19.7.19

No todo vale en política. En cambio todo tiene su precio

Está muy claro, tal vez excesivamente clara su táctica, que el PSOE intenta romper a Podemos desde dos frentes. Una forma interna es dotar de tiempo en unas nuevas elecciones generales a Más Madrid para se convierta en un partido estatal. La otra es lograr que los españoles den la espalda electoral a un Podemos nacido para joder y que ha ido dando bandazos semana tras semana desde hace años hasta convertirse en incapaz de gestionar sus propios problemas.

No parece muy democrático vencer a tus enemigos electorales fuera de las urnas y con tácticas de mal jugador de ajedrez. Y digo malo, porque en el juego entre caballeros se empieza con las mismas armas y tras mover uno se deja que mueva el otro. Y está prohibido emplear la mano para mover el tablero. Cuando “el todo vale” se instala en la mesa de juego, puede ser que “el todo vale” se vuelva contra el listo.

El bipartidismo es algo que en España se adora y se quiere mantener por encima de TODO. Queramos lo que queremos los inocentes españoles de creencias democráticas, se nos quiere imponer un sistema americano del Norte. 


Se pueden permitir unos partidos periféricos con poco poder pues con darles obras y financiación se les contenta. Pero partidos que sean capaces de sacar concejales en Soria o Badajoz ya es otra cosa. Se empieza por las zonas deprimidas y se conquista Madrid. O al revés.

Algunas prepotencias en algunas intervenciones ante los medios son claramente bananeras.