24.3.16

Este escritorio es de mentira. No es el mío Aggg!

Vamos a tener que ponernos muy serios con algunos blog, lo aviso. No hay derecho a que nos digan que este es el escritorio de trabajo de una chica bien. Es IMPOSIBLE. Que no, ni para hacerle un foto que llegue a la posteridad. Mi escritorio no se parece en nada, no es bonito, no es suave, no es dulce, no es blanco, eso sí, tiene el mismo ordenador, el mismo teclado y ratón, el mismo cubilete de bolígrafos, pero ya se han acabado las similitudes. Mi escritorio físico es negro, está lleno de cables, de papeles, de “cositas” que muy pocas veces empleo, de notas y libretas, incluso de libros. No es envidia, es asco. 

¿Cómo se puede tener un escritorio tan bonito? ¿De verdad se emplea para trabajar en algo útil? Aggg! ¿De verdad es "una chica como todas"?

No hay comentarios:

Publicar un comentario