¿Quien va a gobernar el PSOE tras el verano 2014?

Tiene otro problema el PSOE que se suma al decaimiento general. Optan cuatro militantes reconocidos a la Secretaría General, pero ninguno dispone de apoyos más que suficientes sobre el resto, aunque parece que Madina se adelanta en la carrera pero a pasos leves. La regeneración cuesta emprenderla pues se suman excesivos dinosaurios que no hablan pero maniobran y algunas federaciones tienen un peso tan excesivo que otras pequeñas las miran para tras ver su decisión obran en consecuencia, a favor o en contra de lo que estas digan.

El problema son las ideas, el saber si tienen que irse a la derecha o a la izquierda, el decidir si prefieren a un joven o a un progresista, si quieren a alguien que ya es Diputado o se la juegan con un líder que no estará en el Congreso.

Pedro Sánchez ha optado por no asustar a los socialistas más dinosaurios, por la europea idea del liberalismo guapo y simpático, por la idea de que él también puede ser el Felipe González del siglo XXI.

Eduardo Madina es un lío, pues tanto parece un progresista de verdad como un ambiguo que no se sabe si sube o baja o un abraza ideas de Zapatero. Aun así parece el más progresista de los posibles.

Pérez Tapias es el de Izquierda Socialista y por ello el temor de los viejos del PSOE que ya no son socialistas, al que hacen el vacío para no nombrarlo. No hay mayor desprecio que no hablar de alguien.

Sotillos es el último en aparecer y tal vez por ello el menos conocido y con menos posibilidades. ¿Tiene un programa distintos al de los otros?

Falta una persona que hubiera aunado la ilusión de lo nuevo con un serio programa de reformas estructurales importantes y la contundencia de un líder que explica lo que hay que hacer contando con casi todos. Alguien que fuera capaz, con independencia de su edad, de hacer callar a los de la vieja guardia y levantar el ánimo de los militantes de segunda y tercera línea.

Yo apuesto con tristeza por Madina o  Sánchez, por pura coherencia con la importancia de ser Diputado para tener éxito en su enfrentamiento contra Rajoy. Y entre todos ellos tengo mi preferido pero advierto que es un asunto muy interno aunque afecte mucho a todos los españoles.