Páginas

25.7.19

La izquierda ha sido claramente derrotada. Otra vez

Tras toda las sesiones de investidura de este julio 2019 a la izquierda nos queda el sabor amargo de la derrota. De la derrota de toda la izquierda, de la demostración clara de que somos incapaces de ponernos de acuerdo en la básico. Superar esto va a ser muy costoso, cerrar heridas verbales y de las otras no es nadas sencillo aunque se intente disimular con sonrisa fingidas en unas semanas.

Es posible que en agosto se logren consensos mínimos, pero sin duda insuficientes. La sociedad española ha salido otra vez perdiendo y mas que ella toda la que representamos las opciones progresistas. Nos han ganado por goleada los conservadores y se podía observar en sus sonrisas. No es posible hacer otro análisis.

¿Hay soluciones? Sin duda las hay, pero pasan por decisiones imposibles. Una, la primera, por la de cambiar totalmente todos los equipos negociadores. No es posible seguir con esta farsa y la única solución duradera y lógica sería empezar desde cero.

Incluso cambiando a Adriana Lastra como voz del PSOE en el Congreso pues su intervención de hoy lanzando más leña al fuego es irresponsable. Sin entrar en que tal vez hubiera que retirar también a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de la primera línea de gestión. 

Es gravísimo que se diga que los documentos trasladados a la prensa se han manipulado para cambiar una palabra. Es muy esperpéntico estar negociando en directo y con cara de perro delante de todos los españoles. Esto no es una reunión de bar, estamos hablando del Gobierno de España.
Hay soluciones y las hay sobre todo tras escuchar a Gabriel Rufián de ERC sus palabras. Ellos tienen a su líder en la cárcel por ser preso político o por ser político preso, pero han optado por la abstención para facilitar las posibilidades de gobierno, haciendo de mediador entre el PSOE y Podemos. Generosidad o deseos claros de que con la izquierda le irá mejor a Cataluña. pero sin duda ejemplo de responsabilidad.

¿Dónde han quedado las responsabilidades sociales y políticas del PSOE y Podemos? ¿Por un Ministerio se puede tumbar todo un Gobierno de izquierdas, sin tener construido ni el programa en común… ni un organigrama claro? ¿Dónde han aprendido a gestionar problemas y empresas?