2.9.21

El Salario Mínimo SMI es una trampa en la que hemos caído en silencio


Hay veces que en la vida, lo que pedimos nos lo dan disimulando y a regañadientes, mientras se ríen por debajo. Y no nos damos cuenta de la trampa. Con el SMI Salario Mínimo Interprofesional ha sucedido esto y lo estamos tragando como posesos. Es un gran error hablar tanto del SMI por lo que supone dejar de hablar de sueldos reales y dignos. Durante décadas nadie hacía caso del SMI pero ahora parece que es la salvación. Por debajo de eso, nadie. ¿Y por encima del SMI? Pues ya casi nadie también.

De entrada es mentira el SMI. Debería ser real que por debajo de esa cantidad estimulada de forma legal, con independencia de las horas de trabajo, nadie cobrara un sueldo menor por trabajar en una empresa. Si te quieren contratar para 4 horas de trabajo al día, debería ser TAMBIÉN el SMI total lo que se cobrara. Y si les parece caro, que te contraten 8 horas al día. 

Si te quieren contratar 2 días de un mes, debería ser 950 euros lo que se cobrara, pues el SMI debería dejar de ser diario (31,66 euros al día) para ser mensual de verdad. De esa manera se suprimirían los contratos basura de pocas horas o pocos días al mes. 

Pero es que además al poner el foco en el SMI dejamos de pensar en los salarios mejorados de convenio de empresa o de sector, ya totalmente desaparecidos. Una forma maravillosa de bajar los sueldos in que apenas se note en la realidad externa a la realidad de los ingresos que disminuyen.

Ahora parece que lograr el SMI es un logro, cuando en realidad es una puta mierda aunque sea alto. Subir el nivel, el listón, supone englobar dentro de ese SMI a muchos más trabajadores de lo que deberían estar dentro del SMI.

Nota.: La viñeta es de Heraldo de Aragón, del dibujante que firma como Sansón

No hay comentarios: