estés preparado para defenderte y vencerla— y si en esos periodos de lucha interna pudieras ser o no contagioso hacia otras personas que no estén vacunados. 

Excesivas dudas importantes que nos irán descifrando según vaya pasando el tiempo. Es imposible saber —sin ese tiempo ya consumido desde la vacunación— durante cuántos meses resultas inmune a desarrollar internamente y de forma grave la enfermedad.

Todavía no existe un tratamiento para la enfermedad, tampoco un sistema profiláctico que evite los contagios —excepto el confinamiento— o incluso que estos se pudieran retrasar hasta que el enfermo contagioso tuviera síntomas y no como ahora que empieza a contagiar unos 4 días antes de que él mismo sepa que está enfermo. 

Queda tanto trabajo por delante para doblegar la enfermedad, para dominar sus efectos sociales sobre todo, que nos espera un 2021 complejo, nada fácil, y donde todavía veremos sustos repartidos por diversas zonas del Planeta. Mientras la inmunidad de rebaño no se logre en casi todo el mundo, no será posible hablar de una dominación clara de la pandemia del COVID19. Y eso tardará años en globalizarse, cuando en cambio el contagio globalizado se produjo en semanas.

Algo hemos tenido que hacer de forma equivocada para que haya países con datos tan dispares de contagios y fallecimientos. Uruguay con tres millones de habitantes tiene 1.300 muertos por COVID pero la inmensa mayoría en los últimos meses y no puede ser considera un país sin libertad de control e información. ¿Su sistema? Pues parece simple según cuentan ellos mismos, y dicen que ha consistido en hacer test masivos a sus habitantes con su propio sistema de PCR que no dependía de ningún otro país. Su frontera con Brasil fue un punto crítico donde pusieron laboratorios en el lugar para evitar la llegada de contagios de fuera, hasta que en Brasil se desbordaron los contagios.

El número de personas en Uruguay que han pasado por los test es alto pero tampoco parece ser solo ese motivo. Mucho test y sobre todo muy rápidos, antes de que los contagios se convirtieran en imposibles de controlar. Aun así en este Otoño español ellos en su primavera han subido los datos de contagios. ¿Cómo se moverán en el futuro? Las cifras no están todas escritas.


Cambios muy altos en el número de contagios están teniendo en esta inicio de 2021 en países que se habían comportado aceptablemente antes. La India, Turquía, Argentina, Irán, Filipinas, Paraguay, el propio Uruguay o Cuba están sufriendo unos contagios muy superiores en porcentaje a los sufridos en el año 2020.

Dudamos de en qué punto de la pandemia estamos, pero ayer mismo 9 de abril 2021 tuvimos en todo el mundo 786.000 contagios, dentro de las cifras más altas de los peores día de 2020. Y tenemos ya a muchos millones de ciudadanos vacunados aunque mal repartidos entre países. Anteayer tuvimos 746.000 contagios. Comparados con los menos de 400.000 contagios a principios de febrero de 2021 vemos que las cifras han subido mucho incluso en los mismos tiempos en que subían las vacunaciones. Incluso el 22 de febrero de 2021 se contabilizaron 287.920 contagios en todo el mundo, muy alejados de los actuales. 

Pero hay que insistir que los contagios en sí mismos no son la mayor gravedad de la pandemia. El terremoto de este proceso se esconde debajo de todos estos datos. El Mundo Nuevo será eso, nuevo y en donde unos países saldrán fortalecidos y otros muy debilitados. Debajo de toda pandemia histórica hay un trabajo soterrado de estrategia histórica. 

No hay comentarios: