1.2.17

Un día me dijeron que tener amor propio y quererse, es suficiente para ser feliz.
Y puede ser, pero no estoy del todo de acuerdo. ¿Sólo eso ya es suficiente?

Me quiero como soy, con mis kilos, mis mechas rojas, y mi cuerpo.
Pero no soy 100% feliz. ¿Se puede ser un 100% feliz?

Mi cama está vacía, los abrazos me los doy yo, y para besar, lo hago con mi almohada.
No, no estoy loca. Creo. Todos estamos un poco locos.

Beso mi almohada porque ella es mi confidente, sabe de mis sueños y mis pensamientos. Ella sabe secar mis lágrimas y sostiene mis ideas.

Para ser feliz me falta algo, saber que no pasaré sola el resto de mi vida.
Porque, una vida se disfruta más en compañía.

Laura Puente 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario