4.4.21

Mi sociedad no pide imposibles sino gestores vivos que no sean unos "vivos"


Dice El Roto que el firmamento político está repleto de estrellas muertas. Y nos dibuja un cielo negro en donde alguien pretende escapar hacia la luna, hacia la luz. Es como si ya nadie soportara más estar aquí. En la negra muerte en vida. 

Vuelve acertar El Roto, estamos contemplando los muertes vivientes y nos los restriegan por la cara en la televisión, en todos los medios de comunicación o si son trileros menores, en las Redes Sociales propias gestionados desde La Oficina vestida de siglas.

Necesitamos vida, nueva vida, nueva sabia, nuevos sabios. Necesitamos luz, ilusión, ganas de tener ideas nuevas tras la reflexión lógica de no querer engañar a nadie ni con lo imposible, ni con lo que ya saben de antemano que no lo van a realizar nunca.

Las personas necesitamos calma, libertad para hablar, tranquilidad, paz, trabajo, justicia, posibilidades. Y sobre todo necesitamos que no nos engañen, que no nos traten como a niños de teta. 

Mi sociedad no pide imposibles sino gestores vivos que no sean unos "vivos". Entiendo que esto va por ciclos vitales, y que tras los sesenteros y setenteros, no han salido sabios sinceros y sensatos. Así que os toca a los jóvenes. Lo tenéis que hacer vosotros, o será mierda muerta lo que os dejen.

No hay comentarios: