Páginas

19.11.17

Los famosos Papeles de WikiLeaks y la Transición

Hablaba en la anterior entrada de los famosos “Papeles de WikiLeaks” donden aparecían documentos con datos sobre la Transición Política española. Al menos referidos desde el año 1978, aunque es lógico sospechar que los años anteriores también se tuvieron que mover informaciones sensibles.


En estos que se han publicado, analizan la situación de España con Suárez en el poder, la posición de España con respecto al mundo y sus posibilidades económicas. ¿Qué debería suceder para evitar que el proceso político de reforma en España funcionara bien para los intereses occidentales?


Pues principalmente se podrían resumir en cinco puntos que consideraban fundamentales.


Consolidación de un Gobierno democrático
Integración de España en la comunidad occidental
Fortalecimiento de la relación militar con EEUU
Estabilización de la economía española y apoyo desde EEUU
Mejora de la cooperación mutua en asuntos multilaterales.


EEUU en el año 1978 admite que lo logrado por Suárez es extraordinario por las dificultades de una sociedad rota y muy dividida territorialmente. Se tiene miedo de la reacción del país Vasco y de Cataluña y de que la débil situación económica dificulte la paz social.


Y en aquel año se advierte de que ciertos poderes militares no estaban dispuestos a admitir algunos cambios de la estructura territorial de España. Como se hace notar el aumento de la presencia de representantes de países comunistas en la España de la Transición y del cuidado que había que tener con la zona de Gibraltar, Ceuta, Melilla y las Islas Canarias.


Sin duda en la edificación del poder político de aquellos años, desde EEUU se apuesta claramente por la consolidación de dos partidos fuertes, grandes, moderados y diferentes. No quieren modelos como el italiano con un solo partido fuerte, ni tampoco modelos de un gran número de partidos parecidos en tamaño o ideología. Buscan un modelo parecido al suyo propio.


Por ello trabajan en la fortaleza de UCD y PSOE pero sin dejar de lado el cuidado a AP y PC, para que sean recambios adaptados a la nueva realidad, pero no rompedores de una situación que saben controlar. Para ello se mantienen contactos fluidos y constantes con estos cuatro partidos políticos de aquellos años en España.


Una de las bases del Primer Gobierno de Suárez era crear un gran y eficaz equipo de políticos economistas, que supieran sacar a España de sus defectos estructurales, que finalmente se consolidaron en los famosos Pactos de la Moncloa.


Preocupaba en los EEUU la alta tasa de inflación, el saldo de pagos de la nación, las preautonomías y sus conversiones en otros procesos federales o no, las reformas del estamento militar e incluso la relación Iglesia Estado.


Los EEUU según estos “Papeles de WikiLeaks” no solo analizan el momento, sino que hacen predicciones a medio plazo, para ver de qué forma podría evolucionar la economía, la política y los posibles cambios de partidos que alternativamente se fueran produciendo en los gobiernos. Como también se analiza el mejor momento para que España entrada en la OTAN.


Se analiza la figura de Fraga y se ve excesivamente autoritario y con claras reminiscencias del franquismo, y se llega a la conclusión de que pasarán varios años antes de que una fuerza más conservadora que la UCD pueda asentarse en el poder con posibilidades de gobernar.


La figura de Carrillo la consideran excepcional por ser la figura principal del eurocomunismo, con una clara independencia de Rusia y garantizan que los contactos con este partido político deben continuar por representar un pluralismo moderado e importante para el éxito de las nuevas políticas económicas. Pero se tema que la figura de este político pueda perder importancia pues se detectan críticas internas a su honestidad independiente de la URSS.


La economía según los EEUU debe evitar a toda costa la nacionalización extensa de los medios de producción (según el PC) o la estatificación programada (según el PSOE), pues eso supondría la pérdida de libertades y de integración de España en Europa. Bajaría rotundamente la competitividad y recomendaban no fiarse de la piel de oveja del PC y su sindicato.


Sobre el ejército, admiten que ha aceptado el grado de liberalización español, pero no han admitido la legalización del PC ni la posible desunión de España en diversas autonomías. Y temen que en plena crisis económica pierdan inversiones propias. No se implica en la política y aquí el papel del Rey Juan Carlos I se entiende imprescindible. Estamos hablando de 1978, tres años antes del Golpe de Estado. Hay que modernizar al ejército y aquí los EEUU juegan un papel prioritario, planificando y coordinando las acciones combinadas entre ambos ejércitos.


Las acciones para que España se integre en la OTAN se den realizar de forma muy discreta, pues siendo decisivo, se admite que la sociedad no quiere esa integración. Incluido el PSOE, partido mayoritario en la oposición. Se acuerda desde EEUU trabajar en la seguridad del Norte de África y Canarias, y advertir que la modernización de las fuerzas armadas españolas fuera de la OTAN, es muchísimo más caro que desde dentro de la OTAN, algo que en estos años no podría soportar España.


Se sabe desde los EEUU que trabajar el socialismo español desde el socialismo alemán es la mejor opción para convencer de que la OTAN es positiva para los intereses de España en el mundo.

Incluso se habla en estos famosos “Papeles de WikiLeaks” de la posibilidad de que Gibraltar pasar a posesión de España, admitiendo que sería muy complicado seguir con la actual situación de Ceuta y Melilla, y que inevitablemente habría que decidir qué situación era mejor para la seguridad de todos los implicados.