Sociedad de mejorestar y no en la del bienestar

Decía José Luis Sampedro, que ya no estamos en la sociedad del bienestar, sino en la del "mejorestar" lo que nos obliga constantemente a intentar estar mejor que antes, mejor que los otros, mejor que los que nos rodean, mejor que los que vemos en la mentirosa televisión.

Esta situación nos lleva directamente hacia la ansiedad, porque siempre desearemos lugares mejores, tener una vida más llena de objetos, felicidades de plástico que nos llenen las mentiras que otros saben crearnos para obligarnos a consumir.

¿Cuanto tiempo dedicamos a disfrutar de aquello que tanto deseamos y que en cuanto lo poseemos ya pierde todo interés? ¿tenemos tiempo suficiente en la vida para disfrutar de toda la música que vamos recopilando? ¿somos capaces de escuchar más de una vez las cientoyuna canciones que llegaron a nuestras manos en el último mes? ¿leemos todos los libros que compramos?

Yo les recomiendo una sola música para demostrarles que muchas veces con poco es más que suficiente. La Novena sinfonía de Dvorak. Pero no una vez, cien. Y no en una versión, sino en diez. ¡¡Ya he caído en el consumismo!!

Yo me atrevería a recomendarles entre dos versiones para que sólo se compraran una. La de Deutsche Grammophon de la colección de Karajan Gold y la de Sony Classical de Leonard Bernstein. Si ustedes tienen otra preferida me lo dicen y agradecidos quedaremos todos.