Esquejes. Una clase de personas casi tóxica

Yo siempre había pensado que los esquejes eran trozos de plantas preferentemente lozanas y jóvenes, que se cortaban casi siempre para intentar su reproducción.

Pues no. O al menos no siempre. Yo soy un esqueje.

Los esquejes somos personas que siempre tenemos (según los médicos) la respuesta mental fácil de "es que…", y ponemos una excusa que nosotros mismos nos creemos para muchas veces frenarnos en nuestras posibilidades. Somos los de la excusa fácil, los que parece que nos comemos el mundo, pero muchas veces el mundo nos deja heridas que luego hay que curar con pastillas y amor.

Estamos mal porque…: “es que…”

No llegamos ha realizar las mil cosas que empezamos por que…: “es que…”

No tenemos suerte por que…: "es que…"

No. Admitamos que somos tan culpables como los demás de no llegar a todo lo que nos prometemos, de equivocarnos y de que es bueno no tener que darnos explicaciones a nosotros mismos, porque la mayoría de las veces esos “es que…” sólo los escuchamos nosotros. 

Los demás ya nos conocen y no nos hacen caso. Seamos más felices sabiendo que las excusas ya no sirven, y que si no podemos con algo, debemos asumirlo y si es necesario pedir ayuda.