Páginas

18.9.19

O cambiamos el sentido del voto o cambiamos de jugadores

Cuando en la política se rompen las lógicas, las relaciones, el respeto, las ideas del bien común, todo se rompe y quedan heridas siempre algo infectadas. Y España pagará caro estos errores políticos de los últimos cuatro años. Responsables incluidos de una política minusvalorada y cada vez más pobre intelectualmente hablando. Más pobre, perdón, en todos los conceptos, incluidas las formas.

¿Y ahora qué? Pues depende de nosotros, de los españoles, de nuestra capacidad para saber leer lo sucedido y tomar decisiones al respecto. Queda claro que votar lo mismo no sirve, pues ya lo hemos visto. Volver a votar lo mismo nos llevará a lo mismo. ¿Puede España continuar igual otro año?

Hay culpables y responsables, y no hay inocentes. Y lo lógico sería cambiar de entrenador e incluso de gran parte de la plantilla de los equipos. No hay otra, una vez que estamos a punto de bajar a Segunda si no lo hemos hecho ya. Así que tenemos dos opciones.

O cambiamos el sentido del voto

O cambiamos de jugadores, de entrenadores y de forma de plantear el equipo sobre el campo


Los tiempos que vienen son duros, serán duros en Europa y casi seguro que también en el mundo con los cuervos que ya se ven venir. En forma de petróleo, de guerras, de crisis, de líderes mundiales que dan miedo, tanto en EEUU como en Reino Unido, para ver su importancia cercana. Insisto.

O cambiamos el sentido del voto

O cambiamos de jugadores, de entrenadores y de forma de plantear el equipo sobre el campo

Ya no se trata de izquierdas o derechas, se trata de sentido común y de capacidad. Y de responsabilidad con la sociedad. Se nos ha tratado como a niños, no se ha respetado nuestro voto, nos han querido engañar varias veces de forma bruta y absurda. ¿Y ahora qué?