Páginas

18.9.19

La distorsión y errores de Podemos en estos meses

No hay mayor error de Podemos en estos meses que sentirse inferior e ir a negociar con el PSOE desde la inferioridad política del que se cree inferior (tres veces la palabra INFERIOR en una línea). La bisoñez de Podemos y sus negociadores ha sido brutal. El desprecio al que han sido sometidos es de libro para estudiar en el futuro. 

Si nos ponemos a pensar en dos figuras similares de antaño, Anguita y Carrillo, veríamos que hubiera resultado imposible imaginar un trato del PSOE a su izquierda con tantos item absurdos y de desprecio. Nunca más por favor, cada líder político está representando a sus votantes.

Y lo malo es que se siguen manteniendo esas sensaciones de blandura política y social, tal vez por el error absurdo de querer contentar con sus formas a antiguos militantes del PSOE o a votantes socialistas cansados de un socialismo de baja altura. 

A la sociedad progresista se la conquista con soluciones, con ideas de riesgo y novedosas, con la realidad de que a la izquierda no se la quiere ni en pintura pues en su interior hay una Lucha de Clases.

La izquierda siempre tendrá muy complicado gobernar en España pues los poderes ocultos, antes fácticos, hoy económicos, no quieren ver a nadie de izquierda real en el Gobierno. Por eso algunos dirigentes que dicen llamarse progresistas pero ya ni tan siquiera socialistas, se arrugan y se acojonan.

No sabemos quién dió la “orden” al PSOE, a Pedro Sánchez de que con Podemos no podría ser bajo ningún color posible. Pero alguien la trabajó desde las cloacas del poder económico. A la izquierda nos quieren para trabajar, para ser los esclavos modernos de los Tiempos Modernos. 

Y a partir de aquí nos pueden disfrazar con los trajes que ellos quieran, pero seguimos siendo los trabajadores del poder. Incluso aunque nos creamos que somos el propio Poder. ¡¡NO!!, somos los currantes, somos a lo sumo los obreros del poder, del Gobierno, de los que mandan de verdad.