Colaborar con los demás. Pero por puro egoísmo

¿Usted ha probado el gran beneficio personal que se obtiene colaborando desinteresadamente con los demás, con organizaciones humanitarias de su barrio, con grupos de trabajo para niños con problemas, atendiendo enfermos o visitando a quien necesita hablar y no tiene a quien le escuche?

No es fácil que le dejen entrar a la primera, porque aunque no se lo crea, hay muchos grupos de trabajo callado, y están muy solicitados los puestos de ayuda directa, son muchas las gentes que se implican con los demás…, pero intentarlo merece la pena y en cuanto lo conozcan le abrirán las puertas de su corazón y usted podrá disfrutar.

Sea egoísta,  ayude a los demás y se ayudará usted, se lo aseguro.