11.2.22

¿Cuántos empresarios prefieren ser como un alemán y cuantos como un indio o senegalés?


El periódico americano “The Wall  Street Journal” apuntaba en el año 2012 algunos de los aspectos por los que Mercadona triunfaba hace ya una década, preguntándose además por qué no se utilizan los mismos mecanismos en el mercado laboral español. 

Veamos algunos brochazos bastos de estas medidas que nos parecen tan básicas y lógicas.  Pero es cierto que en el mercado laboral español no se emplean.

------------

Condiciones de trabajo flexible según días, para mejorar la productividad, y dialogado con los trabajadores.

Contratos fijos para sus empleados, para aumentar su implicación y para que se sientan seguros y con más implicación laboral.

Salarios algo por encima de la media en su sector.

Más formación a todos sus empleados, tanto formación inicial como formación continua con 20 horas al año para cada trabajador.

Mejor trato personal, más diálogo con los trabajadores, intentar una mejora en sus condiciones laborales personales.

Parte del sueldo depende de la facturación o de la venta de algunos productos en oferta especial.

¿Qué empresa del mundo occidental y productiva de calidad, cree que es posible salir de la actual crisis, olvidándose de sus trabajadores, que son una parte fundamental en el buen funcionamiento de toda empresa?

La respuesta es muy sencilla. El buen clima social dentro de la empresa da más beneficios que las migajas que unas leyes de despido o indemnización les pueden ofrecer en momentos puntuales. Por eso subir el Salario Mínimo no ha supuesto un crecimiento del desempleo ni una pérdida de beneficios para las empresas. Estos conceptos se mueven desde otros parámetros.

Saldremos de estas crisis con empresarios modernos. Lo contrario es convertir nuestro país en un mercado laboral y productivo que ya se conoce en Europa. 

¿Cuántos empresarios prefieren ser como un empresario alemán y cuántos quiere ser como un empresario indio, chino o senegalés?

2 comentarios:

dolega dijo...

La mayotía quieren ser como un chino ó senegalés.
Ser como un empresario alemán, implica un cambo de mentalidad a la que no están dispuestos.
Lo he vivido en carne propia.
Besazo

Ajovin dijo...

Pues que aprendan a que ser empresario de algunos países de los que intentan copiar métodos, supone tener que disponer de vigilancia privada las 24 horas, no tener un país libre a su alrededor y tener que estar más tiempo con su familia lejos de su propio país.