23.2.21

La pandemia no solo va de salud y de hospitales. La vacuna Sputnik V


Es curioso que en plena pandemia estemos atentos a las diversas clases de vacunas como la solución que algunos convierten en pelea estratégica entre países, entre bloques de poder mundial. El mundo occidental va lento, la Europa Unida va muy lenta, y mientras tanto se van alimentando las posibilidades de la vacuna china, rusa o cubana. Ninguna de ellas tenida en cuenta en la Europa que quiere ser occidental, pues Hungría y Serbia por poner dos ejemplos ya han comprado y suministrado la vacuna Spútnik V. Algo habitual en Iberoamérica por poner ejemplos cercanos en nuestra cultura.

¿No habíamos quedado que era una pandemia global y por ello las soluciones deberían ser globales, libres y sin cortapisas? Pues no, estaba equivocado como tonto que soy. Se trata de marcar espacios, de sentar capacidades y de demostrar poder. Como en cualquier guerra que se precie.

Los rusos ya hablan de una posible vacuna nasal para dentro de pocos meses, mediante un spray que se aplicaría cada persona como forma de crear en las mucosas nasales un sistema de defensa que impidiera asentarse al virus. ¿Sólo entra o principalmente entra por la nariz?

Pero la información comercial de la vacuna rusa funciona bien. Sputnik V es la primera vacuna registrada en el mundo a base de una plataforma probada basada en vectores adenovirales humanos. La vacuna "Sputnik V" se ha registrado ya en más de 30 países. Se ha determinado una eficacia de la vacuna del 91,6% en base a los datos de 19.866 voluntarios que recibieron la primera y la segunda inyección de la vacuna "Sputnik V" o un placebo; se registraron 78 casos confirmados de COVID-19 en la etapa de control final.

El costo de una dosis de la vacuna "Sputnik V" para los mercados extranjeros será de menos de 10$ ("Sputnik V" es una vacuna que se administra en dos dosis). La forma liofilizada (seca) de la vacuna se puede almacenar entre +2 y +8 grados Celsius, lo que facilita su distribución a todo el mundo, incluidas las regiones de difícil acceso. 

Como se puede entender yo no defiendo la vacuna rusa aunque lo pueda parecer por informar, simplemente advierto de que la vacunación es la mejor herramienta de momento y que los países que se queden atrás también se quedarán rezagados en su recuperación de la vida normal y de sus posibilidades de futuro económico. Esto no solo va de salud y de hospitales.

No hay comentarios: