11.4.22

En Francia gana el Sentido Común, nada común en estos tiempos


La política se mueve hacia la normalización de la gestión capaz, los ciudadanos —y el ejemplo de Francia nos sirve— votan cabreados o buscando la continuidad. Se olvidan de partidos viejos, de opciones con líderes sin demostrar antes su capacidad, y de las medias tintas.

Macron se enfrentará a Le Pen en la Segunda Vuelta en Francia, dejando a la extrema derecha en segundo puesto lo que la lleva casi hasta el cielo. ¿Dónde quedan los partidos tradicionales franceses de las últimas décadas? Pues el Partido Socialista con el 1,7% queda en la nada.

Estamos de lleno en una Europa del siglo XXI que se va a ver modificada por culpa de la invasión de Rusia a una Ucrania ya destrozada y eso supondrán cambios importantes que iremos viendo. De momento parece que vuelve el sentido común en duda, a una Francia que debe liderar contrapesos.

No hay comentarios: